Un par de entradas más abajo bromeaba con un topo de IU en el PP. Era una broma, aunque sí ha habido algún topo socialista en el sarao que le han preparado esta mañana los sangilistas al pobre don Mariano. Pero no es de ninguno de estos topos de los que quiero hablarles ahora, sino del que se ha infiltrado, y allí ha estado casi dos años, en la Red Liberal, un agregador de blogs que pretende ser el referente de los autores de blogs liberales de España y Latinoamérica, pero que en realidad se limita a agrupar a lo más granado del liberalpinochetismo nacional, y perdonen la redundancia.

En su sorprendente post de hoy, manchego confiesa que ha tenido que dejar el experimento porque al parecer no existe ese umbral: los liberalpinochetistas toleran todo lo que venga de la derecha, aunque venga de allende el horizonte. Así parace haber concluido quien ha conseguido colocar en la prestigiosa sección de los posts destacados en el agregador de Red liberal artículos en los que, en sus propias palabras

ha defendido la esclavitud por deudas, el voto censitario, el genocidio de los pueblos indígenas norteamericanosLebensraum, ha citado al teórico marxista Antonio Gramsci haciendo pasar la cita como obra de Von Mises, ha abogado porque alguien pueda comprarle un riñón a alguien para comérselo a la riojana si le da la gana, ha colado un bulo sobre una ofensiva islamista en los institutos de las periferias francesas completamente imaginaria, ha descrito el calentamiento global, si es que existiera, como un sano estímulo al desarrollo de la economía, ha afirmado que la homosexualidad es una enfermedad

Nadie, ninguno de los bloggers liberales que participan en dicha red, ni mucho menos su pobre coordinador, han emitido jamás una sola protesta por las atrocidades que cada día se publicaban en La Hoja de Albacete. Y ello deja en evidencia a los que se autoproclaman como los liberales españoles y a los que pretenden representar en la red dicha tradición política.

¿Por qué no se quitan ya las caretas, como están haciendo algunos en el PP?

Venga... meta ruido por ahí



Tagged with →