Hay una leyenda urbana por ahí circulando que a fuerza de ser repetida, y de correr de boca en boca, pretenden algunos que se convierta en realidad, lo cual no es nada nuevo, porque es el modelo de comunicación que ha aceptado como propio la derecha española en las últimas décadas. Me refiero a esa falsedad con la que ahora, el PP, en su aplicado afán por desunir a España enfrentando a los españoles, pretende sublevar las mentes de los castellanos, de los aragoneses y de los madrileños, de que el voto nacionalista está sobrevalorado. Es falso. Los datos, lo que dicen una y otra vez es que el único voto que está sobrevalorado es el de los dos grandes partidos con presencia en toda España. Los datos, lo que dicen, es que si usted es de derechas, su voto vale más que si es de izquierdas, que si usted es una zona rural, su voto vale más que si es de una zona urbana, que si usted apoya a un partido nacionalista -salvo el PNV- su voto vale menos que si apoya a una opción no nacionalista; y sobre todo, lo que los datos dicen claramente es que si usted apoya a Izquierda Unida, su voto no vale nada. Al PP, un escaño le cuesta 65.000 votos, al PSOE, 66.522. A Izquierda Unida, un escaño le cuesta 253.906 votos.

Sobre este tema reflexiona don RGAlmazán en su magnífico blog, Kabila, que recientemente acaba de cumplir un año.

Tagged with →