Es ciertamente desalentador. Leo esta mañana en el cada vez más conservador diario El País que el BBVA ha entrado en una etapa de estancamiento. Entre enero y marzo de 2008 ha ganado apenas 1.951 millones de euros, es decir, prácticamente la misma cantidad que ganó el año pasado. No puedo pensar en otra cosa que en los pobres accionistas y gestores de esta institución que, por cierto, es la que custodia mis escuetos ahorros, vigila mi hipoteca y me cobra comisiones de 2,60 euros cada vez que paso por delante de un cajero automático que no sea de los suyos. Pero en fin, pelillos a la mar, en tiempos de desgracia como los que vive la entidad financiera ex-vasca vasca, hay que dejar estas cosas a un lado y pensar que todos somos uno, menos Dios, que es lo mismo uno que trino, no de trinar, sino de tres.

Venga... meta ruido por ahí



Tagged with →