Vean esta interesante y amplia entrevista que le hacen a Pío Moa sobre su denuncia. Es un poco larga, pero créanme, merece la pena. Vean ustedes cómo mienten, cómo cambian los hechos, cómo intentan implicar a Izquierda Unida en lo que no es más que una iniciativa espontánea y ciudadana, cómo dan a entender que le hemos enviado amenazas físicas… cómo insisten en que I Love IU es una página de la “federación de IU“, como pretenden que hay una campaña de amenazas anónimas contra él y contra su familia… Cuando se presencia la mentira desde lejos, pues la mentira puede colar, pero es que resulta que estoy viendo todo esto desde dentro, porque soy uno de los denunciantes, y ni he amenazado a Pío Moa, ni a su familia, ni hay ninguna acción anónima, porque la denuncia la firmamos 14 ciudadanos con nuestros nombres, apellidos y DNIs como manda la ley, y no nos ocultamos, y lo hemos hecho públicamente, bien lejos de cualquier anonimato… Es que ni se han molestado en contrastar algo tan contrastable como a quién pertenece I Love IU, que no es una página de ninguna “federación de IU“, sino que es mía, y responde a una iniciativa de un grupo de bloggers de IU y su entorno: yo pago el dominio, que está a mi nombre, yo pago el alojamiento, que está a mi nombre, y ni uno solo de los 54 blogs agregados a ella es anónimo. Ni uno. Además es una pequeña minoría de ellos la que ha escrito sobre este tema…Estos son los periodistas de la Iglesia.¡Al talego con todos ellos, hombreyá!