Es indignante. Eliges a uno de tus comentaristas, le das el honorable título de colaborador, proporcionándole incluso unos sustanciosos emolumentos en divisas, y va el tío y se pone a hacer méritos para quitarle a uno el prestigio que con años de labor titánica y malintencionadas provocaciones a diestra y siniestra, se ha ganado. Estoy seguro de que, previa la correspondiente transferencia de una parte de sus magníficos honorarios habaneros a las cuentas de don Ceronegativo -que pertenece, como todo el mundo sabe, y si no, ya se lo digo yo en nombre del deber de informar, al ala dura del KGB- don Lucien ha logrado que la entrada que dedicó a Reporteros sin Fronteras haya sido seleccionada por el antedicho como una de las diez reseñables del prestigioso agregador I Love IU la semana pasada, y no ninguna de las mías que es a quien corresponde por derecho propio. Ancha es Castilla, y en el camino nos encontraremos.

Honor robado vilmente que don Lucien comparte con otros boggers del conocido repositorio, entre los que merece un lugar de honor don Pedro Mª de Palacio, con una brillante entrada sobre La injusticia del sistema fiscal vasco y navarro que le ha hecho merecedor en los comentarios del últimamente inevitable y siempre antipatico epíteto de “nacionalista español”. En otras entradas reseñadas por don Ceronegativo una empresa, un medio de comunicación y una persona (o, mejor, un personaje) se llevan esta semana las iras de algunos de nuestros bloggers. Otros prefieren dedicar sus habilidades literarias al socialismo: El Hijo Rojo con un interesante y prometedor curso para principiantes,  mientras que don Alvic ironiza sobre lo que parece ser el abrazo de la fe socialista por parte del padre de todos los patronos. También de la fe socialista, en esta ocasión cortejada por el portavoz del PSOE en el Congreso, se ocupa don Hugo, mientras que don Javier Mesonero nos da cuenta de una curiosa experiencia paranormal que asegura haber tenido la noche del miércoles.

Y la semana próxima le toca hacer este interesante resumen a doña Angels, firmante esta semana de una interesante reflexión sobre el capitalismo y el colesterol, que he leído con atención, a pesar de no estar escrita ni en la lengua común ni en ruso.

De los triglicéridos de renta fija no dice nada, así que el análisis le deja a uno algo perplejo.

Tagged with →