Miren lo que me he encontrado (1, 2 y 3). Para un ego tan superlativo como el mío, internet es una fuente de sorpresas agradables

Venga... meta ruido por ahí



Tagged with →