¡Anda, la chacha!

Posted · 20 Comments

La verdad es que los italianos no deberían tener esas dudas que manifestamos nosotros acerca de si nuestra derecha es franquista o no lo es. Ellos pueden tener bien claro que su derecha es fascista, así con todas las letras, y sin el cocorrido “neo”. Lo cual no es ni mejor ni peor que ser franquista, que el que no se consuela es porque no quiere. Recuerden ustedes que el fundador del fascismo, Benito Mussolini, alarmado por las matanzas de Yagüe en Badajoz, amenazó al Caudillo en plena guerra civil con retirarle la ayuda militar italiana si continuaba postergando la victoria en aras de la purga. Pero no nos distraigamos, que no es este el caso que hoy nos ocupa.

El caso es que la derecha, fascista o franquista, liberal, conservadora o centrista, exaltada o bienpensante, española o italiana, es la derecha y tiene sus cositas. En Italia, hace unas semanas, la extrema derecha ganó las elecciones, y la turba lo celebró quemando las casas de unos pobres inmigrantes rumanos. Para atajar el asunto, el nuevo gobierno italiano decidió cumplir inmediatamente su promesa electoral -y la demanda de la turba- de enchironar a todos los inmigrantes sin papeles.

Y se pusieron al tajo, con un ánimo racista y xenófobo que le quitaba el hipo al más pintado. Hasta que la señora Ministra de Igualdad de Oportunidades dio la voz de alarma: “¿Eh, que va a pasar con la chacha de mamá?“. Y empezaron las dudas.

En pocos días, los líderes de la nueva derecha italiana se encontraron ante el dilema de distinguir entre el inmigrante-problema y el inmigrante-solución. Es decir, hay que detectar a aquellos inmigrantes que cambian el pañal al abuelo, limpian la cocina, fruegan el baño, cuidan a los niños y pasean a los perros, por unos seiscientos euros menusales -sin seguros sociales, porque claro, no tienen papeles, los pobres- antes de expulsar a nadie de Italia. Al inmigrante solución -o más bien a su explotador- hay que buscarle una salida, no sea la cosa que se encuentre la señora Ministra de Igualdad de Oportunidades fregando los platos entre despacho y despacho con el nuevo duce, digo con la momia esa en que se ha convertido Berlusconi.

Y tienen que ser además saslidas solidarias, es decir, hay que encontrar la forma de ser “tolerante” con ellos, y de mirar para otro lado ante la ausencia de papeles y que puedan mantener su situación actual, no sea que a la señora Ministra, o a su mamá, le vaya a salir la broma esta en otros trescientos euros de seguros sociales.

Y en cuanto este asuntillo este del servicio doméstico esté resuelto, pues al trullo con los demás.

En fin, la derecha y sus cosas.

20 Responses to "¡Anda, la chacha!"
  1. felix dice:

    Acertadas estas líneas sobre la política de inmigración italiana, pese a la xenofobia la economía manda en Italia y no pueden echar a tantos como quisieran, como no podía ser de otra manera tras el triunfo de Berlusconi.

    Saludos.

  2. charco dice:

    Sincerament, no veo la diferencia con las del pueblo este de palurdos en el que vivimos, o es que cuando aqui se dice que entren los que necesitamos no se refieren a las chachas y a los albañiles que se matan en los andamios por 4 putos duros??

  3. Sin dirigirme expresamente a Don Ricardo, coincido con el comentario de Charco.

    Detecto últimamente, no necesariamente en este post, cierta indignación ante las recientes acciones del gobierno de Berlusconi en Italia en el terreno de la inmigración. Ante la constatación esta tendencia, que personalizó hace unos días la vicepresidente De la Vega, conviene moderarse y hacer autocrítica, porque no me parece que, en este asunto, Italia merezca más críticas que España.

  4. COMPAY QUE GUAY dice:

    Aqui criticaron a algun miembro del gobierno por manifestar su repulsa contra la política fascista del gobierno italiano.Las críticas,cómo no,vinieron de los sectores más afines a ese fascismo,así con todas las letras: f a s c i s m o.El panfleto vomitivo de Jiménez Losantos(LD) aplaude la política xenófoba y de aniquilación racial promovida por Berlusconi(LD presume de ser de idología “liberal”.Me cago en su puto liberalismo,nido de fachas!)
    Me temo que cuando Europa reaccione ya sea demasiado tarde.Lo que está ocurriendo en Italia recuerda mucho a los pogroms antijudíos no tan lejanos en el tiempo.El fascista Berlusconi y su camarilla de camisas negras merece todo el desprecio de los países civilizados.Italia ha dejado de ser civilizada a raíz de esa ola de xenofobia,de persecucón al inmigrante y la quema de poblados gitanos.Y el aplauso mas o menos sibilino a esas políticas fascistas que en España proviene del PP y otros partidos ultras,merece el mismo desprecio.

  5. Berta dice:

    Discrepo con Lucien de Peiro. Llevo unos meses viviendo en Italia y le puedo asegurar que la situación aquí es muy diferente a la española. Por supuesto, hay que hacer autocrítica, y en España tenemos mucho que ‘autocriticarnos’, pero en este asunto Italia y su gobierno merecen muchas más críticas que España.
    Aquí los políticos usan la prensa (su prensa) para crear alarmismo y alentar el odio, los inmigrantes son el nuevo enemigo, personifican todos los problemas de esta Italia que se hunde a todos los niveles, y así los ciudadanos no piensan en la corrupción, en los contactos entre mafia y políticos, en la falta de libertad de prensa… La izquierda ha renunciado a hacer oposición por un pedacito del pastel, así que sólo tosen moderadamente de vez en cuando.
    Si creen que España está en la misma situación deberían ver los telediarios italianos…

  6. COMPAY QUE GUAY dice:

    Y qué dirá el santo padre que vive en Roma….? La marifaldas vaticana hará lo mismo que hizo su antecesor aquel,colaborador de Amorfo Hitler?

  7. charco dice:

    Sr. Lucien, yo no he hablado de politicos, yo hablo del pueblo (la sociedad) en el que vivimos, si creo que la clase politica italiana merezca mucha mas critica que la española (incluido el pp, dios si me ven en casa decir esto…..jajajajaj)

  8. Entiendo Berta.

    Crea que mi impresión sobre el estado de las cosas en Italia, a nivel político, está bajo míimos. Su comentario me cuadra con esa impresión pero Lo que yo quería decir es que el trato a los inmigrantes por parte de la administración en España no es mucho mejor. Y añado que desde los medios afines al gobierno (en estos momentos sólo está Público y, a veces, El Periódico) se hace campaña por convencernos de lo mal que se hacen estas cosas en Europa y de lo moderado que es nuestro ejecutivo y el presidente Zapatero.

    Señalar al gobierno Italiano como malo malote en el trato a inmigrantes para suavizar la cruda realidad de la ley española de inmigración, netamente neohitleriana, es una trampa y una cortina de humo. ¿ Qué administración trata peor a los inmigrantes? Está por ver, y no tengo tan claro que sea la italiana.

  9. fhku dice:

    que hijos de puta esos fascistas italianos. lo que estan haciendo a los pobres inmigrantes.
    podian aprender un poco del gobierno socialista español , aqui a los que vienen en cayuco se les “rescata” y luego se les “interna en centros de acogimiento”.
    parece que esta previsto en españa “retornar” a sus paises de origen masivamente a los “irregulares” .tambien el gobierno socialista pretende “supeditar las regularizaciones” a las exigencias laborales.
    aqui amables ciudadanos “informan” a la guardia civil cuando llegan inmigrantes a las playas para que “sean atendidos”.
    este gobierno nuestro se muestra entusiasta con la directiva europea que que pretende ampliar el plazo de retencion ,(encarcelamiento), a 6 meses (18 en “casos excepcionales”).
    en fin , que todo esto es muy desalentador. pero no es una cuestion italiana solamente , ni tampoco de los gobiernos europeos.
    aqui ,(en europa) , estamos preparados para aceptar como necesarias el equivalente a las leyes de 1935 de nurembreg. al tiempo sino.

  10. Don Ricardo dice:

    Don Lucien, permítame después de la defensa que hice de usted unas entradas más abajo que le enmiende un poco la plana. Yo creo que tiene usted un problema, que es el de la exageración, sólo cuando habla de ciertas cosas, por cierto, porque mientras que cuando se trata de Cuba o de Venezuela todo son matices y rodeos, cuando habla de España, en cambio esos matices se le van de vacaciones, por lo que cae usted en la exageración.

    Pretender que políticamente representan cosas parecidas Zapatero y Berlusconi es una exageración. Es posible que Zapatero sea timorato o tibio, es posible que sea un amagador, pero en absoluto es comparable a Berlusconi, que representa a lo más duro de la derecha europea en su intento por que las libertades se transformen en algo puramente cosmético. Es una exageración hablar de la legislación española es neohitleriana, como es una exageración comparar la legislación española -que es claramente injusta- con la italiana, cuyos autores miran para otro lado cuando la chusma quema las casas de los rumanos, y ponen en la ley, negro sobre blanco, y con forma articulada la posibilidad de meter en la carcel a una persona por salir de su país en busca de una vida mejor.

    No exagere, don Lucien: eso le hace, en ocasiones perder credibilidad. Se lo digo yo, que soy muy exagerado.

    En cuanto a lo que dice don Charco, tiene toda la razón: sería muy interesante hacer un estudio de como nuestra sociedad de clase media trata a los inmigrantes que trabajan en sus casas, en los diferentes “sectores” de la asistencia doméstica. Nos llevaríamos muchas sorpresas, y quizás no encontraríamos relación entre la forma en que se trata a estos trabajadores y la orientación política e ideológica de sus empleadores.

  11. Berta dice:

    Sr Lucien, no crea que estoy de acuerdo ni por asomo con el trato que reciben los inmigrantes por parte de la Administración española. Nada más lejos de la realidad. Pero los niveles de irresponsabilidad que están alcanzando los políticos italianos en el trato del tema de la inmigración es surrealista, y recuerda desagradablemente a momentos muy oscuros de la Historia.
    Me dirán, quizás, que al final son sólo matices, que se trata sólo de diferencias en el discurso… Como hace notar fhku, hay mucha hipocresía por parte de los políticos y la Administración en España, y tampoco los que se hacen llamar socialistas han trabajado de verdad en políticas de integración, pero en mi opinión, las formas son también importantes, porque traen consecuencias.
    Y hablando sólo de las formas, las diferencias son claras. Si los políticos de Allianza Nazionale o de la Lega Nord o del Popolo della Libertà de Berlusconi mantienen un discurso claramente racista, dan alas a los locos peligrosos que queman campamentos gitanos, agreden a musulmanes, etc.
    Es un círculo vicioso, los políticos (y sus medios, que son la mayoría) encienden los ánimos de los fácilmente inflamables y luego usan el ‘descontento’ y la ‘preocupación’ que los ciudadanos demuestran como excusa para endurecer leyes y violar los derechos humanos. Y eso es preocupante.
    Por otra parte, estoy de acuerdo con Don Ricardo, usar adjetivos como ‘neohitleriano’ le resta fuerza a sus argumentos, que por lo demás no necesitan exageraciones para hacer pensar.

  12. COMPAY QUE GUAY dice:

    Frases famosas del vicealcalde de Treviso,aliado de Berlusconi:

    “yo sé como solucionar el problema de los extracomunitarios: habría que vestirles como liebres. abrir la veda de caza y pum pum pum”

    – para resolver el problema de la droga en Treviso ha quitado unos bancos donde se sentaban los drogadictos para inyectarse la dosis y cuando le han preguntado si le parecía que podía ser la solución ha contestado: “Si hace falta corto también todos los árboles de Treviso”

    – “Estamos combatiendo una guerra, las naves donde llegan los inmigrantes hay que hundirlas con los bazookas.”

    Y la última de este miserable personaje es que no quiere “perros extranjeros”,que hay que volver a las antiguas razas caninas italianas.

    VALIENTE HIJOPUTA!

  13. charco dice:

    No sé no sé, don Ricardo, igual en el estudio referido nos llevamos una sorpresa …..Pienso que hay mucha gente de clase media, clase baja, trabajadores, obreros o proletarios ( nos podemos llamar como queramos) que son tan intransigente s como el arias cañete de turno.
    Por cierto, la manteca colorá y la sobrasada es lo mismo?? o es sobreasada??

  14. l.g. dice:

    Bueno, pues iba a decir que tanto criticar lo de Italia y va y resulta que aquí la cosa no está mucho mejor, pero veo que ya lo han dicho otros. Bien. Añado una reflexión: En muchos aspectos creo que prefiero a los fascistas tipo Berlusconi que a los izquierdosos tipo ZP, ya que al final las políticas son parecidas, pero al menos los fascistas lo dicen a la cara y son menos hipócritas. Conste que donde digo ZP podría hablar de buena parte del centro izquierda europeo.

  15. Creo que sería un error por mi parte insistir en la comparación de las políticas españolas de inmigración frente a las italianas, básicamente porque desconozco estas últimas. De todas formas no escurro el bulto y debo tomar en serio su comentario sobre el grado de irresponsabilidad de los dirigentes italianos en esta materia, evidente desde el reciente regreso de la derecha al poder. Lejos de mi intención está el situar al mismo nivel a Zapatero y a Berlusconi. Esta claro que no es lo mismo, por mucha tirria que me cause el presidente español.

    Mi idea, que podría pecar de exagerada (aceptando la estela del comentario de don Ricardo), porque no es fácil profundizar en los farragosos textos legales de las diferentes leyes, reformas y actualizaciones de nuestras leyes o ley de extranjería, no refleja más que la constatación de la realidad de los inmigrantes sin papeles que intentan llegar a España, la realidad de los centros de internamiento y, por último, la realidad no menos indiscutible del creciente rechazo social que sufren los inmigrantes.

    Los textos legales sobre inmigración vigentes en España (ley de extranjería) no mitigan mi preocupación y cosechan críticas desde distintos frentes, organismos y organizaciones no gubernamentales, empezando por SOS Racismo. ¿Dónde está la frontera del calificativo “neohitleriana”? ¿Acaso estamos barriendo la suciedad debajo de esa alfombra amparada en el lenguaje tramposo de unos textos legales melifluos y engañosos que esconden bajo su redacción suficientes ambigüedades como para que se lleven a cabo deportaciones masivas como de hecho se están produciendo en España?

    Según el Ministerio del Interior:

    “a lo largo de todo el año pasado fueron deportados a sus países 55.938 inmigrantes. No obstante, el 83% fueron devueltos desde la frontera a través de las tres figuras existentes en la Ley de Extranjería: 24.355 clandestinos fueron rechazados en los puestos fronterizos habilitados (retorno), 15.868 inmigrantes que intentaban entrar por puestos no habilitados fueron deportados (devolución) y 6.248 fueron expulsados por acuerdos con terceros países (readmisión).

    Por otro lado:

    “en 2007 la Comisaría General de Extranjería y Documentación, el órgano encargado de gestionar las repatriaciones, incoó 45.714 expedientes de expulsión a inmigrantes en situación irregular detectados en el interior del país. Sin embargo, sólo pudieron ser expulsado 9.536 de estos ‘sin papeles’, apenas el 20,8% del total.”

    Ojo a la negrita, que es mía, y que manda huevos.

    ¿Qué significa todo esto? Cada cual tendrá su opinión, pero la realidad es que el gobierno no hace mucho ruido con el asunto y las deportaciones se llevan con mucha discreción, lo que no impide que se conozcan las condiciones inumanas que padecen miles de inmigrantes llegados sin papeles, que pasan un nuevo calvario tras el obvio calvario de su viaje.

    ¿A dónde nos lleva este panorama? A escenarios como la reciente propuesta de reforma que endurece (todavía más) la Ley de Extranjería. supongo que todos recuerdan que dicha reforma superó el trámite en el Senado a finales de 2007, con el apoyo de PP, CIU, CC y PNV y el rechazo de la “izquierda”, preocupados todos por las elecciones elecciones. Ahora mismo, si no estoy equivocado (corríjanme los que están más al día en leyes) la reforma está medio congelada en el Congreso y ya veremos qué pasa. Es muy difícil, en este caso, evitar el calificativo de ley neohitleriana. La controversia sobre el texto vigente podría quedar en asentimiento ante la llegada del nuevo.

    Le recuerdo, Don Ricardo, que hasta IU firmó un manifiesto en el que mostraban su rechazo y preocupación ante esta propuesta de reforma, manifiesto en el que se afirmaba algo como:

    Proposición de Ley “De medidas para la Lucha contra la Inmigración Clandestina” que el Senado ha enviado al Congreso y que profundiza el espíritu represor de la actual legislación de extranjería y conforma un severo ataque a los Derechos Humanos.

    O sea, que su partido en Madrid, con un criterio que comparto, comparte esa visión que pesa sobre la ley vigente y que se acentúa ante la nueva propuesta, porque lo dice el manifiesto claramente:

    …espíritu represor de la actual legislación…

    Efectivamente, esa ley represora vigente (como la califica IU Madrid, entre otras organizaciones) es la que yo califico de neohitleriana, pero no vamos a discutir los calificativos. tiempo habrá de acercar posturas (y calificativos) si la propuesta conservadora llega a buen término, y está por ver cómo la tratará el PSOE (yo imagino que la pulirá con un lenguaje asimilable por la opinión pública, la forrará de ambigüedades y la venderá como el colmo del socialismo, vaya, en su línea tramposa habitual).

    Ah, no deje de leer el manifiesto:

    http://www.nodo50.org/atraie/spip.php?article262

    Quizás algún inocente comentarista o lector de esta bitácora guarde esperanzas en el PSOE, y supongo que es mejor, en estos casos, darle la palabra a los que mejor la manejan. Copio el artículo de Javier Ortiz en Público del pasado Miércoles (28 de Mayo), titulado “El rapto de Europa”:

    Espeluznantes episodios de xenofobia en Sudáfrica. Pero lo de allí es un fenómeno muy específico: la población local, paupérrima, sin apenas instrucción, se rebela violentamente contra los inmigrantes de los países vecinos, que huyen de sociedades que están en vías de autodestrucción pero que recibieron en su día una educación comparativamente mucho mejor, por lo que acceden con más facilidad a los puestos de trabajo disponibles.

    Lo de Europa es de un género totalmente diferente. Berlusconi, el nuevo histrión de Italia –sigue el ejemplo de Mussolini, que fue otro, de marca mayor–, se mofa de las críticas que el Gobierno español dirige a su política de inmigración. “¡Pero si nos limitamos a seguir el ejemplo de España!”, replica, socarrón.

    Lo peor es que no le falta razón. En lo referente a la inmigración, el Gobierno de Zapatero se ha especializado en combinar un discurso de apariencia humanista con una práctica fría e implacable. El nuevo ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho –que doy por supuesto que el presidente del Gobierno no designó por error, sino con plena conciencia de lo que hacía–, ha anunciado que su intención es endurecer la legislación sobre extranjería. El parlamento que se endilgó anteayer en el Congreso de los Diputados dejó muy claros los criterios que rigen su política: que vengan inmigrantes para trabajar en lo que los españoles no aceptan, y menos por esos salarios de vergüenza, pero nos reservamos el derecho a expulsarlos si las condiciones cambian por culpa de la maldita crisis (perdón: desaceleración) y ya no nos compensa su incómoda presencia. Él lo dijo al modo de los políticos de ahora, tan dados al circunloquio. Afirmó que pretende “gobernar el fenómeno de la inmigración reforzando su vinculación con las necesidades del mercado laboral”. Es lo mismo, pero traducido a lenguaje jesuítico.
    Es en eso en lo que está ahora mismo toda la Europa rica: “¡Sirve, lacayo, y si no, fuera!”.

    ¿Saben ustedes que ninguno de los estados de la UE, España incluida, ha ratificado el Convenio de la ONU sobre Derechos de las Personas Migrantes? Pregúntense por qué será. Y acertarán.

    Sí, supongo que al final soy un exagerado. Pero no soy el único.

  16. Reven dice:

    No es muy alejado de lo que Zapatero intentó en su día….

  17. Rober_MdP dice:

    Leyendo el manifiesto que nos indicaba D. Lucien, y desconociendo completamente en que estado de tramitación se encuentran las propuestas legislativas que se indican en el mismo, me extraña que vayan por ese camino, cuando la jurisprudencia reciente del Tribunal Constitucional (recordemos que su Presidenta, Mª Emilia Casas, es Catedrática de Derecho del Trabajo) es bastante más flexible y permisiva con los inmigrantes no regularizados.

    Es cierto que la Magistratura española siempre se ha caracterizado por mostrar un talante conservador, cuando no ultra, pero últimamente en materia de Derecho Laboral, las últimas resoluciones están suponiendo un soplo de aire fresco para los extranjeros (p. ej. el reconocimiento sin condicionantes del derecho de libertad sindical, así como el de ejercicio de huelga, aunque no se encuentren con permiso de trabajo en España). Porque al fin y al cabo, y tal y como señala el manifiesto en alguno de sus puntos, los Derechos Fundamentales se tienen por el hecho de ser persona, no por tener unos papeles, que en cualquier momento pueden quedar mojados.

  18. velvetpac dice:

    Hablaré de mi experiencia. Trabajo desde hace unos meses de “masover” (vigilante, guarda…) en una finca. En ella hay varios inmigrantes africanos trabajando, la mayoría sin contrato. El trato que reciben deja mucho que desear; no les proporcionan chubasqueros, por lo que estos días de lluvia se los he tenido que dejar yo. Tampoco guantes, que han de comprar de su bolsillo. Supongo que cuando todo esté acabado dejarán de interesar y entonces pasarán a ser inmigrantes problema.
    No creo que haya una gran diferencia de hechos (de palabra sí, ya conocemos a los socialistas). Solo hay que fijarse en el rencor que transpiran las palabras del Ministro de Trabajo.

  19. El otro día escribí esto en el comentario #8 de este hilo:

    Señalar al gobierno Italiano como malo malote en el trato a inmigrantes para suavizar la cruda realidad de la ley española de inmigración, netamente neohitleriana, es una trampa y una cortina de humo.

    aunque yo miraba hacia atrás y no precisamente hacia lo que viene, que es mucho más demencial, no está de más echarle un vistazo a este artículo de hoy Viernes (día 6 de Junio de 2008) en Público:

    http://www.publico.es/123417/iu/gobierno/ley/electoral/lista

    Llamazares dixit.

    Supongo que usted, Don Ricardo, continuará discrepando conmigo respecto a la presente legislación española, que yo considero neohitleriana, pero me gustaría que tiene que decir ante lo que llega y ante la opinión de su líder.

    Quién sabe si de la noche a la mañana aludir al nazismo de ciertas políticas y leyes pase de ser exagerado a ser plausible, ¿verdad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.