Están derribando ahora mismo la cúpula de la cárcel de Carabanchel. Me avisa doña Tania, que está allí. Cuando se actúa de noche y a oscuras -como está actuando el Gobierno en este preciso instante, cuando son las nueve y media de la noche- es que se quiere ocultar algo. ¿Qué es lo que quiere ocultar el Gobierno en la cárcel de Carabanchel? Saben quizás, comos abemos todos, que allí se asesinó a mucha gente durante la dictadura y temen que alguien pida o incluso ordene la paralización de la maniobra especulativa hasta que se identifique y se dé digna sepultura a quienes allí murieron por las libertades. Porque hay quien dice que allí hay gente enterrada y ciertamente no está el horno para bollos. O quizás sea simple especulación y no haya que buscarle tres pies al gato. El caso es que en este preciso instante las piquetas del gobierno están poniendo fin, mediante la violencia legal y controlada, a la posibilidad de que en el centro de lo que fue una inmensa prisión política de la dictadura se instale un centro cultural de Carabanchella memoria, como han pedido vecinos, ciudadanos, historiadores y víctimas del fascismo. Quieren que olvidemos, y que sepamos del franquismo lo que nos dicen en Cuéntame. Quieren borrar la memoria. Mierda de España.

Que se sepa.

Tagged with →