Con la música a esta mesa

Posted · 73 Comments

A Sueldo de La HabanaPor don Lucien de Peiro

El pasado Sábado fui al concierto de Coldplay en Barcelona. Se trata de uno de los pocos grupos del llamado mainstream (corriente principal) que me gustan más allá de la eyaculación precoz, aunque hay motivaciones sentimentales para ello. Recién llegado un servidor a Edimburgo, a mediados del año 2000, Coldplay acababan de sacar su primer disco al mercado (“Parachutes“). En la radio sonaban constantemente, y recuerdo como emitían una y otra vez por los canales de música de TV el videoclip de su primer single, “Yellow“. Coldplay eran adictivos y creaban hits como churros.

A pesar de la banda británica, la música mainstream, superventas o, simplemente, la música a la que prestan atención los medios masivos, no es santo de mi devoción. No tengo razones inobjetables y se me ocurre una de lo más subjetiva y que, además, no se cumple siempre: cuando escucho música de la corriente principal termino por aburrirme pronto. Me sucede lo mismo que con la comida rápida. La música “independiente”, la que no recibe la atención de los medios, la comida más elaborada, acostumbra a dejarme un calado mucho más perdurable.

De todas formas no hay una receta que establezca lo que es perdurable o sabroso y lo que no lo es. Como en el resto de las artes, en la música existe la libertad creativa aunque los autores que mueve el sacrosanto mercado acostumbran a tenerla coartada. A veces no sucede así, pero una compañía discográfica no ficha a sus estrellas en primera instancia por culpa de su arte, sino por las expectativas de beneficios monetarios que prometen. Es cierto que en muchos casos se produce un equilibrio entre las aves rapaces capitalistas que dirigen el negocio y sus artistas asalariados, pero si eres músico y haces lo que te da la gana, más vale que los que manejan el cotarro vean los beneficios en tu cara porque, en caso contrario, te ignorarán. La música más libre, transgresora e innovadora difícilmente será cocinada por una gran discográfica, que es la que dispone de todos los canales para conseguir que sus productos lleguen al gran público. Es aquí, en este escenario trágicamente capitalista, donde entran en juego los circuitos “independientes”.

¿Hay música que merezca la pena desde un punto de vista artístico en las radio fórmulas? Poca, pero haberla, hayla. ¿Hay un punto de vista artístico único? Creo que no, aunque la música que se programa en las radio fórmulas suele responder a esquemas seguros, mil veces saboreados y esencialmente apreciados por su capacidad mercantil. La música de radio fórmula, acusadamente mainstream, incorpora todos los tics que la industria exige para que su negocio sea rentable. Un ejemplo paradigmático y fácil de entender es el del último éxito de Kate Ryan, titulado “Ella elle l’a“, una canción que reproduce esquemas archiconocidos en las pistas de baile. Nuevo traje para los mismos argumentos.

Continuemos con la comparativa gastronómica, un poco sui géneris. “Ella elle l’a” no es un producto despreciable, simplemente es una hamburguesa musical facturada por una cadena multinacional. Comida rápida. Nada obliga a que disguste por sí misma, pero es una hamburguesa de las que se producen como churros, mezclando tramposamente las partes menos nobles de la carne con todo tipo de ingredientes que fomentan la adicción, como el azúcar (1). Coldplay sería un huevo frito; también es comida rápida pero presume de una naturalidad y honestidad culinaria sin pretensiones que le favorece. Bruce Springsteen, por ejemplo, sería como una paella; es una fórmula más que trillada, como el huevo frito, y no aporta nada nuevo, pero no le hace falta, porque es tan sabrosa como perdurable. A veces no le coge el punto al arroz, pero cuando lo clava está para chuparse los dedos.

La música “independiente”, la más libre, es como la cocina de autor más vanguardista; pocos la degustan y muchos reniegan recordando su elitismo mientras dudan de que realmente sea cocina (¿cuántos, por ejemplo, me han llegado a decir que Autechre no era música si me sorprendían escuchando al dúo de Sheffield, alma mater del sello Warp?). La música “independiente” está hecha para los oídos ávidos de sensaciones nuevas, innovadoras y ajenas a las restricciones de la industria musical. Un ejemplo mínimamente accesible, para el que sienta curiosidad, sería el último trabajo de Portishead, titulado “Third“(2). Música inspirada, creativa y valiente, música en absoluto acomodaticia que intenta romper esquemas. A mi juicio, arte.

Desde La Habana me preguntan: ¿y qué piensas del Son? Mi respuesta es que no lo conozco muy bien y, a riesgo de contradecirme, por muy variada que sea la música no vamos a negarnos a comer una paella o un par de huevos fritos. Todos tenemos nuestras preferencias, nuestras filias y fobias, pero un poco de experimentación viene bien de vez en cuando. Además, la música “independiente” es tan cara o tan barata como la mainstream, y eso no sucede con la gastronomía.

Notas:

(1) Véase el documental “Super size me“, de Morgan Spurlock.

(2)Third” está editando por Mercury Records, que a su vez forma parte de Island Def Jam Music Group, filial en última instancia del conglomerado de Universal Music Group. Esto nos llevaría a un análisis en profundidad sobre las multinacionales del sector, que lo controlan casi todo, incluyendo la música “independiente” (entre comillas, claro).

73 Responses to "Con la música a esta mesa"
  1. mitxel dice:

    Pues acabo de leer algo sobre un estudio que define la personalidad de cada cual a partir de sus gustos musicales. Buscan cobayas.

  2. siberiano dice:

    Como instrumentista (de clásica, independiente y de folk), compositor y estudiante de musicología que soy, me gustaría hacerle un par de apreciaciones:
    – En primer lugar, hemos de diferenciar dos cosas: la música y el sonido. La música es todo aquello universal, tangible y reproducible, es decir: ritmos, armonías, melodías… Más o menos, lo que se puede escribir en un pentagrama, hablando mal y pronto.
    – El sonido es “eso” que le da cada grupo, su estilo interpretativo, el “ethos” que le dan a tal o cual canción, etc.

    Dicho esto, creo conveniente decir que la música de Coldplay, Portishead y la inmensa mayoría de grupos independientes no aportan nada, reutilizan los mismos esquemas: las mismas cadencias, los mismos tipos de acordes, las mismas líneas melódicas. Desde la irrupción de la música eléctrica (la democratización de la música, dicen algunos), y con las innovaciones estrictamente musicales de la música pop, todo está ya hecho. Comparar la música (sólo música) de Bisbal y la del último indie de Bristol, nos llevaría ante la desilusionante sorpresa de descubrir que ¡es lo mismo! Esta es una de las razones por la que a los músicos académicos (que, además, solemos ser bastante intransigentes) no nos gusta la música moderna: más allá del grito pelao del cantante y el guagua del guitarrista, todo es igual.

    Por tanto, creo más adecuado hablar de sonidos. Ahí sí se pueden establecer comparaciones: a uno le puede gustar más el toque “chic-decadente” de los Pixies que el sevillaneo cutre de Los del Río.

    Llegados a este punto, ahora pueden imaginar qué caminos opuestos han elegido las diferentes músicas: los clásicos (o académicos, como prefieran) nos decantamos por avanzar en cuanto a lo estrictamente musical (aunque considero auténticos disparates los puntos a los que se ha llegado, a hacer ruido y paridas modernas para progres del estilo); y la música popular, por diversos motivos, tiró por el sonido.
    No juzgo de mejor ni peor lo uno ni lo otro, cada uno es libre de elegir.
    En cuanto a lo de las radio fórmulas, estimado Lucien, no sé qué decir. No sé si fue antes el huevo o la gallina. Me explico: no sé (y mira que he trabajado y colaborado con discográficas) si apuestan por aquello que va a gustar, es decir, lo que ya, más o menos, le gusta a la gente; o, por el contrario, hacen cualquier cosa, bombardean por todos lados, y lo establecen como moda. En resumen: ¿la gente elige la música o la música se mete en la gente? Yo apuesto, si hubiera de hacerlo, por lo segundo. Por ejemplo, el reggaeton ha existido desde hace muchos años, y no vendía nada, al menos aquí. Desde hace un tiempo, sólo se escucha reaggeton (o como se escriba, leches), ¿por qué? Pues porque la publicidad está para algo. Total, que la mayoría de las discográficas (después de consultar estadísticas y tal), al menos, las más hábiles, apuestan por lo que sea y luego nos lo hacen escuchar hasta la saciedad, hasta que lo “establecen”. Esto es, además, mucho más fácil desde que las empresas de discos se cuentan con los dedos de una mano: sólo tres tienen el 90% del mercado, entonces, todo está chupado.

    En fin, mendo coñazo que acabo de largar. Discúlpenme todos, piensen que yo me dedico a esto y estoy todo el día dándole vueltas.
    En resumen: ¿Coldpaly, Portishead, Madonna, El Koala, Massiel, María del Monte? = misma música.
    ¿Coldplay, Portishead, Madonna, El koala, Massiel, María del Monte? = diferentes sonidos.

    Y ,ahora, sé que me van a llover ostias por las agrupaciones que acabo de hacer, pero, bueno…
    Saludos!

  3. Don Ricardo dice:

    Oiga, don Lucien, ¿pero usted no decía que esto era para aligerar? Pues se ha lucido.

  4. No se preocupe, siberiano, que nadie le va a dar ostias. Usted sabe de lo que habla, mucho más que un servidor. Bufff, ha dicho muchas cosas. Permítame comentar algunas, aunque sea desordenadamente.

    En primer lugar ha dicho algo que me ha parecido especialmente interesante:

    no sé (y mira que he trabajado y colaborado con discográficas) si apuestan por aquello que va a gustar, es decir, lo que ya, más o menos, le gusta a la gente; o, por el contrario, hacen cualquier cosa, bombardean por todos lados, y lo establecen como moda.

    Tiene razón. Esta segunda opción no la tuve en cuenta y estoy seguro de que sucede tal y como lo ha dicho. Probablemente la realidad sea una mezcla de ambas cosas. Muy buen apunte, que no tuve en cuenta al redactar el texto.

    Por otro lado ha enfatizado una interesante distinción entre música y sonido, entre aquello tangible y aquello que no lo es, entre lo que escuchamos físicamente (por decirlo de algún modo) y aquello que podríamos considerar como el “toque” de cada artista o intérprete. Me parece muy interesante y acertada esta diferenciación. PArece algo bastante evidente.

    Incluso le diré que no discrepo especialmente cuando dice que la música independiente, en su inmensa mayoría, no aporta nada y que, básicamente, es lo mismo, se llamen Coldplay o Portishead. Su reflexión le lleva a buscar el interés en el toque, sin dejar de considerar a la música como tal como un proceso que ha llegado a una especie de límite evolutivo del que no puede escapar, un límite insuperable.

    No estoy en condiciones de discutir sobre este tipo de fundamentos con un musicólogo, pero le voy a dejar una opinión muy personal y que no quuiero que sea entendida como dogma de fe o norma o algo que deba ir a misa. Es sólo mi opinión, una opinión que tengo bastante particular. Atienda, a ver qué opina usted:

    en mi casa he mamado la música. Mi madre coleccionaba desde que recuerdo unos cassettes de música clásica. Recuerdo haber escuchado desde pequeño música clásica en casa. Mi madre amaba la clásica. Mi padre, en cambio, siempre tiró más por la música negra norteamericana, especialmente el blues y el jazz, aunque recuerdo aquel vinilo que se compró a principios de los 70 de un grupo llamado Deep Purple, con su famoso tema “Smoke on the water”. El rock estuvo también muy presente en mi educación musical, por decirlo de algún modo.

    Siempre me gustó J.S. Bach. El barroco en general me pirraba, y me lo pasaba pipa escuchando a Vivaldi, Haendel o Corelli. Monteverdi, más atrás, me fascinó desde siempre. Ahhh, sus “Vísperas de la santísima virgen” aún me enardecen. Es posible que muchos de ellos, por no decir todos, pudiesen encuadrarse en ese razonamiento suyo que musicalmente hablando eran lo mismo. Lo que pasa es que de ninguna manera eran lo mismo, quien sabe si por culpa de eso que usted denominaba sonido. Claro, los compositores fueron evolucionando, y cada vez se volvían más complejas sus composiciones, como por ejemplo las obras corales, que entre Monteverdi y el propio Bach, evolucionaron ostensiblemente.

    Son unos pocos los elegidos los que han llegado a inventar algo, pocos los que se pueden considerar maestros en un sentido estricto de la palabra. Déjeme que utilice una nueva comparación, dejeme que le hable un momento de cine, que es un asunto del que entiendo mucho más que de música, lo cual no significa que sea un experto. En Diciembre de 1895, en Paris, los hermanos Lumiere realizaban la primera proyección cinematográfica pública de la historia. Unos obreros salían de una fábrica, un tren llegaba a una estación, etc… Poco después, un tal Meliès empezó a hacer pequeños cortometrajes en los que no se limitaba a filmar algo que sucedía, sino que creaba algo y lo filmaba, como si filmase una obra de teatro. Eso era un salto cualitativo impresionante. Melies realizó una obra maestra absoluta del séptimo arte, una película fabulosa. Tanto él como otros pioneros inventaron sobre la marcha: apenas tenían referentes. Griffith mismo inventó las acciones paralelas, los grandes maestros del slapstick (Chaplin, Keaton o Lloyd, entre otros) inventaron infinidad de recursos visuales que hoy nos parecen normales. En 1941 Orson Welles realizó la que muchos consideran todavía como la mejor película de la historia. Hablamos de 1941 y, curiosamente, Welles no inventó nada. ¿Qué fue lo que hizo? Recogió sabiamente multitud de pequeños detalles (sobre todo técnicos) que conocía, como la utilización de techos en las escenas interiores (Chaplin ya lo había hecho en el cine mudo) y otras cuestiones que impregnaron a su obra de un áurea completamente magistral, novedosa, impactante, como si jamás se hubiese hecho algo igual. De hecho, nunca se había hecho algo igual. Con elementos conocidos fue capaz de crear algo desconocido. Años antes, David wark Griffith había hecho algo parecido con “El nacimiento de una nación” que, en muchos aspectos, es la piedra fundacional del lenguaje fílmico moderno, y eso que utilizaba elementos que otros habían utilizado (Edwin S. Porter, por ejemplo, que filmó el primer western de la historia) o que el mismo había utilizado (en su corto “El teléfono” se percibe esto con claridad).

    Lo que quiero decirle con esto es que la historia del cine (sobre todo en su primeros años, en la etapa muda) está plagada de descubrimientos y genialidades, porque tocaba, porque no tenían más remedio que inventar, pero curiosamente, los que inventaron más son los que menos han aguantado. Tengo la teoría de que las obras maestras del cine mudo más estimables no eran más que creaciones propias de unos maestros que habían depurado prodigiosamente su estilo. “El nacimiento de una nación” o “Viaje a la Luna” están repletas de inventos, innovaciones o creaciones. El cine se cnstruía literalmente con esas obras maestras, pero la mayor de las sutilezas se alcanzarían con autores que bebían de las fuentes que habían puesto en marcha los pioneros. F. W. Murnau, gran maestro del cine alemán, ejemplifica esto que digo. El calado sus obras maestras, sin llegar al punto de inventar de sus predecesores, elevó las cotas artísticas hasta unos límites inimaginables. A veces digo, o pienso, quizás algo precipitadamente, que con Murnau se termina el cine. Desde entonces todo es copia, salvo que un día llegó el sonido, otro día llegó el color y otro día llegaron los efectos digitales, pero en lo fundamental, con Murnau y con el fin del cine mudo, el cine alcanzó su cima artística y expresiva.

    Y curiosamente, aunque hoy en día todos cogen una cámara en sus manos, llevan un equipo de técnicos detrás y mueven la cámara sin invetar nada nuevo desde un punto de vista técnico, se estrenan bazofias como “Dos colgaos muy fumaos” o verdaderas maravillas como “Pozos de ambición”. ¿Por qué pasa esto si todos hacen básicamente lo mismo?

    Pues siguiendo su interesante y lúcida reflexión, creo que con la música moderna pasa lo mismo. Será el toque, el sonido, la imagen o el duende que algunos llevan dentro, pero se siguen alcnzando cotas de excelencia en todas las artes que conozco, y unas me llevan a otras, y en el fondo pienso que a buen seguro que sucede lo mismo con todas las artes. De ahí que me cause cierto rechazo o incomprensión (más bien esto último) su frase:

    Esta es una de las razones por la que a los músicos académicos (que, además, solemos ser bastante intransigentes) no nos gusta la música moderna: más allá del grito pelao del cantante y el guagua del guitarrista, todo es igual.

    Y no entendo esta afirmación porque es usted mismo el que señala al sonido como ese ente o aspecto diferenciador. Desde el punto de vista experto de un musicólogo, es posible pensar que la música es la misma, pero algo marca diferencias, algo tangible, y puede que sea ese sonido, pero la cruda realidad es que alguna explicación habrá para considerar el último disco de David Bisbal como un producto salido de un cadena de montaje y el último álbum de “Animal Collective” (por no citar siempre a Portishead, que sólo puse como ejemplo accesible) como un producto salido de un taller artesanal.

    De todas formas, esto de acuerdo con algo que dice muy importante:

    No juzgo de mejor ni peor lo uno ni lo otro, cada uno es libre de elegir.

    Y una cosa más quiero decirle. Cuando habla del camino seguido por los clásicos (o académicos), que se decantan por avanzar en cuanto a lo estrictamente musical, ¿no cree que en términos musicales, ya está todo inventado desde el dodecafonismo o la música contemporánea (Stockhausen por ejemplo)?

    Si me permite el atrevimiento, la música, en general, incluyendo música y sonido, posee ese componente intengible que la hace inaprensible a la ecuación, a la fórmula. La emoción conseguida por tantas melodías no es posible o difícilmente es posible desde un tratamiento científico, por llamarlo de algún modo. Al final, como suelo decir, considero que hay más novedad, improvisación, creatividad e innovación, en el último disco de un rapero como El-P o el de un cantautor como Bill Calahan, que en la última pirueta del más afamado investigador, pirueta que podría carecer de alma, y el alma, obviamente, es algo inclasificable e imposible de evaluar con plena objetividad.

    Un saludo.

  5. No presione, Don Ricardo, que esto está interesante. La verdad es que un tema tan dependiente de la subjetividad resulta alatamente apasionante y siberiano sabe de lo que habla. Vaya, me ha parecido tan interesante lo que ha dicho que ya ve, vaya parrafada me ha salido.

  6. zurich dice:

    Lucien:

    Nada más lejos de mi intención que ofender a su mamá de usted, pero quiero desengañarle.

    Si hubiera amado la música clásica alguna vez, jamás la hubiera conservado en casettes.

    las casettes son para oir los chistes de Eugenio y para escuchar a Camela.

    Le aconsejo, desde la modestia, que si quiere crear un punto de inflexión admirativo hacia su mamá, exponga algun argumento que sea intangible , por ejemplo: “Mi madre hace las mejores croquetas del mundo, señores y esto no se discute: es una verdad universal.” y no podremos más que callarnos.

    De nada.

  7. siberiano dice:

    Don Lucien, perfectos sus argumentos. Aunque creo que en el cine influyeron más las innovaciones tecnológicas que otra cosa, pero como no entiendo del tema, acepto sus explicaciones.

    El caso es que con 12 sonidos, multitud de posibilidades rítmicas e infintas combianciones armónicas, creo que la cosa no está, ni mucho menos, acabada. El dodecafonismo, como muy bien apunta, fue un experimento que, por causas que deben estar en otro foro (subvenciones de dinero público, políticas culturales, nacimiento de una generación de incapaces…), prosperó. O, al menos, ganó la etiqueta de “la música de los músicos clásicos de hoy”. Yo opino como don Manuel de Falla: que el dodecafonismo, atonalismo y demás ruidillos, fueron un error histórico. Ahora la gente hace ruido, música con cepillos y mecheros y cosas así. Otros, humildemente, estamos investigando en el increíble mundo de la armonía para hacer ver que hay más cosas, que no todo está esquilmado. Y que esto que ha de llegar es del gusto de la gente que, al menos, se pare a escucharlo sin prejuicios. Las genialidades, cierto es, las guarda el Altísimo para unos cuantos, pero ser original (como decía Wilde) es inevitable cuando no se piensa en serlo. Pienso que algunos grupos de diversa índole podrían hacer más (y, quién sabe) llegar más lejos, si se dejaran de contentar a los fans y vender discos. Yo, a pesar del imperialismo discográfico, todavía creo en los milagos; y pruebas hay (Nigel Kennedy tocando Vivaldi, o Gorecki y los minimalistas) de que todavía hay´”músicas” y “sonidos” por escuchar. Y nadie las busca.
    La misma reiteración de los grupos de música popular en lo ya hecho, es lo que les pasa a los académicos con esto del serialismo, el atonalismo y demás. Llevamos 70 años, excepto honrosas excepciones, escuchando los mismo.

    En fin, algún día abriré un blog para debatir estas cuestiones estético-sociológicas; pero, de momento, me contento con que usted (y para disgusto de D. Ricardo) plantee estos temas.

    Por último (que usted lo ha mencionado), no deje de pensar que Bach, sin duda, es Dios. Yo no soy cristiano, soy bachiano. Y Cristo no murió en la cruz: Bach murió de viejo y con problemas de diabetes, el pobre. Y cuando muera, como he sido y soy un buenazo, me pondré a la derecha de Bach. Si, por cosas de la vida, me vuelvo un maleante, Bach me mandará al infierno, con los dodecafonistas. Más me vale seguir como hasta ahora!

    Un saludo!

  8. Zurich,

    debo decirle que cuando mi madre compró aquella colección de música clásica los CDs no existían. No había otra en aquellos primeros años 80: o casstte o vinilo. Vaya, supongo que habrá personas aquí que vivieron la era dorada del MC (Cassette) y el LP.

    Creoc que uno de los últimos cassettes que me compré originales fue “Seventh son of a seventh son” de Iron Maiden, en 1988. Por aquel entonces ya estaba a punto de caer el primer CD, si no fue un poco después. Creo que mi primer CD fue el Black album de Metallica, aunque no lo recuerdo bien.

  9. Siberiano, muy interesante lo que cuenta de Falla y el dodecafonismo. Cuando habla de lápices y mecheros me hace recordar los álbumes de un grupo de dos chicas llamado Cocorosie. Son norteamericanas (una de ellas es la pareja de Davendra Banhart, un excelente cantautor) y se fueron a Paris para grabar su primer disco. Se encerraron en un apartamento y allí, utilizando todo tipo de artilugios, como ollas, cubiertos, etc… (y una compuytadora, claro) grabaron “La maison de mon reve”, que es una delicia de disco en el que se mezclan influencias líricas por parte de una de ellas y referencias Billie Holiday por parte de la otra. En fin, sólo le digo que la música pop contemporánea, la música moderna, está repleta de obras maravillosas. Los clásicos son fantásticos y coincido con usted en la apreciación de que Bach está por encima del bien y del mal. Cuando escucho, sobre todo, la Pasión según San Mateo, se me pone la piel de gallina, y eso que soy decididamente agnóstico. Arias como “erbarme dich mein gott” se encuentran entre lo más ecelso que mis oídos han escuchado. Pero, insisto, la música de hoy, la música que no está sujeta a los desginios del mercado, la música más libre, puede presumir de verdaderas obras de arte. Hubo una época en la que escuchaba mucha música clásica, pero la música clásica es la que es y ya no hay ni habrá más. El repertorio es limitado y en ella hay muchas cosas que me aburren soberanamente, cosas que otros deben considerar apasionantes. Es normal. Pero al final hay un número limitado de autores y obras. La música de nuestros días continúa produciendo obras excelsas. Seríamos muy pretenciosos como para pensar que todo está dicho, porque no me cabe duda de que se siguen producendo discos que suenan como nunca antes había sonado nadie, aunque acostumbren a utilizar elementos de muchas fuentes. ¿Quién no bebe de fuentes? Hasta Bach tuvo las suyas.

    En fin, un saludo.

  10. velvetpac dice:

    Don Lucien ha tocado muchos puntos interesante se han tocado en este debate:

    – las pequeñas discográficas se arriesgan más, y por lo tanto ofrecen productos más interesantes que las “majors”. De acuerdo, pero siempre sin olvidar que incluso sin quererlo se han editado grandes obras en multinacionales.

    – entiendo su postura con Coldplay, a mi me pasa con otra serie de grupos; reconocemos que es un producto precocinado pero no podemos, o no queremos, renunciar a su sabor

    Don Siberiano demuestra, a pesar de ser un estudioso del tema, grandes lagunas, o cierto “elitismo” en lo referente a la música popular.

    Dice: “Desde la irrupción de la música eléctrica (la democratización de la música, dicen algunos), y con las innovaciones estrictamente musicales de la música pop, todo está ya hecho”

    – olvida que la electrificación de los instrumentos le dieron una nueva dimensión (distorsión, le suena de algo?), y que con ella se han hecho grandes discos. ¿Conoce a John Cale?, este músico, de formación clásica (alumno de John Cage), electrificó una viola y junto con la Velvet Underground crearon discos innovadores e imperecederos.

    – usted es músico de folk, así que supongo que reconocerá el valor de la obra de Dylan, y sabrá que a partir de 1965 electrificó su música (por lo que fue abucheado en el festival de Newport).¿Opina igualmente que el Dylan eléctrico no aporta nada a la música popular? ¿conoce a Nick Drake?¿ a Fairpot Convention?…

    – olvida sobretodo que la música transmite sentimientos. no podemos valorarla solo por su cualidad técnica, sino antetodo por la emocional, y que quiere que le diga pero el rock es la máquina más perfecta de crear emociones que conozco.

    SAludos.

  11. Coincido plenamente con lo que dice, Don velvetpac, incluyendo ese posicionamiento hacia la argumentación de Don siberiano. No sé si hablar de lagunas o cierto elitismo como ha dicho usted. Yo creo que hay una pequeña contradicción en el hecho de afirmar que nada se ha hecho desde cierto punto, o esa referencia al ruido o a lo que la música de hoy produce, más que nada porque intuyo un distanciamiento peligroso de lo que entiendo como un arte, y el arte debe ser inapresnible, a pesar de que a veces nos esforcemos por delimitar ciertos aspectos. No es malo delimitar o intentar separar lo bueno de lo mediocre (nunca será algo fácil, porque nada garantiza que dicha separación sea indiscutible), pero es más peligroso reducir la música a una disciplina más o menos contrlable, como sucede con las matemáticas o la física (he dicho, más o menos, porque las ciencias exactas, literalmente exactas, no existen.

    Por otro lado, velvetpac comenta la emoci+on que produce el rock. no me cabe duda, aunque ya superé mi fase rockera (incluyendo mucho heavy). Entre finales de los 80 y finales de los 90 se vivió la era dorada de la música electrónica. No era un invento de entonces, pero fue en esos años cuando alcanzó su clímax, su cénit. De hecho, son tantos los estilos, las tendencias, los grupos, la música en general.

    No sé si es el caso de alguien, pero el buen aficionado a la música no puede anclarse en el pasado. Cada dos por tres aparecen obras de arte maravillosas. el pasado fue maravilloso, la música clásica sobrenatural, el rock desde sus inicios ha cortado la respiración, pero la música sigue avanzando, como el cine, como otras artes. Es muy tentador acomodarse con los grupos que te gustaban en la adolescencia o en un momento dado de tu vida, pero hay demasiadas novedades esperando a ser descubiertas como para que nos anclemos. El pasado hay que conservarlo y disfrutarlo, porque hay muchas obras de arte intemporales, pero no podemos darle la espalda al presente ni al futuro. La mayor motivación de este hilo, del post, es la de animar al personal a probar siempre cosas nuevas, a experimentar y no quedarse con lo que nos dan masticado los medios masivos. Hay que descubrir, en el pasado y, sobre todo, en el presente y el futuro.

  12. A mí me desanima escuchar a la gente hablar de música con los mismos nombres en la boca: que si Shakira, que si Amaral, que si U2, que si Miguel Bosé, que si etc… No tiene nada de malo escuchar cualquier cosa, lo que me desanima es que cuando hablas de los grupos que te gustan o escuchas tú musica, mucha gente no conoce nada, no le suenan de nada y ni siquiera ha oñido hablar de ellos. Para mis amigos mi música es rara, pero no pocas veces me han dicho que algo que escuchaba les parecía bueno, o les atraía. Lo que pasa es que si no lo escuchan conmigo no tendrán oportunidad, porque apenas escucho música que suene en la radio o aparezca en los medios masivos. Y sería elitismo esto si no fuese porque la música que aparece en los medios es una ínfima parte de todo lo que hay. Los grupos o artistas mediáticos se comen el pastel y sí, es cierto que las grandes mutinacionales producen discos realmente apetitosos y absolutamente libres y avanzados, pero pertenecen a un mercado muy limitado, el de las publicaciones especializadas. Fíjense, comparto con ustedes lo que escribí a principios de año sobre lo que más me gustó de la música en 2007. Poco mainstream verán y posiblemente a la mayoría ni le sonorán la mitad de grupos, salvo Radiohead. Música sin oportunidades porque el mercado es selectivo en grado sumo, capitalismo discriminador:

    Mi música de 2007

    Ayer fui a CD Drome, mi tienda de música predilecta en Barcelona,
    al final de la calle Tallers, en la Plaza de Castilla y procedía al ritual que vengo repitiendo desde hace 3 ó 4 años: comprarme los mejores trabajos musicales del año, los que más me han gustado para ser exactos. El otro día ya empecé con las compras y ahora estoy a la espera de que llegue un CD desde holanda, porque no lo tenían en stock.

    Estos son los mejores discos (para mí) del año pasado. Espero poder comprármelos todos. De hecho creo que es lo ideal: comprar aquello que consideras superior. Es lo bueno de la mula y de otros programas p2p, que permiten acertar de pleno en la tienda de discos, y un disco origninal no tiene comparación con uno grabado, y no sólo por el sonido. Sé que soy algo melómano o hasta fetichista, pero lo mejor me gusta tenerlo original. Mi clasificación es personal y hay un par de ellos que no los he descubierto hasta finales de año, pero ahí están, porque son alucinantes. Son 10 y los ordeno alfabéticamente:

    Animal Collective “Strawberry jam”
    Arcade Fire “Neon Bible”
    Beirut “The flying club cup”
    Burial “Untrue”
    Irene “Long gone since last summer”
    LCD Soundsystem “Sound of silver”
    Miracle Fortress “Four roses”
    Panda Bear “Person Pitch”
    Radiohead “In Rainbows”
    Thurston Moore “Trees outsides the academy”

    ¿Qué atención deparan los medios a estos artistas?

    CASI NULA (y digo casi porque aparece Radiohead)

  13. velvetpac dice:

    Completamente de acuerdo Don Lucien, anclarse en el pasado es una pérdida de tiempo y de seguir disfrutando con nuevas músicas. Mi evolución musical fue diferente a la suya: en casa nunca tuve opción de escuchar nada más allá de algo de flamenco. A partir de los primeros vinilos que compré (en la actualidad es el único formato que sigo comprando); uno de Tequila (los adoro) y otro de Led Zeppelin, mi evolución musical ha pasado por el Heavy, el rockabilly, el punk y el garaje, y a acabado olvidándome de estilos y centrándome en la obra en sí. También escucho música electrónica, algo de clásica (igualmente blues, jazz, folk, funk), y no le hago ascos al son la salsa o demás músicas arraigadas a lo popular. No puedo olvidar el POP, música que sin renunciar a agradar nos ofrece muy buena música(¿ha escuchado el último de Los Planetas “La leyenda del espacio”, en referencia a “La leyenda del tiempo” de Camarón?. Soy rockero pero de mente abierta, los fundamentalismos no van conmigo.

  14. velvetpac dice:

    Para buscar (buena) música en la red, le recomiendo el progrma p2p “soulseek”. Se encuentra casi todo.

  15. Simio dice:

    Ademas de cursi, sigue siendo un plasta.

    No contento con pontificar en politica, ahora nos va a decir hasta que musica nos debe gustar.

    ¡Pero es que este señor es la leche! Fijense con que humildes palabras un cubano le pregunta al gran maestro ¿y qué piensas del Son? ¡Un cubano!

    Reverendo maestro de la musica y la politica, seriais tan condescendiente de darnos a los cubanos su sabia opinion sobre el son, ya se…., ya se que solo somos tristes gorgoritos a su lado, pero por favor iluminemos.

    ¡Arsenio, Bienvenido… Benyi More venid, venid a escuchar a Don Luicien…

    ¡paren guitarras, claves y maracas! ¡callen bongós, bajos y trompetas!

    Don Lucien ha hablado sobre el son cubano a los cubanos.

    Esperamos un post que explique a los japoneses como se hace el Suchi y al Santo Padre como se bendice en misa.

    ULTIMAS NOTICIAS:

    El discurso que el compañero Fidel tenia pensado publcar hoy en Gramma sobre el efecto de los huracanes, ha sido sustituido por este otro de ” Con la música a esta mesa” del conocido Lucien de Peiro.

  16. Sí, Don Velvetpac, Los Planetas son muy grandes, de lo mejor que se hace en estas tierras y la referencia a Camarón me encanta, porque “La leyenda del tiempo” es una de las obras de artes fundamentales de la música, y no sólo española.

    Me congratula constatar su amplitud de miras y tomo nota de Soulseek, porque la mula me parece algo limitada.

  17. Simio dice:

    Desde el cielo de San Fernando me pregunta Camaron: ¿y qué piensas del Cante Jondo ?

    Y Don Lucien le contesta me congratula constatar su amplitud de miras

  18. Imperialista dice:

    “¿Qué atención deparan los medios a estos artistas?”

    Bueno, depende de los medios, Falsimedia incluida. De los discos que usted menciona, Lucien, se ocupa, entre otros, la revista Rockdelux, barcelonesa ella. De los diez discos, seis están incluidos en la lista Lo Mejor de 2007 que elabora a principios de año esta revista. Así que no sé si lo suyo es real o impostado.

    Y no, Third no es ese disco que usted dice. En la menguada discografía de Portishead ese disco no representa esa “Música inspirada, creativa y valiente, música en absoluto acomodaticia que intenta romper esquemas”. Ese disco era Dummy, editado en el año 1994. Third es el entierro que nunca nadie pidió del Trip-Hop.

  19. zurich dice:

    Señor Lucien de Peiró:

    Siento insistir, pero en los años 70 la música se escuchaba en vinilos, y el casette se ponía en el camión.

    Pero qué le voy a decir a usted, cuando su papá sí disponía de plato y bien que disfrutaba a toda pastilla de su Deep Purple. El motivo por el que su papá de usted jamás descubrió a su mamá el ABC del melómano (manda a cascala el casette y ponte un buen plato con su cápsula, su ampli y sus baflacos correspondientes), lo ignoro, y yo no ahondaría demasiado en ello.

    Sobre su entrañable confesión acerca de que su mamá se compraba la música clásica en coleccion completa, correré un tupido velo. Oiga, a mí, en vez de darme pasta para el vicio de echar de comer al tocadiscos, para Reyes me regalaban un vinilo que ponía “Lo mejor del 74” y a chuflar a la vía. Qué jodíos.

    En fin, le dejo, que por ahí arriba le están dando cera a base de bien y estará usted preparando un manifiesto.

  20. Jorge F. dice:

    Tenía hecha una lista con 10.000 nombres y en un descuido la he borrado.

    Bueno hay va lo esencial:

    Wagner, Debussy, Satie… la música medieval.

    Buddy de Franco, Miles Davis, Wheater Report…

    Antonio Carlos Jobim, Elis Regina y 5.000 brasileños más… (si quieren se los enumero).

    Mississippi John Hurt y todos los bluesman antiguos.

    Leo Ferré y Georges Brassens, el monstruo y el maestro…

    Grateful Dead (“Workingman’s dead” especialmente), Bod Dylan (época Al Kooper), Captain Beefheart and his Magic Band, Neville Brothers (“Yellow Moon”), Frank Zappa, Country Joe And the Fish…

    …Tony Joe White (no sé, pero me gusta ese paleto).

    Pascal Comelade…

    Cocorosie, bien; Devendra, un poco plúmbeo, ¿no? Joanna Newson, fantástica.

  21. Don Ricardo dice:

    ¡¡Santa Madre de Dios!! No me lo puedo creer.

  22. Simio dice:

    Don Ricardo ¿No estara oliendo a rosas? Como Pitita Ridruejo en el Escorial cuando se le aparecia la virgen y decia ¡¡Santa Madre de Dios!! No me lo puedo creer.

  23. Jorge F. dice:

    Y respecto a la falta de respeto a la música dodecafónica, siberiano, muy mal.

    La experiencia artística puede no ser lúdica o placentera emocionalmente. Hay obras de arte (plásticas, músicales, literarias…) que hacen sufrir a quien se aproxime a ellas por la novedad de sus códigos o de sus objetivos, quien quiera experimentarlas deberá descifrar los primeros y comprehender los segundos. Y, una vez hecho esto, esas obras no tienen porque ser “bellas” o placenteras.

  24. No me lo puedo creer: el autor del comentario #18, el mismísimo Imperialista, no me ha insultado ni ha bufoneado ni me ha intentado tomar el pelo o reírse de mí o de lo que digo. Vaya, esto es absolutamente novedoso. No recuerdo una sola intervención suya dirigida a mí persona que pudiese tomarme en serio, hasta que he leído la que estoy comentando. Estoy sorprendido y trataré de centrarme en el comentario y no en el background que usted lleva detrás. Me congratula su actitud, a la que no estoy acostumbrado. A ver cuánto dura.

    En primer lugar debo decirle que no se equivoca al mencionar Rockdelux, no tanto por la lista que publican cada mes de Enero como por las críticas de discos de cada mes. Esa sección es lo mejor de la revista barcelonesa, porque allí descubro la mayor parte de la música que conozco. Esto es aplicable a GoMag y a otras publicaciones algo más undeground. Otra fuente que considero imprescindible y en la que he descubierto mucha música, especialmente anglosajona y, como no, norteamericana, es la página web de Metacritic (es .com). La sección de “Music Reviews” es de lo más interesante. Hoy en día, con los p2p, resulta mucho más fácil acceder a la música que antes era inalcanzable. Hubo una época en la que me compraba una media de 5 cds por semana. Recuerdo descubrimientos a los que llegué por pura chiripa, sin saber lo que me estaba comprando, como Dntel (luego vendría The Postal Service), The Hidden Cameras, Madvillain ( su disco Madvillainy, una explosiva mezcla de jazz y hip hop, fue ignorada por Rockdelux), Blackalicious, RjD2, Roots Manuva (maravilloso flow jamaicano), Four Tet, Broadcast (uno de mis grupos pop favoritos) y tantos otros. Mucho hip hop en la primera mitad de esta década, cuando tenía claro que el hip hop era el mayor hervidero de creatividad de la industria musical. Con Rockdelux descubrí a El-P y a buena parte del sello Anticon, además de muchas otras cosas.

    Pero vaya, soy un comprador fiel de esa revista, porque a pesar de sus contradicciones (no se les ve el plumero por lo que critican mal sino por lo que alaban) me parece la publicación más seria y atrevida del mercado. Elegir a MIA como mejor disco del año o hacer lo propio con Veneno como mejor disco español de la historia son cuestiones polémicas pero atrevidas y valientes. Es normal que entre lo que más me gustó de 2007 hayan varios que apareciesen en la clasificación de esa revista, porque es allí donde mes a mes descubro la música que escucho (en parte). Panda Bear y Animal Collective (los mejores para ellos) los descubrí allí y debo confesar que son increíbles, aunque prefiero ese toque retro de Panda Bear con reminiscencias de los 60.

    Por último me habla de Portishead y de Dummy. No me cabe duda, “Dummy” es una de las indiscutibles obras maestras de la música contemporánea. Mi hermana ya se lo había comprado nada más salir pero yo estaba demasiado metido todavía en el heavy (por llamarlo de algún modo) y el post-grunge (la resaca post Nirvana y, sobre todo, Pixies). No fue hasta que vi “belleza robada” de Bertolucci en un cine que descubrí a los de Bristol, con aquel tema legendario que cerraba el disco. Luego me inicié en el sonido bristol, aunque no tanto en el triphop ortodoxo. “Roads” era mi canción (inigualable por siempre jamás) pero prefería a Massive Attack e incluso al primer Tricky. El trip hop terminó por causarme rabia y muy mal hubieran hecho Posrtishead si hubieran continuado en aquella dirección. En “third” han dado un giro a su sonido, aunque siguen sonando como ellos, como Portishead, pero de una forma menos “fina”. A mí, “Third” me encanta. Dummy es una dimensión superior, pero otro Dummy hubiese sido insoportable. Vaya, si el trip hop no estaba enterrado, a mí ya me va bien que Portishead lo hayan hecho.

    Pero claro, sobre gustos…

  25. Jorge F. dice:

    Más de mis predilectos:

    De México: Aceves Mejías…

    De Argentina: José Larralde, Atahualpa Yupanqui…

    En catalán: Ovidi Montllor, Pau Riba…

    Del flamenco: lo siento señores, disculpenme, soy marchenista…

    De España (?): Amancio Prada…

    Todo un mundo por sí mismo: Astor Piazzola.

    Todo un mundo por sí mismos: Música Dispersa.

    De Barcelona: Toti Soler y toda la onda layetana

    De antesdeayer en el mundo anglo: System of a Down…

    De un poco antes de antesdeayer: Rage Against the Machine…

  26. velvetpac dice:

    Don Lucien yo soy de los del Ruta 66, ya sabe enemigos irreconciliables de Rockdelux. “Dummy” me parece un gran disco, quizás lo mejor que he oído de trip-hop, junto con el Protection de Massive Attack. El último aún no lo he escuchado a fondo.

    Los grupos que escucho en la actualidad:

    Astrud: grupo de Barcelona que hace pop “inteligente”. De los nuestros…
    Grinderman: el grupo donde Nick Cave saca la electricidad y mala baba que le sobra.
    Brian Henry Hooper: Componente de los Beast of Bourbon(australianos). Rock clásico.
    Mittens: pop desde Madrid. Cantan en inglés. Melodias encantadoras.
    Tachencko: pop en castellano.

    Esta misma mañana me he encontrado con Morfi Grei, excompañero de trabajo, y cantante de La Banda Trapera del Rio, quizás el mejor grupo punk hispano de todos los tiempos;
    ¿alguien los recuerda?

  27. Inocente dice:

    El ultimo disco de Portishead… regular. Tuvieron su momento en los 90s, y aportaron bastante, igual que Massive Attack.
    Su momento cumbre fue aquel legendario concierto en Nueva York con orquesta sinfonica. Por cierto no se les ocurra verlos en directo. Decepcionan y mucho.

  28. Lo dicho, veo eclecticismo, variedad, en lo que escuchan … eso es muy bueno.

    velvetpac, la verdad es que no conozco mucho Ruta 66. Supongo que es un poco más roquera que RDL, aunque no me interesan las supuestas enemistades o si son irreconciliables o incompatibles. Veo que escucha Tachenko. ¿Qué tal el último disco? Aún recuerdo aquella canción del primero, ¿cómo se llamaba?… “Amable”, creo. Muy buena. También habla de Astrud, entre otros, un grupo especial (baste escuchar “Hay un hombre en España…” o como se titulase). Ah, no conozco a La Banda Trapera del Río.

    Don Jorge F. usted es muy internacionalista. Deu ni do.

    Inocente, parece que vemos igual el último de Portishead. Ahí está la riqueza. No los he visto en directo, pero según dice todo el que estuvo allí, el concierto del Primavera Sound fue alucinante. Bueno, no quisiera dar la sensación de que tengo a Portishead en las nubes. Aprecio el paso que han dado con su último disco, que nuevamente, a mi juicio, los diferencia de la media de los que se mueven por el mundillo del Trip Hop o post Trip Hop. Nada más.

  29. “Inocente, parece que NO vemos igual”

    …quería decir.

  30. Jorge F. dice:

    ¡Qué! Velvetpac, ¿cómo no recordar a la Banda Trapera? Muchacho, me dijeron que Morfy había muerto. Si algún día lo ves otra vez, dile que no los olvidamos.
    – – –
    Pomada, ¡que gran dúo catalán! Y sólo hicieron un disco y medio.
    – – –
    Habréis observado que mis preferencias en el ámbito anglosajón son bastante antiguas. Yo soy de los que “siente” que después del 75 pocas cosas interesantes se han hecho. Eso no quiere decir que no esté al corriente, conozco por ejemplo a grupos e intérpretes como Alejandro Escovedo, Roy Montgomery, Mars Volta, Animal Collective… y no me gustan nada o casi nada.

    Joanna Newsom, esa sí que me gusta, una barbaridad.

  31. Jorge F. dice:

    «Workingman’s dead» de Grateful Dead, imprescindible. De paso escuchen a los Almanac Singers y The Weavers.

    Y, si les gusta el Folk Rock, recuperen a los olvidados Trees con su “The Garden Of Jane Delawney”. El grupo era inglés, pero uno de los guitarristas era español.

    ¿Y It’s a Beautiful Day? ¡Que gran grupo echado a perder! Escuchen sus dos primeros discos.

    “Safe as milk” del Captain Beefheart.

    “L’argot du bruit” de Pascal Comelade, pero cuidado con el tío en persona que me parece que tiene mala uva.

    “En/doll” de Guillamino & Pedrals (este es de ahora mismo).

    “Aguantando el tirón” de La excepción y “Chandalismo ilustrado” de Gekco Turner.

    Mi hijo me recuerda la existencia de Dream Theater.

    Y yo me acuerdo de “Journeys of a Dervish” de Mercan Dede.

    Como no pare, les voy a escribir mis 100 mejores intérpretes brasileños…

    Tengo trabajo, hasta dentro de unas horas.

    Y no se pierdan a Todorka:

    http://profile.myspace.com/index.cfm?fuseaction=user.viewprofile&friendID=160663929

  32. karpov dice:

    por abundar en la polémica Third, decir que las últimas canciones del disco tienen un poso Blacksabatiano que digamos que cierra el círculo de los que empezamos con las cintas de Rosendo y Kortatu y acabamos con los cds de Hidrogenesse.
    me apunto a eso de La leyenda del espacio. es muy grande.
    ya que el señor Lucien es catalán, qué opinión le merecen los dos fieras, el Sisa y el Pau Riba?
    Dioptria, disco oficial.

  33. Jorge F. dice:

    Me meto donde no me importa, pero no lo puedo evitar: ¿Cómo se puede comparar a Pau Riba con Sisa? Sisa debe ser muy buena persona y, desde luego, mucho mejor cantante que La Charanga del Tío Honorio, Loquillo, Miguelito Bosé y Raphael juntos, pero Pau Riba es una gran figura.

  34. Pues aunque no estoy metido en la música catalana (a parte de Antònia Font, que són los únicos que me estimulan al máximo) creo que tanto uno como otro pertenecen a lo mejorcito que se ha visto por aquí. De hecho, el último de Sisa, ¿no lo había producido Joan Miquel Oliver?

    De Pau Riba conozco más su actitud que su música, aunque Dioptria està en el panteón. Que hablen los que vivieron musicalmente los 70. Contariamente a Don Jorge F. la mayor parte de la música que escucho es anglosajona. No estoy nada de acuerdo con eso que dice de que después de 1975 pocas cosas interesantes se han hecho. ¡Ni hablaaar! Antes se hacían y después también. Abogo con todas mis fuerzas por respetar y admirar todas las épocas y, siempre digo, que la mejor época es la que estamos viviendo. La música no puede anquilosarse. ¿Qué hubiera sido de mí si me hubiera quedado en 1996, cuando Pearl Jam editó su mejor obra (para mi gusto), llamada “No code”, y Sepultura alcanzaron una cima no igualada por nadie más, con el nombre de “Roots”?

    Que alguien me diga que “Roots” carece de interés. “Roots” es, a mi juicio, la culminación de la música más “dura”, del Trash, el colofón a una década prodigiosa que se inició con “Reign in blood” de Slayer y que, en términos estrictamente “Heavys”, conoció su clímax en 1991, cuando Judas PRiest editaron “Painkiller”, su mejor disco con diferencia, por mucho que les pese a los nostálgicos de “British Steel”, pero la comparación es imposible.

    El disco de Slayer es la cumbre del Trash, no igualado en fuerza y categoría por nadie más (hablamos de 1986 n más ni menos, ni por Metallica, que apenas fueron Trash salvo en alguna canción suelta como “Fight Fire with Fire”. De hecho, si tuviera que hacer una lista con lo mejor de los últimos 20 años, desde 1988, “Roots” sería fijo y en las primeras posiciones. Sobre el resto tendría que analizar, pero seguro que “Roots no me fallaba.

    Don Jorge F., no diga que después de 1975 no se hizo nada interesante (aunque “Roots” es brasileño, y esto se acerca a su Brasil). Hay montones de músicas, de discos y de artistas interesantísimos en el mundo anglosajón, como en el resto de culturas.

    Reitero: no cedamos a la fuerza del pasado, por muy intensa que fuese. Otra cosa es que ahora nos motiven mas otras cosas, otros sonidos, otras culturas, pero no consoidero apropiado decir que ya no se hace música en ciertos sitios como antes. Lo acepto literalmente, pero diciendo que cualquier tiempo pasado fue mejor. No, lo mejor es siempre el presente. Se lo digo en serio. Hoy, ayer y mañana.

  35. Jorge F. dice:

    Don Lucien, he dicho que lo “siento”, no que lo pueda afirmar objetivamente. Siempre habrán habido cosas interesantes, seguro, pero no las he conocido o no me lo han parecido.

    En el ámbito rockero anglosajón hubo unos años aburridísimos de repetición y más de lo mismo.

    Ahora bien, hay vida más allá del rock anglosajón y más allá del rock en general.
    – – –
    La discografia de Pau Riba es inmensa y tiene discos buenísimos, otros buenos y otros no tanto, pero siempre interesantísimos.

    Aprovecho para recordar a Oriol Tranvía, un olvidado, y a Albert Pla, su pariente estético.
    – – –
    ¿Qué les ha parecido Todorka? Tengo cierta relación.

    Ahí les pongo un link con el grupo de mi hijo:

    http://www.myspace.com/1krater

  36. velvetpac dice:

    La verdad es que estoy asombrado del nivel musical que hay en este blog.

    Don Lucien, la referencia a la enemistad entre las dos revistas (ambas de Barcelona) era una simple anécdota. Nada importante.
    En cuanto a los de las épocas y la calidad de la música, aún estando de acuerdo con usted en disfrutar del presente, creo que en el rock hubo una época dorada (años 60′-70′) que será difícil de igualar. Pero siempre se hacen cosas interesantes.
    El último disco de Tachencko me ha gustado mucho. Pop de guitarras con buenas letras. Escuche la canción “El mundo se acaba”, le gustará. Astrud es un grupo muy especial. Además de sus letras inteligentes, o absurdas, y de ese pop pegadizo también está su actitud; ¿sabía que reparten a partes iguales las ganancias de sus conciertos entre “todos” sus colaboradores ?

    A mi hay un estilo musical, o una variante del rock, llamado High-energy (MC5, The Stooges, Radio Birdman…) por la que siento especial devoción. Fue al descubrir esta música cuando dejé un poco de lado el heavy, al empezar a vivirlo demasiado “espectacular” e incluso falso. De todas formas reconozco la auténtica mala baba y los avances sonoros que han conseguido grupos como Slayer , Sepultura, Metallica…

    —————————————

    Don Jorge, Morfi (Miguel Angel) está muy bien. Trabajamos en la misma empresa a mediados de los 90′, y ya entonces gozaba de una salud excelente. El que murió hace poco fue el guitarra”El Tio Modes”. Supongo que lo volveré a ver pues ahora somos vecinos. Le enviaré sus saludos.

  37. De acuerdo con lo que dicen. La verdad es que yo también me sorprendo de como está el nivel. Piensen que a la mayoría de la gente, si les hablas de Portishead no tienen ni idea de lo que es, y eso que dentro del mundillo de la música “independiente” son francamente populares desde hace años. Lo que pasa es que un día vas a un concierto de un grupo aparentemente desconocido o a un festival como el Primavera Sound y resulta que está repleto de gente. Todavía recuerdo un concierto de múm (islandeses) en el BAM, un mes de septiembre, cuando aún se celebraban conciertos en la Plaça del Rei de Barcelona, aquel escenario tan maravilloso (su tema “Green grass of tunnel”, precioso, lo utilizaron en TVE como transición entre anuncios durante una buena temporada). Casi no pude llegar a la plaza de tanta gente que había en la misma y en sus aledaños ¿De dónde salían? ¿Cómo es que tanta gente conocía a múm? No me lo podía creer. ¿Por dónde narices me muevo yo, que casi no conozco a nadie (un amigo sólo) que esté al caso de esta música, la música que no aparece en los grandes medios?

    No olvidemos eso, precisamente el poder de unos medios en los que apenas aparecen grupos o artistas como la mayoría de los que hemos mencionado aquí. Siempre aparecen los mismos, una y otra vez, sin más criterio que unas listas de éxitos prefabricadas, inducidas por las multinacionales para que la gente se acerque a su música. Muchísima gente, la mayoría más bien, escucha lo que las multinacionales quieren que escuchemos. Entre todo ese espectro limitado, hay cosas interesantes, pero hay un mundo inmenso que permanece oculto para las masas, un mundo que no interesa por el motivo que sea. ¡Coño! ¡¡¡Nos han educado para emocionarnos con “Europe’s living a celebration” de Rosa de España!!! ¡¡¡¿Cómo no vamos a estar poco menos que lobotomizados y estupidizados?!!!

  38. Por cierto, cuando escribía el post que aquí nos reúne tuve que limitar mucho lo que escribía para no alargarme, pero hay algo que quité y que quería comentar: Radiohead es propobablemente mi grupo predilecto. Siempre hay discos mejores, pero ellos tienen algo especial que me cuesta explicar. Coldplay me estimulan menos, aunque tienen un montón de canciones impresionantes, pero curiosamente, estuve en los dos últimos conciertos de ambos grupos en Barcelona, y así como el de Radiohead fue bastante pobre, el de Coldplay fue buenísimo. Yo, que quieren que les diga, un concierto que empieza con “Life in technicolor” no puede ser malo.

    Con esto toco otro punto interesante y seguramente conocido por todos: una cosa es el álbum y otra el concierto. Y el buen nivel en un apartado no siempre se acompaña de buen nivel en el otro.

    ¿Qué piensan?

  39. Alberte dice:

    Hummmm, buena discusión sobre música, pero me sorprende que nadie haya nombrado uno de los mejores discos del 2007: Elect the dead, del libano-armenio-estadounidense-neozelandés Serj Tankian, ex-System of a Down. Os lo recomiendo, es muy bueno el cabronazo.

    Y aquí os dejo algunos grupos que creo que os pueden gustar, para que si no los conocéis los pongáis en el youtube. Con que uno os guste ya cumplí la misión: A Perfect Circle (por ejemplo The Outsider), Alexisonfire (como This Could Be Anywhere In The World), Biffy Clyro, Fair to Midland (por ej. Dance of the manatee).

    Y no puedo evitarlo, voy a tirar para casa, para que escuchen un poco de lo que se hace por mi tierra: O Leo i arremecaghoná!!!, Fanny+Alexander, Ataque Escampe, Lamatumbá. Por último el desaparecido grupo del que nos sabemos las canciones incluso antes de nacer… Heredeiros da Crus, unos históricos. Saludos.

  40. Jorge F. dice:

    Don velvetpac, he buscado por ahí y he visto que el Tío Modes murió en el 94.

    No sé, me parecía recordar que uno de los guitarristas de la Banda tuvo un grupo hasta hace poco, pero quizá ese poco era el 94. Los años pasan muy deprisa.
    – – –
    Recuerdo de la Banda una de las primeras piezas rockeras en catalán, “Ciutat podrida”:

    Ciutat podrida, ens portes la nit i la por, ara que ets adormida, els carrers son plens de foc. Vull sortir d’aquest infern, on els crits dels perduts s’obliden, on ets presoner i esclau del vent i la llibertat no camina.

    Ciutat podrida, ens portes la nit i la por, ara que ets adormida, els carrers son plens de foc. aquest és el moment en el que ha mort la vida, no m’importa el ponent, puc caminar sense guia.

    Ciutat podrida, ens portes la nit i la por, ara que ets adormida, els carrers son plens de foc.

    Ciudad podrida, nos traes la noche y el miedo, ahora que estás dumiendo, las calles estan llenas de fuego. Quiero salir de este infierno, donde los gritos de los perdidos se olvidan, donde eres prisionero y esclavo del viento, y la libertad no camina.

    Ciudad podrida, nos traes la noche y el miedo, ahora que estas durmiendo, las calles estan llenas de fuego. Este es el momento en el que ha muerto la vida, no me importa el horizonte, puedo andar sin un guia.

    Ciudad podrida, nos traes la noche y el miedo, ahora que estás durmiendo, las calle estan llenas de fuego.
    – – –
    Había grupos que hacían rock progresivo que tenían canciones con títulos en catalán, pero no cantaban, por ejemplo, C. E. Dharma; Om, un grupo de Toti Soler, hizo canciones de free jazzrock con texto en catalán como “Vindrà la llum”.

    “Ciutat podrida” fue una de las primeras canciones roqueras roqueras en catalán, pero con esta letra no iban a ayudarles los pujolistas, ¿verdad?

    Bueno, tampoco ayudaron los pujolistas ni a los cantautores ni a los layetanos. Mierda para CiU.

    Algunos se creen que el rock en catalán empezó con los nauseabundos Pets (nunca mejor apropiado el calificativo), los niños mimados de CiU.
    – – –
    ¿Alguien recuerda del principio de los sesenta a Els quatre gats? Ese grupo hacia un rhythm and blues tirando a roquero muy bonito para la época. En algún momento los guitarristas fueron Quico Pidelaserra y Josep María París (posteriormente miembro de Màquina!, el grupo de Jordi Batiste). Nadie los recuerda, ni los que reeditan nostalgias.
    – – –
    De la Banda me gustaban también las canciones “Padre nuestro que estás en el gobierno, santificado sea tu dinero” y “Nos gusta cagarnos en la sociedad”…

    De verdad, dile a Morfi Grey lo mucho que me gustaban… Los recuerdo también en el programa de Ángel Casas en un mano a mano con Ian Dury.
    – – –
    Alberte, me apunto Elect the dead, seguro que me gusta.

  41. velvetpac dice:

    Un par de apuntes más de La Trapera, Don Jorge:

    – Hubo otro grupo formado por varios miembros La Trapera, donde no estaba Morfi, llamado “Oficial Matute”. Morfi tuvo otra banda, cuyo nombre ahora no recuerdo. En el 2006 se editó un libro “Escupidos de la boca de Dios” escrito por Jaime Gonzalo, director del Ruta 66 y uno de los mejores críticos de rock del país.
    Si le interesa conseguir esta música le aconsejo que se conecte al programa p2p Soulseek. Yo suelo conectarme y tengo estos discos colgados en la red.
    Lo que dice del rock catalán es del todo cierto. CIU en su día nunca se preocupo de la música más allá de la que sirviera a sus intereses, y está claro que La Trapera no encajaba.

    Don Lucien; No siempre haber grabado un buen álbum significa hacer un buen directo. A veces la propia grabación, por cuestiones técnicas, es una creación que no puede ser trasladada al directo. Personalmente valoro mucho más a los grupos que son capaces de tener un buen nivel en ambos campos.

    Saludos.

  42. Son unas fieras ustedes. Me encanta leer opiniones sobre música en las que se mencionen a artistas que no conozco. No estoy acostumbrado. Reconozco que en música patria estoy muy pez. Siempre he tirado más hacia lo anglosajón.

    Por cierto, estoy completamente de acuerdo con la crítica a las políticas sectarias de CIU pero aun a riesgo de merecer arder en el infierno por lo que voy a decir, creo que Els Pets es de lo poquísimo salvable de aquella insoportable fiebre del Rock Català. No sé, como si de unos coldplay a la catalana se tratase, porque musicalmente no son despreciables, aunque no estén en un olimpo de lo excelso.

    Ahora puede masacrarme, Don Jorge.

  43. Alberte, tomo nota de sus recomendaciones.

    Saludos.

  44. Jorge F. dice:

    Bueno, Don Lucien, el primer golpe lo recibí cuando dijo que le gustaban los Antònia Font. ¡No pude entenderlo. Pero si no son ni chicha ni limoná!

    Sobre Los Pets, lo mismo, pero además me parecen unos cretinos integrales como personas públicas.

    Pero puede ser un problema cerebral mío. Tantísima gente como admira y admiró a David Bowie y a mí siempre me ha parecido un plasta insulso.

    Radiohead y Coldplay me dejan frío. Les recomiendo, en cambio, a los brasileños Lenine:

    http://www.youtube.com/watch?v=dqmVd-Y9_H4&feature=related

    y Calcanhotto:

    http://www.youtube.com/watch?v=M6CzbYwC9W0&feature=related

    Y hay cien más recomendables…

  45. Bueno, Els Pets puedo criticarlos, aunque considero que han hecho cosas estimables, pero no me toque a Antònia Font, que están en otro nivel.

    Sobre los que me enlaza, entraré cuando pueda acceder al sonido.

  46. karpov dice:

    a don Jorge F.
    creo entender que no le gusta Sisa, pero no me lo compare con la tropa que ha citado, hombre. Así como Pau Riba tiene discos extraordinarios, pero en los 80 pasó desapercibido quizás asfixiado por el clima pujolista imperante, los bandazos de Sisa (Solfa, Viajante, Armando Llamado…) quizás han dañado su imagen.
    Por no destacar los discos de siempre (Qualsevol nit pot sortir el sol), me quedo con Orgia, por ejemplo, el Galeta Galáctica y sobre todo el Sisa & Melodrama que me tiene enganchado.
    Por cierto, Om fue el grupo de acompañamiento de Pau Riba en el primer disco de Dioptria.

    La banda trapera del Río: su Ciutat Podrida todavía se escucha incluso en algunos garitos de música moderna, como la Sala Magic.
    Inolvidable era también la canción sobre la primera regla de una chica, llamada Manuela, si no recuerdo mal.

    Y por polemizar, no le veo el qué a Antonia Font. Verlos mezclados con Sisa me da cosa.

  47. Jorge F. dice:

    Sí, Velvetpac, Oficial Matute, ese era el grupo.
    – – –
    Aprovecho para recordar a Toti Soler. Ese tío creo que es un poco huraño, la vida no le ha tratado bien y la chusma convergente menos, pero se merece una creu de Sant Jordi.

    Ha estado en todos los frentes. Aquellos discos del 70 de free jazzrock con su grupo Om. Aquel disco del 72, Liebeslied, cantando poesia catalana y de otros sitios (lástima que cantando sea tan malo) con unas composiciones de una finura y una sencillez maravillosas y haciendo una versión entrañable del “Susanna” de Leonard Cohen. Su marcha a Andalucía para aprender guitarra flamenca con Diego del Gastor. Su disco del 73 El gat blanc con piezas como “Sardana flamenca”… y toda una trayectoria posterior tremenda en producción y en marginación, bordeando en momentos la pobreza del sin hogar, teniendo que ofrecer al mejor postor los master de discos inéditos (así paga Catalunya a sus grandes artistas que no son los Pets o Raimon…), acompanyando a Pau Riba en Dioptria, a Ovidi Montllor en un montón de discos, a Leo Ferré…

    Y lo mismo podíamos decir (así paga Catalunya a sus grandes artistas) de otros músicos como Joan Albert Amargós, el del grupo Música Urbana, con Carles Benavent, (ex Máquina!, ex Crac), Lucky Guri (ex Barcelona Traction), Luigi Cabanach (ex Máquina!) y Salvador Font (ex Crac)…

    Catalunya tenía una potencia musical tremenda y mientras en Madrid se apoyaba a la “movida” aquí se ninguneaba a cantantes y músicos.
    – – –
    Aprovecho la ocasión para recomendarles el disco de 1966 Rock Encounter con el gran Sabicas y Joe Beck, un año anterior al Jazz Flamenco de Pedro Iturralde. Si lo encuentran, claro.

  48. karpov dice:

    sobre Toti Soler, no olvidar que estaba detrás de Jeanette en PicNic.

  49. velvetpac dice:

    Karpov, la sala Magic, al menos cuando yo iba, era una sala de música rock. Además tenían cierta relación con La Trapera, así que no me extraña que pincharan su música.

  50. Jorge F. dice:

    Eh, Karpov, que no es que no me guste Sisa, es que Pau Riba tiene mucho más interés.

    Y desde luego que Sisa es mucho mejor cantante que Bosé (aunque eso no es difícil). He hecho la comparación con un poco de mala baba, pero contra los peleles esos, no contra Sisa.

    Sisa estuvo en Música Dispersa, mi grupo fetiche. Música Dispersa eran rarísimos, nadie puede decir que se parecieran a otra cosa ni encasillarles en un género. Quizá recuerden un poco a los momentos más extraños de la Incredible String Band, no sé. Pero lo mismo nadie recuerda ya a la ISB.

    El cerebro de MD era un tal El Cachas, hermano de la secretaria de La Pasionaria, si no me confundo. El grupo lo completaban Selene y Albert Batiste. Yo tengo, creo, uno de los 350 LP originales de su único disco. También tengo reediciones y un CD.

    Hubo antes un EP, llamado Miniatura, con cuatro piezas de Pau Riba, Brabo “El Cachas”, Sisa i Albert Batiste. También lo tengo, naturalmente. Así como también tengo la edición original de Why? de Màquina!

  51. Jorge F. dice:

    …y los tengo desde aquella época, no los he comprado después.

    Ahora escuchen estas actuaciones del monstruo Leo Ferré:

    http://es.youtube.com/watch?v=piPxjgHtG38

    http://es.youtube.com/watch?v=UuHDceDUSyU

  52. Ferré, Brel, Brassens,… todos muy grandes. Además eran grandes poetas. Lamento no saber francés para poder disfrutar plenamente de su arte.

    Pero insisto: ellos ya no producen más discos. Ferré hizo lo que hizo, y fue muy grande, pero se acabó. Nos queda su herencia artística, pero el mundo sigue y otros siguen al pie del cañón ofreciendo maravillosas muestras de arte y compromiso. Ahora soy yo el que propone algo que mire al presente y no se remonte tantos años atrás. sigo con la línea de spoken word pero señalando a los que mejor manejuan el cotarro en los últimos años: los grandes productores de hip hop.

    Ejemplo 1: El-P, con su demoledora Deep Space 9mm. Desde las entrañas de un genio, el hip hop que no suena en las radioformulas, si es que suena algo de hip hop, con letras y todo. Sólo hay que escuchar y leer (en inglés, claro):

    http://www.youtube.com/watch?v=SPbjRaRoFwQ

    Ejemplo 2: Clouddead con su Pop song. Aquí no hay letras porque las escribo aquí mismo. La verdad, ya no sé si esto es hip hop. Las etiquetas no le pegan demasiado a los verdaderos artistas.

    http://www.youtube.com/watch?v=oWIaXN8mUek

    Lo dicho, estas letras merecen ser escritas:

    It’s the wood man and his splintering self.
    It’s the wooden woman and her hollowing out

    Sickly Micky Mouse.
    Skinny Minnie Mouse.

    Elvis, what happened ?

    Pop Sickle note: The lable stapled a speaker
    to the back of a sheep’s throat.
    Tongue depressor with the width
    With the width of a spatula
    Supresses all syllables;

    “blah blah blah”, end quote.

    Cotton candy, Cotton candy… spun any way you like it.

    Elvis, what happened?

    High school picture day in L.A.,
    someone in the sky with diamonds.
    And you go back to bed
    with a dead dog in your head.

    How can I be your lover
    when you sport a head of rubber?
    Sucker…
    You can’t take applause to bed with you.
    I’ve got my own blood and a decent depression line.

    And then we say “fuck” in our pop song.

    Ejemplo 3: The Streets. Mike Skinner in the fck…ing street, cegado por las lucez. el presente, rabioso, en toda su crudeza, nada de poesía ni romanticismo: el arte en la calle. Y además, si alguien conoce algo el idioma inglés, atención al acento de Mike, lejos del estadounidense de El-P o los Clouddead. El acento de las calles de Londres.

    http://www.youtube.com/watch?v=4A8T4lVu074

    Ejemplo 4: Buck 65, vuelta a América de la mano de un músico que introduce fascinantes elementos “blues” en su “spoken word”, vaya, en su hip hop. En Riverbed 1 conviene prestar atención a la guitarra. Fascinante, y porque no he encontrado Riverbed 2, que aún me gusta más, que si no… Es breve:

    http://www.youtube.com/watch?v=CvNGeFrVMgU

    Ejemplo 5: Madvillain. Esto son palabras mayores (si cabe, tras lo que ya he enlazado). Ya hablé de Madvillain, con su recuperación de sonoridades puramente jazz. De hecho, ante un video como éste no se puede más que recordar ese espíritu y esa estética de unas décadas atrás en los EEUU. Hip hop y jazz se dan la mano gracias al comic. simplemente brutal, magistral. Que alguien discuta la innovación de esto, y eso que se fabrica con retales más que conocidos. Pasen y vean: All caps.

    http://www.youtube.com/watch?v=ewc1hixzYPY

    Ejemplo 6: Scott Herren o, lo que es lo mismo, Prefuse 73. Otros temas podría haber enlazado, pero éste me pemite enlazar con el vídeo anterior de Madvillain. Aquí no hay voces. Atención a las crepitaciones y la base rítmica (puramente hip hop) que acompañan a esa especie de bosquejo sonoro que ondula recordando precisamente a la sonoridad retro que hemos escuchado en Madvillain. Yo no veo Jazz, pero las influencias sobresalen para dar un tono radicalmente espontáneo. Música en estado puro.

    http://www.youtube.com/watch?v=-jiK3QflFwU

    Ejemplo 7: <Roots Manuva, mi flow jamaicano favorito. Ese acento ya no es americano ni londinense: es jamaicano. No es Usain Bolt, es Roots Manuva con su temazo Witness, poseedor de una base rítmica divertida y efectiva a más no poder:

    http://www.youtube.com/watch?v=wbuSdXKtJX4

    Ejemplo 8 (último): Blackalicious, que son maestros de la coctelera musical (mezcla de estilos sin que nada desentone). Este tema es para sentir lo que es el hip hop, para sentir el Camino, make you feel that way. Esa trompeta…

    http://www.youtube.com/watch?v=3orJqCr6Jv8

    En fin, Brel era la ostia, qué decir de Brassens y lo cierto es que Leo Ferré era todo un poeta, pero la vida sigue, y hay demasiada música magistral creándose en estos momentos como para que nos ceguemos con el pasado.

    (Don Ricardo me va a matar, con tanto enlace)

  53. Jorge F. dice:

    ¡Caramba!

    Pero bueno, échese un vistacillo a los brasileños Planet Hemp:

    http://www.youtube.com/watch?v=JD0FidNLI6g&feature=related

    O a los españoles La Excepción:

    http://www.youtube.com/watch?v=tFUWsXfvynI

  54. Excelente, pero donde esté un productor americano, que se aparten los demás. Con el hip hop pasa como con el baloncesto: estamos 25 años atrás, puede que más. La diferencia entre la NBA y la FIBA era monumental y los americanos podían prmitirse enviar a los universitarios ¡y ganar!. Hoy en día las cosas se han acercado mucho. Los americanos han vuelto a ganar, pero han tenido que recurrir a las grandes estrellas y emplearse a fondo. En cuanto aflojen un poco ni por esas. Gente como “La excepción” pero, sobre todo, otros como “Violadores del verso” o la “Mala Rodríguez” empujan fuerte, pero son como esa selección de baloncesto española que jugó la final de los JJOO de Los angeles 1984. Llegaron lejos pero los niños capitaneados por Jordan los vapulearon. Los primeros en llegar a un nivel equiparable fueron los yugoslavos, que serían los británicos en asuntos hip hop.

    No sé si me explico.

  55. Jorge F. dice:

    Bueno, sólo como información les dejo con un famoso rapero brasileño:

    http://www.youtube.com/watch?v=KGjTdt2AeGA&feature=related

    Yo prefiero a los Planet Hemp.

  56. velvetpac dice:

    La verdad es que el hip-hop nunca le he prestado demasiada atención. Run Dmc, Beasty boys, Cypress Hill y un recopilatorio del sello Anticon, es todo lo que tengo. Pero me parecen muy interesantes sus recomendaciones.

  57. Jorge F. dice:

    Bueno, a mí el hip hop no me gusta mucho, pero hay excepciones. Una es Planet Hemp, otra La Excepción (valga la redundancia) y otra, pero un poco menos, Chacho Brodas, de mi pueblo:

    http://es.youtube.com/watch?v=_P_EKbWJOXs

    Las letras no me gustan.

    Otros son El Payo Malo, Gran Pueblo, Sólo los solo, Tremendo…

    http://es.youtube.com/watch?v=-bPS0MHbd6c

  58. Don Jorge, una cosa buena de los que enlacé anteriormente es que su imagen no responde a estereotipos del hip hop. Son gente normal y hacen música. A veces la actitud es un problema que cercena la libertad artística. Y sé lo que digo, que yo fui muy heavy, aunque nunca lo aparenté.

  59. No es que yo tuviese capacidad artistica sino que he visto a mucho heavy renegando de mucha buena música porque simplemente le parecía una mariconada.

    Y ese tipo de sectarismos siempre me molestaron. Esto, obviamente, no lo digo por usted. Sólo es una reflexión derivada de lo que estábamos hablando.

    Buenas noches.

  60. Jorge F. dice:

    Hay una cuestión que afecta mis gustos, yo soy de las generaciones que estudiamos francés en el bachillerato y además estudié portugués en la Uni. Así que aunque no entienda del todo lo que dicen, algo capto.

    En cambio el inglés lo estudié de mayor y no lo “cogí”. Puedo leer con provecho portugués y francés, pero del inglés cojo sólo palabras sueltas.

    Así que no puedo captar esas sutilizas dialectales que usted menciona.

    Además, como soy enemigo del imperialismo lingüístico anglosajón que nos acecha , escuchar música “románica” es para mí también una cuestión de militancia.

  61. velvetpac dice:

    @Jorge F.:

    Ya he podido escuchar algunas de sus recomendaciones:

    Música Dispersa y el “Workingman’s Dead” de Grateful Dead. Ambos excelentes. Sobretodo me ha sorprendido el grupo catalán, una chifladura deliciosa.
    A los Buckley ya los conocía. Suelo escuchar a Jeff Buckley a menudo.

    Siguiendo la línea de los Dead le recomiendo los siguientes grupos:

    North Mississippi Allstars

    http://www.youtube.com/watch?v=bHOU4eTJViQ

    Govt and Mule

    http://www.youtube.com/watch?v=K5M47DBu6nA

  62. Don Jorge, yo no escucho música por militancia. Le podría hablar de (no muchos, lo reconoco) artistas franceses que me encantan, como Daniel Darc o Dominique A. Escucho a no pocos artistas islandeses, nórdicos en General (noruegos, y algunos suecos o finlandeses). Bastante música japonesa (me encanta Tujiko Noriko, no apta para paladadres acomodaticios), y cada vez descubro más grupos canadienses que me vuelven loco, pero el caso es que me muevo por los ámbitos de la música independiente, del pop y la electrónica, sin olvidar el hip hop y algunas cosas rock ( ahora mismo hay un disco de un grupo británico llamado “The pirates” con un tema que se titula “Come on feet” que es una lapa increíble), y en esos ámbitos, hay niveles y niveles, porque en países como España (por ejemplo) estamos muy atrasados, . Si buscamos otros estilos y músicas, la cosa cambia. Y evidentemente, también escucho mucha música de aquí, con grupos que en la tele no verá salvo de milagro.

    Con la música me pasa como con el cine: yo no milito políticamente. Si algo es bueno, no me importa de dódne proceda. Otra cosa es la dictadura cultural norteamericana, que es obvia, pero me temo que la mayoría de artistas que me gustan, aun siendo anglosajones, son semidesconocidos, a veces incluso en sus propios países. Me gustan obras de arte ideológicamente más que discutibles (en el cine es donde más se nota), porque si el arte es bueno, hay que saber interpretarlo.

    Saludos.

  63. Jorge F. dice:

    Apreciado Lucien, como habrá podido comprobar mediante mis recomendaciones mi “militancia lingüística” no es estricta, lo que paso en que en determinado momento de mi vida el no entender nada de nada de lo que escuchaba me acabó hartando.

    Velvetpac y Lucien y otros, les recomiendo este “palurdo” que no sé porqué me encanta:

    http://es.youtube.com/watch?v=fRF24LY5pvw

    http://es.youtube.com/watch?v=uQP1SRwdzhc

    http://es.youtube.com/watch?v=ntHPur6P0Gk

  64. Jorge F. dice:

    Lo de palurdo va porque TJW es un redneck, un pescuezo rojo, vamos, un palurdo o campurrio. Él mismo se autodenomina así. Y tiene una bonita pieza llamada “Redneck Woman”.
    – – –
    Hablando de palabras con ck, cometí un doble error al mencionar hace días a Gecko Turner:
    1. Escribí mal el nombre.
    2. No hace hip hop (si no lo dije, lo pensé), canturrea.

    Por cierto, es extremeño, creo.

    http://es.youtube.com/watch?v=ASCYchUAl2M&feature=related

    http://es.youtube.com/watch?v=LsxjreL-wFc

  65. Jorge F. dice:

    En la extensa lista de crímenes canoros cometidos por Plácido, hay barrabasadas de todos los calibres. Comencemos por el álbum De mi alma latina, en el que el de origen madrileño, residente en EEUU, contribuyente en varios paraísos fiscales, hace añicos obras de una belleza indiscutible: Aquellos Ojos Verdes, Solamente Una Vez, Noche de Ronda, Manhâ de Carnaval, Alfonsina y el Mar o Gracias a la Vida (si Violeta Parra levantara la cabeza…). No contento con la hazaña, el tenor que comprende a criminales como Pinochet edita en plan dominguero otra colección de versiones mexicanas para sádicos, que hasta hoy ningún buen aficionado ha soportado estoicamente. El CD titulado Cien años de Mariachi, hubiera sido razón suficiente para que Pancho Villa hubiera fusilado con pedorretas al tenor. Nunca rancheras tan hermosas como La Malagueña, Ella, ¡Ay, Jalisco No Te Rajes! , El Jinete o Si Nos Dejan, alcanzaron tal aroma de mediocridad.

    Plácido no se detiene en su mortífera carrera: las canciones del maestro Lecuona (otro paranoico de cuidado, aunque excelente compositor) sufrieron la agresión gratuita del tenor, que llega casi al crimen más imperfecto cuando, con premeditación y alevosía, cercena de cuajo todo el dramatismo del tango argentino, violando las más elementales reglas del respeto a las obras monumentales, cuando se encarga de cantar Caminito, Volver y torturar a los amantes de la genial canción El dia que me quieras. En un momento que supongo de borrachera de champán Dom Perignon o La Veuve Clicquot, el terrorista de la voz de oro se atreve con el pasodoble El Gato Montés, que por respeto a los aficionados a ese deplorable espectáculo, jamás suena en una plaza de toros, no sea que el morlaco caiga fulminado ante la versión.

    La megalomanía galopante que padece, le lleva a sacar por su inefable garganta versiones iceberg de pequeñas joyas de la cursilería internacional, como Love Story y Spanish Eyes, que le suponen alguna suave crítica, y en el 2008, mientras la RTVE pública se convierte en predio privado de Prisa y sus mamporreros, Plácido Domingo, un día antes de la Nochebuena, culmina su oleada de crímenes ante millones de espectadores, se rodea de trabajadores de la copla, tan diferentes y populares como El Cigala o Martirio, colándose de rondón en ese arte proletario, manipulado hasta la extenuación desde el franquismo al juancarlismo, para lanzar su bomba nuclear en forma de vozarrón plano, seco, árido y exento del mínimo duende, en tanto los copleros y cantaores, bailaores y público en general, no tendrán más remedio (el poder del dinero arrasa con la dignidad del más humilde), que esbozar esa risa tan falsa como bien remunerada, ante el dechado de oportunismo, banalidad artística y descaro neoliberal del que ha hecho gala el insoportable Domingo.

    El inefable CD, auténtica obra maestra del delirio y la sinrazón artística (pero con todas las motivaciones comerciales), se titula Pasión española; obra que sin duda encantará al Rey de España, uno de los grandes expertos en mal gusto y desfachatez que he tenido la desdicha de soportar como ciudadano, hasta que me refugié en Cuba; a su augusta esposa, tan paleta como él, y a sus deudos y amigos en general…

    http://www.insurgente.org/modules.php?name=Content&pa=showpage&pid=1432

  66. Ana dice:

    @Jorge F.: Sólo unas puntualizaciones: ¿los grupos catalanes que hacían rock progresivo en inglés (sus motivos tenían) no son considerados rock catalán? Lo digo por grupos como Màquina!, los iniciadores del rock progresivo en España (junto con Smash), Pan y Regaliz o Tapiman… Fusioon fue un grupo buenísimo que casi nunca usaba letras y cuando lo hacía mezclaba el catalán, el castellano y el inglés, ¿cómo los catalogamos a ellos? ¿Y a Ia & Batiste que cantaban igualmente en catalán como en inglés?… Grupos como Secta Sónica o Música Urbana no cantaban, ¿tener los títulos de las canciones en catalán o en castellano define la totalidad de su música? A mí esta diferenciación me parece absurda e injusta. Si se considera rock catalán a unos se les debería considerar a todos porque, de hecho, los que cantaban en inglés iniciaron el movimiento. Yo no digo que no se deba proteger el idioma y la cultura catalana pero cuando este proteccionismo acaba perjudicando a los propios catalanes, creo que se debería reflexionar seriamente sobre el tema y hacer algo al respecto. Los nacionalismos exacerbados (y cualquier extremismo) levantan muros innecesarios que no hacen más que fomentar el odio en ambos bandos…
    Por cierto, ¿sabes dónde podría escuchar algo de Els Quatre Gats?

  67. Jorge F. dice:

    Eh, una cosa es lo que yo pienso y otra cosa lo que piensa la mayoría de la poca gente que se acuerda de esta música. Para mí todos esos son grupos de rock catalanes, pero para los catalanistas si no cantaban en catalán no lo eran.

    El hecho de no cantar texto ya los convertía en “sospechosos”. Y al pobre Toti Soler y a Joan Albert Amargós como les dió por el flamenco también los ningunearon, aunque el primero siempre ha cantado (bastante mal el pobre, por cierto) en catalán.

    De hecho CiU les dio la espalda a todos y promocionó grupillos que cantaban en catalán pero que para mi gusto no tenían ningún interés, como los mencionados Pets.

    Bueno, es que CiU también ninguneó a los cantautores en catalán. Eso dio mucho que pensar, pero creo que nadie supo explicar el porqué.

    ¿Els Quatre Gats? Yo tengo unos 45 rpm, pero, claro, no se los puedo copiar.

    Había alguna web que los colgó, junto con otros grupos olvidados, pero una discográfica los amenazó (no piensan reeditar los discos, pero fastidian a la gente por mezquindad) y no sé si los retiraron.

    Ahora miro.

  68. Jorge F. dice:

    Has mirado en E-mule?

  69. Jorge F. dice:

    Este quizá te pueda ayudar. No lo conozco personalmente o sea que no puedo garantizarte nada:

    orio43@telefonica.net

    Se llama Toni:

    http://orio43musica.blogspot.com/2009/08/dos-un-jocs-dinfants.html

  70. Jorge F. dice:

    Hola, Ana. La revista Enderrok de febrero de 2010 iba acompañada de un cd titulado “Pop ie-ié català”. La pieza número 6 es “No et puc acompanyar” de Els 4 gats. Por cierto de ye yé no tiene nada, es una especie de Rhythm and Blues.

  71. La música de calle me da mucha emoción, tan maravillosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.