Don Rodolfo ha puesto de moda esto de ser chiquilicuatres. Antes ser un chiquilicuatre era lo mismo que no ser nada. Ahora, lo chiquilicuatres salen con orgullo del armario y proclaman a los cuatro vientos: “¡Eh, que yo tampoco soy nada!” Eso es precisamente lo que ha hecho este pobre chico, un diputadillo del PP al que seguro que no conocen ni en su cricunscripción, que esta tarde ha dado una rueda de prensa en el PP para decir que existe, pero que no tiene nada nuevo que decir. Eso sí, en el libelo le han dado la portada, lo cual no es mucho: recuerden ustedes que en su momento me la dieron a mí.

¡Pobre chaval, que alguien más escriba sobre él!

Anda, pues convierto esto en un meme, y se lo mando a don Antonio, a don Cesar, a doña Cristina, a don Hugo y a don José Antonio, para que escriban algo sobre este pobre chico, que quiere ser alguien.

Venga... meta ruido por ahí