Si eres perro en la Comunidad de Madrid tienes aún más peligros que salvar que si eres una persona, y mira que ya es difícil vivir en Madrid si eres persona. Hace un año os presente a MEY, un perro de raza Boxer que me encontró por la calle hace más de un año, estaba mal nutrido y maltratado y para nuestra sorpresa tenia Chip, así que ni cortos no perezosos denunciamos al dueño en la Guardia Civil. Mucho amor y mucho dinero nos ha costado sacar a delante a nuestro nuevo amigo, ahora es ya un perro feliz, sano y parece que ha olvidado su antigua vida de torturas y penurias. Todo este momento de felicidad lo rompe como siempre la Administración, después de un año y de una denuncia nos comunican que el perro debe de ir a una perrera, allí el antiguo dueño tiene la posibilidad de recogerlo para que no le pongan la denuncia. Desde cuando a un maltratador se le permite hacerse cargo de la víctima en custodia?

Lea completa la historia de Mey en el blog de Sergio García: Capítulo I, Capítulo II.