Cada día un escalón más: primero dice Su Santidad que España es campo de batalla contra el laicismo, luego montan sus acólitos un sarao en Colón en el que claman que la democracia está en peligro porque no se les permite imponer sus valores a todos, ayer le vimos decir la misa de espaldas… ¿para cuando quemarán a la primera bruja? Y por cierto, ¿se permite presentar candidatas a la quemazón?