María Sangil, Rosa Díez y la esbirra de Esperanza Aguirre, como unas locas

Visto aquí.

Venga... meta ruido por ahí