Es que he leído esta mañana El País en un taxi -el taxista era una persona discreta, así que no puedo decirles nada en el item “taxistas bocazas”- y me ha llamado la atención, no sé muy bien por qué, unas frases que han dicho los 180 señores manifestantes racistas que ayer ensuciaron mi barrio con sus bocanadas de estiercol oral. Entre las cagarutas depositadas por estos tipos, están las siguientes:

  • Hay una relación causa-efecto entre inmigración y delincuencia.
  • No toda la inmigración es la culpable, pero mucha sí. Hay muchos delincuentes y otros que vienen a vivir del Estado. Esto no es fascismo. Esto es… ¡amar a España!“.
  • ¡Estamos hartos de que a nuestros niños les peguen en los parques! Ha tenido que pasarle a un famoso [en relación al asalto del chalé de José Luis Moreno] para que nos enteremos de lo que pasa. ¿Y cuántos viejecitos han tenido que morir antes sin que nadie les hiciera ni caso?“.

Aluego, un poco más tarde, he tenido ocasión de conocer por elpais.com unas bellas palabras de nuestra Presidenta, doña Esperanza Aguirre, que reproduzco a continuación, para que vean ustedes lo que son las cosas y cómo un discurso se puede parecer tanto a otro. ¿Qué es el liberalpinochetismo? Pues aquí lo tienen ustedes:

  • Vienen muchos extranjeros a delinquir, porque es muy barato delinquir en España“.
  • Poblaciones enteras están aterrorizadas“. (la alusión a Gaza no se entiende mucho en este contexto, pero es la presidenta, oigan y doctores tiene la Iglesia).
  • Lo que le ocurrió a José Luis Moreno “está ocurriendo todos los días.

Pues nada, sólo eso.

Tagged with →