Don Lucien de Peiro

Posted · 36 Comments

Pocas veces estoy de acuerdo con don Lucien de Peiro. Y pocas veces está él de acuerdo conmigo. Especialmente cuando escribo sobre ciertos temas como Cuba o Venezuela. Sin embargo, los comentarios que hace don Lucien en esta bitácora suelen ser impagables y, dada la ingente cantidad de datos que maneja y la gran cantidad de fuentes que consulta y ofrece al lector para que acuda a ellas, son difícilmente rebatibles.

Cuba es una dictadura, no permiten que la gente entre y salga del país, encarcelan a los periodistas, y no se puede elegir libremente -ni de ninguna otra forma- un partido político en el que militar que no sea el comunista. Los sindicatos independientes no existen, no hay pluralidad informativa… Estos son hechos objetivos de los que, tras leer los comentarios de don Lucien, alguien poco avisado, puede llegar a dudar. No suele convencerme con sus argumentos. Pero los tiene. Y suele ser difícil rebatírselos. Los comentarios de don Lucien de Peiro, siempre respetuosos con el oponente, incluso cuando es innecesario tal respeto porque el contertulio no lo guarda, son enriquecedores porque aportan puntos de vista inesperados y alternativos a casi todo lo que se dice aquí, y sobre todo, porque buscan permanentemente algo que sabemos que existe, pero que sabemos también que no está a nuestro alcance: la Verdad, así, con mayúscula.

Don Lucien de Peiro es una de las señas de identidad de esta bitácora y es una de las personas que la mantiene viva. Si pinchan ustedes aquí, entenderán la razón de esta entrada.

36 Responses to "Don Lucien de Peiro"
  1. Jorge F. dice:

    Lucien de Peiro es un tío impresionante. Me maravilla su facundia y su dureza como polemista.

    No coincido con él en algunos de sus criterios, pero en bastantes otros sí.

  2. Imperialista dice:

    Sinceramente, después de haber leído eso del #141, no entiendo las razones de su post. Sus comentarios no pueden ser -en general, claro- enriquecedores, dado que son falaces, en especial los que refiere a las dictaduras centroamericanas. Sorprendentes sí, pero por su desfachatez, que de tan impostada resulta grotesca. Pero no escribe mal, eso sí. Lástima.

  3. Don Ricardo dice:

    Tenga o no tenga razón don Lucien en lo que escriba, don Imperialista, él es -como usted, con quien también discrepo, y más incluso- uno de los socios de honor de esta bitácora. No permitiré que un iletrado les falte al respeto en mi casa. Ni a él, ni a usted.

  4. POCHOLO dice:

    Lucien de Peiro…

    El pollo va a presumir de Geox delante de mi bloque, si lo llego a encontrar le arranco la cabesa, Gordo.

    Insultante. Lo suyo es insultante.

    PD: de Rubí había de ser.

  5. Don Ricardo dice:

    En cambio, pocholo, a usted, ni le pongo el don. Es usted un maleducado y un faltón. Siempre lo ha sido. Por eso, no se le recibe bien aquí.

  6. POCHOLO dice:

    Que un apologista de Lucien de Peiro no me quiera, no me quita el sueño Gordo. Pueden ustedes elogiarse mutuamente y ensalzarse lo que quieran, me la trae al pairo…

    ¿Faltón y maleducado? Pues claro que lo soy ,va con la chusma gordo. Eso va con la chusma que tanto dice que le gusta y que quiere salvar de la malvada derecha.

    SALUDOS CORDIALES.

  7. fernando mh dice:

    Mi pequeño homenaje a don Lucien: este año los leuros vacacionales los dedicaré integramente a la revolusión, mi amol.

    Hasta las cachas de mojitos me pienso poner mientras ustedes discuten de matices sobre la democracia burguesa y la diferencia entre elegir entre uno o dos partidos legales.

    Hala, he dicho.

  8. fhku dice:

    hombre don ricardo , que no coincida usted con don lucien en lo de cuba no implica que se haga usted eco por dos veces del asunto de yoani , que es a todas luces un «prefabricado» de manipulacion informativa.
    a veces creo que lo hace intencionadamente para provocarle ,(a don lucien) , y asi poder tener en su bitacora todo ese argumentario procubano que usted nunca reconoceria como propio.
    hagaselo mirar , que estas cosas del subconsciente son la hostia.

  9. mitxel dice:

    Eso, eso don Ricardo, y al resto de visitantes que nos jodan… (¿o es que tampoco podemos ponernos celosos?

  10. fhku dice:

    !!! coño , por fin mi foto !!!!
    es el gnu (ñu) , mascota de la free software fundation.

    resulta que no me salia y pense que tal vez fuera porque no estaba empadronado en moscu. y eso es lo que hice ayer , empadronarme.

  11. Esto no se hace, Don Ricardo.

    Detesto este tipo de protagonismos. Quizás no sea muy preciso al afirmar que me molestan, pero admito que me incomodan. Eso sí, entiendo que ésta es su bitácora y no seré yo el que le reproche algo que seguramente deriva de mis continuadas y extensas intervenciones, vamos, que servidor se ha buscado (por no decir ganado a pulso) el antedicho y presente protagonismo.

    No obstante le agradezco sus palabras y su consideración, aunque no sé si la nueva referencia a Cuba surge de una supuesta búsqueda por su parte, búsqueda que no sé si poner en duda o a la que me tienta dar crédito: la de mis cosquillas.

    Leyendo sus palabras, parece por momentos que describa a un sofista y, ¿sabe?, en lugar de entrar al trapo, le copiaré algo que leí hace ya tiempo en un libro de Bertrand Rusell, algo que he recordado leyéndole hoy y que he rebuscado en mi biblioteca pero que, ojo, no me ha recordado a mí, o eso quiero pensar:

    Un sofista era un hombre que se ganaba la vida enseñando a los hombres cosas que se creían útiles para la vida práctica. (…) La democracia ateniense (…) en algunos aspectos era más democrática que los sistemas modernos. Los jueces y la mayoría de funcionarios del ejecutivo eran elegidos por sorteo. (…) El demandante y el demandado (…) acudían en persona, no representados por abogados profesionales. (…) Todo el mundo tenía que pronunciar los discursos propios, pero todo el mundo podía contratar a un especialista que se los escribiese o bien instruirse -pagando- en las artes requeridas para triunfar frente a los tribunales. Éstas eran las artes que los sofistas enseñaban, en principio. (…)

    Hay una anécdota sobre Protágoras -apócrifa, sin duda- que demuestra hasta que punto la mentalidad popular relacionaba a los sofistascon los tribunales. Se dice que enseñó a un joven, con la condición de que éste le pagaría lo que habían convenido si ganaba su primer pleito i no bajo ningún otro concepto, y que el primer pleito del joven fue la demanda presentada por Protágoras para cobrar sus honorarios

    Don Ricardo, hoy no le voy a discutir nada más, pero no me considere un sofista, por favor.

  12. Don Ricardo dice:

    Don Lucien es usted un retorcido.

  13. Jorge F. dice:

    El top ten de Moscú

    Jorge F. (362)
    Lucien de Peiro (215)
    ATEO – ROJO – MASON (189)

    Los tres residentes en Cataluña. ¿Qué pasa con los madrileños?

    Por cierto, ¿por qué estará tan callado ARM?

  14. Don Ricardo dice:

    Los madrileños, don Jorge, estamos en la calle, en Génova 13, exigiendo a Rajoy que readmita a María en clase. Nos jugamos no ya los principios, sino la patria misma.

    Que lo sepa.

  15. Inocente dice:

    Apoyo a don Lucien…
    En gran medida he discrepado de el, creo que casi siempre – sobretodo porque al final ya no me da de si la unica neurona para releerle y rebatirle el siempre ultimo post-, pero la vision que aporta a este blog es impagable. Cuidelo don Ricardo.

  16. velvetpac dice:

    Merecido entrada. Se puede estar más o menos de acuerdo con sus intervenciones (personalmente me siento cercano a sus planteamientos), pero sin duda con Lucien aprendemos todos.

    Don Jorge, A.R.M. se despidió de nosotros hace un tiempo. Alguna de las entradas de Don Ricardo no le haría mucha gracia.

    Saludos Cordiales.

  17. epmesa dice:

    ¡Que se besen!
    ¡Que se besen!
    O que refundan Izquierda Unida.

  18. Don Ricardo dice:

    Don EP, usted cállese, por dos razones:

    1.- Es usted un envidioso.

    2.- No tiene foto.

  19. Pako dice:

    Comparto plenamente con Don Ricardo el reconocimiento hacia los comentarios del compañero Lucien que sin lugar a duda son un referente inequívoco del buen hacer. Todo halago es poco, conserva esa lucidez.

    Aunque hace tiempo que estoy desconectado del bis a bis, siempre espero con ansia tu próximo comentario. Y no se me ofenda Don Ricardo pero tiene mucho mas tirón el compañero Lucien que usted, pero quizás este siendo subjetivo y me pierda muy posiblemente la afinidad de pensamiento.

    Un saludo fraternal amigo Lucien.

  20. Tras leer el comentario de Don Pako no puedo quedarme callado ni un segundo más pero es obvio que le agradezco sus palabras. Creo que usted mismo ha dado en el clavo al aludir a la afinidad de pensamiento, que ya conocía, pero que es la clave para entender su comentario. Al resto no los menciono pero agradezco igualmente sus intervenciones. Sepan que estos protagonismos no están justificados. Aunque alguno no se lo quiera creer, cada comentarista es esencial, hasta aquellos a los que ignoro (no por mal rollo, sino por cansancio).

    Y es aquí donde debo lanzar una lanza a favor de Don Ricardo, porque tiene mucho mérito, pero que mucho mérito, el funcionamiento de este blog. Es muy difícil, por no decir imposible, entrar en un lugar con una audiencia similar en el que te sientas como en casa y en el que todas las opiniones generan interés; a veces unas más que otras, pero es como si esto fuese el lugar de encuentro de una familia numerosísima. Hay muchos pero casi nunca se llega hasta ese punto conocido como «camarote de los Marx». De alguna manera que no acierto a comprender, casi magica, los debates fluyen y no hay más voz conductora que la de Don Ricardo, que no siempre conduce (con muy buen juicio).

    Para que entiendan este orden y esta fluidez o equilibrio a pesar de los numerosos participantes, baste una simple comparación: el blog de Escolar. Aunque me parece un periodista excesivamente próximo a la órbita de ZP, y aunque como director de un diario de cierta relevancia perteneciente a un grupo mnediático como es mediapro (lo cual le condiciona, inevitablemente) tiene las manos un poco atadas, gestiona un blog muy interesante. Perov Escolar tiene un problema: su espacio de debate es absolutamente caótico. Servidor ni entra. Son tantos y tan desordenados que no hay forma de hacerse un hueco, como en cambio sí es posible en esta bitácora. Mi hueco suele ser muy grande, enorme a veces, pero sinceramente considero que no es más importante que otros y todos, sin excepción, somos menos improtantes que don Ricardo, no porque él lo postule socarronamente de vez en cuando, sino porque demuestra con creces que el blog es suyo sin autoritarismo alguno (salvo ciertos sarcasmos). Un ejemplo de su autoridad y efectividad lo podemos encontrar en el comentario #14 de esta misma entrada, porque responde con su inequívoco e irónico estilo a una pregunta socarrona de Don Jorge F.

    Y ahí reside otra clave de esta bitácora: el humor. No se trata de que Don Ricardo me cuide a mí, como amablemente decía Don Inocente, sino que se trata de rezar para que no decaiga ese «toque Vilanova» (no anuncio gaseosa, que conste), ese toque que en caso de no existir haría de difícil digestión al bueno de nuestro anfitrión y la espantada podría ser notoria porque, todos lo saben, discrepo profundamente de muchas cosas que defiende Don Ricardo, empezando por su visión de IU, pero su humor lo arregla todo, no siempre, pero generalmente lo hace.

    Y en fin, después de este magreo-peloteo me voy a dormir, esperando la oportunidad para entrar en ese interesante punto o cuestión que Don Inocente ha planteado en el debate sobre Yoani Sánchez (realmente sobre Cuba). El interés que siento por ese debate surge de mi desconocimiento de la realidad cubana.

    Aprendo sobre la marcha, a medida que el debate avanza, así que hoy sé más que ayer, pero menos que mañana.

    Saludos.

  21. Jorge F. dice:

    ¿ARM se despidió? No recuerdo eso, Velvetpac. Me debió pasar desapercibido.

  22. Jorge F. dice:

    Por cierto, señores, hoy he tenido el gusto de conocer personalmente a Don Lucien de Peiro.

  23. Jorge F. dice:

    El Top Ten:

    4. sergi (159)

    Sergi, disculpa por omitirte. Cuatro catalanes en cabeza.

  24. fhku dice:

    hombre don lucien , es que casa de don ricardo se esta como en casa , (que valga) . es uno de los blogs politicos mas participativos y con gente mas diversa. como una familia casi.

    don jorge f. , don ateo se despidio de nosotros declarando la muerte de este blog en la entrada de banda bassoti . afortunadamente se equivoco.

  25. Don Jorge, ayer nos conocimos personalmente, y el gusto es mutuo. De entrada no le reconocí porque no llevaba esa nariz roja que se intuye en su fotografía. Y yo venga a buscar una nariz roja, y nada, hasta que finamente nos reconocimos.

    Cierto lo que dice, Don fhku.

    Saludos.

  26. Don Ricardo dice:

    Oigan, don Lucien, don Jorge, cuenten, cuenten cómo fue el encuentro, quién reconoció a quién, en qué foro infecto se produjo. ¿Se besaron? ¿Se abrazaron? ¿Aprovecharon el encuentro para comerse unos bocadillos de torreznos o de calamares (con o sin ali oli), unos zarajos de Cuenca quizás, y unas cazuelitas de callos a la madrileña ,en merecido homenaje al centralismo capitalino?

    Esperamos noticias.

  27. Le voy a contar, Don Ricardo, le voy a contar a la espera de que don Jorge F. confirme mis palabras, añada su punto de vista o, simplemente, deje su impronta, porque estoy seguro que le interesa lo que sus ovejas hagan fuera de éste, su corral. En el fondo este encuentro no se hubiera producido sin la existencia de A sueldo de Moscú.

    Atienda don Ricardo: Cuba nos ha unido, y lo que une Cuba que no lo separe ni Dios.

    En el comentario #78 del debate sobre Yoani Sánchez y Cuba, Don Jorge F. puso un enlace en el que se anunciaba una charla coloquio sobre Bolivia, Venezuela y Cuba con el sugerente subtítulo de ¿Un eje para la esperanza?. El caso es que desde el primer momento me interesó la aprente parcialidad del citado subtítulo y me propuse asistir. De todas formas no comenté nada en el hilo sobre Cuba. no diré aquello de que no me gusta mezclar los negocios y el placer, pero es cierto que una cosa es el terreno electrónico en el que nos movemos y otra la vida que cada cual hace o tiene.

    Ayer por la tarde, poco antes de las 19:30, me presenté en el local de “els” Amics de les arts i JJMM de Terrassa” con la curiosidad como señera y tras localizar la sala que la que se iba a celebrar el coloquio tomé asiento en la segunda fila (tan discreta como bien situada, por eso me gusta la 2ª). La mesa la formaban tres personas, un boliviano, un venezolano y el moderador que, ante la ausencia accidental de un invitado cubano, introdujo acertadamente el tercer vértice de este triángulo con un breve texto de Eduardo Galeano en el que llega a decir aquello tan famoso de “Cuba me duele”.

    Los tres miembros de la mesa empezaron su exposición sobre sus países, teniendo en cuenta la exposición mencionada de Cuba. El invitado boliviano hablo con cieto desorden, de forma algo atribulada, pero con gran sentimiento. Expuso una serie de hechos sobre la reciente realidad boliviana ante los que no escondió su estupor y el dolor que le había causado en los días previos al coloquio el repaso a ciertos papeles con los que se había documentado. Dijo una cosa que desconocía: el embajador de EEUU en Bolivia, si no entendí mal, llegó allí desde los balcanes, donde había estado ejerciendo el mism cargo en Kosovo (cometí el error de no tomar notas y podría estar cayendo en alguna inexactitud). Lo que no me ofrece dudas es que este dato, junto a la importante presencia de ciudadanos de origen croata entre la oligarquía de la provincia separatista de Santa Cruz, cuadran perfectamente con el la voluntad y el intento de “balcanización” que pesa sobre Bolivia en estos momentos. La violencia de los opositores al gobierno de Evo Morales, minoritarios pero muy agresivos, contrasta con la firme voluntad de Evo Morales de no responder con violencia o represión, aunque desde muchos sectores se le conmina a ello. Este punto dio mucho juego en las exposicones y es el eje sobre el que giró la pregunta que más tarde hice.

    El joven abogado venezolano que habló de sus país, hizo una reseña histórica necesaria sobre lo que allí sucedió en los últimos 20 años. Su estilo su discurso, menos apasionado que el de su compañero de mesa boliviano, fue más político y no dijo nada que no supiese, pero lo dijo bien. Me gustó su crítica a la poca firmeza de Hugo Chávez ante algunos asuntos que han provocado ciertas ampollas dentro del chavismo, como el reciente indulto a ciertos personajes que cumplían condena por su participación en el golpe de estado de Abril de 2002.

    Mi pregunta partía de esa moderación y pragmatismo que lleva a estos líderes a moderar el imperio de la ley y buscar el acuerdo y la negociación con los golpistas, los violentos y los que no merecen más que desprecio y cárcel, y recordé que en España hemos sido y somos expertos en el arte de pactar con los “malos” y pasar página a la ignominia. Es por eso que le pregunté al joven venezolano por su opinión acerca del reciente NO a la propuesta de reforma constitucional empujada por Hugo Chávez. Más allá de la indudable contaminación mediática, que a ben seguro influyó, ¿hubo algún tipo de reflexión en positivo en el chavismo que explicase la inhibición electoral? Fíjense que no se trató de un voto negativo de muchos que apoyan a Chávez, porque la oposición consiguió el número de votos habitual, sobre los 4 millones, mientras que el oficialismo redujo su montante de los 7 a los poco más de 4 millones, quedándose a dos décimas de la victoria. ¿Por qué se quedaron en casa tantos chavistas? Yo tengo mi teoría, pero quería escuchar la de alguien metido en el ajo, y me gustó su respuesta.

    El coloquio se desarrolló con brevedad, por la falta de tiempo que sevio acompañada por la longitud de los discursos de la mesa, pero ahí estuvo: sempre es positivo hablar de estos asuntos de una forma ajena a la intoxicación de Falsimedia.

    Saliendo de la sala, don Jorge se dirigió a mí para pretguntarme si yo era Lucien. Yo estaba absorto en mis pensamientos y reflexiones sobre lo que había escuchado, atando cabos y analizando hasta mis propias palabras y, por qué no decirlo, pensamientos. No tardé en caer en la cuenta de que, efectivamente, se trataba de don Jorge F. Fue una situación extraña, pero agradable. Por un lado es una persona a la que “veo” casi a diario pero a la que no “conocía”. conversamos interrumpidamente, porque iban saliendo los protagonistas del debate y nuestra conversación de mezclaba con preguntas de última hora, como la que le hice al invitado boliviano sobre el posicionamiento del ejército boliviano. Le mostré mi preocupación por la situación de Bolivia, que es preocupante, vala la redundancia, y que lo seguirá siendo, como mínimo, hasta el decisivo referéndum revocatorio del 10 de Agosto, ese tipo de referéndums que sólo son posibles en lugares como Bolivia y Venezuela, aunque luego sean acusados de populistas o dictadores (excelente referencia, por cierto, del invitado venezolano, de la contradicción del que señala sin remilgos el populismo chavista y se olvida del indudable populismo zapateril en forma de 400€).

    Fnalmente, Don Jorge F. y servidor tuvimos unas palabras sobre esta bitácora, comentando rápidamente algunas impresiones y poco más. El tren me esperaba, camino de una cena durante la que me sonreía pensando en el estimulante ejemplo con un señor al que respeto profundamente y, si cabe, más desde ayer.

    Como apnte final, decir que de camino a la estación de ferrocarriles pasé por delante del ayuntamiento de Terrassa, a las puertas del que había una concentración de aproximadamente 150 personas (a ojímetro) que mostraban su apoyo a Franki, ese joven que conoce de primera mano la condición represora del estdo español, pero ésa es otra historia.

    Saludos.

  28. Pako dice:

    Compañero Lucien por si tiene tiempo le dejo para una lectura sosegada una interesante y profunda carta que escribió desde la cárcel de Zuera el Sr. Jaime Giménez Arbe, conocido por los falsimedia como “el solitario”. Interesante texto que muestra la otra cara que no conocíamos y que desde luego no dejara a nadie indiferente si no fuera por la censura de los medios.

    Tras su lectura cabría preguntarse si realmente esta loco.

    Un saludo.

    http://www.insurgente.org/modules.php?name=News&file=article&sid=13724

    Nota: El enlace directo al texto esta en mi nombre.

  29. Inocente dice:

    Yo me pasare esta tarde-noche por aqui…

    http://progresabruselas.wordpress.com/2008/05/18/investigar-el-pasado-literatura-y-memoria-historica/

    no me encontrare a don Lucien, ni a don Jorge, … pero igual algun comentarista de este blog, este por alli.

  30. Jorge F. dice:

    Certifico que todo lo que dice Don Lucien, respecto al desarrollo y contenido del acto y a nuestro posterior encuentro, se acomoda a la verdad (con permiso de los inquisidores posmodernos, hablaré de verdad).

    No me fue difícil reconocer a Don Lucien en cuanto intervino en el coloquio final. Su discurso, aunque breve, fue en continente y contenido el que le caracteriza .

    Y, además, puedo atestiguar que en su caso se cumple el dicho popular:»La cara es el espejo del alma».

    O, dicho en pedantejorgismo, en su caso se cumple que «el gesto y la mirada de una persona reflejan su conciencia y su personalidad».

  31. Jorge F. dice:

    De hecho, ya reconocí a Don Lucien en cuanto entró por la puerta. Llevaba un gran libro en la mano.

    Por estos detalles, uno siempre reconoce a los que son «de los suyos».

  32. Don Jorge,

    y tanto que era un gran libro, ni más ni menos que la «Física» de Aristóteles, base fundamental o eje sobre el que gira la Filosofía de la Naturaleza occidental, obra maestra para la que sólo puedo tener palabras de admiración.

    Oiga, me parece muy bien que diga eso de «discurso breve», que siempre conviene señalar la brevedad, al menos en mi caso.

    Don Pako,

    esta mañana he leído la carta de «El Solitario». ¿Qué decir?… tremenda. La verdad es que de loco no tiene nada, y me parece bastante obvio que sus denuncias son más que fundamentadas. Otra cosa es su responsabilidad en los crímenes que se le imputan. No puedo pronunciarme sobre tal cosa, pero es muy sospechoso lo que le están haciendo.

    Don Inocente,

    yo estuve en la presentación de Pascual Serrano de su último libro, titulado «Medios violentos». Fue de lo más interesante, con el propio periodista de Rebelion y (ex)Tele Sur, con Dardo Gómez, del Sindicat de Periodistes, con Xavier Giró, de la UAB, y con Manel Márquez, de Kaos en la Red.

    El primero en tomar la palabra fue Xavier Giró, con un visceral discurso en el que no se contuvo y criticó abiertamente la falta de precisión en los disparos que Pascual perpetra en su libro, además de la utilización del término «todos» para referirse a situaciones en las que dicho término no es correctamente utilizado. Me gustó mucho dicha intervención porque, sin desmerecer a Pascual Serrano (yo creo que el libro, que ya había leído, no presume de trabajo académico), poseía la fuerza de los revindicativo, de la crítica constructiva y espoleó el breve debate que hubo al final en el que no pude evitar intervenir para puntualizar a Giró, a pesar de sentirme identificado con su visión acedémica.

    El libro, por otro lado, no se lo recomendaría a los lectores habituales de Rebelión, salvo que lo quisieran regalar, porque es un lectura imprescindible para los que se toman en serio y comulgan con los medios de comunicación.

    Me voy a Cuba, a ver si comento algo ahora que tengo unos minutos libres.

  33. Galileo dice:

    Perdón, estimado don Lucien, por meterme en un espacio que fue creado para alabarle… Pero leyéndole afirmar que estaba hurgando en la fisica de Aristóteles, siendo físico yo mismo, no pude menos que hacer algunas asociaciones confesamente oportunistas. Verá.

    Se me ocurre que su defensa del gobierno de Cuba es sumamente aristotélica o escolástica. Ya sabe que Aristóteles pensaba que los objetos pesados debían caer más rápido que los ligeros, y luego por dos mil años mucha gente erudita que, con demasiado respeto, estudiaban sus libros, afirmaban lo mismo sin tomarse el trabajo de comprobarlo en la práctica.

    Hasta que llegó, mire Ud. que coincidencia más feliz, mi tocayo Galileo y se subió, dice la leyenda, en la torre de Pisa y demostró lo contrario lanzando dos piedras de diferente peso…

    Vaya, vaya, no me tome muy en serio, que no me puse ese nick solo para contrarearle a Ud. Uso un apodo porque si doy el nombre verdadero para hacer público mi rabioso anticastrismo, el consulado cubano no me deja entrar más a la isla hermosa donde aún viven mis padres.

    De hecho me identifico con Galileo por una razón diferente. En mi momento, también decidí callarme mis verdades con tal de que no me quemaran…

    Un saludo cordial.

  34. Oiga, no sé si es cierto lo de «espacio creado para alabarme» (aunque tiene esa pinta, lo cual me incomoda más de lo que parece), pero le pido que no se tome muy en serio nada de lo que salga aquí. Este hilo sobre mí mismo es una decisión de Don Ricardo e, imposibilitado para rebelarme ante los hechos consumados de la misma, prefiero tomármelo como un divertimento.

    Sin considerarme aristotélico y mucho menos escolástico, debo decirle que no podemos minimizar la importancia del estagirita. En su «Física», por ejemplo, analiza y desmonta la paradoja de Zenón con una clarividencia magistral. Dicha paradoja se desmontaba sola, mediante la experiencia de quien quisiera desmontarle, pero la grandeza de Aristóteles reside en la utilización de las mismas armas lógicas de Zenón para echar por tierra su falacia subyacente, falacia genial, sí, pero falacia subyacente en su enunciación.

    No confundamos nuestra física con la física aristotélica, lo cual digo desde la ociosidad de un hilo como éste.

    En fin, que a ver si me centro en lo de Cuba. Me interesa su comentario al respecto. Veo que es parte interesada, y eso le honra, porque de momento mantiene una posición bastante moderada, a pesar de algún detalle que comentaré en aquel hilo.

    Nos vemos allí. Saludos.

  35. Cosmic dice:

    Buenas, enhorabuena por el blog Don Ricardo. A usted, a Don Lucién y a los demás, como veo que les gusta polemizar sobre Cuba, les recomiendo que participen en kaosenlared.net. Por favor, no se pierdan el artículo (en la sección de Cuba) «¿Qué socialismo queremos?» escrito, a mi juicio, desde el verdadero marxismo, el democrático y pluripartidista, escrito por Alejandro Segura desde Cuba. Sería muy interesante leerles discutir sobre esto aquí.
    Un saludo.

  36. Rober_MdP dice:

    Una vez más me sumo tarde a la discusión, por cuestiones de tiempo fundamentalmente, pero no quería que este tema se fuera de la página principal de A sueldo de Moscú para hacer referencia a las simpatías que en mí también despierta D. Lucien de Peiro. Cierto es que no comparto muchas de las visiones de los temas que nos da en este blog, pero es un hecho innegable que éstas están bien formadas, bien escritas, bien construidas argumentalmente, etc; pero quizá lo más importante es que sea cual sea la opinión de D. Lucien siempre muestra respeto por el contrario, y eso en los tiempos que corren (y sobretodo en el ámbito de la blogosfera) es de agradecer. Por ello, espero que D. Lucien siga ilustrándonos con su buen saber y mejor hacer.

    En otro orden de cosas, y haciendo referencia a la carta de «El Solitario» que se ha puesto por arriba hay un hecho que me resulta curioso y que, aunque coincida con él en varias cosas de las que dice, me gustaría comentar: en primer lugar, durante la primera parte de la carta hace un alegato en contra de cómo los medios de comunicación masivos (mass media) ejercen una función «hipnotizadora» en la población, hasta el punto de condicionar hasta la menor de las decisiones que toman en su vida cotidiana. Pero más adelante pide, en base a unos argumentos jurídicos que en mi opinión son en parte discutibles, que el juicio sobre la muerte de los dos guardias civiles en Castejón sea llevado a cabo por un jurado popular en vez de por miembros de la judicatura porque ello le proporcionaría las garantías de un juicio justo. ¿Qué le hace pensar que porque sea un jurado popular el que le juzgue va a tener asegurada la imparcialidad? Si el mismo afirmaba que los mass media solo idiotizan a la gente, los que conformen el futuro jurado a estas alturas ya estarán tan influidos por lo que se ha dicho estos meses en la prema que no le servirá de nada.

Responder a Jorge F. Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.