Bolonia, mon amour (I)

Posted · 28 Comments

A Sueldo de La HabanaPor don Lucien de Peiro

Durante las últimas semanas estamos asistiendo a un recrudecimiento de las protestas de los estudiantes universitarios a causa de la (en principio) irreversible implementación del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), más conocido como ‘Plan Bolonia’. La maravillosa ciudad italiana, con el segundo casco antiguo medieval más grande de Europa (1), está de moda porque allí se celebró en 1999 la reunión de las autoridades europeas que impulsaron el citado EEES, lo que no se improvisó, puesto que en dicha ciudad se encuentra la universidad más antigua de occidente, fundada hace casi mil años.

Bolonia está en boca de todos y los medios de (in)comunicación ya han puesto el problema en su punto de mira, vaya, que han prestado su “desinteresado” punto de vista informativo para que la ciudadanía ajena a los ajetreos académicos pueda situarse mejor ante tamaña algarabía estudiantil, ante la inesperada (para muchos, pero no para todos) toma de rectorados, claustros, aulas o facultades, ante las manifestaciones que ocasionalmente han coincidido en algunas ciudades con las de trabajadores amenazados por los cada vez más frecuentes expedientes de regulación de empleo. En definitiva, resulta chocante observar a trabajadores expedientados por sus empresas (o a punto de serlo) mientras, casi al unísono, los estudiantes protestan porque el creciente protagonismo de éstas en la universidad amenaza su horizonte. La clase dominante no se conforma con amenazar a los trabajadores para mantenerlos subyugados; hay que dominar a los estudiantes, para que aprendan a convertirse en futura fuerza de trabajo.

La clase dominante, los grandes empresarios, han apostado fuerte en los dos frentes que controlan, los dos frentes sobre los que mandan: el frente político y el frente mediático. El primer frente se ha venido trabajando desde hace muchos años,  y dio sus primeros frutos en relación al ámbito educativo con el nacimiento de la Organización Mundial del Comercio, allá por 1994, en Marrakech. En el documento correspondiente a aquel encuentro, en el anexo 1B, se encuentra un texto conocido como Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios (AGCS) en el que se esbozan unas directrices netamente mercantilistas en relación a lo que debe ser la educación superior. Nada definitivo, nada establecido, todo a criterio de cada estado, con evidente vaguedad y aparente flexibilidad, pero los ministros presentes en Marrakech sentaban las bases de la mercantilización progresiva de la educación a nivel mundial (2).

En el segundo frente, el de los medios de comunicación, la clase dominante ha establecido una estrategia de cerrazón informativa permanente que le permita permanecer libre de sobresaltos durante todo el proceso de creación, llegada y puesta en marcha del EEES. El procedimiento habitual en estos casos, para entendernos. Durante los últimos días hemos asistido a la cobertura parcializada de los medios públicos y privados, mostrando a estudiantes greñudas y greñudos, aparentemente destartaladas y destartalados ocupando, protestando, gritando, comunicándose mediante consignas altisonantes (como si no supiesen hacer nada más, pues así lo contaban los medios), mientras se recogían las declaraciones sosegadas de eminentes personajes encorbatados, rectores abrazados a la clase política lacaya de los intereses capitalistas o la propia clase política, afirmando unos y otros que los estudiantes estaban equivocados, que no tenían sentido sus planteamientos, que pedían la Luna, que no se habían leído la ley (que levante la mano quien se haya leído de cabo a rabo, por ejemplo, el Informe Bricall… me quedo solo, lo sé). Unos no tienen voz más allá de la consigna precipitada, los otros acaparan micrófonos mediante consignas planificadas: de este modo se pretende estigmatizar las protestas como una bravuconada pos adolescente.

Desde La Habana me preguntan: ¿tienes algo más? Mi respuesta es que esto es sólo el principio. De momento me limito a plantear el problema, sin concretar excesivamente los argumentos que sostienen mi planteamiento. Considero necesario empezar con una reflexión que preceda a la avalancha de datos y pruebas que me servirán para demostrar que las protestas estudiantiles están plenamente justificadas: la Europa de las élites se está construyendo a espaldas de sus ciudadanos, como ha demostrado el proceso de concepción, gestación y parto (justo donde ahora nos encontramos) de la ley suprema o Constitución Europea (3), parto dificultado a día de hoy por la reciente negativa irlandesa. Pregúntense antes de que un servidor entre en materia: ¿podemos fiarnos del ‘plan Bolonia’ los que defendemos una educación pública universal y gratuita?

El que dude hoy, responderá ‘no’ de aquí a 7 días.

Notas:

(1) El más grande es el de Venecia.

(2) En este sentido, en el marco de la Conferencia Regional de Educación Superior de América Latina y el Caribe (CRES), celebrada del 4 al 6 de junio de 2008, en Cartagena de Indias (Colombia), se presentó un excelente trabajo de Lincoln Bizzozero y Javier Pablo Hermo, titulado “El AGCS y la educación superior“, en el que ponen de manifiesto la inequívoca existencia de corrientes mercantilistas que acechan a la educación, a pesar de que me tienta discrepar de algunos de sus puntos de vista sobre el origen de dichas corrientes pues, según comentan, resulta simplificador calificar a este desarrollo como proveniente únicamente de alguna agencia u organización (la OMC, por caso), o motorizado por algunas pocas y maquiavélicas corporaciones empeñadas en mercantilizar la educación. Por el contrario, que el tema aparezca con tanta fuerza en la agenda internacional actual es consecuencia de su creciente significación económica y ésta del rol del conocimiento en esta fase del desarrollo capitalista. Al final, quizás no sea descabellado considerar las tendencias mercantilistas que acosan a la educación como un problema estructural, lo que dejaría a los grandes empresarios como personajes que actúan sin maquiavelismos, alejados de perversas intenciones, y es que, ¡eso cuesta tanto de creer!; de ahí que me tiente discrepar.

(3) Recuerden el caso francés.

28 Responses to "Bolonia, mon amour (I)"
  1. mitxel dice:

    No nos hagamos ilusiones don Lucien, que lo de loos estudiantes siempre se ha curado con la edad. Hoy todos desarrapados y a partir un piñón o un piño de la policía. Mañana sólo quedarán tres, mientras el resto -élite social, política y económica- les tachará de terroristas mientras rememorán para quien quiera oírles alegremente las batallitas de hoy como cosa de la juventud… efímero tesoro.

  2. Reven dice:

    Ya era hora de que se hablará por aquí!!!

    Continuamos en la lucha!!!

    EN granada:

    http://www.asambleacontraprocesodeboloniagranada.blogspot.com/

    (Había una dirección corta pero no recuerdo cual era)

  3. Dr. Marcus Welvy dice:

    A saber,

    De tochos de literatura gris como el informe bricall hay muchos y nadie que no esté realemnte interesado en ellos sabrá de su existéncia. Lo peor es que muchos de estos libros son de vital importancia en la toma de decisiones que habrá después en los gobiernos mundiales (y /o mundializados).

    En el caso de bologna parece ser que hay más cosas enmedio. Muchas de las decisiones que se atribuyen a bologna, como la supresión de asignaturas o carreras completas -sobretodo, pero no únicamente, de letras o humanidades- parece ser que ha sido una decisión del estado, empujado por una tecnificación de los estudios pero que lo han confundido con bologna para deshacerse de tal responsabilidad…

    Por lo poco que sé del acuerdo ese, uno de los puntos más importantes es que las empresas tendrán más presencia en las universidades (pagaran becas, financiaran estudios e investigaciones, etc…). La excusa es que asi las universidades podran estar más encaradas al mundo laboral real. Y eso, como idea no me parece mal. Los estudiantes son los primeros que se quejan que lo que aprenden en las universidades no les sirve demasiado (y me gustaria saber que aprenden… a mi me sirvió mucho).

    El problema lo veo en la recogida de beneficios. Las empresas estan montadas para eso, y en todo lo que hagan habrá recogida de beneficios o no habrá nada. Y ¿qué beneficios puede uno sacar de financiar investigaciones? ¿y de subvencionar asignaturas o carreras? pues lo normal seria que sólo los méritos de ser buenas personas además de empresas eficientes y responsables con la sociedad… pero todos sabemos que no será así. Se financiaran las investigaciones que las empresas implicadas quieran, llevando al olvido las menos lucrativas a medio y largo plazo (que no por eso menos importantes para TODA la humanidad), llevándose tambien los meritos y los beneficios pecuniarios de estas (ya que han pagado…) y así hasta un sinfín.

    Hay que ser muy ingénuo para creer que harán lo contrario. O realmente creer que podemos hacer una revolución social tan importante en tan poco tiempo… y en la union europea, o son muy ingenuos, o nos estan tomando el pelo… (pero eso se merece un post enterito)

  4. manutc dice:

    Claro, lo mejor es que no tengan que ver las Universidades y las Empresas para que las recién titulados sólo tengan acomodo en la ONG o sindicato de turno.

  5. Javi dice:

    Aquí presente otro humano que se ha leido el “informe Bricall” (aunque acojona más con su nombre real: Informe Universidades 2000, porque con lo de “Bricall” parece que fue cosa de Don Bricall, cuando es un estudio oficial de los rectores españoles y está pagado por empresas privadas)

    Para la peña, recomendaros la página: http://www.noabolonia.org , ahí tenéis información “asgaya” (que se dice por éstas tierras asturianos, uséase, mucha info)

    ¡Salud!

  6. Javi dice:

    “Claro, lo mejor es que no tengan que ver las Universidades y las Empresas para que las recién titulados sólo tengan acomodo en la ONG o sindicato de turno”

    Ah, es verdad, antes de que las empresas financiaran con sus fondos la universidad la gente que obteníamos un título en ellas sólo teníamos acomodo en ONGs o sindicatos…

    Se necesitan las becas-préstamo para no acabar como esos que curran en las ONGs y los sindicatos…

    Menos mal que vinieron Bricall y manutc…sin su visión igual acabábamos todos currando en una ONG y un sindicato. Y a ver quién amasaba pan o encendía la central térmica (como hasta ahora).

    Gracias Plan Bolonia. Gracias manutc.

  7. epmesa dice:

    Pregúntense antes de que un servidor entre en materia: ¿podemos fiarnos del ‘plan Bolonia’ los que defendemos una educación pública universal y gratuita?
    El que dude hoy, responderá ‘no’ de aquí a 7 días.

    ¡Que nos ilumine!
    ¡Que nos ilumine!

  8. Jorge F. dice:

    @manutc:

    Iba a enviarle a la mierda, pero veo que Javi le ha respondido de forma breve, educada y rotunda lo mismo que yo pensaba decirle. Me ahorro los improperios.

    ¡Vaya socialista está usted hecho, Manutc! Debe ser usted socialbonócrata, ¿no?

  9. Jorge F. dice:

    http://www.attac-catalunya.org/attacdocs/default.aspx?action=2&doc=858

    LA DESCOMPOSICIÓN DE LA UNIVERSIDAD

    El “proceso de Bolonia” pretende facilitar la incorporación de los licenciados a la sociedad. En realidad, esconde tras sus promesas un zarpazo que puede ser mortal para las estructuras de la enseñanza pública…

  10. Indio dice:

    Don Lucien,

    Ahí le pongo un link (puede ser que para provocar, usted verá, el autor le resultará familiar y no muy querido por estos lares) para que incluya usted parte de la reflexión en su post de la semana que viene. Honestamente, la discusión sobre Bolonia me queda ahora muy lejos, pero a ver si a través de su post me acerco algo más.

    Del enlace no me interesa la parte en que se hece referencia a los okupantes del rectorado (usted ya ha criticado acertadamente el tratamiento mediático a este tipo de protestas en su post) sino aquella en la que habla del tipo de aprendizaje que supuestamente pretende el Plan Bolonia.

    http://www.arcadiespada.es/2008/11/29/29-de-noviembre/

    Saludos.

  11. @mitxel: tiene razón, los estudiantes, tradicionalmente, como la mayoría de la sociedad, pierden fuelle con el paso de los años y son numerosos los ejemplos de personas socialmente comprometidas que terminaron por caer en las redes burguesas, en el acomodamiento, sin plantearse que la lucha debe ser permanente, aunque sea desde la segunda o la tercera fila. Nadie pide a estudiantes de otras épocas que compartan encierros o incluso manifestaciones, pero hay un elemento de pedagogía social en el que podrían aportar su granito de arena, especialmente si comparten las reclamaciones estudiantiles. Una buena charla, una buena conversación, con buenos argumentos, puede hacer mucho bien a cualquier reivindicación, porque si una mayoría de la sociedad no está convencida o no conoce los entresijos de las problemáticas que le afectan, ¿cómo narices va a rebelarse o, simplemente, indignarse?

    En el fondo, si me detengo a reflexionar sobre el ‘Plan Bolonia’ (el EEES) es porque sé que algunos que se paseen por aquí no sepan mucho del tema, porque no les afecte o por el motivo que sea, pero es ahí donde se puede abrir una puerta al conocimiento y, sobre todo, a la reflexión que cada uno debe hacer,, sin necesidad que coincida con la mía, pero con argumentos de peso y no vaguedades.

    @Reven: seguimos en la lucha, no cabe duda. Y lo que nos queda.

    @Dr. Marcus Welvy: muy interesante su intervención. Veo algún punto en el que me apetece entrar, especialmente cuando dice:

    Por lo poco que sé del acuerdo ese, uno de los puntos más importantes es que las empresas tendrán más presencia en las universidades (pagaran becas, financiaran estudios e investigaciones, etc…). La excusa es que asi las universidades podran estar más encaradas al mundo laboral real. Y eso, como idea no me parece mal.

    A lo que luego añade:

    El problema lo veo en la recogida de beneficios. Las empresas estan montadas para eso, y en todo lo que hagan habrá recogida de beneficios o no habrá nada. Y ¿qué beneficios puede uno sacar de financiar investigaciones? ¿y de subvencionar asignaturas o carreras? pues lo normal seria que sólo los méritos de ser buenas personas además de empresas eficientes y responsables con la sociedad… pero todos sabemos que no será así.

    Y me parece muy bien la reflexión que hace én esas palabras que he copiado en segundo lugar. Creo que es precisamente por eso mismo que señala en esa parte por lo que aquello que dice en la primera me parece mal, precisamente por culpa de la naturaleza de las empresas, considero inadmisible que éstas entren en la universidad. Alguien me dirá que entonces la universidad viviría de espaldas a la realidad, al mundo. Es un típico pensamiento precapitalista, un pensamiento lacayo de la mentalidad pequeñoburguesa de tantos ciudadanos. En lugar de mirar las cosas desde un punto de vista subalterno, ensimismado y dispuesto a obedecer, a no molestar, lo que deberíamos pensar es que son las empresas las que están de espaldas a la sociedad.

    ¿Por qué siempre surge esa mentalidad pequeñoburguesa? ¿Por qué siempre hemos de ir de víctimas como ciudadanos? ¿Acaso no es cierto que las empresas, con sus infinitas ansias de crecer y obterner beneficios, están de espaldas a la sociedad? ¿Acaso no está claro que las empresas (hablo básicamente de las grandes) defienden sus intereses, siendo capaces de controlar a políticos y medios de comunicación, como de hecho hacen, con tal de que sis intereses no sólo no se vean amenazados, sino que además prevalezcan y dominen, se extiendan y acaparen poder, dindero y beneficios sin fin?

    Hay que dejar de una vez por todas de lado esa mentalidad victimista, a la defensiva, esa mentalidad que siempre observa los movimientos sociales como un peligro para lo que sea, empezando por las empresas. Planteémonos de una vez por todas que las grandes empresas viven, ejercen y prosperan de espaldas a la sociedad. Por mucha publicdad y propaganda que nos vomiten, las grandes empresas sólo les interesa su propio beneficio. No lo digo como crítica exactamente, sino que señalo su naturaleza. ¡Es su naturaleza!

    Obviamente, Don Marcus Welby, usted reacciona acertadamente a su primera frase, a su primera afirmación, con la segunda (hablo de las que he copiado), pero en esa primera afirmación, como vengo diciendo, subyace esa mentalidad comprensiva para con el mundo empresarial, esa visión condescendiente para con los que en el último lugar de sus intereses sitúan a la sociedad o, como mínimo, supeditan cualquier cosa (incluido el progreso de las sociedades) a sus intereses comerciales, financieros y/o corporativos.

    Le preguntaban a Eberhard Grosske, en el hilo del que hablaba hace poco Don Ricardo, por la nacionalización de la banca y con la boca pequeña respondía el candidato a coordiandor de IU que no veía con malos ojos dicha nacionalización. Mal síntoma. no se puede hablar de eso con la boca pequeña. Nacionalizar la banca es un imperativo absoluto para una sociedad que merezca ser considera como eso mismo, como sociedad, y no como un campo de concentración estatal que produce para sus amos, los empresarios. Y tras la nacionalización de la banca, deben nacionalizarse todos y cada una de las grandes empresas.

    Las grandes corporaciones son, objetivamente hablando, criminales. Son muchos datos y muchas situaciones como para que nos andemos con remilgos. es mucha la gente que sufre en el mundo por su culpa (cuando no mueren) como para que pensemos que socializar la universidad es darle la espalda a la sociedad, darle la espalda a las empresas. No sé si me he explicado con claridad. con brevedad seguro que no.

    @manutc: usted, al contrario que Don Marcus Welby, no reacciona a sus planteamientos. Usted asume ese paradigma victimista, ese paradigma que no puede responderle al poder, esa forma de ser y vivir que le pide perdón a los poderosos por haberles mirado a la cara, mientras éstos le machacan. Lástima por su referencia a las ONG, a las que no respeta con sus palabras (y eso que en ese mundo hay mucha miseria, mucho aprovechado), lo que determina dramáticamente el pobre calado de su intervención. Lástima, porque si usted cree que las empresas están para beneficiar a la sociedad, está en su derecho, pero no es de recibo que se desmarque con una intervención faltona a todas luces.

    @Javi: ¿no se da cuenta de que usted y yo somos unos héroes? Leerse ese pedazo ladrillo es de un mérito indiscutible. Ha adelantado algo que pensaba comentar en el próximo post, lo de la financiación de dicho informe, en el que aparecen párrafos escalofriantes, pero eso lo dejo para la semana que viene. Salud!

    @epmesa: oiga, su capacidad intelectual es mucho más elevada de lo que demuestra su pobre intento por ironizar. Esfuércese un poco más. Sé que no dirá mucho a tener en cuenta, pero si quiere hacer de bufón, debe dar un salto. Créame.

    @Jorge F.: en cuanto pueda, leo lo que ha enlzado.

    @Indio: leeré ese escrito de Espada, un personaje que no aguanto mucho, pero del que reconozco su capacidad o potencial intelectual.

    Saludos a todos.

  12. @Lucien de Peiro: Yo me he leido al “ciudadano castellano” llamado Arcadi, Don Lucien.

    Leaseslo usted y ya me dirá si no es una entera sucesión de pleonasmos -busque y lo entenderá- y todo ello para no decir al final nada.

    Como mucho, solo para que el energúmeno engreido que es, siga calificando a sus alumnos de imbeciles. ¿Y yo me digo, no será el el imbecil?. Es que tantos ya he conocido de habiles con la pluma, que su única habilidad es esa, la de escribir digo, porque si digo la pluma se me puede malinterpretar.

    Saludos y me cuenta su versión.. ¿ok?.

  13. Alatriste dice:

    ¿No sería mejor empezar por discutir qué es exactamente lo que va a cambiar en las universidades con “Bolonia” y discutir si es positivo o negativo? Creo que por una vez en la vida no le dolería ser un poquito menos dogmático que el Vaticano.

    Vamos, digo yo… pero a lo mejor si le duele.

  14. @ATEO – ROJO – MASON: le cuento en cuanto lo lea.

    @Alatriste: no se precipote…, precipite, quiero decir. Todo a su tiempo, aunque creer en lo que nos dicen que va a cambiar en la universidad es como creer lo que nos decían que iba a cambiar con la entrada en la OTAN o con la Constitución Europea.

    Sea paciente.

  15. ostap dice:

    Las entradas de Don Lucien siempre son iguales: Ante unos acontecimientos determinados la explicación es que la clase “dominante” con su poder económico y mediático manipula e hipnotiza a la masa de borregos que ven el fútbol los domingos, a los que ya les quitó el derecho a voto en su día.

    Innove, Don Lucien

  16. ostap dice:

    Y sí, seguramente lo más inteligente que puede hacer la universidad española es cerrarse en banda, pasar del tema y que sus títulos valgan un pimiento y no sean homologables en el mundo mundial.

  17. Jorge F. dice:

    …lo peor es el perfil del profesor de secundaria al que se aspira. No ya un profesor que sepa filosofía, física o gramática, sino un asesor psicopedagógico de un material humano al que, en realidad, ya se da por perdido: el alumnado en general de toda la enseñanza pública. Pero esto no es una solución sino un agravamiento de un problema cuyas raíces son de carácter social, económico y político, no académicas…

    http://firgoa.usc.es/drupal/node/40042

  18. Jorge F. dice:

    Lo que se ha llamado la Convergencia Europea en Educación Superior viene vendiéndose como una radical revolución educativa para poner la Universidad al servicio de las nuevas demandas sociales. En verdad, se trata del equivalente a una reconversión industrial en el mundo académico. Su objetivo es poner la Universidad pública al servicio de las empresas. La receta es extremadamente simple: la financiación pública se subordina a la previa obtención de “fuentes de financiación externa”, es decir, privadas. En la práctica ello significa que, en adelante, toda la geografía del mundo académico (disciplinas, cátedras, departamentos, facultades, planes de estudios, proyectos de investigación, etc.) se ve forzada a amoldarse a los intereses profesionales y las prioridades de investigación empresarial. Se abre así un abismo entre un edificio que se ha levantado sobre sí mismo con la lentitud propia de la Historia de la Ciencia (26 siglos de diálogos, polémicas y esfuerzos incansables de millones de investigadores) y el imprevisible mundo de las demandas empresariales, cada vez más anárquicas y cada vez más dependientes de capitales que se mueven en la Bolsa a la velocidad de la luz…

    http://blogs.publico.es/dominiopublico/416/golpe-de-estado-en-la-academia/

  19. Jorge F. dice:

    Este modelo obedece a la estrategia suicida de acercar y adaptar la universidad a un mercado laboral basura…

    http://www.soitu.es/soitu/2008/12/01/actualidad/1228143705_901562.html

  20. Jorge F. dice:

    Aquí mismo, en otros muchos sitios, éramos muchos los que avisábamos que algunas personas con más conocimiento e información que nosotros decían que se aproximaba una crisis económica enorme.

    (En los medios especializados que no están a sueldo de los poderes económicos, cualquiera podía leer las razones de esos analistas.)

    La respuesta de los reaccionarios:
    1/ Reirse de nosotros
    2/ Llamarnos progres trasnochados
    3/ Afirmar que ahora todos éramos millonarios
    4/ Negar la autoridad de los analistas que no están a sueldo de los poderes económicos

    Luego llegó la dura e implacable realidad y ya vimos quién tenía la razón

    Ahora con el plan Bolonia pasa lo mismo. Se niega lo evidente y se responde con demagogias baratas. Como si no hubieramos visto lo que los desalmados que han regido la enseñanza desde hace lustros han hecho ya con la primaria, la secundaria y el bachillerato.

    Parecería, según el principal argumento de los reaccionarios conformistas, que los universitarios españoles hasta ahora no hubieran tenido una formación que les permitiera integrarse en las empresas. Afirmación ridícula e indefendible.

    Los más patéticos son aquellos que, encima, se consideran socialistas.

  21. @ostap: cuando usted y tantos otros despierten y dejen de estar hipnotizados, yo innovaré… si soy capaz, claro, que está por ver.

  22. @ostap: Y si le aburro no me lea, coño, que algunos de ustedes parecen criaturas, perdiendo su precioso tiempo en decir gilipolleces.

    Y perdone las palabras altisonantes, que sabrá comprender.

  23. Y aviso a navegantes: que ningún despistado se piense que tras leerme tropencientas páginas de documentos, tras hacer lo propio con leyes, tratados, artículos, informes, planes, etc… no estoy para aguantar gilipolleces (repetimos la expresión) de nadie. Así que no se sorprendan si cargo sin piedad contra los que actúen de forma destructiva. U opinan con seriedad o se van a liarla a otra parte, y si aún y así persisten, no esperen más que dureza o ignoracia por mi parte.

    ¡Habrase visto!

  24. Y ahora un comentario más sosegado: si alguien como Ostap, persona con la que se han producido interesantes debates, es capaz de aparecer con argumentos que no vienen a cuento, uno se molesta. Y me molesto porque les guste o no, me dejo la piel documentándome para estos artículos, robando horas de sueño generalmente. El tiempo no me sobra, pues salgo de casa cada día a las 7 de la mañana y llego a las 10 de la noche. CADA día, excepto los miércoles, que llego a las 9. Soy consciente de que a veces soy duro con ciertos comentaristas, pero se lo merecen, porque yo no vengo aquí ni a hacer amigos ni a marear la perdiz.

    Seguramente Ostap tiene parte de razón cuando dice que me repito. De hecho soy consciente. No me molesta que diga eso, que hasta cierto punto es cierto, sino que me tomo en serio lo que hago, aunque lo haga mal, y no sienta nada bien que personas mínimamente moderadas caigan tan bajo. Un respeto, por favor.

    Si aparece uno de los habituales pesados, que no quiero nombrar, me da igual lo que digan. Me importa un bledo si aparecen despotricando y metiéndose con uno. Me resbalan sus tonterías, sus gilipolleces. Pero no espero esa actitud de otros, con los que puedo haber tenido duras polémicas, pero de los que no se esperan salidas tan estúpidas como la que ha originado estas palabras.

    En cuanto a lo de repetirme, repito, es cierto, pero me parece que hay asuntos sobre los que nunca se habla suficiente y hay mensajes que nunca sobran, como mínimo mientras tantas personas (una mayoría) no los asuma. El que se quiera hacer una manola, puede dedicarse a ello, pero aquí escribo lo que me da la gana, y repetiré ciertas cosas hasta la saciedad. Y al que no le guste, que no mire, que es obvio que no escribo para él/ella.

    Saludos y buenas noches.

  25. @Lucien de Peiro: No se clave con OSTAP Don Lucien, dejele que escriba lo que quiera, que cada uno de nosotros nos pintamos al escribir, y siga con lo suyo que otros le leemos.

    No se moleste porqué haya individuos que le critican sin argumentos, suele hacerse cuando no hay razones, y usted lo sabe.

    Y piense que este es el precio de ser famoso, los que solo leen y no manifiestan su opinión nunca podrán ser criticados, ni para bien ni para mal.

    Saludos y pasando que es gerundio.

  26. @ATEO – ROJO – MASON: lo sé Don ATEO-ROJO-MASON, lo sé, pero uno no es imperturbable y a veces me molestan cosas que pasan. Algunos se piensan que uno viene aquí y suelta un par de consignas radicalillas y se queda tan ancho. Ancho me quedo, pero muchos de estos posts tienen un montón de horas a sus espaldas. Algunos comentaristas, dada su trayectoria y su pobre caldo personal (no intelectual, que a veces esconden), simplemente provocan una respuesta jocosa por mi parte, y eso si les respondo.

    Obviamente, cada persona es libre de estar más o menos de acuerdo con lo que dicen o expresan otros, pero me molesta más una falta de respeto como la de los que se pitorrean del esfuerzo de los demás que insultos ocasionales que, la verdad, me resbalan.

    Pero tiene razón, y no se preocupe, que nadie me perturba dos veces. Nadie.

  27. Javier Pablo Hermo dice:

    Estimado camarada rojillo:

    Quien esto escribe es el autor de la frase citada y comentada. Agradezco las consideraciones y elogios. Para su gobierno, no creo que discrepemos a pesar de que le tiente.
    Sólo intentaba señalar el carácter estructural de estos procesos de mercantilización, sin que ello les quite responsabilidad a quienes los desarrollan. Pero nos deja ver mejor que aunque en la OMC no pase nada con el AGCS, el proceso de mercantilización de la educación sigue avanzando porque se ha vuelto -objetiva y subjetivamente- una mercancía más.
    Porque cargar las tintas sobre la “maldad” nos puede hacer pensar que los “buenos” defensores de la educación pública no contribuyen a la mercantilización cuando renuncian a construir conocimiento crítico, cuando compiten entre sí y con otras instituciones para atraer más inversiones, ganar más dinero, o sea, para funcionar como una empresa privada más.
    Y la “maldad” no existe como tal. Es sólo lógica pura de un sistema social injusto.

    Feliz año 2009 y muchos saludos

    Javier Pablo Hermo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.