Nuestra apuesta por la pluralidad es estratégica: nunca seremos, ni debemos querer ser, una organización donde todos pensemos o seamos iguales… pero debemos ser una piña en la acción política.

Lean entera en el blog de Eberhard Grosske esta interesante entrada que, por breve, deja sabor a poco, aunque sí afirma que se debe ejercer la coordinaciçon de IU “como, según dicen, se debe llevar a cabo el buen cocinar: con cariño“.

Supongo que habrá más en los próximos días. Los comentarios, allí.