Carta abierta a don Mariano, el proetarra

Posted · 18 Comments

Mi cada vez más estimado don Mariano de toda mi consideración:

Espero que al recibo de la presente se encuentren usted y su distinguida familia bien de salud. La mía y y yo, bien, a Dios gracias, así como mis queridos perros, que me piden encarecidamente que le dé a usted un par de solidarios lametones, a modo de avales caninos, cosa que, si me permite, me abstendré mucho de hacer, tanto porque así lo exigen las normas mínimas del decoro y de la prudencia, como porque, no lo negaré, la ejecución literal de la tal orden me produce una cierta aprensión.

Me pongo en contacto con usted para notificarle una grave injuria de que está usted siendo objeto a través del diario Libertad Digital. Y es que nobleza obliga, don Mariano, y de la misma manera que durante le legislatura anterior advertí en no pocas ocasiones al presidente del Gobierno, al Partido Socialista, a Izquierda Unida, a Izquierda Republicana de Cataluña, al Fiscal General del Estado, e incluso a Su Majestad, de los ataques probablemente delictivos de que eran objeto todos ellos a través de la emisora radiofónica de los obispos subvencionados y del diario ultraderechista que edita en internet el comunicador -que no periodista- estrella de la mencionada cadena, ahora debo advertirle a usted de injurias similares.

Y lo hago con la esperanza de que sea usted más valiente que los anteriores, ninguno de los cuales -a excepción de Izquierda Republicana de Cataluña- quiso entablar pleitos ni querellas contra sus injuriantes episcopales, ofreciendo como pretexto vagos discursos acerca de no convertir en mártir de las libertades a quien evidentemente busca tal martirio. Como si existieran tales libertades.

Pues bien, don Mariano, debe usted saber que esta misma mañana, a las 8 horas y 42 minutos exactamente -ni antes, ni después- ha sido usted víctima de un grave -y presunto, de momento- delito de injurias: un conocido exterrorista, que participó directamente en el asesinato de un pobre policía hace unos años, le acusa a usted nada menos que de proetarra. Y no lo hace con rodeos, ni con figuras literarias de ningún tipo, no emplea giros, ni perífrasis, ni metáforas, ni comparaciones, sino que escribe una entrada en su blog y la intitula “Rajoy, el pro etarra“. (Baje usted, hasta la mitad, más o menos, es la segunda entrada del día de este blog tan mal escrito como mal ordenado).

Usted, don Mariano, verá lo que hace. Si a mí me ocurriera lo que le ocurre a usted, no dude que ya estarían mis señores abogados trabajando en el tema. Es cierto que es usted un dirigente político de uno de los partidos más votados, y que por eso, está usted expuesto a la crítica política. También es cierto que, en aras de la libertad de expresión, frecuentemente, se sacrifica el derecho al honor de los personajes políticos, y se permite el uso de un “lenguaje fuerte“, en palabras del juez Marlaska, a la hora de llevar a cabo esa crítica. Pero sostengo ahora, como sostuve antes, cuando me lo llamaron a mí, cuando algunos -muy cercanos a usted en aquel momento, por cierto- se lo llamaron al presidente del Gobierno y a los representantes de las formaciones políticas que le apoyaron, que llamar a alguien proetarra no forma parte de los derechos que asisten a los ciudadanos a la hora de ejercer la legítima crítica política.

Don Mariano, usted verá qué hace con esta información que le doy. Yo, en su lugar, seguiría la ruta abierta por don Alberto Ruiz Gallardón, y ordenaría a mis asesores legales que interpusieran la correspondiente querella contra este sujeto indeseable e hipócrita. Y no sólo por hacerle pagar lo más caro posible este insulto a su persona, sino por intentar hacer lo que quien tuvo muchos más motivos que usted para hacerlo en el pasado, el Gobierno de la Nación, que veía como cada mañana se le acusaba desde las ondas episcopales de estar detrás de los atentados de Atocha, no se atrevió: dejar bien claro que insultar no es gratis, que el delito no debe quedar impune, y que las cazas de brujas son de muy mala educación, aunque las desencadenen los curas.

Sin otro particular, quedo a la espera de sus siempre gratas noticias, le envío un cordial saludo, y le ruego que me ponga a los pies de su señora, que ya me encargo yo de ir subiendo.

Ricardo Royo-Villanova
Chivato

18 Responses to "Carta abierta a don Mariano, el proetarra"
  1. ¿Y quién puso a Rajoy donde está? Ergo, Jose María es proetarra.

    No hay que ser psicólogo titulado para saber que los delirios paranoides suelen ir casi siempre a peor.

  2. Mpkstroff dice:

    No sé por qué me da que Moa ha enloquecido. Y me da no sé qué meterme con los locos, sabe usted.

  3. COMPAY QUE GUAY dice:

    Que me lo incomuniquen en el cuartel de Intxaurrondo,que este va a cantar la Traviata a capella,por mis bigotes!

  4. siboney dice:

    He leído el comentario de Pío Moa en su blog de Libertad digital. Como siempre, es un comentario de gran claridad y lógica, y destruye la demagogia ambiente. Muy bien por Pío Moa. Una vez más.

  5. Reven dice:

    @Siboney Pío Moa tiene la misma coherencia que intentar dejar una sensata estupidez enmarcada en una botella de cristal de forma triangular que ha quedado atrapada en un mundo paralelo.

    ¬¬

  6. estupefacto dice:

    “y le ruego que me ponga a los pies de su señora, que ya me encargo yo de ir subiendo.”

    Ay madre, Don Ricardo, que jartada de reir.

    Muy buena la carta. :D

  7. Don Ricardo dice:

    Don Estupefacto, eso lo solía decir un tío mío que tenía yo. Y algún problema que otro debió tener en aquellos años cincuenta y sesenta en que se lo decía a quien se le ponía por delante.

  8. Coincido con Don Estupefacto.

    Don Ricardo, eso de encargarse uno mismo de subir desde los pies la señora del prójimo ha sido excelente. El post tiene su gracia pero es que la frase final le hace sombra.

    Sobre el post o sobre el artículo de Pío Moa… no lo he podido leer, pero lo cierto es que nada me sorprende. Habría que hacerle menos caso a estos personajes, que no llegan ni a eso, personajes.

  9. Los lametones en carrillos marianos causarían probablemente molestias por residuos capilares en la zona lingual-uvular. Como quiera que la contrapartida potencial es en sí misma igualmente repugnante, yo también me abstendría.

    Se ve que la flor más delicada es de distinta opinión.

  10. surco dice:

    Estoy con Don Lucien; este tipo de personajes forman parte del folklore. De todas formas, si sirven para hacer post divertidos, pues vale. Ha estado usted salao, Don Ricardo.

  11. robertoC dice:

    Pero, Don Ricardo, ¿lee usted a terroristas retirados? ¿se lo ha hecho usted mirar? ;-)

  12. ultimolunes dice:

    Solo en un pais en el que reinen las hadas, la policia es honesta y hace su trabajo sin necesitar informantes. En la etapa franquista no reinaban las hadas. la policia tenia: chivatos, soplones, informadores forzados y de los que se ofrecían etc, etc.
    Los españoles, gente tosca y cínica a la vez, nunca han revisado, dentro de la necesaria revisión de nuestra memoria reciente, este inquietante sector.
    si se toma como ejemplo Inglaterra vemos que desde el laborismo más melifluo a la extrema izquierda han sido habitualmente penetrados (ese es el verbo que se usa: penetrar) por el “stablishment” (creo que se escribe así) y bastaría todo lo que se sabe del IRA (y lo que se sospecha) para confirmarlo.
    Lo tosco y primario de nuestra forma de conmportarnos, unido a la dejadez y la desidia (parientes del cinismo y la cobardia) hacen que lo más sofisticado en cuanto a infiltraciones que estamos dispuestos a asumir sea el picoleto que se metio en ETA o algún estupa que se toma copas con algún mindundi colombiano.
    yo, paranoico, desmoralizado y con la fe perdida sigo pensando que aquellos polis del último franquismo eran excelentes en lo suyo, que metieron gente arriba, bien arriba… gente que como en el caso de muchos agentes de la añorada URSS no tiene a quién rendir cuentas hoy. Moapio era un egresado de la escuela de Conesa. eso es obvio.
    lo que me gustaria saber es de que miembros del Comité Central sospechaban otros miembros, dentro del comité central, en el periodo + – 74 / 80.
    No es un disparate. años después el Interviú contaría como se disolvió el FRAP, en una reunión en la que se levantó uno y dijo que al menos la mitad de los presentes eran soplones.

    Si los buenos chavalotes de la GPU se dedicaron a seducir pijos en Oxford y les sacaron buen zumo durante 40 años… (no eran torneros, ni maestros de escuela). ¿porque la poli de franco nunca se interesó por saber algo de los que mandaban en la oposición? ¿era un bloque tan duro que nunca lo consiguieron?

    Moapio hizo lo que le mandaron, con un martillo o con un sacacorchos… y sigue haciendo lo que le mandaron. En eso si es honesto.

  13. Mpkstroff dice:

    Don Siboney:

    Aléjese cuando vea un ejemplar del DSM-IV, no sea que se le aplique.

    A Pío Moa ya no em atrevo a hacerle recomendaciones. No creo que entienda el idioma comón, ése que él llamara Ej-PAÑOLLLLLL pero que tan mal utiliza (ya sabe usted, la LOGSE, que ha hecho mucho daño. O el recalentamiento de sesos causado por la boina)

  14. felix dice:

    Aquí esta Rajoy probando de su propia medicina.

    Disfruto viendo la crisis en el PP cada día y como toda la mierda que han vertido estos años ahora les salpica en la cara.

    Saludos.

  15. Don Ricardo,

    No se pasa usted un poco con la derecha pepera … sin ya están más que jodidos para necesitar de su apoyo….

    No será que añoras al bigotes ??

  16. Sería muy importante que Rajoy lo pusiera en manos de sus abogados.
    Saludos,
    Diego

  17. Rosas Verdes dice:

    Brutal. Has estado sembrao, Richard, de lo mejorcito que te he leído.

    Junto con algunas perlas entre los comentarios de Pio Mofa, impagables:

    http://www.libertaddigital.com/bitacora/piomoa/comentarios.php?id=3407&num=1#com683276

    Con un par, retórica de altura en la boca del lobo.

    Saludos, y gracias por el buen rato :-)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.