El periodismo, esa quimera

Posted · 35 Comments

PeriodismoCreo que ya he dicho alguna vez que pienso que el periodismo en realidad no existe, o mejor dicho que es una entelequia, una quimera, una fábula y una utopía. Algo que no es realmente posible, al menos tal y como lo entendemos hoy en día. El periodismo, esa profesión u oficio que consiste en contar a los demás las cosas desde un punto de vista objetivo y neutral, sin tomar parte en los acontecimientos que narra, es algo que no se sostiene. El proceso público, social, económico, político, es decir, el ir, venir y chocar de intereses de diferente tipo y envergadura, se produce y se reproduce en diferentes escenarios. La empresa, los negocios, la política, las relaciones laborales son algunos de esos escenarios. Probablemente haya otros espacios y otros ámbitos en los que se desarrolla el debate público además de los antedichos. Uno de ellos es, sin duda, el periodismo, los medios de comunicación.

Y esto es algo que se suele negar, que se suele ocultar, que se suele ignorar. El periodismo y los periodistas -según la verdad oficial- no intervienen en la realidad, sino que se limitan a dar cuenta de ella, con objetividad, neutralidad y profesionalidad. Y esto no es cierto. De hecho es una gran mentira.

Los periodistas, los medios de comunicación y sus propietarios se encargan de administrar lo que sabemos los ciudadanos sobre el proceso social, económico y político. Ellos deciden qué sabemos, cuándo lo sabemos y cómo nos lo cuentan. Pero no son entes ajenos, que ven ese proceso desde fuera, sino que forman parte de él. Los medios de comunicación son empresas que tienen intereses y los defienden, los propietarios de los medios de comunicación también tienen intereses. También los defienden. Y por supuesto los periodistas tienen intereses que defender, que pueden coincidir o no con los de sus empresas.

Intentar que empresas con intereses administradas por personas con intereses que se ocupan de contarnos el devenir social, político y económico lo hagan con neutralidad y objetividad es situarse fuera de lo que la realidad puede proporcionarnos; como creer que la profesionalidad periodística aleja a periodistas de su propia posición social y les protege de los intereses de las empresas para las que trabajan, e incluso de los suyos propios, es de una ingenuidad culpable. La profesionalidad periodística no es más que un gran preservativo que mantiene a un sector económico estratégico precisamente por su cometido, protegido de la crítica.

La profesión periodística está manchada por un pecado original que consiste en comportarse como si la información fuese neutra, como si no tuviese carga política, como si no se comprara y se vendiese, cosa que se hace todos los días del año. Por eso, creo que la profesión periodística debe replantearse desde sus bases para reconocer la honestidad como el primero de sus valores y abandonar tanto la neutralidad como la objetividad que son quimeras indeseables por engañosas. Ninguna de las dos existe, y ambas se pueden simular mediante las sencillas técnicas que enseñan en las facultades y escuelas de periodismo. La honestidad, sin embargo, no se puede simular.

Así, ese periodismo que se nos presenta como preciso, profesional, limpio, neutro, objetivo, aséptico, es tremendamente deshonesto, porque nos engaña desde la base misma. La realidad será objetiva, pero la información, que es la manera en que la realidad se manifiesta a través del lenguaje en un soporte físico, no es nunca neutral. Cada día estoy más convencido de que hay muchas formas de periodismo que el periodismo llamado profesional descarta -precisamente por su presunta falta de profesionalidad-, como son el periodismo militante, el que se practica en los gabinetes de prensa y comunicación, el llamado periodismo ciudadano, e incluso ese inmenso medio de comunicación descentralizado que es la blogosfera, que son mucho más honestas que el periodismo llamado profesional, porque todas estas formas de ejercer el periodismo -entendido en sentido amplio- transmiten información sin negar que se trata de información sesgada.

Porque, no lo olvidemos, la información siempre es sesgada.

35 Responses to "El periodismo, esa quimera"
  1. Carmen dice:

    Me quedo con, “la honestidad, sin embargo, no se puede simular”. “ESA”, creo que no lo enseñan en ninguna facultad. si es así que me avisen…

  2. musmushi dice:

    ¿Se acuerda usted del blog Periodismo Incendiario? Manuel Rico decía : “¿Periodismo objetivo? Si existiese, habría que exterminarlo. Basta de periodistas que se pavonean falsamente de ser “notarios de la actualidad”. Basta de periodistas dedicados a contemplar el mundo. ¡Hay que cambiarlo! “

  3. mitxel dice:

    Mireusté, conozco a un tipo que hizo un artículo de nada, con una queja ciudadana contra un banco, que le costó 750.000 cucas del año 1983 en publicidad d ese bancoo., La cosa es que el tipo éste había informado a su director del caso y el director, previas consultas, es decir, sabiendo que aquello le costaría 750.000 cucas, autorizó al redactor a dar rienda suelta a las iras del clientre del banco. Ni que decir tiene que, aquel director, con el paso del tiempo, sería acusado de terrorista y enchironado, no por aquellos hechos, sino por otros que nunca se demostraron (ay, si aquel redactor hablara).
    Mireusté, conozco a un tipo que se dedicaba a escribir y le propusieron comprarle a ETA las memorias de un secuestrado, escritas durante su largo cautiverio y que la propia organizacióm le había confiscado antes de dejarlo en libertad. El redactor se negó alegando que con aquel dinero (20 kilos o más si la ETA se ponía dura), nuestros alegres chicos cometerían alguna fechoría. El director se le rió a la cara, de su juventud, de su honradez y de su poco futuro en la profesión. El director tenía razón: hoy sale asiduamente en la tele condenando a los malvados terroristas mientras que el pobre e ingenuo periodista es a día de hoy una especie de filo-terrorista.
    Mireusté, conozco…
    Luego sigo, que se me ha despertado una niña y eso vale más que toda la maldita profesión criada a golpe de Lou Grant.

  4. eloi dice:

    D. Ricardo, no veo que haya mucho debate aquí.
    Dudo que ni un@ de sus lector@s, incluso l@s más equivocad@s por su afección nacionalista u otras rarezas… (como yo que junto varias)… piense que ni en el periodismo, ni en ninguna otra actividad, es posible intervenir “desde un punto de vista objetivo y neutral, sin tomar parte en los acontecimientos”. Con un subjetivismo honrado ya vamos bien por la vida… también los periodistas.
    Incluso los científicos modifican la realidad cuando la estudian (con toda su neutralidad, objetividad, distanciamiento…).
    Y, además, la información es terreno sensible y de toda la vida ha estado controlada. Fijése la que se lió por algo tan tonto como traducir la Biblia a una lengua vulgar. O la obsesión franquista por matar a todos los maestros posibles y liquidar el modelo de instrucción pública republicana.
    El franquismo se inventó el carnet de periodista para seleccionar a los escribientes… y después vinieron los licenciados (clase media) y los profesionales (que tienen que pagar hipotecas) o los mileuristas (muy agradecidos: les basta con sobrevivir).
    Y si es difícil ganarse la vida en un gremio cualquiera cuando te ponen en una lista negra, imagine aquí que sólo hay un par de diarios por pueblo (salvo Madrid, que tiene más pero como si no) y todos de derechas.

  5. Don Ricardo dice:

    @mitxel: Don Mitxel, no sé si está polemizando conmigo con esos casos que conoce usted. En el primer caso supongo que se refiere a Pepe Rei. Hay muchos Pepes Reis en las redacciones españolas. En cualquier caso, no es ese el tema. Vuelvo al hilo. Si lo que está intentando, decía, es polemizar conmigo a partir de los casos que cuenta, que sepa que se está limitando a ilustrar mi entrada, eso sí, de manera muy críptica, pero no a polemizar. No sé, quizás me he explicado mal en la entrada o no he entendido su comentario.

  6. mitxel dice:

    Nada grave, la cría cayó de la cama, pero el puff que le pongo al lado amortiguó el golpe. Ya se ha vuelto a dormir… angelito mío, que poco sabe lo que le espera….

    Decía que del periodiismo en españa no puede discutirse como del periodismo en francia, en inglaterra o en los usa. Aquí no es una cuestión solo de objetividad, de imparcialidad, de honestidad o incluso de delincuencia.
    Aquí es un problema estructural, un problema de franquismo sociológico. ¿Exagero? quizás, hoy para ser periodista no hace falta ser de franco y solo de franco, hoy podemos elegir entre Zapatero y Rajoy, y si usted vive en una comunidad autónoma “histórica” puede ser incluso de alguna otra cosa por el estilo.
    Aquí ya no existe casi el periodista resignado que sabe de que se puede escribir y de que no se puede escribir. Aquí tenemos ya al peirodista hooligan, ese amigo de toda la vida con el que quedas pa tomar un café y pasará un año para que te apetezca volverte a tomar otro.
    Sueldos de camarero pero sin propinas. ese ha sido el secreto de la profesión. Y el acojone, oiganme bien, el acojone, esa sensación de que alguien te va a descerrajar un tiro y no darte tiempo a preguntar de qué parte viene el sicario.

  7. Don Ricardo dice:

    @eloi: Siempre me responden igual cuando planteo estos temas. Pero creo que no tiene razón don Eloi. Bueno, sí la tiene, lo que ocurre es que los consumidores de medios de comunicación no están en la posición que está usted, ni han tenido la oportunidad de formarse un discruso crítico hacia los medios. La profesionalidad, la neutralidad, la objetividad y la calidad simuladas son un aval para los consumidores de medios de comunicación. Y fíjese que empleo el vocablo consumidores. No hablo de público ni de lectores.

    ¿Pero usted no ha oido nunca que algo es verdad sólo porque lo han dicho en la tele o más verdad aún porque lo han leído en el periódico?.

    No sé si me he explicado.

  8. mitxel dice:

    @Don Ricardo: no don ricardo, no polemizaba con usted, pero creo que en el comentario anterior ha quedado medio explicado lo que quería decirle.
    Es decir, que usted me plantea un problema que quizás tengamos dentro de unos años, o quizás sea el principal dentro de unos años. Yo creo que la situación concreta y real del periodismo en españa tiene problemas pre-profesionales más importantes de los que usted señala refiriéndose a la profesión en general.
    Oiga, que yo desde que se lo de su bisatatarabuelo, no tengo güevos pa polemizas con usté.

  9. mitxel dice:

    @mitxel: oiga y no ponga nombres propios o cuento lo nuestro.

  10. mitxel dice:

    @Don Ricardo: oiga y no ponga nombres propios o cuento lo nuestro.
    (Disculpe, pero ya considero el blog tan mío que me respondo a mí mismo)

  11. eloi dice:

    @Don Ricardo: Si que se explica, vaya que sí. Y me disculpa si me repito, que ya tengo una edad.
    Sólo intentaba decirle que me sorprendía su texto porque 1) me parece que habíamos peleado ya un poco de algo muy similar ¿quizá hablando de El País? y 2) porque creo que todos los que pasamos por aquí lo tenemos bastante claro. El periodismo entendido como un sacerdocio sólo posible a unos elegidos es una apropiación elitista de la información.
    Si no le parece mal, más que dialogar de lo que no es posible, me gustaría debatir sobre cómo sobre como articular un modelo informativo relativamente abierto, caótico, contradictorio… pero sólido.

  12. eloi dice:

    @mitxel: No sé si se refería a Pepe Rei, pero es uno de los tipos más auténticos que he conocido jamás.

  13. Don Ricardo dice:

    @eloi: Yo no le conocí, pero tuve ocasión de hablar con él bastante rato una vez. Por eso sé lo extremadamente injusto que es lo que le ocurrió.

    Sin embargo, el caso de Pepe Rei es especial por su peripecia personal, pero insisto en que las redacciones españolas están llenas de Pepes Reis.

  14. ultimolunes dice:

    “Por eso, creo que la profesión periodística debe replantearse desde sus bases para reconocer la honestidad como el primero de sus valores y abandonar tanto la neutralidad como la objetividad que son quimeras indeseables por engañosas”

    En Luxemburgo ha estallado una revolución y están fusilando a los peluqueros y a los judíos. ¿Y porqué a los peluqueros?
    ¿Que otras profesiones que afectan mucho a la vida de las personas deben replantearse desde sus bases? ¿los jueces? ¿los de la salud pública o privada? ¿los docentes? ¿los militares? ¿los dueños del dinero? ¿los que lo manejan?
    ¿Alguno de los grupos antes citados se ha hecho esa pregunta? (la de que deben replantearse) ¿ha llegado a proponer ese debate?
    Perdón pero creo que la respuesta es: ¡Y una mierda! Lo de mi grupo, mi clan, mi cofradía, lo arreglamos dentro. Ya sea un juez venal, zángano o miracielos, un banquero delincuente, visionario o jilipoyas o un profesor ignorante, pederasta o plagiador. Noli me tangere.

    ¿Se imagina alguien al cuerpo de médicos acomodaticios viendo como revolcaban por el barro al Doctor Montes pidiendo un replanteamiento profesional? ¿un debate abierto? Después del acojone que nos han metido en el cuerpo todos los bandidos que viven de sobar nuestro dinero, y aparte de las declaraciones retóricas, ¿ha pedido alguno un replanteamiento de la praxis capitalista?. Por Dios, por dios, por dios!

    Doña espe la vesánica va dejar sin nomina, es muy capaz, a los profes de la universidad. Y saltarán. ¿Alguno ha pedido replanteamientos hace una semana o hace un año?. Saltarán, darán la bronca, pero hasta ahora cobraban y la cosa iba como iba y no muevas la costra del charco que entonces si que huele.

    Cuatro cenutrios en la barra de un bar hablan de política, de fútbol o de cine. Sueltan vulgaridades y las apostillan diciendo “lo he visto en el periódico” Y ni lo han visto, ni lo han leído ni hostias. Porque es muy fácil que nadie lo escribió. Y si la “auctoritas” es la radio entonces ya te cagas.

    “ese periodismo que se nos presenta como preciso, profesional, limpio, neutro, objetivo, aséptico, es tremendamente deshonesto, porque nos engaña desde la base misma”.
    No estoy del todo de acuerdo don Ricardo. Y me explico. Si es cierto que hay pavos reales que caracolean presuntuosos y extremadamente cínicos diciendo esas chorradas, pero a nosotros, los moderadamente ilustrados o críticos, no nos la cuelan y a los cuatro cenutrios, sinceramente creo que tampoco. Que cuanto más engolan la voz para soltar sus iniquidades más sospechosos se hacen para los de la barra del bar.
    Lo que pasa es que ese discurso es su mantra. Es un poco como el del taller cuando le llevas el coche, que te intuye de alma “poco mecánica” y un poco por impresionarte, otro poco por justificar su trabajo y otro por sacarte la pasta, algo legitimo, ya no hay órdenes mendicantes, se pone a hablar de la tapa del fufis.

    Si le sirve, de todo lo que he hecho en periodismo antes de llegar a mi último lunes, de lo único que me he sentido un poco orgulloso, pero muy poco, es de lo que tenía la absoluta certeza de que no le iba a interesar a nadie, esas páginas que se pasan sin leer son la esencia misma de la honestidad informativa, lo demás es filfa. Y si me apuran, lo más honesto acaba siendo lo deliberadamente sesgado, interesado, estridente. Eso no oculta nada. Es caballo al98% para yonquis creyentes y obstinados.

    Los blogs están bien, entretienen. Al que lo hace y al club de fans. Pero no se cuanto inciden. Y eso si se podría medir, aunque sea de una manera chapucera pero se podría. Por ejemplo, desde hace un tiempo hacen lo de los mejores diez de la bollosfera de IU o afines. Que alguien haga una encuesta sencillita, para ver cuantos los leen, que temas, en que han modificado sus conductas, a que ámbitos externos (a IU) han llegado, etc, etc… IU tiene estadísticos (o debería tenerlos) eso acaban siendo números y los números siempre han mentido menos que las opiniones, por asépticas que pretendan ser.
    Mañana dentista, si quiere sigo al volver. Desconfíe.

  15. mitxel dice:

    @eloi: no importan los nombres mientas los muerttos no seamos nosotros. ¿he dicho muertos? conocí a un par de ellos.

  16. Don Ricardo dice:

    @mitxel: Oiga, don Mitxel, cuando se pone usted entre dramático, críptico y abertzale, parece usted el abuelo Cebolleta.

  17. mitxel dice:

    @Don Ricardo: esta vez tengo que darle toda la razón.

  18. mitxel dice:

    @mitxel: pero fue una errata, que conste

  19. mitxel dice:

    Y, por cierto, pepe sigue vivo, aunque ya no colee

  20. mitxel dice:

    @Don Ricardo: ¿de qué habló usted con él? ¿de tragaperras quizás?

  21. Don Ricardo dice:

    @mitxel: No de periodismo. Estuvo en Valladolid en una ocasión -o en Burgos, no recuerdo bien- en unos encuentros de periodistas que organizaba todos los años un grupo de periodistas que estábamos en varios grupos políticos y sindicales de izquierdas. Hicimos un encuentro en Valladolid, otro en Burgos, se hizo otro en Madrid al que yo no pude venir, y creo que cuando les perdí el hilo hicieron uno en Bilbao. Después se disgregaron. Creo que Pepe Rei dio una charla en el de Burgos o en el de Valladolid.

  22. El periodismo fue sustituido por el politiquismo ya hace muchas decadas.

    No importa la verdad, no importa la objetividad, importan los votos que ello te de, importa atraer turistas engañados a un hotel de mala muerte con la promesa de que es el mejor del mundo, importa la audiencia, importa que la información no esté en desacuerdo con los intereses de los anunciantes, importa la cantidad de subscriptores, importa el cliente.

    ¿La verdad? ¿la objetividad? ¿que es eso?.

    La verdad es que el periodismo no vende y si no vende no existe.

    Saludos

  23. Inocente dice:

    Creo que esto se puede aplicar a todos los profesionales:
    “Y por supuesto los periodistas tienen intereses que defender, que pueden coincidir o no con los de sus empresas.”

    Por ejemplo, el medico tiene sus propios intereses (practicar una operacion mas complicada y con mas riesgos pero que se vislumbre en su curriculum), … y asi con todas, sino con la mayoria, policias, bomberos, informaticos, profesores, banqueros, cajeros, barrenderos, arquitectos, cobrador del frac…

    La diferencia con el periodismo es la facilidad con que el objeto de la profesion, la informacion, es deformable. Un informatico hace un desarrolla un sistema bien, regular o mal, pero ahi esta , y hasta las actuaciones de los medicos son juzgadas con por sus colegas. La de los arquitectos por la Historia, un edificio de Gaudi en los años 20 era algo monstruoso…
    La base de la etica de la mayoria de las profesiones es el hecho de no causar daño a personas.

    La informacion se deforma, se contrae, se corta, se estira, … se puede simular ser objetivo mientras se omiten datos importantes, se pueden decir medias verdades, se puede desviar la atencion, etc… Pero lo que se llama etica periodistica es como bien dice don Ricardo una utopia, y no solo eso: es deshonesto. Y eso entra en contradiccion con la mayoria de las eticas profesionales: eso daña a la gente… los daños pueden ser economicos, o simplemente de recorte de su libertad de informacion. Aunque alguien puede alegar que para eso hay varios medios y se garantiza la pluralidad. Algo falso porque mucha de la informacion independiente en Internet se estrangula (por ejemplo negando el acceso prensa a estos medios, por considerarlos “poco serios”).

  24. Muy de acuerdo Don Inocente.

    Y un ejemplo añadido.
    ¿como nos enteramos de lo que pasa en Euskadi?. Por la tele / radio / prensa de ámbito nacional.
    ¿Y la voz abertzale? ¿y la voz euskaldun? ¿y la visión de ámbito autonómico o local? ¿donde está?, ¿le llega esta información? No evidentemente si no vive en el lugar no. ¿Es eso democracia? No evidentemente, es manipulación, no periodismo, es información sesgada, no objetiva.

    Y he puesto como ejemplo Euskadi porque allí existe un conflicto, pero podria poner los USA o Cuba, o Tailandia y seria lo mismo.

    ¿Que es el periodismo actual? basicamente desinformación, manipulación e intereses político/privados.

    ¿Como en todos los ámbitos profesionales?, si claro, este es el origen de la crisis actual. La mentira y los intereses privados en oposición a la verdad, la objetividad y el interes público o colectivo que es lo mismo.

    Salu2

  25. fancis la mula dice:

    Una cosa es el periodismo y otra los periodistas. Como la justicia y los jueces, la politica y los politicos o la hisoria y los historiadores.

    Yo me conformaria con que un periodista sea veraz. No me importa que sean parciales, incluso subjetivos…

  26. Inocente dice:

    @ATEO – ROJO – MASON:
    “¿Como en todos los ámbitos profesionales?, si claro, este es el origen de la crisis actual. La mentira y los intereses privados en oposición a la verdad, la objetividad y el interes público o colectivo que es lo mismo.”

    Alguna otra cosa:
    – Por otro lado Don Ricardo no pone en duda la legitimidad de esos intereses… son o no son legitimos? Deben ser controlados? por quien (por la politica?, autorregulacion? los tribunales?)
    – No creo que se deba mezclar mentira e interes privado. El interes privado puede llevar a la mentira pero no necesariamente.
    Es lo que se llama conflicto de intereses, Don Mitxel ha puesto varios ejemplos.

  27. ultimolunes dice:

    @ATEO – ROJO – MASON:
    Estoy seguro que en Cuba sueñan con poder contar sus tesis, en inglés y en español, en Nueva York o guasinton. No estoy tan seguro de que les interese contarles algo a los miamenses, porque saben que ya tiene la opinión formada.
    Y tampoco estoy seguro de si la izda patriotica, de la patria de esukadi, que está a un par de patrias a la izquierda (gerográfica) de Cataluña y dos o tres patrias por arriba de la patria andaluza, quisiera contarle algo a los de la patria de Madrid, qe también es patria, solo que de alubión, de alubias.
    Por lo que he leido los de la patria rusa están dispuestos a hablar, pactar o guerrear con cualquiera, sea musulman o cristiano, europeo o asiático. Menos con los georgianos a quienes consideran basura. Vaya usted a saber porqué.
    Las patrias es que son muy suyas.

  28. @Inocente:

    El interes privado puede llevar a la mentira pero no necesariamente. Dice usted.

    No me gustaria a mi haber parecido contrario a esta afirmación, nada mas lejos de mi intención.

    Aunque si le digo que la mentira, la exageración, el disimulo, el ocultamiento, la politica y los votos, … en dos palabros… el “aquí todo vale”, ha contribuido en el estilo “des-periodistico” des-informativo que tenemos actualmente, quizás si esté usted de acuerdo.

    Pues eso.

    Saludos

  29. @ultimolunes:

    Si, mire, todas las pátrias son muy suyas, tiene usted razón.

  30. @fancis la mula:

    Yo me conformaria con que un periodista sea veraz. No me importa que sean parciales, incluso subjetivos….

    Podria llegar a compartir esta afirmación, pero me hago a mi mismo la pregunta . ¿Puede ser veraz un periodista siendo parcial, y subjetivo?. ¿Se puede afirmar que alguien dice la verdad si oculta parte de ella?.

    En principio y sin meditarlo mucho, diria que no, ¿o si?, pero …!!!!!! huuummmmm..!!!!.

    Si no sabemos responder claramente a esta pregunta, estamos, creo yo, condenados a tener crisis perpetuas en cualquier ámbito de la actividad humana.

  31. Inocente dice:

    @ATEO – ROJO – MASON:
    “”si le digo que la mentira, la exageración, el disimulo, el ocultamiento, la politica y los votos, … en dos palabros… el «aquí todo vale», ha contribuido en el estilo «des-periodistico» des-informativo que tenemos actualmente, quizás si esté usted de acuerdo.”
    Me cansa un pelin eso de que antes habia mas moral, etcetc. Primero porque habia menos libertad (si, ya se, no es lo mismo libertad que libertinaje) y porque la sociedad ha evolucionado desde la represion a la barra libre.
    – Hay termino medio? Podremos pedir un poco de “aqui no todo vale” sin que nos llamen fachas los mas fascistas (fascistas por imponer ellos su fuerza bruta en la ley de la jungla). Esto es pendular? dejaremos la barra libre algun dia?
    – En el caso del periodismo… estamos mejor (en terminos generales: pluralidad, honestidad, libertad de prensa, acceso a todo tipo de informacion) ahora que hace 40 años?
    – Quien tiene la culpa de que la politica sea solo captacion de votos, encuestas, besar niños y hacerse el solemne en actos publicos mientras que 2 minutos mas tarde se fisca uno en las instituciones y la gente en general?

    Y asi ad infinitum…

  32. @Inocente:

    Bien, habrá que intentarlo, habrá que intentar mejorar, ¿no cree?.

    Hitler alcanzó el poder con las mismas armas que hoy todavia se utilizan, la propaganda y los medios para llegar a las masas, y ¿esto nos debe hacer bajar los brazos?.

    Yo creo que no, ¿cuando la humanidad será más humana?. No lo se la verdad, pero lo que si se, es que hay que intentarlo.

    El güapo diria que las personas son y serán siempre igual, o somos como somos, o alguna cosa similar, pero bueno, por eso mismo, porque no somos perfectos, la humanidad a decidido intervenir en la libertad humana poniendo leyes que castiguen al que quita la vida de otro, al que enajena la propiedad privada de otro o también la pública, al que quema montes, al que abusa sexualmente de otro, etc, etc..

    Pues eso, intervenir para mejorar, de eso se trata, digo yo.

    Salu2

  33. luciernaga dice:

    Sería maravilloso la honestidad en un periodista…pero que periodista no esta influenciado por algo, y ese algo no le deja ser objetivo. Cada uno escribe sobre lo que conviene y desde un punto de vista según sus creencias, por lo tanto es creible para un parte de los lectores, para la otra no, y aún así tampoco hay que creerse todo lo que escriben,,,entonces para que leer un periodico? bueno te haces una vaga idea de lo que pasa, te haces una ilusión en tu cabeza, te quires creer lo que lees, pero de eso a la realidad hay un trecho. Asterix y Obelix es más sano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.