Pues resulta que los cachorros no son peluches. Mean, cagan, roen los muebles y es necesario educarlos. Mucha gente inconsciente los regala a sus hijos en Navidad como si fueran juguetes, y en verano están hartos de ellos, así que los dejan en la calle en la mayor parte de los casos, o en la perrera, si el animal tiene suerte y el amo poca vergüenza. Es posible que este año, superemos la cifra de 200.000 animales que anualmente se abandonan en España, porque el mes de agosto ha sido especialmente siniestro en este sentido. Esto es algo que en otros países europeos, como Alemania, donde acaba buena parte de los galgos que se salvan del instinto asesino de muchos cazadores españoles, no comprenden.

Me han mandado por correo el vídeo que encabeza esta entrada. Aunque se oye mal -y no está en la lengua común-, les ruego que lo vean. Es muy ilustrativo. Y si les quedan ganas de colaborar, pueden visitar la web de O Jati Can, una protectora de animales de Vigo, Pontevedra, que en realidad son cuatro amigas que este año las están pasando canutas, porque tienen más perros y gatos abandonados que nunca, no tienen ayudas de ningún tipo, y sobreviven gracias a las casas de acogida. Necesitan voluntarios, medicinas, pienso, leche, dinero… Así que si puede, ya sabe.

www.ojatican.org

Tagged with →