PublicodospasosEl PSOE quiere presentarnos como el colmo del espíritu revolucionario y progresista dos iniciativas que los delegados de su trigésimo séptimo congreso van a discutir estos días. Se trata de dos medidas que más que de izquierdas, son de sentido común. Una de ellas, el derecho a morir con dignidad, la otra el derecho a votar de los inmigrantes no comunitarios en las elecciones municipales. Con estas cosas, y con la cara de bueno de ZP, nos engañaron a muchos la legislatura anterior, pero ya no cuela.

Dejado de lado el hecho de que, como nos recuerda hoy don Javier M, la ampliación del derecho de voto de los inmigrantes (aquí pueden menearlo, para que esta nueva prueba de la deslealtad socialista con IU y de la hipocresía de ZP se difunda) ha sido propuesta varias veces por Izquierda Unida (la última, en abril de este mismo año), y no aceptada por los socialistas, y que la aceptación del derecho a morir dignamente es más de sentido común que de izquierdas, digo yo que, por ejemplo, si lo que quieren es hacer políticas de izquierdas y no vender humo, pues, podían preparar una serie de leyes de mínimos -leyes nacionales, estatales, obligatorias para todos y comunes, como la lengua común- que protegiesen los servicios públicos, especialmente la sanidad y la educación, de los encarnizados ataques que están sufriendo en algunas comunidades autónomas, como Madrid.

Seguro que a ustedes se les ocurran otras cosas.