Las escalada de mentiras, manipulaciones y engaños de Libertad Digital no tienen límite, aunque sí nombre, y varios: miseria moral, periodística e intelectual, chabacanería, mal gusto y pobreza de espíritu. Lean esto. Así, de entrada, y sin mayores consideraciones, es mentira. Sigo siendo usuario de Meneame. Como en casi todos los servicios de internet que utilizo, soy RicardoRVM. Hace dos minutos, nada más leer la nota del panfleto liberalpinochetista, he comprobado que mi cuenta sigue activa y que no he sido baneado como demuestra el hecho de que acabo de subir esta noticia. Es cierto que hace semanas mantuve una fuerte disputa con Ricardo Galli y con Meneame. Esa disputa está cerrada. Pedí disculpas públicamente por hacer mal uso de Meneame, las disculpas fueron aceptadas, y no he vuelto a tener ni a causar ningún problema. Además, he aclarado el tema personalmente con Galli por correo electrónico. Por algún motivo que se me escapa, salvo quizás usarme para hacer bulto, que eso, dado mi volumen, lo hago bastante bien, Ricardo Galli me cita en un post sobre una supuesta trama a través de dos listas de correo privadas para hacer spam favorable al PSOE en Meneame. La acusación no se sostiene, por el sólo hecho de que yo soy uno de los acusados de hacer spam. Soy miembro de ambas listas, y les garantizo que desde ellas no se hace spam del PSOE. No lo toleraría. ¿Por qué hace esto LD? Lo explican claramente en la propia noticia. Jiménez Losantos está obsesionado conmigo, me tiene inquina, me saca en sus libros de memorias porque, como dice LD en la noticia que comentamos, soy “el militante de Izquierda Unida Ricardo Royo-Villanova, que presentó una denuncia contra Jiménez Losantos“.  Nada nuevo bajo el sol: miren cómo reseña LD -con tal de no citar esta bitácora- la entrevista publicada ayer por ASM a Alberto San Juan.