Lamela, mártir de la moderación marianista, o el purgador purgado

Posted · 7 Comments

Lamela¡Santa Madre de Dios, lo que hay que oir! Ayer, con alevosía, con nocturnidad, con mucha mala leche y, como es habitual en ella, con estilo barriobajero,  la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha montado en su gobierno una purga ante la que Iosif Vissarionovich Dzhujasvili, Stalin, se quitaría el sombrero en señal de respeto, y ha puesto en la calle -con el frío que está haciendo estos días, oigan ustedes- a varios consejeros que en el pasado congreso conservador han apoyado a Mariano Rajoy que, si atendemos a lo que dicen de él en la COPE, lo menos se ha hecho maoista y mahometano. Pero al caso, y el caso es que Esperanza ha purgado a cinco consejeros, entre los cuales se encuentra el padre de todos los enemigos de la sanidad pública y de los servicios públicos en general, don Manuel Lamela, debiendo ser interpretada esta frase como una poética licencia, y en ningun caso como una intención de sembrar dudas acerca de la promiscuidad del purgado. Ya ven ustedes, el que amparándose en una denuncia anónima desmanteló el servicio de Urgencias del Hospital Severo Ochoa a de Leganés, por motivos ideológicos y religiosos, el responsable de que en la Comunidad de Madrid muchos enfermos mueran entre terribles estertores, ahora se ha convertido por arte de birlibirloque en martir de la renovación marianista. Así que ya lo ven ustedes, don Manuel Lamela, al final pasará a los anales de nuestra nación madrileña como el purgador purgado.

NOTA: en un gesto de manipulación informativa sin precedentes, pero al que tengo derecho por ser el legítimo propietario de esta bitácora, pongo de nuevo esta entrada en primer lugar.

7 Responses to "Lamela, mártir de la moderación marianista, o el purgador purgado"
  1. Aníbal dice:

    Ya sabía yo que iba usted a comentar la última hazaña de la “lideresa” don Ricardo.

    El verso suelto no tolera que haya mucha libertad en sus filas. Se paga caro no ser incondicional de doña Esperanza en chez liberalismo.

    Y a lo matón. No ha querido ni que pasara el verano y esperar a Septiembre para maquillar la limpieza. Soy chula y autoritaria ¿Pasa algo?

  2. surco dice:

    Don Ricardo.

    La condesita será lo que quiera, pero tenemos que reconocer que es una tía eficiente en su mala leche, que bicho, oiga.

    Por otro lado estoy con usted, que se cepillen a Lamela, que quiere que le diga, me importa un supositorio. De hecho hasta deberíamos alegrarnos, si no fuera porque su sustituto seguro que está a la altura.

    En fin, que me voy a preparar para ver el partido.;no vaya a ser que Mercelino la vuelva a liar de cabeza.

  3. O me jor a cada cerdo le llega ….

  4. adanes dice:

    Curioso que Rajoy en su intento de moderar el PP, de llevarlo otra vez al “centro” fiche a un personaje así.

  5. Independiente dice:

    Ya, ya, muy bien, eso del localismo aldeano de Madrit, pero…..
    Digame…..

    ¿Que sabe usted del consejo de la territorialidad de Moscow Capital?

    ¿Pienasa usted que seguira instalado en el “occidntalismo” mas absoluto, o que se abrira a la internacional ejemalista?

    ¿Mira usted los periodicos?

    ¿Viaja usted?

    Sacudase sus fantasmas nacionalistas.

    Que caigan sus nueces!

    (NO SEA SOSO)

    Saludotes.

    freebtasuana.

  6. eloi dice:

    Bueno, creo que esta historia vuelve a probar que tanto monta la “liberal” Aguirre como el “moderadísimo” Rajoy. Que el PP ha vendido como cambio de línea un simple reajuste de personas.
    El ejemplo lo da que un caballerete de la catadura de Lamela pueda seguir en política después de las salvajadas montadas en Sanidad-Madrid y las sentencias judiciales… recuperado para la primera línea se su partido por el “moderadísimo” Rajoy.
    Y que su carrera sufra un traspiés (momentáneo) – sólo – porque se note que ha cambiado sus preferencias.
    Lo curioso es la escandalera montada porque Aguirre limpie su patio en respuesta a la limpieza que Rajoy ha hecho en el suyo.
    El “marianismo” empieza a golear.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.