Una vez más, me avergüenza ser español

Posted · 126 Comments

España es una mierda. Una vez más, tenemos que avergonzarnos de ser españoles. España es uno de los pocos países de nuestro entorno que no sólo no recuerda a sus héroes, que no sólo no les honra como se merecen, sino que les humilla y mantiene su memoria manchada. Cientos de miles de ciudadanos resistieron a los militares golpistas, felones y traidores que liquidaron a tiros la última democracia que tuvo España antes de 1978 y probablemente la única democracia completa que ha tenido España en toda su historia. Muchos miles de ellos fueron asesinados, unos durante la guerra, otros después, con la complicidad de muchos otros miles de españoles -entre los cuales estaba mi familia, una familia del régimen de cuya complicidad o de cuyo silencio (yo no estaba entonces, pero sé que en algunos casos su grado de implicación con la dictadura fue muy alto), no tengo más remedio que avergonzarme aún hoy- que miraban para otro lado mientras el Ejército y la Falange llevaban a cabo una matanza organizada y premeditada destinada a acabar con lo mejor que tenía España: su ciudadanía.

Por eso, España es aún hoy un país peculiar: bajo sus campos de labranza, junto a sus carreteras, en sus bucólicos pinares, están enterrados, aunque no reposan ni descansan, miles y miles y miles de cadáveres de aquellos héroes que resistieron al fascismo. En algunos casos, incluso, los cadáveres fueron robados por el régimen y trasladados al Valle de Los Caídos, donde aún hoy están junto a los de sus asesinos. Una desvergonzada iniciativa de la Dictadura cuya finalidad era llenar de muertos -cualquier muerto valía- la faraónica tumba del Generalísimo. No encontraban a sus propios muertos en cantidad suficiente, circunstancia que nos permite dudar de la veracidad de ciertas tesis que han hecho fortuna y que presentan como equivalentes en cantidad y calidad la defensa legítima de la República con la sanguinaria represión ejercida contra la ciudadanía por la derecha levantada en armas.

En los últimos años he realizado algunos viajes por ciudades europeas que estuvieron controladas por los nazis en los años 40, o que sufrieron posteriormente dictaduras comunistas. La gente de hoy recuerda a aquellos antepasados suyos que dieron la vida luchando por la libertad. En Varsovia hay fijadas, junto a muchos portales, unas arandelas en las que actualmente aún hay flores frescas dedicadas a la memoria de aquellos vecinos del inmueble que formaron parte de la resistencia y pagaron con su vida tal audacia. Dos estaciones de ferrocarril de la capital polaca -o mejor, los lugares en que estuvieron- son hoy día lugar de homenaje -con multitud de velas permanentemente encendidas, a quienes desde ellas salieron en trenes que les conducían en unos casos a Auschwitz, en otros a la  Siberia. Hay en Varsovia por todas partes placas que recuerdan a vecinos desaparecidos en uno u otro momento, como hay también en muchos edificios grabado un símbolo curioso que no soy capaz de reproducir ni de reconocer, pero que era, según me dijeron, el emblema de la resistencia. Un gran monumento recuerda la rebelión de los judíos del guetto, y otro recuerda a los judíos asesinados en los campos de concentración.

En Berlín no es extraño encontrar, especialmente en ciertos barrios, unos curiosos adoquines dorados llenos de abigarradas líneas de texto en letra gótica. No hace falta saber alemán para darse cuenta de que son nombres y fechas de nacimiento y muerte de personas que en ese punto concreto de la ciudad, fueron detenidas y nunca más se supo de ellas.

En España, en cambio, no sólo no podemos honrar a aquellos que no hicieron nada diferente de lo que hicieron aquellos europeos a los que se considera héroes incluso en las películas de Hollywod. Recordamos a los resistentes franceses, belgas, holandeses y polacos como héroes, porque lo fueron, pero a los resistentes españoles, despúes de dos etapas de gobiernos socialistas, una de dieciséis años y la segunda que ya va camino de ocho, aún les tenemos en la misma situación administrativa en que les dejo la dictadura. Nos nos avergonzamos de ellos, miramos para otro lado cuando alguno de sus descendientes nos reclama su atención, pensamos que algo habrían hecho, negamosla dimensión del crimen, lo atribuimos a venganzas personales y a la exageración de algunos mandos militares, tratamos de homologarlo a la represión que hubo en la zona republicana…

Pero nuestros héroes, los resistentes al fascismo español aún están en las cunetas y nadie hace nada por sacarlos para enterrarlos con dignidad, salvo un puñado de esforzados ciudadanos que dedican sus esfuerzos a restaurar la honra de sus antepasados ante la mirada indiferente de una ciudadanía adormecida y comodona que es descendiente de aquella otra que también vio con indiferencia como los falangistas y el Ejército entraban a patadas en las casas, asesinaban a sus vecinos, a sus parientes, a sus amigos…

Hoy es un día para avergonzarse de ser español, para avergonzarse de esa transición que nos trajo una democracia coja e hipotecada, porque no permitió la ruptura institucional. No se purgó la policía, no se purgó el Ejército, no se purgó la judicatura, y de aquellos polvos vienen estos lodos. Las instituciones son las instituciones del franquismo recicladas, hay continuidad, una continuidad simbolizada de manera nítida por ese monarca que no permite que en su presencia se «hable mal» de Franco. las instituciones actuales no rectifican a las anteriores porque no tienen ni legitimidad para ello, ni voluntad de hacer tal cosa.

Es significativo que lo sustancial de lo que ha hecho esta mañana la Audiencia Nacional, entidad sucesora del Tribunal de Orden Público franquista no sea cuestionar la competencia de Garzón -que eso queda para más adelante-, sino ordenar la paralización de las exhumaciones. Igual que los falangistas, los curas y los militares de la dictadura se jactaban ante las familias de sus víctimas, las extorsionaban y las mantenían humilladas bajo su control en cientos de pueblos españoles, hoy los jueces e la Audiencia Nacional han humillado doblemente a las familias de las víctimas de sus antecesores en los cargos al ordenar el fin de la apertura de la fosas donde -se dice pronto- se encuentran los restos de decenas de miles de personas asesinadas a sangre fría, y al poner negro sobre blanco que no hay urgencia en las exhumaciones.

No sé ustedes. Yo no tengo a nadie en ninguna cuneta, ni mucho menos en el Valle de los Caídos. Mis muertos están donde tienen que estar, algunos de ellos con un exceso de buena fama. Pero en caso contrario, sería para mí extremadamente urgente sacarlos y darles una sepultura digna.

¡Mierda de España!

126 Responses to "Una vez más, me avergüenza ser español"
  1. mitxel dice:

    Gracias don Ricardo, infinitamente.
    Esto es lo que yo quería decir con mis comentarios a su último post.
    Ya es hora de que dejemos de ser españoles, porque España no es la derecha, es la derecha fascista. Más nos vale una Euskadi o una Catalunya en manos de los derechosos que no fueron fascistas, sino aliados nuestros, que tienen sus muertos enterrados junto a los nuestros,
    Vale ya de ser españoles. España es la mayor mierda que ha parido la historia, y si quieren que cambiemos de opinión, que se vayan, que se vayan de una puta vez.
    Y digamos claro que, en las postrimerías del franquismo donde medró todo el staff «democrático», sólo existían dos organizaciones que copaban las cárceles: El PCE y ETA.
    Sí, los de ETA son unos criminales, pero eso sigue sin justificar un ápice a la Audiencia Nacional, a los jueces franquistas o hijos de franquistas, eso no absuelve a esta puta democracia que llaman España e ilegaliza a parte de la izquierda mientras no toca a los neonazis, mientras permite que Falange española de las JONS y del coño su madre se manifieste en Vitoria progegida por la Ertzaintza.
    Yo nací allí, en la España de los perdedores, pero mis huesos descansarán -como los de Bergamín- en tierra vasca hasta que en españa no se proclame la democrqacia, la república, hasta que cada uno de los huesos de nuestros muertos tenga una placa conmemorativa en nuestras plazas, en nuestras calles, pueblos y ciudades.
    La edad me radicaliza. Voy a desenterrar al puto caudillo.

  2. Don Güapo dice:

    Si en vez de autoengañarse con lo de la lucha por la libertad y la democracia, dijera que la mayoría lucharon por el socialismo, a la soviética, su perorata, al menos, resultaría menos maniquea.

  3. Iñaki dice:

    Lo más terrible del caso y de esa grandísima mierda que fue la transición, don Ricardo, es que se perdió el momento histórico de cortocircuitar la derecha franquista.
    Ahora, ya no se puede hacer nada. La próxima generación de ciudadanos de derechas continuará justificando, cuando no alabando, a Franco. Y la de ciudadanos de izquierdas irá callendo en el olvido. A fin de cuentas, la historia de España ha sido, es y será neutra al respecto.
    Yo soy contrario a la demolición del Valle de los Caidos. Es lo único, desagradable pero lo único, que nos queda de aquellos días. Peor un mal recuerdo que el olvido.

    Y siento contradecirle, don Ricardo, hoy más que nunca, yo que no siento la identidad española como la mía, tengo que reconocer que me siento orgulloso de una buena parte del pueblo español. Lo fácil, hablando de Franco, la dictadura y la extrema derecha, es hacerlo desde Euskadi o determinadas zonas de Catalunya. Lo meritorio es la valentia de tantos ciudadanos de pueblos perdidos de Castilla, Cantabria o Madrid que levantan la cabeza ante la mirada humilladora de los hijos del franquismo.

  4. mitxel dice:

    @Don Güapo: vayase a tomar por el culo y, si le gusta, ni eso.

  5. mitxel dice:

    @Iñaki: no se engañe entrañable amigo, el valle de la vergüenza le vamos a volar usted y yo, y sobre la zona zero, ,meteremos un hueso en una vitrina y haremos un monumento a la dignidad.

  6. Fétido dice:

    Lo dice Anonymouse en lo de don Javier: por algo se llama Audiencia Nacional, si se llamase Republicana nos iría bastante mejor.

  7. Fétido dice:

    @Don Güapo: Para maniqueas, sus observaciones, majete.

  8. mitxel dice:

    @Fétido: qué bien huele usted

  9. Pedro Pelija dice:

    Sí, todo esto es una mierda.

    Es que ya no se trata de que no paralicen las exhumaciones que llevan a cabo las asociaciones de víctimas; es que el propio estado, el propio gobierno, debería ser quien realizara dichas exhumaciones. Y no ahora, hace muchos años que se debería haber hecho eso (entre otras mil cosas). Esto es algo escandaloso, cierto. Y estoy de acuerdo con usted respecto a la falta de purga en los estamentos tras la muerte del dictador.

    Pero (y ahora es cuando toca llamarme relativista (por cierto contesté al respecto más abajo)) la transición yo no la considero para avergonzarse tanto. Y no lo considero así porque no se me olvida que el asesino murió en su camita y que quien inició en serio la transición, no fue ni el PSOE, ni el PCE ni ningún «resistente» (vale, vale, porque no podían, es igual, sólo constato el hecho). La inició el propio régimen de tan podrido que estaba y de la mano de Suarez. Él (su gobierno) fue quien desde dentro empezó a mover los hilos y así después se fueron sumando los demás, entre ellos el PCE que corrió raudo a la invitación que les hizo legalizándolo. No pretendo decir que no se presionara desde fuera para forzar estos cambios, pero la presión principal fue la del propio pueblo español (así, en abstracto), la de la propia historia (España era un anacronismo) y la de algunos de «ellos mismos» que «hicieron marketing» político desde dentro de la mierda, diciendo una cosa y haciendo, una vez en el sitio, otra. Yo lo viví asi (cierto que era jovencito) y por eso no me avergüenzo tanto de como fue. Porque así, pudo ser, y pudo ser en paz. Lo que sí me hubiera avergonzado es que, una vez muerto en su camita y por enfermedad y vejez el puto asesino, hubieran salido del escondite los pesoes, pecés, poums y quienes ustedes quieran, haciéndose los valientes y gallitos y mandándolo todo a la mierda. En ese momento me pareció inteligente lo que hicieron (marketing político, claro) para conseguir algo tangible. Fueron prácticos (¿el pragmatismo siempre es malo y la utopía siempre es buena? Lo dudo y yo me considero bastante utópico, fíjense ustedes). No se podía hacer otra cosa en aquel momento, con el muerto aun caliente, si no se quería hacer sólo el numerito del «puro», quedar bien y no sacar nada en claro. Era demasiado importante lo que estaba en juego: El pueblo español. Cualquier estratega mediano sabe que «»»a veces»»» es bueno un paso atrás (si éste no me hace caer) para luego avanzar más lejos.
    Si he logrado explicarme, espero que entiendan porque no me avergüenza tanto cómo fue la transición.

    De lo que SÍ me avergüenzo, y mucho, es de la posttransición. En un par de legislaturas, como mucho, tenía que haber empezado esa purga de la que usted habla y así se hubieran evitado ventitresefes (tan nefasto que fue el principal consolidador de la monarquía y el principal freno para mover nada) y otras especies.

    Y de aquellos polvos viene estos lodos.

    @mitxel:

    No sé si los derechosos vascos fueron o no franquistas, pero en Catalunya conozco yo a más de cuatro de «CiU de toda la vida», de barretina y castellers «de toda la vida, que con Franco estaban a las mil maravillas y que perdían el culo por lamerle el idem.

  10. eloi dice:

    Como decía un amigo hace muchos años, «dan ganas de decir ¡Franco resucita!» (nota para jóvenes: lo decían fachas) «a ver si cuando vuelva a palmarla nos sale mejor la transición».
    Felicidades D. Ricardo. Realmente es una puta España. Y tenemos un puto psoecialismo, que hace que el fiscal se mueva con rapidez y eficacia inauditas en la justicia de este estado tan franquista, haciendo incluso que todos los juicios se bloqueen para que los de la audiencia puedan audienciar. ¡Vaya si les escocía!

  11. Hugo M. dice:

    Coño, don Güapo piensa que los gopistas lucharon por una democracia a la americana. Cuarenta años después de la destrucción de un estado democrático quedó meridianamente claro que la defensa de occidente empezaba en los pirineos. Y setenta años después ha quedado muy clarito que la sombra de un criminal sigue siendo capaz de esconder miles de tumbas.

  12. Don Ricardo dice:

    @mitxel: veo que no me ha entendido nada, so pedrolari. de loque me avergüenzo es de la españa oficial, no de Epaña en sí misma, de loque me avergüenzo es de que nosotros no podamos hacer lo que con naturalidad hacen tantos y tanto europeos.

    @Don Güapo: Ya. ¿Y quién se cree usted que alimentaba las resistencias europeas. De Gaulle haciendo discursos en Londres con cuatro aristócratas liberales, la derecha en Vichy colaborando, y los comunistas (muchos de ellos del PCE, porcierto) luchando y muriendo en las calles de París. COmolos partisanos italianos, como la única oposición real que tuvieron los nazis en Alemania durante la guerra: los comunistas. Eran tan comunistas aquellos comunistas que se oponían al nazismo en Europa como los comunistas españoles que con tanto valor y sacrificio resistieron al franquismo. Y se les honra como héroes. ¿Cuándo podremos hacer lo mismo en España.

    por cierto, don Güevos: si usted tuviera a su abuelo enterrado en una fosa junto a otros doce o trece represaliados, ¿Estaría tranquilo o le resultaría urgente enterrarle con dignidad y restaurar su memoria?

    @Pedro Pelija: Sí, don pedro, estoy de acuerdo con usted. La transición se hizo como se pudo, pero hay que avergonzarse de los resultados, que han sido bastante deficientes, aunque ya sabe usted que no cuestiono el hecho de que finalmente hemos conseguido una democracia. Una democracia coja, como otras, al fin y al cabo, pero democracia.

  13. mitxel dice:

    @Pedro Pelija: mire usted, en mi pueblo ser guardia civil está muy mal visto y por eso no les expresamos ninguna solidaridad aunque veamos mal que los maten. Lo cortés no quita lo valiente.
    Cuando en España y sus partidos exista un clamor unánime por la abolición de esa banda millón de veces más asesina que ETA, quizás me replantee las cosas. Mientras tanto, me deja ser vasco aunque me gobierne el PNV. Nosotros estamos con las víctimas, no con los asesinos, aunque vistan de verde oliva y hoy apenas solo se embosquen tras los radares.
    Y si quiere un millón de ejemplos más, se los pongo. España es un estado fascista que deja el orden público y la justicia en manos de fascistas.
    Y, si parezco radical, les diré que yo no mato, ni me gusta que maten, lo cual es una diferencia importante con la mayoría democrática del estado putrefacto y de derecho.

    Y, ya puestos, como estamos de asamblea, ruego humildemente que esos tan radicales en IU, pero tan enemigos de los nacionalismos que nunca comulgaron con los fascistas, me digan por qué ellos son tan rojos y yo tan poco internacionalista, es decir, que me comiencen a explicar qué aspecto fascista es el que más les seduce de esta españa fascista, si los polis o los jueces fascistas, o quizás sus colegas carrillistas consentidores con el fascismo que les hicieron mamar la política desde hace ya treinta años. Debe ser mala conciencia, porque casi llevan tanto tiempo como franco dejando las fosas intocadas e intocables.
    Me alegro de no ser delegado. Que se jodan todos, porque como no van a hablar de lo importante, se seguirán pegando por ver quien se la mama mejor al rey.
    Y, si tuviera ganas, corregiría el texto, pero los fascistas no me merecen respeto ni para eso. Y los que se la maman a los fascistas mientras se penga por un puesto entre los rojos tampoco.
    Ale, señores rojos, que viva su españa, pero lejos, por favor, algunos en IU, pocos pero algunos, todavía no hemos dejado que pasen, Y NO VAN A PASAR.
    A mamarla a otra parte. Panda gilipollas.

  14. mitxel dice:

    @Pedro Pelija: los insultos no iban para usted, desde luego. Para nadie en concreto, pero para todos en general., empezando por mi

  15. mitxel dice:

    @Don Ricardo: yo le entiendo perfectamente, pero es que hoy no tiene usted derecho a ser español ni siqueira en plan administrativo. Reconozcalo.

  16. mitxel dice:

    @Don Ricardo: y yo no me averguenzo de la españa que usted representa, ni de la de don cero, ni de la de iu abierta de patas, de coño o de lo que sea, yo lo que me averguenzo es de españa, que como saben es una, y solo quiero que ustedes se den cuenta. La otra es imaginación, se llama euskadi, republica o lo que sea, pero no se llama españa.

  17. R. Hortaleza dice:

    @mitxel: j aj aja Mitxel, por España morían a chorros en las trincheras de madrid sus defensores, por otra España pero también España.
    Por la Euskadi de Sabino Arana – PNV o por la Euskadi de ETA no merece la pena ni vomitar bilis… qué graciso es usted.

    Entiendo a Ricardo, ser español y cargar con el lastre de esta historia rancia y derechona es una calamidad. Pero pensar el otras ideas de España por la que tantos han muerto a mi me llena de orgullo.

    Ser vasco, y nacionalista también tiene su sanbenito que llevar a cuestas…

  18. R. Hortaleza dice:

    @Don Ricardo: pues tiene usted razón Ricardo, hay días en los que uno cree que esta federación nuestra tiene otro final alternativo, para levantarse poco después un día y comprobar que la mierda fascista que nos corroe desde dentro hace que sigamos habitando en un país triste y sin esperanza de cambio…
    yo también me avergüenzo…
    qué hasco de país…

  19. mitxel dice:

    Sirva de homenaje porque la enterramos anteayer con solo ochenta años.
    Lala tenía once primaveras cuando la guardia civil irrumpió en su casa y embarcó con toda la familia. Los picoletos calcularon quien podía estar en el ajo. Tiraron la puerta de noche, subieron escaleras arriba con ruidos de botas negras, levantaron mantas y sábanas, intercambiaron sonrisas lascivas entre ellos mientras miraban a las hermanas mayores de Lala y quien sabe si también a la pequeña Lala. Pegaron al padre, sacaron del lecho a la madre, les pusieron a todos contra la pared mientras les apuntaban. Joder, estaban en casa del principal enlace de la brigada Machado, ostia, era la democracia (orgánica) lo que había que salvar, todo se justificaba por sí solo.
    Pero la guaria civil es cristiana, con que dejaton que la pequeña Carmina se quedara en casa, coño, que solo tenía tres años, tampoco tendría tantas responsabiliades. La guardia civil es el brazo de la justicia.
    Allá quedó la pequeñina, sola, ella, sus lloros, su pánico, su desamparo, su incomprensión, su pequeñez de posguerra famélica.
    Llegan los muy asesinos gilipollas beneméritos al cuartel del pueblo (justo al lado de la vivienda de la rata que les denunció), y hasta el comanante de puesto les dice, «pero coño, si va a tener razón hasta don mitxel, que sois unos gilipollas, que si Lala tiene once años mejor que vaya a cuidar su hermana de tres, que se ha quedado sola, que llora como una desesperada y, aunque la gente no abra los postigos, lo están oyendo y quedamos como lo que somos».
    Pues liberaron a Lala, con menos bombo que a otros secuestrados, pero la liberaron, y Lala volvió a casa corriendo, el corazón en un puño, preocupada por su hermanita pequeña y aterrada por lo que dejaba atrás, los gritos desgarrados de los suyos a los que ya habían empezado a arrancar la piel.
    Llegó sin aliento. Y consoló a su hermanita de tres años. La cogió en sus brazos y la durmió al cabo de dos horas, entre sollozos e hipidos. Fue su madre. La única vez que fue madre, pues Lala nunca tuvo hijos. Decía que no podía. La pobre.
    Lala, que murió anteayer, aquella noche no durmió. Y al alba vió llegar a su madre y al resto de hermanos, dos chicos magullados o algo más, y cuatro chicas avergonzadas por cosas que nunca contaron ni siquiera en el lecho de muerte.
    Pero José no estaba, faltaba padre. Volvería años después. Muchos años después. Para entonces, la pequeña llorona que durmió aquella noche en sus brazos de niña ya estaba casada y con hijos.
    Pero José volvió.
    Y le siguieron más, que no olvidan, y que ahora mismo están dispuestos a rendir cuentas a la injusticia por decir que estos jueces son una banda armada de desvergüenza, unos auténticos hijos de puta.
    Vaya por la brigada Machado, por Juanín, asesinado por la guardia civil en abril de 1957, todavía en 1957, por Paco Bedoya, asesinado medio año después.
    Vaya por todos los ejecutados en una españa que ya no existe ni volverá: por Pin el cariñoso y toda su CNT, vaya por Tama, por Gildo, vaya por todos ellos.
    Jamás volveré a ser español.

  20. mitxel dice:

    @R. Hortaleza: ´qué razón tiene usted al hablar de la españa fascista que le corroe desde dentro.
    A mí me corroe, pero desde fuera. Y no se ría de las cosas serias, que yo cuando entro en su blog para ver la heroica defensa del madrid que ha muerto para siempre, me lo tomo en serio, me emociono de verdad, y no en plan folklórico.
    Y a Sabino, como a sus reyes católicos, que les den por ahí. Son los mismos.
    Va a ser que la reencarnación existe. Tenga cuidado.

  21. Pedro Pelija dice:

    @mitxel:

    ¡Coño, Don Mitxel, ¿quién le impide a usted ser vasco? !

    Y no hablaré mucho del PNV porque no soy vasco, no vivo en Euskadi y no conozco el tema de primera mano. Pero sí me planteo una cuestión:

    ¿El PNV (y adláteres) están en contra de la Guardia Civil por ser un cuerpo de historial criminal, o por ser un cuerpo «de España»?

    Es que yo estoy en contra de ETA, y en contra de los hijos de puta que la toleran y justifican, porque ETA es criminal, no porque sea vasca.

    En fin que estoy en contra de los criminales, no de su nacionalidad.

    ¿Ningún nacionalista vasco (o catalán, o de Villapueblo), comulgó (o comulga) con los fascistas? ¿o más bien diremos que, en todo caso, no lo hizo sólo con un tipo de fascistas, los españoles?

    No por se nacionalista se está libre de la mierda (ni por no serlo).

    ¡Ojo, que no habló de usted, por favor!

  22. mitxel dice:

    @Pedro Pelija: nada tengo que ver con el PNV, ni ganas. Soy rojo y soy apátrida. No soy vasco aunque mil años viva aquí. Porque paso.
    He dejado de ser español. No volveré a serlo. No lo creo. Ojalá pudiera. No puedo pasar.
    ETA es todo lo criminal que usted quiera. Es cierto.
    Pero ETA no es fascista. Como no lo era Stalin. No tienen nada que ver aunque los resultados a veces, y salvando distancias numéricas, sean muy parecidos.
    No nos confundamos. Las violencias tienen distintos orígenes, y si ninguna está justificada hoy en día, eso no quiere decir que todas ellas sean lo mismo.

  23. Don Ricardo dice:

    Don Mitxel, de verdad que no le entiendo.

  24. mitxel dice:

    @Don Ricardo: pues es bastante fácil, don Ricardo.
    Soy un español que me DEJARON de serlo.
    Soy un ciudadano vasco que cree en la cercanía de la administración (¿ve usted?) pero no se toma en serio ninguna patria, y menos ésta, pero que no permire que ningún español la cuestione tras oprimirla, y soy un tipo que piensa que a los problemas políticos hay que ponerles solucones políticas, aunque se llamen ETA y maten a niños.
    Por lo demás me siento cercano a usted, quizás porque ejerza las funciones de psiquiatra y me deje despotricar sin apenas reñirme.

  25. Don Ricardo dice:

    @mitxel: soy de familia franquista, pero también soy de familia de psiquiatras…

  26. mitxel dice:

    (y también porque me cae muy bien, qué cojones)

  27. irichc dice:

    Los republicanos españoles han tenido desde antiguo una extraña fijación con los cadáveres y las exhumaciones, una actitud que yo calificaría de atávica. No hace tanto, fieles a su peculiar justicia poética de ultratumba, saqueaban conventos, profanaban las sepulturas de las monjas difuntas y bailaban a plena luz del día con los despojos de esas envenenadoras del pueblo. También es destacable la ocurrencia de algunos terroristas, digo milicianos, de fusilar simbólicamente a Cristo, instrumento de enajenación por lo visto incompatible con el nuevo hombre surgido del sacrificio y la sangre generosa, a poder ser la del prójimo.

    Todo esto se repite hoy bajo el incruento manto del Derecho -por aquello de la revolución desde dentro, ya se sabe. ¿O será que el espíritu del estalinismo necrófilo ha poseído a Garzón y a la adocenada familia de la izquierda hispana hasta volverla más religiosa que Príamo?

  28. mitxel dice:

    @irichc: se nota que usted es lo bastante joven para no haber vivido aquellos tiempos. Habla con distancia. Hace bien, es bueno para la salud cuando sus muertos no son los suyos, sino los de lo suyos. ¿Me explico?

  29. mitxel dice:

    @mitxel: oiga, y cuando fusilamos a cristo ya estaba muerto. Conste.

  30. Don Ricardo dice:

    @mitxel: ¿Pero no había resucitao?

    Mire, fusilar a Cristo es poco rentable, porque el Tío va y al tercer día resucita. Lo hace todos los años, así, como para avasallar, en plan exhibicionista y tal. Si no lo creen, esperen unos meses.

    Es mucho mejor, y sale mucho más arrenta fusilar curas de carne y hueso.

    Por lo demás, don mitxel, no conteste al irichc que es un troll desos.

  31. Bien, falto yo y alguno más, como Jorge F., es cierto.

    Y viendo que casi todo está dicho, hasta la asunción, aunque creo que no con toda la convicción necesaria, del fracaso de la transición -a lo que algunos ya nos rebelamos en su dia-, cuando hubiera y hubiese debido ser ruptura y ajuste de cuentas con los golpistas delincuentes y terroristas y con todos los que del régimen se beneficiaron, derechosos e izquierdosos y con todo el peso de una ley verdaderamente democrática que no otorgara perdón donde no cabe, y por el bien de todos.

    Y olvidando a los güapos y a los imperiosos que reparten su fustración de ver quan bajas son sus afiliaciones políticas, con una rabia visceral contra todos los que no somos fascistas y arribistas como ellos y no nos gustan las razones ladronas y asesinas de los poderosos a los que ellos chupan las pollas y prestarian con fruicción, si es que aún no lo hacen, a sus mujeres para proveerse de favores cortesanos, quisiera afirmar mi militancia al lado de palabras como las que Don Royo nos brinda, aunque ajustandolas a mi sentir, y que me permito seguidamente.

    Una vez más, me avergüenzan esos españoles fascistas y delincuentes

    y una segunada frase,

    Y una vez más me subleva, ya que no se merecen ni mi vergüenza, que algunos traten de que yo sea y/o que yo me sienta español, ya que nunca lo conseguirán mas allá de su poder totalitario que significa el representarlo administrativamente en un DNI

    !!!!!…MIERDA DE ESPAÑA..!!!!

  32. mitxel dice:

    @Don Ricardo: pues, ¿sabe usted? fue el cura del pueblo el que denunció en la homilía del domingo siguiente lo que estaba ocurriendo «con familias de bien». Y fue su última homilía en el pueblo, eso también es cierto., que el obispado entonces estaba muy pendiente del cuartelillo.
    Como también es cierto que algún falangista al que José había librado de las iras rojas cuando la guerra escondiéndole en su casa, fue luego el que movió teclas para interceder por él para librarle de dos penas de muerte, conmutadas in extremis por la perpetua. Porque les jodía ver, desde la tienda-estanco que les pusieron, cómo Lala y su hermanita, cogiditas de la mano, iban al penal para despedirse del padre que fusilaban al día siguiente.
    Tal es así, que mierdas de reconciliaciones nacionales aparte, esas familias han sido amigas hasta el día de hoy. Que anteayer los hijos del falangista fueron a llorar al entierro de Lala.
    Y respetan que yo ya no sea español. Y tenemos las cosas muy claras. Y el orgulloso de esta historia soy yo, no ellos, por entrañables que me sean.

    En resumen, que antes de cargarse un cura, incluso a un falangista o a un troll, me consulte.

  33. Pedro Pelija dice:

    @mitxel:

    «»Como también es cierto que algún falangista al que José había librado de las iras rojas cuando la guerra escondiéndole en su casa, fue luego el que movió teclas para interceder por él para librarle de dos penas de muerte, conmutadas in extremis por la perpetua.»»

    Esa fue nuestra puta guerra civil. Que la gente no tenía (la mayoría) ni folla de porque se estaba matando. A uno le tocaba en la zona roja y era rojo; a ottro en la zona azul y era azul. Pero ni folla de que significaba una cosa u otra. Añádase a esto el carácter cainita de este pueblo «ibérico» y los ajustes de cuentas entre paisanos por un quítame allá esas pajas (la «España profunda» de venganzas y rencillas en su quintaesencia).

    Esa fue nuestra puta guerra civil, amén de un laboratosro para hacer pruebas y tantear el terreno de lo que vino después en el 42 en Europa. Los españoles dándonos de hostias sin saber ni porqué la mayoría. Y los que sí sabian porqué, manipulando vilmente a su pueblo para que se matara por ellos (en uno y otro bando) y por sus miserables ambiciones.

    No diré que no hubiera gente noble, altruista, idealista y convencida de lo que hacía jugándose el pellejo. Pero para mí que eran los menos. Hablen con padres y abuelos (quienes los tengan) y supongo que les pasará lo que a mí, que explícita o implícitamente les oirán decir que aquello un desbarajuste y no sabían ni qué coño estaban haciendo dando tiros (digo la mayoría, la tropa, el pueblo llano y con las excepciones que quieran).

    Por eso dije más arriba lo que dije sobre nuestra chapucera transición. Porque, aunque lo fué (chapucera, digo), pude tener la impresión de que por primera vez en muchos años los políticos pensaron más en un futuro posible y realista para su pueblo, que no en sus intereses e»ideales» (que queriendo ser generales, por maximalistas pasaban a ser particulares), que tanto daño habían hecho.

    ————————————–

    Pero ahora ya no hay excusa. Nuestros políticos son unos miserables, cagaos, chupapollas de curas y fachas y con un complejo que no pueden con él. Freud diría que están en la fase anal. No sé si algún día se harán «hombres».

  34. Pedro Pelija dice:

    Bueno, lo de Europa empezó en el 39, no en el 42, pero ustedes disimulan y sanseacabó.

  35. Don Ricardo dice:

    @Pedro Pelija: ¿Quiénes son ustedes, don Pedro? Es que no cojo bien su comentario.

  36. ultimolunes dice:

    @irichc: Solo un detalle de necrófago y para necrófagos:
    El fusilamiento de la imagen del cristo en el cerro de los angeles en madrid. es un monaje sobre el que circulan dos versiones, que podrían resumirse en la suma de las dos. La oficial (libro «españa en llamas 1936» de Bernanrdo Gil lMugarza, Ed. Acervo, Barna, )dice que fueron falangistas disfrazados. Hay fotos.

    Para situarle no se ha visto ayer unas imágenes de un ser humano palestino convertido en rata por unos soldados arios, digo, perdón, del ejercito de Israel. Le hacen cantar y se rien. Salió ayer. Lo del cerro de los angeles fue parecido.

    La otra versión: Se usaron milicianos prisioneros, (ha leido «se usaron» por que en las guerras a la gente se la usa) y se hizo un reportaje de milicianos disparando al cristo, entre ellos habia carceleros también disfrazados, no tenian munición, se posó para las fotos. Una vez usados, los milicianos (unos 6 ó 7 seres humanos) fueron tambien fusilados y enterrados por ahí cerca.

    Contado por el hijo de uno de los participantes, del lado victorioso. En un acto religioso al que llevaron los curas a este miserable lunes en sus años de adolescente idiotizado. Sería + – 1963/4. La voz narradora era «un mayor», tendría +- 16 añitos. Al final de los 80 era yonki. No supe más de él. Igual ahora está en la federal de IU o en el Consejo de un banco o en los hare krishna que siempre han sido muy recpetivos.

  37. Francis la Mula dice:

    A mi lo que me averguenza de España es que aqui tengamos pesadillas en vez de sueños.

    ¡Hoy tengo un sueño!
    Sueño que un día, el estado de Alabama cuyo gobernador escupe frases de interposición entre las razas y anulación de los negros, se convierta en un sitio donde los niños y niñas negras, puedan unir sus manos con las de los niños y niñas blancas y caminar unidos, como hermanos y hermanas.

    Esta es la verguenza y la tragedia de España.

  38. Luis G dice:

    Don Ricardo, después de leer su post y escuchar al gobierno del PSOE me avergúenzo de ser español y me enorgullece ser de Izquierda Unida.

    Larga vida al espíritu de los demócratas que lucharon por la república contra el franquismo.

  39. Jorge F. dice:

    @mitxel:

    Españoles:
    el llanto es nuestro
    y la tragedia también,
    como el agua y el trueno de las nubes.
    Se ha muerto un pueblo
    pero no se ha muerto el hombre.
    Porque aún existe el llanto,
    el hombre está aquí en pie,
    en pie con su congoja al hombro,
    con su congoja antigua, original y eterna,
    con su tesoro infinito
    para comprar el misterio del mundo,
    el silencio de los dioses
    y el reino de la luz.
    Toda la luz de la tierra
    la verá un día el hombre
    por la ventana de una lágrima…
    Españoles,
    españoles del éxodo y del llanto:
    levantad la cabeza
    y no me miréis con ceño
    porque yo no soy el que canta la destrucción
    sino la esperanza.

    León Felipe

  40. Jorge F. dice:

    @ATEO – ROJO – MASON:

    I quan arribarà el dia que esperem
    -forjat en la nit llarga de la boca cosida-
    al nostre crit de joia s’alçaran les muntanyes
    i les aigües del mar ballaran la sardana.

    El vent i la meva ànima, abraçats en la llum,
    faran un sol ocell d’ales noves i immenses
    que, volant amb el xiscle de tot el nostre poble,
    obrirà l’avantguarda del cel sense tempesta.

    Oh, quan arribarà el dia que esperem
    -de tiges federades dessota un sol unànime-
    arriarem les ombres dels anys i de la lluita
    i el so de les campanes rodolarà per l’herba!

    I no hi haurà repòs en les tasques diürnes
    d’assegurar el futur i el pes de la collita.
    Posaré el meu taló sobre la cançó antiga
    i adreçaré més dolls devers l’home auroral.

    Enterrarem la pedra del malastre i del dol.
    Soleia teixirà potser el seu vel de núvia,
    i les albes seran cabellera i espiga,
    i, dempeus, els camins aplaudiran les branques.

    Oh, quan arribarà el dia que esperem,
    si cal m’obriré el pit i m’arrancaré el cor
    per fer-ne un verd timbal i convocar les ales,
    el silenci granat, les precursores marxes…

    Agustí Bartra

  41. Pedro Pelija dice:

    @Don Ricardo:

    Bueno, D. Ricardo, lo de «ustedes» hacía referencia a los posibles lectores de mi comentario precedente. Quería decir que «ustedes» (los lectores) disimulan mi error sobre la fecha de la 2ª guerra mundial, hacen como que se no han dado cuenta del fallo y así yo no paso la vergüenza que me correspondería por haber cometido ese error. Es una forma de decirles que sean condescendientes conmigo y «disimulando» generosamente me eviten el sonrojo. Sólo eso.

    ¿O lo que no ha entendido bien es la parrafada previa? Si es así, por favor dígamelo e intentaré explicarme mejor.

  42. Mire Don Ricardo, está muy bien lo que dice en su post. Es de lo más contundente que le he leído de esta farsa de país en el que vivimos. Me quedo con una frase interesante de su texto:

    Hoy es un día para avergonzarse de ser español, para avergonzarse de esa transición que nos trajo una democracia coja e hipotecada

    Aunque más tarde, en una respuesta a Don Pedro Pelija, con el que discrepo radicalmente, como luego comprobarán, dice lo siguiente:

    …ya sabe usted que no cuestiono el hecho de que finalmente hemos conseguido una democracia. Una democracia coja, como otras, al fin y al cabo, pero democracia.

    Intervención en la que viene a decir lo mismo, de acuerdo, pero con otra orientación, con cierto tono apaciguador, como si quisiese rebajar la temperatura, supongo que amoldándose al comentarista referido.

    Todo eso no es criticable de por sí o, al menos, no es criticable de entrada, a las primeras de cambio. Y no lo es porque considero necesaria o estimulante la atención que nos muestra a nosotros, sus comentaristas, pero al mismo tiempo encuentro desconcertante su repentina insistencia en rebajar el tono y entrar en matizaciones sobre la condición democrática de España, por criticable que la considere, por imperfecta o perfectible que la imagine, lo que conecta impecablemente con su habitual dinámica en ésta, su bitácora. Vaya, que coherencia no le falta, coherencia consigo mismo.

    ¿Qué ha dicho mi apreciado Don Pedro que tanto desacuerdo me produce? ¿Cuales son las palabras de Don Pedro que ponen mi discrepancia en el disparadero? Un botón de muestra:

    …la transición yo no la considero para avergonzarse tanto. Y no lo considero así porque no se me olvida que el asesino murió en su camita y que quien inició en serio la transición, no fue ni el PSOE, ni el PCE ni ningún «resistente» (vale, vale, porque no podían, es igual, sólo constato el hecho). La inició el propio régimen de tan podrido que estaba y de la mano de Suarez. Él (su gobierno) fue quien desde dentro empezó a mover los hilos y así después se fueron sumando los demás, entre ellos el PCE que corrió raudo a la invitación que les hizo legalizándolo.

    Que me perdone Don Pedro, al que respeto muchísimo, pero naranjas de la China. Espero sus matizaciones, si las hay, pero déjeme que le explique lo que yo entiendo de ese fragmentro que acabo de copiar, pues quizás le haya interpretado mal, y para hacerlo lo haré desde lo que un servidor entiende que pasó en aquella época. Allá voy:

    Las élites franquistas, sorprendentemente lideradas por Adolfo Suárez y, no debemos olvidarlo, sobre todo, por la figura del regio delfín, hijo de rey sin corona y padre de príncipe sin vergüenza, suegro de Leticia y esposo de homófoba, pendón al que todo se le perdona y cara dura a tiempo completo, de nombre Juan Carlos, el romano sin laurel, el de la zarzuela sin compás.

    Y señalo al Borbón porque el muy cara dura, ambicioso por su piel antes que por los habitantes de la del toro, preocupado por arreglos dinásticos mucho antes que por arreglos democráticos, obsesionado por el estatus y no por los estatutos legales que sus lacayos (Suárez, el primero) debían negociar, el muy cara dura, como decía, es el eje sobre el que giró la ignominia que se conoce como transición, proceso de contrastada dramaturgia de facto, comedia bufa guiada por ánimos conservacionistas, ánimos empeñados en salvar el pellejo ante una realidad que se les echaba encima inexorablemente.

    El servicio a España de tamañas figuras no era más que un eufemismo de servicio a sí mismos, porque ellos se consideraban y se consideran España misma, a través de esa esquizofrenia mental que les hace identificarse con las esencias, los mitos salvadores y garantistas de las mismas y una herencia genética de tintes genéticos construida con genes defectuosos enraizados en históricos vicios endogámicos (qué, si no, son los borbones).

    Y porque nos han machacado durante más de 30 años con las bondades de esta monarquía y su jefe, y porque no nos han machado mucho menos con las bondades, casi metafísicas, del que fuera presidente y poco menos que padre putativo de esta ópera bufa que los despistados llaman, con la boca pequeña o grande, con peros o vítores, democracia, como hace Don Pedro en su comentario y especialmente en ese fragmento que he copiado algo unas líneas más arriba, y porque los poderes fácticos en la sombra, o no tan escondidos según conveniencia, continuaron manteniendo sus prerrogativas de clase y, sobre todo, dato capital de esta diatriba, sus privilegios económico-financieros, puntal de la ignominia, lejos del pueril placebo de los símbolos, auténtica causa, razón o motivo para proclamar la NULIDAD democrática del estado, y porque, no lo olvidemos, en esta bazofia de país aquellos que presuntamente defendían otra cosa y tuvieron la oportunidad de poner palos a las ruedas de la ignominia y la vergüienza mimetizaron las excelencias de tan putrefacto status quo, tricionando los principios de rectiotud ética que ingenuamente se les presuponía, llamásense Carrillo o González, porque todas estas cosas fueron de tal modo, no puedo menos que decirle a Don Pedro que discrepo rabiosa, radical y profundamente de sus bienintencionadas palabras, de su loa del expresidente, tan extendida y aceptada por estos lares que me aterra recordarlo, y no puedo menos, obviamente, que negar condición democrátrica a todo este monumental montaje que convenció a los convencidos, afectos al régimen precedente y a los desafectos de aquel régimen, excesivamente cansados del mismo y tan necesitados de afección por un régimen nuevo para que no disponían de reservas críticas en sus baterías.

    El resultado de la mayor estafa de la historia contemporánea de España, y quién sabe si de toda su historia, no tardó en llegar, con la vergonzosa progresiva consolidación de una partitocracia montada en una curva asintótica que tiende irremediablemente al bipartidismo, culminación de facto de cualquier degradación política antidemocrática que pretenda considerarse, aderezada con el profundo adiestramiento de los sindicatos mayoritarios, cómplices y nunca víctimas de las oligarquías empresariales que a la chita callando han establecido un imperio caracterizado por ridículos salarios, precariedad laboral masiva en definitiva, con la inestimable ayuda de esas autoridades políticas que han permitido, cuando no alimentado ellas mismas, el boom inmobiliario nacido de la corrupción urbanística masiva, financiada por unos bancos que tienen a medio país cogido por las pelotas, lo que a su vez ha permitido obscenidades como que todo un señor Botín y su banco aparezcan en la novena posición de la prestigiosa publicación británica The Times en una clasificación que ennumera a los que mejor les ha sentado la crisis.

    El factor económico es el nuevo dictador de este nuevo fascismo de corte financiero. Ya no hay un sátrapa, una persona sobre la que descargar las iras. Ahora nos gobierna un sistema, un engendro mucho más difícil de señalar, mucho más difícil de explicar, de poner en evidencia. Basta una urna y unas papeletas funcionando en cualquier colegio cada cuatro años para tener convencida a la gente de que esto es democrático, de que sucede lo que la gente quiere, de que el destino del país está en las manos de la gente, pero el destino del país, como sucede con el destino de la mayoría de países de nuestro entorno y, prácticamente, de todos los entornos, está en manos de del sistema, cuyas puntas de lanza, por intentar «personificarlo», son entidades financieras, empresas multinacionales y, en resumen, los grandes poderes corporativos que ponen a candidatos presidenciales en el prime time de la CNN o la cadena correspondiente, para que un pueblo definitivamente anihiliado participe de la subasta que se celebra cada cuatro años.

    El Rey, Suárez y los capitostes o elementos del antiguo régimen no querían salvar a España, querían salvarse a ellos mismo, pero queróan hacerlo de forma que continuasen disfrutando de sus privilegios, de su estatus. Así como en Suráfrica de abolió el apartheid y se concedió el poder político a la mayoría (negra) mientras el establishment blanco prefirió pasar a la sombra manteniendo el control sobre los recursos económicos, en España se prefirió imitar a las «ejemplares» democracias occidentales, dando la oportunidad de votar a un pueblo que no se daba cuenta de las tretas que se llevaban a cabo entre bambalinas, donde se dejó el verdadero poder atado y bien atado.

  43. Litos dice:

    Don Royo: GRACIAS
    Por esta vez, y sin que sirva de precedente, me ha emocionado su prosa. Incluso las partes de ella en las que no estoy totalmente de acuerdo.
    Pero no se maltrate, por favor; usted no se ha de avergonzar de ser español, que se avergüencen «ellos».
    Yo mismo, que tambien soy español administrativo por obligación pero no por sentimiento, yo que entiendo que mi nacionalidad no es ESPAÑOL sino CATALAN, no me avergüenzo en absoluto de mi ciudadanía administrativa. Me siento tan «compatriota» de los que intentaron y siempre perdieron la España del progreso como del resto de ciudadanos y ciudadanas de todo el mudo que intentaron logros similiares y a veces lo consiguieron. En todo o en parte.
    Yo me me solidarizo con el poeta cuando describe a los hombres de «su España» (..Leoneses, Navarros dueños del hambre sudor y el hacha / reyes de la minería / señores de la labranza…)
    Yo no quiero ser español, pero no porque España sea una mierda, sino porque soy catalan.
    Siéntase orgulloso, hombre, que yo creo que España es usted.

  44. @Jorge F.:

    Oh, quan arribarà el dia que esperem.

    Molt bo Jordi F.

  45. Jorge F. dice:

    Y esto es extraordinariante cierto:
    «Porque si malo es asesinar y torturar, no menos lo es beneficiarse de ello, aplaudirlo o condonarlo. Y eso es lo que explica que en buena medida la derecha española actual no pueda saldar su responsabilidad con ese infame pasado.»

  46. Pedro Pelija dice:

    @Lucien de Peiro:

    Bueno D. Lucien, no me parece mal que esté en desacuerdo conmigo, pero me gustaría que, si es así, lo fuera con lo que realmente digo (o he querido decir, tal vez sin habilidad suficiente). Intentaré concretarlo lo mejor que pueda:

    – La transición fue algo que ocurrió. Murió Franco y hubo un cambio, que puede gustar más o menos, tanto en como fue como en lo que fue.

    – Ocurrió porque Franco murió. Tras su muerte en la cama. No antes.

    – Ocurrió porque el pueblo, la historia y la propia podredumbre del régimen obligaban, en mayor o menor grado, a ello.

    – Suárez era el presidente entonces y desde su mandato se inició. No he dicho en ningún momento que Suárez fuera un santo. No hay tal «loa» en mis palabras. Sólo constato que fue su mandato el que empezó a mover hilos y no he prejuzgado cuales eran sus verdaderas intenciones al hacerlo. Tal vez fuera «salvar su pellejo» como usted más o menos apunta. Pero yo creo que le hubiera sido «igual de dificil» actuar de otra forma. Sé que era un franquista, pero algo movió y su precio le acabó costando. No lo tengo en los altares como parece usted creer que lo tengo, pero conozco que él era el presidente en ese momento.

    – El pueblo español era el que era. No estaba la gente tan concienzada como usted ni tenía la formación que tiene usted. 40 años de dictadura e incultura política dieron como resultado un pueblo sin demasiados recursos ni conocimientos políticos, ni teóricos ni prácticos. Lo único que tenía claro el pueblo, en mi opinión, es que quería dejar atrás el franquismo y, sobre todo, no quería una guerra. Querían paz por encima de todo.

    – Ante esto, lo políticos que tenía España (de uno y otro color) entendieron ( o se vieron obligados a entender) que debían ceder algo (o mucho si usted quiere) en sus aspiraciones e ideales para poder responder a esas ansias del pueblo. Por eso he dicho después:

    «… nuestra chapucera transición. Porque, aunque lo fué (chapucera, digo), pude tener la impresión de que por primera vez en muchos años los políticos pensaron más en un futuro posible y realista para su pueblo, que no en sus intereses e »ideales» (que queriendo ser generales, por maximalistas, pasaban a ser particulares), que tanto daño habían hecho.»

    Porque yo lo veo así: Unas ideas máximas concebidas para ser aplicadas a una generalidad, pueden convertirse en las ideas «particulares» de quien las esgrime y convertirle poco menos que en un tirano, pues está obligando a todos a comulgar con ellas. Puede ser otra versión de «un salvador» que nadie ha pedido a según que precio.

    – Nuestra democracia es más que perfectible, cierto. Y también cierto que quien manda hoy el mundo es la pasta y poco más. Pero la transición fue un paso de gigante si miramos de dónde salíamos y a donde nos llevó. Nos dejó tuertos, cierto, pero es que veníamos de un mundo ciego, y eso es mejorar.

    – Luego ya he dicho lo que me parece la post transición. No creo necesario repetirlo ahora.

    – En fin, que la transición no me pareció tan mala. De su resultado (los polvos) y de lo que pasa hoy (los lodos) podemos hablar: Pero aquí (en los lodos) la responsabilidad es posterior, es sobrevenida. Aquí sí hay mucho de lo que avergonzarse (entre otras cosas por la falta de «purga» que se ha comentado más arriba). Pero sinceramente no creo que ésta fuera posible entonces (tras la reciente muerte de Franco) y creo que hubiera sido realmente vergonzoso retornar a otra guerra o poco menos, por aspirar a algo que el pueblo ni quería ni pedía entonces.

    – No es lo mismo España en 1975 o en 1977, que en el 2008. Hace ya mucho tiempo que deberíamos haber corregido cosas, desde luego, cuando la involución ya era imposible (aunque sólo sea porque desde el exterior no lo permitirían). Yo he hablado de un par de legislaturas, más o menos. Ocho años no son treinta, son cinco veces menos. Aquí sí me verá muy avergonzado.

    – Usted habla «del sistema» en cuyas manos está nuestro destino. Sistema dificil de personificar y que es, básicamente, el dinero. Pues no estoy en desacuerdo en esto con usted. Pero es que ése sistema también era el dueño entonces y, desde luego, no acabó con él la toma de ningún palacio de invierno. Eso sólo siembra de cadáveres el patio, pero no cambia nada. Una transición es eso «transición»: un cambio progresivo. No es una revolución que (permítame la metáfora física), es un vuelta completa y por eso te deja (o te podría dejar, vale) en el mismo sitio. Pues bueno, como lo que ocurrió en España fue una transición, pues yo opino que no fue tan nefasta. Si hubiera ocurrido una revolución podríamos debatir sobre como fue ésta. Pero no fue eso lo que ocurrió.

    – Y ocurrió eso porque el pueblo, con todos los condicionantes y connotaciones que quiera (incultura, atraso, miedo, … lo que quiera) lo quería así. Y yo no creo que nadie deba «salvar» a quien no quiera ser salvado (suponiendo que se tratara de eso, que ya es suponer). Hay, en todo caso, que intentar y trabajar por convencerlos de que deben ser salvados, pero no hacerlo a su pesar. Un médico sabe que no puede obligar a un enfermo a tomar un tratamiento. Debe convercerlo y pelear por ello. Pero la decisión última es la del enfermo. Pues yo opino lo mismo con las revoluciones. Podemos lamentar (y avergonzarnos) de que «nuestro pueblo» no esté maduro aún para «la revolución». Pues trabajemos para que lo esté algún día, pero no desprotiquemos cuando algunos cambios no son tan máximos como hubiésemos querido. Tal vez el enfermo estaba tan débil que no hubiera resistido un tratamiento mar radical y agresivo y hubiésemos acabado con él. A ése médico hay que quitarle el título e impedirle ejercer más.

    – Por eso, de la transición he dicho (reléame usted, por favor) que no la considero «»»para avergonzarse tanto»»». No he dicho que me pareciera maravillosa, perfecta, fenomenal ni nada parecido. Hubiera debido ser mejor, pero no sé si hubiera podido serlo. Y, no sé usted, pero yo creo que «algo menos mal» estamos. Por lo pronto, una conversación como ésta hubiera sido imposible entonces. ¡Y claro que no hay que conformarse y hay que aspirar a más!

  47. @Pedro Pelija: por no escribir una nueva filípica, Don Pedro, diré brevemente que el Pueblo español quería una democracia y se limitó a «esperar» que unos determinados personajes gestionaran el cambio, por ejemplo, elaborando en petit comité una constitución de y para las élites.

    Cuando pienso en cómo se elaboró la Constitución bolivariana de Venezuela siento con todo su intensidad que aquí se impuso un texto mientras que allí fue el pueblo el que participó activamente en su elaboración, con una asamblea constituyente, con un periodo de consulta y propuestas desde todos los ámbitos y organizaciones de la sociedad. He escuchado a muchos venezolanos defender su constitución de corazón, porque sienten que ellos ayudaron a confeccionarla. No considero perfecto aquello, porque en el fondo la constituyente no dejaba de representar a unas «élites», pero una «élites» surgidas del MVR, de las bases sociales. En Bolivia se intenta hacer algo similar, a pesar de los palos en las ruedas que pone la oligrquía de turno, tal y como sucedió en Venezuela, la misma oligarquía que defendía la Constitución de su reforma en los comicios del año pasado, la misma que habían atacad sin tregua unos años antes.

    Sólo es un ejemplo que conozco bien, como usted sabe, pero ilustra a la perfección una diferencia fundamental, porque en España la constitución fue un amaño entre las élites de dos bandos. Y lo del bando «democrático» eran élites y no servidores del pueblo, como el tiempo ha demostrado sin margen para la duda.

    Así pues en España no se hizo lo que se pudo y luego ha pasado lo que ha pasado. En España se hizo una chapuza y lo que ha pasado es consecuencia directa de la misma. Aquí no se escapó nada de las manos: aquí se hizo todo de espaldas al pueblo, al que se le puso un texto en 1978 y el pueblo votó que SÍ mayoritariamente, porque hubieran votado cualquier cosa que las élites les hubiesen presentado. Precisamente el mismo pueblo que 25 años y pico más tarde votó que SÍ una constitución nuevamente preparado por las élites y para las élites, pero esta vez a nivel europeo, una constitución execrable, demencial, pero se votó afirmativamente. Pero Europa tenía un problema: más países debían aprobarla y en Francia, por ejemplo, les salió el tiro por la culata. Nuevo intento con el Tratado de Lisboa y el tiro por la culata les salió en Irlanda. Ahora ya no se andan con eufemismos: se propone que las élites locales aprueben el Tratado sin pasar por las urnas, y de Irlanda, ¿qué pasa con Irlanda? ¿Qué se ha dicho de Irlanda? Pues que voten de nuevo al cabo de unos meses el mismo texto, que vuelvan a votarlo hasta que digan que sí. ¡¡¡¡Viva la democracia!!!

    Pensará que me voy por los cerros de Úbeda hablando de otros lugares, pero dichas comparaciones permiten vislumbrar lo que ha sido España en los últimos 30 años. Usted dice claramente en su nueva intervención:

    En fin, que la transición no me pareció tan mala. De su resultado (los polvos) y de lo que pasa hoy (los lodos) podemos hablar: Pero aquí (en los lodos) la responsabilidad es posterior, es sobrevenida. Aquí sí hay mucho de lo que avergonzarse…

    Donde separa nuevamente responsabilidades, como intentando limar asperezas con aquellos años en los bajarse los pantalones era costumbre entre las élites presuntamente democráticas. Cierto que luego añade, continuando con la misma frase:

    …(entre otras cosas por la falta de «purga» que se ha comentado más arriba). Pero sinceramente no creo que ésta fuera posible entonces (tras la reciente muerte de Franco) y creo que hubiera sido realmente vergonzoso retornar a otra guerra o poco menos, por aspirar a algo que el pueblo ni quería ni pedía entonces.

    Y parece que no fue posible hacer nada más, parece que se hiuzo lo que se pudo. Pues digamos la verdad y dejémonos de eufemismos: se hizo lo que las élites dejaron hacer, y punto. ¿Por qué todo el mundo, todos los ciudadanos contrarios al régimen, empezando por los que vivieron esa época como adultos, siempre dicen que «no pudimos hacer más», en lugar de decir «no nos dejaron hacer más» o «los que nos representaban no quisieron hacer más»? Hasta el lenguaje está corrompido.

    Sé lo que me dice, Don Pedro, sé de qué me habla, porque he tenido intensas discusiones con mis padres o con algunas personas que vivieron esa época como adultos, y conozco la obnubilación, conozco la confusión, el autoengaño que difícilmente aceptarán, porque es muy difícil hacerlo a estas alturas, porque lo pasaron muy mal luchando contra los fascistas y porque cuando lo has pasado tan mal y no has podido respirar cualquier cosa es mejor, y realmente parece que esto es mejor, pero lo cierto es que hablo de una generación que en buena medida apagó su espíritu crítico con la muerte de Franco, al menos, su espíritu crítico con lo que pasó entonces, una generación que en buena medida aún se enamora con Felipe González (sé que no es su caso), ese «socialista» millonario, que aún piensa que se hizo lo que se pudo en lugar de pensar que se hizo lo que nos dejaron hacer, ellos y los nuestros, que inmediatamente dejaron de serlo.

    Efectivamente, hay muchas personas que son muy críticas hoy, como lo eran entonces, pero si algo no cambia es el esfuerzo por matizar, defender y edulcorar el proceso conocido como Transición.

    Mire, le voy a poner un ejemplo para que entienda bien lo que le estoy diciendo:

    Durante la dictadura estábamos presos. Nuestra celda era oscura, con un camastro incómodo y unos celadores antipáticos a los que nadie controlaba. Estábamos a merced de sus caprichos y de sus abusos, así como de la arbitrariedad del alcaide. La Transición consistió en una reforma de la prisión. Se pintaron las paredes, se hicieron trabajos de fontanería, de mejoraron las instalaciones. Mientras se llevaban a cabo las obras nos encerraron en unos barracones co los ojos vendados. No veíamos a los lampistas, a los fontaneros, a los electricistas, a los paletas. Oíamos muchos ruido y nos decían que las reformas nos dejarían encantados. La «democracia» nos dejó una celda más iluminada, con Televisión, con una cama mínimamente confortable y unos celadores que de vez en cuando te sonreían y mostraban cierta complicidad. A veces hasta nos dejaban salir al patio a estirar las piernas. Hasta elaboraron (ellos) unas normas de funcionamiento de la prisión, unas reglas que lo organizaban todo estupendamente e impedían los abusos de celadores y del alcaide, unas normas que democratizaban el funcionamiento interno de la prisión. Nos preguntaron si nos parecían bien y en 1978 les dijomos que sí.

    ¿Hemos mejorado? Claro. El problema no es discutir si esto es mejor o no lo es. ¡Claro que lo es! El problema, Don Pedro, es que desde buen principio, desde que ocupamos la celda reformada, nos creemos que estamos libres. Y no lo estamos, desde el primer día. No lo estamos. Lo que ha venido después no ha sido más que un proceso degenerativo creciente y galopante, un proceso de degradación, pero siempre dentro de la misma celda. Algunos espabilados trapichean con los celadores y algunos llegan a salir e incluso a convertirse en celadores, pero el daño es de origen, no de proceso.

    Ésa es la realidad contemporánea de España, mal que pese. Cuanto antes se acepte, antes habrá una catarsis y, en consecuencia, una limpieza de verdad, una liberación con todas las de la ley, literalmente.

    Saludos.

  48. Pues de breve nada. Mis disculpas.

  49. Francis la Mula dice:

    Lucien comete un error de bulto, que sin sonrojo expone.

    Fijese que cuando habla de transicion habla de los lo pasaron muy mal luchando contra los fascistas y porque cuando lo has pasado tan mal y no has podido respirar cualquier cosa es mejor,

    La transicion era para todo el pueblo español, el nuevo regimen debia acoger a todos, TODOS. A los que lucharon contra el fascismo y a los que lucharon a favor del fascismo, los que lucharon contra las dictadura comunista y a favor de la dictadura comunista.

    No se trataba de decir «Vosotros habeis gobernado 40 años con Franco» ahora nos toca a nosotros gobernar.

    Vosotros y nosotros tienen algo en comoun y es ser ciudadanos españoles.

    La transicion no se planteo, como una revancha de los que perdieron la guerra, la transicion se planteo como la configuracion de un sistema en que todos cupiesesen. Todos perdian algo, pero todos ganamos mucho.

  50. Pedro Pelija dice:

    No tiene que disculparse por «la brevedad» de su escrito D. Lucien. Siempre es un gran placer para mí leerle.

    Bueno, más que nada quise con mi respuesta aclararle que yo no tengo a Suárez en un altar (y del rey, mejor lo dejamos) y que no soy tan rotundo al criticar la transición por lo que ya he comentado más arriba. Yo tenía, cuando murió Franco, 16 años; en el 77 empecé mi carrera universitaria, y no vea usted lo que era para un chico «de pueblo» de entonces empezar a vivir en Barcelona en aquellos tiempos (aún me recuerdo corriendo delante de los grises gritando por Boadella con lo de La Torna (ya ve las paradojas de la vida)). Viví la transición con mucha intensidad, aunque me enteraba de la misa la media. Le contaré hasta la anécdota de que me gané unos cuartos pegando carteles de UCD (lo hice porque pagaban y yo necesitaba «líquido», que conste y ya entoces, con una conciencia política en pañales, «me tapaba la nariz»). En fín, supongo que todo esto ha alicatado mi opinión sobre aquel tiempo. Esto, junto a la cara de mis padres, que como muchos otros, habían pasado lo suyo en la guerra y, sobre todo, en la posguerra.

    Cuando me compara nuestra «transición» con Venezuela y Bolivia, me desarma. Ni de lejos conozco yo a esos países como los conoce usted y no soy capaz de valorar de dónde salían y a dónde llegaron. Pero creo que su «transición» ha surgido desde dentro del pueblo, quiero decir que han sido los «nuevos gobernantes» que ha elegido el pueblo, los que la están llevando a cabo. La elección de estos actores ha sido previa, por lo que el pueblo, con todas las dificultades que quiera, los pudo elegir.

    Y aquí es donde encuentro las diferencias. Por eso he empezado todo esto diciendo que la transición nuestra se produjo «cuando Franco murió en su camita», que no la inició el pueblo directamente ni la oposición, ni se votó a los actores de la misma (Suárez y el Rey los principales); y, ante esa circunstancia, los politicos de entonces hicieron lo que pudieron (y creo que tiene razón D. Francis cuando dice que «…el nuevo regimen debia acoger a todos, TODOS. A los que lucharon contra el fascismo y a los que lucharon a favor del fascismo, …»). Es lo que dije antes, el pueblo lo que quería por encima de todo era paz. Habían pasado 40 años desde la guerra, pero precisamente, los adultos de la transición (nuestros padres), habían sido niños en ella (en la guerra) y ya sabemos lo que marca la infancia a las personas (y especialmente los miedos de la infancia) . Por eso yo cargo mis tintas más con la post transición, por que aquí sí me siento traicionado por los políticos que, siendo ya sí elegidos por el pueblo, han actuado sin mirarlo a los ojos.

    Creáme que también le entiendo a usted D. Lucien, y me encanta su pasión y su «radicalismo». Yo soy posiblemente menos exigente, será la edad supongo. Y, aunque me considero un idealista en muchas cosas (por lo menos más que la media de los que me rodean) siempre utilizo, como freno a mis pasiones, una máxima que no sé quien la diría, pero seguro que la dijo alguien: «La política es el arte de lo posible». Creo que es sabia, porque los sueños están muy bien y reivindico tenerlos, pero luego poner los pies en el suelo. Si quiero 100 y consigo 30, eso es mejor que quedarme sin nada, aunque no debo olvidar que quiero 100 y he de seguir. Para dar un segundo paso, colocar bien el primero como apoyo y no dar salto a un vacío que pueda hacerte caer; sobre todo si eres un político y arrastras a otros. Mis utopías las modulo cuando implico a otros en ella, ¿me entiende?. Es eso lo que yo quiero decir cuando hablo de la actuación de los políticos en aquellos años (75, 76, 77, 78). No me pareció «para avergonzarse tanto», como ya dije. Lo que ha venido después (que ciertamente es consecuencia de aquello, pero que eso no ha de servir de excusa o justificación y yo no lo hago así) sí es vergonzante y muestra a las claras la villanía, cobardía y miseria de estos políticos. Miserables peleles que, por volver al inicio de este post, son capaces de poner travas al legítimo derecho de conocer el paradero de sus muertos a los ciudadanos. Esto, entre otras mil cosas, (como chupadas de pollas a los curas, sodomía con la banca, etc. (con perdón, pero me estoy empezando a cabrear yo solo)) es terrible. Eso sí me avergüenza, me revela, me cabrea.

    Bueno tengo que dejar esto ya. Es domingo y la familia exige «su cuota», je,je.

    Saludos

  51. @Francis la Mula: Manda güebos señor mio, según ustez esta constitución debia y debe acojer a los que lucharon a favor del fascismo…. ¿no se ha equivocado usted?.

    Una cosa es aquellos que se vieron involucrados en el bando fascista y que no eran fascistas y otra muy distinta son aquellos que eran y siguienron y siguen siendo fascistas.

    ¿O cree usted que en la canstitución y en las leyes alemanas hay que contemplar también y acoger a los nazis?.

    ¿Usted no quedia decir lo que ha dicho verdad?. ¿O va a intentar salirse por la tangente?.. como siempre por cierto!!!.

    ¿Sabe que se ha alineado al lado de los dictadores totalitarios terroristas asesinos?. ¿Quiere significar ello que es usted igual?.

    Espero su rectificación y si no se produce, estará claro y bien diáfano de que bando está usted y no será precisamente del bando demócrata y plural. Bueno del plural nunca ha estado, mas bien del singular, mas bien de su bando e intentando imponer sus principios y prohibir los de los demás.

    Aunque tan claro, nunca lo habia manifestado.

  52. ártabro dice:

    D. Lucien de Peiro:

    He leido la controversia que, usted, ha mantenido con D. Pedro Pelija y estando muy de acuerdo con la posición «maximalista», por usted expuesta, la «posibilista» del otro caballero, parece que es la que triunfó en su día.

    Se llamaba, reforma o ruptura, ya en 1975.

    Triunfó la reforma, por una premisa básica, que usted parece no tener en cuenta:

    La valentia de un pueblo o su comodidad.

    La gente, ya no quería más sufrimiento.

    Había tenido dosis más que suficiente.

  53. Pedro Pelija dice:

    @ATEO – ROJO – MASON:

    Sí, es cierto que la frase de Francis la Mula es fuerte. Y como yo la he citado en mi escrito, quiero decir que la he cogido al entender en ella que se quería decir que el nuevo régimen debía acoger a los «que lucharon» en uno y otro bando. A la carne de cañon de uno y otro bando. Al pueblo llano. Y que no se pretendía ajustar cuentas en ese momento.

    Otra cosa son los responsables del estropicio. Otra cosa es qué ocurrió para esa guerra: Un gobierno legítimo y unos golpistas fascistas que quisieron acabar con la mitad de sus compatriotas. Eso está claro. Y la gente con delitos debe ser detenida, juzgada y, si procede, condenada. Y esto no se hizo.

    PD:
    No estoy disculpando a D. Francis la Mula (ya explicará él si quiere su escrito). Me estoy disculpando a mí, porque no quisiera malas interpretaciones a mis palabras y al uso que quise darle a la cita.

  54. @ártabro: completamente de acuerdo, en el sentido de que comprendo el porqué de la «opción reformista». No quiero que piense que no entiendo lo que Don Pedro expone.

    Lo que ocurre es que, como me gusta afirmar, que se optase por la reforma o el pacto como consecuencia de una necesidad no justifica dicha actitud desde el análisis frío de la misma. El tiempo ha dado la razón a los que pensamos que la transición fue una estafa en toda regla, un lavado de cara del régimen sin más renovación que la considerada como meramente estética. Quiero dejar claro que un servidor, seguramente, hubiera pedido y necesitado entonces la reforma, pero la debilidad humana de la que hablo no tiene que ver con el fondo, si me apura, ético del asunto.

    Es algo casi socrático. Aquel extraordinario hombre fue condenado a la muerte. Sócrates tuvo la oportunidad de huir, con la ayuda de algunos amigos, pero prefirió entregarse a su suerte y cumplir con su obligación. Sócrates se bebió la cicuta a sabiendas de que se cometía una injusticia con él, pero por encima de todo estaba su respeto a las leyes, y esas leyes o ese sistema, le había condenado, y él debía acatar dicha resolución. Es muy difícil en esta vida obrar de tal modo, es muy difícil pensar a largo plazo, pensar en algo que no sean los intereses personales. El pueblo español a mediados y finales de los 70 estaba tan necesitado de pasar página que no se percató de que le cambiaban el libro, de que aquellos que procedían de la ilegalidad, el status quo o élites antifranquistas, traicionaron los principios por los que habían luchado.

    ¿Qué hubiese pasado si la mayoría del pueblo hubiese dicho que NO, que era inaceptable el chantaje fascista para hacer aquel pacto contranatura y contra toda lógica? Posiblemente hubiera habido un derramamiento de sangre. Quién sabe si hubiésemos tenido un final socrático. ¿Hizo mal el pueblo español aceptando el chantaje? Indudablemente sí, y eso debemos aceptarlo. El problema no surge de preguntarse «¿qué hubiera pasado sí…?» El problema es que si no se acepta o se comprende la realidad hidtórica, si no se entiende que seguimos oprimidos por una dictadura descabezada pero mucho más poderosa, jamás habrá forma de oponerse a ella.

    Soy valiente: ¿qué haría un servidor si pudiese desplazarse a aquellos convulsos años? Pues seguramente pagar el peaje, probablemente evitar el destino socrático, pensando en un cambio posterior en condiciones más favorables. Eso es defendible. Lo que no acepto es que se diga que eso es racional y éticamente positivo o defendible. Asumamos nuestras miserias, todos, seamos de una vez por todas capaces que, vale, no había otra salida, pero que la salida tomada, la única posible, era miserable, vergonzosa e injusta, profundamente injusta. Miremos por encima del utilitarismo, del pragmatismo forzado de aquella época y seamos capaces de asumir nuestras miserias (más que errores) dirigiendo la mirada a un futuro en el que dicha capacidad para aceptar aquella vergüenza nos permita darle la vuelta a la tortilla de una vez por todas, enterrando al fascismo, al capitalismo y, vaya, a todos los ismos totalitarios que hemos padecido en nuestra historia reciente, incluyendo el «socialismo» que representa el PSOE.

    Saludos.

  55. Dicho otra vez y tratando de hacerme entender mejor: no citico tanto que se aceptase la transición mientras sucedía como seguir aceptando al cabo de los años aquella aceptación como correcta.

    Hay que aceptar que sí, que vale, que no me bebí la cicuta, que aproveché un hueco para huir, de acuerdo, pero hay que dejar de eguir pensando que aquello fue positivo más allá de la individualidad o del colectivo coyuntural de aquella época.

    La España antifranquista de aquellos años salvó la estabilidad del país por la parte que le correspondía, pero hipotecó el futuro, nuestro presente.

    Repito: reconozcamos nuestras miserias, nuestros «pecados», y sólo así podremos enfrentarnos a este putrefacto sistema. Una sociedad que sigue pensando positivamente de Suárez, del Rey, de la Transición, es una sociedad esclava, una sociedad atrapada, engañada, estafada, confundida e hipnotizada.

  56. mitxel dice:

    Vengo de la civilidad, de Francia mismo. Me he vuelto al pequeño cementerio que rodea la iglesia para ver el monumento conmemorativo aux enfants morts pour la patrie. Qué suerte tienen allá.

  57. ártabro dice:

    Don Lucien de Peiro:

    Me temo que, mucha gente no tiene una idea muy clara de la composición social, motivación política, estructura organizativa, medios de comunicación, partidos políticos, organizaciones sociales, etc. de aquella España, que después de una larga dictadura, se encontraba con la incógnita de su propio futuro.

    Nadie sabía, si lo que hoy había, mañana podría seguir.

    Todo era provisional, todo el mundo sospecha de las intenciones del otro, las fuerzas democráticas no tenían medios de información para hacer llegar a la sociedad, ni sus ideas ni sus soluciones, y lo único que se tenía claro era que cualquier solución, la que fuera, no pasara por un baño de sangre.

    Tampoco se debe olvidar que desde 1936 a 1975, había dado tiempo para que muchas personas que apoyaron a Franco, ahora ya no lo hacían, que otros que habían sido demócratas llegaron a colaborar con el franquísmo, en definitiva, pocos (dentro del país) ya podían decir que habían permanecido puros en defensa de la II República, unos por que había que comer todos los días, otros por que deseaban algo mejor para sus hijos, los de mas allá por mil y una razones, al final, lo que la mayoría deseaba era: Acabar con aquella pesadilla.

    Los ideales tienen consistencia en si mismos, cuando se confrontan con realidades, pierden su nombre y simplemente se le llama: Política.

  58. @ártabro: estoy de acuerdo (es una obviedad su comentario) y no veo que eso que dice choque con mi planteamiento.

  59. @mitxel: cuidado con idealizar a Francia. Por un lado nos dan mil vueltas en casi todo, pero eso no significa que algunas de sus supuestas excelencias sean verdaderas estafas.

    ¿Una estafa? Pues la revolución francesa. ¿No es una estafa morrocotuda? Claro, si hasta el más indocumentado cree que se rompió con el antiguo régimen cuando lo que significó fue dar paso a un nuevo régimen. Como dijo Daniel Ortega hace un tiempo a un discurso eurocéntrico de Zapatero en el que reclamaba los valores de la «madre de todas las revoluciones» como activo europeo y siempre que viene al caso lo recuerdo: entonces se tomó la bastilla, pero nuevas y fortalecidas bastillas surgieron de aquello. Ya no corría sangre azul por las venas del nuevo poder sino el dinero ganado con el sudor y la sangre del proletariado. La burguesía ocupó el lugar de la aristocracia, mimetizando sus privilegios desde un posicionamiento presuntamente activo (para marcar ditancias con sus predecesores en aquella posición) pero definitivamente explotador, a imagen y semejanza de esos mismos predecesores.

  60. mitxel dice:

    @Lucien de Peiro: la revolución fue un paso necesario, una paso hacia adelante en la historia, aunque nos hayamos quedado en ese impasse y con rebajas. Lograron, entre otras cosas, construir una patria al grito de liberté, egalité, fraternité, mientras que ya quisiera España, a la que el vivan las caenas sigue sin darle el resultado que tanto le gustaría a la reacción, incluso a la de IU, y no me refiero ahora mismo a don Ricardo, de profesión administrativo.
    No idealizo Francia, pero es importante en mi vida, es una más de las nacionalidades que convivimos en mi casa, la que surte mi despensa de patés y foies caseros, un lugar donde abrevo regularmente, y que está sospechosamente limpia, es decir, que se aburren como gabachos.

  61. ártabro dice:

    D. Lucien de Peiro:

    ¿Y por qué una obviedad, tiene que chocar contra su planteamiento?

  62. @Pedro Pelija: Don Pedro, a usted ya le entiendo, o por lo menos estaba convencido del sentido de sus palabras, cosa que no es así con el sentido de Don Simio.

    Nunca le he leido a el decir que se deberian juzgar a los culpables de los delitos cometidos, nunca le he leido defender la democrácia de entonces, defender a los que lucharon por defenderla y culpabilizar a los responsables delincuentes golpistas y asesinos, en su mayoria militares, pero con muchos civiles implicados también.

    Nunca le he leido sinó defender lo que el creo que considera su bando ¿el sabrá porque?, defender y justificar en la generalidad de una guerra civil (cosa que nunca existió), los delitos cometidos por unos asesinos a las órdenes del capital y de la iglesia.

    De ahí mi intervención expresa, para llamarle la atención a el en algo, que por otra parte, todos los que acudimos por aquí ya le conocemos. Puede estar completamente seguro de que no iba por usted ni de lejos, ni se me habia ocurrido pensarlo.

    Saludos

  63. ártabro dice:

    D. Lucien de Peiro:

    Después de la anterior pregunta, retórica, entro de lleno en su planteamiento:

    Nos cita a Socrates, pero lo que no dice, es que fue condenado por pervertir a la juventud. Extremo que los griegos sabrian porqué lo hicieron. A mi me gusta pensar que tiene que ser un gran tipo, aquel que te dice: Conócete a ti mismo.

    Usted considera que haber hecho la ruptura era la opción buena y yo le digo que en ese momento no fue posible.

    Si usted hubiera vivido aquellos momentos, no sería preciso explicarle el porqué, pero como, al parecer, no fue así, siempre tendrá la duda de que hubiera pasado si usted estuviera presente.

    Es lo que tiene la historia, que es historia. (Otra obviedad).

    Pero aun está usted a tiempo, no desespere.

    Solamente, haga lo que tenga que hacer.

    Sea valiente, inténtelo.

    Un saludo.

  64. @Lucien de Peiro: Le entiendo y creo que bien Don Lucien, pero sabe usted que en las negociaciones y contactos de la mal llamada «transición» y que para mi deberia llamarse continuidad, no solamente habia un bando.

    Hablando, negociando y decidiendo habian varios bandos, evidentemente el fascista, pero también la derecha demócrata, los partidos democrata-cristianos y liberales, los socialdemócratas, los socialistas, los comunistas, los ….. puede usted apuntar al que quiera.

    Y todos, todos menos algunos partidos minoritarios, sobre todo en Euskadi, cedieron a esas «urgencias» como usted las califica, es verdad que a la gente le tomaron el pelo, pero le tomaron el pelo todos y a eso si me rebelo yo.

    No era necesaria una ley de punto final como fué la ley de amnistia, no era necesaria una constitución donde de forma parcial y descarada, se toma partido por la iglesia católica, no era necesaria una constitución donde indirectamente se admite que el ejercito está por encima del pueblo y de sus únicos representantes, los libremente elegidos por el.

    No eran necesarias muchas cosas y se hicieron, no fué eso una cara y cruz en donde en la cara habia la democrácia y en la cruz un suicidio colectivo, simplemente fué una CAGADA, una gran cagada de la que todos los «demócratas» que intervinieron en las negociaciones, en la redacción y aceptación de las leyes y el derecho que se configuraron en la transición y claramente renuciaron a la ruptura y al enjuiciamiento de los delincuentes, deberian avergonzarse.

    Al pueblo se le engaña facilmente, fijese en el pueblo aleman, pero los que tenian responsabilidad en el advenimiento de la democracia en España deberian haber tenido la sangre fria, haber pensado con la cabeza y no haber hipotecado la dignidad de la democracia que dicen, querian a toda costa.

    Hay en la historia de este pais, que no quisiera que fuese el mio pero por desgracia y por obligación lo es, muchos delincuentes que han eludido la justicia, muchos asesinos que nunca han sido juzgados, muchos ladrones que se han hecho ricos robando a la gente honrada y que una vez más, la aceptación de este modelo de transición y su ley de punto final, impidió que estos delincuentes, por lo menos los golpistas y sediciosos del nivel y casta social o religiosa que fuese, fuesen juzgados.

    Y eso, no es cuestión de, y perdoneme por la expresión, memeces socráticas, es cuestión de justicia.

    Y por ello acuso a todos los partidos políticos que fueron cómplices de esa bajada de pantalones, de que como resultado de esa injusticia tengamos ahora la democracia de pandereta que tenemos, en donde hay muchos muertos que parece que deban seguir yaciendo en las cunetas, muchos asesinos que siguen siendo personas respetables, difuntos o no, y muchos ladrones que siguen siendolo y viviendo ellos o sus familias, del producto de sus asesinatos y de sus robos.

    Saludos

    PD. A mi entender no les disculpa ni el 23F.

  65. @ártabro: Hombre, no haga solo enunciados ni soflamas de conocimientos solemnes.

    Expliquenoslo hombre, habrá visto que yo también apuesto ahora y entonces por la ruptura, yo si tenia edad para votar y ya he expuesto mis argumentos.

    Expliquenos pues sus razones a los que no las vemos ni intuimos, y no se guarde el saber para si hombre, que es de buena gente enseñar al que no sabe, y en eso si que le confieso, no se que motivos puede tener para afirmar que no fué posible.

    Soy todo ojos Don ártabro, pero le ruego una cosa , no me suelte obviedades sinó argumentos por favor.

    Saludos

  66. Y Don ártabro, permitame que le aclare un punto en el que no nos pondremos de acuerdo y que quizás sea el kid.

    Yo no hubiese aceptado barco, ni con la posiblilidad del baño de sangre consiguiente, no creo que un chantaje de esa magnitud deba aceptarse, ni tampoco creo que pueda haber, o pudiera haber habido un baño de sangre.

    Eso si, creo que los partidos políticos estaban ansiosos de gobernar, de dedicarse a la politica profesional y estaban cansados del exilio, es decir, apuesto que el chantaje lo aceptaron en beneficio propio, no de la gente ni de la democrácia.

  67. ártabro dice:

    ATEO – ROJO -MASON:

    Si fácil es inculpar a otros de nuestras andanzas, más fácil es alegar ignorancia en este tema, y lo digo por dos razones, sino sabe, pregunte, estudie, indague y si así, aún, sigue pensando lo mismo, inténtelo usted mismo. Me parece lo más razonable.

    Aquí lo que nosotros podamos opinar, ya poco importa, tenemos lo que tenemos y con eso tenemos que lidiar, ha pasado a ser nuestra responsabilidad, de nada nos vale echar la culpa de nuestra situación a nuestros padres.

    Si lo que quiere es un ejercicio sobre lo buenos que somos y lo mucho que nos joden, pierde usted el tiempo.

    Un saludo.

  68. Jorge F. dice:

    Creo que, tal como está el mundo, el ciudadano de cualquier país puede avergonzarse de pertenecer a él, tanto por el gobierno que lo rige como por las élites que lo orientan como por el pueblo que los admite con su pasividad. El grado de ignominia será mayor o menor, eso sí.

  69. @ártabro: ¿y por qué no? Quiero decir que me parece obvio su planteamiento, tan obvio como el mío. Eso es todo.

  70. @ATEO – ROJO – MASON: sí, sí, yo he vivido engañado el 80% de mi vida. Seguramente toda mi vida, pero en algunos asuntos, sin estar completamente enterado en estos momentos, he visto alguna luz. Asumir esos, asumir que nos han tomado el pelo como a ratas, es la única vía para lograr algo en el futuro. Me rebelo y no acepto que se hable bien de la transición. a lo sumo, ni bien ni mal, pero que no hubiera otra salida no excluye la ignominia que supura dicho periodo de la historia de España.

    Todo surge de un comentario de Don Pedro en el que guardaba buenas palabras para Suárez. Puede que el expresidente hiciese lo que pudiera o lo que le dejaron hacer, pero contribuyó como el que más (junto al Rey) a construir el continuismo, porque lo que llegó después no es más que una suerte de eufemismo histórico de lo que ya había pasado.

    ¿Tanto cuesta comprender eso? Está claro que sí, y no tanto por lo que se dice aquí como por lo que se dice en la calle, en nuestras casas, en nuestros medios. La sacrosanta transición tiene más defensores que críticos, y ése es el drama que explica el aturdimiento generalizado.

  71. @ártabro: Oiga, lo de «conócete a ti mismo» lo dijo Heráclito.

    Mire, estoy de acuerdo con usted, pero le agradecería ese paternalismo que ha empleado, que me parece insufrible. ¡Estoy de acuerdo! Estoy de acuerdo en que no era posible, o al menos puedo entenderlo. Otros (muy pocos) no piensan lo mismo. Pero por favor, evite esos paternalismos y ese pedrestre recurso que consiste en acudir a la experiencia, al «yo estuve allí y sé de lo que hablo». Hay personas que no estuvieron allí y saben más que muchos protagonistas. Por eso le pido que evite los paternalismos, porque no me interesan, ni con los mayores ni con los menores, ni por activa ni por pasiva y, sobre todo, porque no aportan nada.

    yo he hecho un planteamiento filosófico, un plateamiento ético, un planteamiento racional (que puede tener fisuras, como estoy seguro que las tiene) pero que trata de mirar desde la distancia (no me queda otroa) un hecho histórico. No tiene porqué estar de acuerdo conmigo, pero le pido de todo corazón que no me contraargumente desde el «yo estuve allí y tú no», porque para mí eso no es un argumento: es un golpe bajo.

    Un saludo.

  72. ártabro dice:

    D. Lucien de Peiro:

    Lamento profundamente que mi torpes palabras, perturben tan delicados oídos. Ya sé que no debo abusar de vuestra paciencia, con mis relatos trasnochados, quizás de vuesa gentileza obtenga algún día el perdón.

    Por otra parte, no siempre los planteamientos filosóficos entrañan en si mismos ética o racionalidad alguna, todo depende de quien los haga, como los haga y en que filosofía se apoye.

    Mirar en la distancia me parece correcto, cuando no se puede hacer otra cosa, pero empeñarse en alcanzar el conocimiento despreciando la experiencia de otros, me parece cuando menos atrevido. No obstante es usted muy libre de tomar el camino que mejor le convenga.

    Al parecer, esté usted en contradicción con «Wikiquote», un apédice de Wikipedia, según puede comprobar si sigue el hilo de esta madeja:

    http://es.wikiquote.org/wiki/S%C3%B3crates

    Por supuesto, está usted disculpado. Faltaría más.

  73. fancis la mula dice:

    AteoRojot Mason:

    Debo reconocer mi error, al utilizar la palabra «fascista» para todos aquellos que estaban a la fuerza o por propia voluntad luchando contra la republica.

    La transicion era para todo el pueblo español, el nuevo regimen debia acoger a todos, TODOS. A los que lucharon contra el fascismo y a los que lucharon a favor del fascismo, los que lucharon contra las dictadura comunista y a favor de la dictadura comunista.

    Por lo demas me reitero en el conetnido de la frase que Pedro Pelija ha sabido entender correctamenente.

    Dice que nunca me ha oido defender la democrácia de entonces, defender a los que lucharon por defenderla.

    Quizas esto se deba a que cuanto mas leo sobre lo que sucedio en aquellos años, mas trabajo me cuesta llamar democracia a la II Republica.

    Solo una minoria de defensores de la republica , defendian la libertad y la democracia, eso es asi, se ponga como se ponga. De hecho muchos de esos republicanos tubieron que huir de España y fueron considerados traidores por uno y otro bando.

    El ejemplo paradigmatico es el de Niceto Alcala Zamora, que acabo perseguido por todos.

    Yo no me pongo al lado de ningun bando porque la participacion en la guerra me parece el mayor engaño al que ha sido sometido el pueblo español.

  74. @ártabro: Perdoneme hombre, pero ya sabia yo que lo que decia usted lo decia por decir, no por saber.

    Aunque es siempre igual, las muestras de sapiencia infusa inargumentada, me sorprenderan in-eternum, que le vamos ha hacer, yo soy asín de iluso.

    Saludos

  75. @Lucien de Peiro: Si señor, muy bien dicho.

    Y no se porque Don Pedro defiende a Suarez, creo yo, si el no lo aclara, que son inercias devidas a las horas y horas de manipulación mediática en cualquiera de los vehiculos inventados a este fin y pagados via impuestos, encima deben constar como dedicados a «fines sociales», y no defensa debida a meritos por acciones concretas.

    ¿que hizo Suarez?. ¿Conducir esta transición para obtener la impunidad fascista y la iniquidad demócrata?. Pues eso.

    Ya decia nuestro querido presi Bush aún regente, que iba a emprender una campaña de intoxicación mediática por occidente para conseguir mejorar la imagen y así disminuir los detractores de la política exterior USA, lo mismo, lo mismito se hizo y esta vez por parte de todos los instrumentos políticos en la transición, la verdad o la mentira ¿que coño importa?.

    Por lo menos nos estamos de acuerdo, en que el único sentido comun que se impone es el de los poderosos, bueno, en esto supongo que munchos deben coincidir, ya que el sentido común de los probes, es muy comun pero no es sentido porque no pagamos para tenerlo.

    Y asín nos va.

    Saludos

  76. @ártabro: ya le diré a la catedrática de filosofía antigua de la UB que está en contradicción con la wiki.

    Ahora bien, tengo un volumen de lo más interesante dedicado a Heráclito, con edición de Carlos García gual, un señor que merece toda mi confianza en cuanto a filosofía antigua. Le mantendré informado de mis averguaciones.

    Por otro lado, no descarto que Sócrates copiase al «oscuro».

    Oiga, sigue con su pternalismo y parece que no acaba de entender lo que le digo. Es obvio que la experiencia es un tanto, como se dice, y no quisiera minimzarla, pero llegará un día en el que esa experiencia no riva de nada, básicamente porque no quedará nadie que pueda presumir de ella. Eso pasa con todos los acontecimientos de la historia, sin excepción.

    Procurar un análisis objetivo desligado de experiencias personales coyunturales es un ejercicio que hasta me atrevo a calificar de recomendable. Dicho ejercicio no debería excluir al dato coyuntura, al testimonio subjetivo, pero es buen ejercitar lo que será imperativo en no tanto tiempo.

    Por último, y no por ello menos importante, mi reflexión estaba hecha desde fuera. Al recurrir usted a esa exeriencia, a ese punto de vista que aparentemente deja fuera de juego a los que no lo poseemos, ha cambiado las reglas del juego. Podemos discutir mucho sobre experiencias y sensaciones que tengamos sobre muchos temas, pero cada modo de discusión tiene su momento. De hecho, pueden mezclarse si se quiere, pero entienda que el razonamiento básico que he sostenido en este hilo se fundamenta en lo mismo que se fundamentaría un razonamiento sobre las oportunidades de los concilios unitaristas del siglo XV; ya me entiende.

    La aparición de una tentativa pedrestre o puramente subjetiva, imposible respecto al siglo XV pero factible respecto a la transición (como es obvio y como se ha demostrado), no sólo tropieza en un incómodo y banal paternalismo, sino que contamina mis intenciones, mis argumentos y la línea marcada por los mismos. Del mismo modo que yo no puedo debatir sobre las sensaciones que un español medio cobijaba en su fuero interno a mediados de los 70, nadie debería utilizar dichas sensaciones en un hilo argumental con ínfulas de debate que pretenda analizar fríamente los acontecimientos del pasado.

    No sé si me explico con claridad. Y si no le molesta, ¿podría ahorrarse expresiones como Lamento profundamente que mi torpes palabras, perturben tan delicados oídos?

    No sé si contienen ironía o no, pero no tenemos suficiente confianza entre nosotros como para que dejen de molestarme.

    Un saludo.

    PD: No se corte en señalar aquello que pueda molestarle de mis intervenciones, claro.

  77. @fancis la mula: Bien, sabia yo que habia metido la gamba, lo que no tenia tan claro es que lo reconociese, pero bien lo ha hecho y así debo aceptarselo.

    En lo demás que cuenta, ya podemos estar mas de acuerdo.

    La II República no fué un modelo en muchas cosas, pero era democrácia y si tuvo errores e injusticias, se deben solucionar y denunciar/enjuiciar si cabe, de forma democrática, exigiendo justicia, exigiendo verdad y exigiendo respeto a todas las opciones, mayoritarias y minoritarias, pero no con un golpe de estado militar (claramente un delito) y con 40 años de dictadura, asesinatos y robos. La II República seguro que tubo cosas malas y cosas buenas, como en cualquier parte y con cualquier democrácia, ¿o no pasaba lo mismo en las otras democrácias europeas?.

    Eso, no significa que se pueda justificar ninguna agresión militar o golpista a la democrácia decidida por las urnas, eso ya lo sabe usted y creo que estamos de acuerdo.

    Yo no apoyo, ni mucho menos, aquellas cosas en que claramente la democrácia no es suficiente para impedir una injusticia, pero aunque puedan comprenderse determinados actos de defensa propia, nunca puede hacerse lo mismo con la «solución» que dieron ciertos «señoritos» cabreados por su pérdida de estatus y poder, a la limón con parte del ejercito que «vino a poner las cosas en su sitio» y que cuyo sentido conjunto, no se articuló para mejorar la justicia, o impedir la posible injusticia democrática, sinó para impedir que ciertas cosas pudiesen cambiar mediante la imposición de 40 años de «por cojones» y los consecuentes asesinatos políticos y de toda indole.

    Si indaga en la historia de la época, podrá comprobar que lo que pensaba Hitler en cuanto al comunismo, es exactamente lo mismo que pensaban no solo Mussolini o Franco, también Churchill, De Gaulle, Roosevelt o Truman. Pero seguro que también sabrá cual fué la diferencia entre ellos ¿verdad?.

    Pues eso, y en España, cosa que no pasa en el resto de paises involucrados en la guerra, nunca se han juzgado a los delincuentes, con transición o no, esa transición no fué un ejemplo de justicia, fué un ejemplo de iniquidad.

    Y yo no quiero que se juzgue la guerra y a todo el mundo que tomó parte, quiero que se juzgue la guerra para declararla ilegal por parte de los golpistas, y si, quiero que les juzguen, que se juzgue a los delincuentes subversivos y golpistas, ya sea vivos o muertos y además se devuelva la dignidad de todos los muertos y de la democrácia que se truncó por el capricho de unos asesinos desalmados.

    Evidentemente, tengo que respetar la transición y la ley de punto final que fué la ley de amnistia, pero ello no significa que me guste y que piense y crea, que para mi debiera abolirse, la mayoria de golpistas están muertos y la minoria que aún puedan quedar vivos, estarán más paya que paquí, con lo que ya poco mal podria hacerles. Ahora lo que a mi entender no puede hacerse de ninguna de las maneras, es que su recuerdo siga siendo un recuerdo de gente respetable y sus descendientes puedan seguir viviendo del producto de su expolio a terceros aprovechando su poder en la dictadura.

    Y para terminar, yo si me pongo de un bando, no de un bando combatiente, me pongo del lado político de la democrácia, no faltaria más.

    Saludos

  78. ártabro dice:

    D. Lucien de Peiro:

    Lo que, para usted, suena a paternalismo, para mi es reflejar mi visión y experiencia.

    ¿Qué análisis objetivo podemos hacer desde nuestra subjetividad? Sin tener en cuenta todos los factores que confluyen en aquella etapa, la cobardía de unos políticos, la despolitización de un pueblo, el miedo, la angustia, etc. El ejercicio de voluntarismo que, de acuerdo a lo que nos hubiera gustado que pasase y no pasó. ¿A dónde nos llevaría?

    Posiblemente usted quiera entender, o por lo menos quiera una explicación del porqué de la reforma y no la ruptura y de ahí su demanda de un debate racional.

    Muchas personas han idealizado nuestro pasado contra la Dictadura, haciendo creer que se tenía más fuerza opositora que, la que en realidad existía. Cuando se tuvieron que enfrentar a la dura realidad, la opción elegida fue la reforma y no porqué estuvieran a favor de ella, no señor no, lo hicieron porque no tenían la fuerza suficiente para forzar la ruptura.

    Y esto no es un análisis, es solo mi opinión.

    No puedo olvidar que soy gallego y este que le escribe intenta sacar hierro en las controversias, muchas veces apelando a la ironía. Es cierto lo que usted manifiesta, no tenemos la suficiente confianza y deploro que se haya usted molestado. Pero tanta apelación al paternalismo, ya era usted cargante. ¿No le parece?

    Otro saludo.

  79. JUAN ESPINOSA GUARNERI dice:

    Por lo que leo, todo ello viene a confirmar lo que dije hace ya tiempo: ESPAÑA ES UNA ENTELEQUIA.
    ¡Y la que se armó después de mi afirmación…!

  80. fancis la mula dice:

    AteoRojoYMason:

    Si dice yo si me pongo de un bando, no de un bando combatiente, me pongo del lado político de la democrácia, no faltaria más.

    Si en 1936 usted dice eso mismo, habria sido fusilado o encarcelado, tanto por un bando como por el otro.

  81. Pedro Pelija dice:

    ¡¡¡Qué yo no defiendo a Suárez caramba!!!

    Deberé empezar a plantearme cómo narices me expreso, pues ya empiezo a cansarme de malos entendidos con mis palabras. Y que conste que no dudo tanto de su capacidad de entender, como de mi capacidad de explicar. Pero releean por favor mis palabras (permitánme un extracto):

    He dicho:

    «La inició el propio régimen de tan podrido que estaba y de la mano de Suarez. Él (su gobierno) fue quien desde dentro empezó a mover los hilos.»

    Esto es un hecho. Sólo eso. Constato un hecho. ¿Dónde está la loa? ¿Recuerdan la ley para la reforma política? Era una mierda, vale, pero era; y fue el inicio de todo.

    Ya inmediatamente antes había escrito (cambio el orden por si así se ve más claro):

    «no se me olvida que el asesino murió en su camita y que quien inició en serio la transición, no fue ni el PSOE, ni el PCE ni ningún «resistente» (vale, vale, porque no podían, es igual, sólo constato el hecho).»

    ¿O no fue así?

    Má adelante he dicho:

    «- Suárez era el presidente entonces y desde su mandato se inició. No he dicho en ningún momento que Suárez fuera un santo. No hay tal «loa» en mis palabras. Sólo constato que fue su mandato el que empezó a mover hilos y no he prejuzgado cuales eran sus verdaderas intenciones al hacerlo. »

    Idem de idem

    Y también he dicho aun más adelnate:

    «Bueno, más que nada quise con mi respuesta aclararle que yo no tengo a Suárez en un altar (y del rey, mejor lo dejamos)»

    y

    «Viví la transición con mucha intensidad, aunque me enteraba de la misa la media. Le contaré hasta la anécdota de que me gané unos cuartos pegando carteles de UCD (lo hice porque pagaban y yo necesitaba «líquido», que conste y ya entoces, con una conciencia política en pañales, «me tapaba la nariz»).»

    Porque, señores, yo tenía que ganarme la vida. Y los ricos de UCD pagaban para que les pegaran sus carteles. Y yo, junto con un amigo y un obrero de la empresa de un candidato por Figueres, que nos hacía de chófer, nos pateamos en un 4L la comarca de Alt Empordà encolando puentes y paredes; entre risas y cachondeo y algún que otro bigote pintado por nosotros mismos a los carteles que pegábamos.

    Así que no sé porque se empeñan en insistir que yo he alabado a Suárez. He dicho lo que he dicho.

    Y sigo. También escribí:

    «Por eso he empezado todo esto diciendo que la transición nuestra se produjo «cuando Franco murió en su camita», que no la inició el pueblo directamente ni la oposición, ni se votó a los actores de la misma (Suárez y el Rey los principales); y, ante esa circunstancia, los politicos de entonces hicieron lo que pudieron.»

    ¿O no fué así?

    Otras vez constato unos hechos. Yo, jovencito, los viví así. No veo alabanzas a nadie en ningún sitio.

    (*****Todo esto me recuerda cuando, en otro debate, dije que ETA asesinó a Carrero Blanco. Dije que lo asesinó (¿o no fue un asesinato?); pero también dije que fue, posiblemente el único crimen (crimen, sí) de ETA que pudo tener, y tuvo, consecuencias positivas para el pueblo. Pues también hubo su equívoco entonces. ¿Como se me ocurría llamar asesinato a eso?

    Jolín acudamos al RAE:

    » asesinar.

    (De asesino).

    1. tr. Matar a alguien con premeditación, alevosía, etc.

    2. tr. Causar viva aflicción o grandes disgustos.

    3. tr. Dicho de una persona en quien se confía: Engañar en un asunto grave.»

    Ven la primera acepción ¿verdad? Pues vale.****)

    –Perdón por la disgresión. Sigo:–

    Para acabar, también aquí he dicho:

    «Por eso yo cargo mis tintas más con la post transición, por que aquí sí me siento traicionado por los políticos que, siendo ya sí elegidos por el pueblo, han actuado sin mirarlo a los ojos

    ¿Se me entiende? Aunque si alguien quiere seguir pensando que tengo a Suárez en un altar, pues vale, pues bueno, pues me alegro. Tampoco lo considero el peor de la película, pero ése es otro cantar y no me apetece, ahora, señalar a otros.

  82. Pedro Pelija dice:

    La parrafada era de arriba respuesta directa a la frase del comentario 77 de D. Ateo:

    «Y no se porque Don Pedro defiende a Suarez,…»

    Y a otras que he leído y parecían en la misma dirección. Espero haber aclarado algo.

  83. Correcto, Don Pedro, es obvio que usted no defiende a Suárez, o al menos está sinceramente convencido de que no lo hace. Nadie mejor que usted conoce sus propias intenciones y pensamientos al respecto, faltaría más.

    Lo que quiero decirle es que de sus palabras supura, aunque no intencionadamente, como ha quedado patente, una defensa al señor Suárez, una suerte de justificación que me atrevo a señalar como tal porque parto de mis propias palabras, de mi propia idea sobre lo que entonces pasó. Permítame copiar unas palabras de su concienzuda y reciente intervención, la #83:

    «Por eso he empezado todo esto diciendo que la transición nuestra se produjo «cuando Franco murió en su camita», que no la inició el pueblo directamente ni la oposición, ni se votó a los actores de la misma (Suárez y el Rey los principales); y, ante esa circunstancia, los politicos de entonces hicieron lo que pudieron.»

    ¿O no fué así?

    No fue así. Por eso digo que de alguna forma usted defiende a Suárez, porque defiende una teoría de lo que pasó que tiene su origen en la propaganda oficial que durante tantos años nos han vendido sin vergüenza. Esa teoría no se ajusta a más realidad que a la expuesta por un régimen que quiso salvarse a sí mismo, un régimen conducido por el Rey, con Suárez a la diestra del mismo, un régimen que tenía como máximo objetivo salvar el status quo y, obviamente, salvarse a sí mismos.

    De ahí que su expresión…

    ante esa circunstancia, los politicos de entonces hicieron lo que pudieron

    … me parezca insostenible, por muy arraigada que la tenga tanta gente, por muy asimilada que esté en el subconsciente colectivo, por muy cierta que parezca, pero no es cierta o, a lo sumo, no explica toda la verdad.

    Hicieron lo que les convenía. Y les convenía hacer muchas cosas, empezando por salvar su culo. A ver si nos entendemos: unos fascistas, corresponsables del fascismo que gobernó con mano de hierro España durante 40 años, decidieron salvarse a sí mismos. Ellos podían haber dejado paso a una democracia limpia en origen, pero tuvieron que presionar, con la ayuda del ruido de sables, para amedrentar a los que no tenían muy claro lo que se estaba cociendo. Franco lo dejó todo atado y muy atado. Afirmar que sus lacayos, sus herederos directos, sus mandados, hicieron lo que pudieron es una forma excesivamente condescendiente y suave, por no decir denodadamente equivocada de valorar su actuación.

    De ahí que de sus palabras supure esa valoración de Suárez que raya el respeto, que roza una actitud netamente defensiva. No es que usted defienda explicitamente a Suárez, sino que dicha actitud, que en absoluto parece voluntaria por su parte tras sus contundentes explicaciones, traspúa inevitablemente de sus palabras.

    Suárez será muchas cosas, pero era un lacayo del fascismo, del mismo modo que el Rey. Vaya, que juraron los principios del movimiento. Fascismo de escuela.

    La sociedad española necesita desprenderse de esa lamentable y romántica visión que nos habla de unos líderes políticos (Suárez y el Rey) que maniobraron desinteresadamente dedicados al bien del pueblo español, que sólo buscaban la libertad y la democracia.

    Eso, para ser creible, hay que hacerlo y retirarse. Y ellos siguieron. La inmoralidad es manifiesta. Las buenas intenciones, no me cabe duda, quedan eclipsadas por sus egoísmo, por la búsqueda a toda costa de cotas de poder, por perpetuar el status quo.

    Espero haberme explicado con claridad. Buenas noches.

  84. Dicho de otro modo, Don Pedro, cuando dice hicieron lo que pudieron ya no expone un hecho, algo que pasó o, como dice usted:

    Esto es un hecho. Sólo eso. Constato un hecho

    No, no es un hecho, no es tal cosa. Cais todo lo que dice son hechos, o a mí me lo parecen, pero afirmar que hicieron lo que pudieron ya no es un hecho. Es un juicio de valor, una opinión subjetiva. Es una opinión.

    Y la historia, poco a poco, empieza a demostrar que era una opinión equivocada. Hay muchos libros que hablan del Rey de España respetando a la inteligencia, contando lo que Falsimedia esconde. ¿No ha leído ninguno de ellos? Créame: basta repasar unos cuantos a fondo para comprender que no hicieron lo que pudieron sino lo que les convenía, lo que quisieron hacer.

    Saludos.

  85. Éste es uno. Un libro para abrir los ojos, como otros que corren por ahí. Otras veces lo he enlazado en esta bitácora; estoy seguro:

    http://www.librosgratisweb.com/html/sverlo-patricia/un-rey-golpe-a-golpe/index.htm

  86. Jorge F. dice:

    @JUAN ESPINOSA GUARNERI: Señor Espinosa, usted hizo una afirmación desafortunadamente casi racista, se lo he dicho 20 veces y no responde.

  87. @fancis la mula: Bien, eso dice usted, creo que en el 36 las cosas se desmadraron, todo era posible y puede tener usted razón, pero aún y siendo asínes, nada justifica un golpe de estado.

    Saludos

  88. @Pedro Pelija: Perdone por el malentendido Don Pedro, a mi me li han pasado eso de que usted defendia al Suarez.

    Ya me extrañaba a mi …!!!!

    Saludos y de nuevo, perdone usted por hacerme eco de terceros sin leerle….!!!!.

  89. Pedro Pelija dice:

    @Lucien de Peiro:

    Apreciado Lucien

    Creo que todo parte de un lamentable equívoco. Cuando yo digo que «los políticos hicieron lo que pudieron», no me estoy refiriendo al Suárez, ni al rey, ni a los del régimen. En ese «los políticos» me refiero a los «otros», al PSOE, al PCE, a al PNV, a CiU, etc. Fíjese que digo:

    «…ni se votó A LOS ACTORES de la misma (Suárez y el Rey los principales); y, ante esa circunstancia, LOS POLÍTICOS de entonces hicieron lo que pudieron….»

    Es decir lo que pudieron, lo que les dejaron hacer, o lo que ellos pensaron que debían o podían hacer. Usted puede pensar que pudieron hacer otras cosas. De acuerdo. Pero que conste que yo hablo de ésos y no de los otros en ése comentario.

    Acepto la falta de claridad del texto. Pero doy mi palabra de honor que pretendía indicar en «LOS ACTORES» a los que manejaban los hilos y ponían el guión (Suárez y el rey), y en «LOS POLÍTICOS» al resto, los que se incoporaban al juego político tras la muerte del dictador.

    Cierto que también dije que fueron pragmáticos, posibilistas y que después (post transición) nos han traicionado, y etc, etc. Aquí podemos estar en desacuerdo y me parece muy bien lo que me dice al respecto; pero por favor no quiero que parezca que digo lo que no he querido decir.

  90. @Pedro Pelija: correcto. Ya me imaginaba que, tras sus convincentes explicaciones, la cosa podía ir por ahí. De todas formas, y ahora no lo afirmo sino que lo pregunto, ¿de verdad que esos (PSOE, CIU, PCE, etc…) hivieron lo que pudieron?

    Mmmmm… Aquí no le discuto como con el Rey y Suárez, pero tengo mis dudas.

    En fin, así como tengo clarisimo que los fachas del antiguo régimen, empezando por el Rey y Suárez (fachas a tiempo completo, no quiero que se me amlinterprete) hicieron lo que les convenía, albergo dudas respecto a los demás, a los «demócractas».

    Entrecomillo demócratas porque es más difícil encontrarlos en las instituciones que encontrar verdaderos cristianos en la calle, en el mundo, que es algo dificilísimo, por no decir imposible.

  91. Pedro Pelija dice:

    @Lucien de Peiro:

    Pues también tengo mis dudas respecto de la pregunta que me hace. He de confesar que no las he tenido durante mucho tiempo. He estado convencido de que en aquel entonces no se pudo hacer más. Aún no lo tengo claro. También he dicho ya por ahí arriba que posiblemente se debía haber hecho más pero que no sé s se podía haber hecho algo más. Quiero decir que no sé si podía haber hecho algo más sin poner en riesgo la «estabilidad» y, especialmente, la paz en un pueblo ansioso de pasar página y salir de su oscurantismo aunque fuera un poco. Creo que España estaba ya muy cansada, los que entonces votaban habían sido niños en la guerra y posguerra y lo habían pasado muy mal (pienso en mis padres), hambre, miseria, ignorancia, miedo; y en el «subconsciente colectivo» eso pesaba mucho. Era dificil «ser valiente» entonces y actuar radicalmente, especialmente cuando la otra media España (la del régimen) era aun tan fuerte. Por eso, repito una vez más, para mí ha sido mucho peor la que he llamado post transición. Y ya no digamos a estas alturas, con 30 años ya de «imperfecta y mejorable» democracia.

  92. Francis la Mula dice:

    ATEO – ROJO – MASON

    Nada justifica un golpe de estado…

    ¿Ni siquiera cuando la CEDA entro en el gobierno en 1934?

    ¿Ni siquiera cuando Company se sublevo contra la republica?

  93. Francis la Mula dice:

    ¿de verdad que esos (PSOE, CIU, PCE, etc…) hivieron lo que pudieron?

    Los dirigentes del PSOE, CIU, PCE estaban en el exilio, esto es huyeron dejando aqui al pueblo español en manos del fascismo.

    Tarradellas, la pasionaria, carrillo….. los politicos que podian haber hecho contrapeso a Suarez habian huido de españa.

    Suarez sin embargo aposto por la democracia y permitio la vuelta de Tarradellas, la pasionaria, Carrillo….

    ¿Hizo poco?

  94. @Pedro Pelija: Bueno, veo que nos hemos encontrado tras un intenso debate del que salgo contento, porque más allá de posibles malentendidos o malinterpretaciones (que un servidor es bastante pesado a veces), se ha demostrado voluntad por comprender entre todos un poco más.

    Y quedarse con algunas dudas o preguntas, como es el caso, me parece muy sano.

    Un saludo cordial, Don Pedro.

  95. @Francis la Mula: Explique hombre explique y no repita palabras terceras.

    ¿en que se asemeja un golpe de estado a cuando la CEDA entro en el gobierno en 1934?

    ¿en que se asemeja un golpe de estado a cuando Companys (que no Company) se sublevo contra la republica?.

    La «sublevación» del president Companys, es solamente una opinión expresada por usted, ya me explicará en que se basa.

    El hecho, en comparación, de que un pais -kosovo por ejemplo- se declare independiente de forma unilateral, puede ser un hecho opinable y más o menos ajustada a derecho, eso si, pero ¿golpe de estado?. No se trague tanto al «cerdo de Teruel» y explique en que se basa para hacer estas afirmaciones.

    Por otra parte, sigo manteniendo lo mismo, nada justifica un golpe de estado.

    Y finalizaré con una pregunta, ¿fué el 2 de Mayo de 1808 en Madriz un golpe de estado violento?. Ya ve que hay pa tos aquí.

    Saludos

  96. @Francis la Mula: Y de verdad, eso ya es pa nota.

    Habian huido de España….lo dice usted como un demérito

    ¿Ha oido usted la cantidad de gente, cientos de miles, que huyeron por la frontera por miedo a que les asesinaran?. Si verdad.

    ¿Y acaso no huyeron millones del nazismo?, y más que hubiesen podido huir, que se hubiesen salvado.

    Vaya comentarios Francis, o Simio, eso no creo que lo haya usted meditado bien. ¿Que queria que se quedasen estando en busca y captura y que así, diesen su vida por sus ideales?.

    Sabe que Suarez era del movimiento y de FAES (FAlange ESpañola), ¿verdad?. Y que no estaba perseguido por nadie !!!!.

  97. ártabro dice:

    D. Lucien de Peiro:

    El libro, por usted recomendado en su comentario #87, una vez leído, le comento:

    Primero: Ha sido escrito por autor o autores desconocidos.

    Segundo: Con un claro objetivo de denigrar al Rey.

    Tercero: Recoge informaciones, fácilmente recopiladas de la prensa, y hace una serie de suposiciones, muchas sin demostrar.

    Por todo lo cual, entra dentro de lo que la R.A.E. define como: Libelo.

    Conocía mucho de lo que se dice, otras cosas las desconocía y otras muchas las suponía, como hace quien/es lo escribe/n.

    Y no tengo por costumbre fiarme de quien, sin dar la cara, lanza a los cuatro vientos sus versiones de lo que pasó, pasa o pasará.

    El problema es de falta de credibilidad.

    Si nos alimentarnos en estas fuentes, cualquiera puede decir lo que quiera, sin posibilidad de confrontación, toda vez que no sabemos a quien hay que dirigirse para confrontar hechos narrados u opiniones vertidas.

    Por mi parte, no recomiendo la difusión de escritos sin autoría responsable de su contenido.

  98. NostalgicoKGB dice:

    @eloi: Pintada auténtica (de real y estupenda), a finales de los 70 en el pueblo donde veraneaba:
    «Franco, resucita, se nos olvidó fusilarte».

    Yo lamento discrepar, pero para mí la transición es un fracaso total, que lo único que consiguió fue:
    -«Amnistiar» a todos los cuadros de mando del régimen, reconvirtiéndolos de la noche a la mañana en demócratas.
    -Reconvertir buena parte del funcionamiento gubernamentativo y judicial al nuevo orden.
    -Hacernos pasar por el aro, teniendo que acatar como única alternativa al ¿caos? una constitución tutelada por el ejército, que designaba a dedo una dinastía monárquica, y que, como dijo Ana Botella en una ocasión, instauraba definitivamente el «limitaos a votar una vez cada cuatro años y a callaros mientras tanto».

    El problema de la memoria histórica, y el por qué nuestra casuística resiste las comparaciones con, por ejemplo, las dictaduras sudamericanas o incluso Alemania, es que aquí se ganó/perdió una guerra, y los que ganaron tuvieron casi dos generaciones para moldear, educar, formar, y escribir su historia, y dispusieron de casi dos generaciones de personas en las que aplicar su adoctrinamiento: la gente quedó marcada, asimiló el régimen, educó en el régimen, se relacionó en el régimen, y, sobretodo, aprendió a que había que ser sumiso, no pedir, no aspirar a nada, que todo estaba bien.

    Así que, a est@ currit@ adoctrinad@ en el régimen le preguntas en el 78 qué opina sobre la nueva constitución que los políticos del nuevo régimen han consensuado y, ¿qué esperáis que vote?

    Y, 30 años después, es de esperar que queden aleccionados que no sólo sigan con la lección aprendida, sino que además se lo crean, y que lo proclamen a los siete mares (mares, gaviotas, ya saben).

    El problema es que, de vez en cuando, surge el descendiente de combatiente republicano que recurre a los estamentos judiciales para reclamar porque, cerca de esa carretera por donde se llega al otro pueblo donde tampoco pasa nada, el gobierno de su nación no quiere ayudarle a buscar los restos de su abuelo, depositados allí diligentemente por un grupo de falangistas previa técnica de paseíllo.

    Entonces, una cuestión de sentido común, se complica sobremanera, ya que todos los herederos de los «amnistiados» en la transición, y buena parte de los que siguen convencidos en el adoctrinamiento (obedecer, orar, todo está bien como está), le dicen a quien tiene a su muerto bajo colillas y alguna lata de refresco que estas cosas hay que superarlas, porque el pasado es mejor no removerlo. Y es que es muy fácil decirlo cuando durante 40 años el régimen se ha encargado de honrar y resarzir a los tuyos, y estuvo utilizando mano de obra barata, pero que muy barata, para construir el Valle de los Caídos, ya que total, eran rojos, y esos no tenían alma, y se alimentaban de niños recien nacidos.

    ¿Que no habría que demoler el Valle de los Caídos? Cada segudo, cada centésima de segundo que sigue erigido, en pie, es un INSULTO a nuestra democracia.

    ¿Que si me avergüenza ser español? ¿Que en Alemania prohíban utilizar la esvástica hasta para las películas, y que aquí tengamos muertos en cunetas? ¿Explicárselo a una madre de la Plaza de Mayo? ¿A los desaparecidos de Chile? ASCO Y VERGÜENZA.

  99. Jorge F. dice:

    Yo no me avergüenzo de ser español. esa es una condición que no escogí, me incluyeron.

    ¿Me avergüenzo de lo que hacen otras gentes llamadas españolas? Desde luego, pero no lo hacen en mi nombre.

    Puesto a avergonzarme, podría avergonzarme de pertenecer a ese colectivo llamado de «los catalanes». Un colectivo que se cree tan diferente de «los españoles» y que está celebrando el centenario de un genocida sanguinario como Jaume I.

    (Y no es una acusación retórica la que hago contra Jaume I.)

    Pero eso, «los catalanes» no lo hacen en mi nombre (y además con qué poco entusiasmo lo hacen, algo es algo).

    Pero lo basico es: ¿Quienes son esos españoles?

    ¿Los catalanes? ¿Los vascos? ¿Los gallegos? ¿Los andaluces? ¿Los asturianos? ¿Los canarios? ¿Los valencianos?

    No hay un colectivo homogéneo que podamos llamar españoles. Existirá un ente político llamado España, pero «los españoles» realmente no existen.

    No voy a decir, como hizo Juan Espinosa Guarneri, que somos radicalmente diferentes entre nosotros, unos para bien y otros para mal. Somos diferentes en algunos aspectos… a veces. Y sí, además, somos diferentes entre andaluces mismos, entre catalanes mismos, entre murcianos mismos… ¿como va existir eso que llamáis «los españoles»?

  100. Oiga, Don Jorge F., ¿no piensa en el impresionante mérito de los que pensamos como pensamos de españa?

    Fíjese: considero que España, que ser Español, que todo lo que suene a España, es de una podredumbre isabelina. Y a pesar del asco que sentimos algunos por España, a pesar de considerarlo con argumentos, a pesar de que no es un desprecio gratuito, sino que está perfectamente fundamentado, a pesar de eso, no vivimos asqueados.

    Quiero decir, que yo vivo muy feliz y motivado, porque en el fondo no queda otro remedio, pero también porque me considero muy por encima de eso que se conoce por España, del símbolo, del ente, de la hez. Vaya, que el asco que siento por este país es como el asco que se siente por algo que se ve desde la distancia.

    Lo maravilloso es que percibo esa distancia estando dentro de la hez. Es fantástico.

  101. @ártabro: estaría de acuerdo con su recomendación final salvo por dos motivos:

    – Si no se tratase del Rey

    – Si no fuese porque en asuntos monárquicos, el 99% de los que escriben con «autoría» insultan a la inteligencia.

    Vaya, que desde mi punto de vista, en lo que al Rey se refiere, recmendar un artículo con autoría es un ejercicio aún menos recomendable (y eso que conozco artículos con autoría que merecen todos mis respetos).

    ¿Entiende su contradicción?

  102. @ATEO – ROJO – MASON: Oiga, le quería comentar, por si no se ha dado cuenta, que Francis la mula es lo mismo que simio, en términos de comentaristas de esta bitácora. No lo ha negado (ya se le ha dicho) ni lo negará (IP chivata).

    Se lo recuerdo porque pierde el tiempo, como se ha perdido sistemáticamente con su alter ego, conocido como simio.

    Un saludo cordial.

  103. Oiga ATEO-ROJO-MASON, se me había pasado que ya reconoció al pelmazo del simio con el traje de mula en el otro hilo. No le he dicho nada.

    Saludos.

  104. Ok Don Lucien, de todas formas, gracias por avisar.

    Y para Don Jordi F, me ha gustado muncho lo que escribe usted en #101,

    A los catalanes que celebran el nosecuantos, 800 creo, aniversario del nacimiento del rey de la Corona de Aragón, Aragón, Mallorca y Valencia y Conde de Barcelona y de Urgell, así como a todos los monarcas y condes de los linajes del «Casal de Barcelona», de Montpelier, y de Ximena, creo que habria que dejarles clarito, que al igual que «su sucesor» Fernando II y sucesores de este. Felipe I y series, Carlos I etc, etc.. y toda las pandillas de las casas de Habsburgo y Bombom, no fueron mas que asesinos de su epoca, aunque claro en su época ya se llevaba eso de pasarse a to Dios por el forro de la espada.

    ¿Y el bombom de ahora?, pensarán ustedes. Bien, pueden ustedes responderse, ahora el bombom de ahora, no pinta un carajo, pero por lo menos es un mata-osos, eso si que lo se.!!!!

    Y eso de que los catalanes mismos somos diferentes, no hace falta que lo jure, por aquí ha pasado Dios y su madre, si rebuscamos un poco, casi seguro que aunque oficialmente no se mienta, encontraremos que hasta Indiana jones paso por aquí, aunque si es de derecho decir, que los que estuvieron menos tiempo, vamos 80 años solo, fueron los musulmanes, tanto los judios, como los griegos, los visigodos, los romanos, los libaneses (fenicios), y los francos que aún no nos hemos ido y los arabe-visigodos que intentan establecerse y dominar el lugar pero que no les vamos a dejar…..

    ¿diferentes?. Un mucho, está claro, y a mucha honra.

    y eso de los españoles…. ppuuuaafff … un invento del nacionalismo-panoli, nacional-católico.

    Saludos

  105. Francis la Mula dice:

    Pues yo no veo la diferencia, por mas que se empeñe.

  106. @Francis la Mula: Si hombre, si.

    Mucha diferencia, no ve que los catalanes somos descendientes del gran Carlomagno… y usted no..

    Y si además le añadimos que por aquí paso Indiana Jones, ya es la hostia…. joder..

    No te lo tomes tan a pecho hombre, que era todo ironia..!!!

    Saludos

  107. ártabro dice:

    D. Lucien de Peiro:

    Mi contradicción, como usted pregunta, posiblemente se deba a querer mantenerme fiel a mi convicción de que, no me gustaría leer en un anónimo una descalificación hacia su persona, sin poder dirigirme al autor en demanda de explicación.

    Y lo que aplico a los que aprecio, la hago extensiva a los que no.

    Es algo casi socrático.

  108. NostalgicoKGB dice:

    @Jorge F.: Es que la cuestión no es avergonzarse de ser español, es sentir vergüenza como español.

    Yo me atreviría a decir que no es lo mismo, pero quizá me equivoque.

    Por cierto, es mi primer post público (el número 100 fue un tanto anónimo). Mi nombre real es Fidel, y seguramente parte de mis impuestos sirva para sufragar lo de los 800 años del Jaume I el Conqueridor, que decimos aquí, aunque, para líneas de pensamiento, me quedo con Jaume d’Urgell.

    Saludos a todos. Me esperan en el Olimpo.

  109. NostalgicoKGB dice:

    @ATEO – ROJO – MASON: estimado correligionario y compatriota: lo malo de repartir pasaportes de catalanidad es que, en muchos casos, lo de herederos de Carlomagno pues va a ser que no, pues si es cierto que los apellidos de nombre de ciudad son de origen hebreo, ahora entiendo qué hacía mi familia paterna en Ceuta: debía ser aquel arranque de quítame aquellos moros y aquellos marranos de nuestros catolicísimos reyes…

  110. @NostalgicoKGB: No te confundas, yo no reparto pasaportes, todo es coña marinera.

    Mis apellidos son antiguos en Catalunya, muy antiguos, y seguramente heredados de algún señor feudal del siglo 14 o 15, pero eso no significa nada, es solo un hecho.

    Lo del origen hebreo va por otro lado, de judios hay en todas partes y no es mi caso ni el de Carlomagno, que era un bárbaro de los cojones, de una tribu distinta a Don Pelayo, pero bárbaro al fin.

    Salutacions.

  111. NostalgicoKGB dice:

    @ATEO – ROJO – MASON: No, si yo también me lo tomo a cachondeo. Perdón si he resultado agrio.

    Había utilizado el recurso de «pasaporte de catalanidad» porque a veces nuestros políticos locales lo han usado, con resultados variopintos. En tu caso tu post no era el objetivo, era un nexo.

    Y algún día tenemos que acordarnos de nuestros queridos Almogàvers, que por Grecia aún los recuerdan. Qúe tiempos.

    Te debo un trifàsic. O dos.

    Salut!

  112. Jorge F. dice:

    @NostalgicoKGB:

    Mi padre me dijo una vez que había leído que durante siglos las madres griegas amenazaban a sus hijitos revoltosos con que si seguían así vendrían los almogávares y ya verían lo que era bueno. Lástima que nunca le pregunté de mayor en que lugar lo había leído. Los almogávares, vaya pájaros.

    Por cierto, mi segundo apellido es calificado habitualmente como judio, igual que el suyo . A una de mis hermanas, los judios yanquis la han tomado por uno de ellos en más de una ocasión. Mi madre resulta un caso aún más exagerado.

    Mi otro apellido, pese a su vulgaridad, es de origen germánico. Me gusta pensar que soy mestizo.

  113. @Jorge F.: ¿Los Almogávares?. Una pandilla de mercenarios pagados por las cortes catalanas -de las otras cortes no tengo noticia- para saquear los pueblos del mediterraneo y traerse las riquezas (o una parte al menos), a engrosar el tesoro, del Conde de Barcelona y el tesoro de la nación. -catalana claro-.

    Unos mercenarios al igual que El Cid Campador, solo que este iba, oficialmente, por libre.

    Las matanzas de unos y otro debian ser de pelicula, entavia no llego a comprender como no se ha hecho una peli de los almogávares y los comandantes Rogers, el de Lluria, y el de Flor (Rutger von Blum).

    Les voy a mandar una sugerencia a los del servicio de pelis de TV3 a ver si espavilan, ya que el otro dia comenzaron con «Joan Sala» bandolero de «las guilleries», a ver si siguen con «los almogavares».

    Salutacions

  114. NostalgicoKGB dice:

    @ATEO – ROJO – MASON: Pero fíjese lo listo o la suerte que tuvo el Movimiento, que para la peli del Cid, se curraron todo un baluarte de valores como Charlton Heston, que a ver cómo después de verle separar las aguas del Mar Rojo o de verlo sufrir en galeras cada Semana Santa, quién se traga que su personaje como Rodrigo Díaz pudiera haber trabajado a sueldo de moros si se terciara.

    Y sobre lo de la sugerencia de los Almogàvers a TV3, mejor que no: le recuerdo que concurre la gracia que el principal sector de aficionados pacíficos del Futbol Club Barcelona se llama, como seguramente bien sabe… y TV3 y el FCB son felices y comen perdices, y no es cuestión de meter en la olla otra cosa que no sea el cucharón.

  115. Samu dice:

    Don pedro hablemos de heroes pero antes de hacerlo que sepa que yo no renunciare nunca a mi familia , puede que piense igual o contrariadamente pero nunca,nunca renegare de ellos y dire que han hecho mal.

    O acaso usted sabe lo que han vivido ellos de 1931 a 1936,a veces pueden causar mas dolor 5 años que 40,.

    Hablemos de heroes:

    Mikel lejarza si es un heroe y nadie le reconoce su merito,para que me entiendan algunos incultos dire que mikel lejarza es el «lobo»,no se trata de ningun terrorista.

    El cid campeador es otro heroe reconocido pero tambien los hombres cuyos nombres no sabemos que lucharon codo con codo con el.

    Pero que llames heroes a unos y a otros no,no tiene nombre,mas que nada por que la guerra civil española fue una lucha entre hermanos,primos ect….

    hubo asesinatos del 31,al 36 en la epoca de la republica,como tambien los hubo en la posguerra,pero debemos olvidar y construir un futuro mejor.

    No puedo nacer yo en el año 83 y seguir viviendo del pasado,pero puedo vivir del presente,de la verguenza que me producen:

    1 Los politicos corruptos.
    2 los etarras
    3 la justicia española
    4 los maltratadores
    5 los violadores y pedofilos
    6 la ultraderecha y la ultraizquierda
    7 no poder escolarizar a mi hijo en clases de castellano en galicia
    (tambien en cataluña y en euskadi)

    Olvidemos juntos y recontruyamos un futuro mejor juntos pero mirando al pasado el futuro estara lleno de balas y de guerras por que todo odio revive con mas odio.

    Un saludo de un ciudadano que se siente orgulloso de ser español

    La coruña 21/nov/2008

  116. AGUSTIN dice:

    DESEARIA ME INDICARAIS COMO DEJAR DE SER MARICON (ESPAÑOL) Y PODER CAMBIAR DE NACIONALIDAD; NI UN DURO MAS MIO PARA NEGROS SUDACAS Y GENTUZA, HASTA LOS COJONES DE VOSOTROS, POR FAVOR PREFIERO MORIRME DE HABRE QUE ALIMENTAR A GENTUZA

Responder a Luis G Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.