Oigan, oigan, que es que se me había pasasado. Les aviso de parte de doña Lidia -que está siempre en todo- de que este fin de semana no deben comprar El País, cuya empresa editora está intentando reventar una huelga legítima y legal, apoyada por prácticamente toda la plantilla (422 votos a favor, 26 en contra y 10 en blanco), que tiene por fin evitar  la precarización de un buen número de puestos de trabajo mediante la creación de empresas diferentes para gestionar y comercializar la publicidad del diario. El País no se debería haber impreso hoy, ni se podrá imprimir mañana, porque la huelga está siendo secundada por la inmensa mayoría de la plantilla. Solo han acudido a trabajar los jefes, y aquellos empleados con contratos tan precarios que podrían no ser renovados si sus titulares ejercieran sus derechos legales, como el de ir a la huelga. Así que, salvo mediante el uso de instalaciones y empleados ajenos a la empresa, algo expresamente prohibido por la Ley, el diario de referencia español no debería poder encontrarse hoy en los kioskos. Por lo tanto, si lo encuentran sepan que se ha impreso de manera ilegal. Ante tal posibilidad -que al parecer era previsible- el Comité de empresa advirtió que estudiaba poner una denuncia a Prisa, por no respetar el derecho a la huelga de los trabajadores.

También han escrito sobre este tema:

Venga... meta ruido por ahí



Tagged with →