Pues a cancelar hipotecas

Posted · 39 Comments

Que digo yo que como no sé nada de economía, pues puedo decir cosas que otros, que saben mucho más que yo no pueden decir, porque perderían toda su autoridad en las conversaciones del desayuno y eso. Es que ha dicho Lucas esta mañana -ya sabrán ustedes que Lucas es mi nuevo periodista mañanero de referencia- que los bancos de los Estados Unidos han decidido dar un respiro navideño a sus peores clientes, es decir a los que no pagan sus hipotecas -se entiende que por imposibilidad y no por otra cosa- e interrupen los embargos hasta después de Navidad. También ha dicho don Juan Ramón que una de cada cinco hipotecas en Gran Bretaña no se puede pagar. El 20 por ciento, que se dice pronto de quienes tienen hoy una hipoteca, pueden estar mañana, con sus enseres en la calle. Así que yo -feliz, en medio de mi bendita ignorancia- he pensado: “¿y si se cancelan esas hipotecas?“. ¿Que ocurriría si en un momento determinado de la crisis, los gobiernos europeos se pusieran de acuerdo para hacer pagar a los bancos el precio de todos estos años de especulación obligándoles a cancelar las hipotecas de ese 20 por ciento de personas que no pueden pagarlas porque se han quedado sin empleo o por que han visto mermados sus ingresos? Yo creo que no pasaría nada, en realidad, salvo el ruido maleducado que harían los bancos y sus voceros, y luego que mucha gente a la que la especulación ha puesto al borde del abismo se encontraría de repente unos pasos más lejos de la caída.

Pues ahí les dejo esta tontería que se me ha ocurrido esta msima mañana, mientras hacía mis abluciones diarias.

39 Responses to "Pues a cancelar hipotecas"
  1. Jéssica dice:

    Pues que yo me compraría ese dúplex de mis amores en Pedralbes, que sale por un par de minolles de nada, una tontería, y luego iría llorando al gobierno que no puedo pagar mi hipoteca y que me la cancelen…

    Que hubieran alquilado, oyes. A mí el euríbor me la suda: durante 8 años solo me suben el IPC. ¿Todos esos espabilados que me llamaron imbécil por vivir de alquiler y me dijeron que alquilar era tirar el dinero, que por lo que pagaban de alquiler se compraban un piso… y ahora lloran al gobierno un plan de rescate para sus hipotecas? No me dan ninguna pena.

  2. Fétido dice:

    Lo que tendrían que hacer los gobiernos europeos es que los bancos se comiesen con patatas los inmuebles sobrevalorados en un 60% con los que tan alegremente han querido hacer negocio y punto. Que aquello que cuesta 120.000 y ellos financiaron en 300.000 salde la deuda, ¿no lo tasaron así? Sin embargos de salario ni viacrucis judiciales para el que no paga.
    Y es duro, pero toda la banda que se metió alegremente a pagar hipotecas a 30 años vista por un 80% de su sueldo porque “alquilar es tirar el dinero” deberían vivir una temporadita bajo un puente.
    Por gilipollas.

  3. Fétido dice:

    Quien dice un 80 dice un 60 o un 50, que igualmente asfixiados estarán. Coño, que son 30 años, no cinco.

  4. Don Ricardo dice:

    @Jéssica: he dicho las hipotecas de quienes no pueden pagar, oiga usted.

    En cualqueir caso, eso que usted dice es una solución: se cancelan las hipotecas, los pisos se los queda el estado y negocia con sus ex-propietarios un alquiler justo. Mire: es una forma de crear un parque de viviendas públicas en alquiler.

  5. Fétido dice:

    @Don Ricardo: Pagando a las entidades el valor real y no el especulativo, imagino.
    No sería mala idea, no.

  6. Don Ricardo dice:

    @Fétido: No, sin pagar un duro: se cancelan las hipotecas, y se considera a los bancos suficientemente remunerados por los beneficios ilegítimos obtenidos en estos años de especulación. Como mal menor, se podría pagar, como mucho, el valor real de los inmuebles, sí.

  7. fhku dice:

    ¿Y no sería mas fácil cancelar los bancos?

    Claro que lo mismo cancelan los bancos al gobierno.

  8. joseba dice:

    @Don Ricardo:
    Creo que el estado deberia nacionalizar las viviendas impagadas y cobrar un alquiler social a sus actuales ocupantes, si no se estaria discriminando negativamente a los que siguen esforzandose por pagar sus hipotecas.

  9. Jéssica dice:

    @Don Ricardo: Hombre, esa propuesta ya me va gustando más… Pero mientras prevalezca la cultura “alquilar es tirar el dinero”, capaces son de irse a hipotecarse en otra parte, otra vez por encima de sus posibilidades, otra vez a despotricar contra el euríbor, y vuelta a empezar.

  10. atyami dice:

    Menos samba y mas trabajar

  11. Jéssica dice:

    @joseba: A ver, no confundamos. Una cosa es no poder pagar una hipoteca que está por encima de tus posibilidades, y otra muy distinta tener derecho a acceder a una vivienda social.

    Si yo me compro ese dúplez de mis amores que vale dos millones de euros, probablemente tampoco podré pagar la hipoteca. ¿Tengo derecho a que el gobierno me quite la hipoteca y me la alquile por cuatro perras, cuando mi sueldo me da para hipotecarme no por dos millones, pero quizá sí por uno?

    No confundamos las cosas:
    * Por un lado, tenemos gente que ni siquiera puede acceder a una hipoteca. Esas personas pueden optar al alquiler social en base a su renta.
    * Y luego tenemos personas que, cobrando un sueldo más que decente, se hipotecan por encima de sus posibilidades. ¿Esta gente tiene derecho a vivienda a precios sociales? Yo creo que no.

  12. surco dice:

    @Don Ricardo:

    Jessica.

    Aquí el tema es complicado. Don Ricardo, en lo teórico estoy de acuerdo con usted, pero en la praxis eso supone violar el principio de la deuda, esto es, ir frontalmente contra uno de los pilares del sistema. Aquí enlazo con Jessica. Efectivamente se produciría un agravio comparativo con la gente que ha hecho los deberes y no ha vivido por encima de sus posibilidades.

    ¿Cual es la solución?. Complicada, porque tendremos casos de todos los tipos. También entiendo al que argumenta que ¿Por que ayudar a los bancos y empresas y no hacerlo al ciudadano?. Solo se me ocurre una cosa. Ayudar al ciudadano en casos extremos y realmente urgentes, no condonando, ojo, ayudando con refinanciaciones etc..y articular un sistema de vivienda protegida en alquiler como Dios manda.

    Ese puede ser un primer paso. Si el segundo va en función a que la vivienda deje de ser un bien de consumo, para transformarse en uno de primera necesidad, donde el Estado regule las necesidades básicas, mejor. Aquí nos encontraremos con que todo el modelo de crecimiento español está basado en la especulación con el ladrillo, pero eso es otro debate.

  13. surco dice:

    …otro debate, aunque relacionado y muy interesante; porque tendríamos que empezar a hablar de I+D+I, Know How y esas mamonadas que nos hemos pasado TODOS (Estado, empresarios y ciudadanos), por el forro de los almendrucos durante los últimos 15 años

  14. Pues ahí les dejo esta tontería que se me ha ocurrido esta msima mañana, mientras hacía mis abluciones diarias.

    Menos mal Don Ricardo que despues de escribir la parida, usted mismo se da cuenta de que lo es, que si nó pensaria que se ha vuelo ustez tarumba.

    Saludos

  15. @surco:

    Se lo reconozco Don Surco, a mi modo de verlo, por ahí si que va el camino, quizás no totalmente como usted apunta, pero si bastante parecido.

    Al fin y al cabo, el mercado debe servir al ciudadano, no al reves como ahora, y cuando eso no ocurre así, ahí debiera estar el estado para asegurar este contrato de ayuda e interés mutuo.

    Salu2

  16. Y digo yo, en mi infinito desconocimiento del sistema legal-financiero.
    ¿Que pasaria si fuese el banco de España el que diera los creditos, con los tipos de interes del B.C.E. mas una decimilla para cubrir el papeleo?.
    conseguiriamos por una parte unos tipos de interes mucho mas bajos, con lo que reduciriamos los indices de morosidad y unos beneficios economicos para el estado que se podrian dedicar a la creacion de un parque publico de alquiler.
    Otra idea es obligar a los bancos a reducir sus margenes de beneficio en los creditos hipotecarios.

  17. Iñaki dice:

    La solución, don Ricardo, tendría que pasar por la nacionalización de la banca y que la administración pusiese realmente la vivienda al servicio de los ciudadanos como bien público.
    Pero mientras esto no sea así, es absurdo proponer que quien ha contraido una deuda deje de pagarla. Si mi vecino deja de pagar la hipoteca yo haría lo mismo, y así todo el mundo. Los bancos quebrarían, cosa que en teoría no me causaría ningún tipo de disgusto, pero que en la práctica provocaría que quienes tienen sus ahorros depositados los perderían, o sería el Estado quien tendría que reponerlos a cuenta de nuestros bolsillos.
    Estoy totalmente de acuerdo con Jessica, los bancos son culpables por enriquecerse a cuenta del boom inmobiliario, los promotores igual. ¿Y los pobres ciudadanos? Pués igual. Mucha gente se compraba pisos muy por encima de sus posibilidades garantizados, en teoría, por el alza continua de los precios: me compro una casa de 50 millones que dificilmente puedo pagar, pero no pasa nada, si de aquí a dos años no he podido pagar, la vendo por 65 millones, cancelo la hipoteca y encima gano pasta. AQUÍ HA ESPECULADO HASTA EL APUNTADOR.
    A la gente que realmente no pueda pagar por probemas sobrevenidos (paro, enfermedad, etc) habría que posibilitarle por ley la opción de parar cuotas, rebajar interés, poder ampliar o reducir el prestamo, todo esto por supuesto, sin pagar comisiones ni intereses a los bancos, notarios…
    Mientras tanto, los que en su día nos conformamos con vivir en una ciudad y una casa más “sencillas” (incluso cambiando de lugar de residencia), que no fuimos de vacacones a N. York, ni a Australia ni a la China. Los que no pedimos de más en la hipoteca y no aprovechamos para comprarnos un Audi A4, no tenemos porque sentirnos culpables.

  18. Ahh, Don Ricardo, esto merece un comentario: no sólo los bancos y sus voceros harían ruido. También lo harían los que quedasen en el límite de dichas ayudas, los que apretados por sus hipotecas no mereciesen dichas ayudas por el simple hecho de poder pagar las suyas, por muy justos que fueesen. De hecho, las protestas de mucha gente hipotecada (más o menos apurados) o afin a los intereses de los hipotecados menos apurados se extenderían. Fíjese sino en los comentarios de Jessica (que es consciente del caso de los que viven por encima de sus posibilidades), de Joseba (éste más constructivo de entrada, hay que decirlo, aunque menciona la discriminación negativa, la excusa que siempre se opone a la positiva y que impide que en ciertos aspectos avancemos como sociedad menos individualista) o de surco (que es incluso más constructivo y rechaza la condonación, cosa seria y debatible).

    Estos tres comentaristas, con mayor o menor acierto, plantean dudas, reaccionan ante dicha propuesta, claramente en contra o, al menos, sí con recelo. no han opinado mal pero desde mi forma de ver las cosas, reproducen (con todos los matices que quieran) el esquema típico de “y por qué no a mí”.

    Yo añadiría una nueva variable a la ecuación: que los bandcos paguen las hipotecas de los más aurados que, al mismo tiempo, tengan unos ingresos más bajos. Esto lo digo porque no son pocos los que viven con el agua al cuello a pesar de que ganan mucho dinero, personas cuyo mayor pecado es vivir por encima de sus posibilidades y no sólo haberse visto sorprendidos por las alzas de los tipos de interés que llevan a las hipotecas hasta las nubes.

    Así pues, no menospreciemos el egoísmo de los no beneficiados y la injusticia de ayudar a los que no lo merecen. Las ayudas son para los que no tienen oportunidades, para los que han carecido y carecen de recursos.

  19. mitxel dice:

    A mí ustees no me nacionalizan. mi banco El que no pague a vivir al chalecito Jessica.

  20. joseba dice:

    @Lucien de Peiro:
    El problema de este tipo de medidas excepcionales (que no abordan cambios estructurales como los que se han planteado en algunos comentarios anteriores) es que generan comoportamientos como (caso veridico):

    “Yo igual dejo de trabajar y me declaro en bancarrota así cobrare el subsisidio del Estado (total son 400 euros menos de lo que gano) y me puedo estar todo el dia tocandome los huevos o dedicandome a trabajar en negro…..”

    Que se profundice en la búsqueda de soluciones para el problema de la vivienda, que se ayude a los que no pueden pagar sus hipotecas (pero no condonandoles la deuda) y que se fomente una actitud ciudadana más responsable ante el problema de la vivienda, pero que no generalice el subsidio como solucion (porque hay gente que de verdad si lo necesita y no se puede fomentar una sociedad de subsidiarios)

  21. surco dice:

    @Lucien de Peiro:

    Don Lucién, yo no es que rechace la condonación, yo aquí condonaba hasta a el Tato, por ideología y porque me hace gracia el verbo. El problema son los tiempos y los ritmos. Me explico.

    Si condonamos la deuda de los que no pueden pagar a día de hoy, conseguimos:

    Que todo pichichi deje de pagar, que los bancos dejen de prestar, ya que nadie va a pagar. Que se produzca una falta de liquidez como consecuencia, aún más heavy que la que tenemos. Que po conzziguiente, inventemos un nuevo significado para la palabra deflación.

    Otra cosa es que usted me diga que a la vez y para paliar esta situación, nacionalicemos la banca, como apuntan por ahí arriba y que solo el Banco Central pueda prestar. Esto, en la práxis es cepillarnos el sistema bancario- No digo que esté mal, digo que la situación no está ni de lejos madura para que la población comprendiera esa medida. Con 7 millones de parados y 10 años de deflación y pobreza extrema, quizá sí.Hoy es complicado.

    Yo empezaría por las medidas arriba expuestas y podemos coordinarlas por ese control en préstamos y beneficios bancarios por parte del Estado. O lo que es lo mismo, por regular más y mejor. Luego, como decía el beduino, Alá proveerá. Si hay que avanzar, se avanza, pero con la realidad.

  22. @kanpezugorria: perdón pero no.

    Que pasaria si fuese el banco de España el que diera los creditos, con los tipos de interes del B.C.E. mas una decimilla para cubrir el papeleo?.
    conseguiriamos por una parte unos tipos de interes mucho mas bajos, con lo que reduciriamos los indices de morosidad y unos beneficios economicos para el estado que se podrian dedicar a la creacion de un parque publico de alquiler.

    Bien y los morosos actuales, ¿que hacemos con ellos?.
    Y el millón de viviendas ya construidas y que no se venden, ¿que hacemos con ellas?.

    Otra idea es obligar a los bancos a reducir sus margenes de beneficio en los creditos hipotecarios.

    Que no, que el problema llegó precisamente porque los márgenes ya eran demasiado pequeños y los bancos -con la inestimable ayuda de los bancos centrales, la RFA el primero- optaron por dar crédito a to Dios, hasta a los que no podrian pagarlo.

    Además, si los bancos ya no dan creditos hipotecarios, ahora ya es tarde.

  23. @Iñaki: Si señor, tiene usted toda la razón, solo tiene usted un problema y es que aún y no teniendo ninguna culpa de lo que han hecho otros, seguramente usted también paragará el pato.

    Cuando hayamos sobrepasado los 5 millones de parados -que no será muy tarde- volvemos a hablar.

  24. @Lucien de Peiro:

    Si Don Lucien, usted también lo ve igual que los comentaristas que cita y creo yo que es evidente que tienen todos razón.

    Pero alguna solución, socialmente aceptada por todos, incluidos los que no tienen hipotecas hay o habria que dar para solventar el problema de la liquidez.

    Yo pienso, que al igual que el estado sale en apoyo de la “falta de liquidez” de los bancos y que no lo hace, ni debe hacerlo a fondo perdido, igualmente el estado, que no olvidemos que es responsable de lo que está pasando, debe salir al rescate de los morosos “finacieros”, no de los “morosos” getas.

    Como se hace esto, pues facil:

    1 – Comprando aquellos bancos que entren en bancarrota.

    2 – Comprando y renegociando la deuda hipotecaria para que los afectados puedan devolverla, asumiendo el estado los incrementos producidos por la evolución del Euribor, es decir, transformando los créditos hipotecarios de interés variable a interés fijo.

    3 – Nada de condonar deudas, aquí que to dios pague lo que debe, pero a condiciones iniciales y sin alteración debida por “al mercado desbocado”, lo entrecomillo para decir que es sinónimo de “libre mercado”.

    Por tanto, se libera capital atrapado por los trileros comprando los bancos a precio de mercado y descontando las perdidas por minusvaluas tóxicas y a la vez, se genera actividad y se evitan los embargos, que es dinero que vuelve a los creditores, prestando un pulmón crediticio a los deshauciados -morosos- para que puedan pagar.

    Y todas estas medidas no debieran impedir que los trileros fuesen juzgados por “alteración del precio de las cosas”, por “tráfico y uso de información en beneficio propio”, por “blanqueo de dinero” y por “fraude”, aunque eso es otra historia, de la que podemos hablar solo si les interesa conocer, de donde salio el capital necesario para inflar la burbuja especulativa..

    ¿Facil verdad?, aunque a mi me parece que estos cabrones no hablan de eso, hablan de que somos todos nosotros los que asumiremos sus perdidas via impuestos y además lo que haga falta porque “los ricos son los que generan actividad”.

    Salu2

  25. Sancho dice:

    Interesantisimo tema. Si, señor.

    Lo que propone Don Ricardo es la típica “solución evidente de primer nivel” (ayudemos al que lo necesite) que sin embargo tiene muchas implicaciones a la que rascamos un poco.

    Lo que pasaría es lo que dice Jessica, todo el mundo se entramparia hasta las cejas para que despues Papa Estado nos pague el estropicio.

    En realidad, hasta la fecha todas las ayudas directas (subvenciones, desgravaciones fiscales,…) han servido directamente para subir los precios de la vivienda (inflar la burbuja, vamos) y al final esas ayudas han acabado en manos de bancos, promotores y constructores. El ejemplo más evidente es el de los tipos bajos de hace unos años: cómo al final lo que importa a la gente es la cuota mensual, con tipos bajos sube el precio hasta llegar a la cuota que la gente puede pagar. Cuando los tipos suben, la gente explota. Está más que visto.

    La esencia del problema es que la vivienda es un bien con naturaleza de inversión (y por tanto objeto de especulación) en un mercado libre de corte capitalista en donde cada agente que interviene intenta obtener el máximo beneficio. Y, bueno, entre nosotros, les diré que eso NO FUNCIONA. Vamos, no acaba bien.

    Habría que cortocircuitar las reglas de ese juego al menos en el mercado de primera vivienda (yo preferiría en todos los mercados pero esa es otra historia).

    Y, en cuanto, a la que se avecina (que va a ser MUY gorda)… no tiene solución!!… lo más que queda es que el pato lo paguen los bancos lo más posible. En eso si que estamos de acuerdo.

    Hasta que los pisos no bajen un 50% (tardará unos añitos pero lo hará) tendremos crisis gorda. Al tiempo.

  26. Jorge F. dice:

    Ahora que los maltratadores van a llevar una pulsera, podríamos proponer marcar con un hierro al rojo en la frente a todos los usureros chupasangres que dirigen los bancos.

    Es el único servicio que le pido al Papá Estado.

  27. Jorge F. dice:

    Marcarles en el entrecejo con la U de usureros. A ellos y a sus cómplices.

  28. Don Ricardo dice:

    Oigan, con ustedes da gusto. Si loque yo escribí no era más que una parida que se me ocurrió sin pensarla demasiado. Y ustedes van y montan un debate del que salen cosas interesantes y todo…

  29. Jorge F. dice:

    Oiga, ¿y cuándo le pega usted un toque al pesao del tal Juan Romero?

  30. Jorge F. dice:

    Dedicado a Lucien, a Ateo y al Doctor Yabola (allí en el lejano Río Rojo donde vive):

    http://obviousmonkey.blogspot.com/

  31. @joseba: es difícil estar en desacuerdo con lo que dice. Vaya, es que estoy de acuerdo. Tan sólo comentar que esa lucha contra la cultura del subsidio, que aparentemente produce vagos, es perfectamente extrapolable a la mayoría del resto de la sociedad, a los que no viven de subsidios y presumen de, por decirlo de algún modo, de cierta cultura del esfuerzo. Mi cuestionamiento, mi discrepacia, no tanto a lo que usted dice como a los que señalan con excesiva facilidad a los que se aprovechan de la cultura del subsidio, se fundamenta en la búsqueda incansable de las razones por las que ciertas personas prefieren cobrar algo menos con tal de estar subsidiadas y no tener que trabajar. ¿Por qué pasa eso? ¿Porque son unos vagos? ¿Unos aprovechados? Me temo que no. El problema es mucho más estructural y quizás no relacionado tanto con la cultura del esfuerzo como con la cultura del pelotazo, con la cultura del sálvese quien pueda, la cultura de la constante competición, la cultura capitalista para que nos entendamos.

  32. @surco: comprendo sus gotas de realismo, pero no por comprender que pido poco menos que una utopía voy a olvidarme de ella. Ha dicho algo que forma parte de mi pensamiento contemporáneo (entendiendo los útimos tiempos, los últimos meses o años, como espacio en el que úbico mi contemporaneidad), esa referencia a lo que todavía no tenemos (millones de parados, etc…) como freno para empresas radicales como la nacionalización de bancos.

    Es correcto, pero insisto: hay que nacionalizar bancos, y otras cuestiones. El capitalismo es mucho más que un fracaso: es crimininal. Nuestros esfuerzos primigenios deben centrarse en el activismo, en la denuncia constante, en una especie de percutor ideológico indefinido que no pare de señalar aquello que tenemos entre manos; la miseria del capitalismo, que de hecho es miserable en sí. A lo mejor no necesitamos una sociedad deshauciada para que una mayoría entienda lo que hay, ¿no? ¿o estoy pidiendo la Luna?

  33. Oiga, Don Jorge F., el vídeo de la canción Fea que aparece en ese blog que nos ha dedicado es genial. Lo enlazo directamente, porque no tiene desperdicio, y a estas alturas de Sábado, es lo que me apetece ver:

    http://www.youtube.com/watch?v=teRpNnkLUyo

    Buenas noches.

  34. Oigan, ¿han visto la escena protagonizada por la inefable Palin, esa impresionante intelectual que maravilló al mundo en la pasada subasta por la Casa Blanca? Como dice la articulista, ni la escena es digna de los hermanos Coen. Genial:

    http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAT&idnoticia_PK=564333&idseccio_PK=1007

  35. Jorge F. dice:

    @Lucien de Peiro:

    “El capitalismo es mucho más que un fracaso: es criminal.”

    Ya lo dijo Miren Etxezarreta, más o menos, no es que el capitalismo haya funcionado mal, es que “eso” es el capitalismo.

  36. siudadano tarsán dice:

    Estimados “contertulios” (si me permiten esa licencia) Lucien de Peiro y Jorge F:

    El capitalismo no sólo es intrínsicamente perverso y criminal. Más allá de esto, otras alternativas quizás no hayan podido (más bien no se les ha permitido) erradicar la miseria, la explotación y la guerra, pero, ees que el capitalismo tiene la guerra, la explotación, el chantaje y la miseria de la mayoría como corolario. Y con el doble agravante de que, como no promete nada, nada se le puede “reprochar”. Y como nada y guarda la ropa, en un eventual juicio de Nüremberg por sus crímenes de lesa humanidad, a quién citar? A los accionistas, a Shell? quién es “Shell”?

    En cuanto a lo puramente ecológico, cabe recordar lo de que en un mundo finito no puede haber crecimiento infinito, es de Pero Grullo, más que pura lógica. Claro que la lógica capitalista es a la lógica lo que la música militar es a la música…

    De ahí que entre otros síntomas, tengamos excedentes de alimentos y hambre y excedente de viviendas y home-less y gente que vive en infraviviendas que se caen a cachos. Y API’s que expeden cédulas de habitabilidad de cuchitriles no aptos ni para cultivar champiñones… Y un 20% de la población de este país viviendo en la miseria… No son un batallón suficientemente “desahuciados”? Cuándo despertaremos del letargo…?

  37. surco dice:

    @Lucien de Peiro:

    Desgraciadamente sí, Don Lucien. La sociedad solo atiende de modo mayoritario cuando tiene una necesidad y esta es insatisfecha. Claro que se pueden plantear cosas y convencer, pero a la masa se llega cuando lo pasa mal y generalmente con cosas concretas.

    De todas formas, lo cortés no quita lo valiente. Y sí. Está usted pidiendo la luna, pero es bueno y hace bien en pedirla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.