La pasada semana, los blogueros de Izquierda Unida nos preguntamos por qué nuestros lectores comentan poco y mostramos nuestras dudas existenciales sobre el software libre (aunque somos guays), entre otras cosas. Don Bengoetxe pide la vez en nombre de los pobres del mundo para ser rescatados de la crisis por las autoridades financieras internacionales. Al parecer se les han adelantado las clases medias, representadas por Barack Obama y los grandes bancos, representados por los gobiernos del mundo, Zapatero incluido, que dedica a ayudar a los bancos españoles, que en lo que va de año, con crisis y todo, llevan ganado un 6 por ciento, más dinero del que hace falta para erradicar el hambre en el mundo. Son las cosas de no estar alerta.De hasta qué punto son moralmente miserables la mayor parte de los constructores españoles se ocupa don Javier Burón, en una entrada intitulada “Y ahora los promotores regalan viviendas… a los bancos“, en la que comenta las declaraciones de un desgraciao que responde por Guillermo Chicote, y es presidente de un ente que debía ser ilegalizado llamado Asociación de Promotores y Constructores de España, que asegura que prefiere regalar las viviendas al banco, y perder dinero con ello, a venderlas al precio que marca el mercado, como es su obligación. Sabe el chaval lo que se juegan él y el banco, que es tener a la gente bien agarrada por esa nueva caena que es la hipoteca. ¡Mamones! Y de Izquierda Unida, como no podía ser de otra manera -se acerca la Asamblea- se ocupan cuatro compañeros, desde cuatro puntos de vista diferentes: don pedro María de Palacio, con La política de los comunistas, en el PCE y desde el PCE, en IU, don Iñaki Escudero, con Gaspar Llamazares, don Eberhard Grosske, con La dimisión de Gaspar Llamazares y don Miguel Aso con Gaspar y el futuro de IU.

Pues ala, lean el resumen completo de la semana en Imagina y aprendan. La próxima semana don David Velilla, de Maldice que no es poco, se ocupa del asunto este.

Tagged with →