JohnyHasta hace un rato, creía que no había un político 2.0 más triste que Gaspar Llamazares. Pero ya solía decir mi abuela Tita que “nunca a la cama te irás sin saber una cosa más“, así que hoy he aprendido que para tristes el pobre John McCain se lleva la palma. Quiere, por lo visto, ser presidente de los Estados Unidos, y anda a esta horas reclutando amigos en feisbuk. Yo creo que va un poco tarde. Al cierre de esta edición -siempre me ha gustado mucho escribir esto, así que les ruego a ustedes que me permitan la licencia- tenía reclutados a 36. Como sean los que le voten, oigan, van a tener los hermanos Bush mucho trabajo en Florida para conseguirse la reelección republicana. En fin, que no quería ponerme a hablar de la política americana, que yo hoy lo que quiero es ser un buen amigo de mis amigos y pedirles a ustedes que, si tienen cuenta en feisbuk, pues se hagan ustedes amiguitos del pobre Johny, que a ustedes qué más les da, para que por lo menos, cuando se pase este mal rato que le están dando entre Obama, la vicepalin y el miserable de Collin Powell -ya se acordarán de él, es el que mintió en la ONU, junto a Ana del Palacio y Chencho para que le dieran luz verde al asesinato masivo de civiles y militares irakíes- por lo menos que el chaval se lleve unos cuantos amigos de la experiencia. Eso que lleva ganado.

En fin, me voy a la cama feliz por la buena obra y cantando esa bella canción que dice “quiero tener un millón de amigos y así más fuerte poder cantaaaar, lariro riiro, lariiiro riiiro, lari roriiiro, larí, lorí…