Las mentiras del 19-A. Un prólogo

Posted · 28 Comments

Portada del primer tomo de Las mentiras del 19-A¿Recuerdan ustedes la heroica lucha en busca de la verdad sobre el mundo, el demonio y la carne llevada a cabo por aquel blog que fue ejemplo para todos y que llevaba por discreto nombre Pezones blancos? Yo, que lo recuerdo todo, sí lo recuerdo, consecuentemente. Pues bien, navegando por mi disco duro en busca de un texto antiguo, que como todo lo que se busca, no he encontrado, sí he encontrado en cambio, y sin buscarlo, el prólogo que los autores de los Pezones Blancos me pidieron para el primero de los tomos en los que agruparon las conclusiones de sus arriesgadas himbestigaciones. Como esos tomos ya no se pueden encontrar en las librerías, de hecho, nunca se pudieron encontrar en ellas, por la sencilla razón de que nunca estuvieron en otro sitio que en la imaginación de sus prólíficos autores, aquí les dejo el prólogo que les escribí, y que seguro que no han leído ustedes. Tendrán que perdonar, señores amigos míos, que les traiga textos antiguos, pero como bien saben, estas semanas tengo una crisis productiva y me he puesto en huelga de teclas apretadas hasta Dios sabe cuándo. Vamos, que no estoy escribiendo más que lo imprescindible… Así que aquí está el prólogo antedicho.

PRÓLOGO

 

“Pasaron ya aquellos tiempos
en que para que a uno le enterraran
con un mínimo de dignidad
tenía que ser Emperador
del Alto y del Bajo Egipto”

 Yo Mismo, 27 de abril de 1982

Tengo para mi interioridad que los historiadores neolargocaballeristas Cesar Vidal y Pío Moa pretenden engañarnos a todos cuando sostienen con discreta contundencia -o incluso en orden inverso de reciprocidad convexa, aunque eso viene poco al caso- que la guerra civil empezó en el año 1934. No es cierto, y lo saben bien, por más que afirmen, una vez detrás de otra, y así sucesivamente, que el pistoletazo de salida de la guerra fuera el golpe de estado que dieron en Asturias los mineros socialistas y en Barcelona los intelectuales Azañistas. Algún día, Moa y Vidal tendrán que explicar ante el postrero tribunal de sus conciencias -si es que las tienen- el por qué se empeñan en proclamar tal infundio. Porque, además y para más inri, los incendios de Galicia poco tienen que ver con el guerracivilismo innato de todos aquellos que ven a Paquirri como el protomartir de la justa lucha contra los festejos taurinos, tan propia de la antiespaña como ajena a los amigos de la libertad. Por eso, y por muchas cosas más, queremos de sabé.

Todos sabemos, y si no todos, casi todos, o en el peor de los casos, una miaja menos que todos, pero muchos al fin y al cabo, que la guerra civil empezó, en realidad, en el año 711, cuando ese precursor del maroto Zapatero que fue el Conde Don Julián entabló negociaciones con el mismísimo moro Musa para arrebatarle la Corona a su legítimo poseedor, que no era otro que el Rey Don Rodrigo, sucesor legítimo de don Witiza. De aquellos polvos vinieron estos lodos. Hoy todavía, queremos de sabé qué ocurrió entonces, con qué apoyos contaba el conde felón y ateo, qué papel desempeñó el PSOE en aquella primera venta de nuestra patria al moro. Queremos de sabé si Carod Rovira tuvo que ver algo con aquellas negociaciones que sospechamos que se materializaron en catalán. Y sobre todo, Queremos de saber si no fue entonces cuando se fraguó la alianza de civilizaciones. ¡Zapatero embustero!

Hay pruebas -y están a buen recaudo- de que los moros de Musa venían apoyados por un grupo de vascos muy brutos. Los hechos nos dan la razón, y si no nos la dieran, sacaríamos a la luz unas líneas de investigación que estamos siguiendo en estos momentos, aunque sin descartar ninguna otra, y menos que ninguna la propia línea de la concepción que está siempre presente en nuestras pesquisas. Queremos de sabé por qué los moros no llegaron nunca a las tierras vascas. Sospechamos incluso que, una vez en suelo español, brindaron con cava catalán, y queremos explicaciones por ello. El Presidente debe ir al Parlamento. O que dimita la vicepresidenta. Y eso no es que lo digamos nosotros, ni que lo digan ellos, es que lo dicen fuentes de toda solvencia consultadas por El Mundo. Ahí es nada.

No se empeñen los neolargocaballeristas chequistas y pocohombres en ocultarnos la verdad, porque la verdad resplancerá más pronto que tarde. No podemos tolerar lo que no podemos tolerar, y decimos más: no vamos a admitir que por ello se nos acuse de intolerantes, porque creemos en la libertad por encima de todas las cosas. Por estas y por muchas otras razones, los españoles decentes nos miramos cada mañana en el espejo y nos decimos en la soledad de nuestras abluciones matinales, sabedores de que lo que decimos y oímos nosotros lo dice y oye España propiamente dicha: queremos de sabé.

Y ponemos la COPE.

Me piden los autores de ese blog indigno que se ha dado en llamar Pezones Blancos que prologue uno de los tres soporíferos tomos en que piensan refundir toda su obra. Ello me honra, y por eso he escrito estas líneas que creo que han colocado a cada cual en su sitio;  pero más les honra a ellos, sin duda, porque van a aumentar su prestigio con la inclusión de mi firma en sus páginas. Así que procedo a honrarles y firmo a continuación estas líneas que he escrito sin consultar obra de referencia o monográfica alguna, tal es el elevado nivel de conocimientos generales que me adornan que no me hace falta acudir a otros, sin duda más ignorantes que yo, para lograr citas u obtener datos. Concluyo, pues, como no podía ser de otra manera, con una bella e inflamada frase que le dedicó Sir Winston Leonard Spencer Churchill a su segunda secretaria una de esas tardes de otoño inglés en que todo huele a lluvia, salvo el pastel de riñones, que huele a pastel de riñones: “¿Agnes, viene ese té o voy a tener que traérmelo yo mismo, jaca?”

28 Responses to "Las mentiras del 19-A. Un prólogo"
  1. Vta dice:

    Muy flojete para mi gusto, se notaba que aún le faltaba un hervor y algo de pimienta blanca (molida).

  2. ZüberSanta dice:

    Don Ricardo, mande firmes! Harriva Pezonia!

  3. Rober_MdP dice:

    No está mal la verdad, aunque lo cierto es que coincido con Vta. Sin embargo, ha ido mejorando con los años. Siga así.

  4. kosasketedije dice:

    himbestigaciones? está en la RAE?

  5. Inocente dice:

    “himbestigaciones”… yo echo de menos unas “comiyas”.
    Felicidades al Gran Pepino…

  6. leolo dice:

    el texto teiene sus virtudes, pero coincido en que usted ha ido mejorando ostensiblemente con el tiempo.

    un abrazo desde la traidora Vasconia (solo me excusa estar ingresado en el hospital de Cruces-Barakaldo, municipio de aluvión inmigrante de otras CCAA donde los haya)

  7. Independiente dice:

    (solo me excusa estar ingresado en el hospital de Cruces-Barakaldo, municipio de aluvión inmigrante de otras CCAA donde los haya)

    A este no le han explicado lo del pecado original, o no lo entendió bien….

    saludotes.

    freebatsuan.

  8. Carlos dice:

    A ver cuando usted y sus amigos masones dejan ya de invocar a Chtuluh (según Ricardo de la Cierva) y se pone a escribir de una vez. Hombre ya. Tiene a todo el Tercer Directorio del KGB pidiendo cuentas del oro que usted no se gana.

  9. ostap dice:

    Aunque fui expulsado de esa organización -lo que me permitió fundar Pezones Blancos Libres de los Güenos- no puedo evitar sentir una gran emoción al pensar en los días en que la búsqueda de la Berdaz nos guiaba a todos por la misma senda del pepinismo. Luego se dedicaron a beber protos y meterse mariscadas a costa del diezmo de los fieles, con lo que todo se fue al garate y por eso nunca salió el libro.

    Corro un gran peligro al denunciar esta lamentable situación, espero que sepa agradecérmelo Don Ricardo, esto no lo cuento en cualquier sitio.

    19-A lomojó.

  10. Don Ricardo dice:

    Gracias, don Ostap, gracias…

    ¿He sabido, eh?

  11. sachete dice:

    #9.

    Expulsado dice, más bien te volviste trollofílico equidistaní de la peor clase. Abandonaste la senda del Gran Pepino sin la que el movimiento de pezones blancos no tiene sentido. Todo ello sin olvidar que últimamante te dedicas a intentar decorar una casa que no es tuya sino de Don Javier. Yo si fuera Don Ricardo no le daría mucho pie a este ostap que como se descuide va a querer cambiarle las cortinas.

  12. Ostap e un ehrege XDDD

  13. Y gracias por el recordatorio, Don Royo, snif :”’)

    ¡Buscad La Verdaz, cognios!

  14. Don Ricardo dice:

    Oigan, so ensalados, dejen sus querellas internas y piensen en la mejor forma de beneficiar a su patria.

  15. Mhm… ¿acepta cheques?

  16. Don Ricardo dice:

    Si, los cheques me benefician a mí, que como es sabido, soy un gran patriota. Así que sin duda, saldría beneficiada la patria.

    ¿Le doy mi cuenta en privado? Lo digo porque también acepto transferencias, que, por cierto, aún no me han pagado el prólogo.

  17. Meseponen los pezones como garbanzos sólo de releel-lo

  18. mitxel dice:

    Yo, como no soy tan inteligente como usted, sería incapaz de decirle si mejora con el tiempo o, por el contraro, va para atrás.
    Lo que tengo claro es que el texto se corresponde mas bien a sus tiempos de tierna simpatía hacia el Ejército Zapaterista de Dominación Social, ya sabe, antes de caerse del guindo.

    En cualquier caso me parece más importante saber cuándo terminará la susodicha guerra civil. ¿Acaso con los concejales de Arrasate, bien pelados, vestidos se saco y paseando el sambenito por Rivas-Vaciamadrid?

  19. ZüberSanta dice:

    Don Ricardo, haga ustez el favor de volver a trepar al guindo, que dónde va a estar usté mejor que dominando la sociedaz en posición rampante cual barón Piovasco (nótese el intríngulis semántico) de Rondó…

  20. Nah, don Ricardo, si le pedí en matrimonio allá por el 2006 y todavía estoy esperando el mail.

    Por cierto ¿han oído hablar del histórico Martín Díaz El Empepinado?

  21. sachete dice:

    #14

    Disculpe D. Ricardo, que es ver un link a los pezones y me se nubla la bista, me pongo verde y aluego no me acuerdo ni ná.

  22. Cordura dice:

    Los resortes de éste tuvieron que ver con esa campaña:

    “Benito 16: Para qué fue a Estados Unidos”

    El Blog de Cordura: Búscalo en Google

  23. Pedro Pelija dice:

    Ciñéndome al prólogo, que es de lo que se trata.

    ¡Pues claro! No llegaron a tierras vascas, y no es que brindaran con cava catalán, no. Fue peor. Fue el (la) Cava la causa de la orda mora y de la peor humillación que ha sufrido nunca nuestra patria.

    ¡Qué pais!
    ¡Qué razón tiene cuando dice ; “De aquellos polvos vinieron estos lodos.” 800 años de invasión ninfiel y la guerra civil de postre por un polvete.

    ¡¡¡Es que estas cosas sólo pasan aquí!!!

  24. sergi dice:

    Amiguete Pedro Pelija…

    (modo irónico ON) Se te ha olvidado que los “infieles” marroquíes, merced a las virtudes de nuestra raza,y después de sólo una década de ocupación colonial ,ya se habían redimido de sus antiguos pecadillos…
    Y así nuestro magnánimo Caudillo,les llamó a su lado,para que lucharan codo a codo con los bravos soldados nacionales para liberar a España del yugo marxista (modo irónico OFF).

    ¡Qué pais!

    Saludos.

  25. Indio dice:

    Don Ricardo,
    Porqué no se despierta usted y nos regala un post sobre lo de la Cañada Real, que yo estoy muy lejos y no tengo todos los elementos… Mire, mire esto:

  26. Jorge F. dice:

    Hombre, Cordura, ¿cómo es que usted no es tan borrego como la mayoría de ateos, agnósticos y descreidos de este país que aceptan sin rebelarse llamar Benedicto XVI a Benito XVI?

  27. sergi dice:

    yo le llamo “el Ratzinger” y va que chuta.

  28. PAQUITO dice:

    Rebeldes sin causa ( y sin escaños, je je je je). Trasnochados, anti todo pero sin tocarme lo mio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.