Oigan, si todas las plañideras lamentosas y melífluas que estos días han venido a decirme, en persona, por teléfono o por correo electrónico que lo sienten mucho, que nunca habían pensado que el batacazo hubiera sido tan fuerte, que “sois necesarios y os vais a recuperar“, que mucho ánimo y muchas cosas de similar tenor nos hubieran votado, hoy nuestra amada nación estaría preparándose para inaugurar la primera legislatura con mayoría absoluta de IU de la historia. Pero no. Primero han votado al PSOE, y luego han venido a lavarse la conciencia. Cuando Zapatero y Blanco regalen Cataluña a la derecha -a pesar de Montilla- como regalaron Navarra, entonces se acordarán las plañideras de lo que han hecho no apoyando a la única fuerza política que puede tirar del PSOE hacia la izquierda. Hasta uno me ha dicho que al Congreso, no, pero que al Senado nos votó. Es lo que se llama el Mister Proper de las conciencias.

Venga... meta ruido por ahí



Tagged with →