Contra la crisis, socialismo a cara de perro

Posted · 16 Comments

El sujeto más despreciable de la historia contemporánea de España, incluyendo a los capitostes de la dictadura, que ni engañaron, ni intentaron engañar a nadie, ha dicho esta tarde en la presentación de un libro de reivindicación del liberalismo en tiempos difíciles que “España no va a salir de esta crisis con mayores dosis de socialismo simpático“. También ha dicho el muy bocas, por decir que no quede, que “hemos llegado a la crisis aplicando manuales de economía que algunos leen en dos tardes y que tienen un resumen que se leen en cinco minutos que aconsejan subir el gasto público, aumentar los impuestos, intervenir con criterios políticos en las decisiones de las empresas privadas, y controlar políticamente los organismos reguladores y supervisores“.

Y claro, este señor, que es inspector de Hacienda, que ha hecho unas oposiciones de la leche que le han tenido años estudiando, que ha llegado a presidente del gobierno y todo, pues debe estar muy leído y debe saber mucho de economía. Mucho más que yo, que no sé nada, ya se lo he dicho a ustedes varias veces, porque no he leído ni siquiera esos manuales de los que habla don José María, ni siquiera los resúmenes. Sin embargo, todo lo que estoy leyendo en los últimos días, me induce a pensar justo lo contrario de lo que ha dicho el despreciable y despreciado ex-presidente.

Si yo hubiese estado a cargo de la presentación del librito hubiese dicho que no tengo ni idea de que hay que hacer para salir de la crisis, pero en cambio habría dicho que  para  evitar que nos vuelvan a inflar una burbuja bajo los pies, lo que hacen falta son muchas dosis de socialismo a cara de perro -nada de socialismo simpático- para limitar la libertad de mercado; hubiera dicho que hay que acotar, regular e intervenir el mercado, poner límite a la especulación, mediante prohibiciones y tasas, habría dicho que el estado se tiene que incautar de las fortunas de aquellas personas que han sido responsables de la situación actual, pero a los que en cambio no les afecta demasiado la crisis, limitando si es preciso sus derechos a la propiedad privada, como se limitan los derechos de libre movimiento de otro tipo de seres asociales como los delincuentes. Quiero decir, que hay que perseguir penalmente a los propietarios y a los gestores de empresas que quiebran si mantienen sus patrimonios intactos, o incluso incrementados. Por definición, los dueños de una empresa que quiebra tienen que ir a la quiebra, porque si no es así, lo que han hecho es robar.

Habría dicho que hay una ganancia, enriquecimiento o plusvalía legítima, que es la que procede de la creación de riqueza. Y habría dicho también que esa ganancia se genera mediante la colaboración de dos partes: capital y trabajo, y que por lo tanto debe ser repartida equitativamente entre ambas partes, y no apropiada en su totalidad por una de ellas.

Pero habría dicho también que hay otra ganancia que no es legítima, que procede de la especulación. Que es una ganancia que no procede de la creación de riqueza, sino su distribución y concentración en manos de actores improductivos del sistema económico. Y que no hay libertad de mercado que ampare esa ganancia, que debe ser proscrita y confiscada, como se confiscan las partidas de cocaína en los aeropuertos, que por cierto también son ganancia para alguien, y nadie apela a la libertad de mercado para proteger tal ganancia.

Hubiera dicho que el crecimiento hay que regularlo, que hay qué estudiar qué crecimiento puede asimilar el mundo para garantizar la sostenibilidad, y que ese crecimiento es el que hay que tolerar;  hubiera dicho que tampoco es legítima la ganancia -especulativa o no- en sectores de los que depende la supervivencia, como la energía, la salud, los servicios básicos que deben ser garantizados por el estado y sólo por el estado.

Hubiera dicho que hay que perseguir los paraísos fiscales como se persigue a las dictaduras, y que si se bloquea a Cuba, con más razón hay que bloquear a Suiza, a Luxemburgo, a Andorra, a Gibraltar o a las Islas Caimán, porque sirven para que los especuladores escondan sus botines. Como sé poco de economía, no sé qué mas habría dicho. Pero, en resumen, hubiera hablado de la necesidad de establecer unos límites al mercado y de garantizar de que fuera de esos límites sólo esté la cárcel. También habría hablado de la necesidad de que estas normas no sean nacionales sino internacionales.

Alguien, en el turno de preguntas habría levantado la mano tímidamente -o no- y me habría interpelado: “Pero oiga, don Ricardo eso que dice usted, si hacemos esas cosas, el sistema dejará de funcionar porque bla, bla, bla…”. Los blas los pueden sustituir ustedes por una de esas incomprensibles lecciones de economía que con aire de superioridad nos dan con cada vez menos frecuencia, todo hay que decirlo, los blogs y comentaristas liberales.

No sé nada de economía, insisto, pero como soy atrevido, desvergonzado y audaz, le hubiera respondido que la economía tiene por objetivo una gestión eficaz de unos bienes escasos o limitados, y que un sistema económico global y globalizado que mantiene el 80 por ciento de esos bienes escasos en manos del 20 por ciento de la poblacón de orbe es un sistema ineficaz, antieconómico y por lo tanto inviable; que es un sistema económico que no funciona, y que es absurdo no actuar por miedo a que ocurra algo que ya está ocurriendo: que el sistema no funcione. Lo que no hubiera podido decir es cuál es la alternativa, porque la desconozco.

Pero vamos, que si Aznar dice que sí, que lo que hace falta es más libre mercado, no soy yo el que vaya a discutírselo. Para algo sabe más que yo, el hombre.

16 Responses to "Contra la crisis, socialismo a cara de perro"
  1. ceronegativo dice:

    … y se le olvidó recordar que el cambio climático es un mito inventado por los nuevos comunistas: los ecologistas

  2. ártabro dice:

    Oiga, D. Ricardo, y ese Sr. Aznar, ¿es el mismo de las montañas lejanas, prietas las filas?
    No gana uno para sustos, ¿qué quiera que le diga?
    Desde luego, mi querido señor D. Ricardo, sabe usted bastante de economía. ¡Que callado se lo tenía!, picarón.

  3. surco dice:

    En líneas generales lo que propone es factible y se parece bastante a lo que llevamos diciendo mucho tiempo y al sentido común. Después ya se verá si hay que cambiar más cosas o no, pero lo primero es poner la pasta al servicio de la peña.

    Con esas edidas puede que se tuvieran que bajar un poco los niveles de consumo de algunos, sobre todo en comparación con las épocas de expansión capitalistas, pero es que el objetivo no es que las bolsas suban.

    Me ha gustado su post.

  4. Jorge F. dice:

    Al Aznar ese sólo le faltaría casarse con la Isabel Preysler y que convirtieran a la parejita en una figurilla de porcelana de esas de Lladró.

  5. Indio dice:

    Mire Don Ricardo, usted la clava hoy. El problema, como siempre, son los que saben mucho de economía, como el ínclito al que usted menciona y que algo de asquito sí que da el señor.

    Oiga, Don Jorge F, están usted y Don Lucien en una apretada lucha en lo alto de la clasificación. No desfallezca!

  6. Don Güapo dice:

    Yo creo que Ud sí entiende de economía aunque diga que no. Y dice que no porque sabe de sobra que solo funciona un sistema: el que no le gusta por los resultados. Es más, Ud se contesta solo con su bla bla bla. Es un conflicto muy actual en la izquierda. Es más, es el conflicto actual en la izquierda, presa de la losa igualitaria que rechaza la eficacia generadora de recursos del capitalismo liberal que, luego, exige para cubrir los fines sociales que pretende.

    En fin, oiga, que se le nota mucho en su, por otra parte, muy bien escrito post.

    Ah, por cierto, como supongo que intuye, Aznar tiene razón en lo que dice.

    PD: No se va a meter con SM Doña Sofía?

  7. Juan dice:

    Está usted que se sale estos días, don Ricardo…

  8. Moderado, pero estimable. No estaría mal que se aplicase lo que propone. La mejora sería evidente y, como mínimo, viviríamos con mayor salud mental, sin pensar en los Ladrones que nos vhupan la sangre a la mayoría.

    De todas formas, sólo veo ciertas soluciones para empezar, a mi juicio:

    1. Nacionalización de los medios de producción más importantes. El estado debería recuperar el control absoluto de las grandes empresas nacionales, las mismas de las que se deshizo en los años 90.

    2. Nacionalización inmediata de la banca. Aquí no pueden haber “al menos” nio excepciones. Esta medida debería ser inmediata y radical.

    3. Trasparencia absoluta del estado. Todos los cargos públicos dando ejemplo (y dar ejemplo significa salarios a ras de suelo, empezando por el presidente). Este punto podría ser más desarrollado, pero no tengo tiempo ahora.

    No veo otro modo de poner fin a tanto robo y tanta ignominia.

  9. mitxel dice:

    Sólo nos falta el socialismo. Lo otro ya lo tenemos (si no fíjese en la asamblea que nos viene encima).

    Más o menos de acuerdo, porque lo de socialemocracia revolucionaria lo mismo puede valer para un roto que para un descosido y, por ejemplo, no me dice naca usted de la organización terrotorial del Estado, del concierto económico ni de la guardia civil.

    Es decir, que lo mismo está usted buscando mi apoyo y el de don cero, y esto huele a lista alternativa, algo así como todos contra don Güapo, que suele decir cosas muy fëas, pero no sé qué haríamos sin él, pues a alguien habrá que fusilar el día después, ¿o no?

  10. Vta dice:

    No me ha gustado: Está escrito desde un punto de vista ideológico bastante basto y no desde la inteligencia.

    Y eso no me parece bien, ya que interpretando su artículo, usted está acaparando su inteligencia -la que ha conseguido con un cierto capital ajeno y un algo de trabajo suyo- cuando lo que debiera es redistribuirla, por ejemplo entre nosotros, sus lectores.

    No me dirá que empezar tan fanáticamente -y equivocadamente- con un “El sujeto más despreciable de la historia contemporánea de España…” sin mencionar a Fernando VIIes de recibo en alguien como usted, que tiene estudios y es leido…

    A mí me gusta la libertad, amo la libertad, y no me gusta que me prohiban cosas ni que me regulen la vida. Quiero hacer conmigo y con lo mio lo que me dé la gana…

  11. fancis la mula dice:

    La crisis no se resuelve cambiando la titularidad de las empresas y menos poniendo en la direccion a sindicalistas, politicos, funcionarios y amiguetes enchufados.

    La mejor politica social es la creacion de empleo lo que puede demostrar que El sujeto más despreciable de la historia contemporánea de España fuese el que mas politica social hizo en España.

    Porque los miles de trabajadores que todos los dias pierden su trabajo no se alimentan de las campañas publicitarias de Bibiana Aido ni de los sindicatos de clase ni amarillos.

  12. af dice:

    Hace año y medio ya tuve que aclarar a esos economistas liberales o cuasi-liberales que yo de economía entendía, al menos, lo justo para rebatir sus presupuestos (cosa bastante facilona), y que con eso ya era suficiente. No ceda usted, pues, ante la horrible tentación de la humildad, a la que le veo tan peligrosamente cercano, y aúpe su donosa figura, meta tripa y demuéstreles, como hace en este post y en tantos otros, que sabe usted lo que hace falta saber.

    ¡Y bravo por lo del socialismo a cara de perro!

    Un saludo.

  13. Stanis dice:

    Don Ricardo:

    Excelente post.
    Queda claro que el liberalismo mas absoluto conduce a un enriquecimiento para pocos, que son los que poseen los medios, tecnología, dinero, recursos primarios y aumenta la miseria de muchos.
    Pero eso ya lo sabiamos aunque está muy bien descrito.
    Comparto en gran medida lo escrito y lo que hace falta es poner los filtros necesarios en el sistema para que no vuelva a repetirse.
    La ingeniería financiera, como es el caso de las subprime ha conseguido ayudada por muchas mas acciones, como la especulación alimentaria y la del petroleo que estemos todos con el corazón en un puño y con un ojo puesto en el puesto de trabajo y con el otro en la viabilidad de la hipoteca.
    Lo de las nacionalizaciones de bancos e indutrias me parece ingenuo y poco practico.Los bandazos no son buenos para nada. Tenemos ejemplos de paises en el pasado incluido el nuestro en los que se consigue es crear una clase dirigente que las maneja a su antojo y acabamos teniendo un aparato “oficial” económico político que controla y hace lo que le viene en gana.

    Iniciativa privada, control financiero, redistribución de la riqueza y estado del bienestar han hecho de Europa el continente donde la gente tiene (en promedio) los niveles y formas de vida mas avanzadas.
    En Asia esta crisis está impactando de otra forma pero….. es que Asia esta creciendo como lo hizo Europa en los años 50 y 60 y eso es otra cosa porque parten de un nivel muy inferior.

    Respecto a que la mejor política social es la que practicó Aznar con la creación de empleo solo diré que le ha faltado la palabra estable y el que creó Aznar( sic…) no lo es. Veamos que pasará con los millones de inmigrantes que se colaron en Europa por la puerta española.
    Aznar (sic…) permitó que los trabajadores de este pais perdieran cerca de un 15% de su poder adquisitivo en 8 años y ZP ha seguido su mismo camino pero con una sonrisa en la cara y con mucho talante. Todos con trabajo,si, pero en precario porque a estado basado en el tocho y la especulación.

    Lo del socialismo a cara de perro, bueno…. pero que no sea un doberman.

  14. S. dice:

    ¡Bravo, don Ricardo!
    Lo haré circular, citando la fuente.

  15. fernando_mh dice:

    Sí señor, Don Ricardo. A cara de perro. De acuerdo 100%.

    Por cierto, y hablando de perros… Si el ciudadano Aznar ladra, será que cabalgamos en el sentido correcto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.