Hay en Jaén un miserable borracho que tiene a una perrita, una cachorra pequeña de siete meses de edad, atada todo el día al sol, sin comida, ni agua. Los vecinos ven cómo diariamente la pega, y oyen a la perra chillar. Hay una asociación de ayuda a perros abandonados que no tienen sitio para hacerse cargo de la perrita, pero si encuentran a alguien que quiera quedársela, se comprometen a cogerla -el dueño está siempre borracho y al parecer sería fácil hacerse con ella- y enviarla mediante un servicio de mensajería a donde sea. Si está usted interesado en esta perrita o puede hacerse cargo de ella de alguna manera, aunque sea en acogida temporal hasta que se le encuentre un hogar definitivo, escríbame un correo pinchando aquí y yo le pondré en contacto con estas personas. La perra es de pequeño tamaño y tiene siete meses de edad.

Tagged with →