• En cuanto a la necesidad de un documento único, parece que no ha sido posible llegar al consenso. Para mí es evidente que , si no somos capaces y/o no estamos dispuestos a que tres documentos que hablan de consenso se hagan uno, hablamos de una mera lucha de poder y no de una apuesta por un robusto proyecto político al servicio de la sociedad.
  • Llegarán tres documentos a la militancia y no habrá debate suficiente sino una mera adscripción de los afiliados a uno u otro grupo, sin las cargas de profundidad en forma de enmiendas que necesitaría el documento definitivo.
  • Confío en que las ganas de continuar sean mayores que las de permanecer.

Lea la reflexión completa en Café Libertad.

Tagged with →