Familiagaza

Acabo de leer que el Ejército israelí ha ordenado a los periodistas que salgan de la “zona militar cerrada” que han declarado en torno a Gaza. El tembleque que me ha dado ha sido de los serios, porque supongo que eso quiere decir que no consideraban necesario ocultar lo que han hecho desde el sábado –350 personas muertas y 1.600 heridos, si no he perdido la cuenta- y que es ahora cuando necesitan actuar a escondidas de ese ojo que todo lo ve que son los periodistas, y cuando creen que deben ocultar al mundo sus acciones en defensa del Estado de Israel. Pobres palestinos. Ahora va a empezar la verdadera masacre, según parece, y el mundo tardará en conocer sus verdaderas dimensiones.

Si finalmente el Ejército de Israel va a entrar por tierra en la Franja de Gaza, es seguro que los muertos se contarán por miles, y ya no por cientos. Así, los próximos días, los medios de comunicación no nos informarán ya de que la universidad, las comisarías de policía, el Ministerio del Interior, varias mezquitas, almacenes, domicilios familiares y oficinas son considerados por Israel como objetivos militares y, como tales, convenientemente destruidos, y ningún esforzado portavoz militar israelí tendrá que devanarse los sesos para explicar a los horrorizados periodistas que una parada de autobús en la que cinco niños esperan su transporte o el Comité Olímpico son instalaciones terroristas.

Aunque para ser justos y equilibrados hay que decir que las víctimas no están siendo sólo palestinas. A los 350 muertos palestinos de los dos últimos días hay que sumar la intolerable cantidad de dos (dos, sí, han leído ustedes bien) ciudadanos israelíes muertos por los cohetes palestinos, uno de ellos, un trabajador israelí… de origen árabe. Así que, por favor, no caigan ustedes en la ligereza de pensar que estas cifras suponen desproporción alguna. No es así. Menos mal que Estados Unidos viene a poner un poco de cordura en todo esto de las proporciones y acaba de exigir a los palestinos de Gaza que dejen de morirse de esa manera tan desproporcionada. Que ya vale, que no sean tan dramáticos y que los desproporcionados son ellos, caramba, que parece que hay que decirlo todo. Y Obama, chitón, por cierto.

Por cierto, que sí de lo que se trata es de que cesen los lanzamientos de cohetes palesinos sobre Israel, pues ya está la cosa hecha: Hamás ha anunciado que si Israel levanta el bloqueo a Gaza, no lanza ni un cohete más. O no. Digo yo que sería una salida justa al conflicto, pero no sé por qué me da la impresión de que Israel no aceptará la propuesta, si es que realmente está sobre la mesa. Y de que habrá resistencia. Y más muertos, la mayoría palestinos, aunque ahora ya de manera proporcionada y ordenada. Y sin cámaras, por supuesto

Y a todo esto, los antisemitas judeófobos siguen a lo suyo…

Lo Mejor de I Love IU, especial Gaza

Àngels nos trae una recopilación de las entradas aparecidas en I Love IU referentes al ataque criminal de Israel contra la población de Gaza que ha costado la vida a más de 300 personas.

“Denúncia i Rebuig a la criminal agressió…”

“Genocidio en Gaza”

“Hay dos caras de Madrid…”

“El sofriment del poble palestí”

“El genocidio que no cesa”

“Holocausto en Palestina

“Video Gaza: el bombardeo visto desde dentro”

“Contra el terrorismo de estado”

“Que cese la violencia, ¿qué violencia?”

“Quienes no condenan el terrorismo”

“Ataque israelí a Hamas”

“Contra la población Civil”

“Israel masacra Palestina”

“Israel=Estat naz(s)ionista”

“Nova masacre en la víspera dels Innocents”

“El sionismo es criminal”

“Israel vs.Palestina”

“Israel terrorista”

“Odio Israel”

“Amb Palestina al COR”

“Cayo Lara en la manifestación…”

“Holocausto en Gaza”

“El PC de Israel apuesta por el cese de la ofensiva militar en Gaza”

“Abandonar la consigna del Estado palestino independiente”

“Testimonios desde Gaza”

“Entrevista a Inés Sabanés”

La próxima semana hará la selección de Lo Mejor de I Love IU Javier Mesonero, de Moscas en la Sopa

Tagged with →