Sin duda alguna en unas semanas tendremos un coordinador general elegido por una amplia mayoría del consejo, que liderará una dirección compartida, plural y unitaria y que tendrá a toda la organización cerrando filas todos en torno a él, como una piña. Ese será el compromiso, salga quien salga, y los consensos habidos en lo político serán la prueba de ello. Si Cayo finalmente es el candidato que mas consenso suscita, en mí va a tener uno de los mas fieles colaboradores (y él lo sabe); más que incluso algunos de los de su partido que el domingo coreaban consignas intimidatorias como ¡O Cayo o tongo!, que ni se les ve en las reuniones, ni en la calle, ni en los colectivos, ni en las campañas electorales y luego vienen en masa y a codazos a las Asambleas Federales. Esos que si Cayo no hubiera sido del PCE, sino de cualquier otra opción, le hubieran vilipendiado con adjetivos que no quiero ni reproducir.

Lea completa esta interesantísima entrada de Luis Ángel Aguilar. Y comente allí, si quiere.

Venga... meta ruido por ahí



Tagged with →