Gaspar Llamazares

Posted · 29 Comments

LlamazaresparlamentoIzquierda Unida se mueve entre dos polos en su acción política: influir, tratar de aplicar el programa, aunque sea de mínimos, o llevar a cabo una oposición tenaz hasta que llegue el momento en que se conviera en fuerza mayoritaria y pueda aplicar el programa en su totalidad. Gaspar Llamazares, que hasta este sábado ha sido el coordinador General de Izquierda Unida, ha representado, sin duda, el primero de esos polos, como Julio Anguita representó el segundo.

Durante años, Gaspar Llamazares ha intentado que Izquierda Unida influyera en la política española, llegar a acuerdos con otras fuerzas políticas para convertir en realidad las propuestas políticas de nuestra formación. Muchos le hemos apoyado, convencidos, como supongo que estaba él, de que, de esa manera, nos presentaríamos ante la sociedad española como una fuerza política progresista, con un programa alternativo al PSOE y al PP, que coinciden en tantas cosas, entre ellas la necesidad de “refundar” el capitalismo, pero a la vez capaz de diferenciar entre la derecha dura y rancia que gobernó España hasta el 2004, y la tibia socialdemocracia del PSOE. Estábamos convencidos de que era posible una fuerza polítca de izquierdas con dos programas, uno de máximos, con vocación de mayoría, y uno de mínimos, para transaccionar con otras fuerzas políticas progresistas. Hoy resulta evidente que nos equivocábamos.

Gaspar Llamazares hubiera sido un buen coordinador general si no hubiera estado rodeado de deslealtades por todas partes. Deslealtades internas, con algunos de sus principales colaboradores sembrando de minas antipersonales el suelo que pisaba el coordinador general, y con una fuerte estructura interna -pero ajena a la soberanía de IU-, empeñada en debilitar la autoridad de los órganos de dirección con una oposición permanente, implacable y terriblemente desleal, ejercida directamente por algunos que estaban ya en puestos de dirección cuando Llamazares estudiaba el Bachillerato. Y deslealtades externas, como la de José Luis Rodríguez Zapatero, que contó en la legislatura anterior con el apoyo prácticamente incondicional de un Gaspar Llamazares, que -al contrario que el lider del PSOE- ponía por delante de los intereses de su partido los de una ciudadanía que reclamaba reformas políticas importantes y de carácter progresista que IU contribuyó a hacer reales. En lugar de agradecer ese apoyo, el presidente Zapatero se limitó a rentabilizar electoralmente el trabajo parlamentario de Gaspar Llamazares.

Pero, además de estas deslealtades, en el debe de Gaspar Llamazares tenemos que apuntar graves e importantes errores, especialmente en lo que se refiere a la faceta interna de la organización. Gaspar Llamazares ha sido un coordinador general que no ha sabido distinguir dónde estaban sus aliados y donde sus adversarios, y frecuentemente se ha apoyado en éstos frente a los primeros. Por ejemplo, si no hubiese firmado un acuerdo envenenado con Ángel Pérez para apuntalar la precaria mayoría federal que le apoyaba, ahora tendríamos unos censos mucho más limpios, y Gaspar Llamazares no tendría como adversarios a muchos militantes de la organización que hoy se ubican abiertamente frente a él. Igualmente, si no hubiese comprometido su propio futuro político al de personajes como Isaura Navarro, enfrentándose a prácticamente toda la militancia del País Valenciano, hoy las cosas serían probablemente de otra manera.

Pero si algo hay que reconocerle a Gaspar Llamazares es sin duda el haber hecho un excelente trabajo parlamentario tanto durante la ultima legislatura de Aznar -en el que la lucha parlamentaria hubo de compaginarse con la lucha en la calle contra un gobierno desbocado en sus tics autoritarios- como durante la primera de Zapatero. En ambos periodos, ha sido uno de los diputados más activos del parlamento y uno de los mejor valorados por los medios de comunicación.

Gaspar Llamazares ha sido, con sus luces y con sus sombras, con sus aciertos y con sus errores, el coordinador general que yo he apoyado. Por eso, no quiero dejar que se vaya sin mostrarle mi agraecimiento por haber intentado que Izquierda Unida se convierta en una formación política influyente.

No puedo hacer otra cosa, ya que yo me equivoqué junto a él.

29 Responses to "Gaspar Llamazares"
  1. surco dice:

    En fin, ahora solo les queda encontrar su propio polo. Y no se porqué tengo la impresión de que si se dedican a escuchar a la sociedad, lo van a encontrar antes.

  2. ceronegativo dice:

    Aunque hay muchas cosas en las que discrepo de tu argumentación (por ejemplo del psoe o lo de isaura se veían venir de largo) y esta el tema de que creo que Gaspar tiene un “programa oculto” (convertir IU partido político suma de 17 iu ecosocialistas pseudonacionalistas) con el que no coincido estamos de acuerdo:

    Gaspar a sido (y es) un gran parlamentario y un nefasto coordinador.

  3. Más allá de las diferencias de énfasis en uno u otro aspecto, que irremediablemente tienen que ver con la ubicación de cada uno (Madrid o País Valenciano), coincido con usted en que Llamazares ha sido un parlamentario trabajador pero un mal coordinador.
    Y me alegro mucho de que haya entendido por fin lo que pasó en EUPV.

  4. R. Hortaleza dice:

    enhorabuena por esta entrada Ricardo. Me siento representado con lo que escribes en un 80% que es mucho.

  5. Fétido dice:

    El hecho de que los resultados no sean los que hubiésemos querido no tiene porque ser síntoma de error.
    Me quedo con lo positivo: lealtad, ética y convicción. Con aciertos y errores, pero obrando como se creía que debe hacerse.
    A IU no la han castigado sus errores, que también, sino una coyuntura en la que había factores que impedían a la gente votar en conciencia.
    Lo triste (o no tanto) para Llamazares y los que estabais con él es que se puede preveer un incremento significativo en el voto a IU, ahora que la situación es otra.
    El PSOE ha tenido mucho voto prestado que no volverá a tener. Las europeas y autonómicas serán un aviso de por donde van a ir los tiros si continúa con esa tibieza en lo social y ese liberalismo servil en lo económico.
    De hecho, si fuese ZP, estaba cambiando la ley electoral por lo que pueda pasar.
    Suertey salud, Don Gaspar. Y gracias.

  6. Iñaki dice:

    Pues yo no me siento representado al 80% con la entrada de don Ricardo, me siento representado al 99%.
    Además, creo que esta entrada le honra don Ricardo.

    No creo que Gaspar fuese tan mal coordinador, bueno, bueno tampoco lo fué, más bien creo que se rodeó de gente bastante desleal.

    Los desleales habituales: Frutos, Alcaraz… ya los tenía localizados. Lo que provocó su descredito interno entre quienes un día le apoyamos fue la deslealtad hacia el proyecto de alguno de sus colabores. Los “rubenes”, “mendis” y compañía le metieron en unos tuneles (Valencia, Asturias…) de los que no pudo, supo o quiso salir.

    Espero que de la IX Asamblea salga una alternativa válida a Gaspar, sin sus errores y caréncias. Porque la alternativa que hasta el momento han mostrado los que han zumbado la banana hasta casi romper IU no es nada agradable.

    Salut!

  7. àngels dice:

    No me atrevo a establecer porcentaje, pero muy, muy de acuerdo, tanto en los aciertos como en los errores.. Gaspar Llamazares siempre me ha parecido una persona honesta –y quiero subrayarlo– y un magnífico parlamentario.

  8. ultimolunes dice:

    Llamarle hoy Don Ricardo tiene pleno sentido, esta entrada le honra, caballero.

  9. mitxel dice:

    Gaspar no pudo gobernar el interno porque esto es sencillamente ingobernable. la culpa nos la tenemos que repartir de forma alicuota. Respondió con errores puntuales al gran error estructural del estercolero en el que hemos convertido la situación interna.

    Fue (es) un tipo honrado, Eso nos debiera bastar cuando vemos lo que hay. Eso debiera bastar para cerrarle la boca a tanto canalla como se agazapa por ahí, sea de la corriente que sea.

    Mi propuesta: Gaspar coordiandor general, Y me importa tres ostias quedarme solo.

  10. Hola.

    Las deslealtades y puñaladas es algo que ocurre en IU desde los altos cargos hasta las asambleas de base. Lo digo por experiencia: parece un mal endémico. IU, a pesar de ser un partido pequeño, también arrastra muchos intereses… y cuánto más tratemos de “profesionalizarlo” más ocurrirá.

    Pero vamos con Gaspar. Me parece que Llamazares ha sido un trabajador incansable en el parlamento, con un interesante perfil intelectual, pero con una línea política que no me ha parecido la más adecuada.

    Se han llevado algunas iniciativas muy buenas al parlamento y se ha estado en la calle durante una época: en causas grandes (como la guerra) y en otras más pequeñas, como he tenido ocasión de comprobar. Si bien, ha dado cheques en blanco a Zapatero que lo han dilapidado. Ha tratado al PSOE como si fuera muy distinto al PP, y en cuestiones morales sí que lo es… pero en lo económico, en lo fundamental (esa contradicción capital-trabajo), es lo mismo. Si no, miren las propuestas que en esta materia hacen los dos partidos y me cuentan…

    También podríamos contemplar, como fallos fundamentales, esas contemplaciones que se han producido en el País Vasco al consentir ciertas amistades con “Batasunos” de toda índole, o con la derecha vasca del PNV: ¿no es el PNV al País Vasco lo que el PP a España?

    Eso en lo político. Como coordinador ha dejado golpes autoritarios y oscuros que convendría señalar. Podíamos empezar por esas expulsiones de militantes del PCE, como ocurrió en Asturias, por ejemplo; pero el caso más sangrante me parece que ocurrió en Madrid: Cómo es posible que en las elecciones primarias que IU celebró en la CAM ganara Gregorio Gordo en la Comunidad y Ángel Pérez en el ayuntamiento y, a dedazo puro y duro de Llamazares (como PSOE y PP), acabará siendo impuesta la candidata Inés Sabanés, y manteniéndose Ángel Pérez. ¿Para qué votamos la militancia de Madrid? Si ganaron Gordo y Pérez, ganaron; y si no pues que se demostrara que hubo pucherazo y a repetir elecciones. Otra pregunta ha hacerse sobre este tema es: ¿Por qué se sacrificó a Gordo y no a Pérez? ¿Ganaron los dos, sólo uno, ninguno…? Cualquiera que sea la respuesta, en ese episodio IU quedó como un partido de esos que algunos gustan por llamar de “democracia bananera”.

    La última pregunta que me queda por hacer es, que si Anguita apostó por la línea de “en una orilla IU y en la otra PP y PSOE” ( la pinza fue un invento de PRISA, ¿qué se debería hacer con un gobierno de semejante corrupción?) y los resultados fueron mejores (aunque no se creció lo que se esperaba), y con la línea seguida por Llamazares el barco se ha hundido casi del todo… ¿fue un error cambiar esa línea, o el batacazo hubiera venido igual?

    Un saludo.

  11. surco dice:

    @mitxel:

    Don Mitxel el negativo de su comentario es mío.

    El máximo responsable de que una organización degenere, siempre es su cabeza visible. no dudo de que se lo hayan puesto difícil, pero si no eres capaz de hacerte con el timón, tienes que dejar paso al siguiente.

  12. ostap dice:

    Me da la impresión que Llamazares intentó contentar a todo el mundo, y como suele pasar no ha satisfecho a nadie. El gran error ha sido su excesivo celo contra el PP, que desembocó en un seguidismo sin sentido del PSOE. Vamos, en lugar de presentarse como alternativa se presentó como el hermano pequeño, y en esas condiciones mejor votar al crecidito.

    Especial mención a los buitres que preparan el salto al liderazgo de la nada, que llegará a miseria como Alcaraz salga vencedor de este duelo bizarro. Leches, monten unas primarias y que decidan los militantes…

  13. Don Ricardo dice:

    @mitxel: Pues uno de los positivos es mío, don Mitxel. Ojalá pudiera yo decir lo que dice usted en su comentario.

  14. mitxel dice:

    @Don Ricardo: ¿no puede?

  15. Don Ricardo dice:

    @mitxel: No. Lo que dice sobre Llamazares e scierto. Es un tipo honrado. Pero no basta con eso. No ha bastado.

    Lo mismo hay que ser un poco marrullero para ser un buen coordinador general de IU.

  16. mitxel dice:

    @Don Ricardo: lo que no bastará es todo este circo solo para cambiar a Llamazares. A mí me parece normal que Gaspar dimita (mejor médico de famlia que director de este psiquiátrico), lo que no me parece honrado intelectualmente es que nos cueste tan poco aceptar su dimisión. Gaspar es nominativamente el máximo responsable, de acuerdo, son convenciones. Pregunto ¿también es el máximo responsable delante de los que nunca aceptaron su liderazgo?

  17. Don Ricardo dice:

    @mitxel: Oiga, pero ¿ha leído usted mi entrada?

  18. mitxel dice:

    @Don Ricardo: sí, sí lo he hecho, pero déjeme ponerme triste por mi parte- ¿o solo cuenta usted?

  19. mitxel dice:

    (joder, es que discutimos hasta cuando estamos de acuerdo, parecemos pimpinela, coño)

  20. surco dice:

    @Don Ricardo:

    Don Mitxel. Oigan ustedes, que lo de decirle que el voto negativo era mío no es para fardar, es que cuando critico me gusta dar la cara.

    Y Don Ricardo,no sea usted maniqueo, que hay más posibilidades en esta vida que ser honrado o ser marrullero, se puede ser honrado, integrador, hábil y con inteligencia política y creo que a Llamazares le han faltado bastantes de estas cualidades. ( No dudo de la primera)

  21. surco dice:

    ….eso y que ustedes también tienen tela.

  22. Don Ricardo dice:

    @mitxel: Pues si no quiere que le lleve la contraria, no sea usted vasco. Lo tiene bien facilito.

    Y no se creoa que es una cuestión política. que no lo es. Es envidia pura: ¿por qué tiene ustedes que comer mejor que nosotros, a ver?

  23. mitxel dice:

    @surco: El máximo dirigente es el máximo responsable. Las convenciones sociales son buenas porque, normalmente, nos permiten engañarnos y ser felices, lo malo es que la realidad siempre acecha para acabar jodiéndonos vivos. Mire usted, a mí la política blandengue con el PSOE nunca me ha gustado, es decir, que la política de Gaspar no era necesariamente la mia particular, pero comprendo que veníamos de aquella época en que la monjita (Sor passo) nos defraudó bastante y se exploraron nuevos caminos.
    Gaspar fue mi coordinador, le considero un buen tipo y no creo que tenga muchas más responsabilidades -aparte de las nominativas- de las que pueda teenr yo, de las que podamos tener todos.
    Pero lo que me recochinea, lo que sin duda alguna crea un sentimiento de solidaridad hacia él por mi parte, es ver todo el navajerío que le esperaba. No dudo de que se han cometido errores, incluso alguno bastante gordo en alguna federación, pero no me estoy refiriendo a asuntos concretos, sino a la eterna batallita interna de los siempre descontentos, de los que siempre piensan que se merecen más de lo que ya tienen.
    La cosa degenera tanto, don surco, que hasta escucho lamentos porque los funerales del 15 y 16 de noviembre no serán de cuerpo presente, que mola mucho más.

    @Don Ricardo: a mí no me llame vasco en vísperas de una asamblea de IU, juego sucio no , por favor, que me encantan las gallinejas y el gazpacho.

  24. Otro error de Gaspar fue actuar como coordinador de parte y no como coordinador de todos y todas….

    Y…sobre lo que usted piensa que trajo el acuerdo con la Federación de Madrid (q no con Ángel Pérez) he de decirle que discrepo, los censos son hoy mejores que los que le eligieron a él coordinador y los que le eligieron candidato. Sin embargo…se olvida usted de decir que ese acuerdo dio a Gaspar la mayoría (cuestionada) en la anterior Asamblea(esto que le digo es constatable).

    Un saludo!!!!

  25. liber dice:

    Joder Don Ricardo, leyendo este post, cualquiera diría que Gaspar es un señor salido de la nada y que llegó, como caido del cielo a un nido de víboras que no se esperaba.
    Que no, Don Ricardo que no, que puede usted seguir buscando a esos desleales, malos malísimos todo el tiempo que quiera, puede usted seguir creyendo que el demonio Angel Pérez es el artífice de todos los males de la humanidad (ya sabe que yo digo que lo de meterse con Pérez es un deporte como otro cualquiera y seguramente rebaja barriga).
    Mire Don Ricardo Gaspar ha sido tan desleal con la gente que le apoyó, como seguramente otros lo han sido con él. Gaspar jugó a emperador, a creer que era él y las masas, Gaspar jugó con el potencial de IU que creía que le venía de herencia, y lo que ha hecho es dilapidarlo.
    ¿Pero sólo Gaspar? Pues no Don Ricardo, no. ESto ha sido el fracaso de toda una dirección, de varias direcciones, diría yo.
    Don Ricardo, yo estaba presente el día que muchos de los que hoy nos llenamos la boca de democracia, nos cargábamos a un montón de militantes porque discrepaban, al grito de “dejarnos volar” (que decía Rejón)
    Entiendo su desolación don Ricardo, pero libros se podrían escribir de acuerdos, desacuerdos, lealtades y deslealtades, y le digo una cosa, el drama es que Gaspar es partícipe de todos ellos.
    Y algo más que le diré, yo que soy del Consejo Político Federal, por la misma lista que Gaspar, no recuerdo haberle votado en contra casi nada, los miembros de la Federación de Madrid que han estado todo este tiempo en el CPF, Don Ricardo, pocas veces han votado en contra de la dirección, Y SIN ESTAR EN NADA DE ACUERDO.
    Y le diré algo más, fue candidato a la Presidencia del Gobierno en estas últimas elecciones porque esos a los que usted tilda de malos malos, malísimos, le votamos.
    Menos mal Don Ricardo que recuperamos nuestra situación; esa de no estar en nada de acuerdo, ya empezaba yo a tener pesadillas.

  26. surco dice:

    @mitxel:

    No se me ofenda ( aunque en el fondo lo hago para picarle un poco), pero es usted medio españolazo. Lo digo porque cumple la mitad de los requisitos. Como usted ya sabe, todo buen celtíbero es fiel a dos características. El ya sabía a toro pasado lo que iba a pasar y nadie es responsable cuando la cosa se va al carajo.

    Mire usted, no en IU, en cualquier sitio el máximo responsable es el gerente. Si además cobra, cobra precisamente por ser el máximo responsable. Otra cosa es que haya que lapidarle, en eso estoy de acuerdo. No. Se le “cesa” y aquí paz y después gloria.

    Lo que usted reprocha, y en eso posiblemente tenga razón, es otra característica muy nuestra. La de machacar al cabeza de turco para esconder las verguenzas de cada uno. Por eso he dicho – sin ninguna inquina- que el máximo responsable es Llamazares, aunque estoy con usted, no creo que haya sido el único responsable.

    De todas formas yo no entraría en ese debate. entren ustedes en otro y arréglenlo

  27. joseba dice:

    Yo creo que es un problema endémico de la izquierda…. cuando en sus filas se enfrentan el pragmatismo y el dogmatismo suele perder el primero. Buena parte de IU ha estado empeñada en mantener posiciones extremas como una manera de aglutinar a los fieles, mantener la estructura del partido y, porqué no decirlo, los pequeños cotos de poder de algunas “cabezas” de del partido (especialmente del PCE). Los intentos de Llamazares de intentar conseguir por la vía del pragmatismo importantes avances sociales han sido interpretados por buena parte de la izquierda como traiciones ideológicas (como vemos en este comentario):

    #10 También podríamos contemplar, como fallos fundamentales, esas contemplaciones que se han producido en el País Vasco al consentir ciertas amistades con «Batasunos» de toda índole, o con la derecha vasca del PNV: ¿no es el PNV al País Vasco lo que el PP a España?

    ¿Se puede mantener este pragmatismo sin renunciar a las señas de identidad de la coalición? Sinceramente creo que sí, pero Llamazares no ha sabido hacerlo, o más bien no ha sabido como hacer que sus compañeros de partido le dejen hacerlo… yo mismo deje de votar a IU cuando las críticas internas contra la línea del partido en el País Vasco se hicieron insoportablemente nacionalistas (españolas, claro)

  28. Hola Joseba.

    Como soy yo quien dejó el comentario al que te refieres pues te contesto. Mira, la política de pactos de IU mantiene que no se puede pactar en ningún sitio con el PP, porque es de derechas. Y me parece bien, la derecha y la izquierda son proyectos que no se complementan en prácticamente ningún punto, pero no vale decir que la política del PP (económica sobre todo) es derechas y mala, y la del PNV, sólo porque apuestan por la autodeterminación vasca, es buena. En lo único que importa, las políticas sobre las condiciones sociales y económicas de la gente (sean del país, región o planeta que sean), son exactas (como lo son las de CIU, UPN o coalición canaria).

    Y esto, nada tiene que ver con nacionalismos españoles o vascos. Las críticas a la política del partido en el País Vasco nada tiene que ver con el derecho de autodeterminación, único punto de coincidencia entre IU y PNV -insuficiente para pactar nada-, ni con un nacionalismo español de nada…

    Yo lo que pido es coherencia. Si no se pacta con el pp, por muy buenos que sean los avances sociales que pudieras incluir en el pacto de gobierno, tampoco se puede pactar con otros partidos de ideologías socioeconómicas similares. Eso no es pragmatismo, es vedettismo.

    Un saludo.

  29. joseba dice:

    Hola Jesus:

    Si bien la politica economica y social del PNV deja mucho que desear no creo que sea comparable con la del PP (ni con la de CIU). En el País Vasco muchas reformas sociales (como la ley de parejas de hecho) han entrado en funcionamiento de la mano del PNV antes que en otras comunidades (¿crees que el PSOE es mejor compañero de gobierno? personalmente no veo grandes diferencias en las políticas- de todo tipo- del PSOE y el PNV).

    La presencia de Ezker Batua en el Gobierno Vasco respone a la idea de impulsar políticas sociales desde el ejercicio del Gobierno, está muy bien quedarse en la oposición y dedicarse a criticar pero cuando se pueden hacer politicas activas reales (cons sus aciertos y fallos) yo creo que es obligación de un partido comprometido actuar en esa linea.

    Por otro lado EB ha sabido mantener una distancia (no la suficiente a mi entender) con algunas actuaciones muy discutibles del Gobierno Vasco, sobre todo en materia de Medio Ambiente (AHT, Incineradoras, etc.).

    Por último: yo he percibido que buena parte de la critica a EB venían por la deriva “independentista” de la formación y no por su colaboración en el Gobierno Vasco junto a PNV y EA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.