RoucoSi hasta la fecha el pobre don Ricardo Blazquez era el señor y amo de la Conferencia Episcopal, y el que mandaba realmente era Rouco Varela, que manejaba a los obispos como si fueran clics de famóbil y los traía aquí y allá en función del interés político de ala más radical de la derecha española, atrincherada en el PP, no quiero ni pensar lo que va a ocurrir en los próximos años siendo el mándamás episcopal monseñor Rouco Varela. Qué cosa más siniestra, oigan, que habrá que ir preparando las cerillas y tal. En fin, como lo de las cerillas no va a poder ser, no sea que con la quemazón vayamos a contribuir de manera indeseada al calentamiento global, pues lo que vamos a tener que hacer es votar masivamente a IU, para que tenga fuerza suficiente como para evitar que el futuro gobierno de Zapatero temple gaitas con estos pájaros siniestros. Y el Concordato, al baúl de los recuerdos. Y mucho cuidadín con dejarse querer con los cantos de sirena de Zapatero, que en campaña mucho blablabla, pero aluego se le va la fuerza por la urna.

Tagged with →