Hace unas horas no tenía la menor idea sobre la existencia de la Banda Bassoti. De haber sabido de ella en otras circunstancias, mis más profundos y primarios prejuicios se hubiesen puesto a trabajar, y los Bassoti estos me habrían caido entre mal y muy mal, así, de entrada. Sin embargo, a estas alturas de la velada me caen de puta madre. Resulta que la extrema derecha tiene una campaña en marcha para mantener los pueblos y las ciudades de España libres de las actuaciones de ciertos músicos o grupos a los que califican de proetarras. Uno de esos grupos es la Banda Bassotti, que va a participar el próximo vía 24 de mayo en el festival Agitación, organizado por la Unión de Juventudes Comunistas de España, para dar a conocer la publicación del mismo nombre, que al parecer editan. Dicho festival, en el que participan otros grupos musicales, tendrá lugar en la localidad madrileña de Rivas.
La extrema derecha ha puesto el grito en el cielo y exige al Ayuntamiento de Rivas que prohiba el concierto, porque eso de prohibir, pues ya se sabe, les mola mucho a los ultras. Los argumentos son de peso: aseguran que la Banda Bassoti tiene en su repertorio una canción en la que se vitorea a ETA. Pero como argumentos de tanto peso como estos han resultado ser de humo en ocasiones anteriores, como cuando la AVT se la tuvo que envainar y la Audiencia Nacional -poco sospechosa de proetarra- sentenció que Soziedad Alkoholika no hacía apología del terrorismo y por lo tanto debía ser indemnizada con 4.000 euros por la AVT que le había realizado acusaciones tan feas; o como cuando llenaron España de soflamas contra Fermín Muguruza -y la Comunidad de Madrid llegó a prohibir un concierto suyo en Rivas- acusándole de proetarra también y mintiendo de manera consciente y voluntaria…Ahora quieren evitar la actuación del grupo italiano porque tiene una canción titulada Yup La La, que es la versión de un poema del año 1974 sobre el deceso de Carrero Blanco, ya saben ustedes, el Almirante cejigordo que estaba llamado a ser delfín del Caudillo. Una canción muy tonta, en mi opinión, pero que en modo alguno se puede trasladar a la España de hoy, y que no se puede calificar de lo que actualmente consideramos como “proetarra”. Al final de estas líneas, les reproduzco la letra de la canción íntegra -cosa que no se ha molestado en hacer, y quizás ni en consultar, ninguno de los periodistas que andan buscando la carnaza en este asunto-, para que juzguen ustedes mismos si eso es suficiente para calificar a un grupo musical italiano de proetarra, o si bien se trata -hablando en plata- de que la extrema derecha está queriendo tocar los cojones, que es lo más probable. Y por cierto, como bien avisa don Jorge Dioni, que los Bassoti estos actuaron en Madrid el año pasado, y a nadie se le ocurrió pedirle a Gallardón que prohibiese el concierto.

En fin, sólo me queda recordar que el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid no es quien organiza este festival, y que es mentira eso que andan diciendo por ahí de que con el dinero de los ripenses se financia a la ETA o que se ha contratado a la Banda Bassoti con dinero público. Y ahora sí, lean ustedes esta tontería de canción, y digan si se justifica la campaña que la extrema derecha ha montado contra Rivas y contra los y las ripenses.

Yup la la

¡Perseguidor cruel,
ahora el castigado ha sido él!
¡Yup!, la-la.
Los ángeles rezan:
Ay, jódete!
¡Perseguidor cruel,
ahora el castigado ha sido él!
¡Yup!, la-la.
Los ángeles rezan:
Ay, jódete!
Ite, ite misa est.
In nomine Patri et Filii…
¡Subió a lo alto y luego cayó!
¡Había enviado a muchos al cielo,
por eso estábamos en deuda con Carrero!
In nomine Patri et Filii…
¡Subió a lo alto y luego cayó!
¡Había enviado a muchos al cielo,
por eso estábamos en deuda con Carrero!
¡Perseguidor cruel,
ahora el castigado ha sido él!
¡Yup!, la-la.
Los ángeles rezan:
Yup La La
Ay, jódete!
¡Perseguidor cruel,
ahora el castigado ha sido él!
¡Yup!, la-la.
Los ángeles rezan:
Ay, jódete!
Ite, ite misa est.
Más vale que Madrid y el mundo
lo aprendan de una vez,
no se puede oprimir a los vascos
eternamente.
Más vale que Madrid y París
lo aprendan de una vez,
no se puede oprimir a los vascos
eternamente.
¡Perseguidor cruel,
ahora el castigado ha sido él!
¡Yup!, la-la.
Los ángeles rezan:
Ay, jódete!
¡Perseguidor cruel,
ahora el castigado ha sido él!
¡Yup!, la-la.
Los ángeles rezan:
Ay, jódete!»
Ite, ite misa est.
¡Te vitoreamos, ETA,
tú eres el brazo del pueblo!
¡Grande es tu fuerza,
el pueblo está protegido!
¡Te vitoreamos, ETA,
tú eres el brazo del pueblo!
¡Grande es tu fuerza,
el pueblo está protegido!
¡Perseguidor cruel,
ahora el castigado ha sido él!
¡Yup!, la-la.
Los ángeles rezan:
Ay, jódete!
¡Perseguidor cruel,
ahora el castigado ha sido él!
¡Yup!, la-la.
Los ángeles rezan:
Ay, jódete!
Ite, ite misa est.
Deo gratias

Tagged with →