detencionpalestinoA veces, en donde menos se lo espera, es donde se encuentra luz a los asuntos más misteriosos. Hoy podemos conocer las verdaderas razones del ataque de Israel a Gaza. Francia ha propuesto una tregua de cuarenta y ocho horas a Israel para que sea posible hacer llegar a Gaza ayuda humanitaria. Israel -que el otro día bombardeó un barco civil que intentaba entregar ayuda a los palestinos- se ha negado.  Yigal Palmor, un asesino en serie israelí que desempeña el cargo de ministro de Exteriores en el estado que no tiene derecho a existir, lo ha explicado muy bien con un pequeño lapsus: “La propuesta francesa no contiene ningún tipo de garantía de que Hamás vaya a detener el lanzamiento de cohetes y el contrabando“, ha sido su respuesta, y advierto que la negrita es mía, sin que tal circunstancia les permita a ustedes tacharme de racista.

Miren ustedes que el pueblo palestino es un pueblo díscolo y desobediente.  Primero se niegan a abandonar sus casas y sus tierras para dejárselas a los pobres y desamparados judíos, y miren que se les ha explicado por activa y por pasiva que los judíos son el Pueblo Elegido, y que las tierras de Palestina son la Tierra Prometida… pues nada, hubo que echarles de mala manera, porque se negaban a irse de buen grado, y encima decían que es que no conocían a ese tal Yavé que había elegido a los judíos y les había prometido su tierra, que ellos tenían otro Dios y que quién era ese. Como arman ese drama y se empeñan en quedarse, pues se les deja vivir en Gaza, bien juntitos todos, para que no pasen frío, y van ahora y dicen que no aceptan eso de morirse de hambre. No es sólo que lancen cohetes, que también. Es que se ponen a hacer contrabando, tratando de saltarse a la torera el bloqueo a que les somete Israel. Que dicen que quieren comida, y medicamentos, y cohetes, para seguir defendiéndose.

Lo que busca Israel no es proteger a sus ciudadanos del lanzamiento de cohetes desde Gaza, sino acabar físicamente con los palestinos. Uno a uno. En Cisjordania está la situación controlada, ya que está plagada de colonias israelíes, y antes o después se lo anexionarán definitivamente, o ese es el plan. En Gaza, las cosas están más complicadas: es necesario eliminarles físicamente, así que hay que matarles de hambre, evitar la entrada de todo tipo de mercancías, especialmente de medicamenteos, material médico y de todo aquello que pueda servir para el desarrollo de una sociedad civil viable.

Ya ven ustedes: en un momentito, el ministro de exteriores israelí -ministro, pero criminal, no lo olviden- ha dejado bien clara la razón por la que ha empezado el ataque a Gaza, y la razón por la que no puede parar tal ataque. No son los cohetes, sino el contrabando. Y no van a parar hasta que hagan imposible el contrabando, es decir, el comercio de Gaza con el exterior.

Venga... meta ruido por ahí



Tagged with →