Hombre, pues como andan don José María, doña María y don Jaime estos días con los principios para aquí y los principios para allá, quiero que recuerden ustedes cómo se gestionaba el tema este de los principios durante el gobierno del primero de los antedichos, cuando la segunda era jefaza del Movimiento en las provincias vascongadas, y el tercero era ministro del ramo, es decir, del Interior.

Recuerde el alma dormida

Venga... meta ruido por ahí