Miren ustedes por donde se van aclarando las cosas un poco con respecto a las intenciones que llevaba el nacionalista radical Saakasvili con respecto a Osetia del Sur. Al parecer, el gobierno Ostia -a través de su fiscal general- ha denunciado que los georgianos tenían previsto contaminar el agua de su capital en caso de fracasar sus planes militares (1 y 2) según pruebas documentos intervenidos a las tropas agresoras georgianas. Elplan de contaminar als aguas de Tsjinvali tenía el visto bueno de las autoridades títere georgianas en Osetia del Sur, que han sido calificadas por el gobierno de la nueva república independiente de “estructuras títere” y “auténtica organización terrorista“. ¿A que no sabían ustedes esto?

Esta nueva atrocidad planeada por el nacionalista radical Saakasvili se ha conocido mientras estaban reunidos los representantes de los gobiernos de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC)  en Moscú, preocupados por la actitud agresiva de Georgia, y por el apoyo de Estados Unidos y sus aliados, que han trasladado a pocas millas de las costas rusas varias decenas de buques de guerra. Tras la reunión, el presidente ruso, Vladimir Mevdedev ha dado una rueda de prensa, arropado por representantes de Armenia, Bielorrusia, Kazajstán, Kirguizistán, Tayikistán y Uzbekistán y ha advertido contra el suministro de armas a Georgia, un “país agresor” cuyos fines son “poco claros“, aunque a juzgar por el asuntillo descrito más arriba sobre la contaminación de aguas, los fines de Saakasvili son bastante claros.

A todo esto, el patético tonto útil de este conflicto, la UE ha anunciado que va a realizar una investigación independiente sobre quién inició el conflicto de Georgia. Al parecer, y según fuentes propias, han mandado a Luis del Pino a Washington para que vaya adelantando las conclusiones de la himbestigación. En el Kremlin andan con ataques de ansiedad encadenados: “Como digan que hemos sido nosotros, a ver quién para al Javier Solana y sus bombardeos de napalm“, parece que comentaba a sus más íntimos el primer ministro Vladimir Putin.

Y llegado a este punto, aquí les dejo un extraño artículo con el que comulgo al 75,34 por ciento, según las últimas estadísticas. No se dejen llevar por los prejuicios, y léanlo.

Venga... meta ruido por ahí



Tagged with →