¿Por qué no puede venir Yoani Sánchez a España?

Posted · 355 Comments

Que yo ya sé que soy un poco simple, que estoy medio vendido -o quizás completamente- a la gusanera imperialista de Miami, que la realidad cubana es muy compleja, que siempre hay motivos para todo, pero es que yo no los encuentro, y los busco hasta debajo de las piedras. A riesgo de ganarme una bronca del ala izquierda, quisiera que alguien me explicara -y cuando digo alguien, me refiero a alguna de las personas que creen que es legítimo violar la libertad de la gente por el sólo hecho de que no sostienen las ideas correctas- por qué Yoani Sánchez, bloguera cubana, no puede venir a España a recibir el premio Ortega y Gasset de periodismo digital. Y si puede ser que la explicacion se ajuste a Cuba, sería muy bueno. Que no me vengan con que es que Otegui, o que la precariedad laboral en nuestra patria y tal. De eso, ya discutimos en otro lugar, en otro momento, y es posible que coincidamos en muchas cosas. Pero lo de Yoani, es que no lo entiendo. Así que aquellos que en su día la acusaron del horrible pecado de llevar vestimenta pija, y recibir por ello su merecido -lo hicieron en este mismo blog, rebusquen ustedes- quizás hoy puedan explicarme por qué las autoridades revolucionarias de Cuba no sólo no la dejan salir de allí, sino que tampoco le dan explicación alguna.

355 Responses to "¿Por qué no puede venir Yoani Sánchez a España?"
  1. mitxel dice:

    Supongo que por lo mismo que a usted no le dejarían entrar en Cuba. Las guerras, amigo mío, tienen estas cosas, aunque usted se empeñe en exportar el juancarlismo a la perla del Caribe.

  2. Don Ricardo dice:

    Don Mitxel, que yo no quiero exportar nada. ¿Y cree usted que no me dejarían entrar en Cuba? Vaya disgusto me da, hombre de Dios.

  3. Pierre Miró dice:

    Efectivamente, mientras la izquierda no se enfrente a la pregunta sin los prejuicios clásicos, mal asunto.

  4. Reven dice:

    Mande usted una carta a Cuba…

  5. Don Ricardo dice:

    Tomo nota, don Reven, no se me había ocurrido.

  6. surco dice:

    Efectivamente, Don Ricardo. Si a Yoani no la dejan salir de cuba es una putada. Sin paliativos.

    En otro orden de cosas, vaya usted a Cuba y de paso dese una vuelta por latinoamércia, no se prive; de esa manera verá cosas malas ( muchas) y otras buenas, también muchas y podrá comparar. No seré yo el que defienda al régimen de Castro, pero tampoco malgastaría mucha saña con El. Se me ocurren decenas de sitios peores que cuba y que no gozan de tanta popularidad. Es irónico, porque parte de esa popularidad es precisamente gracias al internacionalismo de Castro….

  7. luis dice:

    Es muy simple, no la dejan salir porque va a hablar mal del gobierno cubano. Y la pregunta entonces es, ¿ a usted le parece mal eso? A mi sí, pero lo podríamos llamar daño colateral, como la ley tiene que ser para todos la misma, si no se les deja salir a los cubanos que quieren salir del país porque en Cuba no pueden forrarse(véanse los casos de varios deporttstas y artistas, o de miles de ciudadanos que huyen-o lo intentan- a Miami), pues a esta pobre chica le ha tocado pagar el pato. No es lo más justo, pero lo que hay que preguntarse es si quizá es lo menos injusto.

    Don Ricardo, si todos los fumadores de esta tierra(llámela usted nación, o llamela conjunto de naciones administradas por un mismo gobierno) tuvieran la decencia de no fumar en todo aquel lugar donde al más insignificante de los seres pudiera molestarle no habría una ley antitabaco, si todos los adolescentes fueran lo suficientemente responsables no habría que prohibir la venta de alcohol después de las 22.00h, y no tendrían que pagar justos por pecadores. Pero como no es así, ajo y agua.

    Saludos compañero

  8. Nadie importante dice:

    El colmo del descaro. Una de las personas galardonadas este año con el Premio Ortega y Gasset, creado en 1984 por el diario El Pais y que concede el grupo derechista Prisa, ha sido la ‘bloguera’ cubana Yoani Sánchez. El jurado compuesto, entre otros, por José Luis Cebrián y Fernando Savater, ha reconocido la sagacidad con la que Yoani sortea las limitaciones a la libertad de expresión en Cuba. Esa sagacidad consiste en que la chica escribe en casa, y luego envía sus disquisiciones, conectándose desde un cibercafé público, lo que pone en duda la limitación absoluta de libertad de expresión.

    El caso es que, esa cubana permite que sus desabridos comentarios se publiquen en una página Web dirigida por Aldo Rosado Tuero un terrorista confeso, que se jacta de haber dedicado su vida a luchar con las armas contra el Gobierno cubano y el ‘comunismo internacional’. Además, en esa página se hacen listas negras, se instiga a la violencia y la caza de brujas. Cebrián y Savater, se declaran enemigos del terrorismo y amigos de la paz, pero le van a regalar miles de euros a Yoani Sánchez, una chica que coquetea con terroristas. ¿Será porque existen terroristas buenos y terroristas malos?

    Fuente:argenpress.info

  9. Don Ricardo dice:

    Por el momento, la respuesta más satisfactoria es la de don Surco, y la más absurda la de don Nadie Importante.

    Hasta mañana.

  10. luis dice:

    Castro es lo que ustedes quieran menos internacionalista, y si no que le pregunten a Don Ernesto(tambien llamado Comandante e, incluso, Che).

    No quisiera yo pecar de egocentrico, pero me gustaria, si no es mucho pedir, que tuviera usted a bien contestar mi anterior comentario, ya que he hecho el esfuerzo de no caer en topicos y de argumentar y ejemplificar mi posicion.

  11. Jorge F. dice:

    La más absurda va a ser la mía:

    ¿Por qué no puede salir Franki de Can Brians e irse a su casa?

    ¡Freedom for Franki!

    http://www.kaosenlared.net/noticia/organicemos-respuesta-contra-represion-franki-libertad

  12. Rober_MdP dice:

    D. Nadie Importante. Por suerte para usted (y por desgracia para la gente decente) acusar sin pruebas sale bastante barato en este país. Es por eso que usted se escuda en un teletipo o nota de prensa para escribir lo que ha puesto más arriba. En fin, como D. Ricardo señala, absurdo.

    D. Luis. No sé cómo puede ver con tanta naturalidad la vulneración sistemática de al menos dos derechos fundamentales (a primera vista, la libertad de circulación de las personas y la libertad de expresión) por parte del régimen cubano. No se trata de fumarse un cigarrillo o de tomarse un cubata a las 11 de la noche en cualquier ciudad (lo que reducido al absurdo también podría considerarse una violación del derecho a la libertad, pero no es este el tema ahora). Creo, y corríjame si me equivoco, que lo que usted viene a afirmar es que si todos los cubanos mantuvieran su boca callada tanto dentro como fuera de su país y, por tanto, no criticaran a sus dirigentes (“si todos los adolescentes fueran lo suficientemente responsables”) no sería necesario poner ninguna limitación a las personas que quieran ejercer sus derechos. Llamativo punto de vista.

  13. Recomiendo la lectura de este artículo de Salim Lamrani en Rebelión hoy mismo. A ver quién es el guapo o la guapa que tiene lo que hay que tener para replicarlo o, más bien, agachar la cabeza:

    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=67001

    Creo que este tipo de cosas, este tipo de textos son necesarios para desmontar la constante intoxicación que hay que aguantar sobre Cuba.

  14. surco dice:

    Don Luis. Para tener un régimen de marcado caracter internacionalista no hace falta irse a pegar tiros a Bolivia; ni siquiera es necesario, y esto vuelve a ser irónico, salir demasiado de Cuba. Basta con haber estado implicado en la crisis de los misiles, sufrir uno bloqueo de USA, estar constantemente presente en las relaciones bilaterales de la antigua URSS y China o liderar a los paises no alineados…a esas cosas me refería.

  15. Por cierto, hablando de hipocresías (casi todo suele ser hipócrita cuando lees algo de Cuba, fíjense en esta Perla de Pascual Serrano sobre una noticia del diario ABC del 15 Abril:

    Mediante la edición del 15 de abril de ABC sabemos que la presidenta de la Comunidad de Madrid ha visitado Abu Dhabi, uno de los siete emiratos que componen los Emiratos Arabes Unidos. Esperanza Aguirre encabezaba una delegación de empresarios que tenía como objetivo establecer futuros “acuerdos de cooperación”. Ese emirato está gobernado con carácter hereditario por el jeque Khalifa bin Zayed Al Nahayan, quien además es el presidente actual de los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y que gracias al petróleo de su país cuenta con una fortuna personal de 19.000 millones de dólares. En los Emiratos Árabes Unidos no existen instituciones elegidas democráticamente ni partidos políticos. La libre asociación es restringida y los derechos de los trabajadores son bastante limitados. Las huelgas están prohibidas y muchos trabajadores son prisioneros virtuales, después de haber pagado grandes sumas a agentes de empleo para obtener los trabajos y los visados. La trata de blancas y el uso de niños extranjeros esclavizados como jinetes de camellos es frecuente. A pesar de todo ello, ningún medio de comunicación ni partido político se planteó si la presidenta debía recibir a la oposición o denunciar la situación de los derechos humanos como insisten siempre que un alto cargo visita Cuba

    Y lo peor es que no hace falta señalar al ínclito ABC para retratar hipocresías, pero así se entiende mejor de qué hablamos. El 99% de lo que se escribe sobre Cuba padece, acrecienta o directamente crea algún tipo de intoxicación.

  16. Ignacio dice:

    D. Ricardo, me temo que lo que usted pide en su post (que nadie salga por peteneras) no es muy factible cuando se habla de Cuba.

    Argumento 1: Hay otros regímenes malos. Peores, incluso. (ya, bueno, ¿y qué?)

    Argumento 2: La muy pija se lo merece, por contrarrevolucionaria (fantástico)

    Argumento 3: ¿He dicho ya que hay países peores?

    Lo de Cuba es algo preocupante para IU. No creo que ninguno estemos ya de acuerdo con una dictadura, por muy del pueblo que sea, pero existe un cierto aire de “romanticismo” en torno a “la perla del Caribe” que nos deja semiatolondrados.

    Pero habría que decirlo bien alto: NO, no está bien que se prohíba la entrada y salida al país de un ciudadano. Si quiere ir a otro país a poner a parir al gobierno, que lo haga. Si, total, ya lo hace desde dentro…

    Lo del “efecto colateral” sería un argumento válido si no existieran, qué se yo, las embajadas, las cartas, los certificados. Esta mujer quiere salir del país a recoger un premio, no a atentar contra la economía de la nación o a cometer un delito. Si no se acepta eso… mal vamos. (Sí, ya sé que Yoani es crítica con el régimen, y, según argumentan, tiene amigos muy malos. Malísmos. Peores. Pero no veo una justificación en ese argumento.)

  17. ultimolunes dice:

    ¿que tal si se aplican otros criterios lo menos políticos posibles?
    ¿puede ser que no la dejen salir porque es joven y ellos, todos los que mandan, son viejos? y les pasa lo que a los viejos que llevan regetando al misma tienda tantos años, que no entienden lo que sucede fuera. ¡Que nada se mueva que me asusto!
    argumentos desquiciados: también hay, porque ellos, el consejo de ancianos, son los mejores complices en la esquizoconspiración que presenta a Cuba como un mal ejemplo para toda latinoamerica, la reserva siux que hay que mantener para que nadie de Mexico para abajo se haga ilusiones.
    argumentos no usados, también, ¿que mérito tiene un premio que premia el periodismo gratuito, mientras quién premia se pone malo de oro? ¿porque Yoanis al aceptarlo deja por los suelos cualquier reclamo laboral del gremio “pringao” por excelencia?

  18. aglez dice:

    ¿Quien dice que no la dejan salir? El mism que decia que la censuraban porque no se veia su blog, a veces…

  19. luis dice:

    don rober_mdp:

    lo que yo digo es que si no hubiera cubanos que, guiados por sus aspiraciones materialistas, decidieran abandonar el país para poder enriquecerse, dejando a sus conciudadanos plantados y sumidos en la pobreza(pobreza que es fundamentalmente motivada por agentes externos al propio regimen de castro, espero que en eso si estemos deacuerdo)no sería necesario prohibir la salida de los cubanos del pais.

    Si usted se da un paseito por miami se dara cuenta de que los inmigrantes cubanos que alli hay distan de parecerse a los inmigrantes subsaharianos que llegan a las costas españolas. Y mire usted, si el señor campeon de salto de altura cubano decide que viviendo en madrid va a ganar muchisimo mas dinero que en cuba, donde el gobierno apuesta por la uniformidad de sueldos(y qué es eso sino igualdad)pues me parece que no está de mas que haya una ley para evitar que ese señor se vaya del pais, porque al estado le ha costado un dinero su formacion…

  20. Rober_MdP dice:

    D. Luis. Ya me gustaría a mí pegarme más de un paseíto por Miami…pero vayamos al caso.

    Coincido plenamente, como indica, con que la pobreza que asola Cuba es debida fundamentalmente a factores externos, aunque no son los únicos. Ahora bien, el hecho de que Yoani Sánchez venga a recoger un premio a Madrid no implica que venga a quedarse. Si como dice D. Ignacio, lo que temen los dirigentes cubanos que haga en España, ya lo está haciendo mediante tretas desde su propio país. Por tanto, lo más lógico es pensar que vendrá a recoger el premio y se volverá a seguirlo haciendo nuevamente.

    Coincidira conmigo, espero, en que las aspiraciones legítimas de las personas son lícitas siempre y cuando no supongan el menoscabo de derechos de otras personas. Tanto los emigrantes a Miami, como el saltador de pértiga que menciona tiene derecho a prosperar, aunque sea fuera de sus fronteras.

    Y por lo de haber pagado una educación no se preocupe. Aquí también lo hacemos, y al final hay chavales que acaban decantándose rápidamente por entrar al mercado laboral (decisión de la cual suelen arrepentirse muy pronto).

  21. Porque si los seis mil millones de humanos se dedicaran a viajar, se formaría una atascadera tremenda en los aires.

  22. buenas don ricardo, para empezar, por mucha razón que tenga Vd. las cosas hay que verlas en su conjunto y tan mal está que no la dejen salir del país (información que no he verificado pero que supongo que esté bien fundada) como que le den un premio por el mero hecho de provocar, que aquí en este gran país llamado España somos expertos en hacerlo.

    No dudo del mérito de la chica, no he entrado en su blog, seguro que es estupendo ya que sino no le darían un galardón, ahora yo me pregunto si lo merece por ella misma o por la mediatización que supuso la “censura” de su blog hace unos meses. A mi la respuesta es que sin más me parece evidente.

    Beppe Grillo, blog en el que sí he entrado, es uno de los blogs más visitados del mundo, con una media de varios millones diarios de visitantes… ¿es tan bueno el blog de la chica cubana? ¿tiene tanta repercusión como el del amigo Grillo?

    El premio Gasset (encima llamándose así… en fin) apesta a premio político y lo que ha de premiarse siempre es el mérito independiente.

    Reciba un cordial saludo.

    Salud

  23. Vta dice:

    Porque vive en una dictadura…

  24. Galileo dice:

    Pero Surco, cuando el blogger se de una vuelta por Latinoamerica, como Ud. sugiere, que tome nota tambien de cuantos cubanos estan viviendo en esos paises, hasta en los mas pobres.

    Y si lo dejan entrar en Cuba, que nos diga cuantos latinos emigran para ahi. Yo creo que ninguno. Pero es que no se han enterado que en Cuba reparten salud y educacion gratis??? Como es que no se escapan de sus miserables economias y se radican en Cuba?

  25. Galileo dice:

    Pues no, Luis, no estoy de acuerdo en que la pobreza en mi pais se deba sobre todo a factores externos.

    Donde quiera que han intentado establecer ese tipo de modo de produccion donde el estado (o el gobierno, para ser mas exactos) es el duenho de todo, al mismo tiempo que su gestion economica no puede ser criticada, la cosa ha gravitado directamente a la miseria.

    Y si no lo crees coge un pais, partenlo en dos y haz el experimento. Bueno, no tienes que hacerlo, ahi tienes a las dos Coreas, y o a las dos Alemanias.

    Cuando yo vivia en Cuba, recuerdo que deciamos que nosotros haciamos como que trabajabamos, y el Estado hacia como que nos pagaba. La gente se la pasa en el pasillo, charlando, sin motivacion para trabajar (para que? si el salario no sirve para nada de todos modos). Lo importante es buscar un trabajo donde puedes robar al Estado, para entonces vender en el mercado negro. Asi sobrevives tu y el que te compra. Pero la economia y el trabajo practicamente no existen, y eso tiene que ver poco con el bloqueo…

  26. surco dice:

    Don Galileo, no voy a negarle a usted parte de razón, solo le digo que entre un Cubano y un latinoamericano pobre ( el 85%), prefiero ser selenita.

  27. surco dice:

    le matizo que la afirmación puede tomarse por donde no va. Me refiero a que en ambos casos la cosa pinta cruda. La comparación debe hacerse en términos de pobreza y oportunidades y las suyas en Cuba eran similares a las de la mayoría de la gente en Latinoamérica

  28. Galileo dice:

    Dear Lucien de Peiro,

    El articulo publicado en Rebelion:

    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=67001

    me parece increible. Pero no por lo bien elaborado, que lo esta, sino por la manera en que mezcla informacion y mentira.

    Sostener que el nivel de represion a opiniones contrarias al gobierno en Cuba es comparable a lo que sucede en las democracias occidentales es tan descabellado que me parece que no necesita respuesta. Decir, por ejemplo, que las damas de Blanco, que en Cuba reclaman pacificamente la liberacion de sus familiares presos politicos, estarian en prision si estuvieran en Espanha, es una mentira colosal.

    Miren el acta de dentencion contra Raul Rivero, el poeta cubano cuyo unico delito probado fue que escribia articulos en periodicos de todo el mundo criticando al gobierno de la Isla.

    http://www.ruleoflawandcuba.fsu.edu/documents-havana-4s.cfm

    En el Acta describen lo que encontraron al registrar su casa: maquinas de escribir, computadora, libros.

    Es increible adonde nos puede llevar la ceguera ideologica!

  29. Rober_MdP dice:

    En relación con lo que exponía Galileo, aquí les dejo este artículo aparecido en El País hace unos meses:

    http://www.elpais.com/articulo/internacional/economia/paralela/dispara/Cuba/elpepiint/20070923elpepiint_6/Tes

  30. Jorge F. dice:

    Quiero denunciar el caso del periodista Pepe Monarca, ciudadano de Carpetovetonia. En su país, regido por el Pensamiento Único Plutocrático Neoliberal, ha sufrido persecución a causa de sus denuncias de la corrupción política, económica y policial, siendo acusado reiteradamente y sin fundamento de colaborar con grupos de patriotas carpetovetónicos armados y exiliados en Miarritz.

    Exijo que se respete la libertad de expresión de ese simpático y agradable joven, exijo que se le den los premios concedidos por la Santa Madre Prisa y que Reporteros Sin Fergüenzas hagan una campaña a favor de su libertad de expresión.

    ¡Ni Raul Castro ni John Charles! ¡Libertad!

  31. Inocente dice:

    Galileo,

    Muy interesante:
    “Asi sobrevives tu y el que te compra. Pero la economia y el trabajo practicamente no existen, y eso tiene que ver poco con el bloqueo…”
    y el articulo que señala Rober_MdP…

    “Los ingresos de decenas de miles de cubanos dependen del turismo, que paga en divisas, centrifugadas en hoteles, restaurantes, playas, alquileres, desplazamientos y también en los romances mercenarios de tripones españoles, italianos o mexicanos por encima de los 50 años.”

    La gente vive o sobrevive como puede, como en toda Latinoamerica. La ventaja de Cuba por la cual suspiran muchos es: mano dura (muy dura, gracias: las justas), y relativo nivel educativo, ahora en franca caida libre.
    Me gustaria saber que opinan sobre el “estado policial” (las torturas que denuncian) y sobre la mierda que se esta convirtiendo la educación en España. Aqui eso va todo mal y son unos fascistas represores y adoctrinadores religiosos, verdad? Doble rasero una vez mas: Alli sí funciona, aquí es peor que el Maligno.

    Si el pais cae en la anarquia, no lo quiera San Fidel, en dos meses Cuba estará como cualquier país del area, por ejemplo a Sto. Domingo. Y si aguanta como puede, en 10 años los logros educativos de los 70s y 80s tirados por la borda con una generación (como la que nos espera en España) educada a base de videos, por falta de profesorado.

    Volviendo al tema de la economia, la dificultad va a estar en transformar esa economia paralela y enferma (economia siempre existe, incluso en Somalia) en una economia eficaz, productiva y creciente -basada en el turismo, en principio con empresas mixtas-, y luego desarrollando industria y servicios: deslocalizacion y esos tabues.

    Ah! a Yoani, pues que le dé un premio Prisa no debe quitarle el sueño a nadie. Estrategias de mercado y demás gaitas del Cebri.

  32. Inocente dice:

    Nota para don Lucien, sobre el articulo de rebelion…
    «serán castigados con la pena de prisión de cuatro a ocho años los que, con el fin de perjudicar la autoridad del Estado o comprometer la dignidad o los intereses vitales de España, mantuvieran relaciones de inteligencia o relación de cualquier género con gobiernos extranjeros, con sus agentes o con grupos, organismos o asociaciones internacionales o extranjeras» (22).

    A lo mejor por aqui se le puede meter mano a Losantos, … como agente del Vaticano que busca compremeter la dignidad o los intereses vitales de España.

    Ejercicio para casa: Utilicese el ejemplo para encontrar argumentos por los cuales el articulo del francés es una soplapollez como la copa un pino.

    Para subir nota: Analicese el parrafo de las conclusiones
    “Amnistía Internacional es una organización reconocida por su seriedad, profesionalidad e imparcialidad. Pero el trato que reserva para Cuba es discutible. Para poder seguir gozando del mismo prestigio y de la misma objetividad, AI haría bien en reconsiderar, sin esperar más, su juicio con respecto a los que considera «presos de conciencia» en Cuba, pues el doble rasero es inaceptable.”

    y encuentre la inconsistencia logica.

  33. Es importante darse cuenta del doble rasero que se aplica respecto a Cuba, y muchos no se (quieren dar) dan cuenta.

    Como siempre digo: hay más presos políticos aquí que en Cuba, pero parece que eso poco importa a las mentes más “preclaras”.

  34. Estoy muy de acuerdo con Lucien y para la gente q critica el sistema economico, habria q mirar el conjunto del problema y no cuba por a parte, q paises ricos hay muy pocos y en Cuba todo el mundo come y no se muere nadie de hambre, cosa q no sucede por ejemplo en los EE.UU.

    se critica mucho un pais peq, de apenas 12 mill de habitantes y se habla mas de Cuba (siempre en términos peyorativos sin discusion) q de por ejemplo Méjico y de Venezuela vamos, la gente aqui no sabia ni situala en un mapa y ahora solo saben q vive una especie de dictadura.

    no se puede analizar aisladamente la realidad cubana, eso es falsear el análisis o, al menos, hacerlo tan parcial q carezca de valor. sobre Cuba todo el mundo tiene opinión y no hay mas q ver aqui todo lo q se puede llegar a hablar de ella. ¿por qué? repito q es un pais q no pinta nada en el mundo, no tiene petroleo, apenas recursos naturales, poca poblacion, poco territorio… por qué entonces esta en boca de todos.

    Primero hay q criticar e intentar cambiar los sistemas hegemonicos de control político-económico mundiales y luego ya se hablara de los asuntos secundarios q, repito, Cuba no pinta nada salvo lo q representa: un modelo alternativo al hegemonico, guste o no y con todos los problemas q tengal No entro a valorarlo.

    Ahora bien, todo aquel que critique tan vivamente a cuba espero q se den cuenta de q estan siendo las marionetas de los grandes medios y las clases y paises dominantes. Si, pese a ello se sigue criticando, pues q se haga lo propio y mas viva y ferozmente contra paises como EE.UU., Reino Unido o Europa en general, q en este gran pais llamado España hay mucho patriotero de multinacional, q ya es el colmo de la estupidez humana.

    salud!!

  35. Galileo dice:

    Estimado John Cornford,

    Ud. tiene razon cuando dice que Cuba es un pais que no pinta nada en el mundo. Lo que pase o no pase en la isla a la mayoria de la gente le importa un bledo, como no sea a nosotros, los alrededor de 15 millones de cubanos que vivimos en el pais o en el exilio.

    Pero discrepo seriamente con Ud cuando dice que criticar al gobierno cubano es ser una marioneta de los grandes medios y las clases dominantes. Acaso Ud., que critica a EEUU, es una marioneta de Osama bin Laden?

    Criticamos a los Castro porque nos duele que se adueñen por medio siglo de toda la política de nuestro país. Que nos roben el derecho a expresarnos, la libertad de movernos, de opinar. Que no nos permitan criticar como organizan arbitrariamente la economia y la política, y que de hecho nos obliguen a aplaudirlos.

    Y por ultimo, en Cuba se pasa un hambre feroz. Lo se de tripa propia, de andar por las calles de La Habana con mi salario en el bolsillo y no poder encontrar un sitio para comer en la moneda con que me pagaban. Como lo saben los miles de cubanos que a principios de los 90 fueron victimas de una epidemia de neuritis asociada al serio nivel de desnutricion de la poblacion.

    Pero Ud. tiene razon, a quien le importa Cuba?

  36. Rober_MdP dice:

    D. Galileo,

    El problema es que EEUU tiene varios frentes abiertos. Por eso, las motivaciones que utiliza Bin Laden para criticar (y atentar) a Estados Unidos, no son las mismas que las que podemos utilizar los ciudadanos de a pie de otros países. Sin embargo, los motivos que da la disidencia para criticar al régimen cubano (al que no defiendo tampoco) suelen coincidir casi en su totalidad con los que vienen desde Washington o Miami.

  37. sergi dice:

    Totalmente de acuerdo con ud,Galileo.

    Son unos hipócritas quienes,desde aquí,con la panza llena y teléfono móbil de última generación,se ponen a cantar las “excelencias” del “paraíso socialista” Castrista.

    Si tan bueno les parece el régimen que pidan asilo político en la isla…seguro que el Granma les saca en portada !

    Saludos cordiales.

  38. Galileo dice:

    Estimado Rober_MdP,

    pero el criterio para juzgar si una crítica es válida o no, no puede ser si va en contra o en la dirección del gobierno de EEUU.

    Saludos!

  39. Rober_MdP dice:

    Estimado D. Galileo,

    Yo no cuestiono la validez o no de una crítica. Todas me parecen legítimas (vengan de donde vengan y sigan la dirección que sigan). Pero deseo ver algún día la llegada de la democracia a Cuba y ver que quienes alcancen el poder (no miembros del Partido Comunista) no traicionan las ideas que ahora defienden.

    Ese es, precisamente, una de las críticas que se le realiza al PSOE: que antes de llegar la democracia a España mantenían unos principios y planteamientos que se han ido desvirtuando con el tiempo. Véamos si la disidencia cubana está a la altura llegado el momento.

    Un saludo.

  40. Galileo dice:

    Estimado Rober_MdP,

    Pues esa preocupación suya la comparto plenamente. Una cosa es cantar loas a la democracia desde la oposición, y otra es hacerlo desde el poder. Ojalá que, como Ud. dice, la disidencia en Cuba esté a la altura llegado el momento.

    De hecho no es nada claro que así será. A los cubanos ya nos salió mal antes. Fidel Castro llegó al poder oponiéndose a la dictadura de Batista y prometiendo restaurar la democracia. Y ya ve, hace medio siglo de eso! Si Ud lee hoy en voz alta, en una calle de Cuba, las cosas que Castro decía entonces, iría a parar a la carcel…

    Lo que sí creo es que los cubanos nos merecemos la oportunidad de hacerlo diferente.

    Otro saludo para Ud.

  41. Rober_MdP dice:

    D. Galileo.

    Estoy con usted plenamente en su última afirmación. Todos los pueblos tienen derecho a regirse como buenamente puedan y quieran sin intromisiones de otros Estados en los espacios de soberanía que les correspondan. Así como le digo, que igualmente tienen todo el derecho a equivocarse de gobernantes y a reemplazarlos por medio de elecciones periódicas (de eso sabemos algo en España). Y sin mucho más que decirle por hoy,

    Buenas noches y buena suerte.

  42. Que venga Yoani y que vengan libremente todos los migrantes de América, África y Asia que lo deseen, ¿verdad? Porque a una no la dejan salir, pero a los otros no los dejan entrar.

    ¡¡¡Libertad de tránsito para todos!!!

  43. Tiene Ud. poco orgullo don Galileo. Imagino q conozca la historia de su país y Cuba hasta la revolucion era la casa de putas de EE.UU. Esto no es una expresión mal hecha o una forma de hablar. La mafia estadounidense allí estaba afincada y hacía reuniones más o menos estables, además todos los grandes casinos y hoteles de Cuba eran estadounidenses.

    A Ud. no le gustará el socialismo, me parece estupendo oiga, pero solo quiero decirle que, independientemente de las críticas q puedan o no hacersele a Fidel Castro (q sin duda son muchas) y a todos los q con él hicieron la revolucion o la apoyan y q sin duda es la mayoria de la poblacion porq sino habría mas muestras de descontento q la mera emigracion a EEUU (aqui en España tb hubo dictadura y mucho peor q esa porq simplemente era de derechas y algunos sectores de la poblacion tuvieron muestras de descontento en muchos momentos, cosa q en cuba no sucede), le digo q el socialismo es el UNICO sistema q ha dado de comer al pueblo cubano y esto es una obviedad se mire como se quiera mirar. las criticas pueden lanzarse desde otros aspectos, pero no desde este concreto y coincidirá conmigo en q lo primordial es q la gente coma, o no?

  44. sergi dice:

    #41. John Cornford

    “y a todos los q con él hicieron la revolucion o la apoyan y q sin duda es la mayoria de la poblacion porq sino habría mas muestras de descontento q la mera emigracion ”

    Me recuerda la argumentación de Pío Moa,que dice que la dictadura de Franco duró tanto porque la población la apoyaba mayoritariamente.

    ” le digo q el socialismo es el UNICO sistema q ha dado de comer al pueblo cubano ”

    Si claro,y Pío Moa tambén diría que el Franquismo es el único sistema que trajo el desarrollo y la prosperidad a España..

    En mi opinión no hay que ser un genio,para llegar a la conclusión de que sin Franco España hubiera podido conseguir los mismos niveles de desarrollo (o más ) muchísimo antes..
    Decir que sin el “socialismo” las cubanos llevarían los últimos 50 años sin “comer” me parece sencillamente absurdo.

  45. Don Galileo afirmó lo siguiente en respuesta a una intervención anterior de John Cornford:
    Pero discrepo seriamente con Ud cuando dice que criticar al gobierno cubano es ser una marioneta de los grandes medios y las clases dominantes. Acaso Ud., que critica a EEUU, es una marioneta de Osama bin Laden?
    Con todos mis respetos considero este comentario de una supina hipocresía. Posteriormente Don Rober_MdP le ha respondido aludiendo a los diferentes frentes de ambos países y a las diferentes motivaciones de los que critican a unos y/u otros. Finalmente, redondenado la jugada en su respuesta a Don rober_MdP, Don Galileo dice una verdad como un templo al afirmar que:

    pero el criterio para juzgar si una crítica es válida o no, no puede ser si va en contra o en la dirección del gobierno de EEUU.

    Así que a la hipocresía inicial de la primera frase que he copiado en negrita añade la trampa de afirmar una frase respetable (la 2ª que he copiado) tratando de endosarla a la primera, como si de este modo quedase justificada la hipocresía inicial.

    ¿Es Don Galileo un hipócrita y un tramposo?

    Yo no diría tanto, salvo que fuese alguien que recurre sistemáticamente a estas artimañas, pero no me cabe duda de que en ambos comentarios que he comentado ha mostrado hipocresía y ha hecho trampa. La discusión entre Don Rober_MdP y Don Galileo continúa, pero no me interesa pronfundizar más en la misma.

    Ahora ha llegado el momento de explicar porqué considero hipócrita y tramposa, respectivamente, las citadas intervenciones de Don Galileo, que no es cuestión de disparar y esconder la pistola. Vamos allá:

    La primera afirmación de Don Galileo es hipócrita. Parece que según este comentarista la crítica a Cuba es comparable a la crítica al imperio (léase EEUU) y no considera oportuno señalar diferencias en ambos casos. Si Don Galileo hubiese afirmado algo tan sencillo como, por ejemplo no todo el que critica a Cuba es una marioneta de los grandes medios lo hubiese suscrito, como de hecho suscribo, y lo suscribo porque es obvio que en Cuba mismo hay mucha más crítica de lo que muchos imaginan y no es de recibo afirmar que los críticos “internos” son marionetas de los grandes medios. El problema, y de ahí la evidente hipocresía del comentario, es que la realidad de los medios informativos intoxican y mienten más que hablan sobre Cuba. De hecho, la gran mayoría de la gente es una marioneta de los grandes medios en un asunto o en otro, sino en la mayoría de asuntos, especialmente de política exterior, y no sólo de Cuba.

    Son muchos los ejemplos que pueden demostrar en nuestro día a día que marionetas de los medios las hay a raudales, empezando por nosotros mismos. En relación a Cuba, por ejemplo, poca gente conoce la realidad electoral de la isla caribeña, realidad que para algunos entre los que me cuento es infinitamente más democrática que, ya puestos, la realidad española. Sin embargo, la gran mayoría de españoles tienen clarísimo que, en términos comparativos, si algún país merece ser calificado de dictadura es Cuba, mientras se llenan la boca hablando de las virtudes democráticas de su querida España. Un caso fácil de entender y absolutamente demoledor es el del canal de TV venezolano RCTV. Una gran mayoría de personas, si les preguntásemos, responderían que dicho canal fue cerrado por Hugo Chávez y lo cierto es que jamás dejó de emitir. Hoy en día RCTV continúa con sus emisiones por cable y satélite, en Venezuela y fuera de ella. Vemos como gracias a la intoxicación masiva, un denegación de renovación de licencia para emitir en abierto se confunde con un cierre.

    El caso es que la realidad cubana, como sucede con la de otros muchos países, aunque en pocos con tanta fuerza como sucede con Cuba, es permanente tergiversada y manipulada, no tanto porque hayan cosas criticables en Cuba, que las hay, sino porque los medios convierten en criticable aquello que en sus países de origen aplauden a rabiar o defienden con uñas y dientes y, en otros países, silencian, ignoran o, a lo sumo, minimizan; de ahí el INDUDABLE doble rasero de la mayoría de personas que hablan de Cuba desde un punto de vista crítico. Esto no es algo discutible, no es mi opinión o mi interpretación de los hechos: esto es así y es fácil demostrarlo, pero no es cuestión de darle las cosas mascadas a los intoxicadores porque 1) No se lo merecen y 2) Son capaces de negar la mayor de las evidencias. Don Galileo, en su primera frase en negrita, escribe u opina desconociendo esta incontrovertible realidad sobre la intoxicación en todo lo que atañe a Cuba. De ahí su hipocresía.

    Más tarde, teniendo en cuenta la referencia hipócrita a Cuba y la comparación con EEUU de la mano de Bin Laden, Don Galileo afirma lo que he copiado en la segunda frase en negrita, y lo dice como si tal afirmación se concluyese sola de la primera, y aunque dicha segunda afirmación es de lo más razonable, es inmoral presentarla como una derivación o conclusión de la primera, de ahí que Don Galileo haga trampas. No digo, repito, que Don Galileo sea un tramposo o que sea un hipócrita, pero ha protagonizado afirmaciones que responden a la trampa y a la hipocresía. Me sorprendería que Don Galileo aceptase la innegable certeza de esto que estoy diciendo, pero eso es lo de menos: lo importante es señalar un ejemplo, de entre los muchos que hay, en el que se ve con total nitidez lo que se acostumbra a perpetrar o deponer cuando se debate sobre Cuba.

  46. Galileo dice:

    Caramba, regreso a esta página y me encuentro que por acá me han dicho que no tengo orgullo, y que soy (o quizás no) un hipócrita o un tramposo, y que hago trucos inmorales cuando argumento.

    Estimados amigos, no me defenderé de esto, y mucho menos devolveré insultos! Creo que es preferible respetar las opiniones de los otros. Y honestamente, tampoco creo que ustedes sean hipocritas, tramposos o inmorales. Tenemos valores diferentes, y quizás información diferente también, y discrepamos. Va y ustedes tienen razón y yo no la tengo, y en este proceso aprendo cosas, verdad?

    Pero en definitiva, ya estoy acostumbrado a los insultos. Para el gobierno cubano, todo el que se le opone es un “gusano”, un “mercenario del Imperio”. En su arrogancia, no quieren reconocer, o dejar que otros sepan, que hay personas sinceras y honestas que se oponen a sus métodos y políticas. El gobierno cubano nunca ha enfrentado a sus adversarios en el terreno del debate abierto, y mucho menos en las urnas, sino sólo en el charco de la descalificación, y desde la posición de quien es dueño de todos los periódicos, y de todas las cárceles!

    Saludos!

  47. Galileo dice:

    Y estimado John Cornford, sí, Cuba era una casa de putas de EEUU. Qué lamentable!

    Como lo es que ahora es una casa de putas para europeos y canadienses, o no? Váyase a cualquier turístico en Cuba, y mantenga los ojos abiertos, y no tardará en ver a viejos turistas paseándose con niñas cubanas. Las putas cubanas están por todas partes, para el que las quiera ver.

    Y los cubanos no sólo emigran a EEUU. Se van a cualquier sitio, incluso a los más pobres países latinoamericanos, esos de cuya situación nos hablan para advertirnos lo que nos espera cuando papá Fidel nos deje.

    Finalmente, quiero sugerir una respuesa a por qué en Cuba no hay más muestras de descontento: Porque en mi país dar tales muestras es un acto suicida. Averiguen que pasó recientemente a Nestor Perez Gonzalez, un estudiante de la Universidad de Pinar del Rio que hizo algunas críticas públicas al gobierno. Investiguen a cuantos personas expulsaron de sus trabajos por pedir una reforma constitucional firmando el llamado Proyecto Varela. En Cuba el único empleador es el Estado (= gobierno en mi pais), y de ellos son todas las tiendas, todos los periódicos, todos los recursos.

    En Cuba, mis amigos, no sólo no nos podemos dar el lujo de disentir, sino que ni siquiera podemos darnos el lujo de no apoyar a quienes nos malgobiernan. (No se si conocen, por ejemplo, que en muchos centros de trabajo hay una componente del salario, la que se da en CUC, la única moneda que en Cuba sirve de algo, que se condiciona a la participación en los actos masivos de apoyo a la Revolución).

    Buenas noches a todos!

  48. sergi dice:

    “Chapeau” amiguete Galileo.

    Haces bien en perdonarles porque no saben lo que hacen.

    No deja de causarme sonrisa-espanto,que algunos que se dedican (desde sus cómodas poltronas occidentales) a glosar las maravillas del “paraíso socialista” Cubano..realmente SE LO CREEN !

    Insisto,si tan bueno les parece el castrismo..QUE SE VAYAN A VIVIR ALLÍ !

    (pero como los sufridos cubanitos de a pié,no como la “nomenklatura” del régimen,ni como los turistas occidentales que van a ver “los logros de la revolución” alojándose en hoteles vetados a los Cubanos)

    saludos cordiales.

  49. Como dije anteriormente y se perdió por ahí:

    Libertad de tránsito para Yoani, pero libertad de tránsito también para todos los americanos, africanos y asiáticos que quieran entrar en España.

    A ella no la dejan salir, pero a los otros no los dejamos entrar.

  50. Inocente dice:

    Galileo, es usted un señor en su forma de argumentar y en la clase que demuestra.
    A ver quien se atreve a refutar lo siguiente:

    – que hay personas sinceras y honestas que se oponen a sus métodos y políticas [del gobierno cubano].

    – El gobierno cubano nunca ha enfrentado a sus adversarios en el terreno del debate abierto, y mucho menos en las urnas.

    – [el gobierno cubano] es dueño de todos los periódicos, y de todas las cárceles.

    – ahora es una casa de putas para europeos y canadienses.

    – los cubanos no sólo emigran a EEUU. Se van a cualquier sitio, incluso a los más pobres países latinoamericanos.

    – En Cuba el único empleador es el Estado (= gobierno en mi pais), y de ellos son todas las tiendas, todos los periódicos, todos los recursos.

    – en muchos centros de trabajo hay una componente del salario, la que se da en CUC, la única moneda que en Cuba sirve de algo, que se condiciona a la participación en los actos masivos de apoyo a la Revolución

    Quien intenta loar los criterios del regimen cubano generalmente no los aplica en España:

    – Pone el grito en el cielo cuando se prohibe un partido politico o cierran un periodico.

    – Esta en contra del “adoctinamiento” religioso en las aulas.

    – Reivindican su derecho a disentir del gobierno, a expresar sus opiniones sobretodo si son radicalmente diferentes del gobierno.

    – Critican el hecho que las televisiones y radios publicas estén al servicio del gobierno.

  51. Galileo dice:

    Ah, adoctrinamiento religioso en las aulas! Gracias, Don Inocente, por recordarme.

    Debo decir que estoy, de principio, en contra de la enseñanza religiosa a los niños. A mi me parece mejor si los asuntos de la fé se dejan al libre albedrío de las personas, y este no llega hasta algo después de pasada la infancia. Quizás estoy equivocado, pero no me parece saludable para el cerebro de los críos…

    En Cuba los Castro eliminaron la enseñanza católica! Mi padre pasó directo de monaiguillo a comunista, y yo no tuve que repetir el Padrenuestro. No, que va! En Cuba los niños teníamos otras oraciones, como ésta, que repetíamos en grupo con las gargantas hinchadas:

    Si algún día me mataran
    por ser jóven comunista
    con mi sangre escribiría
    soy marxista leninista

    si me hieren buen vendaje
    si me matan mala suerte
    la consigna: Patria o Muerte!
    Paredón pal que se raje!!!

    (rajarse en Cuba significa rendirse o algo así, no se si en España también)

    Estas oraciones no terminaban con un Amén, sino con “Comandante en Jefe, Ordene!” o con “Socialismo o Muerte!”…

    Buen fin de semana!

  52. Sí, en España rajarse es echarse atrás, desvincularse, retractarse.

  53. Jorge F. dice:

    Mis comentarios no se publican desde hace dos días, ¿he sido expulsado?

  54. surco dice:

    Don inocente; estoy de acuerdo con Don Galileo en casi todo ( salvo quizá en el punto 5. No he visto muchos cubanos por paises pobres de Lationamérica; no digo que no haya, digo que no son legión). Vamos a considerar entonces que Don Galileo nos cuenta lo malo de Cuba – que lo hay, y mucho). Vamos por ejemplo con lo malo de México:

    Siendo un Mexicano medio, pongamos por caso nacido en DF en la colonia de Iztapalapa. ( perfil tipo 85% del país)

    – Da igual que el Estado sea o no aconfesional. No es tu guerra. Tu incultura será tu creencia y la superstición tu filosofía. Creerás en la Santa muerte, serás devoto de la guadalupana y considerarás lógica la manipulación del clero, que el cura viva como dios con lo poco que no te sobra y que se cepille a todo lo que pueda mientras predica moral.

    – No te preocuparás demasiado por la propiedad de los periódicos de la Republica, porque lees y escribes con mucha dificultad.

    -Tendrás que vivir en una economía de mercado con un salario de unas 20.000 pelas

    – si enfarmas, posiblemente mueras, si tu mujer está de parto, parirá en el pasillo de un hospital porque no hay camas, si necesitas una transfusión de sangre o la compras en el pasillo de un hospital o palmas.

    -Estarás orgulloso de un sistema formal de libertades, pero dará igual. No puedes sobornar, luego la justicia actuará siempre en tu contra. La justicia es un bien de consumo fuera de tu alcance.

    – De los dos mil pesitos que ganas al mes por 48 horas de trabajo, separarás un 25% para mordidas policiales, judiciales etc..

    . Hasta aquí tus ingresos son preocupantes, pero siempre los puedes redondear transando o vendiendo tu voto ( es un bien no demasiado pagado, pero de mercado al fin y al cabo)

    – No te plantearás emigrar demasiado, porque no sabes muy bien que es eso,salvo que alguna mafia te envíe de mojado a EEUU. Por cierto, casi todos vuelven y casi siempre peor de lo que se han ido.

    – Iniciar un negocio es facil ( esa es tu salvación). Puedes elegir entre la venta ambulante de bienes robados o meterte en alguno de los cuerpos de policia del Estado ( hay miles) donde funcionarás como comercial con un pequeño fijo y un variable en función de las mordidas recaudadas.

    En fin…podemos seguir, pero ¿para que?. Lo dicho. Siempre es bueno contextualizar; sin que esto quiera decir que Don Galileo no tenga razón en sus críticas.

  55. Galileo dice:

    Estimado Don Surco,

    Según el artículo de wikipedia sobre la inmigración en México, en el 2007 habría allí unos 27,000 cubanos, la mayoría llegados después de 1959.

    A nivel anecdótico, conozco personalmente a más de una decena de cubanos viviendo en ese país, contando sólo mis familiares y amigos. Algunos se han escapado en balsas, otros se han casado con mexicanos y han decidido asentarse allá (no en Cuba).

    No conozco un solo mexicano que se haya ido a radicar en Cuba.

    Por qué? Acaso ellos no saben que en Cuba la atención médica es gratis en mi país? Es verdad que tienen muchos problemas en el suyo, no digo que no. Pero por qué no tratan entonces de casarse con cubanos e irse a Cuba a aprovechar las bondades del sistema? Lo opuesto pasa constantemente! Tampoco lo hacen guatemaltecos, bolivianos, ecuatorianos, ni haitianos.

    Una hermana mía vive en uno de los países más pobres de AL. Ni en los peores tiempos, que los ha tenido malos, decidió ella regresarse a Cuba. Allí, me dijo, tenía al menos esperanza de mejorar su situación.

    Cuando los haitianos tratan de llegar ilegalmente a EEUU por mar, y por accidente terminan en tierras cubanas, no hacen ningún esfuerzo por quedarse ahí, prefieren regresarse a su país.

    Yo estoy muy de acuerdo con Ud en que hay que ver las cosas en su contexto.

    Un saludo cordial,

    Galileo.

  56. surco dice:

    Mire usted, Don Galileo, aún suponiendo que los 27000 llegaran después del 59, no son demasiados para la economia latinoamericana más potente de los alrededores de cuba. En lo que apunta de las posibilidades y de los flujos inversos, le diré que es lógico. Es más facil para un cubano progresar en cualquier país de latinoamérica que para un ciudadano medio de ese mismo país hacerlo en su propio país. Usted escribe y se expresa con corrección, es capaz de analizar y argumentar por escrito y estoy seguro de que tiene muchos más conocimientos a parte de los mencionados. Desconozco su profesión, pero está formado y como bien ha dicho, usted era un ciudadano medio en cuba. No dire que todas sus cualidades sean fruto del sistema castrista, que algo de mérito tendrá usted, solo digo que para ese mexicano de Iztapalapa o Tepito, sería complicado obtener su grado de formación y por lo tanto la de cualquier cubano medio. Por eso le insisto en lo dicho en mi primera entrada; entiendo que para usted Cuba sea frustrante y estoy seguro de que de haber tenido su experiencia, a mi tampoco me gustaría, pero objetivamente tiene cosas malas ( muchas) y cosas buenas en comparación con los paises de alrededor.

  57. sergi dice:

    ¿porqué les molesta a algunos,que gente con muchísima más autoridad que ellos para hablar,como el amiguete Galileo,les enmende la plana en ciertos temas relacionados con Cuba?

    Añado a su último comentario:

    ¿Cuántos Españoles que se pasan la vida aleccionándonos a todos sobre lo superior que es el régimen castrista a la democracia Española en todos los aspectos,se han ido a radicar en Cuba?

    Insisto.

  58. Galileo dice:

    Estimado Don Surco,

    Gracias por los cumplidos, Ud. también argumenta con elocuencia y conocimiento (como la mayoría en este foro, por lo que me han parecido muy interesantes las discusiones).

    Tengo un pariente muy cercano (cubano) que trabaja como portero de una discoteca en México. No tiene un nivel de educación alto, ni lo necesita para su trabajo. Se casó con una chica mexicana, y decidieron asentarse allá. Ni por un momento pensaron en quedarse en Cuba!

    Claro que estas son sólo anécdotas, no tengo estadísticas, y por tanto mi juicio tiene un valor muy relativo. Pero las historias personales que conozco se repiten todas en el mismo sentido: independientemente del nivel de educación del cubano o del extranjero, los flujos migratorios son en una sola dirección.

    Concedamos que el nivel de educación medio en Cuba es mayor que en muchos países de América Latina: Cuán ineficiente e improductivo tiene que ser entonces el sistema nuestro para que aún teniendo tales recursos humanos, no sea capaz de ofrecer un nivel de vida a sus ciudadanos al magro estandar de esos otros países?

  59. Galileo dice:

    Me gustaría decir un par de cosas positivas sobre el sistema cubano (no sobre Cuba general, de las que podría decir mucha más cosas lindas), y una reflexión más.

    Creo que es un acierto hacer una inversión masiva en educación. Y esto, en el contexto de AL, ha ganado al sistema cubano muchos puntos en la apreciación de la gente alrededor del mundo. Se debe matizar aquí que Cuba tenía, antes de 1959, indicadores sociales – y económicos – de los más altos de AL (consulten aquí las estadísticas de la ONU, no la leyenda y la propaganda castrista). Y me puedo referir de nuevo a lo que dije antes sobre el adoctrinamiento en las aulas. Pero de todos modos, y a pesar del deterioro reciente, hay avances en educación desde 1959 que son innegables.

    El otro logro reconocido internacionalmente es en salud pública. Creo correcto, y sobre todo humano y moral, garantizar a todos los ciudadanos un nivel de acceso básico al cuidado médico que sea independiente de los ingresos, y en Cuba eso existe, y no se puede decir lo mismo de todos los países latinomericanos. No se entusiasmen demasiado, los hospitales se están derrumbando en Cuba, las medicinas están perdidas y para conseguir ciertos servicios médicos es necesario pagar (por debajo de la manga, como decimos en Cuba, y en CUC, la moneda fuerte) una cantidad al técnico o médico que lo provee. Pero aún así, no se puede negar que es positivo contar con un sistema de salud pública con la extensión del cubano.

    Pero como en este foro todos insistimos en poner las cosas en contexto, recomiendo que estos aspectos positivos se vean como parte del conjunto. No existe algo así como Educación o Salud Gratis. Cada sistema ofrece un contrato social particular, y como todo el mundo sabe los servicios públicos los paga el público, no los gobiernos.

    Mi educación no me la pagó la Revolución, ni Fidel. Yo prefiero decir que me la pagó mi padre, que ha trabajado toda su vida por un salario que no vale una centésima de lo que él ofrece. Y si fuera sólo que pagamos los servicios públicos con un salario casi inexistente, todavía no estaría tan mal. Yo les invito a que reflexionen sobre el contrato social cubano. Pongan allí a ese otro lado de la balanza que un cubano gana un promedio de menos de 20 dólares al mes, en un país en que casi todo se vende a un precio comparable a la ciudad europea en que vivo. E incluyan también las cuotas de libertad que debemos pagar, que seguramente ustedes valorarán en su justa medida. Creo que es eso, el lado adonde se inclina la balanza, lo que determina la dirección de los flujos migratorios entre Cuba y otros países.

    Yo también puedo comprender las críticas al capitalismo actual, y a muchas me sumo. Entiendo la motivación para imaginarse un sistema diferente, y la tentación de identificarlo con el sueño cubano. Yo me disculpo por tener que recordarles que ese sueño es la pesadilla de muchos en mi país. Los cubanos no queremos vivir en ese zoológico donde somos alimentados, y curados, dentro de una jaula. Queremos salir a la jungla, y cazar y luchar y ser libres, aunque nos coma el león.

    Con esta entrada me despido, pues estaré muy ocupado en los próximos días y no podré volver a conectarme. De verdad fue un placer discutir con ustedes! Buena suerte,

    Galileo.

  60. Nada de lo que diga Don Galileo sobre Cuba me lo puedo tomar en serio, y no porque no diga algunas cosas sensatas, que las ha dicho, sino porque una vez más estamos ante alguien que ha insultado a la inteligencia. De hecho, hay comentaristas con los que coincido menos que con Don Galileo pero que, no obstante, no insultan jamás a la inteligencia. Por eso los respeto. No digo que los respeto más: digo que LOS RESPETO.

    El insulto a la inteligencia es una de las mayores lacras de la red, uno de las más evidentes carencias que saltan a la vista en este tipo de debates y me he hartado de denunciarlo aquí y en otros lugares. Es posible que yo mismo haya insultado a la inteligencia en alguna ocasión, aunque no sea capaz de poner un ejemplo, pero hay personas que lo hacen descaradamente y/o sistemáticamente. Don Galileo pertenece a los primeros, a los que lo han hecho descaradamente. La sistematización de dicha actitud por parte de dicho comentarista está por llegar (o no, quién sabe).

    Fíjense bien, que lo voy a explicar muy clarito, aunque termine por extenderme, pero prefiero explicarlo pormenorizadamente antes que dar munición a nuevos insultos (a la inteligencia, claro). Tras haber leído a Don Galileo allá por el comentario #34 entendí que había hecho una afirmación hipócrita y que a continuación, en ese mismo comentario había hecho trampa. En intervención, la #43, expliqué y razoné aiertamente el porqué de mi alusión a este comentarista. Di unas explicaciones que fueron o son más o menos convincentes, pero estaban seriamente desarrolladas y argumentadas. Además, escarmentado por otras situaciones similares ante las que me he encontrado en esta misma bitácora, por precaución, puntualicé y reiteré que no había nada personal contra Don Galileo. Esto lo pruebo copiando un fragmento de aquella intervención:

    No digo, repito, que Don Galileo sea un tramposo o que sea un hipócrita, pero ha protagonizado afirmaciones que responden a la trampa y a la hipocresía.

    ¿Qué es lo que yo espero de una persona que debate, conmigo o con otros? Que razone, que utilice mínimamente ese instrumento llamado cerebro que la naturaleza nos ha dado (cosa que Don Galileo hace, no nos confundamos) y que lo haga con respeto al interlocutor y, sobre todo, a la inteligencia. Don Galileo no hace esto último en su respuesta a mi comentario #43.

    Vamos a ver: si yo digo y repito que estoy señalando una frase o intervención hipócrita y otra que es una trampa, y lo explico y lo argumento y, además, recalco que señalo una intervención y que en ningún caso señalo personalmente al interlocutor ni le llamo hipócrita o tramposo porque, como digo en otro momento y copio ahora “Yo no diría tanto, salvo que fuese alguien que recurre sistemáticamente a estas artimañas, pero no me cabe duda de que en ambos comentarios que he comentado ha mostrado hipocresía y ha hecho trampa”, lo que no es de recibo es que Don Galileo empiece a si su siguiente intervención:

    Caramba, regreso a esta página y me encuentro que por acá me han dicho (…) que soy (o quizás no) un hipócrita o un tramposo, y que hago trucos inmorales cuando argumento.

    Estimados amigos, no me defenderé de esto, y mucho menos devolveré insultos! (…)

    Pero en definitiva, ya estoy acostumbrado a los insultos.

    En el fondo Don Galileo, que obviamente no se chupa el dedo, añade un paréntesis que le va a ayudar (o eso cree él) a evitar que su comentario sea tachado de categórico, porque en el fondo ha intuido (o sabe, a saber) que yo no le atacaba personalmente y decide protegerse con el citado paréntesis. No obstante, a pesar de dicho paréntesis, asume sin titubeos el ataque personal y lo refuerza haciéndose la víctima (algo muy propio del anticastrismo, sin que esto signifique otorgar el calificativo de anticastrista a Don Galileo, aunque me sienta tentado)* del modo más fácil, modo que vuelvo a copiar:

    Pero en definitiva, ya estoy acostumbrado a los insultos

    ¿Qué insultos? El insulto es algo gratuito y responde a una generalización implícita en la atribución a cualquier sujeto de un calificativo, el que sea, peyorativo y/o despectivo. Nada de eso es achacable a mi intervención o a mi alusión a Don Galileo. El caso es desviar la atención (el otro gran pecado de tantos comentaristas, que no es más que una derivación del insulto a la inteligencia, porque desviar la atención es insultar a la inteligencia).

    En lugar de responder con seriedad a mi intervención y buscar o escarbar en mis debilidades argumentativas (que estoy seguro de que las hay, y no me pongo a la defensiva) a Don Galileo no se le ocurre nada mejor que hacerse la víctima (o sea llevar al extremo una posición defensiva), asumiendo el papel de insultado, a pesar de que servidor se había limitado a categorizar o, expresado mejor, describir respectivamente la condición hipócrita y tramposa de dos de sus comentarios. Vamos, que Don Galileo perfuma su intervención #44 de un tufillo condescendiente, como intentando minimizar o restar importancia a los supuestos excesos o presunta acritud de un servidor.

    Pues no señor, Don Galileo, así no me convence (dejando de lado que nadie le obliga a hacerlo, y menos quien escribe estas palabras). Puede que con dicha actitud convenza a otros (aunque tampoco nadie le obliga, obviamente), pero no ha resuelto ni un diferencial, ni una come de la crítica que le lancé en mi comentario #43.

    Puede hacer dos cosas, o ignorarme porque es incapaz de dar más de sí (o porque le da la gana) o tratar de enfrentarse a los argumentos que puse sobre la mesa para desmontar sus intervenciones anteriores a mi #43, en lugar de hacerse el ofendido sin más argumento que un insulto a la inteligencia, porque yo ni le he insultado (es su problema si lo sigue considerando así) ni he hecho nada más que razonar la funfamentación de la hipocresía y la trampa subyancente en aquellas frases a las que ya me he referido repetidamente.

    Y si continúa huyendo hacia adelante no se sienta solo: en esta bitácora hay muchos que, como usted parece prometer, le enseñarán las tácticas del insulto a la inteligencia y del escapismo intelectual, por no decir otra cosa.

    Saludos cordiales y, para el que quiera escuchar (leer más bien): ¡Duro con los titiriteros del debate! (no señalo: cada cual sabrá)

  61. Y ya puestos, lean este articulito:

    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=67211

    El problema no es Yoani Sánchez, ni su posicionamiento. Ella es una cubana más con sus ideas, con sus opiniones, con su libertad para escribir su blog (curiosa dictadura la que le permite escribir ese blog).

    El problema es el imperio, así de claro y así de típico. El imperio, que con todo su poder e influencia mediática, se encarga constantemente de atacar a Cuba. Cualquier motivo es bueno y, lo mismo que pasa con Cuba, pasa por ejemplo con Venezuela.

    Es por eso que las críticas a Cuba (o a Venezuela) dejan de ser legítimas cuando llegan desde la órbita imperialista. Por cada crítica que cualquiera de ustedes hagan a cuba o a Venezuela, yo les daré otra de su país equiparable o peor. Ése es el núcleo del asunto.

    ¿Por qué Don Ricardo ha dedicado no sé cuantos posts a Cuba y ninguno a… piensen un poco, que son muchos.

  62. No olvidemos, por cierto, de dónde surgió todo: de un mal ejercicio periodístico, de un bulo, de una nueva intoxicación:

    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=65134

    Vaya, que estamos ante la misma película de siempre.

  63. Simio dice:

    Se dan clases de “tácticas del insulto a la inteligencia”, con clases practicas por diversos blogs.

    Comprando el libro “La tactica moderna del Insulto” le regalamos el DVD “tacticas de del escapismo intelectual”

    plazas limitadas, los primeros 10 alumnos participaran en sorteo para un crucero por Cuba, Venezuela y Birmania con todos los gastos pagados.

  64. Jorge F. dice:

    Steve Marshall tenía una web turística, cuya temática trataba sobre Cuba, y estaba alojada en un servidor de las islas Vírgenes Británicas. Hace unos siete meses, el Gobierno de EEUU se la clausuró con la excusa de que violaba la Ley Helms-Burton, la cual, además de pretender interferir en las actividades de empresas no norteamericanas ni residentes en EEUU, prohíbe a sus propios ciudadanos viajar a Cuba o realizar cualquier tipo de contratos con compañías que están incluidas en una lista negra, donde se encontraba la dirección de Internet de este británico y otras más.

    Steve ha comprobado que las direcciones incluidas en la lista son, en su mayoría, guías turisticas, y sólo cinco contrataban viajes a la isla. Para más INRI, la mayoría de sus clientes eran europeos y no ciudadanos del régimen de Washington. La Unión Europea no puede hacer nada-según le han dicho- porque, aunque se trata de un europeo residente en Europa, la empresa que gestionaba su dominio es estadounidense. Ahí tienen al paradigma de la “democracia” censurando,a diestro y siniestro, páginas turísticas o comerciales y prohibiendo a sus nacionales que viajen a otros países…

  65. Usted lo ha dicho, Don Jorge F.: régimen de Washington

    Pero ya se sabe que por las venas de algunos no corre sangre: corre hipocresía líquida.

  66. Y aunque se trate de Venezuela y no de Cuba me permito copiar un enlace que DEMUESTRA que la mentira, la manipulación y la intoxicación son norma en nuestros medios cuando se trata de hablar de ciertos países:

    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=67339

    Vergüenza debería darnos leer El País (pronto no lo leeré en absoluto. Ahora ya no lo compro, pero aún lo ojeo si cae en mis manos)

    Y quien dice El País dice otros. No hace falta dar nombres porque son casi todos.

  67. Inocente dice:

    Solo un comentario:

    La intoxicacion informativa funciona SIEMPRE en los dos sentidos. Es parte de las armas de la nueva guerra moderna, donde la opinion publica juega un papel crucial – vease aquella foto de los militares chinos recibiendo ropajes de monjes tibetanos y los subtitulos que les pusieron los pro-tibetanos.

    Pero al final, si se rasca en la intoxicacion de uno y otro lado, sale la verdad, sale gente que lo vive a diario, que conoce lo que es el “periodo especial”, no por la propaganda, sino por el estomago. Si decimos que ellos son tambien propaganda e intoxicacion, nos vamos al reduccionismo mas absurdo o no: seguramente a mas de uno le preocupe mas ganar “la guerra” de la opinion publica o intelectual (“escapismo intelectual” de Simio, muy agudo) que el bienestar del pueblo cubano. Lo cual es INMORAL.

  68. Simio dice:

    Lo de “escapismo intelectual” es cosecha de las bodegas de Don Lucien. Asi quee la agudeza no es mia. A cada cual la suyo, no me vaya a decir que esto es un insulto a la inteligencia.

  69. Lucién de Pedorro dice:

    sontodosustedesunoshipócritastrampososquesolosabendesviarmiserablementelaatencion

  70. Don Inocente,

    debo decir que respeto su comentario y hasta podría decir que lo comparto, aunque deseo matizar algunas cosas. Usted afirma, con no poca razón que

    La intoxicacion informativa funciona SIEMPRE en los dos sentidos

    Esta frase debe ser aceptada y entendida. Aunque admite dos lecturas:

    1. Si entendemos que se manipula en Cuba y se manipula aquí, en sentidos distintos, estoy de acuerdo, y lo digo sin profundizar en ello como se merecería. Sobra decir que al no estar en Cuba de cuerpo presente el equilibrio se me antoja poco menos que imposible. La capacidad de rastreo de los medios españoles, empezando por los físicamente disponibles (en papel y en mi TV fundamentalmente) es inmensamente superior a la capacidad que tengo de rastreo de los medios cubanos, que apenas puedo consultar por la red.

    Si de la red hablamos y nos atrevemos a valorar los medios cubanos desde el mismo rasero y con la misma objetividad que a los españoles, la cosa cambia, y digo que cambia porque me parece plausible dar la opinión desde España, desde Cuba o desde la conchinchina. Cualquier persona con un terminal y una conexión a internet, está igual de capacitada para valorar los medios de comunicación de ambos países de forma mínimamente equilibrada. Por otro lado, se recomendaría en este caso el dominio del idioma común de ambos países.

    En este punto, y teniendo en cuenta a los medios masivos, afirmo con toda la contundencia de la que soy capaz que la manipulación es superior en España, y no sólo porque hayan más medios masivos (o conozca más). Largo debate podría abrirse a partir de esta afirmación, pero prefiero dejarlo ahí y aceptar que se trata de mi opinión, sin más valor que el que cada cual quiera darle.

    2. Si en cambio entendemos o entendiésemos por su frase que aquí, en España, se manipula en los dos sentidos, la frase no habría por dónde cogerla. En absoluto digo que eso es lo que ha sostenido usted, Don Inocente, pero trato de tener en cuenta el mayor número de aristas posible.

    Y no habría por donde coger esa lectura o interpretación de su frase en este sentido porque en España la manipulación e intoxicación es absolutamente clara y meridianamente descriptible y muestra casi exclusivamente una sola tendencia: la demonización del régimen cubano, vaya, el anticastrismo puro y duro. La mentira es constante; la bajeza moral no lo es menos.

    Los medios españoles masivos (El País, El Mundo, El Periódico, ABC, La Vanguardia, La Razón, TVE, TV3, Tele 5, Antena 3, Cuatro, La Sexta, etc… manipulan, intoxican y mienten más que hablan (o escriben). Es fácil demostrarlo porque cada día hay motivos para señalarlos con el dedo. Pondré un ejemplo de hoy:

    Artículo de Joaquim Ibarz en La Vanguardia titulado “Álvaro Uribe, bajo la amenaza del fin de Fujimori”. Ibarz es el corresponsal de este medio en América Latina y acostumbra a desfogarse con columnas para la edición digital como la que enlazaré a continuación, su letrina particular. En un momento depone la siguiente afirmación en dicha letrina:

    Sin embargo, el pasado 2 de diciembre el pueblo venezolano, cansado de la escasez de alimentos, la inseguridad y la autocracia totalitaria, rechazó en las urnas su pretensión de perpetuarse en el poder mediante un referéndum que abría las puertas a un régimen dictatorial.

    (el artículo completo lo encontrarán pinchando en mi nombre)

    El comentario es fácil. A ver si lo entiendo (a Ibarz) y a ver si me explico: Hugo Chávez personifica una autocracia autoritaria pero a pesar de eso, a pesar de ser un autócrata autoritario convoca un referèndum, que pierde, y acepta la derrota rápidamente (antes de concluir el recuento) a pesar de ir perdiendo por sólo medio punto. Luego, Ibarz afirma que la victoria del SÍ en el referéndum hubiera conducido a un régimen dictatorial. O sea, ahora puedes convertirte en dictador convocando un referèndum; el mundo al revés. Curiosa autocracia y curioso pueblo el Venezolano, que casi aprueba el establecimiento de un régimen dictatorial.

    Eso sí, a este impresentable periodista de La Vanguardia no se le pasaría jamás por la cabeza levantar la voz ante la reciente aprobación del tratado de Lisboa en la Unión Europea, de espaldas al pueblo. Sí, de espaldas a los europeos, porque propuesta de Constitución Europea de Giscard d’Estaign fue rechazada recientemente en referèndum en Francia y en Holanda (en España la aprobamos, ¿recuerdan aquellas elecciones?) y al quedar paralizada, porque su entrada en funcionamiento requería unanimidad, han tenido que hacer un remiendo de texto en la capital portuguesa que obviamente no pasará por las urnas para no correr riesgos, especialmente en Francia y en Holanda.

    Así pues, dejando de lado el análisis en profundidad de la realidad venezolana, y dejando de lado que Chávez también es merecedor de críticas (como todo el mundo) resulta que el cerebrito de La Vanguardia utiliza un lenguaje contraduictorio en sí mismo que tan sólo busca la intoxicación y que no esconde su profunda tendenciosidad y su innegable polarización y falta de imparcialidad. Por si fuera poco, un análisis rápido pone sobre la mesa argumentos que dejan en evidencia a la supuesta democracia que padecemos en Europa, argumentos que aún espero que alguien exponga sobre Cuba o Venezuela.

    Sí, esto es inportante: todos los que siempre alzan la voz contra estos paises latinoamericanos y contra sus líderes, jamás exponen argumentos tan sólidos como los que sin lugar a dudas se pueden exponer sobre la situación europea. ¡Es evidente que Europa no es un Estado o espacio de derecho. Europa está hecha para mayor gloria del capital y la trampa del tratado de Lisboa lo demuestra. Si nuestros gobernantes quieren presumir de demócratas, que vuelvan a presentar el texto de Lisboa, que lo sometan a referéndums a lo largo y ancho del continente, pero no lo harán. No lo harán porque necesitan ese texto para legitimar una serie de cuestiones que ahora prefiero no mencionar y no pueden correr el riesgo de hacerlo por la vía democrática más evidente (el referéndum), sopena que acepten el riesgo de que el texto quede en vía muerta, como le pasó al anterior.

    Y volviendo al núcleo de mi argumentación, la clave es que este tipo de cuestiones no se denunciam, no se investigan. Ahora, en cambio, si que hay tiempo para contaminar sobre Chávez, Castro y lo que haga falta. La peste es grande, el olor es insportable, pero servidor lo percibe. ¿Alguien más?

    Entiende lo que digo, ¿Don Inocente? En términos generales es cierto que la manipulación no es una exclusiva de nuestros medios, pero la cruda realidad de éstos y del mundo en el que vivimos, me empuja a señalar con el dedo a unos antes que a otros. No soy cabezón: es la realidad que es cabezona.

    Y como regalito para todos, les propongo la lectura de un articulo publicado en Insurgente por Carlos Tena, mítico periodista español que habñia trabajdo tiempo ha en TVE y que hace unos años decidió dejarlo todo e irse a vivir a Cuba, eso que algunos impresentables recomiendan a los que defendemos el ejemplo de valor y coraje de aquella isla frente al imperio. Lean y asimilen si pueden:

    http://www.insurgente.org/modules.php?name=News&file=article&sid=13569

    Saludos.

  71. Inocente dice:

    Don Lucien,

    Confunde dos criticas diferentes:
    a) la intoxicacion informativa en España.
    b) la situacion politica, social y economica cubana.

    Si las junta y las mezcla en la coctelera le garantizo que perdera de vista lo que decia en mi anterior post: el bienestar y libertad del pueblo cubano, y lo pasara de sujeto a objeto e incluso lo eliminara de la discusion.

    Por otro lado el tratamiento a la situacion politica cubana es solo una muestra de como se manejan los medios en España.

    Mire, yo soy de la opinion de que es necesaria dar prioridad a la critica a nuestros poderes (incluya los medios) frente a los que sostienen aquello de que hay que criticar primero las dictaduras del mundo, que aqui hay libertad, etc… Por que? Muy sencillo porque nosotros decimos que jugamos con unas reglas y precisamente por eso no podemos saltarnoslas. Tambien porque estos medios son responsables ante nuestra sociedad (de la que formo parte), y afectan mi vida mas que los poderes de otros paises.

    Y ahora volviendo al meollo: que tiene que ver el hecho de que los medios occidentales y en particular los españoles den “ese” tratamiento al gobierno cubano, con el derecho a que Yoani o Galileo expongan sus criticas? Acaso no pueden decir nada sobre como viven?

    Que siente usted cuando expresa su opinion sobre los medios de comunicacion españoles?

  72. ¿Acaso se habla aquí de que no puedan opinar y decir lo que piensan? Yoani, Galileo o quien sea en Cuba puede opinar libremente, siempre que respete la ley, como sucede en todas partes. Nadie ha prohibido a Yoani que opine en su bitácora. ¿Acaso la han censurado? ¿Acaso no ha podido continuar con dicha bitácora? En absoluto.

    Y ahí reside el núcleo del asunto: no en que una chica cubana pueda o no pueda opinar libremente en un blog, sino en que Falsimedia o el imperio y sus medios han maniobrado para atacar al gobierno cubano utilizando a Yoani como carne de cañón, como supuesto símbolo de una represión que, en este caso, ni aparece por ningún lado.

    Y una vez se encendió la mecha sólo faltaba alimentarla, y es ahí cuando surgieron los premios y, entre una cosa y otra, la resonancia mundial. En estos momentos Yoani “disfruta” de miles de visitas en su bitácora, gracias a las maniobras del imperio (entiéndase como imperio la CIA, los EEUU, EUropa, Prisa y los medios masivos de comunicación en general, y no precisamente gracias a la “represión” del castrismo, que no aparece por ningún lado. Al final es cierto que no han dejado salir a Yoani de la isla para recoger el “Ortega y Gasset” en España, pero entiendo que el gobierno cubano lo estima oportuno por el ruido y los prejuicios que todo ello les puede causar. Esta parte es así y no digo que la justifique, aunque entiendo ciertas medidas que toma el gobierno de Cuba en muchas ocasiones, medidas que no pueden leerse desde nuestro contexto.

    Contestando a su primera pregunta (o contiuando la contestación), creo que la plantea equivocadamente porque es falso que en Cuba no se pueda criticar al gobierno de la isla, a Castro y a la revolución. Es falso de toda falsedad y todo el mundo lo sabe. Otra cosa es que muchos no se quieran dar cuenta y hagan oidos sordos a dicha realidad para poder seguir contaminando. Desde el preciso instante en el que yo, desde España, puedo entrar sin problemas en “Generación Y”, el blog de esta chica, dicutir sobre su libertad de expresión es una pérdida de tiempo. Y así respondo a su “¿Acaso no pueen decir nada sobre cómo viven?”, con la certeza de que pueden decirlo y lo dicen. No hay debate ahí. No ha lugar plantear debate ahí.

    Sobre la pregunta final, le puedo decir que siento la seguridad de que no opino: cuando yo descargo mis críticas sobre los medios españoles no estoy opinando. No nos confundamos. Decir que El País ha mentido y miente sobre Cuba o Venezuela no es una opinión. Es una hecho constatable y demostrable, como puedo demostrarlo con casi todos los otros medios, como puedo demostrarlo con RSF y con muchos otros organismos, gobiernos y personas. Puedo opinar sobre muchas cosas, pero no sobre el hecho incontestable de que medios como El País son intoxicadores y mentirosos de forma persistente. ¿Mienten siempre? Claro que no. Algunas verdades dicen, pero dicen mentiras y saben que son mentiras, porque no son imbéciles. Y hablo de mentiras, porque otra cosa (más habitual) es jugar con medias verdades o verdades, retorcerlas y utilizarlas para atacar a los gobiernos de turno.

    Por lo demás, coincido con usted en que deberíamos centrarnos en criticar lo nuestro, que bastante tenemos, a mi juicio más y peor que en Cuba (esto último sí que ha sido mi opinión).

    Saludos.

  73. impresentable dice:

    Me apuesto a que Carlos Tena,a sueldo del Ministerio Cubano de Cultura,vive bastante mejor que el Cubanito medio (y siempre puede regresar a España cuando se aburra).

    Para gilipollas,me quedo con este:

    http://en.wikipedia.org/wiki/Alejandro_Cao_de_Benos_de_Les_y_P%C3%A9rez

  74. Por cierto, sobre la confusión de la que habla al principio de su comentario anterior, no la niego, y puede que no tomase su post desde el ángulo adecuado. Ahora bien, si quiere podemos hablar también del bienestar del pueblo cubano y de porqué este bienestar es más o menos limitado.

    Lo digo porque uno de los mayores errores sobre Cuba (error alimentado por los medios y el imperio en general) es el de pensar que la situación de carencias del pueblo cubano se debe a las políticas de su gobierno. Es natural pensar que esto sea así porque un gobierno debe ser responsable del bienestar o de las carencias de su población, pero nuevamente se comete el error de valorar a Cuba como se valora a cualquier país. Y eso no es serio.

  75. Don Impresentable,

    si quiere utilizar este tipo de argumentos le recomiendo, con toda modestia, que localice un jardín de infancia y se emplee a fondo. Puede que con el tiempo alguien le tome en serio. Puede que todo el mundo le tome en serio, incluso fuera de dicho jardín: todos menos yo.

    Me importa un pimiento la vida personal de Carlo Tena. Lo que me importa es que dice la verdad, o sea, que comparto plenamente lo que dice. Si un impresentable ironiza con Corea del Norte le daré la razón: dich país padece un régimen demencial. Como entenderá, que un impresentable lo diga no le resta vercidad al asunto.

    Yahora, si tiene lo que hay que tener (respeto por la inteligencia de los demás) le recomiendo que se centre en los argumentos de Carlos Tena o, como le iba diciendo, rebaje sus pretensiones respecto a la audiencia y busque, repito, un jardí de infancia, que es un lugar más corde a sus tácticas.

    Y si como estoy casi seguro, sigue en sus trece y continúa por ahí o pasa de regresar, olvídeme por favor.

    Saludos.

  76. ¿Por qué es tan difícil que alguien ponga verde al gobierno cubano sin que se le caiga la cara de hipocresía?

    ¿Alguien es capaz de sentar argumentos de peso o todo cristo anticastrista funciona a base de bemoles?

    Cada vez tengo más claro que el mejor argumento para defender la revolución cubana es la inoperancia argumentativa de sus críticos: sólo son capaces de propaganda, intoxicación y mentiras. Cuidado: hablo de esa crítica que convierte a Cuba en el centro del mal. No quiero decir que Cuba no merezca críticas, algo que se debería sobreentender.

  77. impresentable dice:

    Ah! ¿pero el de Corea no es su hermano,el listo?

    Porque yo seguiré en el jardín de infancia,pero aún así soy capaz de hilvanar más de cuatro palabras seguidas sin decir “insulto a la inteligencia” o “desvíar la atención”..

    ¿Olvidarle?
    Pues ya que me lo pide por favor..por mi que no quede.

    Saludos.

  78. Ya es triste, ya, que centremos el discurso argumentativo en expresiones propias como “insultar a la inteligencia”, y digo que es triste porque de ese modo no se consigue nada mejor que desviar la atención, vaya, insultar a la inteligencia.

    El caso es que cero patartero. Ése es el resumen de lo que muchos han argumentado: un cero patatero, una nada muy ruidosa y visceral, pero nada de nada. ni un sólo dato, ni un sólo argumento (verdadero, quiero decir).

    Pero les voy a explicar brevemente ejemplos o formas de definir lo que es insultar la inteligencia, para que los profetas de la mofa (PdM), aunque realmente son apologistas de la Nada neuronal (ANN), entiendan (es un decir) lo que servidor se lleva entre manos.

    1. Insulta a la inteligencia el que desvía la atención.

    1.1. Desvía la atención el que ante una exhortación sobre un tema X responde o habla sobre un tema Y. Desviar la atención es lo mismo que salirse por la tangente u, ocasionalmente, hacerse el sueco.

    2. Insulta a la inteligencia el que dice que es de noche cuando en realidad es de día y luce el Sol.

    3. Insulta a la inteligencia el que responde con preguntas (a la gallega, pero sin la entrañable retórica de los gallegos).

    4. Insulta a la inteligencia, en definitiva, el que no tiene nada que decir o se ha quedado sin argumentos pero escribe como los tuviese (aunque no llegan ni a prestidigitadores de la palabra, porque se les ve el plumero antes de que se lo pongan).

    Desviar la atención es el mayor insulto a la inteligencia y, en el fondo, el gran aglutinador de todo aquello que entendemos como insultar a la inteligencia. Un servidor entiende que los que acostumbran a insultar a la inteligencia no responden a un perfil político determinado. Al contrario, no dejan de ser personajes carentes de idealismo político alguno. Son carne del neoliberalismo más exacerbado porque la mayor cota de concienciación política de la que son capaces no pasa de la caricaturesca simbiosis entre el vacío más absoluto de compromiso político y el lleno más asfixiante de caradura cara dura neuro(a)nal, que ya es meritorio juntar el culo y la cabeza por la cara. ¿Por qué digo esto? Porque su mayor instrumento de defecación es la boca y sus más destacables heces son las palabras que profieren en la letrina de sus textos.

    Pongamos un ejemplo comparativo, que siempre ayudan a entender mejor. Por estas páginas todos hemos visto pasear a un personaje cuyo mascarón de proa es el insulto. Un personaje que da la bienvenida con un “gilipollas” y se despide con un “hijo de puta”, un verdadero plasta más inofensivo que un mosquito, pero molesto para los que le hacen caso. Yo le hice caso una vez, nada más conocer y opinar en esta bitácora. Aprendí la lección y nunca jamás le hice caso, pero no porque insultase a la inteligencia como otros a los que igualmente ignoro, sino porque me aburría, porque no estimulaba ni un solo pelo, ni un solo poro o milímetro cuadrado de mi piel, y ya no hablemos de alguna de mis pocas neuronas. Dicho personaje no insulta a la inteligencia porque no la ha demostrado (lo cual no significa que no la tenga, porque hasta el más incapacitado ser humano tiene inteligencia), lo que dicho personaje ha hecho y hace es insultar a las personas y, personalmente, eso es algo que no me molesta lo más mínimo, porque el que insulta a las personas es fácil que quede retratado, cosa no tan fácil de hacer con el que insulta a la inteligencia, y es ahí donde yo me empleo con mayor fruición, descubriendo a los impostores de la palabra, a los titiriteros del blog. Pero hablaba de un personaje, y no es otro que Imperialista. Hay más como él, pero este personaje es más conocido por todos. Mi teoría es que el se cree un personaje, como otros sesudos hombretones o mujeronas se lo han creído más allá de sus capacidades, virtudes y/o defectos, algunos bien populares de prestigio (Camilo José Cela, Dalí,…) otros no menos populares ero más “del pueblo” (Leonardo Dantés, Dinio…). Creo que imperialista está a medio camino de ambos grupos, más cerca del pueblo de facto pero más cerca de los personajes de prestigio de intención. Supongo que el facto vale más que la intención, pero no es algo en lo que me interese profundizar.

    Lo que me interesa es dejar claro que por muy agresivo y virulento que sea un comentarista, por muy altisonantes que resulten sus palabras, me da lo mismo. Mi objetivo son los que insultan a la inteligencia, porque ellos son los elementos a dejar en evidencia. Si hay una cosa que me gusta es centrarme en las palabras, en los argumentos, en el lenguaje. Con mis excesos, mis errores y mis ideas fallidas o, al menos frágiles, intento argumentar lo que pienso, como intento hacer ahora, y no espero menos del que me responde. En párrafos precedentes tan sólo Don Inocente me ha respondido como espero que se haga. Cada cual con su forma de expresarse, con su forma de escribir, pero sin insultar a la inteligencia. La mayoría de gente aquí lo hace, pero no son pocos los que la insultan sistemáticamente u ocasionalmente. Para circos ya tengo bastantes en mis momentos de ocio. Las palabras y las ideas merecen respeto y no el sistemático insulto que algunos perpetran contra ambas, ejes sobre los que gira la mínima inteligencia. Por eso no paso ni una, digan lo que digan, pues con sus reacciones demuestran que estaba en lo cierto al señalarlos con el dedo, aunque ya se hubiera demostrado con un simple análisis de lo que les había hecho merecedores de tal señalamiento. Lo que ocurre, curiosamente, es que la reacción es como la guinda del pastel o el resopón alimenticio, metáforas de urgencia que me sirven para poner el acento a estos, repito, ANN.

    Ahora ya queda claro que lo del insulto a la inteligencia no es una expresión gratuita propia, guste más o menos, sea más o menos estúpida o rebuscada, más o menos “bufonesca”, pero no gratuita.

    Saludos cordiales.

  79. bufonesco dice:

    Todos los puntos que cita (especialmente el 1.1) le van como anillo al dedo…

    ¿Se miraba al espejo mientras los escribía ?

    Saludos cordiales.

  80. Pues nada, no encoja el brazo tras disparar. Enseñe las armas, señale mis pecados aergumentativos como yo hago con ustedes.

    Claro, no tiene tiempo.

  81. bufonesco dice:

    ! Ni Espacio !

  82. bufonesco dice:

    Basta decir que ud. todabía no se ha enterado que el marxismo ha entrado en el basurero de la historia.
    Al seguir creyendo que dicha aberrante doctrina sigue siendo válida,toda su “argumentación” es un “pecado” detrás de otro.

    (Y no me busque más que así es imposible olvidarle)

  83. Lea a Marx y luego hablamos, porque usted no ha leído ni una coma de Marx.

    Y si lo ha hecho, cosa que dudo, argumente dicho basurero. Pero no lo hará. No es capaz.

    ¿O nos va a sorprender?

  84. Jorge F. dice:

    El ex presidente colombiano, Ernesto Samper, declaró en entrevista exclusiva con TeleSUR que el ministro de Defensa de su país, Juan Manuel Santos, promueve una campaña para crear crisis y desestabilizar las relaciones bilaterales con Venezuela.

    “El ministro de Defensa, lamentablemente, tiene un trayectoria de dobles agendas y de preparar situaciones de desestabilización”, expresó el ex mandatario.

    Recordó que durante su gobierno (1994-1998) “se vivió una circunstancia particularmente difícil, promovida por él (Juan Manuel Santos) cuando trató de convencer una serie de personas que estaban al margen de la ley, de que de alguna forma provocaran un especie de gobierno de transición, que en la práctica era un golpe de Estado”…

    http://www.telesurtv.net/noticias/secciones/nota/index.php?ckl=27876-NN

  85. Jorge F. dice:

    Según las autoridades colombianas, correos electrónicos hallados en los archivos de las computadoras comprometerían a los Gobiernos de Venezuela y Ecuador por su presunto apoyo a la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

    Sin embargo, frente a la campaña mediática que releyó, con una sospechosa complacencia, las acusaciones de Colombia y Estados Unidos, voces se elevaron, llamando a la sensatez y al profesionalismo de los medios.

    “Gran parte de los medios, aun antes de que la Interpol hubiese hecho cualquier declaración, han continuado tratando estas acusaciones sin base, como si fueran hechos”, destacan los académicos Greg Grandin y Forrest Hylton en una carta publicada este miércoles.

    Por lo tanto, ambos intelectuales reiteraron su llamado a la objetividad de los medios de comunicación, “es decir, que tengan algún estándar mínimo de evidencia”.

    “La Interpol no puede ni debe certificar la validez de cualquier acusación hecha en contra del Gobierno de Venezuela. Más aun, hasta ahora no se ha presentando ningún alegato sostenible…

    http://www.telesurtv.net/noticias/secciones/nota/index.php?ckl=27868-NN

  86. Jorge F. dice:

    Funcionarios de alto rango del gobierno, incluido el Vicepresidente Dick Cheney y la Secretaria de Estado Condoleezza Rice, participaron en reuniones en la Casa Blanca para discutir y aprobar métodos específicos de tortura de detenidos bajo custodia de las fuerzas de seguridad de EE. UU., según los informes de los medios…

    http://www.zmag.org/zlanguages/spanish.htm

  87. Jorge F. dice:

    ¿Qué hay detrás de la campaña propagandística a favor de la intervención internacional en Birmania?

    http://www.kaosenlared.net/noticia/hay-detras-campana-propagandistica-favor-intervencion-internacional-bi-1

  88. Jorge F. dice:

    ¡Libertad y democracia para Egipto!

    ¡No a la dictadura de Mubarak!

  89. Ahhh, Don Jorge F.,

    si quiere saber más de lo que pasa en Colombia y desea entender las causas y matrices de la violencia que asola aquel país, le recomiendo que sea el siguiente libro, absolutamente demoledor:

    Colombia, laboratorio de embrujos
    de Hernando Calvo Ospina
    Ed. Foca

    Tras leerlo, nada de lo que diga Falsimedia sobre Colombia es cierto. NA-DA de NA-DA

  90. Bueno, antes de que un servidor se lo leyese ya era falso, pero ahora puedo señalar con el dedo a Falsimedia con conocimiento de causa.

    A veces creo que pierdo el tiempo discutiendo sobre gilipolleces con ciertos elementos que no tienen nada que aportar y que tan saben… ¿saben algo? El conocimiento de la realidad latinoamericana, creciente y a velocidad de crucero en lo que a mí respecta, me aleja más de estos personajes absolutamente vacuos de interés.

    Ejercicio para el futuro: reducir mis réplicar a estos personajes y perder menos el tiempo (aunque reconozco que me lo paso bien dejándolos en evidencia… ése es mi debilidad, jejeje).

  91. Simio dice:

    ¿El concimiento de la realidad huispanoamericana?

    Sabe usted mas que los Venezolanos que votaron NO a Chavez. sabe usted mas que los que se openen a Evo, mas que la oposicion democratica contra el castrismo…

  92. Inocente dice:

    Don Lucien,

    En Cuba se puede criticar al gobierno, por supuesto que si, faltaria mas… claro que despues te conviertes en un apestado, un paria, eso si despues de pasar una temporadita en la carcel… Preguntele a:

    Lamasiel Gutiérrez Romero
    Oscar Mario González Pérez
    Armando Betancourt
    Raymundo Perdigón Brito
    Ahmed Rodríguez Albacia
    Milisa Valle Ricardo
    Roberto Santana Rodríguez
    Guillermo Espinosa Rodríguez
    Oscar Espinosa Chepe
    Jorge Olivera Castillo
    Normando Hernández González
    Alberto Gil Triay Casales

    A lo mejor ellos no saben que “es falso que en Cuba no se pueda criticar al gobierno de la isla, a Castro y a la revolución. Es falso de toda falsedad y todo el mundo lo sabe.”

    Pero a lo mejor seguramente usted lo justifica, perdon “lo entiende”, diciendo que hay “ciertas medidas que toma el gobierno de Cuba en muchas ocasiones, medidas que no pueden leerse desde nuestro contexto.”

    Mire don Lucien, o se puede hablar en Cuba contra el gobierno o no se puede hablar, no me venga con zarandajas.

  93. Simio dice:

    Esos gusanos deberian leer “Colombia, laboratorio de embrujos”
    para saber tanto como Don Lucien sobre la realidad Cubana. Que el Castrismo les quita la libertad por su bien.

  94. Don Inocente, ¿usted cree que Yoani Sánchez o aquel estudiante cuhbano que no hace tanto (a principios de año) le hizo preguntas comprometidas a Ricardo Alarcón (presidente del parlamento) no critican al gobierno y a la revolución?

    Si me lo pone así yo le digo que sí, en Cuba se puede criticar al gobierno.

    Usted me pone una serie de nombres. Eso es bueno. Yo también le pongo los de otros cubanos que en este caso están no menos injustamente detenidos… en EEUU:

    Gerardo Hernández
    Antonio Guerrero
    Ramón Labañino
    Fernando González
    René González

    Y le recuerdo que Luis Posada Carriles, terrorista confeso, responsable de haber volado hace ya muchos años un avión de cubana de aviación matando a decenas de personas, permanece protegido por las autoridades de EEUU. ¿Por qué? Por su relación con la CIA y porque, no nos engañemos: es anticastrista.

    ¿De qué me está hablando? ¿No le han servido de nada los casi 100 comentarios precedentes de este post sobre Cuba? ¿Por qué de repente me sale con nombres y apellidos de periodistas detenidos si sabe perfectamente que eso no puede demonizar a Cuba más que a España o a EEUU, entre otros muchos?

    EEUU protege a terroristas confesos (cosa que no hace Cuba), EEUU mantiene un campo de concentración inhumano en la propia isla de Cuba (cosa que en absoluto puede achacarse al gobierno cubano, EEUU invade países y, si en Cuba hay que centrarse: financia intentos de golpes de estado, ha perpetrado terrorismo químico y bacteriológico, financia actividades subversivas de opositores en la isla, aun sabiendo que en Cuba está severamente penado por la ley recibir fondos de EEUU. Claro, no creo que sea una ley para enorgullecerse, pero no podemos valorarla sin tener el cuenta el carácter de excepcionalidad que vive la isla caribeña desde hace 50 años.

    Don Inocente, en este debate se ha dicho y se ha repetido hasta la saciedad (yo lo he hecho) que sufrimos una inmensa hipocresía sobre Cuba. Los medios de comunicación, los políticos, los comentaristas, la mayoría de los que abren la boca para hablar de Cuba caen el la intoxicación y tropiezan una y otra vez en la hipocresía. Me parece muy bien que denuncie la detención y enchironamiento de inocentes cubanos, pero le recuerdo una vez más que en España hay muchos inocentes encarcelados, y cuando hablo de inocentes hablo de presos politicos.

    En su último comentario se encamina peligrosamente hacia ese resbaladizo terreno en el que Cuba protagoniza agravios múltiples o, al menos, muchos más que nuestras “sólidas” democracias. Le recomiendo que no siga ese camino si quiere que le siga teniendo en consideración. No me gusta un pelo esa supuesta ironía que ha escrito así:

    usted lo justifica, perdon «lo entiende»

    No le busque los tres pies al gato que yo no justifico nada más que ciertas medidas tomadas por el régimen. No generalice. Hay medidas del gobierno cubano que no justificaría jamás, pero curiosamente aún hay más medidas del gobierno español que tampoco justificaría nunca. Y ya no hablemos de medidas del gobierno de EEUU. ¿Entiende lo que estoy diciendo y que, de hecho, llevo diciendo desde que empecé a intervenir en este debate?

    ¿Lo entiende o he de escribirlo en chino? Y sobre lo de convertirse en un paria vuelve a entrar en un terreno peligroso: ¿cree que nadie puede convertirse en un paria en España por una opinión? ¿Sabe cuantos independentistas son parias para muchos ESPAÑOLES? ¿Sabe cuantos parias hay en España (para muchos) por decenas de motivos?

    Le recomiendo una cosa para evitar esa deriva que le intuyo con tanta claridad: cuando critique o piense en una crítica a Cuba y a su gobierno, intente hacer la misma crítica mirando a España y a su gobierno?

    Se lo digo muy en serio: puede que se sorprenda y, si profundiza mínimamente, puede que le duela ser español.

  95. El resumen de muchas cosas que he dicho es fácil, y con él me despido del debate porque creo que se ha tocado techo:

    Occidente, el primer mundo o los países más industrializados en general, no tiene derecho moral a criticar a Cuba porque tienen las manos manchadas de sangre.

    Un asesino no puede señalar con el dedo a un ladrón. bueno, físicamente lo puede hacer (y en este asunto lo hace) pero que no espere comprensión ante mayúscula hipocresía.

    Yo entiendo que tan sólo desde la profunda crítica a nuestras sociedades capitalistas, a nuestros países genocidas y criminales es moralmente aceptable una crítica al régimen cubano.

    Por ejemplo, poner a España como ejemplo de democracia e incompatible con una crítica a Cuba, y no porque Cuba no merezca ser criticada.

    Fácil de entender. Difícil de rebatir (a lo escrito me remito).

  96. Siguendo la estela de mi comentario 95 recomiendo la lectura de este artículo y el visionado de los vídeos que lo acompañan:

    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=63037

    Si es que… ayyyyyy.

    Ahora sí: adéu.

  97. Galileo dice:

    Estimado Lucien,

    Vuelvo por aqui y veo que logró su objetivo de acaparar la discusión sobre Cuba con sus largas respuestas.

    Yo concluyo que para Ud, Cuba no es un pais real. Es una idea, una ideologia quizas, de la que Ud aprende leyendo a Rebelion. Muy bien. Pero debo recordarle que mi país es también una isla real, donde viven millones de seres humanos de verdad.

    Yo le recomiendo humildemente que si quiere aprender algo sobre Cuba ponga al lado Rebelion por un rato y lea mas sobre las noticias y los hechos. Y si puede, dese tambien un saltito y visite el pais y hable con la gente comun, real, que vive alli.

    Quizas asi pueda aportar elementos de mas sustancia al debate, que no sean descalificar como hipocrita a cualquier critico de Castro, o desviar la atención hacia el Imperio.

    Un saludo respetuoso,

    Galileo.

  98. saludos desde miami. Blog de asuntos Cubanos desde un punto de vista refrescante.

    GA

  99. Ignacio dice:

    Don Lucien,

    El hecho de que el gobierno cubano encarcele periodistas lo demoniza, sin más. De acuerdo, a otros países también. Tan malo uno como el otro, que no tan buenos los dos.

    Una pregunta: ¿puede un ciudadano cubano no sólo criticar al gobierno, sino depositar su crítica en una urna, que se cuenten y que, llegado el caso, cambie dicho gobierno como resultado de esa votación?

  100. Me había despedido, pero no soy capaz de cumplir con mi propia intención.

    Don Galileo, me parecen muy bien sus amables palabras y comparto los deseos y recomendaciones que me hace, porque no me dice nada que yo no contemple en mis proyectos de futuro, pero su mensaje va por derroteros ajenos al debate en el que yo he participado. Por otro lado celebro (en parte) su cambio de tono, porque si hacemos correr la barra de la derecha y subimos en los comentarios precedentes, tengo motivos más que justificados para recordarle que su actitud en este debate encerraba sobrados motivos para la crítica.

    En el fondo usted continúa con la misma tónica (de ahí el “en parte” anterior) y lo digo porque continúa desviando la atención.

    Que sí, que hay que visitar los sitios, que hay que conocer la gente y la vida real, que hay que pisar con los pies en el suelo, que sí, que el gobierno cubano ha cometido errores, que sí, que hay gente pasándolo mal en Cuba, que sí, que nadie es capaz de valorar desde la plena objetividad nada de lo que pase en todo el mundo, porque nadie puede estar en todas partes yu conocer mínimamente todas las realidades sociales y políticas, que sí, que ya sé que Rebelión no es dogma de fe, que no siempre darán en la diana, que está claro que no hay una visión única del mundo que pueda ser considerada como aceptable, que ya sñe que usted me dice esas cosas con su parte de razón, que sí, que seguramente le mueve la buena intención o la voluntad de encontrar soluciones a los problemas que le preocupen, que sí, que sí Don Galileo, que estoy conforme con lo que dice, como estaría conforme con cualquiera que me dijese obviedades de tal calado, pero hay algo que no es menos obvio:

    Usted desvía la atención, y empieza a hacerlo sistemáticamente, porque ahora no estoy respondiendo a su primera intervención, precisamente.

    Debería sacarme de quicio hacer lo que me dispongo a hacer, porque el lenguaje y las expresiones utilizadas hasta ahora deberían bastarle para entender lo que digo, pero voy a responder concienzudamente a su anterior post, que lleva por número el 98, y lo voy a hacer como esfuerzo para intentar hacerle entender, como decía, lo que acabo de afirmar, que usted desvía la atención. Cuando acabe mi parrafada espero habérselo demostrado. Frase a frase. Vamos allá. Iré copiando sus frases en negrita:

    Yo concluyo que para Ud, Cuba no es un pais real. Es una idea, una ideologia quizas, de la que Ud aprende leyendo a Rebelion

    Vamos a ver: ¿qué me está diciendo? En primer lugar debo decirle que lo que sé de Cuba, sepa más o sepa menos, lo he conseguido tras muchos años leyendo, escuchando y viendo. ¿Qué?: pues he leído libros y periódicos, he conocido a cubanos, he visto películas, documentales, me he conectado a internet buscando información en sitios como Rebelión y otros. Me fijo en los medios alternativos y en los masivos, estudio historia y me documento tanto como puedo. Siempre aprendo algo nuevo y siempre descubro nuevas formas de manipular, mentir e intoxicar. El conocmiento y la búsqueda de información por la máxima diversidad de fuentes me ha llevado a formarme una opinión bastante sólida de lo que pasa en países como Cuba y, sobre todo, Venezuela, que es el centro de mis investigaciones. ¿Es suficiente? En absoluto. Nunca lo es y nnca lo será, pero tengo claro que hoy sé más que ayer y menos que mañana. cuando digo que un medio como El País manipula e intoxica sé lo que digo. Si Cuba y Venezuela, si sus gobiernos fueran tan malos como nos cuentan los medios como El País, no necesitarían mentir constantemente. ¿Por qué mienten? ¿Qué necesidad tienen? Porque es obvio que mienten e intoxican, como puedo probarlo a aquien quiera. Ya me gustaría que usted probase ese tipo de cosas con Rebelión. Lo tiene fácil: demuestre que Rebelión miente e intoxica de forma permanente, como hace El País, y tomaré en cuenta su consejo, pero mientras tanto mentengo la cabeza muy alta como lector de Rebelión (entre otros muchos medios), como la mantienen los engañados e intoxicados lectores de el País, a los que curiosamente pocos les dirían lo que usted ha dicho de Rebelión. Vamos a ver Don Galileo, ¿le diría a un lector de El País que viviese fuera de España “yo concluyo que para Ud, España no es un pais real. Es una idea, una ideologia quizas, de la que Ud aprende leyendo a El País”? Me permito dudarlo, porque usted se piensa que El País es un medio serio y fiable, pero en un año de análisis concienzudo he descubierto decenas de mentiras e intoxicaciones y aún espero hacer lo mismo con una sola noticia de Rebelión, aunque son medios distintos, pero ambos informan.

    En resumen, su argumento es pobre y débil, porque para ser coherentes, deberíamos exigirle a todo le mundo que viajase al lugar del que está opinando, y eso no es posible. Sea honesto: ¿ha estado usted en todos los lugares de los que ha opinado? Diga la verdad. Conozco a personas que tienen una idea confundida de lo que pasa a su alrededor, en su propio país, así que deje esos agumentos evasivos que no pretenden nada más que desviar la atención y céntrese en los argumentos, en lo concreto, en lo que he puesto sobre la mesa (dudo que lo haga, que ya son muchos debates aquí en esta misma línea y son muy pocos los que rectifican sobre la marcha).

    Otra frase suya:

    si quiere aprender algo sobre Cuba ponga al lado Rebelion por un rato y lea mas sobre las noticias y los hechos. Y si puede, dese tambien un saltito y visite el pais y hable con la gente comun, real, que vive alli

    Esta frase reproduce lo que ya dijo en la frase anterior y podría decirle básicamenrte lo mismo. Piense en una cosa: ¿cree que en Myanmar hay un régimen criticable? No opine y entre en acción: le recomiendo que viaje allí; dése un saltito y hable con la gente común, real, que vive allí, no se deje engañar por las agencias y los medios de comunicación. Como entenderá, sin menospreciar el argumento que recomienda poner los pies en un lugar para conocerlo mejor, me parece bastante simplón y pobre argumentar en la línea que lo ha hecho, sin saber (supongo) que tales argumentos se le pueden volver en su contra fácilmente. La información es posible y, con sus limitaciones espacio-temporales, puede ayudar a comprender cosas que ni estando físicamente en el lugar de la noticia podría llegar comprender jamás.

    Vamos con la última:

    Quizas asi pueda aportar elementos de mas sustancia al debate, que no sean descalificar como hipocrita a cualquier critico de Castro, o desviar la atención hacia el Imperio.

    Ésta es la triste frase con la que concluye su intervención anterior. ¿Qué más argumentos quiere? Co mayor o menor sustancia he dado argumentos que permiten hacerse una idea clara de la hipocresía de algunos respecto a Cuba, precisamente porque jamás levantarían la voz o dirían lo mismo respecto a su país (si no es Cuba, claro). Me parece muy grave que usted hable de desviar la atención al imperio. Eso no es posible, y no se desvía la atención al imperio. ¿Conoce la historia de Cuba de los últimos 50 años? ¿Qué historia le han contado? ¿Tan sólo conoce su propia experiencia? Le haré sólo una recomendanción en este punto: busque los archivos desclasificados de la CIA en los que se habla de lo que esta agencia ha hecho en y contra la isla caribeña, o en su defecto busque los libros y/o artículos que los han analizado a conciencia, las confesiones, los testimonios, los datos de todo lo que EEUU ha intentado hacerle a Cuba y, por ejemplo, a Fidel Castro, y luego tenga el valor de afirmar que hablar del imperio cuando se habla de Cuba es desviar la atención. Le voy a escribir tres cosas que han hecho y hacen los EEUU en o con Cuba. Atienda:

    – Establecimiento de un campo de concentración en Guantánamo en el que se están cometiendo a la luz del mundo crímenes de lesa humanidad con multitud de prisioneros, sean culpables o inocentes, eliminando el habeas corpus y todo tipo de garantías humanitarias.

    – Múltiples intentos de asesinar a Fidel Castro, como demuestran los mismísimos archivos de la CIA desclasificados. Participación en numerosos intentos de golpe de estado en la isla, financiando opositores o directamente mediante el envío de tropas, intentos (algunos con éxito) de guerra química y bacteriológica contra cultivos de la isla, como demuestran documentos desclasificados de la CIA.

    – Mantenimiento de un bloqueo criminal contra la isla, un bloqueo que es la mayor causa de los graves problemas de abastecimiento y progreso que padece Cuba. Curiosamente, las cifras de bienestar social cubanas se encuentran entre las mejores de América Latina. ¿Están mal? Claro que sí, no se lo voy a negar, pero piense (y ya lo debería saber) que en el resto de América Latina están peor, hay más hambre, más pobreza y más atraso. ¡¿No es paradójico?! ¿Sabe porqué? ¿Sabe por qué a pesar del bloqueo y de las dificultades que acarrea Cuba mantiene unos nivels sociales enviadiables en América Latina? Pues precisamente porque no hay una élite de millonarios, una oligarquía que chupe del bote como pasa en el resto de países. Hay poco pero más distribuido que en cualquier otro sitio.

    Usted me acusará de lo que quiera, y sobre todo de no estar allí para confirmar lo que digo, pero le recuerdo que yo no me invento nada y que todo lo que digo sobre la situación cubana lo dicen muchos cubanos y/o mucha gente que ha estado y está o pasa constantemente por la isla caribeña. Los hay que dicen que Cuba está fatal y los hay que, aun reconociendo las dificultades, ven las cosas mucho mejor. Curiosamente, los que lo ven todo tan mal, acostumbran a mentir (hablo de los medios). En cambio, los que lo ven mejor, hasta ahora han demostrado mayor honestidad en su tratamiento informativo de lo que pasa allí.

    Debería quedar muy claro, ¿no?

    En resumen, se pueden opinar muchas cosas pero al final quedan los datos que nadie puede discutir. Cuba, con todos sus errores y problemas es infinitamente más repetable que su poderoso vecino del norte, que por algo es un imperio. Esto es así, y cuando quiera, quien quiera, abrimos un debate y comparamos la realidad de ambos países paso a paso, con todos los datos y argumentos que quieran. Puedo demostrar fácilmente que Cuba es una hermanita de la caridad, un país de lo más respetable al lado del imperio. ¿Se atreve con esto Don Galileo? Claro que no: usted no argumenta, tan sólo elude el debate, desvía la atención, me acusa de no estar en Cuba, me dice que acuso sin más argumentos que un intento de polarización del debate.

    La cruda realidad es que se hace necesario hablar del imperio, claro que sí, por supuestísimo, y ahora como hace 40 años. Nada de lo que es la realidad económica cubana puede ser explicado sin atender a la presencia y presión constante del imperio. Hay que acabar con los intoxicadores que defienden los contrario y pretenden separar el destino de Cuba a lo que haga o deje de hacer el imperio. Eso es inmoral, porque la historia del último medio siglo de Cuba (y desde mucho antes, de hecho) se ha escrito con el imperio incordiando, atacando, instigando, molestando, golpeando,… ¿Donde están los posts de Don Ricardo poniendo en el imperio la misma carne en el asador que pone contra Cuba? Es muy fácil denunciar la guerra de Irak, pero no basta porque eso es tan sólo la punta del inceberg. La realidad de América Latina (no sólo Cuba) no se entiende sin la perniciosa y criminal presencia de Españoles y portugueses primero, ingleses, holandeses y franceses después y estadounidenses al final. ¿Dónde están nuestros medios para ser equilibrados y señalar la responsabilidad de EEUU en la situación actual de Cuba. Fidel Castro ha tenido una decisiva responsabilidad sobre la realidad cubana, para lo bueno y para lo malo pero, ¿cuándo ha escuchado o visto o leído en algún medio masivo como El País algún comentario o noticia o reportaje analizando la funesta presencia y presión estadounidense en el país caribeño?

    En sus palabras, Don Galileo, no aparece el equilibrio que le exijo a cualquiera, al contrario, con ellas contribuya a potenciar el discurso del imperio, ese que señala al régimen cubano como responsable de todos los males, y las cosas mucho me temo que no son así. Pero usted(es) siga(n) con su línea de acoso y derribo. La verdad les queda lejos. Como a mí, pero más lejos todavía a tenor de lo que expresa(n) en estas páginas.

    Tras sus acusaciones, apartando los protagonismos de cada cual, ¿qué queda de sus palabras? UNA NADA COMO UNA CASA. Atrévase con mis preguntas, con mis propuestas. ¿Qué? Nada, ¿verdad?

    Una NADA como una casa.

  101. Respondo a la pregunta de Don Ignacio en el comentario #102, que vuelvo a copiar:

    ¿puede un ciudadano cubano no sólo criticar al gobierno, sino depositar su crítica en una urna, que se cuenten y que, llegado el caso, cambie dicho gobierno como resultado de esa votación?

    Veamos si le responde este vídeo:

    http://www.cubainformacion.tv/index.php?option=com_content&task=view&id=195&Itemid=86

    Espero su comentario al vídeo.

    En cuanto a su primer comentario, que copio de nuevo:

    El hecho de que el gobierno cubano encarcele periodistas lo demoniza, sin más. De acuerdo, a otros países también. Tan malo uno como el otro, que no tan buenos los dos.

    Estoy absolutamente de acuerdo pero, ¿por qué los medios de comunicación masivos (sin excepción) sólo hablan permanentemente de los presos cubanos?

    ¡Ése es el quid de la cuestión! ¿Hay alguien capaz de centrarse en eso en lugar de señalar constantemente a Cuba por cosas que se repiten en multitud de países y, frecuentemente, con mayor gravedad e intensidad?

  102. Galileo dice:

    Estimado Lucien,

    En ningun momento he querido ofender su inteligencia, lo siento mucho si le ha parecido así. Y si no he participado más en el debate ha sido genuinamente por falta de tiempo. Ya sabe, el capitalismo nos hace trabajar como bestias!

    Creo que el motivo por el cual estamos hablando tanto de Cuba en este forum en particular, es porque trata sobre Cuba, porque estamos comentando la entrada de don Ricardo sobre Yoani Sanchez y el gobierno cubano. No podemos entrar a una discusión sobre Cuba a hablar de la falta de democracia en España o en Myammar.

    Si Ud. es crítico del sistema español, pues derecho tiene. Yo no tengo ningún problema con eso. Pero Ud. sí parece tener un problema con que algunos critiquemos al régimen de Castro.

    Creo que respaldé con varios argumentos mi crítica al régimen castrista, no voy a repetirlos aquí. Ne he leído aquí que Ud. haya respondido a uno solo. Y honestamente, pienso que Ud. muestra una fuerte tendencia a descalificar en lugar de debatir. Si no nos podemos poner de acuerdo en cada punto, podríamos intentar al menos éste: que tengamos ideas diferentes no debe ser razón para descalificar nuestras intenciones.

    Yo no pienso que Ud. es un “hipócrita que defiende a la dictadura cubana desde la comodidad de la democracia europea”, ni que esta pagado con los “petrodólares de Chávez” (a menos que su nombre aparezca de pronto en los ordenadores de Raul Reyes…) No, Ud. tiene sus ideas de izquierda y está en todo el derecho de defenderlas.

    Pero de igual manera, habemos muchos cubanos que estamos hartos del sistema de los Castro. No somos hipócritas por eso, ni marionetas de los EEUU, ni pagados por la CIA. Puede Ud. reconocer eso de una vez?

    Un saludo cordial,

    Galileo

  103. Veamos sus argumentos sobre Cuba, esos que dice que no le he respondido. Pongo sus argumentos en negrita y mis comentarios a continuación:

    Donde quiera que han intentado establecer ese tipo de modo de produccion donde el estado (o el gobierno, para ser mas exactos) es el duenho de todo, al mismo tiempo que su gestion economica no puede ser criticada, la cosa ha gravitado directamente a la miseria.

    Afirmar que “la cosa” gravita directamente a la miseria en un estado socialista debido al control del gobierno o del estado supone una falacia y una simplificación que es producto del desconocimiento de la geopolítica mundial. La cruda realidad es que la miseria no ha llegado jamás tan lejos en ningún lugar del mundo como bajo las condiciones capitalistas de producción. Busque los ejemplos más lacerantes de miseria de la humanidad en los últimos, pongamos, 100 años, y se dará cuenta (o debería hacerlo) que si un sistema ha exportado miseria allá donde se ha implantado es el capitalismo. Y aquellos países que, bajo condiciones capitalistas han sido bendecidos con elevados índices de bienestar y progreso, no pueden presumir de nada más que de saqueo, imperialismo y robo masivo al tercer mundo o a los países en vías de desarrollo. Le recomiendo que lea la trilogía histórica de Eduardo Galeano sobre América Latina o “Las venas abiertas” para entender lo que le digo en relación a dicho continente.

    El socialismo, tal y como lo entiendo yo y lo entiende la mayoría, jamás tuvo la oportunidad de demostrar su viabilidad de forma democrática. Cada vez que en la historia del s.XX hubo un intento de reforma socialista desde una victoria electoral el estado que se disponía a dicho atrevimiento sufría un bombardeo en el parlamento o un golpe de estado. No hay ni un solo ejemplo en todo el siglo XX de victoria anticapitalista en las urnas que no fuera echada por la fuerza, generalmente con la ayuda y particpación activa de los EEUU o la CIA. Esta tesos, absolutamente irrebatible, con ejemplos como los de Allende, Tomas Sankara o la II República Española, puede encontrarla en el libro “Educación para la ciudadanía. Democracia, capitalismo y estado de derecho” de Carlos y Pedro Fernández Liria y Luis Alegre Zahonero. La cruda realidad es que los países a los que probablemente usted se refiere en su comentario sólo pueden ser lugares en los que se practicó el totalitarismo de estado (la URSS con Stalin, por ejemplo) y eso no tiene nada que ver con el comunismo, salvo que tengamos en cuenta la hoz, el martillo y el paelativo con el que ellos mismos se definían.

    El único caso de políticas socialistas sostenidas o que se acerca al ideal socialista (aunque no llegó democráticamente al poder) es el de la revolución cubana y usted debería saber (y reconocer) que en rlación a todos los indicadores sociales Cuba se encuentra entre los países más avanzados de América Latina. Sé que usted pone peros a la situación en Cuba pero no es capaz de demostrar que los cubanos viven peor que los venezolanos, los bolivianos, los ecuatorianos, los peruanos, los brasileños, etc…, países en los que el capitalismo y la mano del imperio ha causado estragos. En este punto le recomiendo cualquier lectura de Noam Chomsky que no trate de lingüística, claro. Incluso puede leerse el reciente libro de Naomi Klein, “La doctrina del Shock”, en el que hace un tremendo repaso a los fundamentos de las políticas neoliberales que nacieron en el laboratorio de Milton Friedman en Chicago y que se extendieron a base de golpes de estado y la represión sistemática de miles de víctimas, básicamente gracias a la CIA, la NED y el Departamento de Estado de los EEUU. Buena parte de todo descalsificado y al alcance de quien que lo quiera investigar.

    En este contexto imperialista, no se le debería escapar a nadie que dicho imperio ha imposibilitado cualquier avance al pueblo cubano, más allá de los indudablemente cnseguidos. ¿Sabe usted, Don Galileo, cómo estaba Cuba antes de 1959? ¿Ha oído hablar de Batista? Cierto que en quella época había propseridad… para la oligarquía que, como en toda América Latina, se enriquecía a costa del pueblo llano, que malvivía como podía bajo una verdadera dictadura represiva. A veces parece que para muchos aquello fue mejor que lo presente, sin más argumento que la nostalgia, seguramente nacida de pasados privilegios.

    Así que lo de gravitar a la miseria sólo es posible para los satélites del capitalismo. Debería informarse acerca de la realidad social de TODA América Latina, que es obvio que no conoce, porque si tuviera la más mínima idea de las condiciones de tantos pueblos dejados de la mano de Dios, seguro que moderaría su opinión de la situación cubana.

    Sostener que el nivel de represion a opiniones contrarias al gobierno en Cuba es comparable a lo que sucede en las democracias occidentales es tan descabellado que me parece que no necesita respuesta.

    Aquí empezó a demostrar su profundo desconocimiento y el mundo de falsa ilusión en el que vive. ¿Qué sabrá usted del INCREÍBLE nivel de represión que se vive en España mismo? No sabe lo que dice y habla (o escribe) cegado por su condición manipulada o intoxicada por la lectura de Falsimedia. ¿Conoce el concepto de Falsimedia? ¿Qué va a conocer? No tiene ni idea allí, en su urna de cristal, en su burbuja incólume, en su bastión a prueba de grasa, pero al final, más ficticio y falso que un discurso de Álvaro Uribe, por citar a uno de los mayores mentirosos de nuestro mundo. Le recuerdo que en España se persigue judicialmente al que dibuja unas viñetas como las que la revista El Jueves dedicó al Príncipe Felipe y a Leticia Ortiz, Príncipes de Asturias. Le recuerdo que en España, por nuestros juzgados, han pasado sumarios como el 18/98, en los que se ha llevado a prisión a personas, institucio, periódicos, partidos políticos, etc…, en la mayoría de casos por pensar o escribir distinto. Ésa es la cruda realidad que sufrimos aquí, en España. ¿Ha estado o está usted en España? No se preocupe, que no me importa: puede averiguar tanto como quiera por internet, pero un consejo: eluda los medios masivos, que para variar mienten.

    Criticamos a los Castro porque nos duele que se adueñen por medio siglo de toda la política de nuestro país. Que nos roben el derecho a expresarnos, la libertad de movernos, de opinar. Que no nos permitan criticar como organizan arbitrariamente la economia y la política, y que de hecho nos obliguen a aplaudirlos.

    Esto es sencillamente mentira, falso de toda falsedad. No me refuiero a lo que les duele a tantos (que es su problema y que, desde mi punto de vista, no hace más que denotar gran hipocresía, porque cuando se “adueñaron” del país, como usted dice, no creo que el pueblo estuviese en contra o enfadado. Al contrario: el trayecto hasta La Habana de los vencedores, con Fidel y el Che a la cabeza, fue un paseo triunfal, signo de que lo que dejaban atrás no era precisamente querido. Desde el establecimiento del sistema electoral, que permite periódicamente la renovación de la (enorme) asamblea, un sistema que surge desde abajo, desde el pueblo, y que sube hacia arriba, sin la ignominia de la propaganda electoral, a todas luces un signo de la podredumbre de los sistemas de nuestras “democracias” occidentales, con el conocimiento por parte de la gente de los candidatos con esas hojas que cuelgan de los colegios, con esas asambleas, con la materialización de un sistema genuinamente participativo, con sus defectos (no son menos los del representativo, al contrario más bien) pero progresando y perfeccionándose, con un sistema en el que el partido único no puede ser entendido o valorado con la misma vara de medir que utilizamos en otros países para valorar a los partidos, pues desde el establecimiento de dicho sistema, Cuba ha sido un ejemplo para el mundo.

    ¿Ha habido autoritarismo o decisiones desde arriba discutibles? Nocabe duda, pero me remito a lo de siempre: cuando vives en estado de guerra las cosas funcionan de otro modo.

    en Cuba se pasa un hambre feroz

    Usted es un vil manipulador o no tiene ni puñetera idea de la realidad de latinoamérica. ¿Cuánta gente muere de hambre en Cuba, responda? ¿Sabe lo que pasa en Haití? ¿Sabe que bajo aquella terrible dictadura patrocinada por EEUU y ante la reciente carestía de alimentos la gente se come nas galletas de barro para engañar al estómago? ¿Ha estudiado alguna vez la historia reciente de Bolivia? ¿Conoce los estudios de CEPAL (ya sabe, el organismo de la ONU) sobre Ecuador, Brasil o Argentina? Ha oído hablar del hambre, pero hambre de verdad que pasaron no hace tanto los argentinos? Y de Centroamérica mejor no le hablo. Usted debería ponerse de cara a la pared y estudiar un poco y superar su profundo sesgo. ¿Hambre en Cuba? Por favor, no me haga reír. Si en Cuba se pasa hambre (periodo especial a parte), no quiero ni pensar en la definición que vamos a tener que buscar para tantos y tantos lugares de latinoamérica en los que pasan hambre de verdad.

    Como lo saben los miles de cubanos que a principios de los 90 fueron victimas de una epidemia de neuritis asociada al serio nivel de desnutricion de la poblacion.

    Usted es un tramposo, como ya le había dicho, y lo demuestra con su manipulación. ¿Por qué no cuenta toda la verdad? Porque es cierto que en los años 90 la situación fue muy dura. Hablo de algo que usted debe conocer y que he mencionado un poco más arriba: El periodo especial. ¿Por qué no ha explicado mejor a qué se debía dicho periodo? Tras la caída del muro de Berlín y el hundimiento de la URSS, Cuba se encontró aislada del resto del mundo. El bloqueo no permitía organizar la economía de la isla con normalidad y la situación se agravó considerablemente. Volvemos a las culpas. Para cualquier analista honesto es evidente que la responsabilidad del criminal bloqueo, de la asfixia económica, era claramente por obra y gracia del imperio. Hay que ser muy cínico para obviar esto. Lo que realmente me resulta impresionante es que Cuba haya conseguido posteriormente recuperarse, bloqueo incluido y persistente, lo que dice mucho y muy bueno de una revolución que es mucho más de lo que la mayoría nos quiere hacer ver. En los últimos años, es cierto, Venezuela ha supuesto un apoyo fundamental en este proceso de recuperación, como lo fue para Argentina en un delicadísimo momento en el que Néstor Kirchner, al principio de su mandato, se encontraba contra las cuerdas. Hugo Chávez y su gobierno ayudaron generosamente al país amigo, que pudo salvar los constreñimientos generados por el FMI y la galopante crisis económica que sufrían. Supongo que esa América Latina le suena a Chino.

    Si Ud lee hoy en voz alta, en una calle de Cuba, las cosas que Castro decía entonces, iría a parar a la carcel…

    Esto es, sencillamente, patético. ¿Cómo puede ser tan demagogo? Eso no es verdad y usted lo sabe. Le recomiendo que lea el libro entrevista de Ignacio Ramonet a Fidel Castro. Son 100 horas de conversaciones sobre los mas diversos asuntos, con un análisis pormenorizado por parte del comandante de aquellos días del Moncada, de la Sierra Maestra y de la lucha contra Batista, de su paso por la universidad, del nacimiento de su compromiso político (procedía de una familia burguesa, en absoluto era pobre), de su austeridad, que mantiene hoy en día. Puede que usted no se lo creyese y pensase que Castro decía cosas que ahora no reconocería haber dicho. Usted estaba allí con una grabadora, cabalgando a su vera, ¿no? Y yo le voy a creer a usted, a usted que ha dicho algo tan absurdo. ¿A quién pretende engañar?

    El gobierno cubano nunca ha enfrentado a sus adversarios en el terreno del debate abierto, y mucho menos en las urnas, sino sólo en el charco de la descalificación, y desde la posición de quien es dueño de todos los periódicos, y de todas las cárceles!

    Je, je, je,… permítame que me ría… por no llorar. ¿Debate abierto? No conozco a unos líderes más abiertos al debate que los cubanos, bueno, puede que Hugo Chávez esté a la altura. Se pasan el tiempo reclamando el debate de las ideas. Y no sólo eso, sino que lo demuestran. ¿No le enlacé el vídeo sobre el incidente de un estudiante que hizo preguntas críticas a Ricardo Alarcón, presidente del parlamento? Eso no es enfrentar el debate abierto, ¿eh? ¿O es que usted, cuando habla de adversario, se refiere a la mafia terrorista de Miami, que dejan a ETA (por ejemplo) en unas hermanitas de la caridad. ¿Debate abierto? Y encima dice que mucho menos en las urnas. Pues que raro que tantos cubanos, a través de blogs, a través de su experiencia, a través de la televisión, a travñes de su testimoni, celebren y alaben su sistema electoral. Podría aceptarle que afimrase que las elecciones en Cuba no se ajustan a lo que usted entiende por nas elecciones democráticas, lo cual, siendo su opinión, sería respetable, pero afirmar que “y mucho menos en las urnas” es algo que no hay por dónde cogerlo.

    Váyase a cualquier turístico en Cuba, y mantenga los ojos abiertos, y no tardará en ver a viejos turistas paseándose con niñas cubanas. Las putas cubanas están por todas partes, para el que las quiera ver.

    Usted, en su profundo sesgo, convierte en norma lo que no pasa de problema, por muy grave que sea. Mi pareja ha viajado dos veces a Cuba, viajes de aproximadamente un mes de duración. Tengo buenos amigos que han viajado a Cuba, y todos me reconocen esa lacra de la jineteras, el problema de la prostitución, aunque en absoluto consideran que sea algo generalizado. Es más, la prostitución está seriamente estigmatizada. En cuanto a los centros turísticos, estilo varadero, considero que más culpa o la misma culpa tienen los que van que los que lo montan. Mi pareja no se metió en esos lugares, sino que se introdujo en la isla, buscando una Cuba más real, con esas autopistas que no te indican la salida, según me han contado. Mucha gente humilde, con problemas, con dificultades, pero alimentados y con dignidad, además de la educación y la sanidad, entre otras cosas. ¿Prostitución? Localizada según me cuentan, y eso me cuadra con lo que he leído y escuchado en diversos medios. Hay problemas más graves que usted no apunta, como la homofobia (en franco retroceso según ciertos indicadores que vi no hace mucho o como el trapicheo de la gente común, esa corrupción individual vamos, como en España, donde el trapicheo puede ser más sofisticado (p.e. la escritua de tantos bienes inmuebles de tantos ciudadanos, que acostumbra a hacerse por un valor inferior al real para ahorrarse el pago de impuestos) pero no por ser más sofisticado es menos evidente.

    Y los cubanos no sólo emigran a EEUU. Se van a cualquier sitio, incluso a los más pobres países latinoamericanos, esos de cuya situación nos hablan para advertirnos lo que nos espera cuando papá Fidel nos deje.

    Por eso es francamente raro que los miles y miles de médicos cubanos que salen al extranjero a prestar sus impagables servicios, no huyan o pidan asilo en otros países, salvo algunos contadísimos casos que, eso sí, reciben todo el apoyo y la publicidad de los grupos anticastristas, secundados por Falsimedia.

    Averiguen que pasó recientemente a Nestor Perez Gonzalez, un estudiante de la Universidad de Pinar del Rio que hizo algunas críticas públicas al gobierno

    Dijo que Cuba era una dictadura y lo expulsaron de la universidad, ¿verdad? Parece ser que alteró el orden, según tengo entendido. La verdad, sin profndizar mucho más, y sin saber a ciencia cierta si tiene o no razón (no descarto que la tuviese) cosas peores pasan en España.

    Estamos ante un excelente ejemplo de su pobre catadura moral. Se ha quejado repetidamente en este debate de que algunos le acusemos de hipocresía por hacer algo tan normal como criticar al gobierno cubano. Dicho así como usted lo dice suena convincente, pero la utilización de ejemplos como el de Néstor Pérez demuestra que uste tan sólo pretende intoxicar, porque ese ejemplo se reproduce en España mismo y mucho más acentuado. El problema no es que usted denuncie eso, no Don Galileo, ése no es el problema, como piensa que le estoy todo el tiempo echando en cara. Atienda: el problema es que usted magnifica ese hecho para sostener su discurso visceralmente anticastrista, que podría ser respetable si fuese coherente. Y no es coherente porque en otras referencias lo demuestra. Le recuerdo otra vez una frase que va en esta línea que le digo:

    Sostener que el nivel de represion a opiniones contrarias al gobierno en Cuba es comparable a lo que sucede en las democracias occidentales es tan descabellado que me parece que no necesita respuesta

    O sea, que utiliza un caso aislado para poner en solfa al gobierno cubano, aunque antes ha dicho que el caso cubano no es comparable a lo que sucede en las democracias occidentales. Es obvio que en esas democracias occidentales, como la española, suceden multitud de actos represivos, habiendo documentado más en España que en Cuba. O usted no tiene ni idea y desconoce la realidad de las democracias occidentales o es usted un hipócrita que, aun sabiendo eso, lo esconde para utilizar el ejemplo de un estudiante cubano expulsado de su unversidad.

    Quiero pensar que le sola un importante desconocimiento de otras realidades como la española.

    En Cuba, mis amigos, no sólo no nos podemos dar el lujo de disentir, sino que ni siquiera podemos darnos el lujo de no apoyar a quienes nos malgobiernan. (No se si conocen, por ejemplo, que en muchos centros de trabajo hay una componente del salario, la que se da en CUC, la única moneda que en Cuba sirve de algo, que se condiciona a la participación en los actos masivos de apoyo a la Revolución).

    Le recuerdo que en varios países de América Latina como Ecuador no ir a votar puede traerte problemas con la justicia. En España, en la empresa donde trabajo, por ejemplo, no estaría muy bien visto que no fuese a una cena con unos compañeros que vienen de una filial de n país extranjero o a una cena con unos clientes, o que eludiese participar en alguna actividad organizada fuera de los horarios de trabajo. Digamos que en las sociedades occidentales no te restan ni un céntimo del salario si te muestras poco sociable, ni falta que les hace: quedas sentenciado ante posibles futuras promociones. ¿Sabe usted cuantas horas dedico a mi empresa fuera de mis horarios marcados, horas que no voy a cobrar jamás pero que no puedo negarme a hacer? ¿Sabe que no hace falta que esté estipulado que ciertas “faltas” de asitencia penalicen mis retribuciones porque las penalizaciones son más, como decirlo, sibilinas? Verá, es el capitalismo; así es como funciona. Usted me dirá que nadie debería estar obligado a ir a un acto masivo de la revolución y yo le podría responder con multitud de cosas que estoy obligado a hacer por culpa de mi trabajo o por culpa de mi condición de ciudadano, pero no lo haré, que no terminaría nunca.

    En Cuba los Castro eliminaron la enseñanza católica!

    ¡Son mis héroes!

    No conozco un solo mexicano que se haya ido a radicar en Cuba.

    ¿Se ha preguntado por qué? ¿Cree usted que la imagen que tienen los mexicanos de Cuba se ajusta a la realidad? No responda: es una pregunta retórica.

    Cuando los haitianos tratan de llegar ilegalmente a EEUU por mar, y por accidente terminan en tierras cubanas, no hacen ningún esfuerzo por quedarse ahí, prefieren regresarse a su país.

    ¡Touché! ¿Por qué Don Galileo? Si es cierto eso que dice, ¿por qué sucede? ¿por qué no se quedan en Cuba? ¿Qué explicación tiene para eso? Haití es el país más pobre (con gran diferencia) de América Latina. Cuba es un paraíso al lado de Haití. ¿Por qué entonces los haitianos que llegan a Cuba no se quedan en lugar de regresar al infierno de su tierra? ¿Acaso les echan? Le recuerdo que hoy mismo Italia ha decidido expulsar inmediatamente a 52 inmigrantes sin papeles que habían detenido en una redada, o que el gobierno español fleta regularmente aviones para devolver a subsaharianos a sus países de origen,… pero, ¿qué digo? Es algo absolutamente cotidiano expulsar a inmigrantes sin papeles… pero usted decía que se habían ido ellos, habían dejado Cuba para regresar al inferno de Haití.

    “no hacen ningún esfuerzo por quedarse ahí, prefieren regresarse a su país”.

    Curioso.

    Mi educación no me la pagó la Revolución, ni Fidel. Yo prefiero decir que me la pagó mi padre, que ha trabajado toda su vida por un salario que no vale una centésima de lo que él ofrece. Y si fuera sólo que pagamos los servicios públicos con un salario casi inexistente, todavía no estaría tan mal. Yo les invito a que reflexionen sobre el contrato social cubano. Pongan allí a ese otro lado de la balanza que un cubano gana un promedio de menos de 20 dólares al mes, en un país en que casi todo se vende a un precio comparable a la ciudad europea en que vivo. E incluyan también las cuotas de libertad que debemos pagar, que seguramente ustedes valorarán en su justa medida. Creo que es eso, el lado adonde se inclina la balanza, lo que determina la dirección de los flujos migratorios entre Cuba y otros países.

    Es su opinión, pero no son pocas las dudas y los cabos sueltos que deja usted en el tintero.

    Por último, un comentario sobre alguna frase de su último post, que copio, para entendernos mejor:

    No podemos entrar a una discusión sobre Cuba a hablar de la falta de democracia en España o en Myammar.

    Precisamente es al contrario. Cuando muchas personas, empezando por el dueño de la bitácora levantan la voz contra Cuba de una manera que jamás se les ocurriría hacer con sus propios países, están cometiendo un acto de hipocresía. Entiendo que usted es cubano, viva donde viva, y es cierto que tiene un poquito más de motivo para criticar a Cuba, pues se trata de su país, aunque pienso que algo sabrá del funcionamiento del mundo (en caso contrario le recomiendo que se documente), pero el caso es que hay muchos españoles, por citar lo que mejor conozco, que se llenan la boca de sangre al hablar de Cuba mientras afirman que España es el colmo de la democracia. Eso es absolutamente falso de toda falsedad y hay que denunciarlo. Usted puede tomarse esto como guste, pero entienda que su posición es bastante limitada, porque en un debate sobre hipocresía respecto a Cuba no pinta nada el que tan sólo conoce la realidad cubana y, en caso de conocer otra realidad, como puede ser la española (o cualquier otra) esa persona tiene todas las papeletas para ser hipócrita.

    Es tan lógico que espanta.

    Creo que respaldé con varios argumentos mi crítica al régimen castrista, no voy a repetirlos aquí. Ne he leído aquí que Ud. haya respondido a uno solo.

    Ya tiene lo que quería o del modo que al parecer quería. Ante el cada vez más incipiente sesgo que le caracteriza entenderá que todas estas respuestas no fuesen necesarias, porque sus ejemplos llegaban viciados en origen.

    Pero de igual manera, habemos muchos cubanos que estamos hartos del sistema de los Castro. No somos hipócritas por eso, ni marionetas de los EEUU, ni pagados por la CIA. Puede Ud. reconocer eso de una vez?

    Sí, lo reconozco, pero no a usted, pues no lo ha demostrado tal y como lo dice y al análisis me remito. Del sesgo no puede salir una opinión a tener en cuenta.

    Saludos cordiales.

  104. Galileo dice:

    Perdón, amigo Lucien, pero Ud. no demuestra que yo sea un hipócrita o que esté sesgado. A menos que esté asumiendo de entrada que todo lo que Ud. dice es cierto, que ya me temo que es lo que hace. La logica que usa es: “como todo lo que yo digo es cierto, todo lo que Ud en la dirección contraria es falso. De modo que Ud. es un mentiroso y un manipulador. QED. Demostrado”. De hecho, amigo mio, Ud. usa de las lógicas más retorcidas de cuantas he visto en alguien con quien he debatido!

    Pero debo reconocer que Ud. se ha tomado disciplinadamente el trabajo de comentar cada una de mis palabras. Vamos, que se le puede acusar de cualquier cosa menos de eludir el debate! Y como me ha parecido un pelín menos agresivo que en anteriores entradas, pues le daré el gusto de continuar la discusión. Todavía debo disculparme si le hago vomitar por tener que debatir con alguien a quien no respeta.

    Cuando Ud. dice

    Responder
  • Galileo dice:

    (por algun motivo se corto mi anterior entrada, parece que es que no se usar las negritas para citar).

    Cuando Ud. dice “La cruda realidad es que los países a los que probablemente usted se refiere en su comentario sólo pueden ser lugares en los que se practicó el totalitarismo de estado”, está en los cierto, me refería a esos, en los que incluyo a Cuba. El gobierno de mi país es totalitarista a cabalidad, con su gran caudillo incluido, en el poder por medio siglo, con el control de todos los medios, y hasta con el monopolio de toda la actividad económica. Y esto último no siempre está presente en los regímenes totalitarios, pero ciertamente los hace aun peores, como puede derivarse de la comparación entre el estado económico de Chile después de la horrible dictadura de Pinochet, con el de Cuba después de 50 años de castrismo.

    Mire, puedo ponerle muchos ejemplos de por qué la economía cubana es un desastre gracias a la políticas de nuestro gobierno. Fidel Castro no tiene la menor idea de economía (o si las tiene, las esconde muy bien) y estuvo medio siglo centrado en su gloria y su imagen. En el año 70, paralizó todo el país y todo el resto de la actividad económica porque se empeñó en producir 10 millones de toneladas de azúcar que nunca llegaron. Imagínese que a Ud ahora le saquen de su trabajo y lo manden a cultivar fresas porque eso es lo que necesita España. Toda la actividad económica se paralizó. La catástrofe fue tan grande que Castro se vio obligado a reconocer que se habia equivocado, algo bastante inaudito. Pero siguió haciéndose. En algún otro momento antes también había decretado que debían cortarse todos los árboles frutales de alrededor de La Habana para sembrar café. El café no creció y desde entonces se perdieron las frutas en La Habana. Ya en la historia reciente, yo fue testigo de varias de esas movilizaciones masivas. El país entero llamado a una tarea de Fidel. Y las demás tareas del momento? Bien, gracias, esperando a que les llegara su momento de crisis.

    Son cosas que suceden cuando el Estado regula la economía, y peor, cuando una persona controla el Estado y todos sus poderes. Yo no pienso que el mercado es la panacea que resuelve todos los problemas, pero yo creo que es necesario como un elemento de orientación de la actividad económica, y esto es algo que en Cuba se viola sistemáticamente. De verdad hay que verlo para saber a qué extremos se llega.

    Y que pasó con el dinero de la ayuda a Cuba proveniente de los soviéticos? Sí, porque Ud. habla del embargo de EEUU (con el que yo estoy en desacuerdo, de entrada, ya ve que no soy tan sesgado como Ud.), pero no dice que Cuba recibió de la URSS una cantidad dinero que se estima fue superior a lo que EEUU dio a Europa con el Plan Marshall. Que hizo Fidel Castro con todo ese dinero? Yo no lo sé, y él a nadie tuvo que rendirle cuenta. Creo que buena parte se le fue haciendo la guerra por el mundo (es Ud. anti-guerrerista y se manifiesta por la paz?). Fuerzas militares cubanas defendieron en Etiopia a uno de los más atroces dictadores de la historia moderna, Mengistu Haile Mariam. Lea tambien sobre esto, amigo Lucien, y coméntenos de vuelta.

    Ud dice “¿Sabe usted, Don Galileo, cómo estaba Cuba antes de 1959? ¿Ha oído hablar de Batista?”

    Sí, Batista era un dictador que rompió la naciente democracia de nuestro país, que empezaba a componerse luego de escribirse la constitucion del 40, donde se habían puesto de acuerdo fuerzas de todo el espectro político de la República. A Batista le tengo especial mala leche, porque sin Batista quizás no hubiéramos tenido a Fidel Castro.

    Aquí le va una décima que me decía mi abuelo, un hombre humilde y nada privilegiado antes del 59:

    Un guajiro de Buenavista
    natural de Santa Clara
    daba un ojo de la cara
    porque se fuera Batista.
    Al fin logro su conquista
    sobre aquel tirano cruel
    y el mismo guajiro aquel
    que se llama Pachangulo
    ahora da el ojo del c…
    porque se vaya Fidel.

    La verdad es que Batista se le quedó corto a Fidel en la competencia totalitaria. Cuando Fidel Castro asaltó a mano armada un cuartel de Santiago, y fue hecho preso, salió de prisión en muy poco tiempo en una amnistía general. En la Cuba de hoy se están pudriendo en las cárceles gente que ha hecho mucho menos: enfrentarse al gobierno en el terreno de las ideas, escribir artículos de opinión. Conténgase, Don Lucien, no me diga ahora que en Myanmar también. Mantengamos el foco.

    Y sobre el estado económico de Cuba antes de 1959, infórmese mejor, vaya a ver las estadisticas de las organizaciones internaciones. Cuba tenía un montón de problemas, pero tenía indicadores sociales y económicos que no estaban tan mal. Mucho de la propaganda y leyenda castrista ha nublado aquí una visión del estado del país entonces.

    Y sobre el caso de Nestor, el estudiante de Pinar del Rio, dice “Dijo que Cuba era una dictadura y lo expulsaron de la universidad, ¿verdad? Parece ser que alteró el orden, según tengo entendido. La verdad, sin profndizar mucho más, y sin saber a ciencia cierta si tiene o no razón (no descarto que la tuviese) cosas peores pasan en España. – Estamos ante un excelente ejemplo de su pobre catadura moral.”

    Vamos, Lucien, seamos serios. Esta es la lógica suya en el climax de la agudeza. En Cuba expulsan hace poco a un estudiante de la universidad por emitir criterios contrarios al gobierno, lo expulsan despiadadamente, y yo critico el acto. Su conclusión: yo el criticante tengo una pobre catadura moral.

    (Cuando pueda envieme el nombre de los estudiantes españoles que hayan sigo expulsados de la universidad solo por criticar a Aznar, o a Zapatero. Le prometo que en lo adelante voy a defenderles en todos los foros que pueda).

    “¿No le enlacé el vídeo sobre el incidente de un estudiante que hizo preguntas críticas a Ricardo Alarcón, presidente del parlamento?”

    Precisamente que ese caso haya alcanzado tal relevancia es una muestra de su rareza, no de la eficiencia de la propaganda anticastrista. En el pais donde vivo (RU), los políticos cada jueves se someten a un bombardeo de preguntas y respuestas del público en un programa de televisión que se llama Question Time. Los ponen verdes. Y no se ve que al otro día nadie del público tenga que salir a retractarse públicamente por hacer preguntas incómodas y ratificar su compromiso con la Reina. Es la misma razón por la que Yoani se ha hecho famosa, por lo inusual de que aparezca una crítica dentro de Cuba.

    Ahora, si Ud. me dice que las críticas son raras porque todo el mundo está de acuerdo con el sistema, y que por tanto Ud. se cree las cifras en las que el 99.88% de la gente apoya en las urnas a Fidel Castro, entonces ya yo me callo, porque es muy difícil, por lo extremo, rebatir eso. Pero por curiosidad, para entenderle mejor, cree de verdad que en una elección libre se puede ganar con mas del 99% de apoyo?

    Mire, Lucien, se me acaba el tiempo. Lamentablemente, no pude ir palabra a palabra, pues sus entradas son mucho más extensas que las mías. Pero espero que al menos reconozca que he hecho algún esfuerzo para debatir con Ud. Yo estoy muy en desacuerdo con las cosas que dice, y no me satisface su lógica. Pero también pienso, como dije antes, que Ud no tiene mala intención, y que defiende ideas de acuerdo a sus valores. Me parece muy positivo que haya gente con ideas alternativas, y que las defiendan en el debate, como Ud. hace. Como también le digo que también es cierto que muchos cubanos tenemos la impresión, equivocada, de que las democracias occidentales son perfectas. Yo estoy en proceso de aprender, y soy todo oídos ante los críticos de este capitalismo en que ahora vivo. De la misma manera le recomiendo a Ud también que abra su espectro de lecturas, y también el de recepción a nuevas ideas. Si descalificamos de entrada a todo lo que nos contradice, entonces jamás aprenderemos de nada. Le saluda, cordialmente,

    Galileo.

  • santiago dice:

    Me da la impresion que hay quienes aqui no tienen la mas p… idea de hasta donde ha llegado la Dictadura de Castro en Cuba. Parece que la propaganda y las cortinas de humo emitidas desde la Isla tiene a algunos en España hipnotizados todavia hoy que estamos en 2008. Sugiero entren en http://www.therealcuba.com.

  • Antes de responderle, Don Galileo, un breve comentario para Don Santiago:

    Falsimedia es la creadora de la mayor cortina de humo. Sus constantes mentiras respecto a Cuba y Venezuela (demostrables y/o demostradas) la descalifican en relación a esos países, por no decir que la descalifican como medios respetables de comunicación. Usted no tiene ni idea de lo que dice y es evidente que no ha leído más que cuatro frases, sin haber entendido nada, especialmente mi mensaje principal: por muy mala que sea Cuba, y les aseguro que no es el modelo que yo deseo para mi país, no veo por ningún lado los argmentos que la hacen peor que a España, por ejemplo o, sobre todo, a EEUU.

    ¿Por qué? El día que Cuba invada un país utilizando mentiras para justificarse ante la opinión pública internacional y ocasione un genocidio como el que EEUU ha montado en Irak (por citar el más lacerante entre los recientes), ese día elevaré el tono de mis críticas a Cuba. Mientras tanto, prefiero un país que coarta la libertad de expresión (algo discutible, pero lo pongo para comparar) que uno que va por ahí expadiendo el dolor y la destrucción mediante guerras preventivas, guerras por el petróleo o guerras de carácter estratégico. Puede que usted esté de acuerdo con esto (en caso contrario ni me dirija la palabra) pero le recuerdo que los medios de comunicación no lo están: Cuba es el mal y EEUU, con sus excesos es el aliado poderoso al que hay que tratar bien. Los medios, por tanto, quedan automáticamente desautorizados, instantáneamente catalogados como miserables, porque es obvio que se lo merecen. Si empleasen contra EEUU la cuarta parte de la virulencia que dedican a Cuba y/o Venezuela… pero es que ni eso. Y le recuerdo que la opinión pública comulga con demasiada facilidad con ruedas de molino, vamos, que se creen a los medios. Ése es el gran problema, el centro de mis críticas. ¿Alguien no lo entiende? Porque lo he dicho muchas veces y con muchas palabras.

    Don Galileo,

    la hipocresía de la que le acuso, y que ya le expliqué, se demuestra en la utilización por su parte del ejemplo sobre el estudiante que fue expulsado de la universidad por ser crítico con el régimen. Así no se demuestra la especialísima condición totalitaria o represiva de un gobierno, no porque no lo sea, sino porque en países como España o EEUU suceden cosas tan o más graves que en Cuba. La hipocresía de la que le acuso no deriva de que yo tenga razón o de que mis palabras vayan de la mano de la verdad más que en un punto: en España hay motivos para afirmar que el gobierno se pitorrea de los ddhh, por lo que su utilización de ejemplos como el del estudiante represaliado no otorgan a Cuba ninguna condición que con ejemplos similares no pudiésemos otorgar a España, EEUU y muchos otros países. La verdad que, evidentemente sostengo es precisamente que en EEUU o en España los ddhh no son más respetados que en Cuba, y tengo ejemplos para sostener dicha “verdad” o, para no darla por sentada mientras la explico, la calificaré de “afirmación”. Uno por barba planteados con unos interrogantes:

    1. ¿Es capaz de señalar alguna responsabilidad del gobierno cubano que sea equiparable a la responsabilidad que el gobierno estadounidense tiene sobre el campo de Guantánamo? ¿Puede acusar a Cuba de estar perpetrando algo (aunque sea remotamente) similar a lo que EEUU perpetra en Guantánamo? Responda por favor.

    2. Más allá del apoyo español a la invasión genocida de Irak o al creciente envío de tropas a la no menos genocida guerra de Afganistan, puede imaginar alguna ley vigente en Cuba similar a la ley de partidos, que haya servido para encarcelar acusados de pertenencia a banda armada a personas comprometidas con la no violencia y la lucha por los ddhh y las libertades civiles, como de hecho se ha producido y se está produciendo en casos como el sumario 18/98 de la Audiencia Nacional gracias a la antidemocrática “doctrina Garzón”? ¿Conoce la realidad española? Pregunto esto último porque la mayoría de ciudadanos de España no son capaces de imaginar que algo así esté ocurriendo, básicamente porque Falsimedia les ha preparado una suerte de anestesia “para no sentir dolor”.

    Quizás responda que sí a la 2ª pregunta, pero eso no dejaría peor a Cuba que a España. En cuanto a la primera pregunta, le reto a que me cuente algo comparable al campo de concentración de Guantánamo, algo que me permita elevar la ignominia del gobierno cubano a los casi inalcanzables niveles del estdounidense.

    A ver,

    ¿quiere criticar al gobierno de Cuba por muchas de sus medidas, porque reprime a su pueblo o lo ha hecho en mutitud de ocasiones? De acuerdo, puede hacerlo, pero debe tener en cuenta que Cuba no es especialmente mala por ello o, mejor expresado, no es especialmente más mala que países como EEUU o España. Ése es el debate.

    Si usted no puede opinar de EEUU o España porque no conoce las realidades represivas que, en cambio, sí conoce en Cuba, debo decirle que no tengo nada que debatir con usted. en ese caso usted opina una cosa sobre Cuba y yo, como otros cubanos que conozco o he leído, opinan otra distinta. Algo de razón tendrán unos y otros. El debate sobre la bondad de Cuba es un debate que prefiero dejar para los cubanos como usted. El debate que yo puedo permitirme hacer es el que señala al gobierno cubano como especialmente malo, sin pararse a pensar que muchos gobiernos del 1er mundo no le van a la zaga.

    Ahora bien, si por el contrario, usted sostiene que las cosas que le permiten criticar al gobierno de Cuba no suceden en países como EEUU o España, entonces la cosa cambia y debo atacarle con todas mis fuerzas, porque o no sabe lo que dice o es un hipócrita. Esto ya se lo dije y todavía no sé lo que tiene que decir. Se lo plantearé como una pregunta que resume todo lo que le vengo diciendo:

    ¿Considera que en cuanto a los ddhh el gobierno de Cuba es más criticable que el de España o el de EEUU?

    Por favor, no deje de responder directamente a esta pregunta. Creo que la respuesta es fácil: o “sí” o “no” o “no sé porque no conozco la realidad española o estadounidense”, aunque puede explicarse y matizarla, porque a veces las cosas no son blanco o negro, pero le pido que responda tan directamente como sea capaz.

    Ahora entro de lleno en su comentario 108:

    Me permitirá que me centre en aquellas cuestiones que tienen más que ver con el debate al que yo me puedo postular, el de la hipocresía subyancente en el que no aplica la misma medicna a unos países y a otros. No obstante, si considera que no le respondo a algo, no dude en recordármelo y lo haré gustosamente. Vamos a ver, quisiera comentarle algo que le ha hecho empezar con mal pie el susodicho comentario 108:

    …como puede derivarse de la comparación entre el estado económico de Chile después de la horrible dictadura de Pinochet, con el de Cuba después de 50 años de castrismo.

    Discrepo profundamente de estas palabras y del contexto en el que se encontraban. Debo decirle para empezar que salvo Sudáfrica, China y puede que algún otro país, Chile es el lugar del planeta con las mayores desigualdades sociales.

    No se engañe con los indicadores chilenos y con el falso mito sobre las bondades de su economía, que está muy, pero que muy mal repartida. Los defensores del capitalismo más salvaje (el neoliberalismo) acostumbran a poner a Chile como ejemplo del éxito de sus teorías, pero escarbando un poco en su estructura social y los gravísimos problemas que sufren los chilenos, esta convicción que da en agua de borrajas. La economía chilena va viento en popa. Claro, el cobre es una fuente de riqueza incomparable. el problema es que, como le iba diciendo, esa riqueza no se reparte. Las desigualdes, repito, son mayúsculas. En Chile hay enormes bolsas de extrma probreza. Vuelvo a recomendarle la lectura de “La doctrina del choque” de Naomi Klein. Desde la distancia de mi vida europea, no creo que la situación social chilena sea mejor que la cubana. Que una minoría de chilenos, o incluso un elevado tanto por ciento de los mismos vivan a todo tren, no esconde que un no menos elevado porcentaje de la población vive en unas condiciones lamentables. Conozco a chilenos que estudian en España y no creo que su nivel de vida sea extrapolable a la mayoría de sus compatriotas.

    Más adelante, a partir del segundo párrafo, empieza a poner ejemplos del desastre económico cubano. Prefiero no entrar ahora porque se me hace tarde y no tengo tiempo de hacerlo como es debido. Espero hacerlo mañana. De momento le dejo con la primera parte de este comentario y con unas preguntas como deberes.

    Un saludo.

  • Galileo dice:

    Estimado Lucien,

    Entonces, si entiendo bien, estamos de acuerdo en que Cuba es una dictadura que viola los derechos humanos. Solo que Ud piensa que España y los EEUU no son mejores. Quizás entonces debería también aceptar que el “sistema cubano” no es una alternativa para nadie, es “el mismo perro con diferente collar”.

    Así que la verdad es que a partir de aquí no tendría mucho más que discutir tampoco. Algún resultado por lo pronto de este debate. Pero permítame por lo menos dudar de su afirmación de que España es peor, hasta tanto no se me demuestre (vea más abajo mis impresiones).

    En cuanto a EEUU y Guantánamo, dejémoslo ahí, porque podría resultar aburrido. La ilegalidad de lo que hacen ahi es obvia y en esto estaré más de acuerdo con Ud. de lo que piensa. En otros lugares he dedicado líneas a ello, hay que denunciarlo todo lo que se pueda, es un escándalo vergonzoso. Pero como lo que le interesa es la comparación, debo decir que mientras algunas organizaciones internacionales han tenido acceso a los prisioneros en Guantánamo, ninguna organización internacional ha visitado las cárceles cubanas desde los años 80, creo. Las denuncias de torturas y malos tratos en las cárceles cubanas están en todas partes. Algo estará escondiendo el gobierno cubano cuando no permite inspecciones.

    No vivo en España, y no estoy demasiado al tanto de la política de ese país. No tengo la impresión de que se trate de una dictadura al estilo de la cubana, pero me interesa oir sus datos sobre esa gente que está presa estando comprometidos con la no violencia y los ddhh. Expliquéme por favor. No le estoy contradiciendo, le estoy genuinamente pidiendo información porque no estoy al tanto.

    De modo que mi respuesta a su pregunta directa es esta: no conozco mucho la realidad española, pero la impresión que tengo hasta ahora, por mis pocos viajes ahi y por conversar con mis amigos españoles es que sí, que en España se respetan más los ddhh que en Cuba. Que se puede estar estudiando o trabajando y oponerse al gobierno, y no ser expulsado de la universidad o el trabajo, y votar en contra de los actules gobernantes, o escribir en un periódico criticándolos. Que se puede viajar fuera del país sin autorización del gobierno. Que no se emplea la pena de muerte y mucho menos a los tres días de haberse cometido el delito, como sucedió en el caso de los tres negritos fusilados en Cuba en 2003 que no habían llegado a lastimar a nadie. Yo he visto críticas al gobierno en la TV de España, y nunca en la cubana al gobierno de Cuba. Me parece que en España la gente tiene acceso libre a internet, y en particular no está prohibido tenerlo en casa. No estoy al tanto en la historia reciente de España de algo similar a los campos de concentración llamados UMAP en que el gobierno de Castro recluyó una vez a disidentes, católicos y homosexuales. No estoy al tanto de que en España algún partido haya ganado las elecciones con el 99% de los votos, lo cual es la prueba más irrefutable de que está haciendo trampas.

    Pero le reconozco que quizás estoy equivocado, así que espero con ansias sus respuestas y la de los demás lectores españoles para que aclaren mis confusiones.

    Un saludo cordial,

    Galileo.

  • Simio dice:

    Galilelo:
    Vera como ahhora viene Don Lucien, con lo del insulto a la inteligencia y lo de desviar la atencion.

    Castro y Chavez sob buenos porque Bush es malo ese es el resumen de la parrafada de Don Lucien.

  • Don Galileo,

    debo decirle que me gustó su anterior entrada. Aprecio sinceramente que haya sido prudente en su opinión o respuesta a mi pregunta sobre la comparación entre Cuba y España. Podría haberle preguntado por cualquier otro país de nuestro entorno pero conozco mejor lo que sucede en España; ésa fue la causa de utilizarla en la comparativa.

    Muestra prudencia y, aunque continúa formulando algunas barbaridades (siempre a mi juicio, aunque algunas se caen por su propio peso, como le explicaré), su actitud es digna de reconocimiento, algo raro, rarísimo, entre los anticastristas, porque usted es anticastrista, ciertamente.

    Me siento algo torpe o limitado en el debate sobre las problemáticas o las bondades que se viven en Cuba, las represiones y las políticas dignas de ser alabadas. Mi postura para con Cuba surge de un largo (nunca suficiente, claro) “background” informativo y/o literario que me ha permitido formarme una idea de lo que sucede en la isla caribeña desde el estudio, la lectura y el rastreo de interminables documentos de toda clase y condición. A través de los testimonios y de las opiniones de multitud de personas he conseguido formarme una idea que, eso sí, se encuentra en permanente evolución. Lo que ocurre es que dicha evolución me ha llevado en los últimos tiempos a sentirme próximo a la realidad revoucionaria, no sólo de Cuba, sino de toda América Latina, empezando por Venezuela.

    El debate que estamos teniendo no carece de fundamento, pero tengo la firme convicción de que hay un debate mucho más profundo y trascendente que debería pasar a la primera línea, un debate del que en el fondo surge o debería surgir el debate que aquí estamos teniendo, un debate en definitiva que nos permitiría viajar a las entrañas de muchos problemas que sólo se pueden entender, a su vez, desde un debate como el que hasta ahora hemos tenido. No se preocupe, que no le voy a exigir un debate de fondo, al menos por el momento. Prefiero empezar centrándome en lo que tenemos entre manos.

    Me había quedado en el segundo párrafo de su comentario #108, el que empieza dejando por los suelos las prestaciones de Fidel Castro en asuntos económicos y aludiendo al empeño que tuvo en producir 10 millones de toneladas de azúcar de caña. Según usted, eso paralizó la economía. Es una lástima que no haya ningún cubano siguiendo este debate y que nos pueda dar una visión contraria, que la hay. A ver si yo consigo explicarme.

    En el marco de los primeros años de revolución, preocupados por el rendimiento de aquello que producían, y en el no menos vital marco de las crecientes relaciones con la URSS, Fidel Castro pronunció un discurso en la primera asamblea nacional de trabajadores bancarios en el que textualmente dijo lo siguiente:

    El convenio azucarero con la Unión Soviética y la mecanización de la cosecha de la caña, son dos factores de extraordinaria importancia para nuestra economía y para nuestro futuro, y que deben alentarnos a todos. El poder llegar a producir 10 millones de toneladas de azúcar, con buenos precios, significa la base para que nuestro país se desarrolle todo lo que quiera, significa la base para poder aprovechar nuestros recursos naturales y nuestros recursos humanos.

    Curiosamente, 40 años más tarde, la opinión del mandatario cubano sobre la cuestión del azúcar había cambiado radicalmente, seguramente porque los tiempos habían cambiado también radicalmente. Leamos lo que dijo el 20 de Marzo de 2005:

    Ahora subió un poquito el precio del azúcar, pero sé que del azúcar no volverá a vivir jamás este país, pertenece a la época de la esclavitud y de un pueblo lleno de semianalfabetos, un 30 por ciento de analfabetos totales y desempleados que hacían el trabajo animal

    ¿No es curioso constatar cómo cambia la historia, cómo cambian los discursos, cómo se cambia de parecer tras muchos años? ¿Por qué pasa esto? ¿Qué lleva a un país, o al gobierno e un país, a cambiar tan radicalmente la opinión sobre un asunto? ¿Qué sucedió en esos 40 años? ¿Caprichos del líder? Me temo que no. Seguro que hay respuestas para todos los gustos. Es cierto que Fidel Castro reconoció haberse equivocado, pero a pesar de todo continuó apostando con el azúcar durante un tiempo. Convendría hacer un breve repaso sobre el fondo de este asunto para coger la perspectiva que ya intuímos al contemplar esos 40 años y nada mejor que leer a Galeano en “Las venas abiertas de América Latina”. Permítame copiar unos fragmentos del largo capítulo que dedica al azúcar. Creo que leer estas líneas, ¡escritas en 1970!, es necesario para coger perspectiva:

    La búsqueda del oro y de la plata fue, sin duda, el motor central de la conquista. Pero en su segundo viaje, Cristóbal Colón trajo las primeras raíces de caña de azúcar, desde las islas Canarias, y las plantó en las tierras que hoy ocupa la República Dominicana. Una vez sembradas, dieron rápidos retoños, para gran regocijo del almirante. El azúcar, que se cultivaba en pequeña escala en Sicilia y en las islas Madeira y Cabo Verde y se compraba, a precios altos, en Oriente, era un artículo tan codiciado por los europeos que hasta en los ajuares de las reinas llegó a figurar como parte de la dote. Se vendía en las farmacias, se lo pesaba por gramos. Durante poco menos de tres siglos a partir del descubrimiento de América, no hubo, para el comercio de Europa, producto agrícola más importante que el azúcar cultivado en estas tierras. Se alzaron los cañaverales en el litoral húmedo y caliente del nordeste de Brasil y, posteriormente, también las islas del Caribe -Barbados, Jamaica, Haití y la Dominicana, Guadalupe, Cuba, Puerto Rico y Veracruz y la costa peruana resultaron sucesivos escenarios propicios para la explotación, en gran escala, del «oro blanco». Inmensas legiones de esclavos vinieron de África para proporcionar, al rey azúcar, la fuerza del trabajo numerosa y gratuita que exigía: combustible humano para quemar. Las tierras fueron devastadas por esta planta egoísta que invadió el Nuevo Mundo arrasando los bosques, malgastando la fertilidad natural y extinguiendo el humus acumulado por los suelos. El largo ciclo del azúcar dio origen, en América Latina, a prosperidades tan mortales como las que engendraron, en Potosí, Ouro Preto, Zacatecas y Guanajuato, la furores de la plata y el oro; al mismo tiempo, impulsó con fuerza decisiva, directa e indirectamente, el desarrollo industrial de Holanda, Francia, Inglaterra y Estados Unidos.

    Continúa Galeano más adelante hablando ya de Cuba:

    También Cuba continúa dependiendo, en medida de-terminante, de sus ventas de azúcar, pero a partir de la reforma agraria de 1959 se inició un intenso proceso de diversificación de la economía de la isla, lo que ha puesto punto final al desempleo: ya los cubanos no trabajan apenas cinco meses al año, durante las zafras, sino todo a lo largo de la ininterrumpida y por cierto difícil construcción de una sociedad nueva.

    (…)

    Los ingleses se habían apoderado fugazmente de la Habana en 1762. Por entonces, las pequeñas plantaciones de tabaco y la ganadería eran las bases de la economía rural de la isla; La Habana, plaza fuerte militar, mostraba un considerable desarrollo de las artesanías, contaba con una fundición importante, que fabricaba cañones, y disponía del primer astillero de América Latina para construir en gran escala buques mercantes y navíos de guerra. Once meses bastaron a los ocupantes británicos para introducir una cantidad de esclavos que normalmente hubiese entrado en quince años y desde esa época la economía cubana fue modelada por las necesidades extranjeras de azúcar: los esclavos producirían la codiciada mercancía con destino al mercado mundial. y su jugosa plusvalía sería desde entonces disfrutada por la oligarquía local y los intereses imperialistas.

    Pero no sé que es peor, si lo que acabo de copiar o lo que copio a continuación. De hecho, una cosa acompaña a la otra, como si se necesitasen, lamentablemente:

    Los cronistas de otros tiempos decían que podía recorrerse Cuba, a todo lo largo, a la sombra de las palmas gigantescas y los bosques frondosos, en los que abundaban la caoba y el cedro, el ébano y los dagames. Se puede todavía admirar las maderas preciosas de Cuba en las mesas y en las ventanas de El Escorial o en las puertas del palacio real de Madrid, pero la invasión cañera hizo arder, en Cuba, con varios fuegos sucesivos, los mejores bosques vírgenes de cuantos antes cubrían su suelo. En los mismos años en que arrasaba su propia floresta, Cuba se convertía en la principal compradora de madera de los Estados Unidos. El cultivo extensivo de la caña, cultivo de rapiña, no sólo implicó la muerte del bosque sino también, a largo plazo, «la muerte de la fabulosa fertilidad de la isla». Los bosques eran entregados a las llamas y la erosión no demoraba en morder los suelos indefensos; miles de arroyos se secaron.

    Y continúo con el texto de Galeano. Lo que viene es todavía más largo pero merece la pena perder unos minutos leyéndolo, porque no tiene desperdicio y es imprescindible para entender lo que se esconde tras el problema del azúcar en Cuba, un asunto capital:

    La «sacarocracia» alumbró su engañosa fortuna al tiempo que sellaba la dependencia de Cuba, una factoría distinguida cuya economía quedó enferma de diabetes. Entre quienes devastaron las tierras más fértiles por medios brutales había personajes de refinada cultura europea, que sabían reconocer un Brueghel auténtico y podían comprarlo; de sus frecuentes viajes a París traían vasijas etruscas y ánforas griegas, gobelinos franceses y biombos Ming, paisajes y retratos de los más cotizados artistas británicos. Me sorprendió descubrir, en la cocina de una mansión de La Habana, una gigantesca caja fuerte, con combinación secreta, que una condesa usaba para guardar la vajilla. Hasta 1959 no se construían fábricas, sino castillos de azúcar: el azúcar ponía y sacaba dictadores, proporcionaba o negaba trabajo a los obreros, decidía el ritmo de las danzas de los millones y las crisis terribles. La ciudad de Trinidad es, hoy, un cadáver resplandeciente. A mediados del siglo XIX, había en Trinidad más cuarenta ingenios, que producían 700 mil arrobas de azúcar. Los campesinos pobres que cultivaban tabaco habían sido desplazados por la violencia, y la zona, que había sido también ganadera, y que antes exportaba carne, comía carne traída de fuera. Brotaron palacios coloniales, con sus portales de sombra cómplice, sus aposentos de altos techos, arañas con lluvias de cristales, alfombras persas, un silencio de terciopelo y en el aire las ondas del minué, los espejos en los salones para devolver la imagen de los caballeros de peluquín y zapatos con hebilla. Ahí está, ahora, el testimonio de los grandes esqueletos de mármol o piedra, la soberbia de los campanarios mudos, las calesas invadidas por el pasto. A Trinidad le dicen ahora «la ciudad de los tuvo»; porque sus sobrevivientes blancos siempre hablan de algún antepasado que tuvo el poder y la gloria. Pero vino la crisis de 1857, cayeron los precios del azúcar y la ciudad cayó con ellos, para no levantarse nunca más (Moreno Fraginals ha observado, agudamente, que los nombres de los ingenios nacidos en el siglo xrx reflejaban las alzas y las bajas de la curva azucarera: Esperanza, Nueva Esperanza, Atrevido, Casualidad; A: picante, Conquista, Confianza, El Buen Suceso; Apuro, Angustia, Desengaño. Había cuatro ingenios llamados, premonitoriamente, Desengaño) .

    Un siglo después, cuando los guerrilleros de la Sierra Maestra conquistaron el poder, Cuba seguía con su destino atado a la cotización del azúcar. «El pueblo que confía su subsistencia a un solo producto, se suicida», había profetizado el héroe nacional, José Martí. En 1920, con el azúcar a 22 centavos la libra, Cuba batió el récord mundial de exportaciones por habitante, superando incluso a Inglaterra, y tuvo el mayor ingreso per capita de América Latina. Pero ese mismo año, en diciembre, el precio del azúcar cayó a cuatro centavos, y en 1921 se desató el huracán de la crisis: quebraron numerosas centrales azucareras, que fueron adquiridas por intereses norteamericanos, y todos los bancos cubanos o españoles, incluyendo el propio Banco Nacional. Sólo sobrevivieron las sucursales de los bancos de Estados Unidos (24 René Dumont, Cuba (intento de crítica constructiva), Barcelona, 1965.). Una economía tan dependiente y vulnerable como la de Cuba no podía escapar, posteriormente, al impacto feroz de la crisis de 1929 en Estados Unidos: el precio del azúcar llegó a bajar a mucho menos de un centavo en 1932, y en tres años las exportaciones se redujeron, en valor, a la cuarta parte. El índice de desempleo de Cuba en esos tiempos «difícilmente habrá sido igualado en ningún otro país» (25 Celso Furtado, La economia lationamericana…, op. cit). El desastre de 1921 había sido provocado por la caída del precio del azúcar en el mercado de los Estados Unidos, y de los Estados Unidos no demoró en llegar un crédito de cincuenta millones de dólares: en ancas del crédito, llegó también el general Crowder; so pretexto de controlar la utilización de los fondos, Crowder gobernaría, de hecho, el país. Gracias a sus buenos oficios la dictadura de Machado llega al poder en 1924, pero la gran depresión de los años treinta se lleva por delante, paralizada Cuba por la huelga general, a este régimen de sangre y fuego.

    Lo que ocurría con los precios, se repetía con el volumen de las exportaciones. Desde 1948, Cuba recuperó su cuota para cubrir la tercera parte del mercado norteamericano de azúcar, a precios inferiores a los que recibían los productores de Estados Unidos, pero más altos y más estables que los del mercado internacional. Ya con anterioridad los Estados Unidos habían desgravado las importaciones de azúcar cubana a cambio de privilegios similares concedidos al ingreso de los artículo norteamericanos en Cuba. Todos estos favores consolidaron la dependencia. «El pueblo que compra manda, el pueblo que vende sirve; hay que equilibrar el comercio para asegurar la libertad; el pueblo que quiere morir vende a un solo pueblo, y el que quiere salvarse vende a más de uno», había dicho Martí y repitió el Che Guevara en la conferencia de la OEA, en Punta del Este, en 1961. La producción era arbitrariamente limitada por las necesidades de Washington. El nivel de 1925, unos cinco millones de toneladas, continuaba siendo el promedio de los años cincuenta: el dictador Fulgencio Batista asaltó el poder, en 1952, en ancas de la mayor zafra hasta entonces conocida, más de siete millones, con la misión de apretar las clavijas, y al año siguiente la producción, obediente a la demanda del norte, cayó a cuatro.

    Me salto fragmentos interesantes pero prefiero ir al grano, que no es corto, pero que, repito, es imprescindible y Galeano lo explica con su indudable inspiración literaria:

    Cuando cayó Batista, Cuba vendía casi todo su azúcar en Estados Unidos. Cinco años antes, un joven abogado revolucionario había profetizado certeramente, ante quienes lo juzgaban por el asalto al cuartel Mancada, que la historia lo absolvería; había dicho en su vibrante alegato: «Cuba sigue siendo una factoría productora de materia prima. Se exporta azúcar para importar caramelos…». Cuba compraba en Estados Unidos no sólo los automóviles y las máquinas, los productos químicos, el papel y la ropa, sino también arroz y frijoles, ajos y cebollas, grasas, carne y algodón. Venían helados de Miami, panes de Atlanta y hasta cenas de lujo desde París. El país del azúcar importaba cerca de la mitad de las frutas y las verduras que consumía, aunque sólo la tercera parte de su población activa tenía trabajo permanente y la mitad de las tierras de los centrales azucareros eran extensiones baldías donde las empresas no producían nada. Trece ingenios norteamericanos disponían de más de 47 por ciento del área azucarera total y ganaban alrededor de 180 millones de dólares por cada zafra. La riqueza del subsuelo -níquel, hierro, cobre, manganeso, cromo, tungs-teno- formaba parte de las reservas estratégicas de los Estados Unidos, cuyas empresas apenas explotaban los minerales de acuerdo con las variables urgencias del ejército y la industria del norte. Había en Cuba, en 1958, más prostitutas registradas que obreros mineros. Un millón y medio de cubanos sufría el desempleo total o parcial, según las investigaciones de Seuret y Pino que cita Núñez Jiménez.

    La economía del país se movía al ritmo de las zafras. El poder de compra de las exportaciones cubanas entre 1952 y 1956 no superaba el nivel de treinta años atrás, aunque las necesidades de divisas eran mucho mayores. En los años treinta, cuando la crisis consolidó la dependencia de la economía cubana en lugar de contribuir a romperla, se había llegado al colmo de desmontar fábricas recién instaladas para venderlas a otros países. Cuando triunfó la revolución, el primer día de 1959, el desarrollo industrial de Cuba era muy pobre y lento, más de la mitad de la producción estaba concentrada en La Habana y las pocas fábricas con tecnología moderna se teledirigían desde los Estados Unidos. Un economista cubano, Regino Boti, coautor de las tesis económicas de los guerrilleros de la sierra, cita el ejemplo de una filial de la Nestlé que producía leche concentrada en Bayamo: «En caso de accidente, el técnico telefoneaba a Connecticut y señalaba que en su sector tal o cual cosa no marchaba. Recibía en seguida instrucciones sobre las medidas a tomar y la ejecutaba mecánicamente… Si la operación no resultaba exitosa, cuatro horas más tarde llegaba un avión transportando un equipo de especialistas de alta calificación que arreglaban todo. Después de la nacionalización ya no se podía telefonear para pedir socorro y los raros técnicos que hubieran podido reparar los desperfectos secundarios habían partido». El testimonio ilustra cabalmente las dificultades que la Revolución encontró desde que se lanzó a la aventura de convertir a la colonia en patria.

    Cuba tenía las piernas cortadas por el estatuto de la dependencia y no le ha resultado nada fácil echarse a andar por su propia cuenta. La mitad de los niños cubanos no iba a la escuela en 1958, pero la ignorancia era, como denunciara Fidel Castro tantas veces, mucho más vasta y más grave que el analfabetismo. La gran campaña de 1961 movilizó a un ejército de jóvenes voluntarios para enseñar a leer y a escribir a todos los cubanos y los resultados asombraron al mundo: Cuba ostenta actualmente, según la Oficina Internacional de Educación de la UNESCO, el menor porcentaje de analfabetos y el mayor porcentaje de población escolar, primaria y secundaria, de América Latina. Sin embargo, la herencia maldita de la ignorancia no se supera en una noche y un día, ni en doce años. La falta de cuadros técnicos eficaces, la incompetencia de la administración y la desorganización del aparato productivo, el burocrático temor a la imaginación creadora y a la libertad de decisión, continúan interponiendo obstáculos al desarrollo del socialismo. Pero pese a todo el sistema de impotencias forjado por cuatro siglos y medio de historia de la opresión, Cuba está naciendo, con entusiasmo que no cesa, de nuevo: mide sus fuerzas, alegría y desmesura, ante los obstáculos.

    Y llegamos a un extracto en el que aparece el error de la cifra no conseguida que mencionaba usted, Don Galileo, los 10 millones, error que coge una perspectiva distinta gracias al contexto histórico que explicará después:

    «Edificar sobre el azúcar ¿es mejor que edificar sobre la arena?», se preguntaba jean-Paul Sartre en 1960, desde Cuba.

    En el muelle del puerto de Guayabal, que exporta azúcar a granel, vuelan los alcatraces sobre un galpón gigantesco. Entro y contemplo, atónito, una pirámide dorada de azúcar. A medida que las compuertas se abren, por debajo, para que las tolvas conduzcan el cargamento, sin embolsar, hacia los buques, la rajadura del techo va dejando caer nuevos chorros de oro, azúcar recién transportada desde los molinos de los ingenios. La luz del sol se filtra y les arranca destellos. Vale unos cuatro millones de dólares esta montaña tibia que palpo y no me alcanza la mirada para recorrerla. Pienso que aquí se resume toda la euforia y el drama de esta zafra récord de 1970 que quiso, pero no pudo, pese al esfuerzo sobrehumano, alcanzar los diez millones de toneladas.

    Leamos atentamente la siguiente reflexión, justo a continuación del párrafo anterior:

    Y una historia mucho más larga resbala, con el azúcar, ante la mirada. Pienso en el reino de la Francisco Sugar Co., la empresa de Allen Dulles, donde he pasado una semana escuchando las historias del pasado y asistiendo al nacimiento del futuro: Josefina, hija de Caridad Rodríguez, que estudia en un aula que antes era celda del cuartel, en el preciso lugar donde su padre fue preso y torturado antes de morir; Antonio Bastidas, el negro de setenta años que una madrugada de este año se colgó con ambos puños de la palanca de la sirena porque el ingenio había sobrepasado la meta y gritaba: «¡Carajo!», gritaba: « ¡Cumplimos, carajo!», y no había quien le sacara la palanca de las manos crispadas mientras la sirena, que había despertado al pueblo, estaba despertando a toda Cuba; historias de desalojos, de sobornos, de asesinatos, el hambre y los extraños oficios que la desocupación, obligatoria durante más de la mitad de cada año, engendraba: cazador de grillos en los plantíos, por ejemplo. Pienso que la desgracia tenía el vientre hinchado, ahora se sabe. No murieron en vano los que murieron: Amancio Rodríguez, por ejemplo, acribillado a tiros por los rompehuelgas en una asamblea, que había rechazado furioso un cheque en blanco de la empresa y cuando sus compañeros lo fueron a enterrar descubrieron que no tenía calzoncillos ni medias para llevarse al cajón, o por ejemplo Pedro Plaza, que a los veinte años fue detenido y condujo el camión de soldados hacia las minas que él mismo había sembrado y voló con el camión y los soldados. Y tantos otros, en esta localidad y en todas las demás: «Aquí las familias quieren mucho a los mártires -me ha dicho un viejo cañero-, pero después de muertos. Antes eran puras quejas». Pienso que no resultaba casual que Fidel Castro reclutara a las tres cuartas partes de sus guerrilleros entre los campesinos, hombres del azúcar, ni que la provincia de Oriente fuera, a la vez, la mayor fuente de azúcar y de sublevaciones en toda la historia de Cuba. Me explico el rencor acumulado: después de la gran zafra de 1961, la revolución optó por vengarse del azúcar. El azúcar era la memoria viva de la humillación. ¿Era también, el azúcar, un destino?

    ¿Se convirtió luego en una penitencia? ¿Puede ser ahora una palanca, la catapulta del desarrollo económico? Al influjo de una justa impaciencia, la revolución abatió numerosos cañaverales y quiso diversificar, en un abrir y cerrar de ojos, la producción agrícola: no cayó en el tradicional error de dividir los latifundios en minifundios improductivos, pero cada finca socializada acometió de golpe cultivos excesivamente variados. Había que realizar importaciones en gran escala para industrializar el país, aumentar la productividad agrícola y satisfacer muchas necesidades de consumo que la revolución, al redistribuir la riqueza, acrecentó enormemente. Sin las grandes zafras de azúcar, ¿de dónde obtener las divisas necesarias para esas importaciones? El desarrollo de la minería, sobre todo el níquel, exige grandes inversiones, que se están realizando, y la producción pesquera se ha multiplicado por ocho gracias al crecimiento de la flota, lo cual también ha exigido inversiones gigantes; los grandes planes de producción de cítricos están en ejecución, pero los años que separan a la siembra de la cosecha obligan a la paciencia. La revolución descubrió, entonces, que había confundido al cuchillo con el asesino. El azúcar, que había sido el factor del subdesarrollo, pasó a convertirse en un instrumento del desarrollo. No hubo más remedio que utilizar los frutos del monocultivo y la dependencia, nacidos de la incorporación de Cuba al mercado mundial, para romper el espinazo del monocultivo y la dependencia.

    Porque los ingresos que el azúcar proporciona ya no se utilizan en consolidar la estructura del sometimiento (34 El precio estable del azúcar, garantizado por los países socialistas, ha desempeñado un papel decisivo en este sentido. También la ruptura del bloqueo dispuesto por los Estados Unidos, que se hizo añicos a través del tráfico comercial intenso con España y otros países de Europa occidental. Un tercio de las exportaciones cubanas proporciona dólares, es decir, divisas convertibles, al país; el resto se aplica el trueque con la Unión Soviética y la zona del rublo. Este sistema de comercio implica también ciertas dificultades: las turbinas soviéticas para las centrales termoeléctricas son de excelente calidad, como todos los equipos pesados que la URSS produce, pero no ocurre lo mismo con los artículos de consumo de la industria ligera o mediana.) Las importaciones de maquinarias y de instalaciones industriales crecieron en un cuarenta por ciento desde 1958; el excedente económico que el azúcar genera se moviliza para desarrollar las industrias básicas y para que no queden tierras ociosas ni trabajadores condenados a la desocupación. Cuando cayó la dictadura de Batista, había en Cuba cinco mil tractores y trescientos mil automóviles. Hoy hay cincuenta mil tractores, aunque en buena medida se los desperdicia por las graves deficiencias de organización, y de aquella flota de automóviles, en su mayoría modelos de lujo, no restan más que algunos ejemplares dignos del museo de la chatarra. La industria del cemento y las plantas de electricidad han cobrado un asombroso impulso; las nuevas fábricas de fertilizantes han hecho posible que hoy se utilicen cinco veces más abonos que en 1958. Los embalses, crea dos por todas partes, contienen hoy un caudal de agua setenta y tres veces mayor que el total de agua embalsada en 1958 ( 35 Informe de Cuba a la XI Conferencia Regional de la RAO Versión de Prensa Latina, 13 de octubre de 1970.) y han avanzado con botas de siete leguas las áreas de riego. Nuevos caminos, abiertos por toda Cuba, han roto la incomunicación de muchas regiones que parecían condenadas al aislamiento eterno. Para aumentar la magra producción de leche del ganado cebú, se han traído a Cuba toros de raza Holstein con los que, mediante la inseminación artificial, se han hecho nacer ochocientas mil vacas de cruza.

    Grandes progresos se han realizado en la mecanización del corte y el alza de la caña, en buena medida en base a las invenciones cubanas, aunque todavía resultan insuficientes. Un nuevo sistema de trabajo se organiza, con dificultades, para ocupar el lugar del viejo sistema desorganizado por los cambios que la revolución trajo consigo. Los macheteros profesionales, presidiarios del azúcar, son en Cuba una especie extinguida: también para ellos la revolución implicó la libertad de elegir otros oficios menos pesados, y para sus hijos, la posibilidad de estudiar, me-diante becas, en las ciudades. La redención de los cañeros ha provocado, en consecuencia, precio inevitable, severos trastornos para la economía de la isla. En 1970 Cuba debió utilizar el triple de trabajadores para la zafra, en su mayoría voluntarios o soldados o trabajadores de otros sectores, con lo que se perjudicaron las demás actividades del campo y de la ciudad: las cosechas de otros productos, el ritmo de trabajo de las fábricas. Y hay que tener en cuenta, en este sentido, que en una sociedad socialista, a diferencia de la sociedad capitalista, los trabajadores ya no actúan urgidos por el miedo a la desocupación ni por la codicia. Otros motores -la solidaridad, la responsabilidad colectiva, la toma de conciencia de los deberes y los derechos que lanzan al hombre más allá del egoísmo- deben ponerse en funcionamiento. Y no se cambia la conciencia de un pueblo entero en un santiamén. Cuando la revolución conquistó el poder, según Fidel Castro, la mayoría de los cubanos no era ni siquiera antiimperialista.

    Los cubanos se fueron radicalizando junto con su revolución, a medida que se sucedían los desafíos y las respuestas, los golpes y los contragolpes entre La Habana y Washington, y a medida que se iban convirtiendo en hechos concretos las promesas de justicia social. Se construyeron ciento setenta hospitales nuevos y otros tantos policlínicos y se hizo gratuita la asistencia médica; se multiplicó por tres la cantidad de estudiantes matriculados a todos los niveles y también la educación se hizo gratuita; las becas benefician hoy a más de trescientos mil niños y jóvenes y se han multiplicado los internados y los círculos infantiles. Gran parte de la población no paga alquiler y ya son gratuitos los servicios de agua, luz, teléfono, funerales y espectáculos deportivos. Los gastos en servicios sociales crecieron cinco veces en pocos años. Pero ahora que todos tienen educación y zapatos, las necesidades se van multiplicando geométricamente y la producción sólo puede crecer aritméticamente. La presión del consumo, que es ahora consumo de todos y no de pocos, también obliga a Cuba al aumento rápido de las exportaciones, y el azúcar continúa siendo la mayor fuente de recursos.

    En verdad, la revolución está viviendo tiempos duros, difíciles, de transición y sacrificio. Los propios cubanos han terminado de confirmar que el socialismo se construye con los dientes apretados y que la revolución no es ningún paseo. Al fin y al cabo, el futuro no sería de esta tierra si viniera regalado. Hay escasez, es cierto, de diversos productos: en 1970 faltan frutas y heladeras, ropa; las colas, muy frecuentes, no sólo resultan de la desorganización de la distribución. La causa esencial de la escasez es la nueva abundancia de consumidores: ahora el país pertenece a todos. Se trata, por lo tanto, de una escasez de signo inverso a la que padecen los demás países latinoamericanos.

    En el mismo sentido operan los gastos de defensa. Cuba está obligada a dormir con los ojos abiertos, y también eso resulta, en términos económicos, muy caro. Esta revolución acosada, que ha debido soportar invasiones y sabotajes sin tregua, no cae porque -extraña dictadura- la defiende su pueblo en armas.

    Los expropiadores expropiados no se resignan. En abril de 1961, la brigada que desembarcó en Playa Girón no estaba formada solamente por los viejos militares y policías de Batista, sino también por los dueños de más de 370 mil hectáreas de tierra, casi diez mil inmuebles, setenta fábricas, diez centrales azucareros, tres bancos, cinco minas y doce cabarets.

    El dictador de Guatemala, Miguel Ydígoras, cedió campos de entrenamiento a los expedicionarios a cambio de las promesas que los norteamericanos le formularon, según él mismo confesó más tarde: dinero contante y sonante, que nunca le pagaron, y un aumento de la cuota guatemalteca de azúcar en el mercado de los Estados Unidos.

    Y como colofón, unas palabras del Che Gevara en medio de una reflexión final:

    El Che Guevara decía que el subdesarrollo es un enano de cabeza enorme y panza hinchada: sus piernas débiles y sus brazos cortos no armonizan con el resto del cuerpo. La Habana resplandecía, zumbaban los cadillacs por sus avenidas de lujo y en el cabaret más grande del mundo ondulaban, al ritmo de Lecuona, las vedettes más hermosas; mientras tanto, en el campo cubano, sólo uno de cada diez obreros agrícolas bebía leche, apenas un cuatro por ciento consumía carne y, según el Consejo Nacional de Economía, las tres quintas partes de los trabajadores rurales ganaban salarios que eran tres o cuatro veces inferiores al costo de la vida.

    Pero el azúcar no sólo produjo enanos. También produjo gigantes o, al menos, contribuyó intensamente al desarrollo de los gigantes. El azúcar del trópico latinoamericano aportó un gran impulso a la acumulación de capitales para el desarrollo industrial de Inglaterra, Francia, Holanda y, también, de los Estados Unidos, al mismo tiempo que mutiló la economía del nordeste de Brasil y de las islas del Caribe y selló la ruina histórica de África. El comercio triangular entre Europa, África y América tuvo por viga maestra el tráfico de esclavos con destino a las plantaciones de azúcar. «La historia de un grano de azúcar es toda una lección de economía política, de política y también de moral», decía Augusto Cochin.

    Don Galileo, si se ha molestado en leer todo lo que he copiado del texto de Galeano, comprenderá que hay una frase suya que no me la puedo tomar muy en serio:

    Fidel Castro no tiene la menor idea de econonmía (o si la tiene la esconde muy bien)

    Y no lo digo porque piense que Fidel es un experto en economía, no señor, pero quizás reconozca en las palabras de Galeano a personajes que no tienen ninguna idea de Economía, personajes mencionados por él, ¿verdad?

    En el fondo, las palabras de Galeano no contradicen la indudable carga crítica que puede aplicarse el gobierno cubano. Es evidente que han cometido errores, así como excesos que a muchas personas habrán perjudicado. Lo que sucede es que cuando vienes de la ignominia, no es muy serio señalar con el dedo al que intenta arreglar las cosas. Usted pensará, legítimamente, que no es así, que Fidel Castro nunca quiso arreglar las cosas, pero lo cierto es que las cosas se arreglaron, y de qué modo. Usted considera que en 1970 paralizó el país, y me temo que las cosas no son tan simples como usted las pinta. Entiendo que considere culpable a Fidel Castro de todos los males que azotan a Cuba, que no son superiores a los males de una mayoría de habitantes de América Latina, y no me cabe duda de que allí donde usted ve bondades y represión yo veo la lucha de un pueblo por su dignidad y por romper las terribles cadenas que durante tanto tiempo les oprimieron. Usted ve opresión en el oasis que la historia ha concedido a Cuba, usted relativiza la ignominia anterior a la revolución de su patria, cometiendo el grave error de dejarse llevar por lo que le dicta su corazón. Hay muchas, muchísimas personas en España que piensan o murmuran en voz baja, en más ocasiones de lo que podría imaginarse, que en tiempo de Franco se vivía mejor, y no es extraño escuchar a personas adultas afirmar que en aquella época al menos había orden. ¡¡¡Que no será capaz de afirmar un cubano de su patria, si la revolución ha sido profundamente estigmatizada desde todos los frentes mientras que en España se han echado tantas flores y laureles sobre nuestra “bendita democracia” que uno ya no sabe si vivimos una primavera permanente mientras busco en unos almacenes una escafandra y una bombona de oxígeno para protegerme ante el ingente babeo españolista y de irresponsable orgullo patrio que nos ahoga permanentemente!!!

    Así pues, repito, entiendo su postura crítica, pero no resultan convincentes sus argumentos, como vengo desarrollando. Pero continuemos con ellos, aunque lo dejo para otro post que colgaré a continuación.

    No se precipite en responderme. Déme tiempo a terminar. A ello me dispongo.

  • Continuemos.

    Ya he profundizado suficientemente en la problemática del azúcar, a mi juicio muy distante de su simplificación del percal con Fidel en el punto de mira. Fíjese, usted continúa su comentario #108 con una afirmación que me ilumina sobre las enormes dificultades de este debate:

    Son cosas que suceden cuando el estado regula la economía

    ¿Qué he de comentar a esto? No soy capaz de imaginar el espacio que podría ocupar escribiéndole a tenor de este torpe comentario. Digo que es un comentario torpe porque precisamente la no regulación de la economía por parte del estado es lo que permitió el expolio y la ignominia anteriores al advenimiento de la revolución cubana. Cuando, por ejemplo, como ha podido leer en las palabras de Galeano que copié antes, el estado se convierte en una sucursal del imperio, ¿no estamos ante un estado que regula la economía? (me refiero al estado imperialista, claro. O puede que no, porque la economía la regulan hoy en día, y desde hace mucho tiempo ya, las empresas, el capital contante y sonante. Los estados que regulan la economía son minoritarios, aunque en el fondo yo mismo estoy diciendo una gilipollez. ¿Qué estado no regula la economía? Vamos a ponernos serios, Don Galileo, ¿Qué estado no regula su propia economía? Creo que jamás ha existido un estado que no regule la economía, aunque hubo experimento de liberalismo salvaje como en Chile tras el golpe de la CIA en el que pusieron a Pinochet a la cabeza del país, pero aquel Chile, por ejemplo, nunca se deshizo de la industria nº 1 de su país: la del cobre, y no porque los Chicago Boys no lo exigiesen, pero hasta ahí no se atrevieron. Piense en los EEUU, paladines del liberalismo económico, esa falacia que nadie en su sano juicio puede creerse. Lo que le cuento: piense en los EEUU y en sus politicas de subvención agrícola que lastran decisivamente los intentos por comerciar allí de muchos países productores del tercer mundo, incapaces de competir contra dichas subvenciones, contra unos productos que gracias a las ayudas estatales no tienen rival gracias a los bajos precios que se pueden permitir. Ése es el país que defiende el libre comercio. ¡Qué gra mentira!, y aún son muchos los burros que se la creen. Y lo mismo pasa con Europa, ¡cuidado! El libre comercio es una fantasía más propia de un departamento de mercadotecnia que tan sólo pretende convencer de las bondades de un sistema económico que no tiene tanto de liberal. Y recuerdo que todos los países con economías “liberales”, sin excepción, cuando llega el momento inyectan dinero en las entidades financieras con problemas, pues las muy pobrecitas también tienen sus malos momentos (hoy en día vivimos uno de esos momentos) y nos hacen sufrir por ellas al resto de ciudadanos.

    Sí le concedo, en cambio, que en Cuba la economía está más regulada que en los EEUU o en la UE. No soy experto en economía, pero tengo esa impresión, sin duda. ¿A dónde han llevado las políticas de liberalización más extremas, aquellas en las que la intervención del estado más se había minimizado? Al desastre, Don Galileo, al desastre. Vuelvo a recomendarle la lectura de “La Doctrina del Shock”, anque también puede leer a Noam Chomsky (“Hegemonía o supervivencia” es un libro de referencia) o, si busca algo más ortodoxo, aunque no exento de accesibilidad, le recomiendo “Breve historia del neoliberalismo” de David Harvey. La liberalización de los mercados ha llevado a multitud de países a la quiebra, al desastre social y humano, al más absoluto desorden y, básicamente, al enriquecimiento de unos pocos, esa oligarquía de turno que, curiosamente, es la misma beneficiada por las ayudas de los bancos centrales a los pobrecitos bancos provados con problemas de liquidez. Los defensores más moderados del intervencionismo estatal, capaces de comprender los peligros del liberalismo más salvaje y despiadado encarnado por Milton Friedman, siempre aluden al prestigioso economista John Maynard Keynes, padre de las políticas económicas de las socialdemocracias modernas, entre otras cosas, que propugnaba una mezcla de laissez faire e intervencionismo, por decirlo simplificadamente. No creo que sea el momento ni tenga tiempo ahora de profundizar en las contradicciones del capitalismo y de las políticas o, más bien, teorías económicas liberales. Su acusación de intervencionismo a Fidel Castro no es sostenible a poco que se tenga una visión mínima de los sistemas económicos y de la realidad económica de los diferentes países. Señalar a Castro por eso no pasa de ser una bufonada, sin que esta reflexión venga acompañada de un intento por minimizar el error que él mismo reconoció en su momento, obviamente.

    Más adelante, en su comentario #108, me pregunta (o se pregunta) por el dinero que dejaron o dieron los soviéticos a Cuba: ¿Qué pasó con su ayuda? Usted afirma que Cuba recibió una ayuda de la URSS que “se estima” fue superior al plan Marshall que EEUU “regaló” a Europa. Esto me resulta absolutamente increíble. No me lo puedo creer. Es una verdadera exageración y espero que pueda sostenerlo de algún modo más allá de sus propias palabras. Si me dijera que la URSS ayudó a Cuba con mucho dinero, podría darle un mínimo de credibilidad, pero superar el plan Marshall para una sola isla. Piense una cosa: todas las personas que conocen a Fidel Castro, algunos bastante críticos con él, afirman que es una persona muy sencilla y que en absoluto es ostentosa. Es más, los que lo conocen dicen que vive de manera muy normal y humilde (sólo hay que ver la austeridad de sus uniformes, que me cuadra con esa austeridad vital). Es muy difícil imaginar que esa persona se dedique a robar y a beneficiarse con cantidades astronómicas de su posición política. ¿Por qué nunca se ha demostrado que tenga una fortuna? (como muchos afirman, sin pruebas, claro), porque no se le conoce exceso material alguno. Quiero decir que es muy frecuente ver a la familia de muchos líderes políticos o presidentes, y no sólo dictadores, vivir a todo tren, en el lujo más ostentoso. ¿Cuántos millonarios hay en Cuba? Alguno habrá… bueno, no lo sé, pero no me haga reír. ¿Plan Marshall? ¿Sabe cuánto dinero puso EEUU en el Plan Marshall? Nada menos que la friolera de 13.000 millones de dólares durante 4 años a finales de los años 40 y principios de los 50, tras la segunda guerra mundial, como todo el mundo sabe. ¿Lo ha entendido bien? Espere que se lo escribo todo en letras: trece mil millones de dólares, ¡¡¡trece mil millones en aquella época!!! Hombre, el dólar está barato por estas fechas, pero no piense en euros: piense en dólares.

    Créame Don Galileo, no sé si es cierto lo que dice, ni si es mentira. No tengo pruebas, como tampoco tendría pruebas para replicar a alguien que me dijese que en una luna de Júpiter hay una palmera bajo la cual crecen florecitas de color lila. Tan sólo intento imaginarlo y me hago algunas preguntas que me parecen muy lógicas: ¿La URSS movió más de trece mil millones de dólares hacia Cuba y no hay pruebas? ¿No hay huellas? ¿No hay registros? Coño, eran muy buenos estos rusos escondiendo, y ya no digamos los cubanos; nunca hubiera pensado que los aburridos y poco vistosos uniformes de los castro fueran tan caros. ¿Llevaban los billetes en botellas de vodka? Perdone la guasa, pero una cifra así no vuela de un banco a otro como si nada. Me parece que “se estima”, como dice usted, es una argumentación pobrísima para enfrentarse a un asunto de tamaña magnitud y sin rastro, sin pruebas. Trece mil millones de dólares es una cifra enorme hoy en día, en 2008. Imagínese en 1947.

    Más adelante, dice una frase que me parece muy curiosa. Permítame copiar la parte final de la misma:

    …sin Batista quizás no hubiésemos tenido a Fidel Castro

    La comento con brevedad, que me estoy cansando de escribir y se me agota el tiempo: ¡si sólo hubiese sido por Batista!

    Yo le mencioné a Batista, es cierto, pero lo puse como ejemplo de lo que hubo antes de la revolución, el ejemplo inmediatamente anterior. La historia de la ignominia en Cuba se remonta muchísimo más atrás, o se piensa que Martí buscaba florecitas por el campo. La lucha por la independencia en Cuba fue larga, con muchas vicisitudes y muchos regímenes, aunque el régimen de explotación y saqueo, vamos, de esclavización de facto de las mayorías pobres venía antiguo, y tan sólo tras el triunfo de la revolución cubana terminó. ¡Cuidado!, vuelvo sobre lo mismo: el hecho de que pasase todo esto no significa que no haya motivos para criticar con fuerza a los responsables de la revolución, pero para eso ya está Falsimedia a tiempo completo. Piense que si me nota algo sesgado le puedo decir que intento hacer las lecturas que nunca hacen los medios de comunicación masivos (Falsimedia, digo), reproduciendo las palabras de tantos y tantos periodistas, intelectuales y/o personas comprometidas que han dado su testimonio de la realidad cubana. Su testimonio, el de ellos, cierto, pero testimonio al fin y al cabo, ni más ni menos valioso (pero sí más numeroso dentro de Cuba) que el testimonio de los críticos como usted, aunque no esté dentro de Cuba.

    Luego hace una de esas afirmaciones que le pierden:

    Batista se le quedó corto a Fidel en la competencia totalitaria

    Esto lo sostiene afirmando que a Fidel Castro se le liberó tras haber sido detenido por el asalto al Moncada. Sí, está claro, Batista era un prócer de los derechos humanos y las libertades civiles, obviamente, y tras derramar unas lágrimas por el comandante, ordenó su liberación… Mire, Don Galileo, prefiero no entrar en un análisis del periodo de gobierno de Fulgencio Batista así como en un análisis paralelo del periodo de Fidel Castro. Sólo un comentario que dejo en el aire: ¿cómo se explica que el pueblo cubano recibiera alborozado a los revolucionarios y hoy en día, a pesar de las corrientes crítivas existentes en todo el mundo, ese ismo pueblo no muestre mayoritariamente una actitud contraria para los mismos hombres o la misma revolución, y mucho menos comparable a la que se mostró en tiempo de Batista? No compare a Batista con Castro, por favor. ¿No ve que eso le descalifica? Puede acusar al gobierno cubano de dictadura, puede denunciar ataques a los ddhh por parte del régimen, puede señalar con el dedo muchas cosas, pero no cometa el error de tropezar en ese sensacionalismo de guateque.

    Finaliza su comentario #108 con una recomendación a un servidor para que amplíe su escpectro de lecturas. Escuche: estoy ansioso por ampliart dicho espectro. Es una máxima de mi vida, y no sólo en lo referente lecturas. Cualquier demostración de creatividad, de comunicación o de mera divulgación me parece interesante. No se corte y recomiéndeme lecturas. Le pido que me recomiende algún libro que pueda iluminarme sobre estos asuntos, un libro que me resulte asequible, que pueda conseguir, aunque sea por la red. Se lo digo en serio. Como habrá comprobado me encanta recomendar libros, páginas web, artículos, películas y lo que haga falta. No se quede corto. Ilumíneme con sus focos de aprendizaje e información. Comparta sus fuentes con un servidor, por favor. Eso sí, modestamente pienso que acostumbro a recabar información y leer, así como documentarme de asuntos como éstos de muchas y muy diversas fuentes.

    Va, continúo en el siguiente comentario. Espere que lo escriba.

  • En fin, vamos a ver si termino rápido, que tengo sueño, pero no he acabao y quiero hacerlo.

    Entramos en su comentario #111, con el que concluyo este repaso y contraargumentación a todo lo que ha llegado a decir. Quisera no repetirme, aunque no se lo puedo garantizar. Escribo y pienso sobre la marcha, y eso puede ocasionarme algún desorden argumentativo, alguna carencia o algún exceso retórico, especialmente esto último, que me conozco.

    No estamos de acuerdo en que Cuba es una dictadura que viola los derechos humanos, Don Galileo, no lo estamos y no porque no haya violado los ddhh (que a mi juicio los ha violado en más de una ocasión) o porque no sea una dictadura (que a mi juicio no lo es) sino porque la catalogación de Cuba como dictadura que viola los ddhh es un atrevimiento o exceso conceptual que pone el listón de los ddhh altísimo.

    Hoy mismo había una entrevista muy interesante a Salim Lamrani, periodista francés especialista en las relaciones Cuba-EEUU en la que le preguntaban:

    ¿Los derechos civiles y políticos se respetan en Cuba?

    A lo que el periodista, escritor y profesor constesta con total lucidez:

    No cuente conmigo para esa discusión. Amnistía señala cierto número de violaciones. Por otra parte, publico el informe íntegro de 2006 sobre Cuba en mi libro. Pero el resultado de la comparación con los demás países es incontestable: si hay una especificidad cubana en materia de derechos humanos, ¡es que allí se respetan más los derechos humanos que en otras partes! Las violaciones en Cuba no sólo son menos numerosas, sino también menos graves: no hay ningún caso de asesinato político en Cuba, ni de ejecución extrajudicial, ningún desplazamiento forzoso, ningún caso de tortura, ningún sindicalista asesinado, ningún caso de desaparición forzada, ninguna masacre de campesinos, ninguna violación cometida por la policía, ningún caso de esclavitud, ningún asesinato de niños, etc., etc. Todos estos crímenes figuran en los informes de los demás países del continente. ¡Piense en Colombia, Brasil, México o Bolivia!

    Me parece estupenda su respuesta, porque la comparto y porque refleja a la perfección lo que vengo defendiendo, con la diferencia de que Lamrani es un estudioso del tema. Fíjese, Don Galileo, que no niega que en Cuba no se respeten los ddhh, al contrario, pero deja muy claro que señalar a Cuba como la mala de la película es una discusión o una línea en la que no está dispuesto a entrar, porque siguiendo los informes de AI, por ejemplo, se descubre que la mera comparación entre países deja muy bien parada a Cuba. Y es cierto. ¿Ha leído usted los informes de AI sobre Colombia, por citar un caso sangrante? Claro, entiendo que muchos no compartan esto, empezando por usted, porque Falsimedia se ha dedicado y se dedica a contaminar constantemente apuntando a las FARC como las malas malísimas de la película (hablando de Colombia), pero que los medios de comunicación (es un decir) intoxiquen y desvíen la atención no consigue esconder ningún informe de cualquiera de la multitud de organismos internacionales que trabajan sobre el terreno, y que el menos pintado, mas con ánimo de buscar la verdad o, al menos, averiguar lo que dicen esos organismos, pueda hacerlo y enterarse. Estaremos de acuerdo en que internet es una bendición para la libertad de expresión y una herramienta poderosísima de comunicación, un respiradero imprescindible en el asfixiante panorama de los medios. Nunca habían caído tan bajo dichos medios de comunicación (es un decir) como en estos tiempos, pero afortunadamente, la información más respetable y seria corre por la red, sin ncesidad de pasar por la caja de falsimedia para perpetuar el estado de anestesía permanente de sus lectores, radioyentes o televidentes.

    Usted, Don Galileo, continúa dicendo o, más bien, me exhorta a reconocer que el sistema cubano no es una alternativa para nadie. Sólo le puedo decir que desde el profundo rechazo que siento por el modelo capitalista (y no egoístamente, porque yo vivo de fábula, sino por la convicción de que nuestro ritmo de vida es consecuencia de expolio y el abuso del tercer mundo) y desde la convicción de las importantes contradicciones que asolan a la revolución cubana, mil veces antes una cuba “libre” que una España “democrática”, con comillas para todos, para evitar suspicacias. No tengo tiempo aquí hoy, para justificar esto (ni falta que me hace), quizás seducirle más bien (como dirían Maturana y Varela) sobre lo que pienso y sobre mis convicciones en este sentido. El capitalismo es, probablemente, la mayor dictadura de la historia, la más cruel, la más sanguinaria, la más dañina, la más perniciosa, la más inujusta, la que comete o perpetra los mayores abusos, la mayor catalizadora de ignominia y sinrazón de la historia de la humanidad. Las cifras cantan y lo dejan bien claro, el grado de sometimiento de la mayoría lo demuestra negándolas o ignorándolas en muchos casos, pero las cifras están ahí, y los crímenes, y los abusos, y las injusticias. Sé que a usted no le demuestro nada. Considero que las lecturas alternativas (Chomsky, Klein, Galeano, Ramonet, etc… son imprescindibles (o lo han sido para mí) para comprender la situación del mundo. Entiendo que me acuse de parcialidad lectora, pero no es así: llevo toda mi vida leyendo a Falsimedia y estoy en un largo proceso de desintoxicación (yo era lector diario de El País, mascarón de proa de Falsimedia) que tarde o temprano terminará. Esta visión surge a grosso modo, en trazos de brocha gorda, porque cada día descubro que el día anterior no sabía mucho y que algo en lo que creía no merecía mi tendencia a dar credibilidad, aunque eso me infunde la esperanza de que sé menos que mañana.

    Voy concluyendo. Me habla de Guantánamo y reconoce la ignominia, anque me parece blando en el juicio que emite (“ilegalidad obvia”, “escándalo vergonzoso”). ¿Por qué reprime los adjetivos? Disfrutamos de una lengua maravillosa, y hay que aprovecharla. No se corte: disfrute. Yo, por ejemplo, hubiera reservado lo de “ilegalidad obvia” o lo de “escándalo vergonzoso” para la actuación de El Pocero, un especulador inmobiliario muy popular en España, que se ha hecho de oro a base chanchullos o, por ejemplo, reservaría esas expresiones para gentuza como Mario Conde, un banquero venido a menos, jerifalte de trapicheos y escándalos financieros, perseguido por la justicia pero simultáneamente beneficiario del paraguas del Rey Juan Carlos, que lo cuenta entre sus más allegados y lo proteje del acoso de la justicia. También consideraría escadaloso y vergonzoso, y posiblemente digno de ilegalidad, que Emilio Botín, el banquero más importante de España, no vaya a prisión a pesar de la condena firme que pesa(ba) sobre él (en su momento consiguieron, él y sus colegas Corcóstegui y Amusátegui, altísimos directivos bancarios) que la caja de ahorros más poderosa de España (La Caixa) les avalase con más de 150 millones de euros, suma de las fianzas por el caso SCH para los tres, lo cual no deja de ser curioso, por no decir algo más fuerte y que invita a hacer una suerte de banco-ficción, tratando de imaginar contrapartidas e historias para no dormir). Por cierto, piense mal y acertará: efectivamente, a Botín también lo protege el Rey.

    Pero esto es sólo un aperitivo. Con mucho gusto, mañana dedicaré parte de mi tiempo libre a escribirle unas palabras sobre lo mal que veo a España y trataré de comparar ciertas cosas que en su último post dice sobre Cuba con algunos ejemplos de lo que sucede en España. Mi consejo, de entrada, es: continúe con su espíritu crítico con Cuba pero intente documentarse sobre las realidades de países como el que lamentablemente me da la nacionalidad. Si profundiza es más que probable que suavice sus posturas (respecto a Cuba, anque me temo que lo de Cuba lo lleva usted muy adentro y me permito recomendarle que investigue y sustente mejor sus argumentos para Cuba, tratando de ir más allá de lo circunstancial, acercándose o empitonando a lo estructural, porque en la crítica a lo estructural hay más sensatez y fiabilidad, aspectos necesarios para lograr objetividad: fíjese como en el post anterior -y en su libro entero- Galeano se enfrenta a lo estructural desde lo concreto, desde lo circunstancial, fíjese en la fuerza de sus palabras, que no sé si captará).

    Obviamente, eso no quita para que empiece a contestar todo lo que acabo de escribir, que no ha sido poco (Galeano incluido).

    Saludos cordiales.

  • Galileo dice:

    Estimado Don Lucien,

    Pues me alegra que me vaya tomando aprecio. Oiga, que unas palabras de elogio viniendo de Ud. son un bien escaso!

    A ver, permítame concentrarme en un punto, aunque lo prometo haré lo que pueda para responder seriamente a sus otras preguntas: la austeridad de los gobernantes cubanos.

    Mire, amigo mío, ese cuento no se lo puede hacer a ningún cubano. En La Habana todo el mundo sabe donde están las mansiones de Fidel Castro: el bunker de 12, la casona en siboney, una finca en Managua. Hace pocos anhos alguien cercana a la familia que se refugió en Miami publicó un video de Castro comiendo en su casa, con sus buenos vinos y su mesa bien repleta. Quizas ande por YouTube, a ver si se lo encuentro.

    Pero hay experiencias mas cercanas que todos tenemos. Yo conozco a hijos de altos dirigentes del gobierno, que estudiaron conmigo, y tenian su coches para ir a la Universidad. En Cuba, amigo Lucien, para poner las cosas en contexto, los demas nos transportabamos a 15 humanos por metro cuadrado en los famosos camellos, que seguramente ha visto por fotos.

    Al norte de Villa Clara, donde estan las hermosas playas de Santa Maria y las Brujas, Raul Castro pasa sus ratos de esparcimiento. Lo veía a menudo un amigo que trabajaba allí en la construcción, y todo el mundo lo repite. No estaría mal, si no fuesen esas las mismas playas a las que los cubanos se les niega de plano el acceso. Oigame bien, Lucien, de plano! En uno de las mas repugnantes muestras de apartheid, hay que mostrar un pasaporte extranjero (o un permiso de residencia fuera del país) para pasar la garita del pedraplen que conduce a esas playas. Eso lo viví yo, nadie me lo ha contado.

    A mí no deja de hacerme gracia que Ud., que tan alerta parece estar ante las falsedades de la prensa mundial, que seguramente existen, haya sucumbido tan ingenuamente al aparato de propaganda castrista.

    Si quiere llevarse una idea de como viven los dirigentes en Cuba, hágame el favor de no leerse el libro de Ramonet. Si yo le creyera a Fidel Castro, no estaría debatiendo con Ud. ahora. Pero puede leerse, si no lo ha hecho ya, Rebelión en la Granja (Animal Farm) de George Orwell. En esa sencilla fábula, no escrita para Cuba, aunque casi no me le creyera cuando lo leí, aprenderá más de la vida de los dirigentes cubanos que en todos los tomos de Ramonet.

    Saludos y buenas noches,

    Galileo
    ps. No se moleste en copiarme las partes de Las venas abiertas. Se hacen demasiado largas las entradas, y de hecho ya he leído bastante a Galeano, incluyendo ese libro que me parece tan inspirado como equivocado. El de Klein que tanto me menciona no lo he leido entero, pero leí varios fragmentos que salieron acá en The Guardian. A ver si tengo un tiempo. Déjeme apuntarle que todas las transformaciones sociales y económicas derivan de situaciones de shock, entre ellas las revoluciones anti-capitalistas del siglo XX. No me impresionó gran cosa esa teoría. Pero eso es otra discusión.

  • Jorge F. dice:

    #102. Ignacio, hace 3 días, dice:

    “Una pregunta: ¿puede un ciudadano cubano no sólo criticar al gobierno, sino depositar su crítica en una urna, que se cuenten y que, llegado el caso, cambie dicho gobierno como resultado de esa votación?”

    Jorge F. le responde: “Mire con esos papelitos, en España, me limpio el culo. Cambiará el gobierno, pero cambiará el sistema”.

    Y perdóneme la grosería.

  • Galileo dice:

    A ver Don Lucien,

    Ud que me dice que mis adjetivos no son suficientemente descriptivos cuando critico a los EEUU, muéstreme por favor como usa Ud. los fantásticos adjetivos del español:

    Que le parece a Ud. que el gobierno cubano gane una consulta electoral con nada mas y nada menos que el 99% de los votos?

    Adelante, sea creativo! Buenos dias y un saludo.

  • Simio dice:

    Don Jorge F: Sin esos papelitos no cambia ni el sistema ni el gobierno.

    Fijese que en la Monarquia Absoluta Cubana el heredero al trono ha sido el hermano del Monarca.

  • Galileo dice:

    Buena respuesta, Don Simio. Con elecciones pueden quitar a Aznar en España (o poner a Chávez en Venezuela). El sistema tendrá sus deficiencias, pero de ahí a afirmar que lo de Cuba es mejor…

    Y que no me vengan a decir que en Cuba hay elecciones. El que se crea la unanimidad de mi país es porque ha decidido ser ciego!

  • Ahhh Don Galileo, no se embale. Prometo responderle más tarde, hacia la hora de cenar, puede que un poco antes. No se embale. Su último comentario, sintiéndose fuerte en su convicción sobre el asunto electoral es carne de cañón. Ya le avisé ayer sobre este punto: hay un debate más profundo, un debate sobre el fondo de la cuestión. Luego le darté más pistas y, por supuesto, comentaré su desacertada y embaucadora intervención #116, así como su trampa #118, que merece una respuesta acorde con ese debate en profundidad que defiendo.

    Pero no se embale, que tiempo tendré de explicarme mejor

  • Galileo dice:

    Muy bien, Don Lucien, le leeré con gusto esta noche. Siempre me he preguntado como el gobierno cubano hace para que lo apoye el país unánimemente, sin grietas, en medio de una crisis económica galopante y tras medio siglo en el poder. Y Ud. promete revelarme pronto la respuesta! No me puedo esperar!

    Todavía le queda un rato para hacer averiguaciones de última hora. Un saludo.

  • Don Galileo,

    Con toda humildad debo decirle que usted debería respetarme un poquito más. Me parece que no tiene una actitud positiva para conmigo y en lugar de tomarme mínimamente en serio no hace más ignorarme. Debo darle un toque de atención. Usted había cogido una senda estimable en su comentario #111, mostrando prudencia en sus referencias a la realidad capitalista y a la española, tras haber mareado la perdiz en anteriores comentarios. Ahora, de nuevo, vuelve a marearla, ¡y de qué manera!

    Servidor se ha mostrado interesado en analizar sus intervenciones. He respondido a muchas de su preguntas o a muchos de sus comentarios (seguro que no a todos y para eso está usted, para recordarme aquello que aparentemente haya eludido u olvidado y quiera preguntarme) pero usted no obra el mismo modo. Así no vamos bien. A muchas de mis ideas principales usted responde con su discurso precalculado, como mínimo es obvio que es más precalculado que el mío porque, por ejemplo, ha dedicado prácticamente todo el comentario #116 a rebatir mi afirmación sobre la austeridad de los líderes cubanos, referencia a Orwell (excelente libro-fábula, que leí de pequeño) incluida. Es como si la cuestión fuese, para usted, eludir las ideas más comprometidas de mi discurso, como si el centro de mi mensaje estuviese codificado en algún dialecto extraño y no fuese capaz de intentar descodificarlo.

    No me preocupa especialmente si los dirigentes cubanos son más o menos austeros. La única realidad es que no tengo noticia de posibles excesos (que no descarto, obviamente) ni de pruebas que vayan más allá del “todo el mundo sabe” o ejemplos ciertamente patéticos como el de ese vídeo que, según me cuenta, nos enseña a a Castro comiendo en su casa, con sus buenos vinos y su mesa bien repleta. ¡Es increíble! Ahora resulta que sentarse en una buena mesa, con buenos vinos y buenos manjares es un argumento digno de ser resaltado en un ataque a Fidel Castro. ¿A qué juega usted conmigo? ¿Entiende lo que le digo cuando afirmo que no me respeta? ¿Recuerda aquello de “insultar a la inteligencia” que mencioné con anterioridad? Si yo le hablo de la austeridad de Castro (de la que hablo por referencias y no por conocimiento directo) no me parece muy acertado o respetuoso responder con un argumento como ése. ¡Bendito dictador el que entre las acusaciones recibidas por su críticos se encuentra una que habla de una mesa abundante, con buenos vinos y una mesa bien repleta! Soy consciente de que en Cuba hay gente con dificultades, y que no debe ser fácil llenar la mesa con abundantes manjares (como hacemos nosotros, no sólo Fidel Castro en ese caso) y buenos vinos, pero me parece que ese ejemplo que busca la crítica del madatario cubano es excesivamente rebuscado, porque es vox populi que en Cuba no se pasa hambre, y mucho menos si comparamos a Cuba con el resto de América Latina.

    En definitiva, en ese comentario 116 no dice nada, aunque me parece muy loable que considere tan criticable que a los hijos de los dirigentes tengan coche para ir a la universidad o que Raúl Castro pueda utilizar una playa para su esparcimiento, una playa que está vedada a los cubanos (conozco la existencia de esas playas, reservadas al turismo extranjero). Ahí se acaba su dramático repaso a la ignominia de los dirigentes cubanos, tan lejanos de la austeridad que yo imaginaba, hasta ahí llega el relato de semejante agravio para el resto de cubanos, agravio que nace de la utilización de vehículos para ir la universidad por parte de los hijos de dirigentes y por esos paseos del “hermanísimo” por una playa reservada para él y los turistas. Cierto, Don Galileo, queda definitivamente demostrado que los dirigentes cubanos no son austeros. Basta leer sus tremendas acusaciones de despilfarro y cara dura.

    Mire, en España también se sabe de los excesos de nuestros dirigentes. Le hablaré brevemente de uno para el que no faltan ejemplos de exceso, un dirigente o mandatario que conoce la austeridad, aunque no la practique. Le hablo del Jefe del Estado: el Rey Juan Carlos. Pero para ponernos en órbita permítame copiarle una breve reseña del Rey aparecida en la revista Hola, una de las más vendidas de España, revista-hermana del Hello británico, ya sabe, esas revistas que centran sus reportajes en el famoseo, la farándulo y le jet set. La revista hola hace esta semblanza del Rey en su página en internet:

    Terminada su formación y residiendo ya en el palacio de la Zarzuela, fija su fecha de boda con Sofía de Grecia. Princesa con la que se casaría en Atenas, en 1962… Van naciendo los hijos. La infanta Elena, 1963, la infanta Cristina, 1965, y el heredero al trono, Felipe de Borbón, 1968. Don Juan Carlos y doña Sofía llevan una vida austera, sin lujos y, poco a poco, a base de trabajo y presencia, se van haciendo querer por todos los españoles.

    Lo cierto es que siempre me emociono leyendo estas cosas. Uno, que es un sentimental. Claro, cualquiera duda que esta semblanza contenga alguna exageración o inexactitud. Si lo dice el Hola, ha de ser cierto. De hecho, y para esto debe confiar en lo que le voy a decir, los medios de comunicación españoles comparten esta visión de la familia real, y siempre nos emocionan a todos los súbditos con esos relatos de auteridad, simpatía y buenrollismo que marcan la trayectoria de nuestro estimado monarca. A veces uno piensa que el Rey lleva una vida Espartana, pero en versión simpática. Son tan majos.

    Y no es que uno tenga mala fe, pero acostumbro a interesarme por la lectura de multitud de medios y fuentes sobre cualquier asunto. Uno es curioso por naturaleza y a veces se encuentra con otras versiones sobre la austeridad de los reyes de España. Es como cuando vas al médico y te diagnostica algo grave. Rápidamente buscas una segunda opinión. Veamos una segunda semblanza de los reyes de España

    http://es.youtube.com/watch?v=ip9NXim13S0

    Basta con ver los primeros dos minutos, aquellos en los que analizan el reprotaje de The Times. Luego viene una especie de conversación en la que elementos claramente monáquicos, asumiendo (al menos en parte) la vercidad y fiabilidad del reportaje de la publicación británica, no se despeinan al alabar la figura de Don Juan Carlos, con mayor o menor carga crítica, pero positivamente. Un episodio digno (la tele está repleta a diario) del disparate nacional que padecemos en este país. Don Galileo, si quiere información y datos sobre la fortuna y los negocios del rey de España, pídamelos, que le enlazo algunos artículos bastante contundentes.

    De todas formas no hace falta un análisis muy riguroso: todo el mundo conoce la ostentación del jefe del estado español. Lo dramático es que a la mayoría de la gente le parece bien y no se inmuta. España necesita a personas como usted, Don Galileo. Con ese espíritu crítico que ha demostrado ante los escesos del castrismo y de los dirigentes cubanos, le puedo asegurar que en este país que se llama España se pondría las botas.

    Continúo en el siguiente comentario. Déme tiempo a concluir.

  • Continúo lo que dejé en el comentario anterior.

    Un punto que me ha interesado de su intervención #116 es la referencia final a Ignacio Ramonet, despachándolo alegremente, del mismo modo que justo al final utiliza con Eduardo Galeano.

    Como usted no me respeta (como le dije antes) y no me conoce, se piensa que ante el libro entrevista de Ramonet con Fidel servidor no pudo menos que ponerse de rodillas y posicionarse como si estuviera ante una suerte de libro sagrado que no puede ser discutido ni replicado y que tan sólo merece ser alabado. Usted se piensa que leo a Fidel Castro y asiento ante cada una de sus frases, con el poco espíritu crítico que me quede absolutamente inhibido. Quiero explicarle el razonamiento que seguí ayer para dar por buena o dar credibilidad a la presunta austeridad de Fidel Castro. En primer lugar, recuerdo unas palabras de Ramonet en su libro, mientras introduce la entrevista y comenta que durante varios días antes de empezarla convivió con Fidel para conocer su día a día, incluyendo un viaje a Ecuador y multitud de actividades por Cuba. Según se desprende de las palabras del periodista Fidel trabajo muchas horas y duerme pocas. Es un fragmento muy breve, no se preocupe, que no vuelvo a la línea de ayer con Galeano:

    También es un hombre que vive, por lo que pude apreciar, de manera modesta, austera, casi espartana: lujo inexistente, mobiliario sobrio, comida sana, frugal, macrobiótica. Hábitos de monje-soldado. La mayoría de sus enemigos admiten que figura entre los pocos jefes de estado que no se han aprovechado de sus funciones para enriquecerse.

    No es la mera lectura de estas palabras por sí solas de Ignacio Ramonet me conduzcan a crearme esa imagen de un líder cubano austero. Partiendo del punto de vista de quien no está en Cuba y no conoce personalmente al hombre y su vida, uno debe intentar hacerse una idea buscando fiabilidad en las fuentes y, a ser posible, intentar cuadrar todos los datos y referencias disponibles. Eso no garantiza que la verdad sea descubierta o encontrada, pero considero que mi procedimiento es honesto y en absoluto dogmático: soy consciente que hasta la información más fiable podría estar manipulada.

    Para creer en la austeridad de Fidel tras haber leído ese fragmento parto de un hecho que me parece importante destacar: soy lector asiduo de “Le monde diplomatique” (LMD). Cada mes acudo al quiosco y me hago con un ejemplar, que me cuesta 4€. Reconozco que no me lo leo de cabo a rabo y me centro en aquellas informaciones que me resultan más sugerentes o tocan asuntos que despiertan con mayor fuerza mi interés. Hasta el momento debo decir que mi impresión sobre este medio es muy positiva. Sin darles patente de corso informativa, aprecio su rigurosidad. Los textos están ampliamente desarrollados. No estamos ante un medio convencional. En LMD no preocupa el espacio; las noticias tienen suficiente para desarrollarse y las referencias o notas a pie de página (a otros medios, a libros, a entrevistas, a estudios, a enlaces de internet, etc…) son abundantes. LMD es un periódico carente de sensacionalismo, en las formas y, estoy seguro, en el fondo. Su visión es innegablemente izquierdosa y altermundista, por algo lo dirije el fundador de ATTAC e impulsor del foro social mundial. Fíjese en una cosa: mientras puedo demostrar mentiras, intoxicaciones y trampas en medios tan “prestigiosos” como El País, no tengo noticia de escándalos similares en LMD. No digo que todo su contenido sea dogma de fe, pero este dato me da una idea acerca de su profesionalidad y honestidad periodística. Debo reconocer que yo me siento mucho más a la izquierda que su línea editorial, pero respeto su compromiso y su seriedad. No engañan a nadie y si han de atacar duramente a Sarkozy (como han hecho) pues lo hacen. Es de agradecer que un medio del país que sea, ataque sin complejos a su presidente si tiene buenos argumentos y prescinde de tácticas sucias. Sé que al decir esto piensa en Cuba, pero estoy hablando de Francia y de LMD. Lo que quiero decirle es que una trayectoria como la de Ignacio Ramonet, con el que se puede discrepar, me da ciertas garantías de que, en principio enfoca la entrevista con Fidel Castro con un mínimo de honestidad. Si Ignacio Ramonet dice que que ha visto a un Fidel Castro austero, me lo creo.

    Por otro lado, debo añadir algo más, aparentemente pueril y si me apura, algo forzado, pero en el fondo significativo, aunque sea levemente. Me refiero a todas y cada una de las imágenes que nos llegan de Fidel Castro. Jamás de los jamases le he visto un exceso formal en el vestir, en su entorno material. Nunca le he visto subido a un yate, navegando por algún cayo del Caribe, tostándose al Sol. Jamás le he visto llevar ropas lujosas, vamos, nunca jamás he visto lujo alguno en la figura de fidel Castro. Puede que cuando se encuentra en la intimidad se deshace de su sempiterno uniforme verde oliva y entonces se viste con las más finas sedas, y se sube a lujosos yates (de incógnito, claro, porque no hay pruebas, imágenes o grabaciones de tal cosa). En fin, ¿qué es lo que nos podemos creer? Si usted tiene argumentos o fuentes mejores que las mías adelante con ellas, que las analizaré gustoso. Pero por favor, no vuelva con alusiones a copiosas sobremesas, vinos de postín o paseos por playas reservadas, en primer lugar porque es ridículo (aunque sea ciertoy, en tal caso, criticable) sino porque esos ejemplos palidecen hasta el extremo ante los excesos de medio mundo, empezando por casi todos los mandatarios mundiales.

    La misma argumentación que he utilizado para hablar de Ignacio Ramonet me sirve para referirme a Eduardo Galeano. Al final de su intervención #116 despacha al respetadísimo intelectual de origen uruguayo con un “ese libro que me parece tan inspirado como equivocado”, y se queda tan ancho. Vuelvo a lo del respeto. No sólo sigue sin respetarme, sino que tampco respeta a Galeano. A un intelectual de ese calibre, con toda su trayectoria, no se le puede despachar con ese “equivocado”. ¿En qué se equivoca? ¿En que se basa para proferir tal afirmación? ¿Cuál es su versión de la colonización de América Latina? ¿Tiene alguna fuente o referencia que sostenga su “equivocado” o no la necesita porque conoce de primera mano lo que Galeano nos explica. Es como si usted se pensase que servidor viene aquí a soltar un discurso acrítico y visceral sin mayor fundamento, como si no hubiese rigurosidad o seriedad alguna en todo lo que digo. No soy ningún aventajado ser humano que lo sabe todo, pero merezco más respeto. Si quiere debatir sobre Cuba y sobre el fondo de lo que estamos tratando aquí, trate de tomarme más en serio y busque un mínimo de fundamento a sus proclamas, a las que les sobra pasión y les falta mayor espíritu analítico. El ejemplo de los paseos de Raúl por la playa y el de los hijos de dirigentes conduciendo coches hasta la universidad son bastante pobres y, por otro lado, desvían la atención del debate hacia los personal, hacia lo circunstancial. Conozco a muchas personas que me pueden hablar de las dificultades que pasan los cubanos. No arreglamos nada señalando todos esos casos porque perderíamos mucho tiempo. Yo no pierdo el tiempo o no lo he perdido hasta ahora hablando de la comunidad universitaria cubana, ni del casi inigualable nivel académico de sus profesores y alumnos. No voy a entrar en los casos concretos de aquellos cubanos que defienden la revolución, generalmente con un espíritu crítico y cada día más exigente, pero seguros de su compromiso antiimperialista, un compromiso que no es gratuito ante un análisis de las interminables agresiones del imperio a Cuba. Yo le pido un debate serio y honesto, un debate que entre en el fondo y que tenga presente en todo momento que las críticas (así como las felicitaciones) al gobierno cubano deben ser contextualizadas. No es de recibo afirmar que en Cuba se pasa hambre cuando además de ser falso (aunque seguramente haya quien pase hambre, como pasa hasta en EEUU, con sus 40 millones de pobres) es hipócrita, porque el hambre azota a muchos lugares de América Latina. Las acusaciones contra Cuba pierden su fuerza cuando palidecen al lado de las que en la misma línea merecen sus vecinos. ¿Cuántos artículos en la prensa ha leído en el último año sobre Cuba o Fidel Castro? ¿Cuántos artículos sobre la situación de Haití ha leído en el último año? ¿Conoce la dictadura de Haití? ¿Sabe que está respaldada por los EEUU? ¿Conoce las dificultades del pueblo haitiano? ¿Sabe que muchos haitianos comen galletas de barro y paja para engañar al hambre, sin saber que están condenando su salud? ¿Conoce el nombre del presidente de Haití, así, de sopetón, sin buscarlo? ¿Cuántos nombre de líderes latinoamericanos conoce? Le puedo asegurar que si hace una encuesta los líderes más conocidos de aquel continente saldrán Chávez y Castro, Castro y Chávez. Más allá de las críticas que merezcan, nadie puede sostener que en sus países suceden los peores crímenes, las peores catástrofes, las mayores debilidades o miserias políticas, pero todo el mundo los conoce y en cambio no saben quién es Tabaré Vázquez y, mucho menos, Fernando Lugo, un perfecto desconocido, incluso a pocos días de su elección presidencial. Si busca a presidentes con más trayectoria que el exobispo, no hace falta salir de Paraguay: ¿Cuánta gente conoce o sabe quién es Nicanor Duarte? No Don Galileo, salvo Bush, los líderes más conocidos de América son Chávez y Castro, y a tenor de los moticos que nos han ofrecido los medios para conocerlos, hay que ser muy sesgado para pensar que no hay otros cuyos motivos, los mismos motivos quiero decir, son más llamativos y graves.

    En fin, Don Galileo, ¿cómo espera enfocar el debate? No he tratado muchos temas, pero es que no me dio mucha chicha y yo ya he dado muchos argumentos que usted ha ignorado. Por ejemplo, aunque sólo es un ejemplo: ¿qué le parecieron las palabras de Salim Lamrani y todo lo relacionado con los informes de Amnistía Internacional? Creo que ahí hay mucho tema.

    Por último respondo a la pregunta que me ha formulado en su intervención #118:

    ¿Que le parece a Ud. que el gobierno cubano gane una consulta electoral con nada mas y nada menos que el 99% de los votos?

    Considero que la pregunta está mal planteada. Digamos que la propia pregunta manipula, más que nada porque contiene una afirmación encubierta, aunque aparezca entre signos de interrogación.

    En Cuba no se puede valorar el régimen o sistema elctoral desde el punto de vista de nuestras “democracias” occidentales. En España, por ejemplo, tenemos un monarquñi parlamentaria, más o menos como en el Reino Unido, aunque cada cual con sus especificidades. Los ciudadanos votamos y los candidatos de las listas más votadas acceden a su escaño en un parlamento que, a continuación, elige al presidente, que obviamente acostumbra a ser el líder de la lista más votada. Estamos ante un sistema representativo.

    En Cuba las cosas funcionan de un modo algo distinto, y usted lo sabe. Ya enlacé un vídeo al respecto (creo) y vuelvo a enlzarlo porque explica de manera muy didáctica el proceso electoral cubano:

    http://es.youtube.com/watch?v=hD1Blc7i6VI

    Me parece un vídeo muy claro. Perdone que no enlace directamente a Cubainformación, pero no podía entrar en la página.

    Mi respuesta a su pregunta, que sólo se entiende tras la visión del vídeo o conociendo lo que el vídeo explica, es que es falso que el gobierno cubano gane consulta electoral alguna. Las elecciones generales sirven para elegir a los delegados y son estos los que van al parlamento, que como ya le dije en una entrada anterior, es muy numeroso. El partido comunista no se elije, es como si se tratase de una institución que representa al estado, algo así como la figura del Rey de España pero con una diferencia fundamental: en Cuba se votó. En España nadie votó al Rey, aunque sé que algunos defienden que al sr aprobada la constitución de 1978 el Rey goza de legitimidad. Puedo aceptar ese razonamiento, aunque habría mucho que dicutir, pero no es el momento. El caso es que en Cuba no se puede hablar del sistema desde nuestra perspectiva y, honestamente, me parece un sistema más democrático. De hecho me parece democrático a secas, cosa que no pienso del sistema español, pero eso es otro debate.

    No sé si le ha quedado clara mi respuesta a eso del 99%: la pregunta es falsa y no tiene sentido, porque no es cierto lo que afirma (a pesar de ser pregunta).

    Don Galileo, además de solicitarle que respponda a los puntos calientes de mi argumentación con algo más que su pasión y lo que ha oído o lo que “se dice” le pediría que entre en dos cositas:

    1. Responda a todo lo relacionado con este vídeo y el tema de las elecciones. ¿Qué tiene que decirme a lo que acabo de afirmar?

    2. ¿Qué tiene que decir a algo que hasta ahora ha ignorado, esto es, las palabras de Salim Lamrani que copié ayer en mi comentario #115 y los informes de Amnistía que este periodista y profesor francés analiza en su último libro? Le copio aquellas palabras y me gustaría que las comentase y las contraargumentase, si se ve capaz:

    No cuente conmigo para esa discusión (sobre si los derechos civiles y políticos se respetan en Cuba). Amnistía señala cierto número de violaciones. Por otra parte, publico el informe íntegro de 2006 sobre Cuba en mi libro. Pero el resultado de la comparación con los demás países es incontestable: si hay una especificidad cubana en materia de derechos humanos, ¡es que allí se respetan más los derechos humanos que en otras partes! Las violaciones en Cuba no sólo son menos numerosas, sino también menos graves: no hay ningún caso de asesinato político en Cuba, ni de ejecución extrajudicial, ningún desplazamiento forzoso, ningún caso de tortura, ningún sindicalista asesinado, ningún caso de desaparición forzada, ninguna masacre de campesinos, ninguna violación cometida por la policía, ningún caso de esclavitud, ningún asesinato de niños, etc., etc. Todos estos crímenes figuran en los informes de los demás países del continente. ¡Piense en Colombia, Brasil, México o Bolivia!

    Espero su próxima intervención y, por favor, intente respetarme, esto es, argumentar con un mínimo de rigurosidad su posición o, como mínimo, atender a lo que le escribo en lugar de atacar determinadas afirmaciones mías (generalmente secundarias) ante las que poralgún motivo se siente más seguro de contrarreplicarme. Vaya al núcleo, por favor.

    Saludos.

  • Galileo dice:

    Estimado Don Lucien,

    en que momento le he faltado yo el respeto? He ido respondiendo a sus preguntas tanto como he podido y como me ha permitido el tiempo. No he usado con Ud ninguna palabra agresiva, aunque Ud conmigo sí lo ha hecho y bastante a menudo: hipócrita, tramposo, condescendiente, profundo desconocimiento, vil manipulador, patético, demagogo, todas estas palabras son suyas (además de lo insulto a la inteligencia y desvío de la atención que reparte tan gratuitamente), usted las ha usado para describir a mis opiniones o a mi persona. Le reto a que busque algo comparable en mi argumentación. He sido muy paciente aquí para poder mantener un diálogo civilizado, sin descalificaciones. La verdad me parece alucinante esa acusación que me hace, y le invito amistosamente a que la retire.

    Voy ahora a responder a sus preguntas.

  • El comentario #116 es en sí mismo una falta de respeto. Tras todo lo que he llegado a escribir y a tratar, tras analizar pasajes enteros de sus intervenciones y tras poner sobre la mesa argumentos tan contundentes como los de Salim Lamrani, a usted no se le ocurre nada mejor que centrarse en el asunto de la austeridad, cuando precisamente había quedado claro que era algo secundario en mi argumentación.

    Lo que tiene que hacer es coger el toro con los cuernos y no eludir los puntos comprometidos o determinantes de mis intervenciones. Le pido que me reclame lo mismo (señalando aquello que considere) en caso de que yo haya pasdado por alto algún punto que usted considere importante y al que yo no le haya respondido.

    Si usted utilzase palabras altisonantes y me insultase gravemente, no me inmutaría. Pero si torea todo lo que le estoy arguentando es otra cosa.

    Vaya con mis preguntas, analice todo aquello que hay además de las mismas y, por susupuesto, pregúnteme lo que quiera.

    Buenas noches.

  • Galileo dice:

    Don Lucién,

    A mi me repugnan las monarquías y los privilegios heredados. Yo no entiendo por qué los reyes y las familias reales de Europa deben vivir a todo tren con el dinero de sus compatriotas, sin que hayan hecho nada especial para merecerlo. Así que Ud. lleva razón cuando se queja de eso.

    Pero yo no dije que el Rey de España era austero.

    Ud. dijo que Fidel Castro lo era. Y yo le respondo que eso es parte de la fachada que nuestro tirano tropical exhibe, lo de monje-soldado, etc., que en La Habana se conocen sus multiples casonas (yo viví más o menos cerca de una de ellas) y que no parece que él sufra para nada la frugalidad de los hogares cubanos. Pero sobre todo, que los dirigentes viven como capitalistas ricos (y cree que Castro no lo sabe?) en una isla socialista en graves dificultades. Es importante, porque desbarata la leyenda de igualdad que quiere transmitir el gobierno cubano. Todos los cubanos son iguales, pero hay unos mas iguales que otros. Sin embargo, este no es un punto que me interese continuar mucho, hay cosas más interesantes.

    Voy a responder a su pregunta sobre el párrafo de este señor Salim Lamrani. Es muy cierto que en otros países latinoamericanos pasan cosas horrendas. En Cuba hay un poco más de orden, como corresponde a cualquier estado policial. Cuando visite Cuba, verá policias en cada esquina. No pasa nada que el gobierno no autorice o permita. Eso también hace al gobierno de los Castros directamente responsable de todo lo que sucede, lo cual, siendo justos, no se puede decir de otros países latinoamericanos donde los gobiernos no tienen el mismo grado de control. Cuando se describen las violaciones de ddhh en Colombia, México, Brasil o Bolivia, no se está acusando directamente a los gobernantes de esos países de cometerlas.

    En Cuba, sin embargo, hay una lista de barbaridades directamente asociadas a los Castro, porque allí no hay poderes alternativos para compartirlas. Sigamos la misma lista del señor Lamrani:

    – “no hay ningún caso de asesinato político en Cuba, ni de ejecución extrajudicial”: bueno, estas serían justamente las palabras que yo utilizaría para calificar el fusilamiento de tres personas que en el 2003 secuestraron un barco para escapar hacia EEUU, y sin llegar a lastimar a nadie, fueron capturados por la policía cubana. Fueron fusilados a los tres días, me imagino con qué procedimientos se tomó la decision! Fue un asesinato premeditado para dar escarmiento, con el fin netamente político de mantener el control en una situación dificil. Incluso Saramago tuvo que exclamar en ese momento, respecto a su relación con el gobierno cubano, “hasta aqui he llegado!”. Yo espero que Ud. no lo justifique. Creo que hasta su Galeano se quejó.

    – “ningún desplazamiento forzoso”. Miente el señor Lamrani. En Cuba, a los residentes de otras provincias no les permiten domiciliarse en la capital, y cuando lo hacen ilegalmente, son forzados a retirarse de la ciudad, como inmigrantes asquerosos. Los montan en un autobus y los deportan a sus provincias.

    – “ningún caso de tortura”. Ah, no? Y como lo ha sabido? Se lo ha contado Fidel Castro o alguna organización internacional imparcial? Esto último no ha sido, porque las visitas de tales organizaciones a las cárceles no se permiten en Cuba. Las denuncias de los que han estado presos son sin embargo unánimes: en las cárceles de Cuba se tortura, y mucho. Leáse el reciente libro que escribió clandestinamente el prisionero Hector Maseda desde una cárcel cubana, que puede encontrar en internet. Pero además, Lamrani miente cuando dice que AI no reporta torturas en Cuba, pues esta organización ha dejado claro que los famosos “actos de repudio” organizados por el gobierno para aterrorizar a los disidentes se pueden considerar actos de tortura psicologica.

    http://www.amnesty.org/en/library/asset/AMR25/002/2006/en/dom-AMR250022006en.pdf

    – “ningun sindicalista asesinado”. No conozco que el gobieno haya asesinado a ningun sindicalista, pero sí hay una lista de ellos en prisión por atreverse a organizar sindicatos independientes (en Cuba no hay sindicatos, la CTC es una organización del gobierno cuya tarea mas importante es recoger dinero de los trabajadores para hacerse funcionar a sí misma, es sencillamente una verguenza). Los empresarios capitalistas que hacen negocios en Cuba no tienen que molestarse con los sindicalistas, el gobierno cubano se encarga de controlarlos.

    – Y por último sobre la esclavitud. Yo creo que el régimen en que trabajan la gente en Cuba es bastante próximo a la esclavitud. Es obligatorio trabajar siempre para el mismo amo, que te paga con una moneda que no sirve. Recuerde que en Cuba todo se vende en una moneda diferente a la que pagan. Una botella de aceite de cocinar cuesta allí 2 CUC o más, mas de un 10% del salario si este se convierte a la moneda fuerte. Es más, cuando un capitalista hotelero español va a Cuba y emplea a los esclavos cubanos, a quién le paga? Al esclavo? No, mi amigo, le paga al amo, y en moneda dura. Y luego el amo le da al esclavo unos pocos de esos papeles inservibles! Averigue, por favor, si no me cree lo que estoy diciendo.

    Y por último, le respondo sobre las elecciones. Manténgase ahí.

  • Jorge F. dice:

    ¿Esclavitud? Venga a España y póngase a trabajar como jornalero en el campo de Andalucía y verá.

  • Galileo dice:

    Don Lucien,

    Déjeme empezar diciendo que su respuesta a mi pregunta sobre las elecciones en Cuba me parece un poco decepcionante. Básicamente, Ud. no se atreve a responder, sino desecha mi pregunta como una trampa. Y el argumento que da mas o menos se resume en que “es falso que el gobierno cubano gane consulta electoral alguna”, porque el sistema cubano es “distinto”.

    Pero cómo se las arregla el gobierno cubano para que todos los candidatos sean simpatizantes suyos? Nunca ha habido en el parlamento cubano una intervención cuestionando una sola palabra de los gobernantes. En Cuba le llaman, jocosamente, el “Coro de Niños Cantores de La Habana”. Como? Como????

    Es más, el gobierno sí gana directamente consultas populares por unanimidad. A principios de esta décadas, un grupo de disidentes encabezados por Oswaldo Payá recogió las firmas necesarias, más de 10 mil, para solicitar un referendo al Parlamento sobre una modificación constitucional que cambiese la ley electoral. El Parlamento, o lo que es lo mismo en Cuba, el gobierno, nunca respondió a ese acto legal, como no fuese metiendo a la cárcel a los principales activistas que recogieron las firmas y expulsando de sus empleos a muchos de los que firmaron. (El mismo Payá no fue a la cárcel porque ya era muy reconocido internacionalmente, gracias al Premio Sajarov del Parlamento Europeo, circunstancias que ahora posiblemente están también salvando a Yoani Sánchez). Para no hacer el cuento largo, el gobierno entonces tuvo la bochornosa idea de tratar de legitimar todo esto mediante un referendo para cambiar la constitución y hacer “intocable e irrevocable” al socialismo en Cuba. Mire Ud. esto que desfachatez, que falta de dialéctica, y de hidalguía! Y sucedió, la propuesta fue aprobada, en este caso por el 96.71% del voto! 96.71%!!!!! Usted honestamente puede creer ese número como el resultado de una elección libre de los ciudadanos?

    Perdón, Don Lucien, pero mi pregunta es muy válida. O es que Ud. no quiere contestarla porque le parece que no puede creer la respuesta que se ve obligado a dar?

    Por último, Don Lucién, me retiro ya de esta discusión, que podría ser interminable. Es un ejercicio estimulante, pero me temo que me está llevando más tiempo del que puedo dedicarle en estos momentos de mi vida. Seguramente a Ud. también, y déjeme decirle que a pesar de los desacuerdos aprecio mucho el tiempo que ha dedicado a discutir sus ideas conmigo. No quiero terminar con mala onda, así que me despido deseándole sinceramente mucha suerte y éxito en su búsqueda de verdades. Saludos cordiales,

    Galileo.

  • Jorge F. dice:

    “Un avión de EEUU entró al espacio aéreo de Venezuela, ¿ será por error o será un ensayo para determinar nuestra respuesta? ”

    http://www.kaosenlared.net/noticia/violaron-nuestro-territorio

  • Fíjese de nuevo en sus palabras:

    Ud. dijo que Fidel Castro lo era. Y yo le respondo que eso es parte de la fachada que nuestro tirano tropical exhibe, lo de monje-soldado, etc., que en La Habana se conocen sus multiples casonas (yo viví más o menos cerca de una de ellas) y que no parece que él sufra para nada la frugalidad de los hogares cubanos. Pero sobre todo, que los dirigentes viven como capitalistas ricos (y cree que Castro no lo sabe?) en una isla socialista en graves dificultades. Es importante, porque desbarata la leyenda de igualdad que quiere transmitir el gobierno cubano. Todos los cubanos son iguales, pero hay unos mas iguales que otros. Sin embargo, este no es un punto que me interese continuar mucho, hay cosas más interesantes.

    No me ha dicho nada. NA-DA. ¿Lo entiende? NADA de NADA. ¿Y qué? ¿Cómo sostiene esto? Fíjese en como demuestra o sostiene que Fidel y los dirigentes viven como capitalistas ricos:

    “se conocen”
    “no parece que él sufra”

    Y claro, con toda esa fiabilidad, que sólo le sirve a usted:

    desbarata la leyenda de igualdad

    Pues no señor, Don Galileo. Esto no es serio. Me resulta más creíble Ramonet que usted con sus vaguedades. Luego afirma que prefiere dejar este asunto, que no le “interesa continuar mucho”. Estoy de acuerdo en que no es un punto capuital, pero le recuerdo que fue usted el que lo trató única y exclusivamente en su comentario #116, aun sabiendo que en comentarios anteriores yo le había puesto sobre la mesa cosas que de verdad son mucho más importantes.

    Sobre la austeridad del Rey de España tan sólo saque a colación su caso porque quería (y quiero) demostrarle que casi todas las acusaciones contra Cuba son reproducibles en nuestras “maravillosas democracias” occidentales, y es de ahí de donde surge la ignominia del ataque constante a Cuba. Ése es el eje de mis denuncias en este debate y no justificar a Cuba, que no es mi cometido. Lo que pasa es que si algunos atacan a Cubha mientras de inhiben en el caso de EEUU, España u otros países similares, hay que denunciar la hipocresía subyacente. Usted, sigue sin darse cuenta de esto que digo, más allá de la legitimidad de su posicionamiento sobre la isla caribeña. Pero dejamos el tema de la austeridad, tema en el que no convence más que a los convencidos, y eso es un procedimiento intelectualmente inútil. No es que la palabra de Ramonet sea palabra de dios, pero al menos encuentro que me resulta más fiable que sus vaguedades. Así, no va a ningún sitio, y lo digo desde el espíritu del que realmente quiere saber o acercarse al máximo a la realidad de los hechos. Trate de hacérmela llegar (dicha realidad) y deje de perder el tiempo intentando convencerme con vaguedades.

    Continúo. Nueva frase para la hipocresía:

    Es muy cierto que en otros países latinoamericanos pasan cosas horrendas. En Cuba hay un poco más de orden, como corresponde a cualquier estado policia.

    Estudie la situación de Colombia. analice luego el diferente tratamiento de los medios a ambos países y… ¡voilà!

    Ahora otra frase para el recuerdo de la hipérbole que tanto le gusta para Cuba y no conoce para otros países (recuerde sus adjetivos para España, cuando le recomendé que diese rienda suelta al uso del diccionario). Atienda:

    No pasa nada que el gobierno no autorice o permita.

    No afirmo que el gobierno controle más o mucho más de lo que sería deseable, obviamente, pero ¿no pasa nada que el gobierno no permita? ¿Qué pasa? ¿Hay que perdir permiso para ir al excusado?

    Continuamos, ahora con una muestra clarísima de hipocresía. Usted pensará que a veces soy duro al dirigirme a usted, y ya me recordó en una intervención anterior algunos adjetivos que le había dedicado. Bueno, estoy convencido de que los puso todos, o todos los que parecían altisonantes, demostrando un esfuerzo analítico del debate que no ha hecho con muchos argumentos y elementos del mismo. Realmente, soy moderado, porque me entran ganas de ser contundente de verdad, pero esto me sirve para señalar una obviedad: usted no tiene elementos para debatir más allá de sus prejuicicios, su experiecia personal (es lo más valioso de sus intervenciones) y su ánimo de ridiculizar lo que digo, con torpeza claro está. Esto es así porque para demostrar que utilizaba adjetivos altisonantes para señalarle no dudo en repasar el debate entero, pero para analizar lo que digo se olvida de las intervenciones y recurre a vaguedades como las que ya le he señalado.

    Pero volvamos a su último texto. Vayamos con esa muestra de clarísima hipocresía:

    Eso también hace al gobierno de los Castros directamente responsable de todo lo que sucede, lo cual, siendo justos, no se puede decir de otros países latinoamericanos donde los gobiernos no tienen el mismo grado de control.

    ¿Ve lo que le decía? No es verdad. Vaya a Colombia y analicemos la realidad de ambos países. No dudo que en Cuba hay más control y, para ser honestos, es posible que haya más control que hasta en Colombia, pero usted no es capaz de entender el porqué de dicho control. Usted se piensa que, por ejempo, en nuestras sociedades no estamos controlados. Usted vive en el Reino Unido, ¿verdad? Mire, conozco el Reino Unido. además de haber estado en lugares como Londres, estuve viviendo durante un año y medio en Edimburgo. Además, mi estancia coincidió con los famosos atentados del 11 de Septiembre de 2001 en EEUU. No le voy a detallar el estado de histeria de aquellos días en los aeropuertos, porque sería un poco largo. Tan sólo le diré que jamás he visto tantas cámaras como en aquel país. ¿Cuba controlada? No amigo, usted no sabe lo que dice, pero es muy interesante su intervención al respecto y su alusión al control. Usted sería la prueba más evidente de la confusión de nuestras sociedades. El control que sufrimos es brutal, casi diría que absoluto. Usted no puede hacer nada sin que el estado lo sepa. Claro, usted pensará que nada queda registrado, que nada de lo que hacemos es monutorizable, pero no es así. Hay agencias (empezando por la CIA, el MI-5, el cesid, etc…) que se dedican a controlarnos: nuestros movimientos por las calles, por los comercios, en los transportes públicos. Yo diría que en el metro de Londres no hay espacios “vacíos”, esto es, libres de cámaras. Hasta el último rincón está bajo la mirada de las cámaras. Es algo digno de Orwell, si, el de “Rebelion en la granja”, esa fábula que tanto le gusta, pero ahora me refiero a “1984”, otra fabulita que no es tanto para los niños como para esos adultos que se pirrán con el “big brother”, última metáfora de la sociedad de control. Pero no sólo de cámaras se alimenta el incontrolable control que padecemos. Nuestros movimienos bancarios quedan registrados, cualquier compra mediante targeta bancaria delata nuestra posición, nuestros gustos, nuestros gastos.

    El caso es que la sociedad occidental, nuestras sociedades, es capaz de imaginar a gobiernos caribeños que controlan las vidas de los pobres ciudadanos de aquellos lejanos países, pero es absolutamente incapaz de reaccionar ante el estado de represión que vivimos, y digo represión, porque no se puede llamar de otra manera. Usted, como tantísimos ciudadanos de nuestros países, una mayoría más bien, viven hipnotizados en su ilusion de ciudadanía, en su sueño de libertad, en su fábula del primer mundo, porque no hay mayor fábula que la que relata el estado de las cosas de nuestros países y el grado de hipnotización de sus ciudadanos. Son muchos los facotres que, además del control, permiten que la represión sea absoluta. El brutal crecmiento del endeudamiento, las hipotecas, los préstamos, el exagerado nivel de consumo que se deduce y la no menos ndudable especulación inmobiliaria, alimenticia, del ocio, hacen que estemos con unas cedenas peligrosísimas, y son así porque la gente no se cree que está encadenada, pero dile a un ciudadano con hipoteca de 100.000 euros a pagar en 40 años que se rebele contra este sistema de vigilancia constante y de represión de facto. No lo harñá nunca, porque no puede, porque está asustando, porque el miedo es el motor que hace moverse a esta sociedad vigilada y reprimida, porque para mitigar la sensaciñón de miedo está el consumismo desaforado que protagonizamos. Consumiendo solucinamos nuestros temores y es así como la rueda del control nos absorbe e impide que podamos romaper cadenasm, que no necesitan ser de acero, porque el sistema capitalista las ha inventado invisibles: son más resistentes e irrompibles y, encima, pasan desapercibidas.

    ¿Control en Cuba? sí, Don Galileo, hay control en Cuba, no lo dudo, pero no me haga reír.

    Luego hay otra cosa. Considero negativo tanto control, y ahora hablo de Cuba. Pero hay que tener en cuenta una cosa: cuando tienes a un imperio encima tuyo, conspirando constantemente contra ti, atacándote y haciendo innumerables movimientos ilegales, entiendo que en Cuba haya más control del que sería deseable. El control cubano lo veo como una cuestión defensiva y me parece tan lógico como triste que lo haya. La paradoja es que las sociedades menos amenazadas (las nuestras) son las más controladas, aunque ya se han encargado de vendernos que tenemos amenzas terribles, pero es evidente que todo es una gran mentira. Por ejemplo, parece que supuestos talibanes o miembros de Al Qaeda representan una amenza para nuestras sociedades (ya sabe, el terrorismo y esas cosas) pero a la hora de la verdad donde están mueriendo cientos de miles de inocentes es en los lugares en los que las alianzas supuestamente antiterroristas han actuado y actúan.

    ¿Es capaz de entender estos razonamientos?

    Finalmente, un breve comentario sobre esta otra frase:

    Cuando se describen las violaciones de ddhh en Colombia, México, Brasil o Bolivia, no se está acusando directamente a los gobernantes de esos países de cometerlas.

    Jejeje, qué inocente es usted. Espere a que pase el tiempo y salgan a la luz pública lo que ya se conoce en círculos alternativos sobre, por ejemplo, las conexiones de Álvaro Uribe con el narocpalamilitarismo. No me sea inocente. Colombia es el ejemplo más claro y evidente de que las comparaciones con Cuba son odiosas. Usted no hace más que justificar a otros gobiernos, a otros países. Sinceramente, para mí es evidente que usted es víctima de Falsimedia, de la ingente y poderosísima maquinaria de la intoxicación y la mentira. No se explica de otro modo que justifique los crímenes de otros y señales con el dedo los supuestos crímenes del gobierno cubano. Ahora bien, parece que continúa en el comentario #127 dando ejemplos de lo malos que han sido y son los Castro. Muy bien. ahora lo dejo y espero contestarle durante el día de hoy, aunque sea para decirle cuando entraré a comentar lo que me falta.

    De momento tiene material para empezar a pensar.

  • Mmmm, ahora veo que se ha despedido, justo cuando había hecho el mayor esfuerzo por entrar a concretar.

    No me importa, contestaré a todo lo que ha dicho desde donde me quedé en mi anterior comenrtario. Usted no tiene tiempo en este momento de su vida como no tiene nunca tiempo el que entra a debatir conmigo sobre asuntos como éste. Usted ya ha soltado la batería de argumentos que son de sobras conocidos entre el anticastrismo y se ha quedado tan ancho.

    Sin que esto sea óbice para responder a todas las intoxicaciones que ha proferido, me permito especualr con una cosa: tras todo lo que ha sido capaz de señalar, tras tantas maldades e inuusticias, tras toda la manipulación y la miseria que ha descargado contra el gobierno cubano se puede hacer una pregunta, para usted (si lee esto) y para todo el que quiera contestarla:

    Todo eso que ha dicho, ¿convierte al gobierno Cubano en más criticable que gobiernos como el de EEUU, el de RU o el de España, por citar los más cercanos o conocidos entre nosotros?

    Mi respuesta, si aceptase todo lo que ha dicho, que no acepto, como explicaré detenidamente en cuanto tenga tiempo, es que NO

    Saludos cordiales.

  • Simio dice:

    No podemos tener evidencias ni datos de lo que pasa en Cuba sencillamente porque las autoridades lo impiden. No existe libertad de informacion, por culpa claro esta del imperio del mal, pero no existe libertad de informacion.

    A partir de aqui, lo unico que se puede hacer es elucubrar. Podemos oir lo que dicen los exiliados ¡pero claro! precisamente esas personas no hablaran bien de cuba por la sencilla razon de que se han tenido que ir alli.

    ¿Que nos queda? Gramma y las Reflexiones del compañero Fidel…

    Por otra parte Don Lucien tiene unos conceptos de democracia y de gobiernos criticables tan peculiar que no tiene sentido discusion alguna porque esta hablando de cosas distintas. Como diria Fidel ” Hay que ser expertos en la física de las nubes para comprenderlos”

  • Ignacio dice:

    Respecto a las elecciones cubanas:

    por lo que veo en el vídeo y lo que leo por ahí, me parecen incompletas. Sobre todo, no pueden cambiar el sistema (Jorge F. me responde que “con los papelitos aquí no pueden cambiar el sistema”… bueno, en teoría SÍ pueden hacerlo: ya sé que en la práctica es tremendamente difícil, pero, en teoría, podría hacerlo; cosa que con el sistema cubano, según entiendo, no).

    Lamento, en cualquier caso, no poder dedicar todo el tiempo que necesitaría estar al tanto de esta discusión… Un saludo, señores, y a seguir bien.

  • Sí, Don Ignacio, a veces lo pienso: ¿cuál es la posibilidad de cambiar el sistema cubano? Yo no lo cambiaría, aunque sí corregiría algunas muchas cosas que no me gustan (algunas apuntadas, aunque parezca mentira, por Don Galileo), pero me parece imprescindible, por puro espíritu democrático que la mayoría de un pueblo pueda dirigir su destino hacia donde quiera. Eso sí, un pueblo culto, civilizado y con la mínima capacidad de librepensamiento, jamás elegiría un sistema como, pongamos por caso, el español. Eso sí, ante todo la posibilidad de elegir lo que se quiera debe ir por delante, porque negar esa posibilidad es como pensar que el pueblo es demasiado estúpido como para saber lo que quiere. En fin, un debate interesante se podría abrir sobre si en Cuba hay o existe esa posibilidad, que sobre el papel está pero desconozco hasta que punto el sistema presente es irrevocable por ley. Y una cosa quiero añadir: estoy absolutamente de acuerdo con Don Jorge F. en que aquí, en España es imposible cambiar el sistema. Es imposible aquí y es imposible en cualquier país capitalista, a no ser que hubiese una crisis de mil pares de narices, que hubiese un drama humanitario o descenso a los infiernos, pero eso tampoco les interesa a los que mandan, que no viven en Moncloa ni nada de eso.

    En fin, en cuanto tenga tiempo comento las últimas palabras de Don Galileo. Tengo una reflexión pendiente que debe surgir de las mismas y no la pienso dejar de hacer. A ver si entre mañana y el Viernes.

  • Simio dice:

    En Cuba no es solo posible cambiar el sistema, es urgente y necesario.

    En cuanto exista un poco de libertad la gente optara por una democracia burguesa como la española.

  • Como paso previo a la reflexión que tengo preparada para Don Galileo, me gustaría dedicarle este comentario a Don Santiago, que en el comentario #109 dijo exactamente esto:

    Me da la impresion que hay quienes aqui no tienen la mas p… idea de hasta donde ha llegado la Dictadura de Castro en Cuba. Parece que la propaganda y las cortinas de humo emitidas desde la Isla tiene a algunos en España hipnotizados todavia hoy que estamos en 2008. Sugiero entren en http://www.therealcuba.com

    Debo decir que yo estaba confundido. Don Santiago me ha hecho ver la luz y se lo voy a explicar. Quiero pdir disculpas porque he descubierto que Cuba es un lugar en el que gobierna un régimen represor de la peor calaña. Explico mi cambio:

    en la we que recomendó Don Santiago se puede conocer la verdad sobre el régimen de Castro. Yo soy muy curioso y estoy sinceramente interesado en conocer todas las contradicciones del gobierno de la isla caribeña.

    En un titular de dicha página web reza: “Brutal attack by Castro’s police against The Ladies in White”, y entre las fotos del brutal ataque se encuentran éstas. Son de extrema dureza y pueden herir la sensibilidad de algunos. Están avisados. Así se las gasta el terrible régimen:

    http://www.therealcuba.com/Damas%20de%20Blanco421C.jpg

    Hay más, cuidado que son muy duras:

    http://www.therealcuba.com/Damas%20de%20Blanco421.jpg

    Pero no escondamos nada. En la siguiente foto se aprecia el dolor y la afectación de una dama de blanco, miserablemente violentada por la policía, policía que da miedo sólo de verla:

    http://www.therealcuba.com/Damas%20de%20Blanco421f.jpg

    Ataques brutales en toda regla, ciertamente. La verdad es que está clarísimo que el régimen cubano es profundamente represor. Pero es que en la misma página web recomendada por Don Santiago hay vídeos de la escena. Sólo para los que tengan el estómago más resistente, con un títular electrizante que dice “videos of the violent attack against the Ladies in White”:

    http://es.youtube.com/watch?v=OFyMs1vjUL8

    Entiendo al narrador: las imágenes son desgarradoras. El caso es que ha quedado claro la violencia utilizada por el régimen cubano para reprimir manifestaciones que al parecer no estaban autorizadas.

    Por otro lado, yo soy un buen español, orgulloso de mi tierra y seguro de que vivo en el centro mundial de la democracia, con el permiso de mis idolatrados EEUU, pero resulta que soy muy curioso y siempre me gusta confirmar lo que pienso y siento. Por eso he buscado imágenes en las que se demuestra que en nuestra maravillosa democracia las cosas se hacen con humanidad, sin violentar a nadie y con gran delicadeza. Sí, delicadeza es lo que les falta a la policía cubana y le sobra a nuestros agentes. Veamos algunas fotos recientes entre las que hay alguna de las manifestaciones de estudiantes, esos elementos tan peligrosos y subversivos que nos quieren robar nuestros puestos de trabajo en el futuro:

    Mossos (policía catalana) intentan dialogar con violento transeunte:
    http://www.elotrodiario.com/info/media/m_001.jpg

    Los mossos deben ser protegidos. ¿Quién protege a nuestra policía?

    Mossos le dicen por favor a los jóvenes que retrocedan un poco en plena plaça de Catalunya, por si tropiezan, no sea que se hagan daño:
    http://www.publico.es/resources/archivos/2008/3/6/120481758106920080306-1015006dn.jpg

    Si es que sólo hay que mirar la cara de los jóvenes. A veces me dan ganas de llamar a policías cubanos para que repriman a estos impresentables. Está claro: los mossos son unos blandengues.

    Fijaos ahora en esta otra imagen:

    Mossos ayudan a un detenido a purgar sus culpas… ¡son tan solidarios!:
    http://www.elcorreodigital.com/vizcaya/prensa/fotos/200706/03/028D7VIZ001_1.jpg

    También hay algún vídeo en el que se aprecia el buenrrollismo de nuestros policías y deja claro que hay mucho mentiroso intoxicador que sólo busca liar la troca, vaya, que lo que vimos en la foto anterior es de todos conocido:

    Mossos evitan el modelo de violencia de las policías cubanas:
    http://es.youtube.com/watch?v=xXenefru3p8

    Sí, no me cabe duda, Don Santiago tenía toda la razón al decir:

    Me da la impresion que hay quienes aqui no tienen la mas p… idea de hasta donde ha llegado la Dictadura de Castro en Cuba. Parece que la propaganda y las cortinas de humo emitidas desde la Isla tiene a algunos en España hipnotizados todavia hoy que estamos en 2008..

    Ahora ya sé que más vale elegir la policía que te de detener porque si te pillán los que yo me sé “estás fotut”.

    Saludos.

  • Enrique de la Gardere dice:

    Don Lucien,

    No cabe duda que las imagenes de Espanha son mas violentas. Pero por favor, ponga toda la informacion.

    Hasta donde sabemos, las Damas de Blanco estaban sentadas pacificamente esperando entregar una carta al gobierno cubano.

    La manifestacion de los chicos espanholes era igual de pacifica? Solo para aclarar la comparacion…

  • Don Enrique,

    usted, con muy buen juicio, le pone peros a mi comparación y debo decir que son unos peros de lo más razonables y, además, los comparto porque me intención de fondo no era establecer comparaciones aunque haya utilizado una, digamos, herramienta comparativa, cuyo único fin (a riesgo de evidenciar cierta hipocresía por mi parte en esta explicación sobre comparaciones) era el de dejar en evidencia al comentarista Don Santiago y a su comentario #109. Quiero explicarle lo que desde mi punto de vista debería extraerse de mi anterior entrada.

    Estoy de acuerdo con usted respecto a la actitud de las damas de blanco, que me parece pacífica y en absoluto denota agresividad, salvo en la afectación de sus gestos, que es notoria. Quédese con este concepto, que lo retomaré a continuación: afectación de los gestos.

    El fondo de mi comentario debería estar claro: Don Santiago nos sugiere que entremos en una página web llamada “The real Cuba” porque, según afirma, hay quienes aqui no tienen la mas p… idea de hasta donde ha llegado la Dictadura de Castro en Cuba aludiendo, por si fuera poco, a la propaganda y a las cortinas de humo que desde Cuba nos nublan la vista a algunos en España.

    En la susodicha página, a la que obviamente me dirigí, porque al contrario que algunos, mi intención es situarme lo más cerca posible de la verdad, aparece un apartado titulado Brutal attack by Castro’s police against The Ladies in White, que obviamente suscitó mi interés y allí descubrí las fotos que descubrí, de las que enlacé tres en mi anterior intervención.

    Me hubiera bastado eso para zanjar mi intervención, porque de ataque brutal nada de nada. Además, había enlazado un vídeo sobre el mismo asunto que iba precedido de otro titular poco menos que sensacionalista: videos of the violent attack against the Ladies in White. Digo que me hubiera bastado con eso, porque ni violencia brutal, ni poyas con vinagre, con perdón. No era más que la típica situación que acostumbra a darse en Cuba cuando alguien quiere calentar el ambiente y organiza un acto a sabiendas que está prohibido y cuyo desenlace era conocido por todos: los cámaras, las policías y, también, las damas de blanco. La prueba es que más allá de sus gestos llenos de afectación, sus gritos, sus muecas y sus ganas de ser enfocadas, no hubo nada resaltable, nada violento y, sobre todo, se demuestra la normalidad de la situación en la última escena del vídeo, en la que algunas damas de blanco ayudan a subir al autobús a otras que todavía “se resisten”. La cuestión era hacer ruido, y parece que les salió bien, porque algunos, como Don Santiago, cayeron en las redes de manipulación y mostraron una determinación en la condena que sonroja, no porque no sea condenable o criticable lo que sucedió allí, sino porque en países como el mío, suceden cosas más graves que no levantan tanto alboroto y, segurasmente, deberían levantarlo.

    Es precisamente de ahí de donde sale la comparación sobre la que usted ha puesto el acento, comparación que no buscaba más que ilustrar algo muy evidente: si unas imágenes tan suaves como las observadas en “The real Cuba” merecen calificativos como “ataque brutal” o “ataque violento”, ¿qué podemos decir de imágenes tan habituales en España como las que he mostrado?

    La cosa no pasaría de ser un ejercicio para dejar en evidencia el sesgo de don Santiago si no fuese porque representan a una matriz de opinión fuertemente instalada en los medios de comunicación masivos, en Falsimedia. Fíjese en el vídeo que, si hemos de creer sus titulares, procede de Atlas y Reuters. La 2ª agencia es de todos conocida y la 1ª la relaciono en España con Tele 5. El periodista que las comenta no puede evitar la referencia a los 75 disidentes y, sobre todo a “un centenar de policías ha cargado” (yo no veo 100, pero vamos a creerles), etc…, mientras en el vídeo se ven unas imágenes de los más tontas y que mucho me temo, forman parte del circo que con conocimiento de causa organizan periódicamente las Damas de Blanco con toda legitimidad, claro, porque están en su derecho a protestar, siempre que cumplan con la ley. Entiendo que manifestándose donde lo hacían significaba quebrantar alguna ley, y por eso se las llevan.

    El argumento final para defender el enlace de las imágenes de los Mossos es el de estimular una reflexión en el que me lea: ¿por qué no tratamos de pensar en el tratamiento de los periodistas españoles a noticias en las que policías de su propio país agreden violentamente a ciudadanos indefensos. Sé que en algunos casos hay provocaciones, pero analice las fotos y documentos que enlacé, que fueron cuidadosamente seleccionados por mi parte. en las fotos se aprecian tres situaciones típicas para motivar denuncias: en la primera vemos a un grupo de mosos pateando a una persona. No parece una situación de amenaza para estos policías pero se emplean a fondo con la persona que hay en el suelo. Por muy gorda que la haya hecho esa persona, visto el panorama (sacado de contexto, cierto, pero ahí está) no tiene sentido cebarse a patadas con él. La segunda imagen muestra una actitud agresiva por parte de los antidisturbios y no parece que las personas que tienen delante muestren una actitud amenazante. Es cierto que sólo es una foto, pero para cualquiera que haya estado frente a unos antidisturbios es evidente que no son unas hermanitas de la caridad. Imagínese usted, Don Enrique, o quien quiera, que esa misma foto nos llegase de Cuba. Sería portada en más de un medio o abriría más de un informativo. Si se monta un revuelo por lo de las damas de blanco y se llega a señalar a las mujeres policías cubanas como agentes de la gestapo de los Castro, como se afirma en la web de referencia, ¿qué no se diría y se machacaría ante unas imágenes en las que sí se ve violencia?

    Pero aún queda el lastre remanente de que no son lo mismo las Damas de Blanco que los estudiantes o jóvenes de Barcelona, y puedo entender ese lastre en los que no conocen nuestra realidad (que en el fondo es la realidad de nuestras sociedades, y no sólo la catalana y/o la española). Por eso mismo enlacé una foto y un vídeo sobre un caso de maltrato a una detenida en dependencias de los mossos de esquadra. Hay más casos como éste y el año pasado todos los españoles pudimos ver esas imágenes que se habían filtrado a la prensa. estamos ante un caso mucho más más difícil de justificar o darle vueltas. Ahora tenemos a detenidos que son torturados en las dependencias policiales, el colmo de la represión. En la calle pueden buscarse peros, pero ¿en la comisaría?, ¿sin más armas que las que llevan las agentes?

    Es fundamental centrarse en este punto e intentar contextualizarlo, cosa que no creí necesaria en el anterior comentario. Es fundamental, porque no estamos hablando de un caso aislado, de un “exceso” o “salida de tono” de dos agentes de los mossos. Estamos ante algo que se había venido produciendo sistemáticamente en las comisarías, y así había sido denunciado. Como suele acontecer en estos casos nadie prestaba atención hasta que llegaron a la Conselleria de Interior los ecosocialistas, que en esto debo aplaudirles, y colocaron cámkaras en las salas de interrogatorios de la comisaría de Sants (no sé si en más comisarías y no tengo claro si antes de su llegada ya se habían instalado cámaras y al menos se había decidido su instalación). Lo importante es que no tardó en saltar a la opinión pública la realidad de la vilencia policial.

    Amnistía Interncional está harta de denunciar a España por casos de abusos y maltrato policial a detenidos. Hay casos durísimos, muchos relacionados con presos etarras que, por lo general, alimentan el sentimiento de apoyo a la banda terrorista. No hablo de justificar, cuidado, pero entiendo que el apoyo a ETA crezca en dichas circunstancias. España ha sido denunciada sistemáticamente, y no sólo por AI, pero los sucesivos gobiernos, bien sean del PSOE o del PP, niegan una y otra vez tales extremos y aseguran por activa y por pasiva que no hay maltratos ni violencia policial. Hay que ser muy inocente o malintencionado para darles credibilidad y me cuesta creer o entender que lo nieguen con tanta tozudería, porque tendrían mucho ganado de cara a la opinión pública más crítica sin necesidad de contrariar a los intoxicados. Bastría poner cámaras en las dependencias policiales y ser transparentes, sin necesidad de filtrar las imágenes, pero demostrando que existe la intención política de perseguir este tipo de actitudes violentas aberrantes.

    Éste es el contexto que debe ser tenido en cuenta cuando nos encontramos ante acusaciones contra Cuba por malos tratos de su policía que, al menos, podrían ser verdaderamente violentas. Y además de tener en cuenta el contexto, conviene recordar que en este largo debate sobre el tema de Yoani Sánchez he centrado mi línea de opinión en la hipocresía que subyace en el señalamiento sistemático de los pecados de Cuba, pecados que en buena medida se reproducen en nuestras sociedades pero que, curiosamente, no generan ni la décima parte de controversia que generan en y respecto a Cuba.

    Por eso, Don Enrique, comprendo su comentario, pero entenderá que las cosas son más complejas y que no podemos limitarnos a comparar sin tener presente el contexto de la comparación.

    Saludos.

  • En cuanto a la afectación de los gestos, retomo el concepto como había prometido en el comentario anterior para recordar el reciente caso de unas mujeres próximas a Convergència i Unió, el partido nacionalista conservador (de derechas) catalán, que visitaron Cuba para unirse a una manifestación de las que periódicamente hacen las Damas de Blanco a sabiendas de que está terminante prohibido a los turistas particpar en actos políticos o manifestaciones en suelo cubano. Es una ley que gustará más o menos, pero ahí está.

    Al poco de iniciarse la manifestación o protesta, apareció la policía y detuvo a las mujeres de CIU, a las que incautó sus pasaportes y acompañó al hotel en el que se hopedaban. Finalmente les devolvieron los pasaportes y fueron expulsadas de la isla con destino a España. Todo con la mayor pulcritud y de la forma más amable. Vamos, que los policías parecían guías turísticos en lugar de agentes del orden, tal era su tranquilidad. Las mujeres catalanas, obviamente, se evitaron la vergüenza de los gestos de afectación y hasta reconocieron que habían sido tratadas con total exquisitez.

    ¿Cómo apareció el caso en los medios? Pues imagíneselo, que no es muy difícil. Lo más suave que se dijo en aquel episodio fue que en Cuba no había libertad de expresión, que tal y que cual. Cuando los medios, durante muchos años, han creado pacientemente una matriz de opinión claramente peyorativa sobre Cuba, cualquier mensaje que den se convierte automáticamente en verdad o mentiira en función de dicha matriz. Así pues, las acusaciones vertidas sobre la falta de libertad de expresión no se contextualizan nunca por la mayoría de consumidores de esos medios ni falta que hace: para ellos, para la mayoría, Cuba es una dictadura y no hay peros que valgan. Poco importa que hayan unas leyes muy claras sobre las libertades de protesta y manifestación que disfrutan o no disfrutan los turistas, poco importa el más que evidente ánimo provocador y con ganas de montar un espectáculo por parte de las mujeres de CIU, poco importa que hay una clara intencionalidad politica contaminadora, porque para la mayoría de telespectadores, radioyentes y lectores prensa, estará claro que los Castro son unos dictadores.

    Todo esto no pasaría de ser un problema de nuestras sociedades, un problema que nada tiene que ver con Cuba, si no fuese porque tanta desinformación, tanta intoxicación y tanta mentira, que fomentan y refuerzan esa matriz de opinión claramente estigmatizadora sobre países como Cuba, permitirá a los grandes poderes económicos que hay detrás de nuestros políticos, salir indemnes ante cualquier situación fuera de lo normal. Por ejemplo, tener a los ciudadanos de España (y del resto de occidente) convencidos de la maldad de los Castro y de lo execrable de su dictadura, asegura tranquilidad en caso de intervención armada, bloqueo (que de hecho ya existe) o cualquier otra acción anticubana. El bloqueo cubano, criminal hasta la médula, sólo se sostiene porque en EEUU (en este caso) la opinión pública está contaminada sobre la realidad cubana. Un ejemplo muy divertido (aunque no esconde la ignominia del asunto) es la última película de Michael Moore, titulada “Sicko”, en la que la comparación entre el sistema sanitario estadounidense y el cubano que hace el director ha dejado perplejos (e incrédulos, porque no se lo pueden creer, no lo pueden comprender) a muchos protagonistas, no sólo de las proyecciones de la película, sino potagonistas del mismo documental, algunos de los cuales visitan Cuba. en un hilarante y emocionante viaje ante el que la propaganda anticastrista carece de argumentos.

    En serio, tenga el detalle de ver la parte final de la película, si todavía no lo ha hecho. En Youtube mismo es fácil, la película está subtitulada en Castellano y dividida en 12 partes. Le copio la parte 11 aquí, para que vea y juzgue por usted mismo, el humor y el toque “moore”, propaganda para los anticastristas, incapaces de responder a la evidencia:

    Parte 11/12 de Sicko:
    http://es.youtube.com/watch?v=k8hGpw-unA8

    Allí mismo podrá buscar el resto de partes si le interesan.

    No se pierda el viaje a Guantánamo acompañado por bomberos enfermos y sin poder accder a un tratamiento en su país, por muy héroes que sean. Sí, héroes, porque son bomberos que trabajaron en la Zona 0 del WTC de New York desde el 11-09-2001. No se pierda el homenaje a estos bomberos por parte del cuerpo de bomberos de La Habana, o los primeros pensamientos de Michael Moore al pisar suelo cubano, tras fallar en su intento de llegar a la base naval estadounidense de Guantánamo, ese miserable campo de concentración moderno. Hasta Michael Moore flipa con lo que ve, y no dudo que la cosa fue menos improvisada de lo que parece, pero lo que pasa es que la matriz anticastrista es tan fuerte, tan poderosa, tan omnipresente, que aquello que se sale de la misma puede parecer increíble. Reconozcámoslo: estamos intoxicados, yo también, y hay que luchar por desintoxicarse. No se trata de darle toda la credibilidad a según que medios alternativos o a Michael Moore o a quien sea, se trata de desarrollar mínimamente el espíritu crítico y no dejarse engañar por la afectación de los gestos.

  • paliza de tío dice:

    ! Crea tu propio blog y deja de dar el coñazo psao !

    Un momento…! si ya lo tienes ! (lo que pasa que no lo visita ni tu padre,en el caso de que lo conocieras)

  • Analicemos el comentario #141 de Don/Doña paliza de tío, que considero muy interesante.

    Reconozco que mis comentarios son largos, unos más que otros, aunque debe ser reconocido, en honor a la verdad, que hace pocos días hasta el mismísimo Don Ricardo me felicitó porque en otro “hilo” hice un comentario que contenía una sola palabra. Hasta yo me sigo sorprendiendo a mí mismo y créanme que lucho por acercarme a dicha marca.

    Pero vayamos al grano. Pongámonos en situación, intentemos contextualizar el comentario de Don/Doña paliza de tío. ¿Por qué se sulfura el autor de dicho comentario? ¿Se trata de alguien que participa en este blog o que ha participado en este “hilo” sobre Yoani Sánchez y ahora se ha escondido en el anonimato? ¿Por qué se irrita alguien ante un comentario excesivo (para mí no, pero para otros sí, vale) que nadie le obliga a leer? ¿Habrá leído mi comentario? ¿Tengo realmente claro que a veces me excedo en la longitud de mis comentarios? ¿Qué pasaría si muchos que insultan a la inteligencia, desvían la atención y marean la perdiz porestaran atención a lo que algunos decimos? ¿Por qué pierdo mi tiempo con el comentario #141 de Don/Doña paliza de tío?

    Creo que estas preguntas, y otras que restan en el tintero, forman parte de mi reflexión final sobre el debate que otrora tuve con don Galileo. Me parece imprescindinble dejar claros algunos puntos, especialmente el que se refiere a la NULIDAD argumentativa de todos y cada uno de los anticatristas que se pasean por aquí. Yo mismo, repasando por encima lo escrito, encuentro algunas afirmaciones propias que pueden dar lugar a equívocos, que reflejan ciertas contradicciones. Escribo mucho y eso debería facilitar la faena de los que quieren rebuscar en mi verborrea más que seguras debilidades o carencias agumentativas. Don Galileo lo intentó, pero no fue capaz de superar sus arraigados prejuicios sobre la materia. Otros han mostrado sensatez y lógica, respeto a la inteligencia, como Don Enrique en una entrada reciente.

    Por otro lado encuentro un punto del comentario #141 de Don/Doña paliza de tío que merece especial atención, aquel en el que afirma que mi blog (fotolog para ser exactos) no lo visita ni mi padre en caso de que lo conozca. Este comentario denota o supura esa concepción egocéntrica de la blogosfera, patente en la inmensa mayoría de bloggers. Hace tiempo que tengo un blog, y más de uno de hecho, pero no acabo de animarme a escribir. Me molesta la posibilidad de convertirlo en plataforma de autobombo, y no me interesa. Yo escribo por placer, me encanta escribir, podría hacerlo durante horas. Bueno, a veces lo hago, y aunque no se lo crean sólo una pequeña parte de mis escritos llegan a esta bitácora. Básicamente escribo para mí. Tras más de dos años interviniendo con cierta frecuencia en esta y otras bitácoras (sobre todo en ésta, algo tendrá) mi mayor satisfacción es la construcción de mi propio edificio argumentativo. He leído cosas que escribí hace escasamente un par de año que ahora no diría del mismo modo o incluso no diría a secas. Me gusta constatar la evolución de mi pensamiento y la evolución de mis herramientas argumentativas. Hace un año no hubiera sido capaz de llevar tan lejos un debate sobre Cuba (sí sobre Venezuela), pero a medida que he ido leyendo, investigando (algunas lecturas e investigaciones generadas o a partir de debates como éste) he ido formando una opinión porpia sobre Cuba. Hay cosas que pienso o creo sobre Cuba y más tarde deshecho, porque estaban equivocadas o contaminadas. Mi opinión sobre Cuba crece pero al mismo tiempo se transforma. Hace dos o tres meses no hubiera sido capaz de gritar algo como “Vivan las FARC”, pero hoy tengo claras muchas cosas que antes desconocía, y es probable que muchas claridades de hoy sean oscuridades de mañana, porque no hay conocimiento infalible. Miro hacia atrás y entiendo que muchas ideas que me parecían inmutables se han desintegrado y soy lo suficientemente sensato como para pensar que algunas o muhas ideas que hoy defiendo pueden quedar en agua de borrajas en un futuro más o menos lejano, pero al mismo tiempo soy consciente de que avanzo. Un prueba, que al menos me sirve a mí:

    -Hace tiempo me hubiera cabreado con un comentario como el #141 de Don/Doña paliza de tío

    -Hasta hace muy poco hubiera ignorado un comentario como el #141 de Don/Doña paliza de tío

    -Hoy me siento capaz de reflexionar sobre el porqué de un comentario tna inútil y banal como el #141 de Don/Doña paliza de tío

    -Puede que en un futuro no muy lejano sea capaz de reflexionar ante un comentario como el #141 de Don/Doña paliza de tío sin necesidad de utilizar ironías como la repetición constante de la muletilla “el comentario #141 de Don/Doña paliza de tío

    -A todo esto debo ocnfesar que a veces mis respuestas dependen de mi estado de ánimo, y no siempre soy capaz de elaborarlas con la frialdad requerida.

    Sea como sea, un saludo al comentarista #141, Don/Doña paliza de tío y gracias por animarme a hacer esta reflexión. Permítame retroceder un poco en mis intenciones en caso de que decida volver a opinar y le ignore.

    Saludos.

  • Independiente dice:

    La has cagao, Lucien.

    “paliza de tío” es un software semiinteligente, creado por la CIA para contrarestar el pequeño auge de opinadores contrarios a las politicas de los “buenos”

    Conseguiran que pienses en ello, y así pierdas energias en intentar contrarestarlo.

    NO DEN DE COMER A LAS AVUTARDAS

    Saludotes.

    freebtasuna.

  • Don Ricardo dice:

    Las avutardas, don Inde, también tienen derecho a saciar su apetito.

  • Don Independiente,

    me ha dejado estupefacto. ¡La CIA! De todos modos no se preocupe: estoy seguro de que extraigo más provecho yo que la “avutarda” en cuestión.

    En el post que Don Ricardo me ha dedicado comenta algunas cosas sobre Cuba y dice algo que considero un importante caballo de batalla. Permítame Don Ricardo contestarle aquí sin dejar de copiar esas palabras a las que me refiero:

    tras leer los comentarios de don Lucien, alguien poco avisado, puede llegar a dudar. No suele convencerme con sus argumentos. Pero los tiene. Y suele ser difícil rebatírselos

    Aquí tenemos a un caballo de batalla tremendo y de difícil doma. Desde mi modesto punto de vista considero que si no se encuentran argumentos para rebatir una opinión, lo mínimo que debe hacerse es abstenerse en el juicio o la opinión. Lo digo porque usted, Don Ricardo, afirma poco antes de estas palabras que he copiado lo siguiente:

    Cuba es una dictadura, no permiten que la gente entre y salga del país, encarcelan a los periodistas, y no se puede elegir libremente -ni de ninguna otra forma- un partido político en el que militar que no sea el comunista. Los sindicatos independientes no existen, no hay pluralidad informativa… Estos son hechos objetivos…

    Por un lado habla de hechos objetivos pero por otro no es capaz o considera difícil rebatir mis argumentos. No seré yo el que pregone la infalibilidad de mis argumentos, que no existe, pero intuyo cierta contradicción en su exposición. Vamos a ver: si tan objetivo, si tan claro, si tan evidente es lo que menciona, no creo que sea muy difícil rebatir lo que digo sobre Cuba. Le digo esto, Don Ricardo, porque a pesar de mi convicción verbal, parece usted más categórico en sus afirmaciones sobre Cuba que yo mismo. ¿Acaso he de emplearme desde la infalibidad (ficticia, por supuesto) o desde el categoricismo para ganar credibilidad o fiabilidad?

    Analicemos sus obviedades.

    Cuba es una dictadura. No permiten que la gente entre y salga del país.

    Me temo que las cosas no son tan sencillas, Don Ricardo. ¿Sabe usted quién es Amy Winehouse? Se trata de una cantante británica cuya voz es preciosa. Interpreta una música de raíces americanas en las que se mezcla el Soul, el Jazz el Rythm ‘n blues y otros estilos. Le recomiendo su último trabajo “Back to black”, que es excelente.

    Recientemente la señorita Winehouse no pudo viajar a EEUU a recoger un premio porque este país le negó el visado de entrada. ¿El motivo? Es consumidora de drogas. Algo parecido le ha pasado a Maradona en más de una ocasión. No se trata de defender a estos personajes, víctima de su éxito y con una vida poco menos que desordenada, pero a mí esto de la señorita Winehouse me recuerda vagamente al caso de una chica que no puede viajar a España desde Cuba porque no la dejan salir de su país. ¿Cómo se llamaba…? Yoani… algo más. La única diferencia es que en un caso no dejan entrar y en el otro no dejan salir.

    ¿Estamos ante una dictadura en el caso de EEUU?

    Don Ricardo, no se trata de que este tipo de argumentos sean más difíciles o fáciles de rebatir. El problema es que la utilización de los calificativos (Cuba en este caso) no es equilibrada. Si Cuba es una dictadura, EEUU también lo es. Si EEUU no lo es, Cuba tampoco, al menos en los que respecta a las entradas y salidas.

    Y podríamos seguir. Analicemos a países que no sólo dejan salir, sino que expulsan a personas saltándose los mínimos de decencia humanitaria, como sucede estos días en Italia o como viene sucediendo desde hace tiempo en nuestra querida España. Ahora no hablamos de que no se puede salir, sino que obligan a salir en unas condiciones intolerables, incluyendo a menores, o eso se pretende.

    Lo de entrar y salir es algo muy discutible como eje de un debate sobre condiciones dictatoriales.

    Sigamos con sus argumentos:

    Encarcelan a los periodistas

    España. Caso Egin. Repase y compare. Le recuerdo además que los encarcelados en Cuba son personajes que han violado en su mayoría una ley conocida por todos en Cuba: está prohibido recibir fondos de los EEUU, bajo amenaza de prisión. La penas por este delito son duras, sin duda. Estaremos más o menos de acuerdo, pero es la ley. En España, en cambio, en todos los sumarios abiertos en la Audiencia Nacional contra el entorno abertzale, se ha encarcelado a muchas personas sin mayor argumento que la pertenencia a banda armada o colaboración con banda armada, y la mayor prueba o el mayor argumento deriva de esa aberración jurídica que se conoce popularmente como “doctrina Garzón”, que se ayuda de esa otra aberración conocida como “Ley de partidos”. En Cuba tiene un sentido limitar ciertos aspectos respecto a los EEUU (¡¡¡recuerde el embargo criminal y las terribles presiones!!!) pero ¿en España? ¿Qué potencia mundial amenaza nuestra integridad hasta el punto de merecer el desarrollo e implementación de aberraciones judiciales?

    Yo quiero argumentos sólidos que desmonten esta visión que tengo, y no un “no me convence” ¿Quién habla de convencer? LAs cosas están bastante claras: si se ataca a Cuba con unos argumentos que se caen como castillos de naipes a poco que te mires al ombligo de tu propio país, algo pasa, ¿no?

    Sigo:

    no se puede elegir libremente -ni de ninguna otra forma- un partido político en el que militar que no sea el comunista

    Ya estamos con la visión parcializada y eurocentrista de las cosas. ¡No se puede mirar al sistema cubano tomando como modelo nuestro sistema! Allí no se presenta el partido comunista a las elecciones. Allí se elige a los delegados que irán a la asamblea, que es el órgano deliberativo o como quiera llamarlo (busquen textos de Ricarod Alarcón en la red, que se explica muy bien al respecto). El Partido Comunista es el partido único pero con unas funciones y un sentido distinto a lo que entendemos como partido único. Además, y esto es clave, los cubanos eligieron en su momento el sistema que tienen en las urnas. ¿Elegimos nosotros al Rey? ¿Quién lo echa o renueva? Este tipo de argumentos son endebles, porque anque tengan su razón de ser, caen por la fuerza de la comparación. ¿Cuántas dictaduras habrá en el mundo si hacemos caso de su criterio?

    Y lo dejo aquí, que tengo sueño. ¿Es capaz, Don Ricardo, o quien sea, de discutir mis argumentos o réplicas desde el análisis de las mismas y evitando caer en la tentación del inoperante “no me convence”?

    Buenas noches.

  • Jorge F. dice:

    ¿Cómo definir o calificar a un sistema que criminaliza sistemáticamente a quienes denuncian que las fuerzas de orden público torturan y maltratan?

  • Simio dice:

    ¿Cómo definir o calificar ?

    Con el mismo nombre que aquellos que por sistema y sistemáticamente denuncian que las fuerzas de orden público torturan y maltratan.

  • Acaso eso que dice Jorge F. no lo hacen también TODAS las democracias liberales??? Se resalta el hecho de que lo haga Cuba, pero hemos de recordar que Cuba es uno de los pocos países, sino el único, en el que la policía no lleva pistola. Curioso.

    También resulta curioso que se denuncie a tan alta voz este hecho (habría que ver si tan cierto como tan gratuita y livianamente siempre se dice) cuando en España han salido a la luz casos de maltratos más que frecuentes de la policía de Barcelona (por supuesto no será un caso exclusivo, pero me ciño a la información dada por los medios) o de guardias de la seguridad (privada, lo cual siempre es una desgracia) de centros comerciales y metro.

  • El percal es muy claro: ¿hay alguien capaz de señalar y argumentar algo contra Cuba sin que dicha acusación no pueda ser aplicada a, por ejemplo, España?

    O sea, ¿hay alguien capaz de explicar y razonar la condición dictatorial de Cuba con algo más que obviedades no fundamentadas? ¿Tanto cuesta señalar y fundamentar lo que hace a Cuba tan criticable?

  • Galileo dice:

    Estimado John Cornford,

    Mire a estos policias cubanos con pistolas:

    http://www.flickr.com/photos/41404891@N00/1464300371/

    De donde Ud. saco eso de que “Cuba es uno de los pocos países, sino el único, en el que la policía no lleva pistola”?

    Cada dia me queda mas claro que el pais del que ustedes hablan no es el mismo en el que yo vivi tres decadas…

    Saludos!

  • Es increíble, a este ritmo solicito la nacionalidad cubana o le hago un monumento al gobierno de la isla caribeña. ¡Pero si hasta empiezo a creer en la policía, a la que siempre he detestado!

    Don Galileo,

    ¿no se había usted retirado? ¿Cómo es que le ha dado ahora por ahí? Estaba usted atento al debate, ¿eh? ¿Significa eso, entonces, que no he dicho nada fuera de lugar desde que se fue? Tiene sentido, ¿no? ¿O es que me considera tan sesgado, tendencioso y falaz (aunque no lo pueda demostrar) que ya no considera oportuno entrar a discutir conmigo? Quizás piense que he sido y soy agresivo con usted, pero estaría confundido a medias en tal caso. Aquí, en lo que a mi actitud se refiere, tan sólo se trata de emplear la MÁXIMA contundencia de la que soy capaz para desenmascarar a los titiriteros del debate, los que huyen hacia adelante, los que defienden lo que sea sin más prueba o argumento que los bemoles, la convicción o el “porquemedalagana”. Y no nos confundamos: yo también he dicho y digo cosas que pueden ser cogidas con pinzas, pero no soy hipócrita y acepto los argumentos mejores. Como sostenía Brutus en el “Julio César” de William Shakespeare:

    Los buenos argumentos deben ceder a los mejores

    Puedo imaginarle, atento a un debate que se le había escapado de las manos, un debate que no podía controlar porque no era capaz de desmontar mis enlaces, mis razonamientos, mis datos, en definitiva, mi arsenal o batería indiscriminada de argumentos.

    Su polarización es de tal calado que el resorte que le empuja a participar en el debate salta a la más mínima o inocente intervención ante la que pueda sentirse fuerte, dejando de lado la mayor o menor exactitud de la afirmación de Don John Cornford.

    Debo confesar que cuando entraba en Flickr para ver su fotografía, esperaba la imagen de un policía Cubano apuntando a alguien con su arma o algo peor. Bueno, a lo mejor existe esa fotografía, porque a estas alturas uno se espera cualquier cosa. Es todo tan ridículo. ¿Cómo no voy a considerar ridículas intervenciones como la que me precede, con el #151, o la definitivamente lamentable #109 de Don Santiago, que ya desmonté oportunamente en mi comentario #137?

    ¿Se leyó el comentario #137? Hágalo, si se atreve, y dígame lo que piensa de la página web http://www.therealcuba.com. Lo digo en serio, me gustaría saber su opinión sobre esa página web, aunque le aconsejo que lea antes mi comentario #137, como le vengo insistiendo.

    A estas alturas ya no espero mucho más de usted más allá de la constante polarización, distorsión y sesgo que le caracteriza. Usted mira a Cuba y no dudo que se siente honesto al valorar la realidad de aquella tierra, pero no es capaz de coger perspectiva, de mirar a la isla desde más arriba, desde más lejos, sin obviar la realidad del mundo que le rodea. Ganaría mucho más mirando al mundo que un servidor viajando a Cuba. ¿Por qué no recomienda a todos (si no hemos estado), empezando por usted mismo (si no ha estado), que viajemos a Myanmar para poder conocer y opinar con conocimiento de causa de la situación de aquel país? ¿Por qué no le pide que viaje a Cuba a los que despotrican de los Castro y proclaman la ignominia de su dictadura?

    Estas preguntas sólo pretenden mostrar una de las tantas aristas de su paso por este debate, paso caracterizado por la NADA más absoluta. No es usted quien me luminará sobre la realidad cubana. Soy consciente de que hay muchas cosas que desconozco y de otras que conozco mal. Seguro. Por eso espero que alguien se posicione en este debate y presente un argumentario digno de ser valorado, digno de ser estudiado, digno de ser tenido en cuenta. Nada de eso hay. Aquí el único que ha fundamentado mínimamente su posición y sus opiniones soy yo. Ya no se trata solo (o en primer término) de desmontármelas, cosa que a buen seguro es posible con algunas o muchas de ellas (a saber) sino que se trata de que los que tanto critican a Cuba den un golpe sobre la mesa y entren a fondo en la cuestión, se mojen de verdad y pongan encima de la misma mesa todos aquellos argumentos que edifican su opinión sobre Cuba, todos aquellos argumentos que puedan conseguir desmontar los míos. ¿Tanto cuesta utilizar la lógica con un mínimo de coherencia y sentido común?

    Pues debe costar mucho, porque no hay tu tía. Lugares comunes, frases prefabricadas, ideas adoptadas, falta de coherencia interna de un discurso que minimiza o esconde las graves contradicciones de otros cuando se pretende señalar las mismas sobre Cuba, sesgo político y social en definitiva, hipocresía para entendernos.

    Como decía al principio, están consiguiendo con su mayestática inoperancia que servidor se reafirme en sus convicciones sobre Cuba y su gobierno y consiguen que mis argumentos presuman de más verdad y razón de la que seguramente tienen.

    Le voy a decir algo con todo el respeto y toda la seriedad posible: si quiere avanzar en este debate le aconsejo que deje de lado su actitud y haga caso a Brutus. Trate de buscar argumentos mejores que los míos y esfuércese por demostrar, convencer, enseñar o sugerir (usted mismo) acerca de la maldad del régimen cubano. Haga un esfuerzo y supere la puerilidad de sus ejemplos, de sus “pruebas” de ignominia y del aparente desconocimiento que demuestra sobre la realidad de muchos otros países.

    Le seré franco: no lo espero de usted. Quizás pueda sorprenderme.

    Saludos.

  • Inocente dice:

    Don Lucien,

    “¿hay alguien capaz de señalar y argumentar algo contra Cuba sin que dicha acusación no pueda ser aplicada a, por ejemplo, España?”

    Pongamos por caso a Don Ricardo le dan un premio en … Rusia.
    Creo usted que el gobierno o el estado le impedirian a don Ricardo ir a recojerlo?

  • Don Inocente,

    bien dicho. Por ahí vamos bien. Me parece un ejemplo en el que Cuba sale perdiendo y debo reconocérselo.

    Pero…

    convendría debatir sobre las condiciones que han llevado a las autoridades cubanas a prohibir la salida de Yoani Sánchez de Cuba. ¿Por qué? ¿Alguien se ha parado a pensar o a reflexionar por qué Cuba impide la salida a una persona de este modo? ¿Alguien conoce los pretextos o las explicaciones de las autoridades cubanas? No se trata de estar de acuerdo o en desacuerdo con dicha prohibición sino que se trata de intentar saber el porquè de la misma. ¿O es que pensamos que no hay nada que plantearse ante algo así?

    Lo dejo ahí un rato, que hierva a fuego lento, empezando por mí mismo, que reflexiono sobre la marcha.

    Pero es cierto, Don Inocente, España, que yo sepa, no prohibe salir a nadie a recoger un premio (aunque trataré de documentarme al respecto). Vamos bien.

  • Galileo dice:

    Si, Don Lucien, me aburri de discutir con Ud., por lo terco y porque defiende con demasiadas palabras y pocos oidos esas descabelladas ideas sobre Cuba que ha leido en alguna parte… Pero no puedo evitar pasarme de vez en cuando por aqui y dejar mis evidencias y vivencias, que tanto le irritan. Ya veo que sigue tan falto de humildad como siempre. La verdad que discrepo mucho con Don Ricardo en eso de que Ud es una persona respetosa. Pero de que da vida a este blog, no se lo niego.

    Hasta la proxima vez que tenga tiempo. Un saludo,

    Galileo.

  • Jorge F. dice:

    Ay, Simio, ¿le entiendo o no le entiendo? Explíquese un poquito más.

  • Galileo dice:

    Siguiendo el comentario #154, aqui les dejo la unica respuesta que dio la Direccion de Inmigracion y Extranjeria de Cuba a Yoani Sanchez para no dejarle viajar:

    http://desdecuba.com/generaciony/wp-content/uploads/2008/05/negativa_viaje.pdf

    Impresiona la profundidad de las explicaciones, no creen? Por fin queda resuelta la interrogante de Don Ricardo que dio inicio a este debate. Saludos a todos.

  • Inocente dice:

    Don Lucien,

    Mire, yo no se exactamente porque no dejan viajar a Yoani. Tengo mis intuiciones, como todo el mundo: “para evitar la propaganda negativa en el extranjero”, “por si no regresa”, “porque seria reconocer o reforzar la idea de lo que dice en su blog es verdad”… La verdad no lo se. Pero tampoco me voy a quedar en la cruda comparacion: alli no se puede, aqui si se puede.

    Vuelvo a su idea de “la justificacion” y las “circunstancias”, e incluso aceptandolas …
    usted cree que normal que en mas de 30 años, un poder tan absoluto, en el territorio cubano, como el del partido comunista no ha podido conseguir que un ciudadano pueda salir a recoger un premio periodistico sin sentirse amenazado?

    Un saludo a don Galileo que sigue ahi.

  • Impagable documento, que considero muy interesante aunque, una vez más, demuestra su desprecio por la verdad y su poca vergüenza. Yo no veo nada más que una especie de recibo que no tiene aspecto de comunicado ni intención de serlo. Se trata de un documento administrativo que tan sólo una mente sesgada y con ganas de contaminar interpretaría como “explicaciones” para ironizar sobre su “profundidad”.

    Vamos, el comentario que acaba de hacer don Galileo es como si yo escaneo el recibo de la compra de mi vecina en el supermercado de la esquina y lo presento a ustedes como la teoría o el abc alimenticio y gastronómico de dicha vecina o los menús que cocinará los próximos 7 días.

    Trampa, burda trampa.

    tiempo tendré de entrar a fondo. Ahora no puedo.

  • Galileo dice:

    Don Inocente,

    un saludo a Ud. tambien. En algo me parezco a don Lucien, siempre digo que hare una ultima entrada y luego regreso a decir algo mas :-) Felicidades a don Ricardo, su blog me ha enganchado.

    De hecho estoy de acuerdo con el ultimo comentario de don Lucien donde dice que el documento que menciono arriba no dice, ironias aparte, nada de nada. Solo un simple y autoritario “no viajara por el momento”.

    Pero entrare de nuevo esta tarde a ver como nos explica que ese papelucho con estilo de recibo sea la UNICA respuesta dada a Yoani. Y claro, tambien para leer con gusto la segunda tanda de insultos que me trae. Saludos!

  • Don Inocente, como aperitivo de respuesta a lo que me dice y como prólogo a la intervención que planeo sobre el tema que usted planteó me atrevo a decirle que usted necesita profundizar a fondo la historia de las agresiones a Cuba de los últimos 40 años, vamos, desde que se inició la Revolución. Lo digo así porque (creo) que si conociese mínimamente lo que el imperio y la CIA (entre otros) han hecho y hacen, vería las cosas de otro modo.

    Yo he profundizado un poco, lo que he podido hasta ahora, y en muchos aspectos estoy profundizando todavía. Le garantizo que lo que el imperio ha hecho y, ojo, HACE contra Cuba es de juzgado de guardia, bloqueo criminal a parte.

    Insisto, no se puede valorar la realidad cubana, prohibiciones, contradicciones y controversias incluidas, sin conocer y tener en cuenta la increíble, IN-CRE-Í-BLE presión del imperio estadounidense.

    Repito: no pretendo defender todas y cada una de las políticas del régimen cubano; tan sólo quiero que todos tengamos perspectiva antes de posicionarnos (yo creo que tengo un poquito de perspectiva, mientras nadie demuestre lo contrario con argumentos mejores que aquellos que me permiten posicionarme de tal modo) antes de concluir lo que para mí es una obviedad: el régimen cubano, con todos los peros que le queramos poner, y algunos merecidos, no es ni la mitad de execrable que el régimen español. Necesito tiempo para ponerme a desarrollar esto y mi agenda no me permite más de 5 ó 10 minutos puntualmente para entrar aquí, pero en cuanto pueda, me pondré manos a la obra. si quiere adelantar faena, empiece por aquí:

    http://www.escambray.cu/Patriotas/Rterror.html

    No es más que un enlace con una serie de actos gestados o tolerados por el gobierno de EEUU. En el caso de la CIA, la desclasificación de documentos aporta pruebas sobre los planes y las acciones del imperio contra Cuba y contra todo lo que se mueva en latinoamérica a la izquierda política del régimen estadounidense. Los últimos actos, los más recientes, es cuestión de tiempo que salgan a la luz.

    Pero repito, esto es un aperitivo, porque voy a dejar muy claro, ¿oyen?, muy claro que sobre Cuba se contamina más que se habla. De todas formas es bueno debatiir a fondo, para que no quede nada en el tintero.

    Saludos.

  • Inocente dice:

    Aceptemos ambos las siguientes hipotesis como hechos:

    1- El gobierno de EEUU mantiene una actitud hostil hacia Cuba desde hace 40 años, y realiza acciones que estan fuera de la legalidad internacional.
    2- En Cuba todo el poder esta concentrado en manos del Partido Comunista desde hace 40 años.
    3- Hay contaminacion informativa respecto a lo que ocurre en Cuba (y en todo el mundo) en todos los medios mas o menos oficiales europeos.

    Ahora con esas hipotesis que creo que hasta don Galileo admitiria como hechos, volvamos a la cuestion que le planteaba y que ha derivado hacia otros lares:

    Usted cree que es normal que el partido comunista se sienta amenzado porque un ciudadano salga a recoger un premio periodistico?

    Yo creo que no podemos simplificar y decir que si que es normal porque hay un estado de guerra (que intuyo es sla consecuencia a la que usted llegaria). Ya que Cuba, perdon (y permitame que use las hipotesis 1 y 2 anteriores) que EL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA esta en guerra con EEUU (y por tanto con sus aliados: lo que se llama mundo Occidental, incluida España).
    Como en todas las guerras el que sale perdiendo es el pueblo de Cuba.
    Otra cuestion, que seria interesante, y que desconozco (hipotesis 3) y que tal vez don Galileo pueda aclarar es: cual es el grado de identificacion del pueblo cubano con el Partido Comunista?
    A lo mejor unas elecciones libres, con varias opciones politicas podrian dar una indicacion? a lo mejor el hecho de dejar de adoctrinar a los niños y jovenes cubanos podria ayudar a saberlo? a lo mejor el hecho de que la adhesion al partido no condicione tu salario nos daria una pista? a lo mejor una prensa realmente libre con varias opciones podria sacarnos de la duda?

    Yo le digo con humildad que no se cual es la respuesta a las preguntas.

  • Galileo dice:

    Estimado Don Inocente,

    Aprecio su esfuerzo por sentar pautas racionales en este debate.

    Prometo entrar mas tarde a comentar sus hipotesis, pues aunque no estoy en total desacuerdo me gustaria añadir algunos matices y dudas.

    Respecto a la pregunta que me hace, no tengo una respuesta definitiva, y creo que es muy dificil que alguien la tenga. No hay datos imparciales sobre el tema. Yo sólo hago mías las preguntas que Ud. se hace en la entrada anterior. Si el pueblo está contento con su gobierno, entonces por qué no dejarle que elija libremente entre varias opciones políticas?

    Ahora, si lo que me pregunta es mi apreciación personal, basada en (y sesgada por) la gente que tenía en mi entorno en Cuba, aquí le va. De los 20 o 30 de mi clase en la Universidad, solo recuerdo uno que creía en el gobierno. Los demás variábamos entre una derecha radical y pro-norteamericana hasta una posición socialista, de izquierda pero sumamente crítica con las obscenidades de lo que casi todos pensábamos era una dictadura sin más. Todos íbamos a las marchas de apoyo a la Revolución y votábamos en las falsas elecciones del sistema. Por qué? Por miedo. Quizás no del todo justificado, pienso ahora, desde la comodidad europea, pero era lo que hacíamos, y así lo reconocíamos en voz baja entre amigos. Habíamos visto cosas, y temblábamos por lo que nos pudiera pasar, por tener problemas en la universidad y que nos colgaran el cartelito de contrarrevolucionarios, despues de lo cual no es posible hacer una vida normal en mi país. Entienda mi admiración por Yoani, y la de tantos cubanos que ahora la siguen, por liberarse de ese miedo y reivindicar su derecho a expresar sus opiniones políticas.

    En mi familia, hay diferencias generacionales. Mi padre, que le dedicó su vida a la utopía revolucionaria, ya no tiene el tiempo y la energía para cuestionarse al sistema, prefiere trabajar como un mulo para tratar de arreglarlo. Es el personaje del caballo en Rebelión en la Granja. Pero lo ve y lo sufre, y dolido como estaba cuando tomé la decisión de irme del país, me dijo que lo entendía. Según sus palabras, el que fue joven en los 60 y no era revolucionario en Cuba no tenía corazón, pero el que es joven en Cuba ahora y es revolucionario lo que no tiene es cerebro. Esa fue la frase triste con la que me despidió.

    Los de mi generación en mi familia nos hemos escapado todos hacia otros países, incluyendo como he dicho antes, países muy pobres en América Latina, sin atención médica “gratuita” pero con un poco mas de libertad y esperanzas. En Cuba hasta los que apoyan al gobierno le reconocerán que la mayor aspiración de la mayoría de los jóvenes allí es largarse. ¿Que somos unos cobardes? Es verdad, en muy buena medida. Debía haberme quedado allí a luchar por lo quiero para mi país, y oponerme al gobierno. Pero no quería ser martir e ir a una prisión en Cuba, lo que quería, en mi caso, era hacer la carrera con que soñaba. Y escogí, como tantos otros, esta otra variante mucho mas egoísta. Aprecie de nuevo aquí los motivos de mi admiración por Yoani Sanchez.

    Y bueno, Don Inocente, esto es más o menos lo que le puedo responder a su pregunta. Un saludo cordial.

  • Galileo dice:

    He recordado un chiste cubano, y voy a hacerlo para relajar un poco.

    Dicen que al principio de los tiempos fueron todos los gobernantes de los paises a un meeting con Dios, y Fidel Castro, que era gobernante de Cuba desde entonces, estaba representando al pueblo cubano. Dios ofreció a cada gobernante que escogiera dos virtudes para su pueblo. Así, los representantes pidieron para sus países “riqueza y progreso”, “prosperidad y democracia”, etc., menos Castro, que demandó que su pueblo fuera Honesto y Revolucionario.

    Dios, reaccionario al fin, puso el grito en el cielo, y aconsejó a Castro que cambiara su pedido, pero éste terco como una mula, lo mantuvo. Y pasó el tiempo, y mientras algunos pueblos se hacían ricos o democráticos, el pueblo de Fidel, Honesto y Revolucionario, no avanzaba mucho, y la gente descontenta se iba del país. Esto obligó a Castro, tan pragmático, a una segunda entrevista con Dios:

    “Dios, necesito otra cualidad más, necesito que mi pueblo sea también Inteligente.”

    “Fidel”, respondió Dios, “te lo advertí antes, solo puedo ofrecer dos cualidades.” Pero en honor a la larga relación entre ellos desde el origen de los tiempos, el Señor accedió a concederla una mezcla de las tres.

    Desde entonces, el pueblo de Fidel se divide en tres grandes grupos: los que son honestos y revolucionarios, no son inteligentes, los que son honestos e inteligentes, no son revolucionarios, y los que son revolucionarios e inteligentes, no son honestos…

  • Jorge F. dice:

    Miren aquí, en Cataluña, estoy harto de leer en la prensa que la policía ha sido atacada por un ciudadano.

    No me refiero a ciudadanos politizados, me refiero a “gente normal y corriente”.

    ¿Qué pasa? ¿Vamos a creernos que los catalanes estamos mal de los cromosomas y somos especialmente violentos?

    Lo curioso es que siempre el ciudadano agresor termina con lesiones más o menos graves cuando los policías se defienden.

    ¿Es que se piensan que los chupamos el dedo? Lo realidad la más de las veces es que primero los policías agreden y lesionan a la gente y luego para evitar sanciones alegan que las lesioncitas causadas por el ciudadano al defenderse han sido agresiones.

    Vaya una mierda de democracia aquella que permite que delincuentes, fascistas, chulos y psicópatas ingresen en las “fuerzas de orden público”.
    – – –
    Esta noticia, por ejemplo, es de película de los hermanos Marx:
    http://www.europapress.es/catala/noticia-absolt-arbitre-futbol-acusat-dinsultar-dos-mossos-desquadra-riudarenes-selva-20080514192253.html

    Esta es acongojante:
    http://www.elmundo.es/elmundo/2008/05/26/barcelona/1211781167.html
    – – –
    Supongo que pasa lo mismo en el resto de España: ¡Coslada!
    http://www.elmundo.es/elmundo/2008/05/08/madrid/1210238213.html

    Léase eso, Galileo. ¿Pasan cosas parecidas en Cuba?

  • parvulesco dice:

    «¿hay alguien capaz de señalar y argumentar algo contra Cuba sin que dicha acusación no pueda ser aplicada a, por ejemplo, España?»

    Aprovecho mi primer comentario aquí para decir que inferir que Cuba no merece ninguna acusación, porque podríamos trasladarla a otros países, es una falacia de lo más común, la “tu quoque”, la misma que los niños usan cuando dicen su “y tú más” o “tú también”.

    A Cuba no se la va a absolver porque haga lo mismo que los otros países. Pero podemos acusar a muchos de sus detractores de tener una visión parcial del tema (e interesada). Punto.

  • Jorge F. dice:

    Exacto, yo no voy a decir que en Cuba se viva de maravilla, pero que no me vengan diciendo que en España sí que vivimos de maravilla.

    La rabia más grande me embarga cuando si criticas el sistema te llaman (o te piensan) antidemócrata y cómplice de terroristas.

    Sus técnicas de manipulación de la opinión pública hacen que su dictablanda se presente como un bondadoso sistema de libertades y que tú aparezcas como un energúmeno.

  • Jorge F. dice:

    Critiquemos a Cuba, si lo merece, pero porqué detenerse en ella, adelante con las criticas:

    http://www.gwu.edu/~nsarchiv/NSAEBB/NSAEBB122/index.htm

  • En primer lugar, quiero decir que en este debate hay un grave problema de fondo. Es tan grave y tan prominente que hasta el más indiscutible argumento que se pueda exhibir a favor de la revolución queda automáticamente eclipsado. No es fácil acercar posturas o, en mi caso, hacerse entender, cuando el prisma utilizado para enfocar la realidad es tan divergente y en algunos casos (esto es lo verdaderamente preocupante), profundamente segado.

    Discutiendo con Don Galileo me he sentido como Galloway en Sky News mientras era entrevistado sobre Israel, Líbano y Hezbolá. ¿Lo recuerdan?

    http://www.youtube.com/watch?v=P1-3kavJVmY

    El problema que se le plantea a Galloway es que la entrevistadora tergiversa desde el mismísimo enunciado de cada pregunta, desde cada palabra, desde el enfoque. Volviendo a escuchar esa entrevista veo que por momentos soy como una especie de Galloway que tiene que luchar, no ya contra buenos argumentos, sino contra el sesgo y la tergiversación estructural que pesa sobre lo que algunos defienden. Posicionarse tan claramente contra Cuba como algunos hacen y han hecho desde hace lustros es un grave error intelectual y, como vengo diciendo y repitiendo, no porque la realidad de la revolución cubana sea exactamente la contraria a la que dichos posicionamientos se agarran, no porque la susodicha revolución represente el ideal de estado democrático al que muchos aspiramos, sino porque es obvio que dicho posicionamiento arrastra toneladas de hipocresía o cantidades ingentes de un tremendo y palpable desequilibrio analítico.

    El mero hecho de que un debate sobre Cuba como éste se celebre representa una seria anomalía, sobre todo a tenor del pobre o nulo seguimiento, interés o presencia de otros debates “equiparables” por la temática pero infinitamente más graves por su realidad, que deberían centrar nuestra atención y que no pasan de ser meros fantasmas o espectros semi-indetectables en el pensamiento común, vaya, que no generan ni una décima parte de la controversia que puede llegar a generar el caso cubano. Algunos dirán que yo contribuyo a que debates como el presente engorden y se inflamen hasta esos niveles que critico (y de qué manera lo hago, ¿verdad?), acrecentando dicha anomalía, pero no puedo aceptarlo: una cosa es alimentar este debate acentuando la reprobación permanente a Cuba y otra muy distinta es alimentar este debate acentuando la reprobación permanente a los que potencian esa primera alimentación. En el primer caso tenemos a personas que sitúan a Cuba en el centro de sus críticas y son capaces de pasarse horas atacando a los Castro, mientras se dedican a buscar pruebas (generalmente ridículas, como ya hemos visto aquí) que ilustren a los despistados, a los confundidos y a los contaminados por la propaganda castrista como, por ejemplo, un servidor. En el segundo caso tenemos a los que luchamos contra viento y marea para situar cada debate donde debería estar y conseguir que ante un caso como el presente, se tengan en cuenta todas aquellas circunstancias y atenuantes que a pesar de su inequívoca importancia desaparecen misteriosamente de la agenda de los que responden al perfil del primer caso. La hipocresía de algunos comentaristas salta a la vista en el preciso instante en que éstos se identifican (lo sepan o no) con los que, como digo, no tienen en cuenta nada más que aquello que refuerza su discurso (señalarme a mí por esto mismo supondría un necio argumento impropio de quien hubiese leído con atención todos mis comentarios en este hilo).

    Pero vayamos con lo que se ha dicho recientemente. Empezaré con el comentario #162 de Don Inocente, que fue capaz de plantear adecuada y honestamente una contradicción con la que poner en solfa al régimen cubano (la que incide en las limitaciones para salir de Cuba), al menos si lo comparamos al régimen Español, que es lo que servidor planteó o preguntó inequívocamente en el comentario #150. Así mismo, analizaré los tres puntos que este comentarista ha puesto sobre la mesa en ese comentario #162. No descarto abrir nuevas fuentes de debate o ramificaciones, porque el tema es complejo, pero creo que tenemos la oportunidad y el interés mutuo de profundizar, al menos hasta donde ya sólo quepan interpretaciones u opiniones.

    Así pues, Don Inocente,

    sobre el primer punto que pone sobre la mesa, es obvio que lo comparto. Estoy de acuerdo con eso de que El gobierno de EEUU mantiene una actitud hostil hacia Cuba desde hace 40 años, y realiza acciones que están fuera de la legalidad internacional.

    En cuanto al segundo punto debo poner el freno y ponerlo en cuarentena, porque considero que es una falacia. Me temo que no debería seguir si no aclaramos este aspecto que copio:

    En Cuba todo el poder esta concentrado en manos del Partido Comunista desde hace 40 años.

    De ninguna manera. No negaré la importancia y, si me apura, el poder del Partido Comunista de Cuba, pero la frase está contaminada, precisamente del mismo modo que las preguntas de la entrevistadora de Sky News que ha podido ver en el enlace con el que abría este comentario.

    Regresando al meollo, convertiríamos este debate en un diálogo de besugos si ignorásemos la Constitución de la República de 1976, aprobada en referéndum por algo más del 95% de los cubanos. Sé que Don Galileo, presa de su desconocimiento y, por tanto, de su profundo sesgo, considera ridícula una cifra como esa, a la que no puede conceder credibilidad. Le recuerdo a Don Galileo que en 1978, en España, se aprobó la Constitución con un apoyo del 87% de los votos, en un contexto de fuerte necesidad de pasar página y dejar atrás la dictadura fascista de Franco, y eso a pesar de que el texto legal sometido a referéndum postulaba a un jefe de Estado nombrado a dedo por el mismísimo dictador, un nuevo jefe de estado que poco antes había jurado los principios del movimiento (los principios de la dictadura fascista), lo cual no cuadraba con los deseos de un porcentaje de españoles que, es una certeza, era muy superior al 13%. ¿Merece más credibilidad dicha cifra que la cifra cubana? ¿Basta con los deseos de pasar página para aceptar aquel escandaloso resultado? Parece que sí, según muchos testimonios pero, ¿dónde está el límite de la credibilidad (y por qué) para usted? ¿En el 90% por ejemplo? No me haga reír. ¿No sería igualmente aceptable que un texto legal como el cubano se hubiera aprobado masivamente como reacción a la constante y criminal presión del imperio estadounidense, como una forma de asegurar legalmente su soberanía y eludir los riesgos de regresar al pasado colonial? Puede que entonces usted se agarre a la propaganda del régimen cubano para negar la validez del resultado de aquel referéndum de 1976 pero, ¿se atrevería a afirmar que la propaganda es algo inexistente en España, que la propaganda no jugó ningún papel en la masiva aceptación de la constitución y la posterior transición española? Creo que desconoce la respuesta a estas preguntas o, al menos, a la última, y le puedo garantizar que necesitaría ilustrarse al respecto, porque sólo así podría acercarse a aquel segundo grupo de comentaristas que mencionaba antes, grupo que tiene en cuenta todas las circunstancias y atenuantes que entran en juego en un debate como éste, aunque usted no luchase por que otros, los que todavía estuviesen en el primer grupo, las llegasen a tener en cuenta.

    Esto me sugiere una reflexión, antes de entrar brevemente en el texto constitucional cubano (lo pongo en negrita para tenerlo presente, porque retomaré este punto más tarde).

    Una diferencia fundamental entre un estado socialista como el cubano y un estado capitalista como el español reside en los mecanismos de represión y las condiciones sobre las que se justifica, sostiene o explica dicha represión. Permítanme explicar ambos casos de forma esquemática, que no es el momento de hacer un escrito académico en estas páginas:

    Cuba

    En Cuba, como en España, se produce un cambio de régimen en el que se deja atrás a una dictadura represiva. En la isla caribeña, el nuevo régimen toma el poder por las armas e impone un férreo control sobre el estado. Se proclama el comunismo, el marxismo-leninismo y un más que obvio anticapitalismo.

    Desde muchos puntos de vista esto, ¡sacado de contexto!, sería intolerable, porque se restringieron las libertades, además de que la revolución supuso un golpe mortal al libre comercio, falsa seña de identidad del capitalismo. Digo falsa porque el libre comercio no ha existido ni existe, como puedo demostrar llegado el caso.

    Por el contrario, existe la opinión de que los dirigentes revolucionarios se encontraban ante una situación de emergencia que precisaba de firmeza institucional y resistencia moral. A esto debe añadirse el inmediato establecimiento de una fuerza de presión descomunal desde cierto país situado al norte de la isla, creada, patrocinada y alimentada por él, por ese país, los Estados Unidos de América.

    Para poder entender esto es imprescindible profundizar hasta el tuétano del significado del concepto capitalismo y el no menos importante concepto de la lucha de clases, y no hace falta regresar a Marx, aunque es recomendable. Las personas que son incapaces de entender la naturaleza del capitalismo y desconocen (voluntariamente o no) la indudable lucha de clases que mueve (y sobre todo DEFINE) al mundo capitalista, no podrán llegar a entender nunca una revolución como la cubana.

    Los falsos apologistas de la democracia, del estado de derecho y de otras utopías intemporales no son capaces de llegar a medir acertadamente el significado y la realidad de lo que sucede en Cuba. En el comentario #113 de este mismo hilo copié unos fragmentos de “Las venas abiertas…” de Eduardo Galeano sobre Cuba que a Don Galileo no le parecieron nada más que tan inspirados como equivocados. Cuando una persona de origen Cubano dice algo así no queda mucho margen para la esperanza (en esa persona). No se trata de que Galeano sea poco menos que un oráculo que nos muestra la realidad o la verdad sin interferencias, sino que se trata de leer un texto que encaja a la perfección en esa montaña de literatura (verbal o escrita), ese torrente de testimonios que nos han explicado la ignominia que ha padecido en los últimos 500 años América del Sur.

    Sólo desde el conocimiento de dicha ignominia, desde la comprensión de la condición criminal de, en primer lugar, las metrópolis europeas, desde España hasta Gran Bretaña, pasando por Holanda (campeones del comercio de esclavos en África) y Portugal entre otras, es posible entender, como vengo diciendo, la necesidad (ni siquiera hablo de justificación) de la revolución cubana. Los fragmentos de Galeano que copié en aquel comentario #113 no eran un exceso prescindible, una veleidad literaria o un pronto precipitado por mi parte. Son palabras, como muchas otras que podía haber copiado, en las que se puede entender el porqué de una revolución y el porqué de un régimen como el liderado durante tantos años por Fidel Castro.

    Comprendo que algunos, o muchos, no compartan esta visión, pero son incapaces de desmontarla más allá de sus propio prejuicios o, a lo sumo, opiniones, que no son inferiores a las mías, pero tampoco superiores (entendiendo que aquí estoy equiparando superioridad a veracidad), con lo que son los hechos los que deberían ser protagonistas. Así pues, algunos criticarán el proceso revolucionario cubano por mil motivos que a mí me parecerán comprensibles y, como se intuía como paso previo a la necesidad de la revolución, necesarios. Eso sí, cuando hablo de motivos, no me refiero a los errores y a los excesos, sino al fondo ideológico de la revolución, a la matriz de sus políticas, al núcleo de su voluntad política para ser precisos. En ningún caso me parece serio lanzar la caballería y desautorizar a la revolución cubana por todos las circunstancias y acusaciones que se han vertido en este debate, pues dicho método o sistema de análisis crítico nos llevaría a lanzar la misma caballería y desautorizar a casi todos los gobiernos del mundo.

    En este punto aparecería de nuevo el caso de la recogida de un premio en el extranjero, como apuntó Don Inocente. La última afirmación del párrafo anterior quedaría en suspenso ante esta realidad, que deja a Cuba en una situación de desventaja en el ámbito de las libertades civiles. El problema es que una decisión como la de no dejar salir a Yoani Sánchez (más allá del desconocimiento exacto sobre los motivos que la han provocado, aunque puedo intuirlos) no puede ser analizada sin tener en cuenta la especial situación de Cuba.

    Esa situación especial de la que hablo es la que me permite intuir, como digo, los motivos que han llevado a las autoridades cubanas a denegar la salida de Yoani Sánchez de su país. Permítanme tirar de intuición en el marco de dicha situación especial:

    Cuba es un pequeño país asediado por el mayor de los imperios criminales que se recuerdan, el de los EEUU. Ese país, que teóricamente exporta democracia, no es más que un estado terrorista que patrocina la muerte, potencia el horror y regala sufrimiento allí donde pone sus zarpas allende sus fronteras. EEUU, en el fondo, no es más que la punta de lanza o mascarón de proa de un sistema capitalista depredador y criminal formado por la gran mayoría de países del primer mundo occidental, por no meterlos a todos en el saco, que es lo que me pide la razón. Este poderoso sistema utiliza multitud de armas de destrucción masiva, empezando por los medios de comunicación y terminando por los organismos multinacionales que sirven febrilmente a la ignominia, tales como el FMI, el BM o la OMC, entre otros muchos, algunos más locales que otros. El sistema de explotación y represión es implacable y desde hace muchos años no puede permitirse ninguna veleidad que amenace su poder.

    De tal modo que desde tiempos inmemoriales ese poder ha reprimido sin contemplaciones todos y cada uno de los intentos por salirse de su universo de acción e influencia. Cada vez que un estado o comunidad ha puesto peros al inmenso dominio de dicho poder, ha sido inmediatamente puesto en vereda. Durante los últimos 100 años los EEUU han ejercido esa función represora que tan sólo busca perpetuar privilegios, agravios o desequilibrios y mantener a toda costa el orden establecido (los desequilibrios como fuente del orden, fíjense que locura).

    En el marco de dominio absoluto del cotarro, la aparición de un gobierno o régimen respondón y contrario a dicho dominio como fue y aún es el de Cuba es algo ABSOLUTAMENTE INACEPTABLE (para el imperio que gracias a los desequilibrios mantiene el orden). Cuba no es ni ha sido en el último medio siglo una anomalía inaceptable porque amenace por sí misma al enorme poder del capitalismo depredador encabezado por los EEUU, sino que lo es porque desde el principio se tuvo claro que el ejemplo de una Cuba independiente y capaz de salir adelante por sus propios medios se podría haber convertido en una caja de resonancia peligrosísima para el resto de Latinoamérica.

    Es vital entender el peligro que siempre representó y aún hoy representa Cuba para el Imperio (cuando pongo Imperio con mayúsculas pongo al “mundo” capitalista que lideran los EEUU). En los últimos 50 años, si algún país de América Latina ha logrado avances significativos en materia de derechos sociales (educación, sanidad, etc…) ha sido Cuba. Basta mirar a países como Bolivia o Colombia para entender esto que digo. Estos dos países gozan de inmensas riquezas y durante todo este tiempo han gozando de la “protección” de los EEUU. ¿Qué decir de Colombia? ¿Y Bolivia? Y mejor no hablo de Venezuela, claro. Cuba, por el contrario, es un territorio muy limitado. Los recursos naturales son escasos, vamos, comparando con esos países, carecen de recursos. En cambio, analicemos fríamente las realidades sociales de estos países. Cuba ha permanecido aislada del mundo y salvo las ayudas de la URSS, que cesaron hace casi 20 años, a poco más pudo agarrarse. En cambio, Colombia, Bolivia y Venezuela, bajo el manto estadounidense disponían de libertad de comercio y unos recursos naturales incomparables. Entonces preguntémonos honestamente:

    ¿Hay pobreza en Cuba? sí
    ¿Hay miseria en Cuba? En absoluto.

    ¿Hay pobreza en Colombia, Bolivia y Venezuela? sí.
    ¿Hay miseria en estos tres países? Por supuesto, y mucha.

    En este punto cabe decir que si uno de esos tres países está reduciendo el índice de pobreza a marchas forzadas es Venezuela. Con un gasto público tremendo, lo reconozco, pero más vale tirar de gasto público y avanzar, que seguir eternamente bajo el manto estadounidense y quedarse estancado en términos sociales (salvo que pertenezcas a la oligarquía de turno, off course).

    Así pues, a donde quería llegar en esta exposición sobre Cuba es a la constatación de que un país permanentemente asediado por el Imperio, objetivo de innumerables, constantes y virulentos ataques mediáticos y/o terroristas de todo signo, es un país que vive en estado de alerta permanente. De tal modo que la represión ejercida por las autoridades cubanas, que con tanta acritud es señalada desde tantos frentes como en el caso de Yoani Sánchez, es, como mínimo, comprensible. En condiciones normales no habría controversia alguna en este punto pero Cuba no disfruta de unas condiciones normales, y no disfruta de dichas condiciones por culpe de la presión externa. Que Cuba no disfrute de unas condiciones normales por culpa de su gobierno es algo que está por demostrar. Un ser humano con gruesas cadenas en sus tobillos, que a su vez lo atan a una pared, no puede demostrar si es capaz de correr. Si le quitan las cadenas puede que con el tiempo corra, o puede que jamás lo consiga, puede que se convierta en un extraordinario corredor o puede que sea incapaz de dar un paso, pero eso no será posible saberlo hasta que le retiren las cadenas. Puede que muchas decisiones del régimen cubano que coartan la libertad de los ciudadanos de la isla se perpetúen en el tiempo pase lo que pase en el mundo, haga lo que haga el imperio, pero ¿cómo saberlo si no se prueba? La exagerada hipocresía de tantos, desde todos los medios de comunicación masivos, los poderes capitalistas y buena parte de la opinión pública, incapaz de superar la contaminación recibida, les lleva a pedirle al preso encadenado que corra, que salte, que por momentos que vuele, sin ver en ningún momento las cadenas que le atan, que le oprimen.

    Yo estoy convencido de que las autoridades cubanas no dejaron venir a Yoani Sánchez a España porque saben que esa joven cubana iba a ser instrumentalizada como arma arrojadiza contra Cuba. La entrega del premio se hubiese convertido en un vistoso y publicitado acto de denuncia y reprobación al gobierno cubano, una nuevo episodio de presión entre los ya incontables episodios vividos, una nueva oportunidad para atacar a Cuba a los ojos del mundo, una nueva forma de espolear a la opinión pública a reclamarle a un ser humano encadenado que vuele, incapaz de ver cadena alguna. No dejar salir a Yoani Sánchez es un acto de represión que a partir de mis suposiciones, casi convicciones sobre su justificación, puedo entender. Puedo estar confundido pero no hay argumentos (o no se han visto todavía) que desde suposiciones contrarias a las mías sean capaces de construir un edificio argumentativo más sólido que el que aquí he defendido.

    España

    Supongamos que valoramos la represión cubana sin aditivos ni conservantes y prescindimos del contexto que, a mi juicio y a juicio de muchos, la justifica o al menos hace que la entendamos. Supongamos que el régimen cubano es muy malo por no haber permitido a Yoani Sánchez salir de Cuba para recoger un premio. Supongamos que no añadimos matices a la historia de, por ejemplo, los numerosos presos (a los que se adjetiva como políticos) del régimen cubano. Supongamos en definitiva que todas aquellas historias sobre la dictadura cubana son ciertas. Incluso visto así, no consideraría que Cuba es un estado más represor ni menos democrático que España.

    Este es el núcleo, el leit motiv o el fondo de mi discurso; el eje sobre el que ha girado mi participación en este debate. ¿Por qué? Porque conozco y soy consciente de la tremenda represión y la pobreza (nulidad más bien, pero digo pobreza para no sonar demasiado categórico) democrática del estado español y, de rebote, de la Unión Europea. Un solo ejemplo debería bastarme para empezar, para medir con justa vara el caso de Yoani Sánchez: las políticas de inmigración europeas. Hablo de las incontables muertes de seres humanos olvidados, de segunda categoría, si es que tienen alguna categoría en nuestras legislaciones, seres humanos cuya única motivación es la de alcanzar las costas de un continente que en su imaginario (casi) colectivo es fuente de riqueza, esperanza y bienestar, su encarcelamiento masivo en condiciones infrahumanas por ¡MILES!, inmigrantes a los que se adjetiva cínicamente como ilegales, como si fueran delincuentes, encarcelamiento, como digo, en centros de internamiento para los que no hay adjetivos, carne de cañón ilegal que más bien es carne de deportación, prometiéndose ya que no importa si son menores. Italia ha empezado a ser hipócritamente acusada por otros países miembros de la UE por sus recientes movimientos en este vil universo. Sí, hipócritamente, porque España ya ha puso en practica hace poco sus propia ley neohitleriana de inmigración.

    En Cuba no dejan salir a una ciudadana, y a otros u otras, no lo dudo, mientras Europa no deja entrar a sin papeles convirtiendo esa discutible negativa en un verdadero crimen legalizado que no tiene nada de discutible. La prohibición a Yoani Sánchez merece todos los adjetivos, la prohibición a los inmigrantes sin papeles que llegan a Europa merece todas las estadísticas. Aquí no se conocen o no se dan a conocer, al menos masivamente, las estadísticas sobre prohibiciones para cruzar las fronteras cubanas a pesar de lo mucho que se habla de Cuba, del mismo modo que no se adjetivan las leyes y las políticas de inmigración europeas, a pesar de lo mucho que se habla de inmigración. Y lo más dramático es que en España, por citar un ejemplo que conozco bien, muchos se desgañitan atacando a Cuba por sus políticas fronterizas y muy pocos lo hacen por las políticas fronterizas europeas que, objetivamente hablando, son infinitamente más criminales e inhumanas. Es legítimo criticar a Cuba por no dejar salir a Yoani Sánchez pero, ¡por favor!… ¡basta de cinismo! Claro, porque luego llegan las elecciones y los que a lo mejor ahora me dirían que esto es un debate sobre Cuba y que cuando se hable de España tiempo habrá de criticar, son los que votan masivamente a los dos grandes partidos, responsables máximos de esas leyes neohitlerianas de las que hablo.

    Cierto que muchos aquí somos los que hemos debatido sobre muchos temas, pero mi denuncia surge del tratamiento que todos, TODOS los medios de comunicación masivos (con algún matiz poco menos que imperceptible) hacen de un caso y de otro. Irresponsabilidad e hipocresía, ésa es la ecuación de nuestros medios en este y en otros temas. Como el tema de los presos políticos, pero no me voy a alargar, que empiezo a tener sueño. En España hay presos políticos, más que en Cuba, y lo digo sin entrar a comparar las circunstancias de unos y de otros porque, como pasaba con Yoani Sánchez y las políticas fronterizas, España sale perdiendo. En este asunto, por lo poco que sé, España sale perdiendo hasta con Europa.

    Sobre la falta de democracia recordaré el caso más evidente, que afecta a toda Europa: hace unos años se gestó un texto constitucional para la Unión Europea. Se trataba de un engendro neoliberal que recibió la aprobación mayoritaria de los españoles pero que, en Francia, donde estaban mejor informados, fue rechazado en el referéndum correspondiente. El texto fue igualmente rechazado en Holanda por lo que, finalmente, quedó en el congelador. Los que tienen el poder, de la mano de sus líderes-títeres, montaron una cumbre en Lisboa el año pasado en la que se aprobó un texto de mínimos absolutamente inspirado en el texto que un par de años antes había sido rechazado por Francia y Holanda. ¿Algún imbécil cree que este nuevo texto será pasado por el filtro de un referéndum en cada país de la Unión? En absoluto. En esta ocasión nuestros líderes decidieron que bastaba con que el parlamento aprobase el nuevo texto. Si eso bastaba ahora porque, según ellos, el parlamento representa la voz del pueblo, porque no se hizo igual con anterioridad? No hay que darle muchas vueltas: estamos a merced de los grandes intereses capitalistas. El sistema se vio amenazado tras el frenazo francés y holandés (que imposibilitaba la exigida unanimidad) al texto que le daba unas alas muy potentes y casi indestructibles. El sistema no podía permitirse que el pueblo le pusiese palos en las ruedas. Por lo tanto, el sistema ha terminado por prescindir del pueblo.

    Evidentemente no espero que personajes como Don Galileo entiendan o acepten estos razonamientos, porque el que ha sido contaminado desde siempre no cambia o evoluciona o ve la luz de repente, por muy obvia y lógica que sea la explicación recibida en sentido contrario a dicha contaminación. El poder de los medios, herramientas de intoxicación al servicio de sus dueños: el capital o el poder económico, es impresionante. Sé de buena tinta que el que no quiere escuchar no escuchará, ni que le den la más lógica y razonable argumentación del mundo, ni que le pongan delante de sus narices la verdad.

    El texto constitucional cubano

    Una vez analizada (esquemáticamente) la realidad cubana frente a la española estamos en condiciones de echarle un vistazo al texto legal supremo de la isla caribeña, para de este modo demostrar que el segundo punto del comentario #162 de Don Incente que está contaminado o, como dije al principio de este comentario, la frase está contaminada. Creo que la reflexión que he realizado hasta aquí, de la mano de lo que ahora copiaré sobre la constitución cubana de 1976, dejará en evidencia el carácter contaminante de ese segundo punto.

    La Constitución Cubana dice claramente en su artículo 4:

    En la República de Cuba todo el poder pertenece al pueblo trabajador que lo ejerce por medio de las Asambleas del Poder Popular y demás órganos del Estado que de ellas derivan, o bien directamente

    Cierto que en artículo 5 dice:

    El Partido Comunista de Cuba, vanguardia organizada marxista-leninista de la clase obrera, es la fuerza dirigente de la sociedad y del Estado, que organiza y orienta los esfuerzos comunes hacia los altos fines de la construcción del socialismo y el avance hacia la sociedad comunista

    Pero hay más, porque en el artículo 67 dice:

    La Asamblea Nacional del Poder Popular es el órgano supremo del poder del Estado. Representa y expresa la voluntad soberana de todo el pueblo trabajador

    Ahora leamos el 68:

    La Asamblea Nacional del Poder Popular es el único órgano con potestad constituyente y legislativa en la República

    Ya nos acercamos a un punto interesante, pues al final interesa saber de donde surge le poder de dicha asamblea:

    La Asamblea Nacional del Poder Popular se compone de diputados elegidos por las Asambleas Municipales del Poder Popular en la forma y en la proporción que determina la ley

    El 71 no tiene desperdicio, pero vayamos directamente al 72:

    (1) La Asamblea Nacional del Poder Popular elige, de entre sus diputados, al Consejo de Estado, integrado por un Presidente, un Primer Vicepresidente, cinco Vicepresidentes, un Secretario y veintitrés miembros más.
    (2) El Presidente del Consejo de Estado es jefe de Estado y jefe de Gobierno.
    (3) El Consejo de Estado es responsable ante la Asamblea Nacional del Poder Popular y le rinde cuanta de todas sus actividades

    Y lo voy a dejar aquí. Así que tenemos lo que tenemos. El poder queda perfectamente delimitado y las elecciones que tan bien explicadas estaban en un vídeo que ya enlacé terminan por conducir al mismísimo presidente del consejo de Estado, Raúl Castro en estos momentos.

    Puede que algún listillo interprete cierta ambigüedad, procedente en este caso y a tenor de lo que he copiado, del artículo 5, pero yo considero que no es lo mismo ser fuerza dirigente (el Partido Comunista) que ser el órgano supremo del poder del estado (la asamblea nacional). De todas formas, si de ambigüedades hablamos quiero recordar para los que no lo saben, que la Constitución Española de 1978 es líder mundial o, como mínimo, un caso paradigmático de ambigüedades. Ni punto de comparación con la constitución cubana, que hasta parece muy clara y directa al lado de la española.

    El caso es que el segundo punto de Don Inocente en el comentario #162 es contaminante porque:

    1. El poder no está concentrado en manos del partido comunista, como mínimo, desde 1976.

    2. Por si fuera poco, siendo coherente con mi línea de argumentación, si un poder está claramente concentrado en algún sitio es el poder del capital y ese sitio es, por ejemplo, Europa.

    Para mí es obvio que ni en una película surrealista podría estar conforme o mínimamente de acuerdo con el varias veces citado punto 2 del no menos citado comentario #162.

    Su tercer punto dice textualmente:

    Hay contaminacion informativa respecto a lo que ocurre en Cuba (y en todo el mundo) en todos los medios mas o menos oficiales europeos

    Si hubiera omitido el paréntesis estaría de acuerdo, pero al decir (y en todo el mundo) es como si la contaminación sobre Cuba fuese equiparable a la contaminación sobre la mayoría de lugares o situaciones y creo que sobre Cuba, aunque sólo sea por el ingente número de noticias intoxicadoras que se publican, pesa una espada de Damocles informativa que no tiene parangón, Venezuela a parte.

    Así pues, volviendo a Galloway, no puedo continuar analizando su comentario #162 si, como creo que le he demostrado sobradamente, no puedo ni considerar los tres puntos que había puesto como “mínimos”. Sin esos mínimos, el debate que viene después no tiene sentido, aunque aprovechando mi argumentación he terminado por responder al interesante caballo de batalla (casi de Troya) que había lanzado en su comentario #153.

    Espero sus comentarios a todo lo que acabo de exponer, así como señale y argumente aquello en lo que no está de acuerdo.

    Saludos.

  • Don Parvulesco,

    queda muy bien eso de acabar su comentario con un y punto, pero la cruda realidad es que es un punto y seguido. Ni siquiera un punto y a parte y ya no digamos un punto y final.

    Su razonamiento sería razonable si la realidad mediática mundial permitiese medir a todos con la misma vara, pero me temo que la cosita es un poco más peliaguda que un aldabonazo cuya lógica sólo sirve fuera de contexto.

    Recuerde a Galloway, al que ya tomé como referente en mi primer comentario, cuando le dice a la entrevistadora que “el reloj de sky News comenzó a correr hace sólo 4 semanas”. Sin el contexto este tipo de comentarios no sirven absolutamente para nada.

    NADA, ¿lo entiende? NADA

    NA-DA.

  • velvetpac dice:

    Tremendo el relato de la paliza a los jóvenes transportistas, Jorge F.. Esto pasa con demasiada frecuencia.

    Saludos.

  • Sí, realmente es tremendo, y es un buen ejemplo de un asunto ue de haberse producido en Cuba sería portada en muiltitud de medios y centro del debate anticastrista. Pero yo me quedo con una frase del artículo para el recuerdo, porque estos transportistas llevaban aves de corral sacrificadas. ¿Saben como sacrifican esas aves? En El Mundo nos los dicen:

    R. y V. estaban trabajando la madrugada del pasado día 8 transportando aves y animales de corral sacrificados con una furgoneta.

    Déjenme, Don Jorge y Don Velvetpac, jugar a ser Don Galileo:

    Esto es una manipulación. Ustedes quieren contaminar. Es evidente que los mossos pararon a los dos transportistas de forma totalmente justificada. Los mossos, de algún modo, estaban advertidos sobre los métidos utulizados para sacrificar a dichas aves. ¿Qué es eso de utilizar un furgoneta para cargarse a los pobres pollos?

    No me pongan ejemplos como éstos en los que en realidad se demuestra el buen hacer de la policia catalana.

    Saludos.

  • Jorge F. dice:

    Que la opresión no nos prive del buen humor.

  • Jorge F. dice:

    El 11 de marzo de 2008, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, la UNESCO, decidió retirar su patrocinio al «Día por la libertad en Internet» organizado por Reporteros sin Fronteras (RSF), previsto el 12 de marzo. Marcio Barbosa, director general adjunto de la División de la libertad de expresión, de la Democracia y de la Paz de la institución, se negó a asociarse a las politizadas campañas de RSF…

    …Robert Ménard, secretario general de la organización parisina desde 1985, afirmó que sólo le interesaban los países subdesarrollados: «Decidimos denunciar los atentados contra la libertad de la prensa en Bosnia y en Gabón, así como las ambigüedades de los medios argelinos y tunecinos… pero no ocuparnos de las derivas francesas»: ¿Por qué razón? «Porque si lo hiciésemos corremos el riesgo de disgustar a ciertos periodistas, enemistarnos con los grandes patronos de la prensa y enfurecer al poder económico. Ahora bien, para mediatizarnos, necesitamos la complicidad de los periodistas, el apoyo de los patronos de la prensa y el dinero del poder económico»

    http://www.mondialisation.ca/index.php?context=va&aid=8437

  • Jorge F. dice:

    El dinero, el poder, los lameculos, los vividores… Esa es nuestra “democracia.

  • Ahhh, Don Jorge, el día que quiera le presento un informe completo sobre RSF, esa organización terrorista (sí, terrorista) que contamina más que habla. sus campañas de intoxicación y mentiras son impresionantes y lo más sorprendente (no para un servidor) es que es facilísimo demostrarlo. Son tan torpes que un mínimo rastreo por la red les deja en evidencia. Aún recuerdo cuando sostenían que la ley venezolana decía negro sobre un tema relacionado con la crisis de RCTV y, tras leerme la ley, descubrí que literalmente decía blanco. Tal y como lo digo. Nada de interpretaciones o puntos de vista divergentes: RSF tiene un grado de crebilidad inexistente. Cero, vamos.

  • Galileo dice:

    Je,je, don Lucien, no es del todo justa su broma #172, porque como ya se habra fijado, a diferencia de Ud., soy bastante medido a la hora de opinar sobre un pais que no conozco mucho.

    Don Inocente, le debo una entrada, tambien analizando sus hipotesis, como se podra imaginar desde un angulo bien diferente (y una longitud mas corta) del del amigo don Lucien… Hasta pronto!

  • Don Galileo,

    mi broma no estaba relacionada tanto con la opinión de un país concreto como con una forma concreta de argumentar, dándole la vuelta a la tortilla, en este caso, de su propio país de origen.

  • Galileo dice:

    Ahora sí, don Lucién, está afinando Ud. sus argumentos!

  • Galileo dice:

    Estimado Don Inocente,

    Quiero dejarle aquí mis reflexiones sobre los tres puntos que mencionó en su entrada 162. Empiezo del último al primero.

    3- Sobre la contaminación informativa respecto a Cuba.

    De acuerdo. El tema de Cuba se presta al apasionamiento irreflexivo. Sobre todo porque la información directa es escasa y usualmente filtrada por intereses de los más diversos tipos, dentro y fuera de Cuba.

    Que la información sobre Cuba está sumamente mezclada con las interpretaciones dominadas por la ideología, no se debe dudar. Pero esa mezcla ocurre en todas las direcciones, y no, como Don Lucién pretende hacer creer, como una conspiración internacional de los medios en relación a lo que sucede en la isla.

    La propaganda del gobierno castrista, como sus labores de inteligencia, funciona mucho mejor de lo que podria imaginarse dado el deterioro y el nivel de ineficiencia del resto de las actividades del país. Lo de la inteligencia pocos lo dudan, y la mejor prueba es la supervivencia de Fidel Castro a varios intentos de atentado por parte de la CIA y los exiliados. Desde el inicio mismo de la Revolución, Fidel Castro se esmeró en cultivar su imagen mediática, con un uso intensivo de la televisión y la monopolización de la prensa internamente para la propaganda, y el coqueteo inteligente con los medios internacionales.

    Incluso antes, cuando estaba alzado en la Sierra Maestra, dio un golpe maestro de effecto a través del periodista Hebert Matthews, que catapultó su imagen a la opinión pública internacional. Califico esto como un primer ejemplo de propaganda y manipulación castrista, pues logró convencer a este periodista de sus credenciales democráticas y anti-comunistas, justo lo que necesitaba en aquel momento para ganar apoyo interno e internacional.

    La imagen del legendario guerrillero, el luchador de primera linea en todos los combates, el austero monje-soldado de Ramonet, etc. han sido extensamente cultivadas por la maquinaria propagandística del régimen. Esta por supuesto, no se concentra solo en la figura de Fidel Castro, sino en la idealización del sistema cubano, y funcional por un número considerable de mecanismos:

    – el mas obvio, el control absoluto de TODOS los medios en el país. A ver si alguien puede hablarme de una publicación cubana dentro de Cuba que sea siquiera medianamente crítica con el sistema.

    -la selectividad con la prensa extranjera acreditada en Cuba. A cada rato salen noticias en los periódicos notificando que a determinado corresponsal de una agencia extranjera se le retiró la credencial para trabajar en Cuba. Esto está invariablemente relacionado a algún reporte critico sobre el sistema cubano o sus dirigentes. Se permiten a estos cuotas mínimas de criticismo, pero en particular las figuras del gobierno son intocables, así como la esencia del sistema. Las agencias extranjeras en Cuba se adaptan y moderan sus posiciones, como un compromiso necesario para mantenerse en el país.

    – la explotación al máximo de los medios y las personalidades simpatizantes con el régimen. Oliver Stone e Ignacio Ramonet pueden ir a Cuba y tener largas conversaciones con Fidel Castro, que luego se divulgan a toda voz en el mundo entero. La mayoría de (aunque no toda) la izquierda mundial no duda en prestar sus voces para defender al régimen castrista. Y lo hace a todos los niveles, desde el académico al activismo callejero. La tentación de usar a Cuba como una confirmación de las ideas que se profesan es, lamentablemente, inescapable para muchos.

    A nivel de activismo, muchas de estos actos se coordinan desde el llamado Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP) en La Habana, que organiza “brigadas” de jóvenes de otros países para que visiten Cuba, se pasen un día trabajando de jueguito en la agricultura, jugando a la revolución y al trabajo voluntario guevariano, y luego unos días en las hermosas playas de Cuba, donde reciben conferencias sobre las maravillas del sistema, e instrucciones para propagar la Verdad en sus países. He ido a algunas de las charlas que dan de vuelta a aca, y debo confesar que me divierte muchísimo ese género de ficción revolucionaria.

    En el país donde vivo (RU), todo el activismo político que puede observarse respecto a Cuba es a favor de su gobierno, y viene sobre todo del Cuban Solidarity Campaign, una organización abiertamente simpatizante con el régimen. En las universidades aquí, vemos todo el tiempo a los chicos de Socialist Worker haciendole propaganda a la Revolución Cubana, y hasta al Partido y la Juventud Comunista.

    Sin embargo, nunca he presenciado en el Reino Unido un acto de denuncia a la dictadura cubana.

    La semana pasado, un artículo completo de Fidel Castro fue publicado en uno de los principales periódicos de este país (The Guardian), sin incluir siquiera una nota aclarando que el autor fue un dictador aferrado al poder por medio siglo en su país.

    Yo creo sinceramente, que si alguna actitud tienen los medios internacionales respecto al régimen cubano, es benevolencia.

    La denuncia al castrismo ocurre primordialmente desde las comunidades de exiliados cubanos, los únicos cubanos, por cierto, que tienen una voz para proyectarse hacia el mundo. Esta, por cierto, es la razón por la cual no se denuncia a Castro en Londres, donde la comunidad cubana es pequeña, y sí mucho más en Madrid o en el sur de los EEUU.

    Bueno, perdone Ud. que esta entrada se me ha hecho más larga de lo que pensaba. En resumen, estoy dispuesto a aceptar este punto de que hay manipulación de la información sobre Cuba, y por supuesto que la oposición a Castro no se libra de esto. Pero me gustaría sugerirle que no lo vea en una sola dirección. Un saludo cordial.

  • Don Galileo, tras leer su comentario anterior y sus palabras finales tratando de nivelar el grado de manipulación de unos y otros he entendido que a usted no le vale nada de lo que le puedan decir. Está tan severamente sesgado que no hay nada que hacer. Es un caso perdido, y es una lástima, porque ha mantenido cierto tono tranquilo.

    Vamos a ver qué le parece el nuevo argumento que se me ha ocurrido para demostrarle que en lo referente a Cuba SÍ hay una campaña masiva mundial contra Fidel Castro. Fíjese lo que pasa si vamos al lugar que mejor lo puede demostrar. Seguro que lo conoce. Fíjese en lo que he escrito en ese lugar y los resultados obtenidos.

    Ah, el lugar se llama Google y…

    Dictador + Amin: 28.200 entradas
    Dictador + Mubutu: 33.200 entradas
    Dictador + Duvalier: 39.600 entradas
    Dictador + Suharto: 41.600 entradas
    Dictador + Gadafi: 47.700 entradas
    Dictador + Obiang: 55.600 entradas
    Dictador + Mugabe: 56.100 entradas
    Dictador + Banzer: 69.600 entradas
    Dictador + Pot: 88.300 entradas
    Dictador + Batista: 102.000 entradas
    Dictador + Blair: 111.000 entradas
    Dictador + Trujillo: 122.000 entradas
    Dictador + Noriega: 123.000 entradas
    Dictador + Stroessner: 138.000 entradas
    Dictador + Somoza: 140.000 entradas
    Dictador + Stalin: 177.000 entradas
    Dictador + Videla: 248.000 entradas
    Dictador + Mao: 283.000 entradas
    Dictador + Hitler: 487.000 entradas
    Dictador + Uribe: 545.000 entradas
    Dictador + Chavez: 629.000 entradas
    Dictador + Aznar: 641.000 entradas
    Dictador + Franco: 960.000 entradas
    Dictador + Bush: 1.030.000 entradas
    Dictador + Pinochet: 1.060.000 entradas
    Dictador + Morales: 1.150.000 entradas
    Dictador + Castro: 1.260.000 entradas

    Saludos cordiales desde un mundo en el que, al menos, afortundamente, la contaminación es equilibrada.

    Ya está todo dicho. No hace falta que comente estos resultados, ¿verdad? Seguro que usted, Don Galileo, tiene suficiente imaginación para hacer algún comentario al respecto.

  • Galileo dice:

    Pues me encanta su método, don Lucien, así que he decidido aplicarlo yo mismo:

    Heroe+Zapatero: 281,000
    Heroe+Lula: 349,000
    Heroe+Allende: 517,000
    Heroe+Castro: 1,070,000

    Conclusión, hay propaganda para convertir a Castro en un héroe.

    O quizas le guste más esta:

    Mentiroso+Blair: 69,800
    Mentiroso+Castro: 526,000
    Mentiroso+Aznar: 546,000

    Concluiría Ud. que hay una poderosa campaña de desprestigio contra Aznar?

    Sea serio, don Lucién, y busque otros argumentos.

    Me imagino la desesperación de una persona tan analítica como Ud. tratando de demostrar que un hombre que pasó medio siglo en el poder en realidad no es un dictador, sino una víctima de los medios. Pero continúe, con palabras todo se puede.

    Buenas noches.

  • Excelente, Don Galileo, ya está donde quería llevarle. No estaba seguro del todo, pero casi. Pensaba que sería más precavido pero ya puedo imaginarle buscando esos ejemplos a prisa y corriendo. La verdad es que esperaba la respuesta que me ha dado, y “héroe” era una de las opciones que había barajado (no la primera, pero me sirve).

    Ahora es el momento de que ante los datos que tenemos sobre la mesa, según usted comparables y que permiten equilibrar la balanza, intente responder a esta pregunta:

    ¿Cree usted que los medios de comunicación masivos (los grandes periódicos, las grandes cadenas de televisión, las emisoras de radio que escucha la mayoría de gente, etc…) utilizan de manera equilibrada el calificativo de Dictador y Héroe para Fidel Castro?

    Si en España, por citar mi caso, o en el Reino Unido, analizásemos a conciencia todos y cada uno de los medios masivos y sus noticias sobre Castro,

    ¿Cuál piensa que sería el adjetivo más utilizado de entre esos dos (dictador o héroe) para calificar a Castro en los medios masivos?

    (supongo que no necesita que le explique lo que es un medio masivo)

    ¿Cuántas veces El País ha utilizado el término “dictador” y cuantas veces el término héroe para referirse a Castro?

    Y así sucesivamente, porque donde he escrito El País podría escribir El Mundo, La Vanguardia, etc…, y donde hablo de medios masivos españoles, podría seguramente hablarle de los británicos. Obviamente la cosa cambiaría con ciertos medios alternativos, pero eso lo sabemos todos: en el mundo alternativo, la cosa está más equilibrada, y hay de todo por lo que, claro está, no podemos extraer conclusiones con este asunto.

    Oiga, si puede demostrarme que, por ejemplo, El País utiliza equilibradamente ambos términos para referirse a Fidel Castro hágalo. En caso contrario, puede limitarse a opinar que los medios masivos son equilibrados con Castro, que le otorgan de forma ecuánime e indistintamente el calificatuivo dictador y el calificativo héroe, y ahí quedará eso.

    El problema, que vengo denunciando desde hace ya días en este debate, es que los medios de comuicación masivos crean opinión y hacen que su voluntad sea mayoritaria. De ahí que en el caso de la combinación de Google “Dictador + Castro” deberíamos tener en cuenta, para ser precisos, aquellos resultados que se obtienen desde los grandes medios, obviando los blogs, webs, foros y páginas alternativas o minoritarias en las que aparece dicha combinación mayoritariamente, lugares que a buen seguro representarán casi todo el abanico (por no decir todo) de combinaciones “Castro + Héroe”, que es la combinación que usted finalmente he elegido para replicarme, incapaz de pensar más allá de la trampa (usted perdone, lo reconozco) que le he puesto. ¡Yo soy el primero que tiene en cuenta variables que dejarían estadísticamente a mi post anterior como pobre, empezando por esa inexistente discriminación entre medios o la comparativa de nombres vivos con nombres desaparecidos.

    En fin querubín, responda directamente a la pregunta que le he puesto en negrita. Diga lo que quiera, desvíe la atención o escriba una filípica si le place (yo lo hago a veces), pero no olvide responder a esa pregunta en negrita, por favor. Sé que a lo mejor considera que no puede demostrarse, que sólo es una opinión. No importa, usted responda y luego continúo con este juego.

    Le repito la pregunta:

    ¿Cuál piensa que sería el adjetivo más utilizado de entre esos dos (dictador o héroe) para calificar a Castro en los medios masivos?

    Buenos días.

  • Deajando de lado preguntas sin respuesta (de momento), copio un enlace muy interesante sobre las damas de blanco, quizás excesivamente largo para los que sólo atienden a consignas y frases prefabricadas:

    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=68292

    Y por último en este post, un breve texto de Vicente romano, una autoridad en asuntos comunicacionales, en el que da algunas claves sobre el uso perverso del lenguaje y, vamos, una muestra del universo manipulador que nos rodea (mejorando lo presente)… mejor léanlo:

    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=68310

    Saludos.

  • Galileo dice:

    Reconozco que es muy difícil leer con respeto el artículo del señor Lamrani sobre las Damas de Blanco. No sólo porque el autor acostumbra a mentir y a manipular sistemáticamente para afirmar su visión sobre Cuba (vean arriba mi entrada 127).

    Lo primero que me llama la atención es que comienza con palabras de Hebe de Bonafini. Esta señora tuvo la desfachatez de alegrarse públicamente sobre los atentados del 11 de septiembre de EEUU (por casualidad Ud. también, don Lucien?). Así que bueno, del buen juicio de esa señora sinceramente desconfío. Es curioso que a ella los que hicieron explotar el World Trade Center le parecen heroes, mientras que las Damas de Blanco, que demandan pacificamente en Cuba, sentadas en un parque o caminando a una iglesia, la libertad de sus esposos prisioneros políticos, son defensoras del terrorismo.

    Como se puede ser tan cínico, don Lucien? No le da verguenza al señor Lamrani? Honestamente, no le da verguenza a Ud.?

  • Galileo dice:

    Estimado don Inocente,

    Comento ahora brevemente el segundo punto de su entrada 162. La permanencia del régimen en el poder no es un asunto de opinión sino de hecho. Sólo las mentes más retorcidas pueden dudarlo, o tratar de envolverlo en un manto de ternura ideológica.

    Solo dos acotaciones sobre este punto. La primera es que no son 40 años sino casi medio siglo. Y la segunda, que lo más grave no es siquiera que el Partido Comunista esté en el poder por tanto tiempo, sino que ha sido el mismo señor feudal a cargo a lo largo de estas décadas.

    El mismo que, cuando finalmente se retira, le deja el ganado bien amarrado a su hermano, y este le promete, obediente, consultarle todas las decisiones.

    Asi que no, lo más grave no es la falta de alternancia entre partidos. No es ni siquiera que como si el PSOE (que no lo quiera el destino) ganara o trucara a partir de ahora todas las elecciones por cuatro o cinco decadas. Eso seria lamentable, pero peor aun sería que al cabo de ese tiempo pudieramos ver al anciano Zapatero mandando y sin oposicion, escribiendo placidamente sus reflexiones tanto en El Pais como en los otros pocos periódicos supervivientes, que le adularían disciplinadamente.

    Yo espero que no, don Inocente, y nunca asumo esto hacia una persona particular hasta tanto lo demuestre. Pero a veces concluyo que el apoyo a nuestro dictador caribeño de parte de algunos europeos tiene cierto contenido racista o discriminatorio.

    Digo esto, porque las cosas que tenemos que sufrir nosotros no las querrían de ninguna manera en su país. Pero para nosotros los latinoamericanos, piensan algunos de ellos, que no todos, no está tan mal, hombre. Necesitamos un tipo duro, que nos ponga control, porque si no terminamos como Haití, un caudillo que nos salve de la miseria a la que estamos genéticamente predispuestos. Se olvidan que en los años cincuenta Cuba tenía una renta per capita que era el doble de la española, y que en toda la primera mitad del siglo XX el sentido de la emigración entre Cuba y España fue de hecho el contrario del de ahora.

    Ahora le dejo, pero luego vuelvo a su primer punto, que también me parece polémico e interesante. Un saludo cordial.

  • Mire Don Galileo,

    no me intente torear (una vez más, ya no sé cuantas). En primer lugar le quería comentar que esta frase de su penúltimo comentario es muy floja como argumento:

    es muy difícil leer con respeto el artículo del señor Lamrani sobre las Damas de Blanco. No sólo porque el autor acostumbra a mentir y a manipular sistemáticamente para afirmar su visión sobre Cuba (vean arriba mi entrada 127).

    Más allá de los argumentos que exhibe en esta ocasión, tras dicha frase, le quería decir que en su entrada #127, esa que según usted le permite a acusar de mentiroso a Lamrani, no es más que la suma de dos lamentables recursos inoperantes:

    1. No sostiene nada de lo que afirma. No hay ni una sola prueba, escrito, documento, etc., que pueda ser tenido en consideración. Su forma de negar o rebatir las afirmaciones de Lamrani se sustenta en vaguedades de todo tipo. Usted responde a Lamrani con… nada, nada de nada. Cero patatero. Entiendo que a lo sumo podríamos estar ante opiniones divergentes; Lamrani opina una cosa y usted otra, teniendo en consideración que el discurso de Lamrani está mucho más elaborado y sostenido por numerosos enlaces o puntos de apoyo, por no decir pruebas. Usted apenas tiene puntos de apoyo, pero fíjese: vale, acepto contraponer su opinión a la de Lamrani, pero no se desmonta a un prestigioso analista opinando. Hace falta algo más, Don Galileo, hace falta algo más: ésta podría ser una consigna para usted en este debate. Hace falta algo más que mera opinión. Pero si hasta su enlace a la web de AI sobre la tortura en Cuba no puede llegar más lejos de “tortura psicológica” (lo dice usted, cuidado) y, cierto, menciona el libro de un exconvicto, Héctor Maseda, que a buen seguro tiene sus motivos para quejarse, tenga más o menos razón, motivos en los que no me interesa entrar, porque son los motivos de muchísimos presos políticos, algunos más graves y lacerantes, en España y en EEUU mismo por ejemplo.

    ¿Por qué digo esto? En absoluto por darle a Lamrani toda la credibilidad del mundo (que para mí es alta mientras no se demuestre, ¿lo capta?, DEMUESTRE lo contrario, ni por minimizar el caso de Maseda, en el que prefiero no entrar por prudencia. Digo lo que digo porque en España las denuncias de torturas a los presos no vienen sólo de exconvictos o convictos que escriben libros y cuentan su caso en la prensa. Las denuncias aquí no son únicamente por maltrato psicológico, son denuncias de todo tipo y, atención, las hace AI entre otras organizaciones. Léase si tiene tiempo el reciente informe de AI sobre ddhh en España titulado “Sal en la herida”. Lo encontrará fácilmente en la red, pero le copio el enlace, por si anda justo de tiempo:

    http://www.es.amnesty.org/uploads/tx_useraitypdb/Sal_en_la_herida.pdf

    ¿Sabe que tampco les dejan entrar en las prisiones (a AI), que permanecen aisladas de estos organismos? ¿Sabe que el gobierno español niega sistemáticamente cualquier veracidad a las denuncias que hacen estos organismos? ¡No estamos mejor que Cuba en este sentido! ¡¡¡NO HAY MENOS OPACIDAD QUE EN CUBA en nuestras prisiones!!! Y todo esto con el peso de denuncias muy contundentes por parte de AI. Ah, vea este vídeo, la gustará:

    Pues ya no está: el vídeo se ha suprimido de youtube por una infracción en sus términos de uso. ¡Desgraciados!

    Ese vídeo mostraba claramente a Antonio Camacho, secretario de estado de seguridad en una entrevista en la que un periodista (creo que británico) le ponía contra las cuerdas. Finalmente, ante las alusiones del periodista a los informes de AI, de la ONU, etc.., el señor Camacho, acorralado, pedía que parasen de grabar para renegociar los términos de la entrevista. ¡toma democracia! Lástima que hayan CENSURADO ese vídeo pero no pasa nada, le enlazo una página en la que hacíian mención a dicho vídeo pero, sobre todo, a un documental premiado por la ONU (UN Media Peace Award – Best Television Documentary) sobre las torturas en España:

    http://www.worldinconflict.es/2007/12/best-television-documentary-un-media.html

    Lo encontrará al pie de la página.

    2. Como corolario de 1, más bien, decir que aquello que usted sostiene no pasa de ser su opnión o un relato de sus experiencias, lo cual es legítimo y hasta interesante según se mire, pero que se queda muy corto en este debate. Repito lo que ya le dije antes: necesita algo más, Don Galileo, algo más.

    Y otra cosa: le recuerdo que no me interesa la discusión sobre las contradicciones de Cuba, al menos en primera instancia. Usted debería saber que esa discusión es inútil, porque no lleva a ningún lado y porque yo mismo soy consciente de que en Cuba hay contradicciones, además de considerar que usted exagera y manipula una y otra vez sobre las mismas, y yo no estoy en condiciones de profundizar en muchas de sus denuncias, porque ni siquiera usted es capaz de sostenerlas con algo más que sus prejuicios y su permanente sesgo.

    La discusión de fondo, esa que usted rehuye una y otra vez, tiene que ver con la hipocresía y el diferente trato que se dispensa a Cuba, en los medios, en las palabras de los políticos, en la calle (reflejo de los anteriores) y, cómo no, en usted mismo, que es el primero en desviar la atención y eludir la confrontación directa en los puntos más espinosos (para usted) del debate.

    En resumen, me habla de vergüenza por tomar en consideración a Salim Lamrani, vergüenza derivada según su nueva argumentación tramposa, de unas declaraciones de Hebe de Bonafini en las que supuestamente se alegraba de los atentados de 11-S en NY.

    Triste realidad la de sus tácticas de debate, mucho odio debe anidar en su corazón para utilizar un argumento como ése, que de hecho no aporta nada. La realidad que debería sacarse de las madres de la plaza de Mayo en Argentina es que han desmentido cualquier relación con las damas de blanco, que las han nombrado, copiado y utilizado (hasta los símbolos, el blanco) sin pedir permiso, sin respeto alguno. Esa es la realidad: las Damas de Blanco se han servido de la imagen reivindicativa de las Madres de la Plaza de Mayo para ganar apoyos, han utilizado el dolor de unas mujeres que no comparten sus ideas, y eso es bastante grave. Ésta es la realidad y no lo que una de las madres de la plaza de Mayo haya podido decir en un momento de dolor o de enfado, incluso aunque lo haya dicho convencida y en calma.

    Las palabras de una persona no deberían utilizarse como argumento descalificador en un debate como éste, pero es una regla de oro de los que desvían la atención como hace usted: buscar la anécdota, el caso particular que le debe servir para ilustrar lo general, para identificar la norma. Intelectualmente hablando, es un recurso lamentable, al menos si se utiliza exclusivamente. No siga por ese camino, porque yo podría decir algunas cositas sobre las damas de blanco que no las dejan en buen lugar, pero ¿qué sacaríamos? ¿Las desautorizaríamos? No tiene sentido.

    Sobre su alusión a mis sentimientos o reacciones tras los atentados del 11-S en NY no tengo nada que decir. Si usted se quiere autodescalificar con bajezas de tal calibre es su problema. Servidor no va a entrar en este tipo de tácticas barriobajeras y, en definitiva, sucias.

    Y por último le recuerdo, que es usted muy desmemoriado, que en el reciente comentario #184 le planteé una pregunta en negrita muy directa, a raíz de la discusión sobre estadísticas y cifras de Google. Ya es curioso que se saltase algo tan directo (la pregunta en negrita se ve a leguas) y pasase sin mediar palabra al comentario siguiente, el #185, en el que tuvo tiempo de leer a Lamrani.

    No escurra el bulto y láncese a la piscina, que estoy seguro de que es capaz de hacer un triple salto mortal con tirabuzón hacia atrás y sorprenderme con alguna nueva “genialidad” en ese arte que se conoce como desviar la atención.

    Saludos.

  • Y puestos a denunciar la realidad española, corrupta, antidemocrñática y podrida hasta el tuétano de sus huesos, les recomiendo este trabajo que ya va (cuando lo cuelgo) por su versión 1.36.

    Se lo recomiendo especialmente a usted, Don Galileo. Es largo pero deja bien claro y de forma contundente el sistema en el que vivimos y, en fin, lean e ilústrense. además trata el tema del agua en Cataluña, que estos días está de actualidad:

    http://www.solosequenosenada.com/2008/05/10/la-trama-%e2%80%9ctrasvase-del-ebro%e2%80%9d-v13/

    El problema es que lo que aquí se afirma nunca está de actualidad.

  • Galileo dice:

    Estimado Don Inocente,

    Regreso ahora para comentar brevemente el primero (último para mí) de los tres puntos que Ud. enunció antes como bases para entender la realidad cubana, que es el referido a la actitud hostil de los EEUU.

    Quiero hacer referencia en particular al embargo, una política de EEUU con la que no estoy de acuerdo por razones humanitarias. La situación en Cuba es ya bastante precaria por la ineficiencia productiva del sistema, por lo que me parece injusto hacia los cubanos de a pie sostener políticas que puedan hacerla aun peor. Si Cuba pudiera comerciar más con los EEUU, la situación en la isla sería un poquito menos mala, y cada poco vale cuando se trata de urgencias.

    Pero es el embargo el principal culpable de la miseria cubana? Yo no creo esto. Cuba puede comerciar libremente con el resto de los países del mundo. Empresas del RU y España, dos países occidentales buenos aliados de EEUU, comercian e invierten en Cuba abiertamente.

    Es más, ya en estos momentos EEUU se ha convertido en un importante socio comercial para Cuba. Del enemigo del norte viene ya la mayoria de los alimentos importados en la isla, según las declaraciones de Alimport, una empresa oficial cubana. Lo que queda del embargo es sobre todo en materia de créditos, pues EEUU obliga al Estado cubano a pagar en efectivo todas las transacciones. Algo no muy sorprendente, si se considera que Cuba ha imcumplido históricamente sus compromisos financieros con amigos y enemigos, y hasta se jacta públicamente de su posición de no pagar deudas.

    Mi opinión sobre las causas de la pobreza galopante de Cuba la he mencionado antes aquí, en conexion con la existencia de un aparato estatal que ahoga toda la iniciativa economica individual y concentra ineficientemente bajo su administracion desde las peluquerías hasta los puestos de helado.

    Pero aún cuando criticamos esa política de EEUU, podemos decir que la actitud de otros países respecto al comercio con Cuba es mejor?

    España no bloquea a sus compañías a invertir en Cuba. Las hoteleras van a la isla entonces y montan un negocio a ganancia compartida con el gobierno cubano. El gobierno cubano les exige entonces que no paguen directamente a los trabajadores, sino que le den los euros a ellos (al gobierno), algo a lo que los empresarios españoles acceden gustosos. Luego, como es sabido, el gobierno paga a los cubanos un sueldo con el otro miserable papelucho con que no se puede hacer nada en Cuba, y se queda las divisas convertibles. Los empresarios turísticos españoles tampoco ponen reparos en que a las instalaciones hoteleras no dejen entrar a cubanos (esto último algo que dicen que Raúl Castro ha comenzado a cambiar, sin publicarlo en los periódicos porque era anticonstitucional, y para que el hermano enfermo no se averguence). El gobierno hasta le hace el favor a los hoteleros de evitarles los sindicatos, y solo permite al sindicato oficial, controlado abiertamente por el gobierno en Cuba, que es curiosamente tambien el dueño del hotel.

    Es esto más moral que el embargo? Yo no lo creo, aunque como he dicho antes lo prefiero, porque al menos de esa manera un sector del país vive algo mejor.

    El dilema moral que pone el asunto de comerciar o no comerciar con el gobierno cubano, no es muy diferente al que nos pondría un delincuente que ha raptado a nuestra madre y a nuestro hijo, y nos obliga a escoger entre salvar a uno o al otro, sabiendo que el otro va a morir. No hay respuesta moral posible, la responsabilidad moral es del delincuente.

    La salida más aceptable que se me ocurre para un país responsable es que el autorice el comercio con Cuba, poniendo hasta el máximo posible presiones y condiciones sobre los derechos de los trabajadores. Claro, que las compañias por sí mismas no van a hacer esto, pues solo les preocupa maximizar sus ingresos. Podría hacerse mucho más a nivel político. Pero no hay soluciones ideales lidiando con esos delincuentes.

    Por último, creo que al gobierno cubano le conviene la existencia del embargo, como un pretexto para justificar su castastrófico desempeño económico, y para alimentar el discurso de plaza sitiada con el que intentan justificar su represión. Para mí, razón de más para que se levante el embargo. A finales de los 90, con Clinton como presidente, hubo en el Congreso norteamericano una actitud muy favorable a cambiar la política hacia Cuba. Cuando ya estaba muy cerca, ocurrió un incidente curioso, la fuerza aerea cubana derrumbó dos avionetas civiles con matricula de EEUU, matando a los dos cubanos exiliados que la piloteaban. Como determinó la Organizacion Internacional de la Aviación un tiempo después, el acto ocurrió de hecho en aguas internacionales, ni siquiera en aguas territoriales cubanas. Esto congeló inmediatamente los movimientos a favor de comerciar con Cuba en el Congreso de EEUU, y Clinton respondió de hecho arreciando el embargo. Quizás, como muchos piensan, la acción militar fue un acto político pre-meditado? No lo sé, la verdad, aunque tampoco me extrañaría que lo haya sido. Pero en todo caso, no era este un momento en que el gobierno de Cuba debía haber sido más cuidadoso?

    En resumen, el embargo debe ser levantado, pero creo que hay mucho más en relación a esa y a otras políticas de EEUU respecto a Cuba que lo que repite la propaga castrista.

    Mis saludos para Ud.

  • Jorge F. dice:

    Querido señor Galileo, voy a explicarse una situación que he vivido hace escasamente 45 minutos.

    Esta tarde he llevado al periódico de mi ciudad un anuncio firmado por 73 personas y seis organizaciones en el que nos solidarizabamos con un joven, Franki, condenado a casi tres años de cárcel por rasgar una bandera española y participar en una algarada .

    (Actualmente Franki lleva más de un mes encarcelado.)

    El condenado, conocido activista antisistema, no sólo negaba ser el autor del hecho los hechos, sino que en momento alguno hizo alarde de independentismo catalán o de sentir un especial menosprecio por la bandera española. Ningún testigo pudo implicarle, al contrario, algunos daban fe de que, tal como él decía, no se encontraba en el lugar de los hechos.

    Desde luego, podemos considerar que fue un juicio político contra una persona molesta por sus ideas y sus actos de rebeldía.

    Pues bien, se ve que en este país, ni pagando, tiene uno derecho a la libertad de expresión. He recibido una llamada del responsable de publicidad del periódico en cuestión indicándome que no efectuase la transferencia del pago, pues no pensaban publicarlo.

    (Por descontado que el texto contenido en el anuncio es respetuoso y moderado, y que todos los firmantes somos “gente de orden”: abogados, profesores, profesionales, administrativos, trabajadores de la sanidad, obreros…)

    ¿De qué nos sirve tener siete u ocho partidos políticos? ¿De qué nos sirve tener “prensa libre”? ¿Para qué nos sirve esta “democracia” maravillosa de la que gozamos en España? ¿Cuándo disfrutaremos de justicia y libertad plenas?

    ¡Salud y socialismo libertario!
    – – –
    Ah, y además: ¡Freedom for Puerto Rico!

  • Galileo dice:

    Estimado Don Jorge,

    Pues le deseo sinceramente la mejor de las suertes en eso. Si como Ud. dice ese jóven no cometió ningún delito y está siendo procesado únicamente por sus incómodas ideas políticas, pues muy mal está. Y debe ser denunciado y criticado a todos los niveles. Saludos.

  • Jorge F. dice:

    Policías estresados en Filadelfia (USA)

    http://www.alasbarricadas.org/noticias/?q=node/7825

    Una aportación de Mumia Abu-Jamal, conocido “beneficiario” de la “democracia” y la “justicia” norteamericanas.

  • Jorge F. dice:

    Claro que espero que no me malinterpreten. No estoy atacando a los USA. Al menos allí a los agredidos no les califican como agresores… al menos en algunas ocasiones. No como en España donde los agredidos son siempre “terroristas” o “borrachos” o “sospechosos”.

    Vean este desagrable documento. A ver qué día vemos algo así en Antena 3 o Tele 5 o TV3 o Cuatro…

    http://www.youtube.com/watch?v=7KM1ukwBGv4&eurl=http://www.alasbarricadas.org/noticias/?q=node/7825

  • ¿Cuál piensa que sería el adjetivo más utilizado de entre esos dos (dictador o héroe) para calificar a Castro en los medios masivos?

    Esta es la pregunta que aún espero que responda Don Galileo. Hay otras, pero ésta es la última que le hice y subrayé. Es un buen momento para focalizar la atención en un sólo tema, en un solo asunto.

    En el comentario #182 hice un pequeño experimento. Copié Dictador + una serie de nombres y, curiosamente, el que más entradas tenía era Castro. Soy consciente de las limitaciones (como mínimo estadísticas) de aquella propuesta, pero creo que podía servir como argumento intuitivo a uno de los ejes centrales de mi discurso: la manipulación de los medios respecto a Cuba es brutal, simplemente brutal. No es exagerada, ni grande ni intensa, es brutal, que es como señalar todas las demás calificaciones juntas.

    Don Galileo, que a estas alturas va camino de hacer la segunda espantada de este ya largo debate, bajó al barro de Google y copió mi propia estratagema para demostrar que se manipula en muchos otros sentidos, y no sólo en ése. Fíjense en el “no sólo”, que demuestra que ahora tenemos a un nuevo Galileo. Poco a poco ha ido asumiendo mensajes que eran inimaginables al principio del debate, como cuando en el reciente comentario #181 afirma:

    estoy dispuesto a aceptar este punto de que hay manipulación de la información sobre Cuba, y por supuesto que la oposición a Castro no se libra de esto

    Y tras decir esto (¡oh sorpresa!) matizaba el aparente giro pidiendo equilibrio a la hora de valorar la manipulación, que podía llegar en cualquier sentido. El caso es que Don Galileo había hecho una afirmación como ésa 181 comentarios más tarde. ¿Significa algo eso? Nada. El sesgo sigue presente en sus recientes intervenciones, en las que ha comentado los tres puntos que Don Inocente había puesto sobre la mesa en el comentario #162.

    Servidor había comentado largamente esos tres puntos de Don Inocente en una intevención en la que traté de situar el escenario y coger un poco de perspectiva (#169), y tras leer las interpretaciones de Don Galileo en los respectivos comentarios que ha dedicado a estos tres puntos (#181 para el punto 3, el que rezaba Hay contaminacion informativa respecto a lo que ocurre en Cuba (y en todo el mundo) en todos los medios mas o menos oficiales europeos, punto que ha llevado a Don Galileo a asumir discretamente el hecho manipulador anticastrista, #187 para el punto 2, que rezaba En Cuba todo el poder esta concentrado en manos del Partido Comunista desde hace 40 años y #190 para el punto 1, que rezaba El gobierno de EEUU mantiene una actitud hostil hacia Cuba desde hace 40 años, y realiza acciones que estan fuera de la legalidad internacional).

    No tiene mucho sentido que entre a analizar estas sesgadas y tramposas intervenciones, porque mi respuesta a ellas se encuentra en la antecitada respuesta (#169) que di a los tres puntos que Don Inocente había planteado. Con esto quiero decir que sería poco menos que estéril regresar sobre mis propias afirmaciones y palabras. Creo que todo está bastante claro, aunque no todos lo veamos igual. Lo escrito, escrito está y que cada cual saque sus propias conclusiones, al menos, si quien quiera concluir algo se ha leído esos comentarios, por no decir todo el hilo.

    Como soy una persona que intenta ser respetuosa no diré lo primero que me viene a la cabeza al valorar la trayectoria hasta este momento de Don Galileo en este vano debate (para mí no lo es, porque estoy aprendiendo mucho sobre Cuba, gracias, por supuesto, a mi voluntad autodidata, porque de otro modo ya me contarán) y me limitaré a pensar y decir que Don Galileo, además de su profundo sesgo, no me lee. Y digo que no me lee porque elude todos y cada uno de los puntos calientes de mi discurso, centrándose únicamente en aquellos ante los que se siente más seguro, como en esa pueril batalla de las entradas en Google, que no pasaba de sencilla estratagema para dejar en evidencia al pimpollo en cuestión. Bueno, hay otra opción confesable sobre Don Galileo: no es que no me lea, sino que no es capaz de entender lo que se le dice, salvo que cuadre con su propio mensaje. Miren que he llegado a escribir cosas, a enlazar vídeos, artículos, he legado a emplearme, no diré a fondo, pero si diré con cierta exhaustividad, y a pesar de todo, casi todas esas cosas no le han entrado a este intrlocutor de ninguna manera. No todo lo que he afirmado es infalible, pero sé que muchas cosas son difíciles de rebatir, salvo para Don Galileo. Bueno, no es que rebata casi nada, pero le pone empeño. Cuando toda tu vida, o buena parte de la misma, has mamado y creído a una ideología, a una forma de pensar y ver el mundo, es muy, pero que muy difícil adaptar tu opinión a nuevas visiones, a algunas obviedades, y a potentes argumentos que como mínimo siembren el germen de la duda en esa forma de pensar y ver el mundo. Lo sé por experiencia; no es nada fácil superar los prejuicios y todo tipo de ideas que estén fuertemente enraizadas.

    Ironías a parte, y antes de valorar de forma mucho más exhaustiva el debate, análisis que en su momento me servirá para aprender más y conocer mis propias debilidades y contradicciones (porque Don Galileo no me ha ayudado prácticamente nada en dicha misión, por no decir nada) antes que las obvias debilidades y contradicciones de Don Galileo, que demostraré mediante el puro y duro análisis sintáctico-morfológico-gramatical, así como del sentido y significado último de sus palabras y oraciones, quiero recordar por enésima vez que hay una pregunta (entre muchas otras) dedicada o dirigida expresamente a Don Galileo, una pregunta que está en el aire y que animo a cualquier visitante que pudiera presentarse por estos lares (si hay o queda alguien) a responder, Galileo a parte, al que sigo esperando. Permítanme despedirme por hoy. Ahí va la pregunta con la que abría esta intervención y con la que la cierro, retando por “nosecuanta” vez a Don Galileo a que intente responderla:

    ¿Cuál piensa que sería el adjetivo más utilizado de entre esos dos (dictador o héroe) para calificar a Castro en los medios masivos?

  • Galileo dice:

    Estimado Don Lucien,

    Ud. tiene un ego impresionante. Nunca había debatido con una persona tan ciegamente segura de lo que dice, y tan irrespetuosa y falta de hidalguía y humildad en el debate.

    Honestamente cada día me interesa menos debatir con Ud., pero no por su sagacidad, ni porque me ponga contra las cuerdas como se imagina febrilmente, si no porque Ud continúa basando su argumentación en el ataque personal y la descalificación.

    Ud. no conoce nada de mí. Y desde la primera entrada ha venido acusándome de tramposo y mentiroso. Yo espero que la gente que lea este debate no se deje llevar por sus negritas, y sepan apreciar donde están la ceguera y el fanatismo. Ud. se cansa de escribir que mis argumentos y mis historias no valen nada de nada de nada, como si por mucho repetirlo fuese a borrar las cosas que he dicho y que tanto le molestan.

    Esa pregunta que me hace se la voy a dejar por contestar por el momento, como evitaré contestar a sus entradas directamente a menos que cambie su tono. Perdone, por favor, si alguna vez me he dejado arrastrar un poco yo también por ese estilo confrontacional. Honestamente, me parece estéril. Sabe que cada vez que he intentado usar un tono mas conciliatorio y de reconocimiento, Ud. se ha lanzado a la provocación y a la ofensa. Si me hubiera dejado llevar por su actitud, este debate hace rato se habría convertido en un intercambio de insultos.

    No es mejor reconocer un poco al adversario? Aceptar que se discrepa, pero que el otro lado tiene sus motivos y razones? Es necesario insistir tanto en el ninguneo de la argumentación del otro?

    Yo he dado aquí mi opinión lo más sincera y honesta posible sobre la realidad de mi país. Y he discutido, si no punto a punto, por lo menos las ideas esenciales de este debate. Lamento que para Ud. no sea suficiente. No me despido esta vez con frases amables que ya sabemos que no aprecia. No se contenga, cumpla Ud. con su deber ideológico de aplastar con irrebatibles párrafos, a quién ha osado atreverse a su inalcanzable altura. Saludetes.

  • Está muy bien todo lo que acaba de decir ysuena muy bonito. Yo soy el primero que aprecia el buen tono y usted no es capaz de demostrar que le he insultado, por la simple razón de que un insulto es un ataque gratuito y mis ataques a usted, en algunos casos contundentes y hasta duros, están perfectísimamente argumentados. No afirmo que sean irrebatibles, en absoluto, pero hay un edificio argumentativo más que voluntarioso, es un edificio honesto, y esa honestidad es lo que usted confunde con seguridad en uno mismo, que por otro lado no niego que la tenga. Pero es una seguridad en mi capacidad dialéctica, que hno retórica, aunque me sienta seguro con mi retórica, que también la hay, pues uno no es perfecto, si consideramos peyorativamente la retórica, que no es algo recomnendable… siempre.

    Usted fracasa tras cada intervención. no diré que ha fracasado, salvo que lo haga precediendo un “hasta ahora”. Y digo que fracasa o ha fracasado hasta ahora, porque no hace más que eludir y esquivar el grueso del debate, al contrario de lo que acaba de afirmar. Me importa un pimiento, me da absolutamente igual que critique mis formas mi seguridad y la orientación de mi bazo en el abdomen. Me importan muy poco estás minucias en las que yo intento no entrar en mi discurso, porque son minucias que nada tienen que ver con las palabras, con el hilo argumental.

    ¿Se piensa que soy tan irresponsable como para dejarme llevar por los accesorios cuando estamos hablando de Cuba? ¿Cree que merece la pena discutir sobre el sexo de los ángeles cuando se trata algo tan serio? Yo no estoy aquí para hacer amigos, lo cual no significa que otros lo pretendan. Es su problema y no entro a discutirlo, aunque ahora lo esté constatando o esté aludiendo a dicha posibilidad. A mí me importa sólo el núcleo argumentativo y nada más. Es muy posible que en algún momento me haya dejado llevar por eso que considero secundario, pero en absoluto sistemáticamente o con el ánimo (voluntario o no) de eludir la confrontación de las ideas. Usted confunde prejuicios con ideas, base natural del sesgo. No afirmo que todo su discurso nazca o se desarrolle sesgado, pero poco le falta. ¿Quiere un ejemplo de esos accesorio de los que le hablo? Uno tan sencillo como su reciente intento de ironía (intento, nada más) sobre el uso que hago de las negritas. ¿Qué pretende con ello? Debo confesarle que el uso de negritas obedece a un intento por llamar su atención en los puntos que, al menos, me gustaría que tratase. Son preguntas muy directas que usted pasa por alto, y no le voy a decir porqué, aunque lo tengo bastante claro, a tenor de su trayectoria en este debate.

    Es usted muy libre de obrar como quiera, pero no me venga dando lecciones de modales ni rectitud estética en un debate en el que las formas se han guardado notablemente por ambos lados y en el que debería interesarnos únicamente aquello que deriva del núcleo duro: Cuba, Yoani Sánchez, la manipulación, la intoxicación, la represión y todo aquello que forma parte del toma y daca sobre la isla caribeña y las fuezas que están relacionadas.

    No hay peor agresión al debate o al espíritu que debería presidirlo que el desvío de la atención y eludir aquellos puntos sobre los que el oponente en el debate incide especialmente. Su alusión a mi enorme seguridad desprende el tufillo del reflejo, de la proyección, desprende el aroma de la inseguridad que usted alberga tras haber (intentado) debatir conmigo. Usted, que no hace más que seguir su propia nebulosa argumentativa, usted que ha escurrido el bulto sobre multitud de puntos que le he puesto sobre la mesa, usted que hace oídos sordos al 99% del arsenal de argumentos que he planteado, usted que, como mínimo, no es capaz de superar su sesgo, sus prejuicios y su impronta anticastrista, esa que nace del estómago y pocas veces se pasea, siquiera, por la base del cráneo. en lo referente a Cuba, es obvio, usted puede considerarse como una piel en la que le han tatuado el rechazo sistemático a todo lo que tenga que ver con la Revolución Cubana. Me temo que ni con láser podría quitarse dichas señas de identidad (nunca mejor dicho). Sus no argumentos ante mis preguntas más directas, su desvío sistemático de la atención (habitual insulto a la inteligencia), sus ejemplos o argumentos ridículos, pues los pocos que ha enseñado no dejaban de sonrojar, como la foto de esos policías lavando un coche para demostrar que la policía en cuba lleva pistolas.

    Fíjese bien, y se lo voy a poner en negrita, porque este razonamiento ilustra su nula capacidad y respeto por el debate: tan sólo ha hecho un esfuerzo a tener en cuenta para demostrar, por ejemplo, que los policías cubanos llevan armas (con una foto inofensiva, y casi ridícula si no fuese porque resultaba simpática) o para replicar al sencillo y apenas intuitivo argumento que se basaba en una búsqueda en Google. En ambos casos se sintió seguro de su capacidad de respuesta, vio que por ahí podía atacar al que había dicho lo de las pistolas o al que había recurrido a Google (servidor), y se empleo más a fondo que en ninguna otra argumentación. En ningún otro asunto, en ninguna otra polémica o punto caliente sobre Cuba (ya no digamos mis preguntas más directas) se ha aproximado tanto a ese espíritu de búsqueda y contraargumentación sostenida por algo más que prejuicio, ese espíritu por debatir en serio que le reclamo y que sólo ha utilizado para defender esas memeces de las que le acabo de hablar. Suerte que no fue usted el que nos enlazo la patética página de “the real cuba”, con aquella pantomima de agresión que se inventaron las Damas de blanco. Eso sí, usted, a pesar de lo obvio de aquella pantomima, no ha dejado de utilizar el argumento que defiende la falta de derechos humanos en ese asunto o, como mínimo, no se ha dignado a bajarse un poco del burro y sder algo más ecuánime.

    Nada de eso, usted a su rollo, y le importa un bledo que aquí le demostremos con pelos y señales (Don Jorge F. sabe muchísimo más que yo sobre, por ejemplo, la represión policial) cómo actúa nuestra policía, como se desenvuelven nuestras fuerzas y cuerpos de seguridad. Hemos puesto sobre la mesa argumentos más que sobrados que, como mínimo, ponen a países como España al mismo nivel que Cuba (como mínimo) en asuntos de derechos humanos. Lo hemos hecho con pruebas, con videos, con datos. Usted no se da por aludido y no pasa de un “en las cácerles cubanas no dejan entrar a nadie para reportar malos tratos”, como si eso se pudiera hacer en España. Es por ahí por donde se sostiene su poca vergüenza argumentiva, su nulidad a la hora de poner sobre la mesa algo más que prejuicios e ideas prefabricadas por los anticastristas más viscerales y, sobre todo, es por ahí donde se demuestra su total y absoluta falta de perspectiva, su escasísimo (nulo más bien) conocimiento de la cruda realidad de otros países. Permanece tan obcecado con su Cuba que no es capaz de ver más llá de la isla caribeña. El mundo es muy grande y usted no quiere darse cuenta que al lado de muchísimos otros países a los que usted no pone peros (porque no sabe ni quiere saber lo que en ellos pasa, salvo aquello que no le duele a sus oídos) Cuba está en una situación bastante digna. claro que en Cuba hay graves problemas y ataques a los ddhh, como ya le he dicho… sí, busque, busque… pero usted ha creado de su afectación por Cuba y la ignominia de la Revolución un fuerte inexpugnable que defiende a capa y espada, más allá de la razón, más allá del equilibrio, más allá de la honestidad comparativa que tanto le he recomendado.

    No espero mucho de usted, la verdad. No se cura el sesgo y el tatuaje ideológico en un abrir y cerrar de ojos, y no seré yo, por supuestísimamente, el que le haga ver gran cosa ni será este debate el que le ayude a soltar lastre ideológico y abrir su mente más allá del universo de contaminación masiva en el que se alimenta.

    Siga desviando la atención y siga eludiendo todo aquello que le he puesto sobre la mesa, todo aquello que algunos le hemos puesto sobre la mesa, en negrita en ocasiones, y deje su brutal victimismo en la cuneta.

    Saudos

    PD: ¿Cuál piensa que sería el adjetivo más utilizado de entre esos dos (dictador o héroe) para calificar a Castro en los medios masivos?

  • Dr. Yabola dice:

    Saludos a todos.
    Llevo un par de días desde que comencé a leer este hilo y una vez concluida la “ardua” y didactica tarea, se me revelan varias cosas a la luz de los comentarios de los diferentes contertulios.
    Don Lucien muestra interés por llegar la verdad, al fondo del asunto, tanto sobre Cuba como España o el resto del mundo y deja totalmente claro a lo largo del hilo lo fácil que es demostrar y desmontar las mentiras de los medios de comunicación y con que facilidad se desmontan las criticas y acusaciones emocionales sobre Cuba de otros contertulios como Don Galileo.
    Hay dos cosas que para mi son indispensables en las relaciones humanas, honor y humildad y que Don Galileo a substituido por orgullo y prepotencia en este hilo en varias ocasiones. Cuando alguien afirma, por ejemplo, que es de noche y otra persona abre la ventana y deja entrar la luz demostrando que es de día, es honorable reconocerlo y se demuestra humildad al hacerlo. Pero Don Galileo peca de orgullo y no reconoce las pruebas que Don Lucien le/nos muestra continuamente. Seguramente su cabeza le da la razón a Don Lucien, pero parece que su corazón manda y este se niega. Por su actitud (ni acepta las pruebas ni presenta pruebas consistentes) deduzco que se toma esto como algo competitivo o simplemente como un lugar donde soltar sus ideas y sus sentimientos con respecto a Cuba sin aceptar que nadie le pueda contradecir, sin aceptar que la razón no este de su parte (la razón objetiva, porque subjetivamente seguro que tiene sus razones). De otra forma no se entiende que no acepte racionalmente los argumentos y las pruebas que Don Lucien expone a lo largo y ancho del hilo (sobretodo los argumentos que son profundamente consistentes comparados con los suyos que son profundamente inexistentes) Creo que usted Don Galileo tiene fe en lo que dice, de la misma forma que un creyente tiene fe en la existencia de dios pero es simplemente fe y eso no son pruebas y en ningun juicio se juzgaria a alguien basandose en tener fe en su inocencia o fe en su culpabilidad, lógico ¿no? entonces ¿porque vive este debate de forma religiosa Don Galileo? Haga honor al cientifico del que toma prestado el nombre y sientase orgulloso de saber que alguien le ha sacado de su error intelectual. Si es capaz de verlo quedará retratado en este debate como una persona humilde y admirable capaz de rectificar ante las evidencias. Si por el contrario sus emociones le nublan la mirada y su fe ciega le impide ver mas allá, le sugiero que se retire con su fanatismo a un foro mas apropiado para los que quieren mantener que 2+2=5.
    Gracias Don Lucien por su claridad en los ejemplos y su contundencia.

    Rectificar es de sabios.

    Saludos

  • Oiga Dr. Yabola,

    me ha interesado su teoría religiosa. Estoy de acuerdo: la actitud de muchas personas cuando debaten sobre un tema es eminentemente religisoa. Me parece que es una comparación muy acertada.

    Gracias a usted por sus palabras, sobre todo las referentes a la contundencia, porque a veces parece que hay un exceso de actitudes melifluas que no llevan a ningún lado. Por otro lado, tampco creo que sea muy contundente. Estará de acuerod conmigo que si algo hay contundente es el bloqueo criminal y la condición terrorista del régimen estadounidense. De hecho, hoy mismo ha empezado un proceso “judicial” en la base de Guantánamo contra los acusados poe los atentados del 11-S de 2001.

    Guantánamo no es más que un eufemismo de Auschwitz

    Buenas noches.

  • Jorge F. dice:

    Ginori: Los que van a manifestar en Génova dicen no reconocer la legitimidad de Bush, Putin, Berlusconi y los otros líderes. Sin embargo, son jefes de Estado elegidos democráticamente.

    Chomsky: Los gobernantes deben tener en cuenta a dos tipos de electores: los ciudadanos que votan y el “Senado virtual”, compuesto por las multinacionales. El Senado virtual es un grupo limitado de inversores, capaces de gobernar a las naciones a través de los flujos de capitales, la oscilación de la Bolsa y la regulación de la tasa de interés. EE.UU. y los gobiernos más poderosos son títeres
    manipulados por estos senadores enmascarados. Antes eran los dictadores, ahora son tiranos privados. Causan los mismos daños pero no tienen responsabilidad pública.

    file:///F|/Biblioteca/Biblioteca/Todos%20los%20libros/…a%20dictadores,%20ahora%20hay%20tiranos%20privados.htm (2 de 2)24/12/2003 1:27:57

  • velvetpac dice:

    Cuba. La guerra de los blogs

    Entrevista a Yohandry Fontana. Su blog fue censurado por el diario El País: El último post fue sobre Yoani Sánchez y la CIA. “Saltó a Kaosenlared. A partir de ese momento comenzó toda la historia”

    http://www.kaosenlared.net/noticia/60316/cuba-la-guerra-de-los-blogs

  • Durante el “debate” que estamos teniendo en algún momento se ha hecho referencia al papel de Cuba en el exterior, especialmente en África, de forma intoxicadora. Esta entrevista a Piero Gleijeses, profesor de la universad John Hopkins de Nueva York, en Cubainformación es muy didáctica e interesante. Obviamente, no se trata de asentir a cada afirmación de este señor, sino de retener lo que dice y contrastarlo de la manera que se crea más oportuna.

    El papel de Cuba en el exterior es diametralmente opuesto al de esa gran democracia que tiene al norte, conocida como EEUU. Ahí va el enlace al vídeo:

    http://www.cubainformacion.tv/index.php?option=com_content&task=view&id=4694&Itemid=86

    Por otro lado espero poder hacer un repaso concienzudo a todo este hilo, porque no tiene desperdicio (creo que es un excelente botón de muestra de la nulidad argumentativa del anticastrismo. Quiero hacerlo porque está clarísimo y quiero dejarlo por escrito y resumido y lo voy a demostrar. Vaya si lo voy a demostrar (a mí no me conocen algunos… pienso analizar hasta la última coma de todas las intervenciones, hasta la última letra, lo prometo (más que nada porque puede que muchos no se hayan leído el hilo completo y es un imperativo moral desnudar la miseria intelectual, perdón, la nulidad intelectual de los que atacan a Cuba de la forma en la que hemos podido leer aquí).

  • Imprescindible documental (190 min.) sobre el papel de Cuba en los procesos de liberación de África:

    http://www.cubainformacion.tv/index.php?option=com_content&task=view&id=4674&Itemid=86

    IM-PRE-SIO-NAN-TE

  • Unas palabritas de Salim Lamrani…

    “¿Quién sabe que la tasa de mortalidad infantil cubana es inferior a la de EE.UU.?¿Quién sabe que Cuba dispone actualmente de decenas de miles de profesionales de salud en las regiones más pobres del Tercer Mundo? Si se le pregunta a una persona occidental cuál es el país del mundo con el mayor número de profesores/as y médicos per per, la probabilidad para que la respuesta sea Cuba es casi nula.¿Por qué nuestra cultura política occidental nos deja en la ignorancia sepultándonos bajo una montaña de contraverdades sobre la realidad cubana? Simplemente porque esta realidad es sumamente peligrosa para el orden establecido. Si una pequeña nación del Tercer Mundo, víctima de un castigo económico sin precedentes, puede alcanzar semejante nivel de desarrollo humano, ¿qué bienestar podrían alcanzar los habitantes de una nación rica si los recursos se destinaran a la mayoría y no a una ínfima minoría? De ahí la importancia de mantener a la población occidental en un estado de total ignorancia.”

    Salim Lamrani, profesor, escritor e investigador francés.

  • Galileo dice:

    Hola,

    Para los que viven en Madrid: presentacion de un libro sobre la disidencia en Cuba.

    http://www.cubaencuentro.com/es/cartelera/agenda/presentacion-del-libro-disidentes-las-voces-que-castro-no-ha-podido-silenciar-90139

    Aprovechen y pregunten a los que han tenido una experiencia directa en el presidio politico cubano, como el poeta Raul Rivero.

    Saludos.

  • Creo que ante de que algunos incautos se presten al juego anticastrista, deberían conocer algunos datos de Raúl Rivero. Cuando dejó cuba no tardó en halar apoyo y empleo en el diario el Mundo. Lean la ironía de Pascual Serrano, de Rebelión, que no tiene desperdicio:

    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=13655

  • Puede que no les baste la ironía y precisen algo más tangible. Nada mejor que leer un análisis desde dentro, descuartizando algunas sonadas afirmaciones del tal rivero:

    http://www.aporrea.org/imprime/a10926.html

  • Aquí les presento un sonado caso en el que, como bien comentan, Rivero fue pillado in fraganti:

    http://www.espacioblog.com/traduccionez/post/2006/09/23/raul-rivero-pillado-in-fraganti-

  • Y finalmente, nuevo artículo de Salim Lamrani, nuevamente argumentado y sostenido por múltiples referencias, en el que habla de ciertos disidentes, centrándose en Oswaldo Payá y Beatriz Roque:

    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=13056

    Vaya, que es muy difícil conceder el beneficio de la duda a esta gente, cuyas actitudes y posicionamientos huelen a chamusquina. Pero éste es un país de pandereta, y si hay que darle coba a estos elementos, se les da y punto.

  • Galileo dice:

    Que tipico! Cuando citan a los apologetas del castrismo se menciona siempre que son profesores universitarios y todos los titulos posibles (que los tienen!).

    Pero si se trata de anticastristas, no son poetas, ni intelectuales. No, no, no!

    Amigos, Raul Rivero es uno de los mas reconocidos poetas cubanos contemporaneos. Incluso en los medios oficiales cubanos, antes de que el decidiera hacer publico su desacuerdo con el gobierno, se le consideraba como tal.

    Fue condenado a una larga pena en prision por el terrible delito de escribir articulos criticando al gobierno. En su casa le ocuparon armas terribles: computadoras, maquinas de escribir, papeles en blanco y seguramente, peor!, papeles con ideas escritas.

    Yo recomendaria, a los que pueden, que vayan y conversen con esta gente, en lugar de quedarse con las versiones de Pascual Serrano y Salim Lamrani.

    Extremistas pro-Castro impidieron no hace mucho, con una griteria histerica, una presentacion de Rivero en Sevilla. Espero no suceda de nuevo!

    Saludos de nuevo,

    Galileo.

  • Sí, claro. No esperaba menos de usted, Don Galileo. A ver si tengo tiempo y me pongo a fondo con esto. Son demasiados argumentos y demostraciones las anteriormente enlazadas como para que pueda tomarme en serio su reciente comentario #211.

    Tras aquellos enlaces míos precedentes no es capaz de nada más que responder con vaguedades y agarrarse a las tonterías de turno, incapaz de enfrentarse, por ejemplo, al análisis que se hace en el enlace que aporté en el comentario #208.

    Recalco:

    Usted es absolutamente incapaz de replicar a lo que se dice en el enlace que aporté en ese comentario #208.

    Esa es la realidad que nos interesa, ése es el centro de lo que debería interesarle ahora, pero no es capaz de mostrar su absoluta inoperancia argumentiva. Luego vendrían el resto de cosas que no ha enfrentado todavía, que son muchas en este hilo.

    Usted, Don Galileo, siga con sus argumentos que no lo son, con su propaganda anticastrista, con su religiosidad, que es así como ya apuntó Dr. Yabola: usted se enfrenta a la revolución y defiende sus posicionamientos como el que defiende su religión. Su Fe es muy grande, pero no convence, como no convence el que quiere deostrar de forma argumentada y racional la existencia de Dios. A mí no, desde luego, porque las soflamas infundadas o fundadas solo en los cataplines propios no es precisamente algo digno de convencer.

    Sus esfuerzos son vanos, pero siga, que cada vez me da más argumentos para el análisis final que estoy pensando y que escribiré cuando tenga tiempo. Y podrá leerlo si quiere, pues no me importa: todo esto me servirá en el futuro como elemento de apoyo frente al anticastrismo irracional, ese que usted representa aquí, elemento que me permitirá demostrar el calado ntelectual y argumentativo del anticastrismo: lugares comunes, medias verdades, prejuicios constantes, manipulación sistemática, incapacidad argumentativa, insostenibilidad racional e intoxicación masiva.

    Me divierto mucho.

    Saludos cordiales.

  • Dr. Yabola dice:

    Don Galileo: usted no razona sus argumentos.

    El que no quiere razonar es un fanático;
    el que no sabe razonar es un necio;
    el que no se atreve a razonar es un esclavo.

    – William Drumond

    ¿Usted no quiere, usted no sabe o usted no se atreve a razonar?

    un saludo

  • Galileo dice:

    Para los defensores de lo indefendible, aqui dejo vinculos a otro caso en que el retirado dictador cubano ejerce el derecho de propiedad sobre sus subditos:

    http://www.cubaencuentro.com/es/cuba/noticias/castro-dice-que-el-caso-de-hilda-molina-es-un-chantaje-ante-el-cual-no-debe-cederse-91681

    Los argumentos para no dejar salir a esta senhora de Cuba son pateticos y sencillamente asquerosos. Un chantaje de EEUU!!! Siempre lo mismo.

    Que tiene que ver eso con EEUU? Si esta doctora hizo cosas ilegales por que nunca fue procesada? Miren las palabras del hijo:

    http://www.cubaencuentro.com/es/cuba/noticias/el-hijo-de-hilda-molina-califica-de-injustas-y-virulentas-las-palabras-de-castro-contra-su-madre-91806

    y las de la propia doctora:

    http://www.cubaencuentro.com/es/cuba/noticias/hilda-molina-el-ataque-de-castro-es-un-exorcismo-calumnioso-y-despiadado-92098

  • Como usted no respeta nada de lo que se ha dicho, como es probable que le importe un pimiento nada de lo que algunos digamos, es normal que enlace lamentables panfletos y se pregunte por la relación que puedan tener los EEUU.

    Si a estas alturas no se quiere enterar de lo que tienen que ver los EEUU con lo que pasa en Cuba y reconocer que hay ciertas leyes (le gusten o no) que dejan muy claro lo que pasa en caso de andar los EEUU por enmedio, poco puedo decirle que no le haya dicho ya.

    De todas formas, más allá de la versimilitud de esos textos que ha enlazado, que ni me voy a molestar en contrastar a estas alturas, una cosa es clara: usted recurre al caso particular para justificar el general, justamente lo que hacen los manipuladores, los incautos y los incapaces. Reitero: me importa muy poco la veracidad o el signo de las acusaciones sobre Castro en el caso de esta mujer, que no conocía. A estas alturas no está usted en condiciones, Don Galileo, de aportar ejemplos y pretender que algunos le hagamos caso. Son muchos comentarios en los que ha esquivado los grandes temas, los debates de fondo, como para que continuemos (algunos) tomándole en serio.

    Usted no sale de su sesgo, de su profunda y autoasumida intoxicación y si le dicen que un cubano es maltratado, el gobierno de Cuba es maltratador. No hace falta que le repita por enésima vez que nada de lo que usted dice deja de ser aplicable a tantos países cuyos pecados usted ignora sistemáticamente.

    Suma i sigue, ¿eh?

  • Y mientrtas tanto, por si alguien lo duda, sigo buscando el momento para hacer una intervención final por mi parte que me permita no volver a intervenir.

  • Galileo dice:

    Quiero dejarles una evidencia triste de como continua maquinando el aparato propagandistico del regimen cubano.

    Segun el nuevo mito, Fidel Castro esta enfermo pero intelectualmente activo, guiando aun la estrategia de la Revolucion. Chavez y va y se entrevista con el y lo encuentra siempre “muy lucido”, etc.

    La realidad? Veanlo ustedes mismos en este video, donde el viejo comandante nos ilumina la teoria de la relatividad, la radioactividad y el cambio climatico:

    http://www.youtube.com/watch?v=MbzciUAiOxQ&feature=related

    Esto creo que explica por que el ultimo video decidieron ponerlo mudo.

  • Jorge F. dice:

    ¿Dónde sacó usted su título? Recuerdo que dijo que era Licenciado en Física.

  • Inocente dice:

    Este hilo sigue vivo????
    Aunque ahora se ha convertido en un dialogo de sordos :(
    En fin que yo tampoco me bajo del burro:
    “el pueblo cubano es rehen de una guerra fria entre el partido comunista cubano y la maquinaria politico-militar estadounidense y sus aliados. La guerra de informacion y desinformacion de ambas partes esta alienando mas si cabe al propio pueblo cubano”.
    Y DE AHI NO ME BAJO, diga lo que diga Don Lucien.

    Por cierto, por fin una buena noticia para la Union Europea:
    “La Unión Europea acuerda levantar las sanciones contra Cuba”

    http://www.elpais.com/articulo/internacional/Union/Europea/acuerda/levantar/sanciones/Cuba/elpepuint/20080620elpepuint_11/Tes

    Este es el camino…

  • Galileo dice:

    Hola Don Inocente!

    Si, este hilo sigue extendiendose, aunque decidi abandonar el debate con Don Lucien en particular. No, como el cree, porque sus argumentos sean contundentes e incontestables, sino porque no me parece que el tenga la voluntad de respetar un minimo mis posiciones.

    Sobre las sanciones, estoy solo a medias de acuerdo con Ud.. Se habla de sanciones y la gente lo pone enseguida al lado del embargo norteamericano, como algo que impide a Cuba desarrollarse, etc.

    En realidad, las llamadas sanciones de la UE son una cosa risible: uno de sus puntos principales es invitar a politicos de la oposicion a las fiestas nacionales de las embajadas en Cuba, otorgandoles asi reconocimiento. El gobierno cubano ha estado dando perretas por esto desde que se implemento, porque como se sabe, todos los opositores son “mercenarios a sueldos del Imperio”, y aqui va la UE a complacer a Castro II en esto, tan pronto el hombre le permite a los cubanos … llevar celulares.

    Otro punto de las sanciones fue limitar las visitas a Cuba de alto nivel de politicos de la UE. Las visitas de hecho han estado ocurriendo, y el Michel de la UE y el Moratinos han ido a Cuba, e intentado dialogar con el regimen. A Moratinos, por cierto, el regimen lo dejo en ridiculo cuando al final de una conversacion sobre derechos humanos, el canciller cubano se jacto en una conferencia de prensa que los prisioneros politicos no se negociaban porque eran mercenarios, etc.

    Mi opinion es que levantar esas sanciones, a diferencia de levantar el embargo economico de EEUU, no va a ser de ninguna ayuda al pueblo de Cuba.

    Don Jorge, estudie Fisica en Cuba. Me va a decir que debo estar agradecido al Comandante por ello?

    Saludos a todos.

  • Don Inocente, usted dice:

    El pueblo cubano es rehen de una guerra fria entre el partido comunista cubano y la maquinaria politico-militar estadounidense y sus aliados. La guerra de informacion y desinformacion de ambas partes esta alienando mas si cabe al propio pueblo cubano.

    Y del burro no se baja. Pues no se baje.

    Pero me temo que es una opinión muy dificil de sostener. Mientras el dictador Batista campaba a sus anchas los EEUU no ponían muchos problemas. todo fue llegar la revolución y no tardaron mucho en iniciar el acoso y derribo permanente, los bloqueos y otras barbaridades.

    Usted sitúa al Partido Comunista de Cuba al mismo nivel de la maquinaria plítico-militar imperialista (usted ha dicho estadounidense y sus aliados) y eso es inaceptable e insostenible. Incluso si pusiésemos al mismo nivel a Batista y a Castro, cosa que es insostenible. Baste repasar todas las cifras sociales conseguidas por ambos para entender que el que menos obstáculos tuvo en su camino fue el que registró las peores cifras. ¿No le parece curioso? Batista, con todo el apoyo del imperio tan sólo fue capaz de prolongar la miseria endémica del pueblo cubano. Llega Castro y a pesar de la infinidad de trabas y obstáculos sorteados, consigue ya en la primera década resultados que ni Batista hubiera soñado… seguramente porque ni lo pretendía. Le recomiendo que, ya que no atiende al debate, al igual que Don Galileo, repase las estadísticas de la ONU (CEPAL) y tome nota.

    Ante el indudable hecho que acabo de afirmar, indudable salvo que la ONU no le resulte fiable, lo cual es posible y en tal caso debería decirlo abiertamente para entendernos mejor, sólo una mente contaminada y malévola valoraría del mismo modo el posicionamiento de los EEUU en un caso y en otro. Eto nos lleva a señalar una hecho, una realidad incontrovertible: los EEUU no son copartícipes de una guerra fría con el partido comunista: los EEUU son los creadores e instigadores de una guerra en toda regla, una guerra caliente, contra el pueblo cubano. Puede que ellos dijeran que la guerra es contra Castro y sus compañeros del Partido Comunista, pero la guerra es contra los que la padecen, el pueblo cubano. Y el pueblo cubano no padece esta guerra por la tozudez de sus líderes, sino por el ansía imperislista del vecino del norte.

    Si atendiera al debate y hubiese estado atento, incluso cuando participó más activamente, recordaría que se han ennumerado suficientes ejemplos del papel estadounidense en el acecho a Cuba más allá del bloqueo criminal: recuerde lasi invasiones, los atentados terroristas, la propagación de plagas que diezmaron cultivos como la caña de azúcar (lo que no deja de ser una muestra más de terrorismo), etc…

    EEUU ha hecho de todo y más contra Cuba, y si en su momento no invadieron la isla fue porque la URSS se posicionó claramente como aliada de los cubanos. Reconozco que la URSS no era ninguna hermanita de la caridad (quizás sí al lado de los EEUU, como le pasaría al resto de pueblos del mundo, salvo Israel) pero aquella maquinaria soviética tan poderosa fue fundamental para preservar la Revolución.

    Usted se ha subido a un burro que no es que cojee o que esté lisiado, no, lo que pasa es que su burro está muerto y usted no necesita bajarse de él porque el burro en cuestión permanece estirado a ras de suelo. Si intentase bajar se daría cuenta de que no ha llegado a subir. Pero todo esto que estoy diciendo no aporta gran novedad al debate, más que nada porque usted, Don Inocente, ha vuelto sobre sendas ya caminadas, ignorando lo dicho hasta ahora, mofándose de la inteligencia, porque hay que tener la cara un poco dura para afirmar lo que acaba de decir tras más de 200 comentarios, con todo lo que ha caído.

    En cuanto a Don Galileo,

    si usted sigue en sus trece es algo que ya no sorprende, pero no en sus trece a nivel argumentativo, sino en su trece a nivel de actitud. En su constante huida hacia adelante no hace más que dejar nuevas pruebas de su incapacidad para tratar los temas que interesan o que deberían interesar (tiempo tendré, como vengo anunciando hace días, de demostrarlo con unas palabritas), limitándose, como ya he dicho más veces, a la generalización de lo particular, al desvío sistemático de la atención (y ya saben lo que pienso de eso) y a la intoxicación sin condiciones. Usted tuvo momentos al principio en los que llegó a decir algunas sensateces, siempre contaminadas por su incapacidad para ser parcial, pero con el arma de la sensatez, como digo o, al menos, de la sinceridad, teniendo en cuenta que el hedcho de que en algunas o muchas o todas sus intevenciones, se sienta sincero no significa que diga la verdad.

    Ahora se destapa con un chiste que roza lo delirante. Permítame copiarle, porque es “per llogar-hi cadires” (1):

    decidi abandonar el debate con Don Lucien en particular. No, como el cree, porque sus argumentos sean contundentes e incontestables, sino porque no me parece que el tenga la voluntad de respetar un minimo mis posiciones.

    Hace mal en leer pensamientos que no tengo, porque se equivoca. Como ya le he dicho en más de una intervención no se trata de que yo considere que tengo argumentos contundentes e incontestables (que algunos hay) sino de que recuerde la frase de William Shakespeare que le copié en el argumento 152 y que ahora, por cortesía, le vuelvo a copiar:

    Los buenos argumentos deben ceder a los mejores

    Usted no ha dado casi ni un solo argumento que pueda tomarse en serio. Alguna referencia a AI fue lo más serio que le recuerdo. Opiniones ha dado muchas, muchísimas (yo también he dado muchas), pero argumentos mínimamente dignos de ser tenidos en cuenta, casi nada de nada. A lo sumo, enlaces a páginas de contenido anticastrista o panfletos sin más sentido que el de la mera opinión. Si al menos dijese que un argumento X está incluido en un estudio Y, pues vale, pero es que ni eso. Toda la batería de argumentos que yo haya podido dar (unos más contundentes que otros, sin duda) se la ha pasado por el forro, ignorando las más elementales reglas del respeto por el que debate con usted. Si yo le enlazaba un texto de Ramonet, usted lo desaclificaba gratuitamente, sin pruebas, sin más argumento que su convicción, que es de respetar, pues la tiene muy fuerte, pero no así en un debate, donde las convicciones deberían pasar a un segndo plano y no son respetables si ocupan todo el espacio reservado para los argumentos.

    Pero no quiero adelantarme. Estoy buscando el momento oportuno para para hacer un análisis pormenorizado de este debate. Será n ejercicio muy instructivo (sobre todo para mí) y no menos largo, pero las cosas se han de hacer bien, y no a medias y sin argumentos. Entonces tendrá todo el espacio que quiera, tras esa intervención, para hacer el ridículo, si no lo hace ya.

    Y se lo digo con cierto cariño, no se confunda: usted hace el ridículo y se lo digo para que lo sepa, aunque haga oídos sordos y siga huyendo hacia adelante.

    Un saludo fraternal, amigo.

    (1) Para alquilar sillas

  • Gulag Nation dice:

    Leyendo todo los escritos, resultados. Galileo 10 carreras limpias, el equipo Revolucion 3 sucias, ganador Sr Galileo, se va con la de Oro.

    ps. Ud Sr Galileo es una persona educada y muy caballeroso, lo iso excelente sin confrontacion y con todo un maletin de verdades imposible de parar, un saludo. Mr Gulag N.

  • Galileo dice:

    Ud., amigo mio, hace innecesaria mi defensa. Gracias por escribirlo tan claro.

  • Gulag Nation dice:

    Denada, es un entero placer.

  • Jorge F. dice:

    Naturalmente que no voy a decir la vulgaridad de que usted estudió, Don Galileo, gracias al Comandante. No soy tan estúpido como para personalizar en un único individuo las consecuencias de un régimen político. Pero soy lo bastante estúpido y vulgar como para preguntarle si usted cree que tendría esa carrera si hubiera nacido en la República Dominicana, Haití, Puerto Rico o, incluso, los Estados Unidos.

    ¿Tan maravilloso le parece el mundo “libre”? ¿¿Qué tiene usted en Inglaterra de lo que careciera en Cuba?

  • Gulag Nation dice:

    Sr Jorge F, perdone que sea intruso, pero los ganadores no tienen fronteras, el que nace para ganar siempre la gana. Le puedo poner miles y miles de ejemplos.

  • Gulag Nation dice:

    Una pregunta ,no lo tome a mal, que le paso en la nariz?. Le dieron algun tromponaso en algun bar, o es que es un payaso de algun circo.

  • Galileo dice:

    Oh, perdon. Mi comentario #224 era de hecho dirigido a don Lucien! Lo escribi antes de ver el comentario que le sigue.

    Pero muchas gracias, don Gulag, por salir en mi defensa.

  • Gulag Nation dice:

    Con el permiso de Mr Galileo,que estoy seguro que puede contestar esa pregunta mejor que yo, “que tiene ud en inglaterra que caraciera en cuba” seguro, pero seguro por lo que leido de Mr Galileo uno de us motivos es ‘FRREDOM’.

  • Galileo dice:

    Le respondo con gusto, don Jorge. Creo que Ud. tiene razon en que la educacion es un bien al que no todos tienen acceso, y que en muchos paises del mundo, las oportunidades son bien escasas. De modo que no solo depende de donde, en que pais, uno nace, sino tambien de en que condiciones. Y tambien en alguna medida, por supuesto, de la voluntad personal de los individuos, que no debe subestimarse. Me parece que tomar solo el factor social, o el individual, para explicar un logro de una persona, son dos simplificaciones en los extremos de este espectro.

    Pero sin entrar a discutir mi caso particular, no le dare mas rodeos para decirle que establecer un fuerte sistema de educacion publica fue un acierto del regimen cubano. Es algo que reconoci temprano en este debate, pueden mirarlo en la primera pagina de comentarios. Yo diria que los paises latinoamericanos deben avanzar mucho en ese sentido. La inversion publica en educacion en nuestros paises llenos de prejuicios e ignorancia, no solo es justa sino tambien imprescindible.

    Solo que, como ya dije antes, no existe algo así como Educación o Salud Gratis. Cada sistema ofrece un contrato social particular, y como todo el mundo sabe los servicios públicos los paga el público, no los gobiernos. Por eso decia que la educación en Cuba no me la pagó la Revolución, ni Fidel, y que prefiero decir que me la pagó mi padre, que ha trabajado toda su vida por un salario que no vale una centésima de lo que él ofrece. Como parte del “contrato” cubano, tambien tenemos que renunciar a casi todas las libertades politicas y economicas.

    Hay muchas mas aristas de este tema, que deben tenerse en cuenta si se quiere usar la politica educativa cubana para defender al regimen. Por ejemplo, yo tuve la suerte de una buena educacion, plagada de dogmatismo y adoctrinamiento politico, pero buena en general. Las nuevas generaciones de cubanos no podran siquiera decir lo mismo. La ineficiencia del sistema ha impedido sostener materialmente la calidad que se mantuvo en las primeras decadas gracias al descomunal subsidio sovietico. Y los recursos humanos se han perdido porque los maestros se han ido a otras profesiones como el turismo donde pueder recibir propinas, ya que los salarios publicos no alcanzan ni para el papel sanitario. Y en medio de todo eso, la acentuacion del adoctrinamiento ideologico mas irracional en las escuelas, junto con la aplicacion de demenciales politicas improvisadas por el dictador (sustituir los maestros por televisores entre ellas), ha vuelto a la educacion en Cuba algo que ya no es nada envidiable.

    Y aqui le va entonces, mi primera respuesta a su pregunta sobre que tengo en este pais que no tenia en Cuba: tengo la posibilidad de educar a mi hijo sin el adoctrinamiento ni el fanatismo de la isla. Mi hijo o hija no tendra, como yo, que apoyar a la fuerza a un gobierno o politico particular desde edades tempranas de su vida. No tendra que ir obligatoriamente a marchas gritando consignas que no entiende. Y cuando crezca, podra leer los libros que quiera sin tener que ocultar la caratula con papel de periodico, como tuvimos que hacer mis amigos y yo para pasarnos los ejemplares de Rebelion en la Granja, o la literatura de escritores del exilio. Hay muchas razones mas, por supuesto, pero le dejo con estas, porque debo volverme a trabajar. Un saludo cordial.

  • Gulag Nation dice:

    Un placer Sr Galileo.

  • Gulag Nation dice:

    Fui a cuba hace poco, fue una movida terrible, un familiar allegado muy enfermo, No pienso ir jamas, me querian comer vivo, todos me pedian algo, yo sin poder regalar mas, sali con una frustacion espantosa. Las personas estan frustadas de tanta miseria y tanto control y mentiras, fue algo deprimente.

  • Gulag Nation dice:

    Sali de cuba sin un dime en bolsillo, me meti 5 horas en Miami para seguir a mi estado de residencia, y otras 2 horas mas vuelo con un hambre tormental, ni tenia dinero para un cafe americano.Lo deje todo a atras, no muy agradable experiencia.

  • Jorge F. dice:

    ¿Usted cree, señor Galileo, que a su hijo no se le está adoctrinando?

    ¿No tiene una pizca de duda sobre el hecho de que se le esté adoctrinando?

    ¿No es consciente de que se está adoctrinando a su hijo de una manera más peligrosa por lo sutil?

  • Jorge F. dice:

    ¿Qué edad tiene su hijo? ¿Va a la escuela, señor Galileo?

    ¿Y no se da cuenta usted que el sistema escolar occidental “moderno” fomenta la destrucción de todas las formas de relación social, costumbres, valores, hábitos y convicciones que, de algún modo, puedan suponer un freno para el avance del totalitarismo del Mercado? ¿No sé da cuenta de que fabrica personas conformistas y sin voluntad creativa? ¿ No advierte que seduce a los niños con un hedonismo que les hace ahora adictos consumidores y que les conducirá a ser futuros esclavos al servicio del hedonismo de los hijos que vendrán?

  • Jorge F. dice:

    Chomsky: Los gobernantes deben tener en cuenta a dos tipos de electores: los ciudadanos que votan y el «Senado virtual», compuesto por las multinacionales. El Senado virtual es un grupo limitado de inversores, capaces de gobernar a las naciones a través de los flujos de capitales, la oscilación de la Bolsa y la regulación de la tasa de interés. EE.UU. y los gobiernos más poderosos son títeres
    manipulados por estos senadores enmascarados. Antes eran los dictadores, ahora son tiranos privados. Causan los mismos daños pero no tienen responsabilidad pública.

    http://kamita.com/misc/nc/textos/g8.htm

    ¿Usted cree que somos libres? ¿Usted cree que los políticos profesionales situados en altos puestos de responsabilidad se pueden permitir ser demócratas?

  • Jorge F. dice:

    ¿Sabe usted qué es el tittytainment?

    http://es.wikipedia.org/wiki/Entetanimiento

    ¿Se cree a salvo de la dictadura de los amos del mundo?

  • Jorge F. dice:

    ¿En Inglaterra ha conocido casos de hijos que no respeten a sus padres? ¿En Inglaterra ha conocido casos de padres que no respeten a los abuelos? ¿En Inglaterra ha conocido casos de niños que no respeten a sus abuelos?

    ¿Sabe que en España cada vez son más los niños que pegan a sus abuelos? ¿Sabe que en España cada vez son más los padres que pegan a los abuelos?

    ¿Está seguro que su hijo le quiere a usted? ¿Está seguro, Galileo, que lo que su hijo ama no es su billetero?

  • Don Galileo tiene dos problemas que saltan a la vista:

    1. Ha interiorizado un odio, desprecio o rechazo (que cada cual elija el verbo que mejor le parezca) a la Revolución Cubana de armas tomar. Sé que tiene motivos para sentirse así, aunque también sé (basta leer atentamente los más de 200 comentarios anteriores, no sólo los suyos) que dicho rechazo (elijo el verbo más moderado) lo ha metabolizado hasta el punto de criticar, menospreciar o despreciar (que cada cual elija el verbo que mejor le parezca) todo lo bueno que la revolución ha aportado. En este debate, Don Galileo, ha reconocido virtudes, avances o hechos positivos (que cada cual elija) de la Revolución, pero siempre tiene un pero, o dos, o más de dos.

    2. Don Galileo es una víctima más (forma parte de una mayoría de la población de los países del “primer mundo”) del modo de vida o de la sociedad occidental, de la sociedad de ese primer mundo. Por decirlo esquemáticamente, Don Galileo es víctima dle consumismo, entre otras muchas banalidades que definen a este mundo que obviamente se encuentra absorbido por su propia dinámica autodestructiva. Don Galileo es una víctima del mundo en el que vive, y mucho más teniendo en cuenta donde vive. Yo he vivido en Escocia, que forma parte de ese mundo británico en el que Don Galileo vive (si atendemos a lo que él mismo confesó en su momento). El Reino Unido es quizás el lugar de Europa más consagrado al consumismo, al capitalismo.

    No voy a entrar en este debate a glosar las miserias de este mundo, mundo en el que un servidor vive y participa, por mucho que lo deteste. Una de las respuestas más miserables y con menos vergüenza y calado moral que se pueden decir a esto y que, de hecho, alguna vez me han dicho o le han dicho a otros que menosprecian la sociedad capitalista, es que si tan mal estás puedes irte, a Cuba, a Venezuela o a cualquier otro sitio.

    Eso es lo que han hecho algunos que me lo dicen, y no pocos son protgonistas de huidas comprables. Despreciaban el sistema en el que vivían y se fueron. Muchos cubanos pasan por mi mente. Es muy difícil debatir con personas que asumen el modo de vida capitalista como algo de lo que alegrarse, enorgullecerse o emocionarse (que cada cual elija el verbo que mejor le parezca). Mi objetivo en este debate no es convencer, enseñar o hacer ver a Don Galileo o a quien sea, nada de todo esto. Años llevo yo mismo en un largo proceso de autoconvencimiento, en un proceso en el que lucho contra mi propia realidad y, a veces incluso, contra mis propios impulsos. PEro me siento bien en esta lucha. Algunos amigos se ríen de mi teléfono móvil. Está rallado, es algo grande y “pasado de moda”, pero apenas tiene 3 ó 4 años. Eso, en términos tecnológicos, es una eternidad. Pero mi teléfono móvil funciona perfectamente. ¿Por qué lo he de cambiar?

    Puede que algún inocente iluso se piense que con eso deuestro mi rachazo o mi lucha por el rechazo al capitalismo, al consumismo que nos absorbe despiadadamente pero no es así. El destino de mi móvil no es la sustitución a largo plazo, sino que es su casi desaparición. Eso pienso ahora, cuando aún creo que el móvil puede tener alguna utilidad (cada vez le veo menos utilidades), pero no me extrañaría que un en futuro no muy lejano el móvil desaparezca completamente de mi vida. Hay que tener algunas cosas muy claras para entender esto dentro de una sociedad capitalista. Todos nosotros, los que vivmos en este mundo, en estas sociedades entregadas al consumo, estamos contaminados. Unos más que otros, pero lo estamos. Luchar desde dentor para cqambiar las cosas es algo que me llena, algo que me ilusiona, algo por lo que merece la pena vivir enmedio del infierno consumista. Yo soy feliz porque esta lucha me motiva. No necesito irme a Cuba o a Venezuela para ponerme armas a la obra. La mejor trinchera está en tu propio lugar, en tu origen. Conocer el mundo es algo imprescindible, pero una cosa es conocer el mundo y otra descocer tu realidad.

    Don Galileo, como tanta gente, de tantos lugares del mundo, ha desconocido su realidad. Otros han huido de su país, pero no han desconectado, no han construido una trinchera a miles de kilómetros, sino que conscientes de las dificultades, de las penurias y de las contradicciones de aquello que no les gustaba, son capaces de ver las cosas con perspectiva y en su caso la distancia les ayuda. En el caso cubano hay muchos así, pero no hacen tanto ruido como los otros, que podríamos englobar en el grupo de anticastristas.

    El anticapitalismo no se convence, y tampoco convierte a Cuba en un paraíso, pero conocer mínimamente el mundo en el que vivimos y hacerse una idea, aunque sea esquemática, de la geopolítica mundial, permite relativizar las contradicciones del gobierno cubano. Ese esfuerzo relativizador (a veces de comprensión, pero a veces de crítica (constructiva) es poco menos que utópico para personajes que como Don Galileo, están contaminados por prejuicios sobre su origen y doblemente contaminados por mayores prejuicios sobre el lugar en el que vivien. Esa doble contaminación les incapacita para entender una sola coma del mensaje que con mayor o menor fortuna intento explicar aquí.

    Sé que hablo a una pared, pero no me importa: las conclusiones que extraigo de este debate, y que pronto escribiré aquí mismo, no tienen precio.

  • Jorge F. dice:

    ¿Porqué no pueden entrar en España tantos y tantos miles de personas menesterosas de los países pobres?

    ¿Porqué si pueden entrar en España tantos y tantos centenares de delincuentes internacionales adinerados?

    ¿ El Dinero es su Freedom, señor Gulag Nation?

  • Gulag Nation dice:

    Jorge F ud es un falta de respeto en hablar de otro hombre de su familia <><<>>.Ud es rude, vulgar, insultador, poco hombre. Si ud me dice eso ami en mi cara ,le arranco las tiras de sus venas de su corazon con mis propios dientes hijo de puta.

  • Gulag Nation dice:

    Ni los mas criminales profecionales y rateros en el pais donde vivo, tocan las familias. Solo algo tan bajo como ud lo hace, merece que sea justiciado delante de su familia por bajo y poco hombre, despues de ser ractado delanta de la misma.HIJO DE PUTA.

  • Gulag Nation dice:

    Ami que cojone me importa espana, metecela por culo.

  • Jorge F. dice:

    Señor Gulag, tranquilícese un poco, me estaba dirigiendo en casi todo momento al señor Galileo. Ya juzgará él si le he faltado al respeto. Y si así fuera le pediría disculpas por no haberme sabido expresar correctamente.

    Perdóneme usted también. Yo no soy una persona tan culta y tan equilibrada como usted lo es, tal y como se desprende de sus comentarios tan racionales y corteses.

    Gracias por lo de hijo de puta. Siento un gran solidaridad hacia las putas. Son las más oprimidas de los oprimidos. Y al menos sólo venden su cuerpo… Otros venden su corazón y su cerebro.

  • Gulag Nation dice:

    Ami no me venga con ese auto mecanismo de defensa hipocrita, yo no soy el tolerante Mr Galileo. No retiro lo dicho, como le dije antes, Ud es un hijo de la gran puta.

  • Jorge F. dice:

    Perdone, se le ha olvidado repetirme que soy poco hombre.

    Ya lo sé, no soy un macho como Mr. Bush. Qué se le va a hacer. Si me ve por Miami, no me pegue dos tiros. No malgaste sus balas con un poco hombre como yo.

    – – –

    Por cierto, ¿usted no firmaba antes como Zurich, Jenófanes, Peón Negro…?

    Tiene usted una retórica con un grado de refinamiento intelectual muy parecido al de ese señor.

  • Jorge F. dice:

    Señor Galileo, ¿es cierto que hay jóvenes yankis que estudian medicina en Cuba ya que en los USA no pueden hacerlo debido a su pobreza?

    ¿De qué sirve la libertad si la falta de justicia social te impide disfrutarla?

  • Es un buen momento para leer las acertadas palabras de Fidel Castro tras las últimas decisiones de nuestra patética Europa:

    Estados Unidos, Europa y los Derechos Humanos

    La desprestigiada forma de suspender las sanciones a Cuba, que acaba de adoptar la Unión Europea el 19 de junio, ha sido abordada por 16 despachos internacionales de prensa. No implica en lo absoluto consecuencia económica alguna para nuestro país. Por el contrario, las leyes extraterritoriales de Estados Unidos y, por lo tanto su bloqueo económico y financiero, continúan plenamente vigentes.

    A mi edad y en mi estado de salud uno no sabe qué tiempo va a vivir, pero desde ahora deseo consignar mi desprecio por la enorme hipocresía que encierra tal decisión. Esto se hace aún más evidente cuando coincide con la brutal medida europea de expulsar a los inmigrantes no autorizados procedentes de los países latinoamericanos, en algunos de los cuales la población en su mayoría es de origen europeo. Los emigrantes son, además, fruto de la explotación colonial, semicolonial y capitalista.

    A Cuba, en nombre de los derechos humanos, le exigen la impunidad de los que pretenden entregar, atados de pies y manos, la patria y el pueblo al imperialismo.

    Hasta las propias autoridades de México tienen que reconocer que la mafia de Miami, al servicio del gobierno de Estados Unidos, le arrebató por la fuerza ―o compró― a un importante contingente de agentes migratorios de ese país a decenas de inmigrantes ilegales arrestados en Quintana Roo, entre ellos niños inocentes transportados a la fuerza por riesgosos mares y hasta madres forzadas a emigrar.

    Los traficantes de personas como los de drogas, que disponen a su antojo del mayor y más codiciado mercado del mundo, han puesto en riesgo la autoridad y la moral que necesita cualquier gobierno para dirigir el Estado, derramando sangre latinoamericana por todas partes, sin contar los que mueren por emigrar a través del humillante muro fronterizo sobre lo que fue territorio de México.

    La crisis de los alimentos y de la energía, los cambios climáticos y la inflación acosan a las naciones. La impotencia política reina, la ignorancia y las ilusiones tienden a generalizarse. Ninguno de los gobiernos, y menos aún los de la República Checa y Suecia, que eran renuentes a la decisión de la Unión Europea, podrían responder de forma coherente a las interrogantes que están sobre el tapete.

    Mientras tanto, en Cuba los mercenarios y vendepatrias al servicio del imperio se halan los pelos y rasgan sus vestiduras en defensa de los derechos de traición e impunidad.

    Tengo muchas cosas que decir, mas por hoy basta. No deseo molestar, pero vivo y pienso.

    Divulgaré esta reflexión sólo por la vía de Internet hoy viernes 20 de junio de 2008.

    Fidel Castro.

    Y en este punto no me parece menos interesante y demoledora la carta abierta de Evo Morales ante el asunto clave, la directiva de retorno (directiva neohitleriana) de esta Europa tan lamentable:

    Carta abierta de Evo Morales a propósito de la “directiva retorno” de la UE

    Hasta finales de la Segunda guerra mundial, Europa fue un continente de emigrantes. Decenas de millones de Europeos partieron a las Américas para colonizar, escapar de las hambrunas, las crisis financieras, las guerras o de los totalitarismos europeos y de la persecución a minorías étnicas. Hoy, estoy siguiendo con preocupación el proceso de la llamada “directiva retorno”. El texto, validado el pasado 5 de junio por los ministros del Interior de los 27 países de la Unión Europea, tiene que ser votado el 18 de junio en el Parlamento Europeo. Siento que endurece de manera drástica las condiciones de detención y expulsión a los migrantes indocumentados, cualquiera sea su tiempo de permanencia en los países europeos, su situación laboral, sus lazos familiares, su voluntad y sus logros de integración.

    A los países de América Latina y Norteamérica llegaron los europeos, masivamente, sin visas ni condiciones impuestas por las autoridades. Fueron siempre bienvenidos, Y. lo siguen siendo, en nuestros países del continente americano, que absorbieron entonces la miseria económica europea y sus crisis políticas. Vinieron a nuestro continente a explotar riquezas y a transferirlas s Europa, con un altísimo costo para las poblaciones originales de América. Como en el caso de nuestro Cerro Rico de Potosí y sus fabulosas minas de plata que permitieron dar masa monetaria al continente europeo desde el siglo XVI hasta el XIX. Las personas, los bienes y los derechos de los migrantes europeos siempre fueron respetados.

    Hoy, la Unión Europea es el principal destino de los migrantes del mundo lo cual es consecuencia de su positiva imagen de espacio de prosperidad y de libertades públicas. La inmensa mayoría de los migrantes viene a la UE para contribuir a esta prosperidad, no para aprovecharse de ella. Ocupan los empleos de obras públicas, construcción, en los servicios a la persona y hospitales, que no pueden o no quieren ocupar los europeos. Contribuyen al dinamismo demográfico del continente europeo, a mantener la relación entre activos e inactivos que vuelve posible sus generosos sistemas de seguridad social y dinamizan el mercado interno y la cohesión social. Los migrantes ofrecen una solución a los problemas demográficos y financieros de la UE.

    Para nosotros, nuestros migrantes representan la ayuda al desarrollo que los Europeos no nos dan – ya que pocos países alcanzan realmente el mínimo objetivo del 0,7% de su PIB en la ayuda al desarrollo. América Latina recibió, en 2006, 68.000 millones de dólares de remesas, o sea más que el total de las inversiones extranjeras en nuestros países. A nivel mundial alcanzan 300.000 millones de dólares, que superan a los 104.000 millones otorgados por concepto de ayuda al desarrollo. Mi propio país, Bolivia, recibió mas del 10% del PIB en remesas (1.100 millones de dólares) o un tercio de nuestras exportaciones anuales de gas natural.

    Es decir que los flujos de migración son benéficos tanto para los Europeos y de manera marginal para nosotros del Tercer Mundo ya que también perdemos a contingentes que suman millones de nuestra mano de obra calificada, en la que de una manera u otra nuestros Estados, aunque pobres, han invertido recursos humanos y financieros.

    Lamentablemente, el proyecto de “directiva retorno” complica terriblemente esta realidad. Si concebimos que cada Estado o grupo de Estados puede definir sus políticas migratorias en toda soberanía, no podemos aceptar que los derechos fundamentales de las personas sean denegados a nuestros compatriotas y hermanos latinoamericanos. La “directiva retorno” prevé la posibilidad de un encarcelamiento de los migrantes indocumentados hasta 18 meses antes de su expulsión -o “alejamiento”, según el término de la directiva. ¡18 meses! ¡Sin juicio ni justicia! Tal como esta hoy el proyecto de texto de la directiva viola claramente los artículos 2, 3, 5, 6, 7, 8 y 9 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948. En particular el artículo 13 de la Declaración reza:

    “1. Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado.

    2. Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país”.

    Y, lo peor de todo, existe la posibilidad de encarcelar a madres de familia y menores de edad, sin tomar en cuenta su situación familiar o escolar, en estos centros de internamientos donde sabemos ocurren depresiones, huelgas de hambre, suicidios. ¿Cómo podemos aceptar sin reaccionar que sean concentrados en campos compatriotas y hermanos latinoamericanos indocumentados, de los cuales la inmensa mayoría lleva años trabajando e integrándose? ¿De qué lado esta hoy el deber de ingerencia humanitaria? ¿Dónde está la “libertad de circular”, la protección contra encarcelamientos arbitrarios?

    Paralelamente, la Unión Europea trata de convencer a la Comunidad Andina de Naciones (Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú) de firmar un “Acuerdo de Asociación” que incluye en su tercer pilar un Tratado de Libre Comercio, de misma naturaleza y contenido que los que imponen los Estados Unidos. Estamos bajo intensa presión de la Comisión Europea para aceptar condiciones de profunda liberalización para el comercio, los servicios financieros, propiedad intelectual o nuestros servicios públicos. Además a título de la protección jurídica se nos presiona por el proceso de nacionalización del agua, el gas y telecomunicaciones realizados en el Día Mundial de los Trabajadores. Pregunto, en ese caso ¿dónde está la “seguridad jurídica” para nuestras mujeres, adolescentes, niños y trabajadores que buscan mejores horizontes en Europa?

    Promover la libertad de circulación de mercancías y finanzas, mientras en frente vemos encarcelamiento sin juicio para nuestros hermanos que trataron de circular libremente. Eso es negar los fundamentos de la libertad y de los derechos democráticos.

    Bajo estas condiciones, de aprobarse esta “directiva retorno”, estaríamos en la imposibilidad ética de profundizar las negociaciones con la Unión Europea, y nos reservamos del derecho de normar con los ciudadanos europeos las mismas obligaciones de visa que nos imponen a los Bolivianos desde el primero de abril de 2007, según el principio diplomático de reciprocidad. No lo hemos ejercido hasta ahora, justamente por esperar buenas señales de la UE.

    El mundo, sus continentes, sus océanos y sus polos conocen importantes dificultades globales: el calentamiento global, la contaminación, la desaparición lenta pero segura de recursos energéticos y biodiversidad mientras aumenta el hambre y la pobreza en todos los países, fragilizando nuestras sociedades. Hacer de los migrantes, que sean documentados o no, los chivos expiatorios de estos problemas globales, no es ninguna solución. No corresponde a ninguna realidad. Los problemas de cohesión social que sufre Europa no son culpa de los migrantes, sino el resultado del modelo de desarrollo impuesto por el Norte, que destruye el planeta y desmiembra las sociedades de los hombres.

    A nombre del pueblo de Bolivia, de todos mis hermanos del continente regiones del mundo como el Maghreb, Asia y los países de Africa, hago un llamado a la conciencia de los líderes y diputados europeos, de los pueblos, ciudadanos y activistas de Europa, para que no se apruebe e1 texto de la “directiva retorno”.

    Tal cual la conocemos hoy, es una directiva de la vergüenza. Llamo también a la Unión Europea a elaborar, en los próximos meses, una política migratoria respetuosa de los derechos humanos, que permita mantener este dinamismo provechoso para ambos continentes y que repare de una vez por todas la tremenda deuda histórica, económica y ecológica que tienen los países de Europa con gran parte del Tercer Mundo, que cierre de una vez las venas todavía abiertas de América Latina. No pueden fallar hoy en sus “políticas de integración” como han fracasado con su supuesta “misión civilizatoria” del tiempo de las colonias.

    Reciban todos ustedes, autoridades, europarlamentarios, compañeras y compañeros saludos fraternales desde Bolivia. Y en particular nuestra solidaridad a todos los “clandestinos”.

    Evo Morales Ayma

    Presidente de la República de Bolivia

  • Jorge F. dice:

    Señor Galileo, supongo que usted no se ha ofendido por mis comentarios. Creo que habrá entendido que eran formas retóricas que bajo la apariencia de comentarios personales hacían una crítica al sistema en general. Sin duda, como usted estudió en Cuba no habrá tenido dificultad para comprenderlo. Otra cosa será el caso de quien, sin duda, estudió en Miami.

    Respeto sus comentarios sobre Cuba y no voy a entrar en refutar sus percepciones personales sobre el régimen de ese país. De hecho, soy bastante escéptico y pesimista en general, y quizá pudiera compartir muchas de sus críticas en una charla directa. El señor Lucien, a quien admiro, tiene otra percepción y otra actitud diferente a la mía, quizá se deba a que él es un joven lleno de ilusión y yo soy un viejo que me he desengañado muchas veces.

    Lo que tengo claro es que nuestras democracias son una estafa y que quienes rigen el mundo nos engañan con cuentos y nos dominan como a niños pequeños.

    También tengo claro que el capitalismo es un cáncer para la sociedad y que algunos se felicitan por la abundancia y el alto nivel de vida viene a ser como si se alegraran por el crecimiento de un tumor cancerígeno que a la larga va a acabar con la sociedad y con la felicidad de los individuos que la integran. Ahora bien, el cáncer no tiene remedio, no se puede curar con la simple voluntad y los pocos remedios que pueden derrotarlo son también destructivos para el enfermo…

    A mí no me importa que el estado se debilite, lo que me preocupa es que la sociedad se debilite. Soy enemigo del individualismo, vivimos en comunidad y la comunidad debe fortalecerse. Ya se ve en Occidente que el capitalismo es enemigo de la democracia y de la sociedad, ya se ve como el capitalismo está destruyendo hasta el ámbito familiar. Mire a su alrededor y observe.

    ¡Salud y socialismo libertario!

  • Un texto para los que aún miran con buenos ojos a nuestros políticos:

    Miembros del PSOE imputados o condenados por corrupción siguen ostentando cargos públicos

    Los responsables del PSOE a nivel estatal y andaluz anuncian ahora tolerancia cero con la corrupción urbanística, esa misma corrupción que han venido amparando en muchos municipios. Hasta ahora la actitud del PSOE ante las denuncias de los ecologistas o ante las actuaciones judiciales era invocar la presunción de inocencia para no tomar medida alguna contra sospechosos o imputados en asuntos de corrupción.

    Cuando Ecologistas en Acción denunció a Carlos Neva cuando era director del Parque Natural Sierra de Grazalema por su implicación en una trama de corrupción (compró una finca en el Parque Natural a bajo precio que había sido ofrecida a la Consejería de Medio Ambiente, consiguió una licencia ilegal para construir un hotel a pesar de que la finca era no urbanizable, montó una empresa privada…) el entonces Viceconsejero –hoy diputado- José Luis Blanco respondió mostrando su total apoyo a Neva y lanzando duras descalificaciones hacia los ecologistas a los que tildó de “fascistas” por “perseguir” a un responsable público. Neva tuvo que dimitir pero lo recolocaron como coordinador territorial de EGMASA y, después, como gerente del IMA, instituto dependiente de la Mancomunidad de Municipios de la Bahía de Cádiz. Cuando Neva fue condenado e inhabilitado, le guardaron la plaza a la que se incorporó una vez cumplida la pena. Neva sigue siendo militante del PSOE, y el PSOE lo mantienen en este puesto de libre designación.

    Cuando Ecologistas en Acción denunció la corrupción en Grazalema, el PSOE mostró su total apoyo a Antonio Mateos, que tomó duras represalias contra los representantes ecologistas en el Parque Natural (inspección de la casa de la familia de Juan Clavero, intento de expulsión de Clavero de Benamahoma declarándolo persona “non grata”…). La corrupción terminó saliendo a la luz, el técnico y protegido de Mateos fue detenido, y el mismo Mateos se encuentra imputado. ¿Qué ha hecho el PSOE? Apoyarlo y recolocarlo en un puesto político inventado como coordinador de la Consejería de Agricultura en la Sierra de Cádiz.

    En Prado del Rey el Ayuntamiento, al igual que ha sucedido en Estepona, recibió sustanciosas “donaciones” de una empresa propietaria de terrenos rústicos protegidos. Al poco, el Ayuntamiento recalificó estos terrenos para un campo de golf y una urbanización con el beneplácito del PSOE provincial. Las irregularidades han llevado incluso a falsear datos sobre las disponibilidades de agua para el campo de golf.

    Tampoco ha tenido reparos el PSOE gaditano en aliarse con políticos implicados en graves delitos de corrupción urbanística, como ha sucedido en El Puerto, donde a cambio del apoyo de Hernán Díaz a Cabañas en Diputación el PSOE apoyó a este delincuente en la alcaldía y miró hacia otra parte ante las continuas denuncias de los ecologistas contra la corrupción municipal.

    Mientras que a nivel andaluz y estatal el PSOE parece que empieza a reaccionar ante los graves casos de corrupción en que se encuentra implicados militantes de este partido, en Cádiz, González Cabañas los ampara, protege y recoloca cuando se ven obligados a dimitir o son inhabilitados.

    ________________

    Ahora todos juntos: ¡Arriba España!

  • Jorge F. dice:

    Señor Gulag Nation, supongo que mis palabras sobre la ola de violencia que emerge en el seno de las familias europeas no le interesa. Como dice usted, nos podemos meter España y Europa por el culo.

    Le entiendo, usted vive en USA, ese país que es conocido por ser un remanso de paz. Allí, en el Paraíso USA, no hay jóvenes que disparen indiscriminadamente contra sus compañeros de escuela ni padres que disparen contra sus hijos ni hijos que asesinen a sus padres ni policías que maten a palos a ciudadanos por ser negros.

    Ni siquiera hay gente que amenace a sus pacíficos interlocutores con arrancarle las venas del corazón a mordiscos. ¡Qué bonito es vivir en los USA!

  • Jorge F. dice:

    ¿Conocen el caso de Ebenizer Sontsa?

    http://www.mugak.eu/noticias/291

    Sucede que su caso es algo parecido al de Yoani. A ella no la dejaban venir a Europa y a él lo echaban de mala manera.

    La mayor diferencia estriba en que a él lo echaban de la tierra de “la democracia y la libertad”… y en que él ya está muerto: lo suicidaron.

  • Galileo dice:

    Estimado don Jorge,

    No me he ofendido. Y puedo apreciar que en sus comentarios Ud no se ha dedicado a hablar sobre mi en particular. Voy a intentar responder a sus preguntas, si es que no se me acumulan demasiadas.

    Para empezar, en algunas de esas cosas estoy de acuerdo con Ud.. No me postro de adoracion ante los productos capitalistas, como asume inmediatamente don Lucien. Y es verdad que muchos aspectos de la cultura popular aqui y en otros paises de occidente mueven a un consumismo irracional, que en mayor o menor medida se impregna a los ninhos desde la infancia.

    Y tambien le puedo contar mas de una cosa sobre los tremendos fallos de la educacion por aca. Ahora mismo hay escandalo por los multiples casos de adolescentes asesinados con cuchillos por otros adolescentes. En todos los periodicos de aca se esta discutiendo sobre eso. Es realmente bochornoso para esta sociedad que estas cosas sucedan.

    Donde, en mi opinion, Ud no lleva razon, es en creer que Cuba es muy diferente en estos aspectos. Las escuelas cubanas, por ejemplo, estas llenas de violencia de todo tipo, aunque en los periodicos de alla no se discuta como en los de aqui. Ahora, de vez en cuando, salen a la luz algunos casos porque los periodistas independientes lo reportan. Creame que no son menos espeluznantes que los de las noticias americanas o inglesas.

    Yo recuerdo, por ejemplo, si Ud. me permite que le cuente algunas vivencias personales, haber sido amenazado varias veces, y en una ocasion agredido, con cuchillo en mi escuela secundaria. Se practicaba intensamente lo que aqui llaman el “bullying” y en mi tierra llamabamos “coger la baja”: aplicar la violencia fisica y verbal sobre otros hasta que esa persona declarara abiertamente su sumision.

    En la escuela pre-universitaria (ustedes le dicen Instituto, creo) donde estudie, que era, por cierto, una de las escuelas elites del pais, las llamadas vocacionales o pre de ciencias exactas, la violencia hacia los “nuevos” era tambien comun y aceptada. En Cuba todas estas escuelas son internas, los estudiantes tienen que vivir alli. Bueno, habia que imponerse a golpe. En mi anho se hizo muy conocido un grupo de muchachones que literalmente esclavizaba a otros, que tenian que llevarles cargados a las duchas, lavarles sus calzoncillos, etc. En otras escuelas, no tan “civilizadas” como las mias, los cuentos eran aun peores. El abuso sexual por parte de profesores a las alumnas en estas escuelas es un secreto a voces. Y yo tambien lo vivi, y lo recuerdo.

    En otra entrada le contare sobre el consumismo en Cuba, y le explicare por que, puestos a escoger, prefiero que mi hijo se eduque por aca. Un saludo cordial para Ud.

  • Gulag Nation dice:

    Todas las referencian que ud hace companero Jorge F, las saca de las libertades que hay en los paises democraticos y no eso solamente, los tools con que lo hace tambien son de origen capitalista. Si no estubiera esos recursos, seguro estubiera adoctrinando 10 horas al dia en unas de esas 200+ prisiones en cuba, otra cosa digalea su companero que deje de hacer esos kilometrones escritos que le queman la retina a los mimbros del forum. yo jamas las leo, son agotadores y ridiculos.

  • Gulag Nation dice:

    Otra cosa, no me confunda con otras personas, no vivo en Miami, pero si las cosas salen como las quiero, si espero cuando me retire vivir en esa maravillosa ciudad, Miami Beach.

  • Gulag Nation dice:

    O quien sabe pare ese tiempo todo a cambiado, y tenga que modificar mis planes y mi invercion sea en una cuba libre, Santa Maria del mar, por ejemplo un condo para mi y la vieja de 350 k, no seria mala idea.

  • Yo, a este Gulag Nation no lo entiendo. No es que discrepe o aplauda sus comentarios, es que no entiendo lo que dice. Lo único que he entendido hasta ahora han sido unos insultos y unas amenazas de muy mal leer. El resto ininteligible.

    Seré yo, que estoy de puente. Eso sí, jamás le contestaré, como es obvio. Ésta ha sido mi primera y última refernecia al pollo (o polla) en cuestión.

    Saludos.

  • velvetpac dice:

    No puedo creer, por mucho que lo afirme, que el nivel de violencia en Cuba sea parecido al que sufrimos en los paises “desarrollados”. Violencia existirá, sería inhumano si no fuera así, pero el propio capitalismo, con su afán por acaparar y triunfar, es el mejor caldo de cultivo para ello.

    A la espera del “Informe Lucien” aquí les dejo un nuevo enlace.

    http://www.kaosenlared.net/noticia/61666/furia-fidel-contra-libertad-expresion-bloguera-yoani

    Saludos.

  • Es usted un lince Don Velvetpac, se me ha adelantado. Ya tenía en mente la primera frase para este comentario: Dejemos nimiedades a un lado y centrémonos en lo que nos reúne aquí, en lo que de verdad importa

    Luego pensaba colgar el artículo de Pascual Serrano (vía Rebelión, pero tanto monta), porque importa mucho en este debate, precisamente en este debate. Recomiendo a todos los que con interés y respeto siguen este debate acudan inmediatamente al enlace que Don Velvetpac ha adjuntado en el comentario #264 que, si nada acontece (aparece alguien antes de enviar estas palabras), es el anterior.

    ¿Recuerdan el comentario #109 de un tal Santiago en el que nos enlazaba con una web infumable llamada “The Real Cuba” y que ya ridiculicé como se merecía en el comentario #137?

    Bien, hacer una nmontaña de un grano de arena es el pan nuestro de cada día en el entorno anticastrista. Cualquier tontería sirve para lanzar los adjetivos habituales y las soflamas de turno contra Castro, su gobierno o cualquier asunto que se preste. El artículo que ha enlazado Don Velvetpac es una nueva muestra de esto, pero es que en esta ocasión es doblemente importante, porque afecta directamente a Yoani Sánchez.

    Léanlo y disfruten (en el comentario #264). No es necesario enlazarlo de nuevo. Obviamente estoy de acuerdo con las palabras que acompañan al enlace en cuestión.

    Don Velvetpac, sepa que en cuanto tenga una tarde entera, publico aquí ese análisis final, ese “informe” como usted dice. Espero que no se arrepienta porque prometo que será largo, tan largo como analítico.

  • Gulag Nation dice:

    Ya llego la cotorra del forum con sus kilometricos escritos que nadie entiende y nadie lee.Por que no te compras una bara de pescar y te metes en un rio por ahi acazar guajacones.

  • Jorge F. dice:

    Yo no le voy a discutir, don Galileo, que no se encontrase bien en Cuba. Yo no he vivido allí y creo que por eso usted puede hablar con más propiedad. Por otra parte, creo que la vivencia personal de cada uno, por muy subjetiva que sea, es difícil de rebatir por muchos argumentos que se den.

    Dicho esto le expongo:
    1. No estoy nada a favor de las dictaduras, ni que sean del proletariado (que no lo eran).
    2. No me simpatiza especialmente Fidel Castro ni se me nublan los ojos cuando se habla de la Revolución Cubana.

    Ahora bien:
    1. No creo, según los datos que nos llegan, que el gobierno revolucionario cubano sea tan negativo para los cubanos como el de los generales chilenos para los chilenos ni el de los generales birmanos para los birmanos. (Habrá quien diga que en Chile se vive muy bien gracias a ellos. Que se lo pregunten a los mapuches, por ejemplo, a ver que opinan.)
    2. No creo que el gobierno dictatorial cubano sea más dictatorial que gobiernos “democráticos” como los de Egipto o Marruecos, por ejemplo.
    3. No creo que antes y después de la revolución cubana se viviera o se vaya a vivir mejor en Cuba. A lo que nos dice la historia de Cuba y a lo que ha les sucedido a los países excomunistas me remito.
    4.No creo que Fidel se haya lucrado personalmente tal como lo hicieron dictadores como Ferdinand Marcos o Augusto Pinochet.
    5. No creo que Fidel tenga las manos tan manchadas de sangre inocente como los genocidas Hitler, Stalin y Truman (el monstruo que permitió las barbaridades de Hiroshima y Nagasaki).
    6. Si me dieran a escoger entre vivir en Cuba o en Usa, escogería Cuba sin dudarlo.
    7. No creo que las democracias occidentales sean democracias, sino dictaduras sutiles.
    8. Creo que sin la intervención durante 45 años de Usa contra Cuba, en Cuba se viviría mejor en todos los aspectos.

  • Galileo dice:

    Estimado Don Jorge,

    Sobre el tema de la violencia en las escuelas cubanas, vea si le apetece este articulo publicado recientemente por una escritora (con pseudonimo) desde La Habana:

    http://www.cubaencuentro.com/es/cuba/articulos/mas-alla-de-la-pantalla-90211

    Y continuando con mi respuesta anterior, Ud. cree que los ninhos cubanos se salvan de la fiebre del consumismo? Otra vez la realidad da una respuesta diferente al calculo teorico de la utopia.

    Es ironico, pero medio siglo de “antimperialismo” castrista ha convertido al pueblo cubano en uno de los mas americanofilos del continente. La admiracion por los productos yanqui la puede constatar en todas partes, desde la manera de vestirse incluidas banderas americanas, la basura de television que se pasan en secreto de mano en mano, la adoracion por todo lo mandado de “afuera”, como dicen a lo que envian los familiares en el extranjero. El deseo por lo prohibido hace a los infelices cubanos imaginarse a las MacDonalds como platos exquisitos.

    La sociedad cubana actual ya no es la relativamente mas igualitaria que existio hasta los 80. Como el salario significa ya muy poco, el nivel de vida material de las familias lo determina el acceso a la moneda dura que envian los familiares emigrados. Y en este espectro ya aparece de todo: el que no recibe nada de nada, y el que tiene familia en el extranjero con buena posicion economica y recibe de todo tipo de productos. Los ninhos en todas las posiciones de este espectro conviven en las mismas escuelas, generando frustraciones en los mas desafortunados, que crecen envidiando y deseando esa conexion con el extranjero que les falta.

    Dicen que a Pepito, el ninho personaje de todos los cuentos en Cuba, le preguntaron que queria ser cuando fuera grande. Extranjero! fue la respuesta que dio enseguida.

    Yo no quiero generalizar con estas cosas, porque por supuesto las familias tienen siempre un papel muy importante, y hay muchas familias en Cuba que hacen un excelente trabajo de educacion con sus hijos. Pero mucho me temo que el caldo de cultivo, como decia Don Velvetpac en una entrada anterior, para la violencia y el consumismo, en la Cuba revolucionaria se cocina de una manera diferente pero se cocina.

    Y ahora yo le hago a Ud., independientemente de si da por validos o no mis argumentos anteriores, estas otras preguntas:

    Los ninhos en Espanha son forzados a responder a una unica ideologia?

    son obligados desde pequenhos a apoyar a un gobierno o un partido particular?

    son obligados a ir a escuelas internas?

    y cuando crecen, se les puede expulsar de la universidad por criticar al gobierno?

    Un saludo cordial.

  • Jorge F. dice:

    ¿Los niños en España son forzados a responder a una única ideologia?
    Mucho me temo que la mayoría de los niños de España no van a tener ninguna ideología cuando sean mayores o acaso aquí la ideología es el conformismo.

    ¿Son obligados desde pequeños a apoyar a un gobierno o un partido particular?
    No, eso no.

    ¿Son obligados a ir a escuelas internas?
    No. ¿En Cuba se separa a todos los niños de sus famílias?

    ¿Y cuando crecen, se les puede expulsar de la universidad por criticar al gobierno?
    No, que yo sepa, al menos en general no pasa, pero puede que les den algún día una buena tanda de palos.
    Vea: http://www.elpais.com/articulo/espana/claustro/Autonoma/Barcelona/declara/persona/non/grata/presidente/Ejecutivo/elpepiesp/19990119elpepinac_19/Tes

  • Jorge F. dice:

    No he encontrado esta noticia en castellano, pero quizá la entienda bastante pese a estar en catalán:

    http://www.kaosenlared.net/noticia/rector-uab-obre-expedients-sancionadors-contra-13-estudiants

    Aquí no gustan los disidentes disconformes con las orientaciones no democráticas de las autoridades europeas.

  • Inocente dice:

    Mire don Lucien, que me insulte usted, me da igual, porque:
    1) Esto es la Red, y el anonimato trae estas cosas.
    2) Si a usted le hace ilusion, quien soy yo para negarsela. Hoy en dia vivimos faltos de pequeñas felicidades. Solacese!

    Pero que insulte a los cubanos con esos “argumentos” me repatea.

    Le repito algo que usted todavia no ha entendido o no quiere entender:

    Como es posible que el gobierno cubano despues de 45 años con el PODER ABSOLUTO sobre la poblacion cubana tenga miedo que una ciudadana salga del pais para recoger un premio?
    No me hable de Batista, ni de las estadisticas de la ONU, ni de EEUU, ni del entorno latinoamericano depauperado y falto de libertad… Hableme de como es posible que un pais que se denomina a si mismo de “Primer Mundo” (en contraposicion a todos los de su entorno), con indicadores de salud y educacion del primer mundo… tenga una tasa de emigracion comparable a la de un pais subsahariano?

    Expliquemelo: como es posible todo esto (y mas)? Y si usted lo considera normal, porque si es asi, entonces tendre serias dudas sobre su equilibrio mental.

    Aparte de las frases anteriores en las cuales me reafirmo, le digo:
    El gobierno cubano no ha sabido dar el salto de mantener el pais en continua revolucion (con medidas solo justificables en una revolucion) a un pais estable, prospero y que mire por el bien de todos sus ciudadanos, y otra vez: teniendo todo el poder en sus manos.

    A pesar de su posicionamiento, usted debe reconocer que un pais no puede estar perpetuamente en estado de Revolucion.
    Vuelva a Cuba hable con la gente, vea en que condiciones viven…
    Mire yo solo conozco Cuba (lo reconozco) por el contacto con inmigrantes que residen en paises europeos, por profesores de aqui que fueron alli, por profesores de alli que vinieron (y algunos se quedaron y otros volvieron), por amigos (la mayoria apoliticos) que alla fueron… Y no hago mas que recordar la frase que escuche una vez, hace muchos años mientras visitaba el museo del Hermitage en San Petersburgo, a una de las cuidadoras de una sala:
    ” Son estos mejores que nosotros? [refierendose a un grupo de turistas occidentales] entonces por que vivimos peor nosotros?”

    Ya que a usted le gusta comparar: Que opina de Vietnam?

    Y una ultima pregunta y recomendacion: por que se pierde en cifras historicas, argumentos geopoliticos y no ve a la gente, a cada uno de ellos, por que no quiere ver a Yoani? … lea un poco , por ejemplo, a Lorenzo Lunar.

  • Jorge F. dice:

    Si la revolución no es permanente no hay revolución. Si la revolución no es permanente no está viva…

    …pero no estoy hablando de casos concretos, claro

  • Jorge F. dice:

    Han Ryner dijo:

    ¿A quién llamáis tirano?
    Llamo tirano a cualquiera que, accionando sobre las cosas indiferentes, como mis riquezas o mi cuerpo, pretende influir sobre mi voluntad. Llamo tirano a cualquiera que intenta modificar mi estado de alma por otros medios que no sean la persuasión razonable.

    ¿El sabio es revolucionario?
    La experiencia prueba al sabio que las revoluciones nunca tienen resultados durables. La razón le dice que la mentira no se refuta con la mentira y que la violencia no se destruye por la violencia.

    ¿Cuáles son los principales ídolos actuales?
    En algunos países, la monarquía. En otros no se sabe qué fraude llamado voluntad del pueblo. Por todas partes, el orden, el partido político, la religión, la patria, la raza, el color. No hay que olvidar la opinión pública con sus mil nombres, desde el más enfático, el honor, hasta el más trivialmente bajo, el qué dirán.

    ¿Espera el sabio una sociedad mejor?
    El sabio se abstiene de toda esperanza.

    ¿Se alegra el sabio de los progresos materiales?
    El sabio comprueba que los progresos materiales tienen por objeto acrecentar las necesidades artificiales de unos y el trabajo de otros. El progreso material se le aparece como un peso creciente que hunde más y más a la humanidad en la abyección y el dolor.

    Fragmentos de “Pequeño manual individualista” (1905)

  • Gulag Nation dice:

    Bla, bla,bla,bla,bla y no paran bla,bla, ellos no contpreguntas, cuando la hacen es todo lo contrario de la pregunta, entonces cais en sus manipulaciones y juegos mentales confusos, por que tu cres que viven con un miedo terrible, la chiquita esa del blog le tienen panico y todo lo que este fuera de sus controles.

  • Jorge F. dice:

    Bueno, no voy a hablar mal de los norteamericanos, los hay que me gustan mucho:

    [Bernie Dwyer]: Usted confrontó serios problemas para obtener el permiso de los Estados Unidos para venir a Cuba y participar en esta conferencia. ¿Prevé algún otro problema a su retorno a los EE.UU.?

    [Noam Chomsky]: En un país como Estados Unidos, las personas que gozan de algún grado de privilegio – que son muchas y yo me incluyo dentro de ese grupo – quedan, por los niveles de comparación, libres de represión gubernamental. Yo estuve en las listas de enemigos de Nixon, pero nunca pasó nada y yo nunca temí que algo me ocurriera. Yo estuve realmente a punto de cumplir una larga sentencia en la cárcel, pero fue por organizar la resistencia contra los impuestos y por apoyar otras formas de resistencia abiertamente y como era una figura muy pública en estas cuestiones no sufrí tal castigo.

    Pero lo que intimida a las personas no es la policía, sino la difamación. Cualquier desafío a la subordinación conformista a quienes están en el poder, es descrito con rabia, mentiras, y con una difamación interminable. Las mentiras, suficientemente repetidas se tornan en verdades y uno se convierte al final en un negador del holocausto y en otras cosas más.

    http://www.walterlippmann.com/Chomsky-rhc-sp-10-2003.html

  • Gulag Nation dice:

    Noam Chomsky? hehehehe, eso hombre perdio la moral entera, desde que se le descubrieron sus inverciones secretas manejadas por su capitalista hija en Bear Stearns, por favor. el critico del capitalismo viviendo de el al maximo.

  • Jorge F. dice:

    Otro norteamericano que a veces dice cosas interesantes y un blog cubano de Cuba que parecía crítico. (Ya me dirán si me equivoco.):

    […] Resulta que hubo una áspera polémica sobre Cuba (sin cubanos) en el sitio rebelión.org y el periódico mexicano La Jornada. Bien a la izquierda y solidarios los dos.

    Las hostilidades se rompieron el día 24 de agosto, en rebelión.org, cuando James Petras y Robin Eastman Abaya publicaron un extenso artículo titulado “La continuada revolución de Cuba” En él, luego de enumerar una larga lista de “logros de la revolución cubana” y a condenar el embargo norteamericano, se aventuraron a referirse a “contradicciones que podrían tornarse amenazantes al sistema si se menosprecian”.

    Explicaban: “Son procesos, prácticas, políticas y estructuras que gradualmente están erosionando la base del respaldo de las masas y que deben encararse con alguna urgencia mientras son todavía solucionables”.

    Para salir del marasmo económico y mejorar las condiciones de vida de los cubanos, recomendaban, entre otras cosas, además de importar alimentos de los países del ALBA, reconstruir la industria azucarera…

    http://puntocubano.wordpress.com/2007/10/02/las-perversiones-de-petras/

  • Jorge F. dice:

    Mire, un norteamericano que habla sobre cinco cubanos encarcelados en Usa:

    Howard Zinn y Salim Lamrani darán una conferencia en Boston sobre el caso de Los Cinco cubanos injustamente presos en Estados Unidos

    El reconocido historiador estadounidense Howard Zinn, autor del libro “La Otra Historia de los Estados Unidos” hablará sobre las raíces históricas de la política de Estados Unidos hacia Cuba…

    http://www.defensahumanidad.cult.cu/artic.php?item=2404

    No creo que alguno de esos cubanos sea el terrorista Posada Carriles…

  • Jorge F. dice:

    ¿Ah, pero no sabe usted quién es Posada Carriles? Vea, lea:

    Faustino Posada Carriles (Cienfuegos, Cuba; el 15 de febrero de 1928), conocido con los alias de Basilio, Comisario Basilio y Bambi, es un terrorista cubano, ex-agente de la CIA, nacionalizado venezolano.

    Ha sido acusado por los gobiernos de Cuba y Venezuela de terrorista, debido a que estos gobiernos lo acusan de ser el autor intelectual en el atentado terrorista al vuelo aéreo 455 de Cubana de Aviación, el 6 de octubre de 1976. También fue el organizador de una serie de atentados con bombas contra hoteles de La Habana en 1997, hecho que reconoció públicamente al año siguiente en una larga entrevista publicada por el diario estadounidense The New York Times en julio de 1998. Fue miembro del Ejército de los Estados Unidos y funcionario policial de carrera en Venezuela, país donde personas arrestadas por él lo acusan de haber ordenado torturas y de haber asesinado personalmente a varios detenidos por razones políticas.

    Fue miembro también de la llamada Operación 40, orquestada por la CIA, con el fin de realizar la frustrada invasión contrarrevolucionaria en Bahía de Cochinos, en 1961…

    http://es.wikipedia.org/wiki/Luis_Posada_Carriles

  • Jorge F. dice:

    Por cierto, señor Gulag, ¿sabía usted que Chomsky tiene rabo, cuernos y una pata de cabra?

  • Don Inocente,

    no se suba ahora a la parra porque si se subió a un burro muerto y disecado, la parra no está mucho más elevada, por no decir NADA.

    Empieza usted de forma sorprendente su anterior intervención diciendo que le he insultado y dice que le da igual y bla, bla, bla. He retrocedido hasta mi comentario #222, que es donde supuestamente está dicho insulto y sólo he hallado dos frases que podrían empujarle a pensar que le he insultado. Veámoslas y analicemos la gratuidad o no de su referencia y si es cierto que le he insultado:

    1.

    Ante el indudable hecho que acabo de afirmar, indudable salvo que la ONU no le resulte fiable, lo cual es posible y en tal caso debería decirlo abiertamente para entendernos mejor, sólo una mente contaminada y malévola valoraría del mismo modo el posicionamiento de los EEUU en un caso y en otro.

    Puede acudir a dicho comentario #222 y leer de nuevo todo el contexto del que he extraído esa frase. LA realidad es que EEUU tenía una posición con Batista gobernaba y otra posición antagónica tras la llegada de la revolución, con el gobierno de Fidel Castro.

    Atienda bien, que repito lo que dije con otras palabras: el que sostenga que la posición de los EEUU con Cuba era igual con Batista y con Castro es una persona malévola y contaminada.

    ¿Lo ha entendido bien? Pues eso. Si usted se siente reflejado con esa frase es su problema. USted no es capaz de demostrar (como yo sí soy capaz de hacerlo al contrario) que la posición estadounidense era igual con ambos regímenes. Puede decirlo, pero no puede demostrarlo. De hecho, me parece ridículo discutir algo tan evidente. Si usted considera que efectivamente, la posición americana respecto a Cuba no varió tras la llegada de Castro, usted es malévolo y está profundamente contaminado: malévolo porque falta a sabiendas a la verdad y contaminado porque ni siquiera es capaz de demostrar lo que sostiene.

    Todo es condicional: si usted piensa así, usted será así. Ya me guardé de lanzarle la caballería por encima y me limité a señalar la condición para ser malévolo y estar contaminado. Una vez usted considera que le he insultado, significa que usted asume que los EEUU mantuvieron la misma posición con Batista y con Castro. Si eso que ahora pienso es cierto, usted responde a los calificativos empleados. En resumen:

    Tras definir el pecado, el pecador parece haberse retratado. En su próxima respuesta, de haberla, usted mismo confirmará esto que digo (no porque lo desmienta o lo asuma, sino porque su actitud le delatará (como ya le viene delantando últimamente), y eso que muchos comentarios atrás, en este mismo hilo, usted tuvo una actitud digna de elogio. Ahora se está destapando su verdadera cara: usted lleva grabado el desprecio más absoluto a la revolución cubana y a Fidel Castro. No le entra en la cabeza algo que ridiculice sus prejuicios y intenta luchar contra algo que no puede controlar, y no lo puede controlar porque no demuestra nada de lo que dice y además, cae en las típicas monsergas anticastristas más irracionales, derivadas de la contaminación mediática de la que usted, sin duda, es víctima.

    Pero a lo mejor argumenta algo en la continuación de ese comentario #271 que inicia haciéndose el atacado (insultado) de la forma más triste. Veamos que es lo que dice:

    ¿Como es posible que el gobierno cubano despues de 45 años con el PODER ABSOLUTO sobre la poblacion cubana tenga miedo que una ciudadana salga del pais para recoger un premio?
    No me hable de Batista, ni de las estadisticas de la ONU, ni de EEUU, ni del entorno latinoamericano depauperado y falto de libertad… Hableme de como es posible que un pais que se denomina a si mismo de «Primer Mundo» (en contraposicion a todos los de su entorno), con indicadores de salud y educacion del primer mundo… tenga una tasa de emigracion comparable a la de un pais subsahariano?

    Expliquemelo: como es posible todo esto (y mas)? Y si usted lo considera normal, porque si es asi, entonces tendre serias dudas sobre su equilibrio mental.

    Sólo puedo decirle, en un esfuerzo supremo por ser moderado, que usted mismo responde a su pregunta en el enunciado de la misma (básicamente al pretender ignorar ciertas cosas que no pueden ser ignoradas). La pregunta está sobradamente respondida en muchas intervenciones y su actitud no le hace merecedor de un nuevo intento de respuesta a la misma, salvo el que encontrará en mi intervención final en este debate y que usted podrá leer próximamente si le da la gana.

    Sigamos, que no tiene desperdicio lo que sigue diciendo:

    El gobierno cubano no ha sabido dar el salto de mantener el pais en continua revolucion (con medidas solo justificables en una revolucion) a un pais estable, prospero y que mire por el bien de todos sus ciudadanos, y otra vez: teniendo todo el poder en sus manos.

    Su sesgo y contaminación son tan evidentes (me alegro que se haya quitado la máscara de la moderación que alguna vez se puso 200 comentarios más atrás) que además de remitirle a esa intervención final (o a muchos comentarios de este hilo que parece ignorar), sólo puedo que recodifique conceptos como “estable”, “próspero” o “que mire por el bien de sus ciudadanos”, que desvirtúa y confunde totalmente.

    Sigamos:

    A pesar de su posicionamiento, usted debe reconocer que un pais no puede estar perpetuamente en estado de Revolucion.

    Ayyy Don Inocente, ahora me siento como si me dirigiese a una criatura al que hay que explicarle algo complejo, aunque a mí y a los de mi edad les resulte fácil entenderlo. En este mundo podrido (cada vez más) por las desigualdes y las injusticias generadas y alimentadas por el Capitalismo, con un Imperio criminal que hace y deshace a su antojo desde hace muchas décadas, un imperio situado a pocas millas al norte de Cuba, jamás tuvo tanto sentido la Revolución cubana. Lá lucha de los olvidados es la lucha de Cuba. Usted es víctima del aparato de propaganda y contaminación occidental, y se piensa que el dogma del imperio (repetido y copiado por sus lacayos) es dogma de Fe. Usted no tene ni idea de lo que el mundo piensa y siente por Cuba, porque usted se piensa que el mundo empieza en Hollywood y termina en las columnas de los peródicos más leídos. No seré yo el que haga los deberes por usted, y mucho menos teniendo en cuenta que sus sesgo es tan grande, dándole más datos que terminará por ignorar y menospreciar, como demuestra en sus palabras (ha pasado olímpicamente del CEPAL, de la ONU y de otras importantísimas realidades), pero le daré una pista: busque al Movimiento de Países No Alineados (MNOAL) y averigüe la posición que matiene sobre Cuba. Puede que le tiente desprestigiarlos o señalarlos como países fuera de la órbita que usted defiende. Es su problema.

    En cuanto al final de su intervención anterior, poco más puedo añadir. La frase del Hermitage mantiene ese sesgo y ese eurcentrismo de fondo que le lleva a valorar a su manera lo que es mejor. ¿Qué es lo mejor? No le diré Cuba, pero si le diré que no es el capitalismo, como está más que demostrado, quizás no para usted, que a lo mejor vive de fábula, pero si para esa mayoría de la humanidad (MAYORÍA, Don Inocente) oprimida, explotada y humillada sistemáticamente por las potencias capitalistas, empezando por España. Si eso es ser mejores para algunos. Un servidor, la verdad, poco puede añadir a la inmensa vergüenza que siento por ser parte de ese miserable mundo del que tantos ilusos se enorgullecen.

    En fin, qué le voy a añadir. Incluso me dice que me fije en Yoani Sánchez (¿por que se pierde en cifras historicas, argumentos geopoliticos y no ve a la gente, a cada uno de ellos?). Más allá de la diatriba que usted merece por su poca seriedad, porque para ver a personas (personas que conozco, como usted, como ya dije en un comentario anterior) no necesitamos este debate, ni creo que este debate mereciera existir si no pudiéramos aportar datos, cifras y argumentos geopolíticos, como seguro que usted aportaría en un debate sobre un tema que conociese (¿eh?), más alla de esa diatriba, ¿lee algo a parte de las referencias a su persona? Le recomiendo una vez más que repase los 280 comentarios anteriores y busque algo sobre yoani Sánchez y, por ejemplo, regrese a la intervención número #264, en la que Don Velvetpac incluía un enlace imprescindible para el que pretenda seguir este debate con un mínimo de objetividad. ¿Se lee usted los enlaces que se han aportado por muchos participantes en este debate?

    Yo creo que no.

  • 2.

    usted, Don Inocente, ha vuelto sobre sendas ya caminadas, ignorando lo dicho hasta ahora, mofándose de la inteligencia, porque hay que tener la cara un poco dura para afirmar lo que acaba de decir tras más de 200 comentarios, con todo lo que ha caído.

    Éste era, Don Inocente, el segundo posible insulto que he encontrado en mi comentario #222.

    No me parece un insulto. Es más, tras leer su intervención #271, le repito la frase.

  • Gulag Nation dice:

    Un paisano de el otro judio Peter Schweizer, dice en su libro ‘Profiles in liberal hypocrisy’ >>>> “Radicals used to think of their ideas as weapons;Chomsky sees them as a licensing oppotunity”. Hace como 15 anos Mr Chomsky visito un bufete de abogados de zapatos blancos en Boston, Palmer and Dodge una firma que se dedica a “icome tax planning” y inverciones en la defensa y farmaceuticos, las mismas que el critica, es donde pone su dinero.

  • Galileo dice:

    Estimado don Jorge,

    muchas gracias por sus ultimas respuestas. Lamentablemente estas cosas si suceden en Cuba.

    Lo de separar a los adolescentes de sus familias, que no me parece lo mas grave de la lista, ocurre cuando estos tienen 14 o 15 anhos, que van al bachillerato. En Cuba eliminaron el regimen externo para este tipo de escuelas, excepto para los chicos que tienen alguna situacion medica especifica. La gran mayoria debe irse a una escuela interna donde tienen un pase a casa cada 15 dias (al menos en mi tiempo, no se si ahora son mas frecuentes). Es tipico, por ejemplo, mover a estos estudiantes internos a las grandes manifestaciones de apoyo al gobierno. Les montan en una guagua (autobus) y les fuerzan a participar, quieran o no. La voluntad no es algo que se respete mucho por mi tierra.

    Me gusto, por cierto, su intervencion #267, que no habia visto cuando escribi la mia que le sigue. Aunque no este de acuerdo con alguna de las cosas que plantea, aprecio la distancia que toma de la dictadura cubana y de su caudillo. Y, vale decir, la aprecio tambien por los puntos que no comparto, porque los resume con precision y respeto.

    Probablemente, el que menos comparta de todos es el punto de que prefiere vivir en Cuba que en los EEUU. Por supuesto que no tengo nada “contra” eso, cada cual es libre de sentar sus preferencias. Aqui no se trata de tener razon o no, si Ud. lo prefiere eso es indiscutible! Yo, honestamente, preferiria con mucho vivir en los EEUU que en la isla. El mismo Chomsky, en un articulo que Ud cita, describe con claridad lo que le pasa a una persona que disiente en los EEUU: “Es desagradable pero comparándolo con lo que otras personas enfrentan alrededor del mundo creo que no vale la pena hablar sobre el asunto.” Me temo que en Cuba es mucho peor que eso.

    Por otro lado, me han sorprendido algunas de las cosas que Ud. y otros cuentan sobre la represion a manifestantes anti-sistema en Espanha. Confieso que no conozco mucho la realidad espanhola. Pero mi posicion de principios sobre esto es que las opiniones diferentes deben respetarse a cualquier costo. Como dijo alguien, si intentamos dejar la mentira fuera, puede que la verdad tambien se quede fuera. No veo razon alguna para que se castigue a alguien por delito de opinion, excepto si se instiga o practica la violencia. Y aqui queria preguntarle su opinion, porque he comentado esto con algunos amigos espanholes y me responden que estos casos de enfrentamiento con la policia suceden sobre todo en manifestaciones violentas. Hasta que punto esto es cierto? (Ahora no estoy debatiendo con Ud., le estoy pidiendo su opinion).

    Estare de viaje unos dias y sin conexion regular, asi que me despido temporalmente de todos los contertulios. Que tengan bonitos dias! Saludos.

  • Galileo dice:

    Vaya, Don Inocente, ya ve Ud. lo que le pasa por sostener algunas criticas a Castro. Mas o menos lo que le sucedio a Petras por atreverse a disentir (ligeramente): vea el vinculo de don Jorge en la #277.

    La arrogancia y la intolerancia del camarada Don Lucien hacia las ideas ajenas, es solo comparable con la de esos a quienes el defiende.

    Saludos y hasta pronto.

  • Jorge F. dice:

    …suceden sobre todo en manifestaciones violentas…

    Claro, pero también sucede que hay manifestaciones donde nadie es violento y donde nadie es antisistema y también se reparten palos.

    Y también sucede que hay ocasiones en que reciben palos personas que no son ni manifestantes ni antisistema.

    Hay españoles que siempre creen en la inocencia de la policía. Ellos sabran porqué. Lo cierto es que quienes denuncian la abundancia de abusos policiales somos tildados de cómplices del terrorismo. Menos mal que Amnistia Internacional está entre esos “complices”.

    Cada día son más los casos de brutalidad policial y los casos en que policías de paisano son los “violentos antisistema”. Hay incluso grabaciones incontestables. Cuando esto sucede, esos españoles siguen justificando la brutalidad policial con argumentos como “la policia es necesaria” o “si críticas a la policía, luego no vayas a pedir ayuda”…

    Uno de los casos más sonados fue el de un hombre que entró en un cuartel de la Guardia Civil para denunciar a otra persona y salió de allí para el cementerio:

    “Juan Martínez Galdeano, el agricultor almeriense muerto en el cuartel de la Guardia Civil de Roquetas de Mar el pasado 24 de julio cuando, inmovilizado en el suelo por media docena de agentes, recibía un aluvión de golpes con porras eléctricas, tras ser rociado con un spray irritante, falleció “por una reacción adversa a la cocaína”. Tal es la insólita conclusión a la que ha llegado el Instituto de Medicina Legal de Almería en su informe de “ampliación de la autopsia”, solicitado por el Juzgado de Instrucción, que más parece un monumento a la falsedad y a la infamia que a la ciencia y a la verdad.

    En un lenguaje que a veces parece kafkiano y a veces sacado de la hemeroteca de los archivos de la antigua KGB, el informe culpa al muerto de su propia muerte “por haber tomado cocaína”, y exculpa al oficial y a los números de la Benemérita que lo golpearon inmisericordemente, a la vista del público y de unas cámaras de grabación, eximiéndoles de cualquier responsabilidad, aduciendo que las torturas que le infligieron fueron meros “factores generadores de estrés” que, como mucho, sólo “aceleraron la muerte”. El informe asegura que el fallecido se encontraba en un estado de “delirio agitado inducido por la cocaína”; pero quienes verdaderamente parecen sumergidos en un auténtico “delirio inducido” son los redactores del informe, que para exculpar a los guardias civiles de un crimen cometido “con luz y taquígrafos” se ven obligados realmente a “delirar”.”

    http://www.uce.es/DEVERDAD/ARCHIVO_2006/02_06/DV02_06_12roquetas.html

    http://cuentanos.blogcindario.com/2005/08/01222-fallece-un-agricultor-en-un-cuartel-de-la-guardia-civil-de-almeria-supuestamente-por-una-paliza.html

    Además esas noticias “desaparecen” de internet con extraña facilidad.

  • Jorge F. dice:

    Vea este ejemplo. No me diga que le sorprende. ¿No es lo habitual en los países “democráticos”?

    Brutalidad policial 1

    Vea este otro en el que un sayón impide que las cámaras de la televisión pública graben integramente la agresión:

    Brutaidad policial 2

  • Jorge F. dice:

    ¿Ahora también?

    http://www.videos.es/reproductor/agresionbrutaldelapolicianacionalaunajovendeiru241a-(naJbK4fAFgg

    La chica, que iba con su padre, solamente quería entrar en su casa.

  • Jorge F. dice:

    No sé que pasa.

    Entre en http://www.videos.es y busque brutalidad policial.

  • velvetpac dice:

    Tras ver los videos que Don Jorge enlaza; ¿alguien duda de la violencia que ejerce el sistema Capital – Estado?.
    Supongo que Don Galileo, como quien no quiere la cosa, volverá a intentar relacionar violencia policial con manifestaciones violentas. Ellos lo que no quieren es se cuestione su “sagrado sistema”, ese que tan buenos dividendos les produce. Para ello pagan a “sicarios” que, desprovistos de la más mínima humanidad, no dudan en ejercer la violencia contra el “pueblo”. Me cuesta creer que viviendo en Inglaterra no esté enterado de casos de violencia policial, quizás es que le resulta más cómodo despotricar contra Castro que enterarse de lo que realmente ocurre en el paraiso de la libertad. Una postura más coherente sería luchar con la misma rabia en un lugar u otro.Pero no, aquí todo está muy clarito, no hay contra lo que luchar.

  • Jorge F. dice:

    Este es el pan de cada día en los estados “democráticos”. Se acalla la disidencia pequeña o grande. A palos o con mordazas o con desinformación.

    ¿Vive usted, Galileo, tan preocupado por la física que no ve lo que pasa en la calle?

    Vídeos como estos los hay de decenas. Noticias como estas las hay a centenares. Hechos como los que referimos los hay milares.

    Todos conocemos algunos, incluso sufridos en nuestra propia piel.

    ¿No fue usted mismo, Velpetpac, quien dijo en otra ocasión haber sufrido la violencia de todas las policías que hay en Cataluña?

  • Jorge F. dice:

    ¿Un ejemplo de la superioridad de la “democracia” sobre los totalitarismos?

    Represión política
    Encarcelan en Berlín a un colaborador de la Red Voltaire
    Sigue la represión contra la Red Voltaire. Jurgen Cain Kulbel acaba de ser encarcelado en Berlín. Los subterfugios legales utilizados para condenarlo no logran disimular la intención política de esa decisión. Nuestro colaborador había demostrado que el jefe de la misión investigadora de la ONU sobre el asesinato de Rafik Hariri tenía vínculos financieros con los asesinos y que su principal asistente es un agente de la CIA implicado en varios secuestros cometidos en Europa…

    http://www.voltairenet.org/article157440.html

    ¿Qué me dice, Galileo?

  • velvetpac dice:

    Exacatamente Don Jorge. Todos participaban en la fiesta.

  • Jorge F. dice:

    La prensa y los medios de comunicación occidentales no se hartan de informarnos de la complicidad de los talibanes afganos en el tráfico de heroina (mensaje subliminal: ¡qué buenos son los soldados occidentales y qué necesaria es su presencia en Afganistan!)

    Pero aún así no pueden evitar que se sepa que Ahmed Wali Khan Karzai es el gran señor de la droga en Afganistan…

    ¿Karzai? ¿No les suena ese nombre?

    http://en.wikipedia.org/wiki/Ahmed_Wali_Karzai

    ¿Esa es la libertad de prensa que queremos para Cuba? ¿La libertad de manipular, tergiversar y engañar?

    ¡Empecemos la reforma por Occidente!

  • Gulag Nation dice:

    Aqui les dejo un sitio a los companeros que puede alludarles a encontrar sus destinos.Cuando hago comparaciones con sus referencias la respuesta es la misma, me sale este sitio real. Puede que los allude a todos para el futuro de Cuba.

    http://www.ufoevidence.org

  • Don Jorge F.,

    me permito salir por unos segundos del tema cubano para recordar unos datos extraídos del excelente libro de Marc W. Herold sobre Afganistán:

    Año/Hectáreas de Opio:

    1990/41.000
    1991/51.000
    1992/49.000
    1993/59.000
    1994/71.000
    1995/55.000
    1996/58.000
    1997/59.000
    1998/65.000
    1999/90.000
    2000/82.000
    2001/8.000
    2002/74.000
    2003/80.000
    2004/131.000
    2005/105.263
    2006/130.000
    2007/164.711

    Fuente: UNODC (ONU)

    ¡Gracias EEUU, Gracias Occidente!

    Como dice Marc W. Herold, todo lo escrito por occidente sobre la economía del opio en Afganistán y todas las proclamas de cultivos alternativos fracasan al no entender que el cultivo del opio se halla como ningún otro en el centro de un complejo tejido rural de relaciones sociales

    De Karzai hablamos otro día, que es para que nos pinchen y no salga sangre.

  • Jorge F. dice:

    Lo que viene a continuación está fragmentado y descontextualizada, pero bien puede dar pie a algunas nuevas reflexiones (aunque sea un texto ya algo antiguo)

    Creo que lo entenderán bien, especialmente Don Gulag Nation, que es un hombre de sólida formación intelectual.

    – – –

    Foucault situó las sociedades disciplinarias en los siglos XVIII y XIX; estas sociedades alcanzan su apogeo a principios del XX, y proceden a la organización de los grandes espacios de encierro. El individuo no deja de pasar de un espacio cerrado a otro, cada uno con sus leyes: primero la familia, después la escuela (“acá ya no estás en tu casa”), después el cuartel (“acá ya no estás en la escuela”), después la fábrica, de tanto en tanto el hospital, y eventualmente la prisión, que es el lugar de encierro por excelencia.

    (…)

    Estamos en una crisis generalizada de todos los lugares de encierro: prisión, hospital, fábrica, escuela, familia. La familia es un “interior” en crisis como todos los interiores, escolares, profesionales, etc. Los ministros competentes no han dejado de anunciar reformas supuestamente necesarias. Reformar la escuela, reformar la industria, el hospital, el ejército, la prisión: pero todos saben que estas instituciones están terminadas, a más o menos corto plazo. Sólo se trata de administrar su agonía y de ocupar a la gente hasta la instalación de las nuevas fuerzas que están golpeando la puerta. Son las sociedades de control las que están reemplazando a las sociedades disciplinarias.

    (…)

    Las sociedades disciplinarias tienen dos polos: la firma, que indica el individuo, y el número de matrícula, que indica su posición en una masa. Porque las disciplinas nunca vieron incompatibilidad entre ambos, y porque el poder es al mismo tiempo masificador e individualizador, es decir que constituye en cuerpo a aquellos sobre los que se ejerce, y moldea la individualidad de cada miembro del cuerpo (Foucault veía el origen de esa doble preocupación en el poder pastoral del sacerdote -el rebaño y cada uno de los animales- pero el poder civil se haría, a su vez, “pastor” laico, con otros medios). En las sociedades de control, por el contrario, lo esencial no es ya una firma ni un número, sino una cifra: la cifra es una contraseña, mientras que las sociedades disciplinarias son reglamentadas por consignas (tanto desde el punto de vista de la integración como desde el de la resistencia). El lenguaje numérico del control está hecho de cifras, que marcan el acceso a la información, o el rechazo.

    (…)

    Una mutación ya bien conocida, que puede resumirse así: el capitalismo del siglo XIX es de concentración, para la producción, y de propiedad. Erige pues la fábrica en lugar de encierro, siendo el capitalista el dueño de los medios de producción, pero también eventualmente propietario de otros lugares concebidos por analogía (la casa familiar del obrero, la escuela). En cuanto al mercado, es conquistado ya por especialización, ya por colonización, ya por baja de los costos de producción. Pero, en la situación actual, el capitalismo ya no se basa en la producción, que relega frecuentemente a la periferia del tercer mundo, incluso bajo las formas complejas del textil, la metalurgia o el petróleo. Es un capitalismo de superproducción. Ya no compra materias primas y vende productos terminados: compra productos terminados o monta piezas. Lo que quiere vender son servicios, y lo que quiere comprar son acciones. Ya no es un capitalismo para la producción, sino para el producto, es decir para la venta y para el mercado. Así, es esencialmente dispersivo, y la fábrica ha cedido su lugar a la empresa.

    (…)

    No es necesaria la ciencia ficción para concebir un mecanismo de control que señale a cada instante la posición de un elemento en un lugar abierto, animal en una reserva, hombre en una empresa (collar electrónico). Félix Guattari imaginaba una ciudad en la que cada uno podía salir de su departamento, su calle, su barrio, gracias a su tarjeta electrónica (dividual) que abría tal o cual barrera; pero también la tarjeta podía no ser aceptada tal día, o entre determinadas horas: lo que importa no es la barrera, sino el ordenador que señala la posición de cada uno, lícita o ilícita, y opera una modulación universal.

    Gilles Deleuze: “Posdata sobre las sociedades de control”

  • Tremendo artículo de René Vázquez Díaz en Le Monde Diplomatique. Discrepo en algún punto, pero dice verdades como puños:

    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=69340

  • Y para el que sienta pereza, baste leer, por ejemplo, este fragmento del artículo que acabo de enlazar:

    Decir que ”Cuba es una dictadura” para justificar las sanciones estadounidenses y europeas resulta ridículo en el mundo de hoy. Europa y EE UU dependen de China y venden armas a regímenes brutales donde no se respetan los derechos humanos, como Pakistán, Egipto y Arabia Saudita (donde las mujeres ni siquiera pueden tener licencia de conducir). Los cubanos ven claro la hipocresía (la injusticia) y actúan en consecuencia. Lo que el mundo opulento parece no aceptar es un gobierno socialista en una pequeña isla caribeña, que pone en tela de juicio el sistema imperante en el mundo del capital. EEUU y Europa tienen en su conciencia la costra de los vuelos secretos con prisioneros secuestrados camino de la tortura, y del mismo Guantánamo, enclavado en la misma isla que pretenden liberar.

  • En The guardian lo explican recientemente: los bancos británicos más importantes secundan la estrategia criminal del imperio… obviamente, The guardian no utiliza estos adjetivos. Pulsen en mi nombre.

  • A primeros de Mayo Don Ricardo abrió un nuevo frente de debate sobre Cuba, el frente que más debate ha causado en su bitácora (baste ojear el elevado número de comentarios suscitados por el mismo). Dicho frente trataba sobre la bloguera Yoani Sánchez, a la que las autoridades cubanas no habían permitido viajar a España a recoger un premio otorgado a su blog “Generación Y” por el grupo Prisa, el Premio Ortega y Gasset de Periodismo Digital.

    Como es o parece inevitable en estos casos el debate sobre Yoani Sánchez no tardó en derivar hacia un terreno más general en el que la bloguera cedió su protagonismo a Cuba, a la Revolución y a sus líderes. Con estas palabras, pretendo analizar el debate y demostrar la nulidad argumentiva de los anticastristas que por él se han pasado. Quiero que no haya ningún resquicio de duda sobre este punto y por eso me dispongo a emplearme a fondo en el análisis.

    Tras unos ácidos comentarios de Mitxel (#1) y Pierre Miró (#3), Surco realizó el primer análisis (#6) serio, exponiendo una idea que ha sido central en el debate: crítica a la decisión que impide la salida de la bloguera de Cuba mientras se busca paralelamente un equilibrio que no nos lleve a satanizar en Cuba aquello que obviamos en otros países. En el comentario siguiente (#7) Luis iba un poco más lejos y se mostraba comprensivo ante la decisión de las autoridades cubanas arguyendo que muchas leyes que cohiben e incluso reprimen no tendrían sentido si los ciudadanos las vaciásemos de sentido a golpe de civilización.

    Uno de los comentarios más interesantes, que incide en la comprensión a la decisión de las autoridades cubanas (aunque no lo manifestase directamente), y que pocos tuvieron en cuenta, fue el #8, escrito por Nadie improtante. Tomando como referencia un texto de Argenpress, el comentario dejaba entreveer las responsabilidades en actos de terrorismo del director de la página donde la joven cubana publica su blog, un tal Aldo Rosado Tuero. Al leerlo recordé aquel infame editorial de El País en el que criticaban duramente a la figura del Che Guevara con motivo del octogésimo aniversario de su nacimiento, repudiando la lucha armada como algo fuera de nuestro tiempo. En un editorial censuran al Che y en unos premios se acuerdan de una bloguera cuyo portal lo dirije un terrorista o, como mínimo, defensor de la lucha armada. Esta intervención mereció un “respuesta absurda” por parte de Don Ricardo, que últimamente se ha especializado en denostar o criticar ciertas ideas o argumentos sin más contraargumento que su palabra. No es que debamos atacar a Yoani Sánchez por las supuestas faltas de su “editor” sino señalar la hipócrita vara de medir de Prisa, teniendo en cuenta la desconocida fiabilidad del teletipo de Argenpress.

    Precisamente Don Rober MdP le leía la cartilla a Nadie importante, señalando que acusar sin pruebas es algo muy fácil en este país. Mi pregunta, a bote pronto, sería: ¿qué teletipos son de fiar? ¿Cuándo valen las pruebas? Vuelvo al comentario de Surco anterior, que indirectamente señalaba esta hipocresía que a muchos les lleva a ser selectivos con las fuentes sin mayor razón que su grado de coincidencia con las mismas. No se trata de darle más importancia de la merecida a Aldo Rosado, sino de situar el grado de credibilidad de los medios de comunicación y las diferentes agencias de información y, lo que es más dramático, evaluar el moldeable rasero utilizado según se tercie por muchos comentaristas. Esta idea, que no descalifica a Yoani Sánchez es de vital importancia para entender muchas desviaciones del resto del debate.

    Tras una serie de comentarios que inciden en cosas ya tratadas y, como algunos míos, pretendían mostrar la hipocresía que subyace detrás de tantas alusiones a Cuba, y un breve toma y daca entre Luis y Rober MdP en el que aparece por vez primera esa idea fundamental que tantos defendemos sobre la responsabilidad de los factores externos en la situación de Cuba, y una intervención de John Cornford en la que apunta al evidente carácter político del premio concedido a la bloguera, aparece por vez primera Don Galileo al que, a pesar de lo que vendría más adelante, debe agradecérsele que alimentase el debate.

    Tras una referencia a Surco, planteando una idea que ahora no voy a comentar porque en comentarios posteriores la defendería ampliamente, el primer órdago de Don Galileo fue para rebatir a Luis la influencia de los factores externos en la situación de Cuba. Su principal argumento en este punto es el del fracaso histórico de los países en los que el Estado era dueño de todo o casi todo el sistema productivo. En dicha intervención (#25) Don Galileo dejaba claro que era de origen cubano y aún dejaba más claro que el principal objetivo o motivación del trabajo era y es el salario, que en Cuba lastraba la motivación y generando apatía. El comentario #25 es muy interesante, porque además de informarnos sobre el origen de Don Galileo (al ser cubano es parte interesada en el debate) nos daba pistas sobre su mentalidad capitalista, lo cual no digo ahora que sea bueno o malo: tan sólo digo que Don Galileo mostró desde el principio su mentalidad capitalista, y no es un factor secundario, como veremos más adelante.

    Vamos con el comentario #28 de Don Galileo, que merece especial atención porque precisamente allí se empiezan a manifestar las miserias argumentivas de este personaje. Por primera vez se dirigía a un servidor, que en un comentario anterior había enlazado un artículo de Salim Lamrani, especialista francés en las relaciones Cuba-EEUU. La primera frase de Don Galileo en aquel comentario dejaba clara su estrategia, que copio por entero. Ésta es su respuesta al artículo que menosprecia de Salim Lamrani:

    me parece increible. Pero no por lo bien elaborado, que lo esta, sino por la manera en que mezcla informacion y mentira. Sostener que el nivel de represion a opiniones contrarias al gobierno en Cuba es comparable a lo que sucede en las democracias occidentales es tan descabellado que me parece que no necesita respuesta. Decir, por ejemplo, que las damas de Blanco, que en Cuba reclaman pacificamente la liberacion de sus familiares presos politicos, estarian en prision si estuvieran en Espanha, es una mentira colosal.

    Y nada más. Seguidamente se centraba en el caso de Raúl Rivero, que comentaré a continuación. Fijémonos en primer lugar en la facilidad con la que Don Galileo se deshace del artículo de Salim Lamrani, un artículo en el que el experto francés dice cosas como ésta:

    Para convencerse de tal realidad, vigente desde 1959, basta con consultar, además de los archivos estadounidenses parcialmente desclasificados, la sección 1705 de la ley Torricelli de 1992, la sección 109 de la ley Helms-Burton de 1996 y los dos informes de la Comisión de Asistencia a una Cuba Libre de mayo de 2004 y julio de 2006. Todos estos documentos revelan que el presidente de Estados Unidos financia la oposición interna en Cuba con el objetivo de derrocar al gobierno de La Habana. Se trata aquí del principal pilar de la política exterior de Washington con respecto a Cuba

    Este argumentario de Salim Lamrani, que nos conduce directamente a leyes estadounidenses que dejan bien claro el espíritu anticastrista (anticubano, más bien) de las mismas, no puede ser discutido con un simple y seco mezcla información y mentira. Con todos mis respetos, es sumamente patético responder así a un especialista que menciona unas leyes muy concretas y especifica determinadas secciones de las mismas en las que se sostiene lo que afirma, además de hablar de informes a los que pone fecha y sitúa en el tiempo. Si Salim Lamrani mezcla información y mentira (algo que no pretendo discutir aquí) lo mínimo que se espera del que afirma tal cosa es que señale las mentiras y delimite dicha mezcla, que concrete sus acusaciones, como mínimo al mismo nivel que ha empleado el que tales acusaciones recibe. Es algo tan lógico que avergüenza decirlo, pero lo digo para que quede claro.

    La nula seriedad argumetativa de Don Galileo le lleva a ignorar el aparato argumentativo de Lamrani y tan sólo es capaz de recurrir al discurso prefabricado que todos los buenos anticastristas se saben de memoria:

    Miren el acta de dentencion contra Raul Rivero (Raúl Ramón Rivero Castañeda), el poeta cubano cuyo unico delito probado fue que escribia articulos en periodicos de todo el mundo criticando al gobierno de la Isla.

    Servidor se leyó la sentencia adjuntada a continuación (número 4/2003), en ningún caso el “acta de detención” como sostenía equivocadamente Don Galileo, y eso que detesto que la gente desvíe la atención. Pero me la leí y curiosamente encontré las razones por las que Raúl Rivero fue condenado a 20 años de prisión. Me permito copiar un fragmento de dicha sentencia:

    Que se ha podido demostrar además que tanto el acusado GONZALEZ ALFONSO como RIVERO CASTAÑEDA, recibieron sumas de dinero provenientes del gobierno norteamericano por distintas en Cuba y que la Cuba Press, la Sociedad de Periodistas Independientes “Manuel Márquez Sterling y la Revista “De Cuba”, operaban de forma ilegal en el país, en los cuales ellos colaboraban con sus escritos insidiosos y subversivos.

    Y por si alguien no se ha leído la legislación cubana, que ya he enlazado con anterioridad, recomiendo la lectura en primer lugar del artículo 103.2:

    El que difunda noticias falsas o predicciones maliciosas tendentes a causar alarma o descontento en la población, o desorden público, incurre en sanción de privación de libertad de uno a cuatro años.

    Y a continuación del artículo 91 del mismo código penal cubano dice:

    El que, en interés de un Estado extranjero, ejecute un hecho con el objeto de que sufra detrimento la independencia del Estado cubano o la integridad de su territorio, incurre en sanción de privación de libertad de diez a veinte años o muerte.

    El que quiera puede buscar la Ley nº62 (Don Inocente hizo un esfuerzo vano en el comentario #32, vano porque no lo supo metabolizar), en la que se detallan todos los casos que aquí nos interesan. Supogo que los agoreros y cantamañanas habituales recordarían en este punto que una cosa es pretender destruir la integridad de un territorio y otra muy distinta publicar información crítica con el país en cuestión. Y yo respondería a eso que hay que ser muy zoquete para no ser capaz de atar cabos y darse cuenta de lo que pasa en Cuba. Es cierto que la legislación cubana es dura (no más que la de otros países) pero el historial de agresiones a la isla caribeña durante los últimos 50 años explica por si solo la existencia de un código penal como el cubano y unas sanciones como las ejecutadas sobre personas como el señor Rivero Castañeda.

    Pero como yo soy tozudo, incluyo un pequeño listado de los actos terroristas más frecuentes perpetrados en Cuba por los EEUU:

    – Roturas en fábricas
    – Averías en maquinarias
    – Incendios en pueblos
    – Incendio de cañaverales
    – Destrucción del tendido eléctrico
    – Incendio de escuelas primarias
    – Sabotajes a plantas eléctricas
    – Asaltos con armas de fuego a pescadores y campesinos
    – Colocación de bombas en centros sociales
    – Asesinato de civiles y milicianos
    – Introducción de vidrio molido y clavos al pan destinado a la población
    – Tráfico de armas y explosivos
    – Asesinato de civiles y milicianos
    – Sabotaje a tiendas para la venta de productos industriales
    – Arrojo de sustancias químicas tóxicas en arroyos
    – Infiltraciones ilegales en el territorio nacional
    – Colocación de bombas en centros sociales
    – Incendio de transportes urbanos
    – Incendios en centros de salud pública
    – Secuestro de aviones de vuelos comerciales
    – Secuestro de aviones de fumigación agrícola
    – Descarrilamiento de trenes
    – Asaltos armados a pueblos
    – Preparativos para atentar contra la vida del Presidente Fidel Castro (en innumerables ocasiones)
    – Recopilación de armas para bandas
    – Sabotaje con explosivos en centrales azucareros
    – Colocación de bombas en hoteles

    Como dice la conclusión de un trabajo sobre el asunto que he hallado en la red:

    A través de esta investigación, se han reflejado un gran número de las agresiones de Estados Unidos contra Cuba. Muchos de estos hechos criminales han sido juzgados por la justicia, otros lamentablemente no .De un total de 2004 hechos conocidos, han sido procesados y juzgados un total de 5116 personas, participantes y organizadores de los mismos

    http://www.monografias.com/trabajos31/agresiones-a-cuba/agresiones-a-cuba.shtml

    (continúo en otro comentario)

  • (viene de mi comentario anterior)

    Hay más y es facil documentarse en la red de estos ataques. Desde la llegada de la Revolución liderada por Fidel Castro se han producido miles, MILES de actos terroristas contra Cuba gestados, organizados y, muchos de ellos, ejecutados por los EEUU. Cada año se repiten y aunque el nivel de ataques de hoy no es equiparable al de hace unos años, la presión y los ataques continúan, empezando por el bloqueo. Que cada cual piense lo que quiera, pero hay que ser muy cínico para criticar el código penal cubano a tenor de la realidad terrorista norteamericana contra la isla.

    Creo que ha quedado demostrada la miseria argumentativa de Don Galileo en el comentario #28. Mucho cuidado: no se trata de defender a Cuba tanto como de mostrar la inoperancia argumentiva y las miserables tácticas evasivas del susodicho comentarista en este debate. Su incapacidad ha sido manifiesta y tan sólo he comenzado a mostrarla.

    El siguiente comentario de Don Galileo es el #35. En este comentario, en el que se dirigía a John Cornford, destacaban dos puntos sumamente criticables, dignos de análisis. Veamos el primero leyendo sus propias palabras:

    Pero discrepo seriamente con Ud cuando dice que criticar al gobierno cubano es ser una marioneta de los grandes medios y las clases dominantes. ¿Acaso Ud., que critica a EEUU, es una marioneta de Osama bin Laden?

    Nótese que no se critica la lógica de la primera parte de la frase, sino la demagogia que de repente salta a la vista en la referencia a Bin Laden y a los EEUU. Como servidor le respondió más adelante, la demoagogia reside en la equiparación de la realidad cubana a la realidad estadounidense y el diferente trato que ambos países reciben en los medios de comunicación. Pero no nos adelantemos. Veamos ahora el segundo punto criticable que Don Galileo escribió en su comentario #35:

    Y por ultimo, en Cuba se pasa un hambre feroz.

    Punto que fue desmontado en comentarios posteriores por un servidor. Si en un país de latinoamérica no se pasa hambre, es precisamente Cuba. Hasta la ONU lo dice. Pero lo dicho: no nos adelantemos.

    A continuación, Don Galileo entabla un diálogo de sordos con Don Rober MdP, en el que este último no consigue más que enfrentarse a un frontón.

    Finalmente un servidor decidió entrar en serio en el debate. Muchos habían intervenido hasta entonces, pero la cara dura argumentativa de Don Galileo chirriaba de manera más que evidente. En el comentario #45 empecé a realizar el primer análisis de las contradicciones de Don Galileo. A partir de este punto, me voy a centrar en nuestras intervenciones, dejando un poco de lado las interesantes intervenciones de otros comentaristas. Tan sólo pretendo dejar en evidencia (todavía más) la singular deriva irracional del anticastrista Don Galileo, un personaje en que han saltado a la vista todas las contradicciones y miserias argumentivas de los que hablan desde el corazón y carecen de más argumentos que sus bemoles.

    En el comentario #45 afirmé que Don Galileo había proferido una afirmación hipócrita y otra que era netamente tramposa. Dicho de otro modo, dije que Don Galileo había emitido un juicio hipócrita y había hecho trampa. Dediqué casi todo el comentario a justificar esto y creo que lo dejé bastante claro. ¿Cuál fue la reacción del aludido? La esperada: se hizo la víctima y se sintió insultado. Obviamente fue incapaz de enfrentarse a mis argumentos y amparándose en mi presunto insulto se ceró en banda. Supongo que le di la excusa que necesitaba, atrapado en su absoluta carencia de argumentos. Literalmente dijo en su comentario #46:

    Caramba, regreso a esta página y me encuentro que por acá me han dicho que no tengo orgullo, y que soy (o quizás no) un hipócrita o un tramposo, y que hago trucos inmorales cuando argumento.

    El resto del comentario, no muy largo, era todo un ejemplo de manual sobre cómo hacerse la víctima o el ofendido. No tiene desperdicio. Hubiera sido muy fácil llamar hipócrita y tramposo a Don Galileo pero me limité a ser preciso hasta la exageración en mis diatribas y señalé sus dos frases, una hipócrita y otra tramposa. No dije nada más, no generalicé en la figura del ofendido comentarista. Señalé dos pecados y él generalizó desde lo particular hasta lo general. El tramposo hace trampas, sin duda, pero el que hace una trampa no necesariamente es un tramposo, porque en tal caso estariamos llamando tramposa a casi toda la humanidad. Como ya expliqué, aunque con otras palabras, el merecedor de un adjetivo es aquel que incurre en la sistematización de la característica que dicho adjetivo representa. Parece una tontería que me detenga tanto en esto, pero lo considero muy importante, porque es un claro ejemplo de la actitud de este comentarista en el debate, una actitud de cerrazón al argumentario ajeno y de enorme sensibilidad ante los ataques recibidos, por muy razonados que estuviesen. En este punto del debate, hace casi 250 comentarios, ya vi muy claro que este comentarista no venía a debatir o a contrastar datos y argumentos: venía a proclamar su fe anticastrista, su credo intolerante e intoxicado.

    En este sentido, el comentario #47 de Don Galileo no aporta nada al debate, pero contiene un nuevo ejemplo de su lamentable actitud. En un comentario anterior (#43) John Cornford dijo, entre otras cosas, que Imagino q conozca la historia de su país y Cuba hasta la revolucion era la casa de putas de EE.UU, y añadió por si acaso que Esto no es una expresión mal hecha o una forma de hablar. Don Galileo utilizó esa frase para encabezar su comentario #47:

    Y estimado John Cornford, sí, Cuba era una casa de putas de EEUU. Qué lamentable!

    Y seguía agarrado a ese caballo ganador (ganador para él, que se ha servido regularmente de cualquier frase llamativa para desviar la atención):

    Como lo es que ahora es una casa de putas para europeos y canadienses

    El resto del comentario era una nueva muestra de lugares comunes del anticastrismo. A Don Galileo hay que creerle porque lo dice él. A continuación, este comentarista entra en una espiral de comentarios en los que aparentemente moderaba su posicionamiento, jaleado por algunos comentaristas que sin darse cuenta preparaban el terreno para el importante comentario #59. Los comentarios situados entre el #48 y el #58 son uno de los trozos de este debate más divertidos. Se cuece en dichos comentarios (salvo alguna intervención de Don Jorge F.) una curiosa situación. Por un lado un comentarista que no ha hecho mñas que soltar soflamas anticastristas carentes de datos y argumentación. No hay en las intervenciones precedentes de Don Galileo ni una sombra de seriedad argumentiva. No se trata de solicitar a los participantes en estos debates que hagan poco menos que un trabajo académico en cada intervención, pero no estaría de más algo de rigurosidad en las exposiciones, intentando evitar los lugares comunes y tratando de al menos calzar según que afirmaciones con alguna referencia, nota o enlace que dé enjundia a las mismas. No se trata de abusar de estas herramientas, pero algunos estamos por encima de las peroratas tradicionales de los anticastristas y nos parecen ridículas si no se argumentan. El caso es que en ese trozo del debate, Don Galileo se sintió arropado por un coro que aplaudía sus intervenciones, y entre unos y otros, en medio del toma y daca, del mamoneo implícito en dichos comentarios, Don Galileo terminó por decir algo que no se esperaba de él, seguramente reblandecido por la sobada recibida. En concreto dijo dos cosas dignas de ser señaladas. Leamos sus propias palabras en el comentario #59, palabra de Don Galileo:

    Pero de todos modos, y a pesar del deterioro reciente, hay avances en educación desde 1959 que son innegables

    Y en segundo lugar:

    no se puede negar que es positivo contar con un sistema de salud pública con la extensión del cubano

    Sobra decir que dichas afirmaciones iban acompañadas de muchos peros y condicionantes (¡hasta llegaba a ensalzar los indicadores en la época de Batista!), pero finalmente se lanzaba a reconocer algo bueno de la Cuba revolucionaria, nada más y nada menos que la sanidad y la educación, dos cositas insignificantes o menores, a tenor de la poca pasión demostrada por Don Galileo al mencionarlas.

    Los siguientes comentarios no aportaron gran cosa al debate. Tan sólo cierto intercambio entre Don Inocente y un servidor, además de puntuales intervenciones de todos signo de otros cometnaristas, buena parte de ellas infumables o bufonescas.

    En el comentario #98 regresó Don Galileo. Básicamente se limitaba a decirme que yo no veía en Cuba a un país real y que abriese mi espectro informativo más allá de Rebelión. Recuerdo que en ningún momento Don Galileo fue capaz de señalar con el dedo nada de lo enlazado por mí de Rebelión. Recuerden como despachó el artículo de Salim Lamrani. Su nula capacidad para contraargumentar a Lamrani o a lo que otros articulistas de Rebelión dicen no le lleva a moderar su posicionamiento sino que se atreve a recomendar otros medios. Que a uno le digan eso, después de pasarse el último año estudiando la manipulación sistemática sobre Venezuela de todos los medios masivos (sobre todo El País y La Vanguardia) es para reírse en la cara de más de uno, pero así funcionan los que no argumentan, a base de necedades y vaguedades de todo signo. Tras todo lo que he expuesto hasta este punto, la conclusión de ese comentario #98 por parte del comentarista en cuestión, tras recomendarme que no lea tanto Rebelión, es un verdadero poema:

    Quizas asi pueda aportar elementos de mas sustancia al debate, que no sean descalificar como hipocrita a cualquier critico de Castro, o desviar la atención hacia el Imperio

    Pero sigamos y, antes de continuar con los despropósitos de Don Galileo, me gustaría hacer autocrítica. En el comentario #102 Don Ignacio afirmaba lo siguiente:

    El hecho de que el gobierno cubano encarcele periodistas lo demoniza, sin más.

    Yo me mostraba de acuerdo con esta frase (que ahora no he copiado entera) en el comentario #104 pero discrepo de mí mismo. No es cierto que eso demonice a nadie, porque si dichos periodistas han sido condenados por delitos que aparecen en el código penal, merecen ser condenados. Los periodistas, como todo dios, deben cumplir con la ley y hoy en día hay algunos periodistas presos en Cuba por haber violado la ley. Incluso aceptando (que no acepto, aviso) que la justicia cubana ha abusado de sus poderes para encarcelar a esos periodistas, debo recordar que con menos motivos tenemos a un puñado de periodistas vascos en prisión en España.

    En este sentido, retomando la senda del espíritu crítico equilibrado, que debería valorar con la misma vara de medir lo que pasa en Cuba y lo que pasa en España, es muy interesante el siguiente comentario de Don Galileo, el #105, que carece una vez más de dicho espíritu:

    No podemos entrar a una discusión sobre Cuba a hablar de la falta de democracia en España o en Myammar.

    Esta frase recien copiada deja bien claro que Don Galileo no ha tenido en ningún momento la intención de plantar cara a ciertos argumentos que se le han puesto sobre la mesa. Me temo que, por activa y por pasiva, se ha señalado la hipocresía de señalar a Cuba e inhibirse ante muchos otros países y realidades que objetivamente merecen ser criticadas con mayor fuerza pero que, incomprensiblemente (o no tanto) apenas reciben su merecido verbal y pasan de puntillas por nuestros medios y nuestros debates. Y seguía el ínclito comentarista:

    Si Ud. es crítico del sistema español, pues derecho tiene. Yo no tengo ningún problema con eso. Pero Ud. sí parece tener un problema con que algunos critiquemos al régimen de Castro.

    Una vez sacaba de contexto la realidad, pues no se le reprochaba su espíritu crítico para con Cuba salvo para recordarle que no argumentaba nada de lo que decía, sino que se le recordaba sistemáticamente que muchos países no merecen críticas y Cuba se las lleva todas (con el permiso de Venezuela), lo cual es inadmisible. Es más, Don Galileo se atrevía a decir esto:

    Creo que respaldé con varios argumentos mi crítica al régimen castrista, no voy a repetirlos aquí. Ne he leído aquí que Ud. haya respondido a uno solo.

    Esta frase, este comentario, tras el repaso hecho, queda como una boutade, una lamentable huida hacia delante absolutamente carente de efectividad. Para Don Galileo argumentar es dejar su opinión, que no pretendo menospreciar, pero claro, si artículos como el de Salim Lamrani citan y copian textos legales y aluden y enlazan a archivos o páginas diversas que apoyan sus palabras, es de cajón que a Don Galileo se le exija algo más que mera opinión personal. Incluso admitiendo que dicha opinión merece aparecer y ser tenida en cuenta, lo que no paso por alto es que este comentarista nos ha querido vender como dogma de fe lo que el dice sobre Cuba, pretendiendo hacer pasar sus opiniones como verdades incontrovertibles. Sin sustento no hay credibilidad en un debate. La credibilidad sin sustento se la ganan los que poseen cierta trayectoria de amplio sustento y Don Galileo no tenía trayectoria alguna para nadie de esta bitácora hasta su aparición en este debate. Nadie de los que hemos debatido con este comentarista (que yo sepa) sabía nada de él antes, y eso significa que si dice o afirma algo contrario a lo que otros argumentos han sostenido con diversos apoyos, enlaces o citas, más vale que se ponga al nivel de esos apoyos, enlaces o citas porque, en caso contrario pasa lo que pasa: su credibilidad no llega a aparecer. Pero seguía en aquel comentario #105:

    pienso que Ud. muestra una fuerte tendencia a descalificar en lugar de debatir

    Así que, si señalo una trampa, evidencio una frase hipócrita y critico su carencia de argumentos poniendo de relieve su hipocresía, muestro una fuerte tendencia a descalificar. Precisamente el que un par de frases más adelante me dice que:

    Ud. es un «hipócrita que defiende a la dictadura cubana desde la comodidad de la democracia europea»

    Y esta frase, le retrata doblemente:

    1. En primer lugar me descalifica cuando acababa de criticar mi fuerte tendencia a descalificar.

    2. Y en segundo lugar, más grave aún, asume el binomio Cuba-Dictadura versus Europa-Democracia, de tal modo que demuestra que es una persona que necesita doble ración de crítica al capitalismo y al régimen que padecemos en Europa. Esta segunda idea que le retrata me lleva a considerar como imprescindible que en un debate como éste se tenga en cuenta la realidad de los países capitalistas.

    (continúo en otro comentario)

  • (viene de mi comentario anterior)

    Criticar o debatir sobre Cuba sin poner el ojo en las contradicciones del capitalismo nos llevaría a un debate cojo, un debate carente de fiabilidad intelectual. Y esto es imprescindible porque muchas críticas a Cuba surgen de la asunción del carácter irrevocablemente democrático de las sociedades capitalistas. Si dichas sociedades fueran eminentemente democráticas, muchas críticas a Cuba podrían entenderse o, al menos, respetarse y hacerlas entrar en el terreno del debate y la discusión en profundidad, pero aquel que suelta lastre contra Cuba mientras se vanagloria de las “democracias” capitalistas no tiene derecho a exigir un debate sobre la realidad cubana que no tenga en cuenta los factores externos. De hecho, es más: no es posible un debate serio sobre Cuba sin tener en cuenta los factores externos. Anoten esta idea.

    Así pues, no es de extrañar que Don Galileo termine el comentario #105 con esta reflexión:

    Pero de igual manera, habemos muchos cubanos que estamos hartos del sistema de los Castro. No somos hipócritas por eso, ni marionetas de los EEUU, ni pagados por la CIA. Puede Ud. reconocer eso de una vez?

    …reflexión que ya le contesté pero con la que demuestra no entender nada.

    Muchas cosas le había dicho hasta ese punto y le dije justo a continuación a Don Galileo, y no es cuestión de repetirlas ahora, que para eso está el grueso de debate al alcance de todos. Su siguiente comentario empezaba de un modo conocido, huyendo hacia delante y negándose a utilizar la razón para analizar las baterías de argumentos recibidas:

    Perdón, amigo Lucien, pero Ud. no demuestra que yo sea un hipócrita o que esté sesgado

    Quiero copiar en este punto una idea increíble de Don Galileo en la que se palpa esa incapacidad para debatir, ese sesgo casi genético que le define y su profunda necesidad de huir hacia delante. Atentos, porque es una intervención digna de gabinete antropológico:

    La logica que usa es: «como todo lo que yo digo es cierto, todo lo que Ud en la dirección contraria es falso. De modo que Ud. es un mentiroso y un manipulador. QED. Demostrado». De hecho, amigo mio, Ud. usa de las lógicas más retorcidas de cuantas he visto en alguien con quien he debatido!

    En este punto, en esta frase, descubrimos o nos damos cuenta con total nitidez de que Don Galileo, en este debate, ha protagonizado y dado forma esa expresión tan popular que reza “por un oído te entra y por el otro te sale”. Estamos no sólo ante un caso de refranero, sino que además nos hallamos ante un comentarista que proyecta descaradamente. Fíjense bien: en todo el debate (hasta ese momento) Don Galileo no había sido capaz de dar un solo argumento mínimamente sostenido. Debíamos creerle. Mientras tanto, con mayor o menor fortuna, otros habíamos argumentado con ciertos sustentos nuestras argumentaciones o, como mínimo, algunas de ellas. El que jamás sostiene sus argumentos huye hacia delante y no asume sesgo ni hipocresía alguna mientras que aquellos que intentamos argumentar y adjuntamos enlaces a páginas web determinadas, vídeos o artículos con sobrados argumentos y pruebas, empleamos lógicas retorcidas. Atiendan bien: la clave no está en negar esas lógicas retorcidas, no, la clave reside en que (UNA VEZ MÁS) Don Galileo no argumenta o intenta probar que nuestras lógicas (mis lógicas en este caso) sean retorcidas. Es así como, una vez más, Don Galileo tira la piedra y esconde el brazo. Es así como, una vez más, Don Galileo pretende hacernos creer que basta con su palabra para que le tomemos en serio. Para alguien como un servidor, acostumbrado a los trabajos académicos de la universidad, en los que se exigen referencias, bibliografía, datos, tablas, fuentes, textos de apoyo, etc…, a forma de enfrentarse a todo lo que significa y a todo lo que se cuece en este debate, no aprobaría ni en segunda convocatoria.

    Me parece muy bien que Don Galileo opine y piense lo que piense, estoy encantado con su pasión y su visceralidad, respeto sus convicciones, como respeto las de todos los seres hmanos, aunque me parezcan equivocadas. Las convicciones son algo muy profundo y por muy demenciales que puedan ser, hay que tenerles un respeto porque resonden a lo más profundo del ser humano y, un ser humano que muestra lo más profundo que lleva dentro es un ser humano al que hay que respetar. No digo que deba ser así o que esta forma de pensar deba ser extrapolada, pero es mi forma de enfrentarme al mundo. Hasta el peor criminal (nada que ver con nuestro comentarista, por supuesto) merece mi respeto si actúa con total convicción, si le sale de dentro. Eso no significa que no luche con todas mis fuerzas contra él, que no me esfuerce hasta el límite de mis posibilidades por conseguir que el peso de la ley y la justicia caigan sobre él (en la medida de mis posibilidades), sin que tiemble mi pulso, sin que el respeto que siento por las convicciones haga la más mínima sombra a la obediencia que le debo a la razón. Es una postura filosófica, en absoluto novedosa ni genial, pero es la mía y la llevo hasta sus últimas consecuencias. Una de las ventajas de dicho planteamiento o filosofía es que el odio no forma parte de mi vocabulario cotiadiano y aún menos de mis sentimientos. Algunos confundiran mi contundencia verbal, como la que demuestro con mayor o menor fortuna en estos comentarios, con odio, rabia o acritud, y no van por ahí los tiros. El imperio de la razón me empuja a ser inmnisericorde en mis planteamientos, tan inmisericorde e implacable como flexible en caso de que estos se vean superados por otros más convincentes. Ni siquiera voy a decir verdaderos. Convincentes. Don Galileo no convence, pero no porque no lo haga a priori (flaco favor a la razón le haríamos en tal caso, por muy seguros que nos sintamos de nuestros planteamientos) sino porque no lo consigue desde el debate abierto, directo y honesto, debate que si nos ponemos serios, este comentarista no ha llegado a establecer en ningún momento.

    No creo que merezca la pena perder más tiempo en esta línea análitica que a penas me ha dejado a un tercio de todo el debate. A este ritmo la cosa no terminaría nunca. Me limitaré a comentar esas preguntas, interrogantes o cuestiones que Don Galileo no ha enfrentaod, ha eludido o ha esquivado. Veamos:

    – En mi comentario #106 le pregunto, tras haber afirmado este comentarista que en Cuba se pasa un hambre feroz: ¿Cuánta gente muere de hambre en Cuba, responda?. Habían muchas más preguntas, pero ésa era bastante directa. La respuesta, en el limbo.

    – En aquel comentario #106 le preguntaba por un vídeo enlazado sobre Ricardo Alarcón respondiendo a preguntas de los estudiantes como respuesta a una afirmación en la que decía que el gobierno cubano se niega al debate abierto. Nunca se supo lo que pensaba de aquello Don Galileo, como nunca se supo lo que pensaba de muchos enlaces y/o vídeos adjuntados por un servidor y por otros en este debate.

    -Otra frase para el recuerdo y que demuestra una vez la forma de debatir de este comentarista es la que se refería al elevado grado de prostitución cubano (las putas cubanas están por todas partes). Así se defiende Don Galileo en los debates, con medias verdades o tergiversaciones, porque el turismo sexual es una lacra, pero en absoluto tan extendida como este comentarista nos quiere hacer ver. No argumento mejor que él, pero mi opinión no vale menos que la suya, porque la mía se sustenta en muchas personas que así me lo han contado, algunas cubanas de origen. Digo todo esto porque en los debates no podemos pasearnos únicamente sobre nuestras experiencias y convicciones. Hace falta algo más, y ese algo no aparece en las intervenciones de Don Galileo.

    No conozco a n sólo mexicano que haya ido a erradicar a Cuba. Este divertido argumento formaba parte de una idea que Don Galileo ha defendido intensamente en este debate, a saber, que nadie emigra a Cuba y que los que allí llegan huyendo a alguna situación dolorosa, no tardan en huir, para lo que puso el ejemplo de ciertos o muchos haitianos (a pesar de las muchas veces que se le sacó el tema de Haití, Don Galileo lo esquivó sistemáticamente). El mayor sustento de este comentarista ha sido su visión o expercienia personal, pero en ningún momento ha sido capaz de dar perspectiva a sus argumentos. La visión geopolítica y sociológica de este comentarista es prácticamente nula. Para él no tiene sentido pensar que los medios mienten o intoxican sobre Cuba. Le basta quedarse con la nítida conciencia de la humanidad del horror de la revolución y nada le puede convencer de que las cosas son un poco más complejas. Es como si dijese: la gente no emigra a Cuba porque saben que aquello es un horror. Es curioso que los flujos migratorios eviten Cuba y no otros lugares objetivamente menos recomendables, pero este tipo de razonamientos son excesivamente “retorcidos” para Don Galileo y prefiere quedarse con su pétrea visión.

    – Voy a copiar textualmente un párrafo del comentario #108 de Don Galileo que ilustra a la perfección su nulidad argmentativa, su incapacidad para superar sus propias ideas y tratar de darle algo de fuste a lo que dice. Lo he dicho antes, esto no superaría ni la segunda convocatoria de un examen universitario:

    Mire, puedo ponerle muchos ejemplos de por qué la economía cubana es un desastre gracias a la políticas de nuestro gobierno. Fidel Castro no tiene la menor idea de economía (o si las tiene, las esconde muy bien) y estuvo medio siglo centrado en su gloria y su imagen. En el año 70, paralizó todo el país y todo el resto de la actividad económica porque se empeñó en producir 10 millones de toneladas de azúcar que nunca llegaron. Imagínese que a Ud ahora le saquen de su trabajo y lo manden a cultivar fresas porque eso es lo que necesita España. Toda la actividad económica se paralizó. La catástrofe fue tan grande que Castro se vio obligado a reconocer que se habia equivocado, algo bastante inaudito. Pero siguió haciéndose. En algún otro momento antes también había decretado que debían cortarse todos los árboles frutales de alrededor de La Habana para sembrar café. El café no creció y desde entonces se perdieron las frutas en La Habana. Ya en la historia reciente, yo fue testigo de varias de esas movilizaciones masivas. El país entero llamado a una tarea de Fidel. Y las demás tareas del momento? Bien, gracias, esperando a que les llegara su momento de crisis.

    Ni un enlace, ni una referencia, nada de nada. Pura propaganda, y no porque no haya parte de razón en lo que dice, porque hasta el mismísimo Fidel Castro ha reconocido sus errores en materia económica (por ejemplo en la entrevista con Ignacio Ramonet, esa que nuestro comentarista menspreció sin más en el comentario #116, recomendada por un servidor en el comentario #106), como igualmente documenta a la perfección Eduardo Galeano en su “Las venas abiertas de Amércia Latina”. Por cierto, ¿saben lo que Don Galileo dijo sobre el libro-entrevista de Ramonet, ese en el que hay momentos inequívocamente autocríticos de Fidel Castro y en la que el periodista no escatimó preguntas “delicadas”? Lean:

    Si quiere llevarse una idea de como viven los dirigentes en Cuba, hágame el favor de no leerse el libro de Ramonet. Si yo le creyera a Fidel Castro, no estaría debatiendo con Ud. ahora.

    Hombre, imagino que al menos nuestro comentarista dará credibilidad a los puntos más autocríticos del líder cubano, ¿no? Al menos, anque sea con matices, suongo que los suscribirá. Pero no, Don Galileo no se leerá nada que le suene a castrista, aunque no sea tal cosa. Él, que me ha recomendado leer menjos Rebelión y otras cosas alternativas, resulta que acude sesgadamente a los medios. Uno se ha hartado de leer El País, El Periódico, El Mundo o La Vanguardia, y puedo presumir de cierto equilibrio cuando acudo a las fuentes. Pero claro, baste una referencia a un medio que dice algo contrario a su Fe para desprestigiar a ese medio. Yo, que he demostrado sin margen para la duda que El País ha mentido vilmente sobre Venezuela, soy capaz de enlazar un artículo de dicho medio si considero que dice algo interesante. A Don Galileo le basta discrepar con un medio para incluirlo en una lista negra que le permite ignorarlo o reírse del que lo nombra o utiliza como referencia. Este es un debate profundo en el que no voy a profundizar ahora, pero me fascina el menosprecio que muchos sabiondos dedican a medios alternativos a los que no se puede tachar de mentirosos más allá de la opinión, mientras mentienen las formas, cuando no adoran a medios sobre los que pesan pruebas de mentira y manipulación. Don Galileo ha ejemplificado esta lacra tan extendida en estos mundos de la red (y fuera de ella, no nos engañemos) Y mucho cuidado, que no hablo de un determinado número de mentiras (porque alguna mentira o algunas mentiras habrán sido publicadas en medios que aprecio como Rebelión, aunque no tenga constancia de ello, pero lo digo por prudencia), sino que me refiero a campañas de intoxicación sostenidas en el tiempo o cúmulos de mentiras crónicas.

    (continúa y acaba en el siguiente comentario)

  • (viene de mi comentario anterior)

    – Tras decir que se había leído a Galeano y que “Las venas abiertas…” le había parecido tan inspirado como equivocado (pd. del comentario #116), la pregunta era clara para Don Galileo:

    ¿Cuál es su versión de la colonización de América Latina?

    Aún espero respuesta. No sé, un autor, un libro, una página web, una suma de lecturas determinadas o no tan determinadas, un cuento que le contó su abuelo, ¡algo! Pero no hay nada, nada de nada. Y ya no le pedí que argumentase la equivocación de Galeano; eso hubiese sido pedir la Luna a tenor del curso del debate.

    – En el comentario #127, en un intento de respuesta a Salim Lamrani, tras mis repetidas exhortaciones, Don Galileo no ceja en su empeño adoctrinador, sin más sustento que su palabras, pero se digna a copiar un enlace, todo un acontecimiento. La emoción era indescriptible: ¡por fin hace un esfuerzo por sostener lo que dice! Era un enlace a la página web de Amnistía Internacional con el que se demostraba que esta organización reportaba torturas en Cuba, algo que negaba Lamrani. Leamos unas palabras de nuestro comentarista que nos permitirán ver la luz:

    Pero además, Lamrani miente cuando dice que AI no reporta torturas en Cuba, pues esta organización ha dejado claro que los famosos «actos de repudio» organizados por el gobierno para aterrorizar a los disidentes se pueden considerar actos de tortura psicologica.

    ¡Tachááán! Éste era el gran argumento con apoyo y enlace de Don Galileo. ¡Qué cosa tan ridícula! No voy a discutir si el acto de repudio en cuestión es puede ser considerado tortura o no pero, ¿por qué no considerar tortura tantas y tantas cosas que suceden en nuestras sociedades y que prácticamente nadie se toma como tal? Si un acto de repudio como el descrito por AI es tortura, preparémonos para descubrir que en el mundo hay infinitas más torturas de las que muchos imaginábamos. La verdad, yo hubiera esperado algo más de aquel enlace, pero parece que las pruebas de tortura en Cuba no pasan de la referencia a unos actos de repudio. Ridículo, aunque dichos actos pudieren considerarse como tal.

    En fin, ya me he cansado. Nada me empuja a seguir con un ejercicio que me ha llevado 127 comentarios en un debate con más de 300. Todo lo que he escrito ni siquiera abarca la mitad y se me hace muy cuesta arriba pensar que he de escribir aún más de lo que llevo. El debate seguía en una tónica similar. Don Galileo no entraba en los temas “calientes” y se negaba a responder a ciertas preguntas muy directas que le fueron planteadas. Su capacidad de argumentación destacaba por el sesgo y la falta de sustento y la verdad es que el debate llegó a un punto previsible: el propio comentarista en cuestión se cerró del todo en banda y pasó a debatir o discutir con otros comentaristas con más paciencia o que lo habían hecho menos hasta aquellos momentos.

    Mi conclusión global de este debate ya la expuse con anterioridad: la capacidad de argumentación de los anticastristas es nula. Eso no convierte todas sus tesis en mentiras (algunas sí, qué duda cabe) pero no se les puede tomar en serio. Países con mayores problemas de derechos humanos que Cuba, y cuyas atrocidades están perfectamente documentadas, pasan de puntillas por los medios de comunicación. Mientras tanto, se habla muchísimo contra Cuba pero la capacidad de sostener argumentos de los que así hablan es limitadísima.

    Fíjense en un punto: algunos dicen que Cuba es una dictadura, y lo justifican diciendo cosas como que hay un partido único y que no se puede votar. Ambas cosas son verdades a medias (el partido único no puede ser considerado como nuestros partuidos, porque cumple una función distinta) y mentiras (en Cuba hay elecciones libres y secretas, y ante eso no hay pruebas que lo desmientan más allá de la opinión de los anticastristas y sus cotorras, que repiten sus consignas).

    Fíjense en otro punto: ¿recuerdan mi columna sobre el regolpe de estado en Francia? ¿Conocen el proceso de los textos constitucionales europeos en aquel país? ¿No es obvio e incontrovertible que lo que ha sucedido con el texto de Lisboa, impidiendo que el pueblo votase como hicieron en 2005, es un acto antidemocrático (por no decir golpe de estado en toda regla)? Pues a pesar de eso, muchos señalan a la République como democracia, o ni la señalan, porque ni se plantean que no lo sea.

    ¿Han leído esos dos puntos finales? ¿Dónde está el error? ¿Dónde está la contradicción? ¿Qué es lo que no funciona? ¿Qué es lo que no cuadra? Un país es una dictadura, sin duda., aunque hay argumentos que nadie rebate que ponen en cuarentena dicha opinión. Otro país es una democracia, sin duda, aunque hay argumentos que nadie rebate que ponen en cuarentena dicha opinión.

    El mundo al revés, como el mundo de Don Galileo. Al final, como demuestra este repaso a menos de la mitad del debate (ya estoy harto, como decía), no hemos hablado mucho de Yoani Sánchez pero eso es bueno, porque no hay mucho que decir. El problema del caso de esta blogger es que se le ha dado demasiada publicidad con un fin conocido: desestabilizar (una vez más) a la revolución cubana. Que aquí no hayamos hablado mucho de ella nos debe congratular, porque eso demuestra que no hemos caído en las garras de, en este caso, Prisa.

    Saludos y, salvo que alguien diga algo realmente a tener en cuenta en el debate, algo que merezca ser debatido o reflexionado, considero terminada mi participación en el mismo.

  • Galileo dice:

    Caramba, Don Lucien, Ud. me sorprende cada dia mas. Como tiene tiempo para escribir tanto???

    Lo que no llego a entender es por qué, si todo lo que he dicho aquí es argumentativamente nulo, nada de nada, cero patatero, etc., como Ud. insiste, para qué se toma el trabajo de escribir este larguisimo resumen demostrandolo? No debe ser ya evidente para todo el mundo mi incapacidad para defender mis ideas y argumentar seriamente? Por que molestarse de este modo con algo que es tan obvio?

    O es que quizas Ud. alberga la secreta esperanza de que alguna gente no lea todo el debate y solo se quede con su resumen? (como cuando el Comandante nos masticaba las noticias y nos enteramos que se caía el Muro de Berlin por sus análisis posteriores…)

    Duerma tranquilo, amigo mío, y no se angustie tanto. Ud. ha encontrado ya su verdad y puede estar en paz consigo mismo.

    Saludos.

  • Inocente dice:

    Don Lucien,

    Si busca editor para su libro sobre Cuba… yo se lo encuentro o yo mismo se lo publico. Denos al menos este fin de semana para leernoslo.

    Solo he leido el final lo confieso,
    “El mundo al revés, como el mundo de Don Galileo. Al final, como demuestra este repaso a menos de la mitad del debate (ya estoy harto, como decía), no hemos hablado mucho de Yoani Sánchez pero eso es bueno, porque no hay mucho que decir. El problema del caso de esta blogger es que se le ha dado demasiada publicidad con un fin conocido: desestabilizar (una vez más) a la revolución cubana.”

    Al contrario: Yo le he puesto muchas veces la pregunta de por que Yoani no puede viajar y usted ha saltado a otros temas. Revise el debate y se dara cuenta de ello. En cualquier caso si no se ha hablado mucho de Yoani en si, es porque su caso es un sintoma mas de lo que ocurre en la sociedad cubana.

    Ya le digo, me leere con calma sus posts, y le contestare.

    Aprovecho para mandarle un saludo a Don Galileo.

  • Don Galileo,

    tiene razón: hay cierta contradicción entre la inequívoca nulidad de sus argumentaciones y el esfuerzo realizado por un servidor para contestarlas. La explicación es más sencilla de lo que usted parece pensar:

    usted lanza sus consignas, mensajes o ideas envenenadas sin sustento alguno, pero para muchos quedan y merecen ser tenidas en cuenta. yo me enfrento a dichas consignas, mensajes o ideas envenenadas abiertamente, tomándomelas en serio hasta que averiguo sie merecen ser tenidas por fiables o se tratan de burdas intoxicaciones.

    Usted no ha llegado a entender (ni entenderá) que mi posicionamiento y actitud en este debate responde a un planteamiento filosófico que va unido a mi voluntad de progreso sobre la dialéctica así como la mejora de la comprensión sobre el tema cubano. Busco aprender y mejorar, y si supiera que absolutamente nadie nos leyera, incluso si hubiese recibido todas sus intervenciones automáticamente, sabiendo que usted no aparecería nunca más por aquí, las hubiera enfrentado igual, con la misma intensidad y la misma convicción. Escribo y reflexiono para mí y si alguien se percata de mis reflexiones me parece muy bien, pero el objetivo primario de las mismas soy yo mismo. No es egoísmo ni narcisismo, es pura entrega a la razón, a la que me debo más allá del coro que pueda compartirla o disentirla. Busco la honestidad intelectual conmigo mismo y por mí mismo y sólo así sé que puedo escribir honestamente, respetando la lógica y la razón, respetndo los argumentos que merecen ser respetados.

    Por tanto, su última frase, repleta de falsa condescendencia y aderezada de un paternalismo impostado, no va a ningún lado (en lo que a mí respecta). Con estas palabras me despido de usted definitivamente, salvo que haga un giro copernicano a sus planteamientos, a su forma de enfrentarse a este debate. ¿He dicho copernicanos? Nada puede darkme usted ya y nada puedo darle yo.

    Un saludo, amigo.

    Don Inocente,

    cuando digo que hemos hablado poco de Yoani Sánchez, no me refiero a usted que, la verdad, no tengo ni idea de cuantas veces la ha mencionado.

  • Galileo dice:

    Muy bien, don Lucien, que se despida. Yo tambien lo hare ya. Pero de todos los puntos, solo me voy a defender en uno, y el resto se lo dejo a los que se lean la discusion:

    Ud., con la esperanza de que nadie va a revisar lo escrito antes, me acusa a mi de tratar de descalificarle, cuando todo el que lea las 300 entradas anteriores sabe que esto ha ocurrido solamente en la direccion contraria.

    Y el colmo de los colmos es que, para probarlo, menciona (#305) que yo dije:

    “Ud. es un «hipócrita que defiende a la dictadura cubana desde la comodidad de la democracia europea»”

    En realidad, mire Ud. lo que dije, como puede comprobarlo cualquiera ((#105)):

    “Yo no pienso que Ud. es un «hipócrita que defiende a la dictadura cubana desde la comodidad de la democracia europea», ni que esta pagado con los «petrodólares de Chávez» (a menos que su nombre aparezca de pronto en los ordenadores de Raul Reyes…) No, Ud. tiene sus ideas de izquierda y está en todo el derecho de defenderlas. ”

    De modo, don Lucien, que lo que yo estaba diciendo era justamente lo contrario de lo que Ud. afirma, y Ud. lo sabe muy bien, y sin embargo mintió. No puedo entender por que.

    Asi que me despido tambien de Ud., honestamente decepcionado de sus metodos y recursos, que llevaron a este punto muerto un debate que podria haber sido mucho mas enriquecedor. Buena suerte!

  • Jorge F. dice:

    “Y si puede ser que la explicacion se ajuste a Cuba, sería muy bueno.”

    Sí, ahí hay un planteamiento maligno. No hay explicaciones que puedan “ajustarse” a Cuba.

    ¿Hay en nuestro mundo explicaciones a algo que puedan ajustarse a un ámbito reducido? ¿No deben esas explicaciones darse siempre —especialmente en este mundo contemporáneo nuestro— en un ámbito global?

    (Sí, a veces, hay explicaciones que se ajustan a un ámbito reducido, pero eso es en los telediarios y ya sabemos el valor desinformativo que estos tienen.)

  • Don Galileo,

    tiene usted razón en lo referente al punto #105 al que aludo en mi comentario #305. El lapsus es evidente y grave, porque usted precedía aquella frase con un yo no pienso.

    Le pido mis más sinceras disculpas.

    Esto no cambia ni un milímetro de la concepción que tengo de su participación en este debate expresada en mi argumentación final. Obviamente no cambio ni una coma, salvo el primer punto de la reflexión que sucedía a mi lapsus y que vuelvo a copiar:

    1. En primer lugar me descalifica cuando acababa de criticar mi fuerte tendencia a descalificar.

    Retiro esta frase. Nada más. La siguiente frase, que iba englobada en un punto 2, la reitero.

    Nuevamente le pido disculpas por mi lapsus así como reitero mi definitiva despedida de usted, que he roto porque lo cortes no quita lo valiente.

    Un saludo, amigo.

  • Nueva andanada de Salim Lamrani a raíz de la decisión de la Unión Europea de levantar sanciones a Cuba. Entre las muchas cosas que dice, me interesa cuando señala la hipocresía subyacente en este percal, para variar:

    “En efecto, basta con echar un vistazo al informe de Amnistía Internacional (AI) de 2008 para darse cuenta de que Cuba presenta una de las situaciones de los derechos humanos menos graves del continente americano, a pesar de que la organización denuncia algunas violaciones. No obstante, Cuba es el único país del continente americano que es víctima de tales sanciones por parte de Bruselas. Así, esta contradicción confirma el carácter arbitrario del tratamiento reservado para La Habana”

    O cuando analiza las denuncias de AI por violación de los ddhh en los países que se negaban a levantar las sanciones. Demoledor.

    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=69586

  • Demoledor artículo de Pacual Serrano en Rebelión en el que pone de manifiesto esa hipocresía de la que tanto hemos hablado aquí. en este caso, del diario el Mundo, el segundo en importancia en España:

    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=69675

    Copio el texto (continene enlaces que pueden verse en la página de Rebelión):

    Cómo informó El Mundo de la sustitución de bombillas, ahora en España y hace tres años en Cuba de Pascual Serrano.

    El pasado 26 de junio, el diario El Mundo, como el resto de los medios, informa que “El Gobierno retirará 350 millones de bombillas tradicionales en España en tres años”. En la noticia explican que se ha aprobado “una proposición de CiU que insta al Gobierno a sustituir, en un plazo de tres años, los 350 millones de bombillas poco eficientes que actualmente iluminan los hogares españoles por otras de bajo consumo.

    Se recuerda que la medida “permitiría ahorrar más de un 3% de la electricidad que se consume en España” y “un promedio del 20% de la factura eléctrica” familiar. La noticia recoge también el comentario del diputado socialista Juan Callejón, quien ha destacado el “ahorro energético y reducción de CO2” que propiciará la eliminación de la bombilla clásica.

    Por su parte, siempre según la noticia, una enmienda del PP pide ayudar a las familias españolas a hacerse con las nuevas lámparas, puesto que supondrá un desembolso aproximado de 250 euros por familia.

    Si tiramos de hemeroteca podremos descubrir que esta misma medida se comenzó a aplicar en Cuba en mayo del año 2005, con la diferencia de que allí el coste del cambio de bombillas lo asumía el propio Estado, también el más interesado, porque también la electricidad está subvencionada por él. Así lo informaba el corresponsal del diario El Mundo, Angel Tomás González, el 8 de mayo de 2005:

    “El destino de las bombillas incandescentes en la isla es el peor de todo. Desterradas de los comercios, las que aún existen en las casas tienen que ser delatadas por las familias ante la comisión de vecinos encargada de censarlas. Posteriormente, según el plan oficial, la comisión de vecinos en cada casa, y en presencia de los dueños, destruirán las bombillas incandescentes. A cambio, entregarán bombillas de bajo consumo de luz blanca. Castro ha dicho que no habrá en el mundo país que ahorre tanta energía eléctrica como Cuba. Hay cubanos que no quieren dejar de tener bombillas incandescentes, pero… Temen ser acusados de disidentes lumínicos.”

    Lo asombroso es que mientras que en Cuba la sustitución fue gratis y aquí cuesta 250 euros, allí aparecen “disidentes lumínicos” que no quieren sustituir las bombillas y que serán “delatados” por sus vecinos ante las autoridades. Tremenda crueldad la del comunismo, que te sustituye las bombillas que aquí pagas y te persigue por disidente.

    Pascual Serrano.

  • Dr. Yabola dice:

    Me solidarizo con los disidentes lumínicos, porque no hay derecho a que te regalen unas bombillas de bajo coste, pudiendo pagar por ellas 250 euros de tu bolsillo, suerte que aquí nuestro derecho a consumir no nos lo van a quitar.
    Consume y calla!

  • ¡Qué venga ya, que el público se va!
    ¡Qué venga ya, que el público se va!
    ¡Qué venga ya, que el público se va!

  • Jorge F. dice:

    No hace falta que venga, ya tuvo sus diez minutos de fama. A otra cosa, mariposa.

  • Exacto. Ahora deben buscarse otros motivos para darle caña a Cuba. Por cierto, recomiendo este impresionante artículo de James Petras en el que critica con cierta dureza a Fidel Castro. Este tipo de críticas SÍ me interesan:

    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=70162

    Hay días en los que uno se siente orgulloso de leer Rebelión, de encontrar ecritos como éste, escritos en los que (aviso) encuentro algunos detalles criticables, y mucho, pero la honestidad intelectual de Petras, que no me pilla por sorpresa, me ha dejado maravillado en esta ocasión.

  • Dr. Yabola dice:

    “En los seis primeros meses de 2008, 24 líderes sindicales han sido asesinados por el régimen de Uribe, más de 2.562 muertos en los últimos veinte años”

    “Ante todo, la reelección de Uribe fue declarada ilegal por el Tribunal supremo colombiano que lo acusó y condenó por sobornar a miembros del Senado para que votaran una enmienda constitucional, lo que le permitió optar a un segundo mandato. La presidencia de Uribe es ilegal de hecho.”

    A parte de a Fidel también critica a Chavez de refilón que quiere segun dice “construir puentes hacia una presidencia estadounidense post Bush”.

    ¡Agárrate que vienen curvas!

  • Sí, exacto. Y me gusta que así sea, porque coincido. No estoy en contra de construir puentes, pero hay que tener cuidado con ignorar que el estado colombiano es líder en terrorismo de estado (con permiso de EEUU e Israel) y que pretender construir puentes no puede llevarte a pedirle a las FARC que se inmolen, porque si entregan las armas y entrtan en la dinámica que le piden terminarán asesinados, como ha sucedido con todos los partidos y candidaturas de izquierdas en Colombia históricamente. Comparto las críticas a Chávez por esto.

  • Jorge F. dice:

    ¿Por qué no puede hablar Carlos Fernández Liria en la SER?

    “Los lectores y lectoras de Rebelión están suficientemente informados de lo acontecido en el debate, digámoslo así, del pasado 25 de julio de 2008 en el programa “La ventana” de la SER entre William Cárdenas y Carlos Fernández Liria sobre Venezuela y la reciente visita a nuestro país del presidente Chávez. Carlos Fernández Liria fue interrumpido por la presentadora al hacer referencia documentada al editorial de El País sobre Venezuela tras el golpe Estado de abril de 2002 y, posteriormente, al insistir sobre el papel de los medios de comunicación en el levantamiento fascista venezolano, medios a los que los golpistas agradecieron explícitamente su papel en la trama en sus primeros pronunciamientos tras el supuestamente exitoso golpe, Fernández Liria fue expulsado del programa mediante desconexión anunciada por la presentadora del programa estelar de las tardes de la SER, cediendo la palabra en la última parte del debate al señor William Cárdenas, una de las cabezas visibles -de las invisibles deberíamos hablar en otro momento- de la oposición -por decirlo con un término absolutamente generoso y semánticamente inadecuado- venezolana ”

    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=71042

    ¿Cuando serán libres los españoles para escuchar todas las opiniones?

    ¿Esto es propio de la democracia? ¿Es España una democracia?

  • ¿Cuando serán libres los españoles para escuchar todas las opiniones?

    Cuando los mayores criminales no estén en la cima del poder:

    http://www.insurgente.org/modules.php?name=News&file=article&sid=14342

  • juan ignacio dice:

    ” Nadie importante” es su seudonimo deberia de llamarse el “Hombre invisible” por ignorante y malinformado, sino malintencionado.

  • Ésta sí que es buena:

    Cruz Roja, presos cubanos y españoles
    Cuba es frecuentemente acusada de no permitir que la Cruz Roja visite a sus presos. Por ejemplo, en julio de 2007 la opositora Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional denunció en un informe que “Cuba es el único país en el hemisferio occidental que no permite a la Cruz Roja Internacional visitar sus cárceles”. Se hizo eco de la denuncia tanto la BBC el 6 de julio de 2007 como el diario El País el 12 de enero de 2006: “El informe de la CCDHRN afirma que ‘el Gobierno de Cuba, junto al de Corea del Norte, es uno de los poquísimos del mundo que prohíbe el acceso de la Cruz Roja Internacional y otras ONG nacionales e internacionales’ a las cárceles que existen en el país, ‘más de doscientas, entre prisiones y campos de internamiento’”. Pues bien, ahora leemos en El País del día 6 de julio que en España “El gobierno se opone a que Cruz Roja Internacional visite a los presos del 11-M”, y que, “al parecer, Francia también se ha negado” a que la institución visite los presos de Al Qaeda en su territorio. Ahora la prensa dice que “la pretensión de la Cruz Roja Internacional de visitar en las cárceles españolas a los condenados por el 11-M ha provocado sorpresa en la Administración, ya que todos ellos gozan de las garantías, protección y asistencia jurídica que recogen las leyes españolas”.

    Pascual Serrano, en sus perlas del mes de Julio de 2008.

  • No quisiera convertir este espacio que hemos dedicado a Cuba en un cajón de sastre, pero esta entrevista a Salim Lamrani resulta reveladora y contiene algunas afirmaciones que se salen de lo normal, de lo habitual. Me permito un extracto:

    Amnistía Internacional, sin duda, es la organización de derechos humanos más seria y prestigiosa del mundo. Es extremadamente crítica respecto al gobierno de La Habana hasta tal punto que éste rompió las relaciones con la ONG en 1988. No obstante, según el informe de Amnistía sobre los derechos humanos, Cuba es el país de América Latina que menos los viola. En el ámbito europeo, 23 de las 25 naciones que votaron las sanciones políticas y diplomáticas contra Cuba en 2003 presentan una situación de los derechos humanos mucho más desastrosa que la de Cuba. En una palabra, La Habana no tiene ninguna lección que recibir de nadie.

    Quiero destacar en negrita esta frase, que es tremenda:

    En el ámbito europeo, 23 de las 25 naciones que votaron las sanciones políticas y diplomáticas contra Cuba en 2003 presentan una situación de los derechos humanos mucho más desastrosa que la de Cuba.

    Y eso que siempre he pensado que AI es excesivamente dura con Cuba, como dice Lamrani. En el resto de la entrevista, breve, Lamrani desmenuza esquemáticamente algunos ejemplos (demoledores) de acusaciones que hace AI en su informe anual que no afectan a Cuba. La conversación viene a raíz de la publicación de un libro-análisis de Lamrani sobre la situación de los ddhh comparados con la isla caribeña (Double Morale. Cuba, l’Union européenne et les droits de l’homme).

    Es bueno saber estas cosas. Al menos, cuando alguien me hable de que AI dice esto o lo otro de Cuba, bastará con tener presente este tipo de textos. De todas formas, no hay mejor forma de discutir sobre las críticas a terceros plantando la realidad de nuestra propia morada.

    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=71608

  • Jorge F. dice:

    Señores, ¡qué vergüenza lo de Cuba! A un pobre cantante le han puesto una multa de 30 dolares por meterse con Fidel. Es como si en España les pusieran una multa de 3000 euros a unos dibujantes por meterse con el heredero de la corona. Claro que en España eso nunca pasaría porque vivimos en una democracia.

  • Bueno, ya me he informado mínimamente en Falsimedia (El País y Europa Press). Don Jorge F. no sé si en su párrafo había sorna respecto al motivo de la detención pero creo que. Usted parece asumir que lo detuvieron por meterse con Fidel. Eso es lo que insinúa (pero no afirma) Falsimedia. El motivo de la detención, en principio no muy claro, era por un delito de desobediencia. En El País también dicen que molestaban a sus vedcinos en un ensayo.

    Ya no hay más, a parte de aprovechar la jugada para darle caña a Cuba. Yo interpreto (es mi opinión ahora) que molestaba y le pidieron que bajase el volumen, a lo que debioó negarse.

    Lo raro es que había una acusación más grave que la de desobediencia que retiraron en el último momento. Por otro lado, podríamos preguntarnos sobre la ley cubana y lo que dice.

    Sabemos poco y un análisis pormenorizado de los hechos nos podría permitir acusar a los que lo detuvieron de arbitrariedad, aunque no podemos asegurarlo.

    Lo que está claro es que no lo detuvieron por criticar a Fidel, como usted mismo insinúa. Quién sabe si aprovecharon una cosa menor para detenerlo porque no les gusta su tono crítico. Eso es posible, pero no se puede demostrar y no me parecería serio pensar que es algo que cae por su propio peso. Son muchos los críticos, dentro de Cuba, que nunca son detenidos. Vaya, que no me parece serio suponer, como constantemente hace Falsimedia, que en Cuba te detienen por criticar al gobierno o a sus líderes.

    En Españ, en cambio, sí que se puede afirmar eso con rotundidad.

  • Jorge F. dice:

    http://www.telesurtv.net/noticias/secciones/nota/32244-NN/policia-de-eeuu-arresto-a-casi-300-personas-en-marcha-ante-convencion-republicana/

    En “el país de la libertad” detienen a 300 personas por expresarse libremente.

    Según “los cerdos” de las televisiones españolas eran jovenes desobedientes. Pues parece que no era así. ¿verdad?

  • Jorge F. dice:

    Eh, Lucien, que era con sorna lo del pobre cantante cubano. Yo sólo sé lo que dijeron los medios, vaya uno a saber la verdad. Lo que no tiene punto de duda es lo de la libertad de expresión de la que no gozamos en España para hacer broma sobre nuestros queridíssssimos monarcassss.

  • Jorge F. dice:

    Quién es Armando Valladares? Ex policía de la dictadura de Fulgencio Batista y autor de actos terroristas en La Habana tras el triunfo de la Revolución, fue reconvertido en «poeta disidente encarcelado» a través de una gigantesca campaña internacional, descubriéndose posteriormente que fingía una discapacidad física creada -según el guión de dicha campaña- por supuestos malos tratos en presidio. Tras un acuerdo entre los gobiernos de Francia y Cuba, fue puesto en libertad, y fue nombrado por Ronald Reagan embajador de Estados Unidos en la Comisión de Derechos Humanos de la ONU. Hoy es un activo especulador empresarial en diferentes lugares del mundo, como Cantabria, donde representa a un grupo de inversores inmobiliarios que pretenden construir el parque temático llamado La Ciudad del Cine y las Artes.

    Difunde ahora con más fuerza este video censurado en You Tube: Armando Valladares: de falso poeta inválido a especulador empresarial. Duración: 4:09

    http://www.cubainformacion.tv/index.php?option=com_content&task=view&i d=3330&Itemid=86

  • Si esto pasa en Cuba ni les cuento la reacción de algunos. Pero ahora se demuestra que pasa en EEUU. Digo que se demuestra, no que pase, porque es obvio que los EEUU son capeones mundiiales de la tortura:

    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=74471

  • Jorge F. dice:

    Enjuiciados en Panamá cómplices del convicto y confeso terrorista cubano Posada Carriles actualmente protegido por los USA

    http://www.telesurtv.net/noticias/secciones/nota/37064-NN/justicia-panamena-inicia-juicio-por-caso-carriles/

  • Interesante debate , menos mal que se puede opinar sin riesgo de ir a la carcel, estimados señores ¨Fidelistas¨¨tengo dos preguntas:
    1-¿Han vivido en Cuba?
    2-¿Cual es el pais del mundo a traves de toda la historia que ha llevado prosperidad real a su pueblo?

    Saludos.

  • ernesto dice:

    La pregunta 2 se refiere a l ¨¨comunista¨¨

  • sukoi-27 dice:

    @ernesto balboa: la Union Sovietica, que pasó de un estado feudal a potencia mundial?? China, que pasó de colonia japo-occidental a potencia mundial?? Cuba, que paso de republica bananera al servicio de la mafia a ser el mayor problema del imperio actual, con sanidad y educación universal??
    D. ernesto, de los 16000 niños que mueren diariamente de hambre, cuantos mueren en paises comunistas??

  • ernesto dice:

    Don sukoi
    Nadie tiene acceso a datos que puedan descalificar a un gobierno absoluto.
    En cuanto a los niños y demas personas que mueren de hambre ,enfermedades curables y un largo etc, para mi y cualquier humano esto es una cruel realidad que espero todos los paises juntos logren una urgente solución por muy utópico que parezca.
    Al parecer no comprendió mis preguntas ,quisas porque como a otros tienen al regimen cubano¨¨ idealizado¨¨dando por hecho que la opresion es colateral y los miles de muertos cubanos tratando de salir a
    escondidas del pais en muchos años los actos de repudio cuando Mariel que se fueron del paraiso cubano 180000 cubanos en un mes.
    .Y me despido por hoy con una frase celebre: CUANDO UN PUEBLO EMIGRA EL GOBERNANTE SOBRA.

  • Zenon dice:

    @sukoi-27:

    Real Sukoi… prosperidad REAL

    Hablando de hambre. ¿podría usted darnos cifras sobre Corea del norte?

    ¿China Comunista? ¡¡Amos, no diga chistes!!

    ¿Hablamos de la China comunista?

    ¿De la hambruna en China a principios de los años 60, cuyo saldo fue de millones de muertos. Cuya causa fue la escasez de alimentos por un plan nacional de Mao Tse-Tung?

    http://es.wikipedia.org/wiki/Gran_Hambruna_China

    ¿Y que decir sobre Rusia?

    La colectivización forzosa de las tierras en la Unión Soviética durante los años 20, por planes de Stalin, generó una hambruna en la que murieron más de 20 millones de seres humanos.

    http://www.portalplanetasedna.com.ar/regimen_stalin.htm

  • ernesto dice:

    Señor,Zenon
    estoy totalmente de acuerdo con usted.
    ciego es quien no quiere ver y solo el topico cuenta.
    pobre de tal persona que no puede responder solo dos preguntas,
    las que le escribi:
    ¿Ha vivido en Cuba?
    ¿Que pais del mundo a traves de la historia y siendo el gobierno comunista ha dado prosperidad ,(al pareser tengo que incluirle con total libertad de opiion y si no funsiona en las urnas poder cambiarlo)

  • ernesto dice:

    Por favor ,que me digan cual es la rason que obliga a una persona del pueblo sea cual sea ,si es religiosa o no si ,es comunista o no,
    si ha sido educada en Cuba a cualquier nivel, desde luego estando alli fue con su propio esfuerzo , que alguien me diga ¿por que es tan difisil salir o pedir visa para entrar siendo cubano ?
    ¿Por que me pase tantos años despidiendo a mis seres queridos ?
    y al final tambien me fuy
    Es tanta la tristesa que siento, de no poder recorrer el barrio donde cresi donde estan parte de mis recuerdos,
    Que me de una razon como a otros que nunca delinquimos
    ¿Por que el gobierno solo admite su opinion?
    ¿Por que no admite oposision?
    ¿Por que?

  • ernesto balboa dice:

    ¿Por que nadie me contesta si a muchos he preguntado esto?
    ¿Por que?

  • Jorge F. dice:

    La activista española Ariadna Jové Martí ha sido detenida en una redada del Ejército israelí cuando dormía en una vivienda de la ciudad cisjordana de Ramala, bajo control de la Autoridad Nacional Palestina (ANP).

    La catalana, que forma parte del Movimiento de Solidaridad Internacional (ISM) y escribe artículos para el portal de información alternativa Rebelión, fue arrestada de madrugada junto con otra activista australiana, según confirmó a la agencia Efe un portavoz del Ejército israelí.

    El portavoz explicó que “una de las detenidas portaba documentación falsa y la otra tenía el visado expirado”.

    “Ambas son conocidas por estar involucradas en revueltas ilegales e interferir con la actividad de las Fuerzas de Defensa de Israel (Tzahal)”, señaló el portavoz, que añadió que el Ejército las sacó del territorio palestino de Cisjordania y las entregó al Ministerio de Interior.

    Fuentes del Consulado General de España en Jerusalén dijeron a Efe que la legación diplomática “está en contacto con el Ejército, la Policía, el Ministerio de Interior y su abogado para que nos informen de donde está y de qué se le acusa”.

    Añadieron que se están haciendo todas las gestiones posibles para “prestarle la protección consular que requiera”.

    Neta Golán, del movimiento ISM, dijo a Efe que la detención de Jové y de Bridgette Chappel, estudiante australiana en la Universidad de Birzeit (en Belén), “supone una violación de los Acuerdos de Oslo , que prohíben incursiones del Ejército israelí en la zona A (bajo control de la ANP)”.

    http://www.publico.es/espana/292419/ejercito/israeli/detiene/activista/espanola/ramala

  • ernesto dice:

    si hase algo paresido en Cuba contrario a Castro puede que no salga nunca de la carcel.

  • sukoi-27 dice:

    @ernesto: No me diga que Cuba ha invadido un país, expulsado a sus habitantes, los ha encerrado en guetos, los mata de hambre o los caga a obuses de fósforo blanco y ataca a tiros los barcos con ayuda humanitaria…..???
    Entonces como va a hacer nadie algo así parecido contra Castro??

  • ernesto dice:

    CARTA DESDE LA CARCEL DE FIDEL CASTRO RUZ

    “…después de todo, para mí la cárcel es un buen descanso, que sólo tiene de malo el que es obligatorio. Leo mucho y estudio mucho. Parece increíble, las horas pasan como si fuesen minutos y yo, que soy de temperamento intranquilo, me paso el día leyendo, apenas sin moverme para nada. La correspondencia llega normalmente…”

    “…Como soy cocinero, de vez en cuando me entretengo preparando algún pisto. Hace poco me mandó mi hermana desde Oriente un pequeño jamón y preparé un bisté con jalea de guayaba. También preparo spaghettis de vez en cuando, de distintas formas, inventadas todas por mí; o bien tortilla de queso. ¡Ah! ¡Qué bien me quedan! por supuesto, que el repertorio no se queda ahí. Cuelo también café que me queda muy sabroso”.
    “…En cuanto a fumar, en estos días pasados he estado rico: una caja de tabacos H. Upman del doctor Miró Cardona, dos cajas muy buenas de mi hermano Ramón….”.
    “Me voy a cenar: spaghettis con calamares, bombones italianos de postre, café acabadito de colar y después un H. Upman #4. ¿No me envidias?”.
    “…Me cuidan, me cuidan un poquito entre todos. No le hacen caso a uno, siempre estoy peleando para que no me manden nada. Cuando cojo el sol por la mañana en shorts y siento el aire de mar, me parece que estoy en una playa… ¡Me van a hacer creer que estoy de vacaciones! ¿Qué diría Carlos Marx de semejantes revolucionarios?”.

  • ernesto dice:

    La patria es dicha de todos, y dolor de todos, y cielo para todos, y no feudo ni capellaní a de nadie / Marti

  • sukoi-27 dice:

    @ernesto: Spam!!

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.