DineroA mí lo que se me ocurre es que el dinero en realidad no existe, o que nos comportamos como si en realidad existiese mucho más dinero del que realmente hay. Yo no sé si lo han pensado ustedes. Yo, cada vez que hago una operación bancaria por Internet, cada vez que pago algo con la tarjeta, por Internet o presencialmente, cada vez que leo que no sé qué empresa ha comprado no sé que otra, pienso: “¿Y el dinero de todas estas transacciones, quién lo lleva y quién lo trae?” Transfiero 1.500 euros de una cuenta que tengo en un banco a otra cuenta que tengo en otro banco. En segundos, o en el peor de los casos, en minutos, está el dinero en su nuevo lugar. Me pagan a mí y al resto de 400 empleados del Ayuntamiento, y en minutos, desde que alguien da la orden de pago, está el dinero en nuestras cuentas, domiciliadas en oficinas bancarias que se encuentran dispersas por lo largo y ancho de la Comunidad de Madrid, e incluso más allá…

Una empresa que trabaja con un banco paga a sus 150 empleados en que tienen sus cuentas en 15 ó 20 bancos distintos, éstos, a su vez pagan sus recibos y sus deudas a otras corporaciones que trabajan con otros tantos bancos. La gente compra y vende acciones en minutos, hace aportaciones a fondos de inversiones y de pensiones en segundos. Los capitales circulan libre y rápidamente por los cables y las ondas de la red. ¿Hay motoristas virtuales que trasladan todo ese dinero de un banco a otro y de éste a un tercero y vuelve al primero, y coge parte de aquí para llevarlo allá, y lo junta con lo del otro para meterlo acullá, y así eternamente? ¿Dónde está físicamente todo ese dinero? ¿Cómo se mueve, cómo se traslada? ¿Se traslada? ¿No estaremos todos en un supervideojuego global, limitándonos a hacer apuntes contables a través de Internet sin reflejo o respuesta en el mundo real? ¿Alguien sabe cuánto dinero hay en el mundo y si el dinero que se mueve a toda prisa por internet cuadra con el dinero que realmente existe, y que al parecer esta quietecito en algún lugar a buen recaudo? Y vuelta a la pregunta principal ¿dónde está el dinero, existe realmente el dinero?

Usted tiene 300 euros en el banco, su padre tiene 6.000, y un tipo algo más afortunado que nosotros tiene 45.000 euros ahorrados, o al menos eso dicen las webs de nuestros bancos que consultamos todas las semanas o todos los meses. ¿Podríamos pasarnos por nuestras oficinas -yo hace años que no piso mi oficina bancaria más que una o dos veces al año- y retirar nuestros escuetos ahorros? ¿Habría dinero real, contante y sonante, para hacer frente a una demanda tan sencilla, o el videojuego derivaría en corralito? Como ya les dije a ustedes, yo no sé una palabra de economía. No la entiendo. Por eso, estas preguntas que a ustedes les parecerán estúpidas, a mí me parecen de puro sentido común. Y ustedes tienen obligación de responerlas, que para eso les pago.

Venga... meta ruido por ahí



Tagged with →