José Bono, elegido Presidente del CongresoResulta conmovedor ver a los amigos del PSOE ofreciendo a los nacionalistas el oro y el moro -es decir, los sillones en la mesa del Congreso, a cambio de nada- por un apoyo desleal desde el primer momento, ya que ni se han molestado en apoyar al candidato del PSOE a la Presidencia del Congreso de los Diputados, José Bono, que ha obtenido 168 diputados, es decir, los mismos que tiene el PSOE, menos el del propio Bono, que no ha querido votarse a sí mismo, y esa es la única explicación que tiene la votación de esta mañana. Los nacionalistas nunca dan nada a cambio de nada. En este caso hemos comprobado que nunca dan nada, ni siquiera a cambio de algo. PNV y CiU tienen sus puesto en la mesa del Congreso, y tendrán lo que pidan, más adelante a cambio de apoyar la investidura de Zapatero. Hoy ha quedado más claro que nunca hasta qué punto el PSOE es un partido marrullero y tremendamente desleal. Cuatro años de apoyo leal de Izquierda Unida en el Congreso de los Diputados no han servido para nada, salvo para ser víctimas de un estrangulamiento político en el que Zapatero ha hecho de verdugo valiéndose de la soga de la Ley Electoral. Hoy hemos comprobado hasta qué punto nos equivocamos en la legislatura anterior apoyando al PSOE a cambio de nada, porque efectivamente, nada nos ha pagado. Como ha quedado claro que, en el fondo, Zapatero es una persona claramente de derechas: a los nacionalistas todo, a cambio de nada, esta legislatura, a Izquierda Unida, nada, a cambio de todo, en la legislatura anterior. Espero que un día lo paguen caro.

Venga... meta ruido por ahí



Tagged with →