El barco Espíritu de la Humanidad, perteneciente a la organización pacifista Free Gaza, en el que varios parlamentarios de diversos países europeos, médicos, activistas pacifistas y periodistas intentaban hacer llegar a los habitantes de la asediada y martirizada Gaza alimentos, medicinas y material quirúrgico ha tenido que suspender su misión debido a que cinco barcos de la armada criminal israelí le amenazaron en aguas internacionales con disparar si persistían en intentar ayudar a los palestinos, según informa en su blog el valeroso senador catalán de IU Joan Josep Nuet, que es el único parlamentario español que viaja en el mencionado buque. Esta es la tercera vez que el barco intenta, sin éxito llegar a la población palestina: Uno de los viajes tuvo que ser suspendido por razones técnicos, y los otros dos por las amenazas terroristas del ejército de Israel.

Al parecer, militares israelíes interrogaron probablemente de manera ilegal a los 21 valientes pacifistas que viajaban en el barco, entre ellos, varios parlamentarios y senadores de países europeos, y despúes de preguntarles por su nacionalidad y por sus intenciones, les obligaron a volver a Chipre: En algunos momentos la tensión fue importante, porque cinco barcos de la marina israelí rodearon al barco de la paz, realizando peligrosas maniobras a su alrrededor. los militares israelíes razonaron su postura con que “Gaza es una entidad hostil cerrada y sometida a una intervención militar”.

El  Espíritu de la Humanidad había partido a las 8 de la mañana de ayer, y su viaje fue interrumpido por los terroristas israelíes a las dos de esta madrugada. Esta mañana, Israel ha ilustrado bien a las claras lo que quiere decir cuando afirma que Gaza es una entidad hostil, bombardeando un edificio de las Naciones Unidas, tres hospitales y atacando a varios periodistas.

¡Viva la resistencia armada del pueblo palestino!