Aquí les dejo a ustedes un breve, pero intenso y nutritivo, resumen de mi estancia en Munich este puente.

Consomé con tropezones

Esté consomé, ahí dónde lo ven ustedes, estaba bueno. Con un curioso superravioli, que no se aprecia apenas en la imagen, y unos cuadraditos de apio, como tropezones.

Jamón asado

Aquí les presento una suculenta tajada de jamón asado. Muy rico, sobre todo la piel, transformada por efecto del paso por el horno de la pieza cárnica en una especie de supertorrezno muy rico, sí señores/as.

Plato Bávaro

Esto aparecía en la carta del restaurante como “Bavarian plate”, cosa que yo, dados mis amplios conocimientos de las lenguas bárbaras, interpreté como Plato bávaro. Muy bueno y suculento. La salsa, fuertecilla, y la chucrut, muy buena, mucho más suave que la que podemos encontrar por aquí.

Venga... meta ruido por ahí



Tagged with →