Estoy reuniéndome -vía messenger y skype- estos días con importantes y destacados militantes socialistas, que quieren que me pase a sus prietas filas. Mis condiciones son las siguientes:

1.- Vuelta al marxismo.

2.- Sustituir “La internacional” como himno oficial, y poner en su lugar “Soy rebelde porque el mundo me hizo asín”.

3.- Que me nombren presidente de honor, con capacidad de veto sobre cualquier decisión tomada por cualquier órgano o cargo público.

4.- Que me paguen el suministro de panceta de los próximos 60 años.

Veremos en qué queda el asunto.

Tagged with →