¿Por qué no escribo nada sobre Izquierda Unida?

Posted · 18 Comments

Con muy buen tino, en mi entrada anterior, me acusa don Melón de que me estoy dedicando demasiado a la crisis del PP y, en cambio, no digo hace ya muchas semanas ni una palabra de la de Izquierda Unida. Y como lector antiguo que asegura ser de este blog, me pide explicaciones -y lo hace con todo el derecho del mundo, sea lector antiguo o nuevo, todo hay que decirlo- sobre la ausencia de tal tema. Así que voy a dar a continuación cumplida cuenta de ello.

He decidido no escribir nada sobre Izquierda Unida por una razón bien sencilla: no puedo hacerlo. Todos los que leen esta bitácora saben que soy miembro de IU y que, desde que hace ya casi cuatro años puse en marcha este blog, Izquierda Unida, su devenir y sus querellas internas y externas, han ido ganando terreno y han estado cada vez más presentes en él, de manera paralela a como fui comprometiéndome, no orgánica, pero sí de políticamente, con la corriente o grupo que ha dirigido la organización en estos últimos años, que es lo que internamente se conoce como el “llamazarismo”.

Creo que las ideas que dan cuerpo político al “llamazarismo” no están equivocadas y siguen, en su mayor parte, teniendo vigencia; creo que hay que acabar con los grupos internos que trabajan contra la organización y no a su favor; creo que tenemos que dotarnos de una organización más acorde al modelo de partido político que la que tenemos actualmente; creo que nos equivocamos en la forma en que planteamos las relaciones con el PSOE en la legislatura anterior… Creo y pienso muchas cosas. Algunas de estas cosas son las mismas que pensaba antes de las elecciones. Sin embargo, los resultados electorales me han hecho reflexionar, de manera que algunas de las ideas que ahora tengo, han cambiado con respecto a las anteriores. A pesar de ello, creo que aún puedo seguir calificándome, en lo político como “llamazarista”.

No sé si el grupo que ha apoyado en los últimos años a la dirección federal de IU han hecho autocrítica real. Sé que han elaborado un documento, eso sí, que ha sido objeto de chufla por parte de algunos comentaristas políticos, que habla de autocrítica con mucha pompa. Ese manifiesto lo firman muchas personas. Algunas de ellas tienen un prestigio bien merecido y labrado, son las que llevan el peso institucional de Izquierda Unida y demuestran con su práctica política diaria en el gobierno y en la oposición, en las instituciones y en la calle, que somos capaces de convertir nuestros programas en realidad. Junto a esas personas, firman el documento algunas otras personas que sólo han sido capaces de demostrar en estos años una maña incomparable en el arte de destrozar organizaciones, dilapidar capitales políticos ganados con años de esfuerzo, y acabar con la ilusión y con las ganas de trabajar de miles de militantes, simpatizantes y votantes de Izquierda Unida que están hartos ya de firmar cheques en blanco. Por esto, por la presencia de estas personas, es por lo que creo que la autocrítica de la que habla el manifiesto es realmente de boquilla, es por lo que creo que ese documento, no hace la autocrítica fundamental, que es la de convencer a estas personas de que se retiren. No basta con que se retire Gaspar Llamazares. Algunos que le han rodeado en estos últimos años pueden tener incluso más responsabilidad que él por la situación en que nos encontramos.

Es evidente que la dirección saliente de IU ha hecho mal muchas cosas. Y aquí es a dónde quería yo llegar, porque, si bien es cierto que yo no he pertenecido ni de lejos a esta dirección, no es menos cierto que la he defendido casi a ultranza en lo externo y en lo interno, sabiendo a veces -especialmente en lo interno- que lo hacía sin que nos asistiera la razón. Y lo he hecho además, en un estilo innecesariamente contundente, duro y ofensivo. No quiero seguir cometiendo ese pecado, y además, creo que una parte -bien es cierto que mínima- del mal ambiente que puede haber a veces en ciertos ámbitos y foros es responsabilidad mía por decir las cosas como suelo decirlas en ocasiones. Hago lo que creo que deberían haber hecho -con más razones que yo- algunos de los que el otro día presentaron el nuevo manifiesto del “llamazarismo”: retirarme y dejar que quienes no tienen las manos manchadas de tinta se ocupen de escribir sobre IU.

18 Responses to "¿Por qué no escribo nada sobre Izquierda Unida?"
  1. surco dice:

    Puede que me equivoque, pero creo que ha escrito usted un post honesto. Si es así, enhorabuena. La honestidad no es una virtud que abunde demasiado. Y sabe que en muchas ocasiones no estoy de acuerdo con usted.

    Un saludo

  2. Don Ricardo dice:

    A mandar, que para eso estamos, don Surco.

  3. Lo que debe ocurrir es un cambio lo más amplio y de alcance posible tanto en IU como muy especialmente en el PCE. Ambas direcciones deben cambiar y un PCE que no apoye (e incluso desautorice) a su representación electoral, ha de ser cesada.

    Sólo desde la más amplia y estricta renovación podrá abordarse la autocrítica, tan necesaria hoy. Los fundamentos ideológicos, si bien pueden ser revisados para observar las potenciales y posibles limitaciones que el paso del tiempo puede haberles ocasionado, siguen siendo en su más ferviente esencia, válidos, legítimos y de interés ciudadano, puesto que abordan en muchos aspectos valores universales que otros muchos ya ni tratan de defender.

    Salud!!!

  4. Reven dice:

    No solo nos parecemos en la plantilla del blog, sino en las ganas de que IU tiré para adelante.

    Siempre me califique como mas “Utopista” que “Realista”, más “Anguitista” que “Llamazarista”.

    Pero sin embargo siempre me ha gustado que usted opine, porque es una persona sincera. Nos vemos en la blogosfera, amigo Ricardo.

  5. Don Ricardo dice:

    Oiga, don Reven, sepa que su plantilla es azul y la mía roja.

    por algo será.

  6. limar dice:

    Pues mire usted D. Ricardo, muy pocas veces coincidí con usted en su análisis, es verdad que seguramente usted en su blog y yo en otros ámbitos (es que antes no tenía blog) pues hemos sido muy efusivos en nuestras defensas y gracias a eso, algunos han vivido (en su familia y en la mía) estupendamente.
    Pero le digo a amí tampoco me gustan muchos de los que supuestamente son de los míos (los de perez) de esos que viven gracias a que supuestamente son agraciados por el alo del líder.
    Le digo que como usted, pues creo que no nos hacemos la autocrítica necesaria, no digo ya ni la suficiente, digo la necesaria,
    Y yo que sí que soy de los órganos de dirección le digo, que es necesario que la gente opine, que gente como usted opine y aunque podamos coincidir o no, esto nos hace reflexionar a todos.
    Por lo menos lo que le digo es que amí me hace reflexionar,
    Un saludo

  7. fernando mh dice:

    Don Ricardo, alucinado me ha dejado.

    Como decimos por acá, harrituta ta perpleixua me deja usté.

    Le advierto de que da toda la sensación de que está usted siendo totalmente honesto, y llegando a estos grados de “sincericidio”, en nuestra casa política -y en otras más, me consta- su purga inmediata es cosa de días. De horas, diría yo.

    Así que, a pesar de todo, y a pesar también de sus recientes y también sincericidas opiniones acerca de mis compañeros mondragoneses, si esta terrible contingencia purgatoria se diera -Vladimir Illich no lo quiera-, purgado o no purgado sepa que siempre tendrá al norte del Ebro un hombro donde llorar su viudez partidaria, unas kokotxas de bakalao como Lenin manda, y un rioja de segundo año -alavés, por favor, ni lo dude- para mojarlo.

  8. Amei dice:

    Don Ricardo, me encanto su post, siento plenamente identificadas mis ideas en sus palabras.

    Me encanto la frase: “Algunos que le han rodeado en estos últimos años pueden tener incluso más responsabilidad que él por la situación en que nos encontramos.” porque es la clave de la cuestion.

  9. hugo dice:

    Muchas gracias por el final y por todo el post, tan honesto.
    Sé que tengo un meme pendiente que esta tarde pasaré a realizar

  10. Mpkstroff dice:

    Don Ricardo:

    Seguro que es usted consciente de que sus textos, cito, los grupos internos que trabajan contra la organización y no a su favor o personas que sólo han sido capaces de demostrar en estos años una maña incomparable en el arte de destrozar organizaciones, dilapidar capitales […] son subjetivos y difícilmente objetivables, y por ello los del otro lado (cualquiera que sea, que yo me pierdo un poco) se los pueden echar a usted en cara con el mismo derecho. ¿No es así?

  11. Inocente dice:

    Honesto y valiente. Un pelin egocentrico y buen material para una tesis en ciencias politicas.
    Creo que hablo por boca de muchos, cuando digo que espero que en breve Izquierda Unida nos seduzca con sus ideas, sus proyectos y sus liderazgo en la sociedad.

  12. D. Ricardo, yo creo ue de verdad en la vida y más en la política hay que tener dignidad e irse rápido y por la puerta de atrás cuando a alguno le dan el varapalo que a Rajoy y a su Llamazares del alma les han dado …….

    Por que no se presenta usted, hacerlo peor que los demás no es fácil…. y viniendo de cole de curas lo tendrá más fácil

  13. Hola Ricardo:

    Aplaudo tu análisis, así como las razones que motivan tu silencio; no obstante creo que debes de seguir opinando, pues ¿quién no tiene las manos manchadas de tinta? No hay que preocuparse por cometer errores, cuantos más mejor, pues más cerca estaremos del acierto. Édison demostró en la práctica la certeza de esta teoría. La infinidad de inventos que desarrollo se deben a la misma.

    El otro día escribía en un post de mi blog, no se si me leíste, lo siguiente:

    Cuando se dará cuenta IU que lo importante es la esencia de las cosas, cuando aprenderá a interpretar los símbolos como lo que son, cuando IU optará por remover las estructuras, dejando que las superestructuras caigan por su propio peso cuando adolezcan de cimientos. Lo estructural es la democracia interna, la democracia participativa; lo estructural es centrarse en las preocupaciones de la gente: generar empleo (no veo el impulso de proyectos creadores del mismo por parte de IU de Cáceres), vivienda digna para todos (tampoco aquí se visualizan actuaciones prácticas), educación (nada tampoco en el sentido de elaborar propuestas o fomentar debates sobre la debacle de la misma), etc… Sólo una estéril lucha contra los símbolos, contra las fantasmagorías.

    Cuando IU entenderá que la monarquía, el crucifijo o el Chiki-Chiki son los símbolos que permiten identificar las relaciones sociales y de producción vigentes en la sociedad que les postcede, igual que una señal de curva peligrosa indica la realidad que a continuación de ella un conductor va a encontrarse. Si eliminamos las señales, sin haber cambiado la realidad de las cosas, lo único que podremos darnos es un apoteósico trompazo ante la misma. Le suena algo de esto a IU tras los últimos resultados electorales cosechados.

    Recibe un cordial saludo y un muy fuerte abrazo.

    Atentamente, Javier Caso Iglesias.

    Nota: Y sigue escribiendo sobre IU. Incluso puedes terminar tus escritos con esa maravillosa frase de Adler que suscribo: “Todo puede ser así, pero también todo lo contrario”. Tus aciertos serán plenos. Además fomentan un necesario relativismo que exime de condena tanto al autor del escrito como a su oponente.

  14. felix dice:

    Excelente análisis Don Ricardo, me consta visto lo visto que es un hobre honrado y hasta admirable.

    Ha debido de tener mucho valor para escribir lo que ha escrito, me parece que está ya en el “lado oscuro”. Su purga será cuestión de días y su nombre aparecerá en las listas negras despues de esto probablemente.

    Repito que admiro su valentía.

    Saludos

  15. Don Ricardo dice:

    ¿Por qué, don Felix?

  16. felix dice:

    Me refiero irónicamente a que ha pasado usted a hacer sincera autocrítica, cosa que hoy en nuestra organizacion no esta bien visto.

    Claro que lo de las listas negras es decir que no apoya ya a la dirección manifiestamente y que será mirado con lupa.

    Es un tono irónico como ya he dicho, debo pensar que esas listas no existen.

    Saludos.

  17. don Melón dice:

    Gracias don Ricardo. No queria que pareciese que le pedia explicaciones ni exigia en nada mi comentario pero lo releí y no me gustó mi tono. Gracias por esto que nos cuenta ahora sobre iu.
    Alguien hablaba de seducir con las ideas, usted me ha vuelto a seducir a mi ahora.
    Ya con un poco de su fina ironia y alguna buena receta me vuelve a tener fidelizado otra vez. (Espero no me salgan canas, barba, gorra y puro)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.