Esto es una mierda. Lo de IU no se resuelve en una asamblea apresurada y sin tiempo para el debate real, en la que las diferentes direcciones hacen sus encajes al margen de la militancia -a la que reservan el papel de brazo de madera- y de espaldas a la sociedad, y ya está. Si se pretende dar cerrojazo en junio, la próxima vez serán trescientos mil votos repartidos por toda España y ningún diputado. Luego nadie y luego nada. O sea, como el CDS. Y lo tendremos merecido, por gilipollas.

Sólo eso quería decirles esta noche.