Esperanza Aguirre, una chica muy monaPinchen aquí, aquí y aquí para hacerse una idea aproximada de en qué consiste el desmantelamiento -que ya no simple privatización- de la sanidad pública madrileña. Por cierto, qué mona va siempre nuestra presidenta. Vaya, han sido dos frases. No, tres. Renuncio: la realidad me lleva siempre la delantera.

Venga... meta ruido por ahí